Actions

Work Header

El Libro Profético del Villano Escoria

Chapter Text

Después del intento de invasión de los demonios, la vida volvió a la normalidad. Los otros Señores de las Cumbres regresaron y estaban bastante sorprendidos por la noticia de la invasión, especialmente después de que sus discípulos narraron la épica persecución y batalla, provistas con canciones igualmente épicas que los hicieron sentir como una estrella en el escenario.

Literalmente, como un artista estrella, ya que sentían que se fortalecían solo con la música.

Unas pocas noches después del incidente, sus dos discípulas llamaron a su puerta, profundamente preocupadas y angustiadas, diciendo que Ning Yingying estaba gimiendo y llorando mientras dormía, pero nada de lo que hicieron pudo despertarla. Shen Qingqiu parpadeó y se sintió interiormente sorprendido mientras miraba a sus dos discípulas.

Esto no sucedió en el libro profético... O eso o no fue mencionado, pero si fuera lo último, al menos sería una trama secundaria. No se suponía que las dos chicas estuvieran despiertas...

Shen Qingqiu les preguntó con su voz más amable, la que reservaba solo para sus discípulas "¿Por qué están despiertas ustedes dos en primer lugar?"

Su discípula mayor, Su Yanyin, respondió: "Debido a que Shizun acaba de darnos los nuevos libros literarios para estudiar, también nos dio muchas cosas interesantes para estudiar. Así que nosotras, las hermanas, nos quedamos despiertas para discutirlos".

"Shizun... no estás enojado, ¿verdad?" Su segunda discípula, Nie Sangyu, era la segunda princesa de un reino y mimada por naturaleza. Así que ella preguntó tímidamente.

Shen Qingqiu les dio unas palmaditas en la cabeza: "Este maestro no está enojado". ¿Entonces, darles algunas cosas para estudiar las mantuvo despiertas y cambió un poco el curso del evento? "Dirijan el camino" ordenó Shen Qingqiu con calma.

En unos minutos, llegaron a la morada de las discípulas, era más pequeña pero más encantadora que la morada de los chicos, ya que la cantidad de discípulas era dolorosamente escasa.

Shen Qingqiu entró en la habitación de Ning Yingying y encontró a la chica retorciéndose de izquierda a derecha con las dos hermanas aprendices restantes a su lado "¡Shizun!" Se pusieron de pie y saludaron a Shen Qingqiu.

"Shizun, ¿qué le pasa a Ning-shimei?"

"Estábamos emocionadas hablando de los libros literarios cuando ella se acostó en el sofá y se durmió. Fue extraño, ya que ella también estaba emocionada antes de quedarse dormida".

"Y entonces, repentinamente comenzó a llorar. ¡Nos preocupó que fuera una pesadilla e intentamos despertarla, pero ella no se despierta!"

Shen Qingqiu las hizo callar suavemente y todas obedecieron. Hizo una demostración(1) de tomar el pulso de Ning Yingying y preguntó: "¿Cuándo se durmió ella? Cuéntenme lo que paso desde el momento en que decidieron ir a decírmelo".

"Ella durmió durante aproximadamente media hora antes de comenzar a llorar, ya que solo estaba llorando, tratamos de no hacer un gran problema de ello. Comenzó a agitarse una hora después de eso y después de quince minutos sin poder despertarla, fuimos a buscarlo" respondió Su Yanyin.

Shen Qingqiu asintió y se preguntó qué tenía que hacer, trató de enviar una pequeña cantidad de su qi a la vena de Ning Yingying y ella reaccionó... Solo un poco. Pero Shen Qingqiu envió inmediatamente una cantidad más grande de qi para despertarla y despertó sobresaltada.

"¡Gracias a Dios!" Las cuatro chicas suspiraron de alivio cuando vieron que Ning Yingying se despertó. Extraño, cuando intentaron despertarla enviando una pizca de su propio qi, ninguna de ellas tuvo éxito. Pero como se esperaba de Shizun, no estaban en su nivel.

Los ojos de Ning Yingying estaban abiertos pero todavía parecía aturdida y confundida durante unos segundos, "¿D-dónde es esto?" Preguntó.

Shen Qingqiu soltó su muñeca "Ying'er, estás en la morada de las mujeres en Qing Jing. ¿Cómo te sientes?"

Ning Yingying parpadeó y miró a Shen Qingqiu, "¿Shi... Shizun?" Exhaló y de repente sollozó mientras saltaba a los brazos de Shen Qingqiu, "Wuuu... wuu. ¡Shizun, Ying'er está tan asustada! ¡Da miedo! ¡Shizun!" Sollozó en el pecho de Shen Qingqiu y Shen Qingqiu se vio obligado a consolarla rígidamente.

Él le dio unas palmaditas en la cabeza "¿Qué viste?" Preguntó.

"Es... Es..." Ning Yingying tembló de miedo antes de que su miedo se convirtiera en confusión "Es..."

"¿Es qué?" Preguntó Nie Sangyu.

"Yo... Ying'er lo olvidó..." dijo Ning Yingying. La cara de Shen Qingqiu todavía seguía siendo inexpresiva cuando escuchó eso, mientras que las otras aprendices se reían de las tonterías de Ning Yingying.

"Está bien, ya que te asustó tanto, es mejor olvidarlo" dijo Shen Qingqiu sabiamente y Ning Yingying asintió.

Shen Qingqiu dejó la morada de las chicas y la noche terminó sin problemas. Al día siguiente, Shen Qingqiu ni siquiera miró con curiosidad a Luo Binghe.


El alboroto sobre la persecución seguía dando vueltas como el fuego, ya fuera de personas normales u otros cultivadores. Por supuesto, los demonios esencialmente corrieron, derrotados, humillados y obligados a retirarse con las colas entre las piernas.

Liu Qingge parecía calentarse(2) con Shen Qingqiu, el problema era que Shen Qingqiu todavía trataba a Liu Qingge como su alérgeno la mayoría de las veces. Pero por el bien de sus futuros, Shen Qingqiu dejó su rencor y toleró más a Liu Qingge.

Shen Qingqiu también aprendió a tolerar a sus otros shidis, por el simple hecho de hacerlo. Aunque fue difícil, Yue Qingyuan parecía estar más alegre después de ver que Shen Qingqiu en realidad tenía más interacción humana que un trozo de bloque de hielo, a diferencia de como era antes, por lo que Shen Qingqiu lo contó como una victoria.

Los otros shidis y shimei también se calentaron ligeramente, después de todo, la enseñanza de Cang Qiong era sobre la familia. Diversa pero unida.

Shen Qingqiu también se propuso destruir algunas pequeñas fuerzas ocultas de demonios que desempeñarían su papel en la profecía. Gracias al libro profético, Shen Qingqiu pudo determinar la ubicación de algunas fuerzas y destruirlas sin piedad, ganó fama para sí mismo por eso.

Rara vez en su Cumbre, Shen Qingqiu simplemente les dio a sus discípulos mucha tarea, con un ejemplo para cada uno. No parecía importarles mientras miraban a su Shizun irse con ojos estrellados, esperando otra noticia de su triunfo en su viaje al exterior.

Meses después de eso, Shen Qingqiu regresó a Cang Qiong, aterrizando en la Cumbre Qiong Ding. Yue Qingyuan lo había convocado para una reunión importante para todos los Señores de las Cumbres de Cang Qiong.

Shen Qingqiu levantó la cabeza para mirar a la gran Qiong Ding, diferente del sentimiento académico de Qing Jing, Qiong Ding de hecho mostró su dominio. Exhaló inaudiblemente, disfrutando la sensación de que estaba en casa. Reenvainó a Xiu Ya y en ese momento sintió un suave golpe en el hombro. La cara de Shen Qingqiu se oscureció cuando Xiu Ya completamente enfundada fue medio tirada mientras se daba la vuelta para ver a la persona detrás de él que realmente escapó de su radar.

"Oh, eres tú" los ojos de Shen Qingqiu se atenuaron con indiferencia cuando vio a Shang Qinghua, quien le sonrió tímidamente.

"Shen-shixiong, ¿cómo estás?" Dijo Shang Qinghua con su tono inherentemente suave.

Shen Qingqiu simplemente asintió, sin decir nada. Él toleró a sus hermanos y hermana, pero nunca se acercó demasiado a ninguno de ellos, solo porque había leído acerca de su destrucción en el libro profético y era indirectamente responsable por sus ruinas, no le importaba, mientras Yue Qingyuan fuera feliz. En primer lugar, también fueron ellos los que eligieron abandonar a 'Shen Qingqiu', cuando 'Shen Qingqiu' fue acusado y detenido.

Por supuesto, 'Shen Qingqiu' podría haber merecido eso.

En lugar de ser víctimas de las acciones de Shen Qingqiu, estaban mucho más cerca de ser víctimas de la locura de Luo Binghe. No hicieron nada, nunca hicieron nada, pero aun así fueron brutalmente destruidos.

Mientras Shen Qingqiu no maltratara a Luo Binghe, estarían bien. Yue Qi estaría vivo, todos estarían bien.

Con la excepción de Shang Qinghua.

Los ojos de Shen Qingqiu se oscurecieron. Shang Qinghua, el Señor de la Cumbre An Ding, siempre había sido sometido, de voz suave y muy fuera del radar incluso para un Señor de la Cumbre An Ding. Su personaje solo se mencionó y apareció en algunos momentos aleatorios, pero luego se reveló que en realidad era un espía de los demonios.

También fue una de las pocas variables de la caída de las Cumbres de la Montaña Cang Qiong.

Los labios de Shen Qingqiu se arquearon en una mueca fría. En verdad, el enemigo más peligroso no era el que estaba parado en el lado opuesto de la batalla, blandiendo su espada hacia ti, sino al que llamaste "hermano" pero te apuñaló por la espalda.

Shang Qinghua se movió bajo la mirada de Shen Qingqiu y su fría burla "¿Pasa algo Shen-shixiong?" Preguntó nervioso.

Shen Qingqiu abrió de golpe su abanico, alzando las cejas cuando el gesto provocó un estremecimiento del Señor de la Cumbre más joven, Shen Qingqiu apartó los ojos de Shang Qinghua "Nada" dijo simplemente, con frialdad, indiferente. Como si estuviera hablando con una roca.

Shang Qinghua sonrió tensamente "Ya veo..." Dijo suavemente.

Shen Qingqiu ya no lo reconoció después de que él dijo eso, lo que lo llevó a darse la vuelta e irse al salón principal de Qiong Ding, donde los los Señores de las Cumbres celebrarían una reunión sobre la Conferencia de la Alianza Inmortal.

Silbido

Shen Qingqiu redujo la velocidad y frunció el ceño ligeramente cuando vio a Liu Qingge caer no muy lejos de él con Cheng Luan. Liu Qingge miró a Shen Qingqiu y luego a Shang Qinghua, quien estaba unos pasos atrás. Parpadeando rápidamente.

"¿Qué le hiciste?" Liu Qingge señaló a Shang Qinghua, arqueando una ceja. "Pareciera que podría llorar en cualquier momento" dirigió una mirada juiciosa a Shang Qinghua, quien forzó una sonrisa y dio un paso atrás, evitando el contacto visual, lo que desconcertó a Liu Qingge.

Shen Qingqiu se abanicó lentamente mientras miraba a Shang Qinghua y sentía desdén "¿En serio? Seguro que parece que tú eres quien lo hace llorar" despreció Shen Qingqiu.

"Oi, ¿qué te pasa?" Liu Qingge nunca había estado cerca del Señor de la Cumbre An Ding, lo que sabía sobre él era simplemente que Shang Qinghua pasaba realmente desapercibido y tenía una presencia realmente... realmente débil en comparación con otros Señores de Cumbres.

Shang Qinghua rápidamente sacudió la cabeza "No, no importa, estoy bien, shixiong... quiero decir, shidi" tartamudeó Shang Qinghua.

Liu Qingge arqueó las cejas y decidió ignorar a Shang Qinghua lo mejor que pudo mientras se volteaba hacia Shen Qingqiu, "Escuché sobre la misión en el norte" comenzó Liu Qingge.

"Felicidades, parece que tienes un par de oídos que funcionan" dijo Shen Qingqiu con indiferencia.

"Encontraste la secta demoníaca oculta, ¿cómo pasó eso...?" Shang Qinghua observó a los dos caminar dentro, uno al lado del otro, aunque el espacio entre ellos era demasiado amplio para ser considerados como amigos caminando juntos, al menos no parecía que se matarían el uno al otro.

Shang Qinghua observó, desconcertado. No solo porque a Shen Qingqiu no le importaba hablar con Liu Qingge sin que su mano se apretara fuertemente contra su abanico y Liu Qingge tampoco se burló de Shen Qingqiu ni una sola vez en la conversación. No actuaron así hace meses...

No se suponía que actuaran así en absoluto.

Shang Qinghua se mordió las uñas "¿Qué está pasando?" Susurró desesperadamente para sí mismo.

¡Ding!

Los ojos de Shang Qinghua saltaron cuando una ventana del sistema translúcido apareció ante él.

[Sistema: (Tarea oculta) Encuentra la razón de la desviación de la trama]

"¡¿Cómo debería saberlo?!" Los ojos de Shang Qinghua se crisparon. "¡¡¡Yo debería ser quien te pregunte eso, Sistema!!!" Gritó Shang Qinghua interiormente. ¿Por qué cambió? ¿Por qué sigue vivo Liu Qingge? ¿Por qué se volvió así? ¡Esto estaba fuera de su conocimiento! ¡¡¡Quiere un reembolso!!! ¡Informe! ¡Informe, ah! ¡Mala crítica!

Shang Qinghua, con el corazón lleno de agravio, entró rápidamente al salón, dándose fuerza para observar las variables extrañas dentro de su historia


"Como tal, tenemos que decidir sabiamente a qué discípulos se les permitirá ingresar a la conferencia. Todavía tenemos mucho tiempo, así que espero que shidis y shimei puedan prepararse adecuadamente" explicó Yue Qingyuan con calma mientras les mostraba a todos el permiso. "¿Alguien quiere agregar algo? Estoy abierto a sugerencias".

Nadie dijo nada hasta que Qi Qingqi comenzó: "No necesitamos ningún otro preparativo con el cual lidiar, ¿verdad?"

"Cierto. Siempre podemos usar algo de ayuda..." Yue Qingyuan dijo con una sonrisa, pero ninguno de sus hermanos y hermana aprendices menores lo miró. Su sonrisa se volvió un poco exasperada cuando se volvió hacia Shang Qinghua, "Shang-shidi, tendremos que molestarte, me temo".

Shang Qinghua sonrió, "Es todo un honor para mí, Zhangmen-shixiong". Siempre había sido así, después de todo, era un personaje secundario extremadamente desechable, por supuesto que sería sometido al trabajo duro. Pero esta era su única oportunidad de terminar una de sus misiones principales.

"¿Por qué alguien no ayuda, Shang-shidi? Dos es mejor que uno" dijo Shen Qingqiu, insertando su dominio como el segundo mayor.

Qi Qingqi cruzó las manos sobre su regazo, con su siempre hermosa y elegante sonrisa en su rostro "Qingqi no es realmente conocedora de tales cosas, que Shang-shixiong me perdone" dijo suavemente.

"Estoy demasiado borracho para eso" el Señor de la Cumbre Zui Xian, Ye Qingjiu murmuró en voz baja. Los otros estuvieron igualmente no comprometidos.

"Bueno... Si Shang-shidi necesita ayuda, podríamos intentar..." Wei Qingwei dijo inseguro.

Shang Qinghua ya estaba sudando por dentro y casi lloró cuando el Señor de la Cumbre Wan Jian dijo eso, sonrió humildemente, "No hay necesidad de molestarse shixiong y shidis. Puedo hacerlo yo mismo".

Shen Qingqiu se sintió infeliz porque nadie se ofreció voluntario, pero también necesitaba estar fuera de Jue Di Gorge para monitorear la situación antes de tomar medidas, estaba a punto de decir algo cuando Ye Qingjiu de repente se echo hacia atrás y se dobló.

"¡Shidi!" Qi Qingqi gritó consternada.

"¿De Verdad? ¿Otra vez?" El Señor de la Cumbre Ku Xing, Fu Qingwu, dijo inexpresivo.

Ye Qingjiu hizo más ruidos de arcadas "Lo siento... me fui por la borda anoche. Aliños de alcohol para dos pueblos enteros..."

"No necesitamos tus historias de fondo".

"Hoy es el día de la reunión, cómo podrías aún estar borracho es más allá de la conciencia" Reprendió Liu Qingge.

Shen Qingqiu quería palmar su rostro, pero decidió cubrir la parte inferior de su rostro con un abanico de papel "Será mejor que limpies eso".

"Tengo un remedio para la resaca conmigo" ofreció Mu Qingfang benevolentemente

"¿Por qué solo se lo estás dando ahora?" Wei Qingwei suspiró.

"Lo siento, Ye-shidi rara vez necesita remedio para la resaca".

"¡Qingjiu, eso es asqueroso!"

"Shidi, por favor limpia eso".

"Lo siento, lo siento, hic. Lo limpiaré, esta limpio" Ye Qingjiu simplemente agitó su mano y su asqueroso vómito desapareció.

"Eres increible."

"Aquí bébelo" Mu Qingfang había sacado un juego de té de la nada y empujó una taza de té hacia Ye Qingjiu, quien se lo bebió todo.

Yue Qingyuan observó impotente mientras sus juniors discutían después del error de Ye Qingjiu, pensó que ninguno de ellos se sentiría cómodo para hablar más, así que agitó su mano, "Muy bien, se levanta la reunión por ahora. Les diré cuándo será la próxima reunión".

Con eso, once Señores de las Cumbres se pusieron de pie y se inclinaron ante Yue Qingyuan. En un abrir y cerrar de ojos, todos se fueron por las puertas que el viento abrió ampliamente. Yue Qingyuan amaba a esos chicos, pero a veces eran demasiado difíciles de manejar al mismo tiempo.


Shen Qingqiu regresó a su Cumbre y encontró a Luo Binghe corriendo emocionado hacia él "Shizun, domine esa técnica de espada que nos enseñaste hace un mes" dijo Luo Binghe tímidamente.

Mientras tanto, Shen Qingqiu quería golpear la cabeza de Luo Binghe con algo. ¡Un mes para dominar la técnica del Viento Invernal, este chico era realmente el hijo del destino para ser tan talentoso! Shen Qingqiu realmente quería hacer algo para hacerlo tropezar "Ya veo" dijo Shen Qingqiu rotundamente.

Luo Binghe todavía lo miraba con esos ojos brillantes y Shen Qingqiu le devolvió la mirada sin comprender.

"Pero todavía no estoy seguro, ¿podría Shizun mirarme y señalar mis deficiencias?" Preguntó finalmente Luo Binghe.

Shen Qingqiu no pudo. La naturaleza de Envidia era que no podía ver a otras personas ser más exitosas, Shen Qingqiu era igual. Ya era lo suficientemente estresante el que Luo Binghe mejorara tan rápido, por lo que no quería ver cómo. "No es necesario" Shen Qingqiu sacudió la cabeza, hizo una pausa y agregó: "Eres lo suficientemente bueno por tu cuenta".

Luo Binghe estaba a punto de decir algo cuando Shen Qingqiu giró la cabeza y vio a Ming Fan entrenando con su espada "Ming Fan" gritó Shen Qingqiu mientras escapaba rápidamente del alcance de Luo Binghe para caminar hacia su discípulo principal.

Ming Fan se detuvo, su rostro brillaba de sudor mientras juntaba las manos y se inclinaba ante Shen Qingqiu, "¡Shizun! has vuelto" saludó con humildad y felicidad. "Reuniré a los demás para darte la bienvenida".

Shen Qingqiu asintió con la cabeza: "No es necesario". En cambio, le indicó que se enderezara y dijo: "Pusiste demasiada presión en la parte superior del brazo izquierdo en el segundo movimiento y te moviste demasiado rápido cuando te adelantaste con la pierna, arréglalo" Shen Qingqiu comentó enérgicamente, esperando a que Ming Fan asintiera en comprensión antes de irse a su casa de bambú.

Cuando Shen Qingqiu desapareció detrás de la puerta cerrada, Luo Binghe miró celosamente a Ming Fan, quien había reiniciado su entrenamiento con la espada según el breve consejo de su Shizun. "Ming Fan-shixiong, Shizun realmente te favorece" la sonrisa de Luo Binghe era humilde y serena.

Ming Fan hizo una pausa y puso los ojos en blanco, "Por supuesto, soy el discípulo principal después de todo" dijo con un toque de orgullo, sonriendo. Obviamente, habiendo escuchado la conversación de Luo Binghe y Shizun desde lejos, Ming Fan agregó: "Sabes, es mejor que dejes de molestar a Shizun así. Después de todo, eres nuevo, Shizun aún no esta acostumbrado a tu presencia y entusiasmo" o así fue como Ming Fan lo vio.

La sonrisa de Luo Binghe se congeló antes de que cayera lentamente de su hermoso rostro. ¿De qué otra forma debería hacer que Shizun se fijara en él si no aparecía ocasionalmente y lo saludaba? Luo Binghe no tuvo la ventaja de ser discípulo de Shizun desde hace mucho tiempo como Ming Fan. Era nuevo y sin mencionar que Shizun estaba a menudo ausente. Ming Fan provenía de un hogar noble, entrar en Qing Jing era un orgullo. Por otro lado, Luo Binghe no era más que un callejero de la calle, entrar en Qing Jing no solo fue un honor sino también un cambio en su patético destino. No solo estaba agradecido sino que también fue salvado.

Y Shizun es su salvador.

Luo Binghe miró hacia la lejana casa de bambú y se sintió sombrío, una vez más miró a Ming Fan, quien ya había reiniciado su entrenamiento y no pudo evitar sentirse resentido.

Si solo Shizun pudiera darle la mitad de la atención que le dio a Ming Fan, Luo Binghe sería increíblemente feliz. Luo Binghe apretó la espada sin nombre en su mano mientras miraba a Ming Fan, no puede hacerlo, Ming Fan todavía era más fuerte que él... Pero al menos no por mucho tiempo.

Los labios de Luo Binghe se transformaron lentamente en una sonrisa fría, giró la cabeza y miró hacia la dirección de la Cumbre Wan Jian. Tal vez era el momento de elegir su espada.

¿Una vez más, qué espada estaba mirando Ming Fan-shixiong?


La segunda reunión después de la desastrosa primera fue un buen éxito. Todos habían terminado todo lo que necesitaba ser trabajado y se habían ido serenamente. Shen Qingqiu decidió caminar a través del Puente Arco Iris en lugar de volar con una espada, generalmente mientras caminaba, más inspiración le llegó para hacer poemas para que sus discípulos los estudiaran.

Después de decir adiós a Yue Qingyuan, con cuidado de que Yue Qingyuan no sospechara nada sobre su cambio de carácter últimamente (aunque la expresión extremadamente conmovida en el rostro de Yue Qingyuan hizo que Shen Qingqiu a menudo deslizara unos cuantos insultos). Shen Qingqiu caminó hacia el Puente Arco Iris, sin embargo, fue interceptado por Shang Qinghua cuando estaba cerca de este.

"Shen-shixiong" Shang Qinghua sonrió y saludó suavemente. Shang Qinghua suspiró levemente cuando Shen Qingqiu eligió la ruta a pie en lugar de volar, ¡finalmente pudo hablar a solas con él!

Shen Qingqiu se abanicó lentamente, sin sorprenderse en lo más mínimo cuando vio a Shang Qinghua. En cambio, estaba intrigado, ¿el espía finalmente no pudo soportar los numerosos daños que causó en la fuerza demoníaca oculta? ¿Qué diría?

Viendo que Shen Qingqiu no le devolvió el saludo y en cambio, lo miró con frialdad mientras ocultaba su expresión detrás de su abanico de papel. Shang Qinghua se maldijo a sí mismo por hacer un personaje tan complicado y difícil: "Raramente nos encontramos, pero he oído hablar de todas tus hazañas. Qinghua admira su capacidad". Shang Qinghua se inclinó humildemente, ofreciendo su admiración, a pesar de que estaba llorando sangre internamente porque algunas de esas fuerzas demoníacas fueron colocadas por él en favor de las misiones.

"Este mayor no se atreve a recibir la admiración de shidi" dijo Shen Qingqiu con una sonrisa burlona detrás de su abanico.

"Shixiong se está burlando de Qinghua" Shang Qinghua se rió entre dientes y le gritó al Sistema. ¡Sistema! Ayuda al anfitrión de tu familia, ¡ah! ¿Realmente necesita hacer esto? ¡Shen Qingqiu es aterrador para un carne de cañón como él!

Shen Qingqiu simplemente miró fríamente a Shang Qinghua, esperando que se rompiera bajo su mirada. Aunque eso era solo un deseo, todavía era divertido intentarlo.

Shang Qinghua sudaba un poco. Como se esperaba de su villano, podría poner nerviosa a una persona solo con una simple mirada fría. Verdaderamente digno de ser el villano principal, ¡aunque era una escoria!

Pero eso no era lo que buscaba Shang Qinghua, se acercó a Shen Qingqiu, con cuidado para no detonar al villano y que le golpeara la cabeza, cuando estaba a unos tres pasos de distancia, bajó la cabeza, "Avión Disparando Hacia el Cielo" murmuró Shang Qinghua a Shen Qingqiu con expresión seria, sus ojos buscaron solemnemente (firmemente) una reacción en el hermoso rostro de Shen Qingqiu.

Shen Qingqiu lo miró fijamente. Parpadeó. Frunció el ceño, esperó a que Shang Qinghua dijera más y cuando quedó claro que Shang Qinghua había terminado lo que quería decir, sus cejas se surcaron "¿De qué estás hablando?" Preguntó con dureza. Si quieres revelar que eres un espía, hazlo grandiosamente. Shen Qingqiu estaba enojado por las extrañas palabras.

Shang Qinghua lloró en silencio en su corazón, wuu wuu, ¡Sistema! El mundo exterior da miedo, ¡ah! ¡La mirada de Shen Qingqiu da miedo! 'Ya he tenido suficiente de esto, ¿no puedo saltarme la misión oculta? No era una misión principal, así que...'

[El anfitrión sería golpeado con un rayo como penalización] La fría voz robótica del sistema interrumpió.

'Pero Shen Qingqiu da demasiado miedo, ¡ah! ¡No soy el personaje principal que podría sobrevivir a él! Mira esa mirada fría, ¿te atreves a decirme que no tienes miedo? 'Shang Qinghua protestó.

[Shen  Qingqiu  es un personaje que hiciste tú mismo]

'Por eso estoy seguro de que me mataría'

[Pidiéndole al anfitrión que trabaje más duro]

'¡Trabajo! ¡Trabajo! ¡Te voy a dar una mala crítica!' Shang Qinghua lo regañó.

"No, no importa" Shang Qinghua sonrió tímidamente. "Estaba probando palabras al azar..."

Shen Qingqiu cerró su abanico.

Shang Qinghua retrocedió, acercando sus manos para protegerse "¡Piedad! ¡Por favor, no me mates, waaahh!" Shang Qinghua se lamentó, temblando violentamente mientras lloraba. Todos sus miedos estallaron inmediatamente de la presa de sus emociones.

Shen Qingqiu miró incrédulo mientras el señor de la Cumbre An Ding se desplomaba en el suelo, llorando como una agraviada hija política bajo su mirada. "¡¿Qué estás haciendo?! ¡levántate!" Exigió Shen Qingqiu.

"¡No me mates!" Shang Qinghua gimió lastimosamente mientras trataba de llegar a la parte inferior de la pristina y limpia túnica de Shen Qingqiu.

Shen Qingqiu, naturalmente, dio un paso atrás para evitar que esa mano lo agarrara. Su expresión se oscureció "Shang-shidi, ¿qué estás haciendo? Levántate, es impropio de ti como un Señor de la Cumbre estar arrodillado en el suelo de esa manera" aunque Shen Qingqiu detestaba llamar a este traidor (lo que aún no se pudo probar) 'shidi', al final, Shang Qinghua todavía era un Señor de la Cumbre. ¿Dónde se colocaría la dignidad de la Secta de la Montaña Cang Qiong si uno de sus Señores de la Cumbre actuara de esta forma tan patética?

Shang Qinghua pareció darse cuenta de que Shen Qingqiu no estaba a punto de matarlo y todo estaba en su hiperactiva mente de escritor. Lentamente se levantó, su postura todavía era demasiado sumisa mientras se limpiaba las lágrimas de cocodrilo.

La expresión de Shen Qingqiu era desagradable mientras observaba a este shidi suyo... ¿Shang Qinghua siempre fue tan patético y de voluntad débil? Ni siquiera hizo nada e inmediatamente lloró por misericordia, en retrospectiva, tenía sentido que nadie sospechara de él debido a su personalidad débil, pero también tenía sentido que fuera utilizado por los demonios debido a la misma personalidad débil.

"¿Hay algo mal?" Shen Qingqiu y Shang Qinghua se voltearon para ver a Mu Qingfang dirigiéndose hacia ellos, su sonrisa benevolente todavía estaba en su rostro pero había un rastro de preocupación en sus ojos.

Shen Qingqiu se relajó un poco, honestamente, Mu Qingfang era el único shidi que realmente podía tolerar con sinceridad, "¿Por qué viniste aquí?" Preguntó en su lugar.

Mu Qingfang parpadeó "escuché un grito, así que pensé que alguien estaba herido" dijo, obteniendo miradas aprensivas de sus dos shixiongs.

"Mu-shidi, la próxima vez, si escuchas un grito, te das la vuelta y te vas" Shen Qingqiu se sintió bastante generoso hoy y le dio una conferencia.

Mu Qingfang sonrió amargamente ante la fría declaración de Shen Qingqiu y asintió humildemente antes de volverse hacia Shang Qinghua, dudó un momento antes de decidir que no debería preguntar nada sobre el grito que escuchó. "¿De qué hablaban los dos shixiong aquí?" Preguntó en su lugar, sonriendo suavemente.

"Nada" dijo Shen Qingqiu suavemente.

"Nada" respondió Shang Qinghua con más fervor y un toque de horror.

Al ver esto, Mu Qingfang también decidió que no había pasado nada "Ya veo. Qingfang se excusará entonces, que los dos shixiong continúen" dijo Mu Qingfang.

¿Cómo podría Shang Qinghua permitir el quedarse solo con el aterrador Shen Qingqiu?

"¡No, está bien! Mu-shidi, de hecho, también quería hablar contigo" dijo Shang Qinghua.

Los labios de Mu Qingfang formaron una delgada línea, ¡Shixiong! ¡No arrastres a Qingfang a tu problema! Sin embargo, debido a que Shang Qinghua era su mayor, Mu Qingfang solo pudo responder humildemente: "¿Qué es lo que Shang-shixiong necesita de Qingfang?"

"Err, es difícil para mí quedarme dormido últimamente" expresó Shang Qinghua con cuidado, mientras observaba a Shen Qingqiu por el rabillo del ojo.

Shen Qingqiu extendió su abanico y escondió con recato la parte inferior de su rostro con él "Tengo algo más que atender. Ustedes dos continúen" dijo, mientras se daba la vuelta y se alejaba elegantemente.

Cuando finalmente estuvo lo suficientemente lejos, Shang Qinghua suspiró aliviado y Mu Qingfang lo miró con curiosidad.

"¿Aparte de eso?" Preguntó Mu Qingfang.

"¿Qué?" Shang Qinghua miró nuevamente al Señor de la Cumbre Qian Cao.

"Aparte de tener dificultad para conciliar el sueño, ¿Shixiong tiene alguna otra dolencia?" Dijo Mu Qingfang con seriedad.

"... Cierto, solo necesito algo que me haga dormir" Shang Qinghua sonrió tímidamente y Mu Qingfang asintió.


Con el tiempo, Shen Qingqiu se había quedado sin ubicaciones precisas mencionadas en el libro profético, Shen Qingqiu volvió a su Cumbre y comenzó a enseñar más a sus discípulos.

Luo Binghe realmente amenizó su fortuna como hijo del destino, superó todo lo que Shen Qingqiu le arrojó. Nunca sorprendió realmente a Shen Qingqiu, el rápido crecimiento de Luo Binghe ciertamente tuvo algo que ver con el Demonio del Sueño, como decía el libro profético. La razón por la cual Shen Qingqiu también dejaba a menudo la Cumbre era para no dejar que ese demonio se metiera en su mente antes de poder levantar un muro mental realmente fuerte para mantener al demonio alejado de su memoria, especialmente sobre el libro profético.

Parecía haber una pelea entre Luo Binghe y Ming Fan, aparentemente la espada que Ming Fan quería fue tomada por Luo Binghe. Pero Ming Fan sabía que no debía comenzar una pelea en Qing Jing, por lo que su pequeña venganza era aislar a Luo Binghe, aunque a Luo Binghe no parecía importarle, había mostrado tempranamente su encanto masculino gustándole a sus cinco shijies. Lo que también hizo que Shen Qingqiu se fastidiara porque, sin importar qué, Shen Qingqiu crió a esas chicas.

De hecho, en lugar de estar triste por el aislamiento, Luo Binghe parecía divertido por la ira de Ming Fan. Aún así, eso era mejor que amargarse y enojarse, así que Shen Qingqiu lo tomaría de todos modos.

Shen Qingqiu también comenzó a enseñar seriamente a sus discípulos sobre instrumentos musicales y trató estrictamente de perfeccionarlos en ese aspecto. Por supuesto, después de ver la épica actuación de Shen Qingqiu en La Persecución, sus discípulos estaban encantados.

Aquí fue donde Ming Fan le ganó de nuevo a Luo Binghe, el talento de Ming Fan no era de alta calidad ni de primer nivel, pero su base en instrumentos musicales como el qin era ciertamente sólida, ya que era de un hogar noble. Mientras que Luo Binghe...

Shen Qingqiu tuvo que prohibirle a Luo Binghe tocar el qin después de insistir en tocar una canción en la segunda sesión de música. Fue tan malo que Yue Qingyuan y Liu Qingge, quienes eran sus vecinos, se acercaron y le preguntaron si alguien había muerto o una banshee logró colarse en Qing Jing y dio a luz, por la forma en que sonaba el estridente sonido histérico.

Shen Qingqiu trató de apaciguar a Luo Binghe para que no lo odiara por algo tan mezquino "Tu talento no reside en esto" dijo.

"Pero, Shizun... quiero tocar una canción como tú también..." Luo Binghe parecía estar cerca de las lágrimas después de que Shen Qingqiu dijo eso y Shen Qingqiu pensó que enseñar una lección musical sería, no era una buena idea después de todo... El chico parecía realmente querer tocar, pero cuando tocaba, todos sufrían.

Shen Qingqiu miró a Ning Yingying y tuvo una idea: "Incluso si no puedes tocar, puedes buscar una esposa que sea capaz de tocar". Ning Yingying no era extremadamente talentosa, pero se la podría considerar como un talento de primera clase tocando qin. E incluso si ella no fuera suficiente, Luo Binghe todavía tenía más de 500 esposas, entre ellas, había famosas cantantes, músicas, bailarinas, seguramente podrían calmar su deseo.

Luo Binghe miró a Shen Qingqiu y sus ojos resplandecían brillantemente ante la idea. Tan simple. E ingenuo.

"Sí..." Luo Binghe asintió tímidamente mientras se sentaba durante la lección, contento de verlos, especialmente a Shen Qingqiu. Basado en su reacción de observar cuidadosamente cada movimiento de Shen Qingqiu, Shen Qingqiu sospechaba que el niño realmente no se había dado por vencido en querer aprender a tocar, pero mientras no tocara, Shen Qingqiu no se molestaría en detenerlo.

Dejando a un lado los problemas que creo Luo Binghe en la lección de música, Liu Qingge también solía visitar con frecuencia cuando escuchó que Shen Qingqiu comenzó a enseñar una lección musical seria, además de la enseñanza literaria y las habilidades de lucha. A Shen Qingqiu le molestaba infinitamente, por suerte, el hombre generalmente no decía nada cuando venía a mirar.


Mientras el resto del enviado se llenaba, Shen Qingqiu dejó que su caballo blanco caminara hacia adelante, el grupo comenzó a moverse no un minuto después. Risas alegres, expectativas brillantes y susurros ansiosos se escucharon cuando los discípulos comenzaron a interactuar entre ellos.

Shen Qingqiu suspiró mientras miraba hacia el cielo nublado, confiaba en que había cambiado tanto que su futuro probablemente estaba asegurado... Pero esto... Estaba a punto de enfrentar el punto principal y el climax de la historia en el libro profético. Había cambiado la infancia de Luo Binghe, había salvado la vida de Liu Qingge y había destruido unas cuantas fuerzas demoníacas pequeñas y ocultas, pero al final... Todo el futuro estaba en la decisión de Luo Binghe.

Shen Qingqiu agarró sus riendas con más fuerza.

No importa qué, no podía dejar que Luo Binghe lo odiara hasta la muerte. Pero...

Incluso después de cambiar su infancia, Luo Binghe todavía contaba con la ayuda del Demonio del Sueño (era obvio) y eso significaba... No importa si Shen Qingqiu lo trataba como una mierda o de manera normal, Luo Binghe todavía aceptó la oferta del Demonio del Sueño. Eso demostró que Luo Binghe era un niño sediento de poder y francamente, decepcionó y preocupó a Shen Qingqiu al mismo tiempo.

El chico era una mezcla perfecta de humano y demonio, era más fácil fortalecerse a través del lado de la herencia demoníaca. Shen Qingqiu también era codicioso de poder, pero sus desventajas lo derribarón, muchas personas eran codiciosas de poder. Pero la situación de Luo Binghe era especial, si buscaba demasiado... Puede corromperse.

Los ojos de Shen Qingqiu se oscurecieron mientas su mente comenzaba a buscar innumerables formas de evitar que eso sucediera hasta que Liu Qingge y su caballo trotaron a su lado.

"¿Qué pasa con esa cara? ¿Estás planeando un asesinato?" Preguntó Liu Qingge con su monótono tono y Shen Qingqiu lo miró fríamente.

"Si estoy planeando un asesinato, nunca lo sabrás" dijo Shen Qingqiu.

Liu Qingge sonrió, divertido y estuvo de acuerdo con un asentimiento causando que Shen Qingqiu le devolviera la sonrisa. "Es un viaje aburrido, ¿por qué no tocas una canción para aligerar el estado el ánimo?" Sugirió Liu Qingge.

Shen Qingqiu no estaba impresionado, por supuesto que el bastardo sugeriría eso. En cualquier momento dado, le pediría a Shen Qingqiu que tocara una canción como si Shen Qingqiu fuera su propio trovador(3) personal. Parecía que Liu Qingge se encariñó con la musica de Shen Qingqiu después de ese día cuando lo ayudó a través de la desviación qi en la Cueva Espiritual con su música.

Los demás lo escucharon y al instante se animaron ante la idea, por supuesto, los discípulos no se atrevieron a decir nada, pero los otros Señores de las Cumbres se atrevieron.

"¡Es una buena idea! ¿Shen-shixiong nos honrará con su talento incomparable para aligerar nuestro sombrío viaje?" Ye Qingjiu dijo felizmente mientras levantaba su mano derecha, la cual sostenía una calabaza de vino.

"Esa no es una mala idea, un poco de diversión siempre es saludable" dijo Mu Qingfang con una sonrisa a Shen Qingqiu.

Incluso Qi Qingqi abrió la cortina de su carruaje "Yo también quiero escucharlo" dijo.

Yue Qingyuan sonrió mientras miraba a Shen Qingqiu, "Por supuesto, solo si estás dispuesto, Qingqiu-shidi" dijo suavemente.

Ya que Yue Qingyuan ya lo dijo, que así sea. Shen Qingqiu convocó una flauta de bambú en su mano, ya que tocar el qin sería un poco problemático sobre un caballo (aunque, Shen Qingqiu aún podría arreglárselas). Shen Qingqiu se la puso en la boca y cerró los ojos.

Dulces melodías llenaron el aire, cubriendo a la furiosa audiencia hasta el borde mismo de la amplitud de representantes.

Yue Qingyuan sonrió suavemente cuando vio a Shen Qingqiu tocar voluntariamente y realmente divertirse en lugar de sentir que fue por obligación. Liu Qingge se encontraba contento mientras cerraba los ojos, cabalgando junto a Shen Qingqiu. Qi Qingqi cerró la cortina y se recostó en su asiento, también cerrando los ojos. Todos los demás también sonrieron mientras cerraban los ojos para disfrutarlo.

Luo Binghe miró a su Shizun tocando elegantemente la flauta y sonrió con orgullo.

Shen Qingqiu abrió los ojos y las dulces melodías se convirtieron lentamente en una canción de esperanza para el mañana.