Actions

Work Header

El Libro Profético del Villano Escoria

Chapter Text

Shen Jiu se apoyó lentamente para caminar sin parecer que acababa de ser maltratado, cuando escuchó la alegre voz de Qiu Haitang. "¡Ah-Jiu!" Una exclamación dulce y aguda que hizo sonreír a Shen Jiu, mientras se preparaba para no hacer una mueca cuando la chica se arrojó sobre él para un inocente abrazo.

"¿Dónde has estado? ¡Te he estado buscando para que me acompañaras a leer en la biblioteca!" Qiu Haitang hizo un puchero mientras colgaba de su brazo y Shen Jiu forzó una leve sonrisa para apaciguarla.

"Lo siento, el maestro me dio una tarea. Necesitaba terminarla" Shen Jiu miró a su único sol en esta casa llena de abusos y miseria.

Qiu Haitang hizo un puchero pero, sin embargo, aceptó la razón: "Acabo de comprar libros a granel de un comerciante que pasó. Te gusta leer, ¿verdad? ¡Ven a leer conmigo!" Entonces Qiu Haitang sonrió mientras tiraba de Shen Jiu de su mano.

Shen Jiu mantuvo su suave sonrisa, obligándose a mantenerse al día con la enérgica joven, incluso cuando su costado gritaba y sus piernas protestaban. Pronto llegaron al patio de Qiu Haitang, donde Shen Jiu hizo una mueca ante la montaña de libros cerca de su entrada, sabiendo muy bien sobre como podía ser Qiu Haitang a la hora de comprar cosas.

"¡Aquí estamos! ¡Puedes elegir cualquier cosa! Te lo daré gratis" Qiu Haitang puso las manos en sus caderas con orgullo mientras señalaba los libros con una inclinación de su cabeza.

Shen Jiu asintió, su amabilidad siempre calentó su frío corazón... su frío corazón que había sido dejado por Qi-ge... "Gracias" Shen Jiu asintió levemente hacia ella.

"Ah-Jiu" Qiu Haitang hizo un puchero de nuevo. "No hay necesidad de agradecerme, somos prometidos después de todo" sostuvo la mano de Shen Qingqiu y sonrió.

Shen Jiu miró la sonrisa de la hermosa señorita, todavía tan inocente, pura y ajena... Shen Jiu tenía la intención de mantenerla así "Pero necesito hacer eso para mostrarte que lo aprecio y estoy feliz por ello"

Qiu Haitang se sonrojó un poco "¡Pero no necesitas ser tan formal al respecto! ¡Olvídate de eso, elige lo que quieras!"

"Está bien" Shen Jiu asintió y miró las pilas de libros cerca de la entrada, mientras la propia Qiu Haitang seleccionaba sus elecciones. Los ojos de Shen Jiu se vieron atraídos por un libro en particular que era muy diferente al resto, aun más, el libro era realmente diferente a todos los libros que había visto hasta ahora.

Shen Jiu lo recogió, la cubierta era suave, casi engañosamente. Y la portada tenía una pintura exquisita, sin embargo, Shen Qingqiu no puede hacer un seguimiento de las pinturas o la tinta en absoluto. El papel utilizado para él también era de alta calidad, a diferencia del papel habitual que parecía descolorido. Shen Jiu inclinó la cabeza y leyó la portada, " ¿Camino del Orgulloso Demonio Inmortal?" Shen Jiu entrecerró los ojos.

Qiu Haitang levantó la cabeza, "¿Oh? ¿Ese libro?" Ella inclinó la cabeza y mostró una expresión desdeñosa "Ciertamente parece ser un libro de alta calidad, ¿verdad? Buen papel, buena portada/ Pero el contenido son completos disparates para mí, realmente, no juzgues un libro por su portada".

Shen Jiu levantó una ceja ante su reclamo, trayendo dicho libro y algunos otros libros que había elegido, caminó y se sentó junto al escritorio de lectura, "¿Disparates?" Repitió Shen Jiu.

Qiu Haitang asintió, "¡Es un montón de disparates, ni siquiera pude distinguir algunas de las palabras allí, casi parecía que el escritor inventaba por completo algunos caracteres de palabras y los puso allí para que se viera bonito!" Se quejó.

Shen Jiu abrió el libro y hojeó la primera y la segunda página, con las cejas arqueadas "Es... interesante" dijo Shen Jiu con escepticismo mientras pasaba a la tercera y cuarta página, todavía hojeándolo.

"Un montón de disparates, te digo. No pierdas tu tiempo en eso" sugirió Qiu Haitang mientras volvía a leer su libro elegido.

Shen Jiu todavía hojeaba superficialmente las páginas, estaba escrito en chino pero había algunos caracteres que no reconoció, casi parecía que el escritor realmente los sacó de la nada y no tenían ningún sentido en absoluto. Además, los caracteres desconocidos en realidad rompieron el flujo de las palabras y lo hicieron confuso.

¿Era algún tipo de nueva forma de escribir caracteres que él no conocía?

Las cejas de Shen Jiu se fruncieron, eso no puede ser. ¿Este libro en particular vino de una tierra lejana donde escribían algunos caracteres de manera diferente? Más probablemente.

Shen Jiu realmente se interesó en el libro, fue una coincidencia que también era el primer volumen, por lo que no se perdería, volteó la primera página y comenzó a leerlo en serio. Se detuvo en algunos párrafos para pensar y reflexionar sobre el carácter desconocido que encontró, tratando de darle sentido con las palabras anteriores y posteriores.

Así, la pareja de prometidos paso su tiempo en un cómodo silencio, acompañándose durante la tarde hasta la hora de la cena.

Qiu Haitang torció su espalda rígida y despidió a la criada que había venido a avisarle sobre la cena, giró la cabeza para ver a su prometido aún sumergido en su libro y se sintió impotente. Había una belleza sentada no muy lejos de él, sin embargo, encontró el libro mucho más atractivo, realmente este chico... Pero Qiu Haitang sonrió, ese era el tipo de persona que le gustaba de todos modos. Él es del tipo que no la engañará.

"Ah-Jiu, la cena está lista. Vayamos al comedor" dijo Qiu Haitang en voz alta para llamar la atención de su prometido.

Shen Jiu levantó la vista,sorprendido de que no hubiera notado la hora y se sorprendió aún más al notar que ya estaba bastante oscuro afuera, "Ah, perdí la noción del tiempo. Entonces, te acompañaré al comedor". Shen Jiu puso su marcador en el sospechoso libro y se levantó para ofrecerle su mano a Qiu Haitang, quien se rió y la aceptó con gusto. 


Fue solo otro día para Shen Jiu cuando regresó a su habitación, golpeado y sin duda magullado debajo de su túnica marrón que ocultaba cualquier rastro de suciedad y huellas en él. No había necesidad de cuestionar que odiaba mucho a los Qiu, especialmente a los miembros masculinos de la familia. Los días en los que fue intimidado seguían aumentando y estaba realmente impresionado de en realidad poder ocultárselo a Qiu Haitang. O eran realmente sutiles o Qiu Haitang era demasiado ajena. De cualquier manera estaba bien, mientras Qiu Haitang mantuviera su inocencia, Shen Jiu estaba satisfecho.

Después de cerrar la puerta para asegurarse de que nadie entrara, se limpió las heridas y aplicó ungüento sobre la herida. Luego procedió a arrojarse sobre su cama barata y extendió la mano para agarrar el libro en el que se sentía interesado de debajo de la cama.

"Hah" dejó escapar un suspiro contenido mientras se reclinaba lentamente sobre la cabecera de su cama(?) Y abría el libro. Se había convertido en un pasatiempo suyo pasar su tiempo libre leyendo el extraño libro que Qiu Haitang había comprado.

Principalmente se había convertido en un juego interesante para él, descubrir qué podían significar los caracteres desconocidos, hasta ahora, tenía unas pocas docenas de caracteres desconocidos descubiertos en su cerebro. Sin mencionar que el libro fue bastante interesante. Parecía ser una novela, contando la historia de un niño acosado, estúpidamente ingenuo, que se esforzó demasiado para obtener el reconocimiento de su Shizun, solo para recibir tormentos a cambio.

Personalmente, Shen Jiu pensó que el personaje principal era bastante estúpido, era muy obvio que a su Shizun no le gustaba, ¿por qué incluso lo intentaba? De todos modos, el niño se convirtió en un medio demonio por herencia y lentamente se volvió malvado (o ennegrecido como decía el libro) y comenzó a odiar al mundo por su sufrimiento. Fue interesante, finalmente el personaje principal se volvió menos estúpido.

El personaje principal también tuvo una vida amorosa que era bastante dulce en la opinión de Shen Jiu. Si, dulce. ¿Por qué? Porque la historia realmente se parecía mucho a la de él y Qiu Haitang.

Un acosado y maltratado ex niño mendigo y un bonito, amable y comprensivo personaje tipo 'pequeña princesa'. Era tan parecido que Shen Jiu no pudo evitar sonreír cada vez que el personaje principal y la amable hermana aprendiz interactuaban.

Sin mencionar que los torturadores también se parecían a la familia Qiu. El asqueroso y deshonesto Shizun fue la excepción, ya que nadie se movió por envidia en la familia Qiu... En realidad, debido al afecto de Qiu Haitang, sí, había mucha envidia en la familia Qiu, pero no vallamos allí.

También había varios otros personajes femeninos que se insinuó que estaban interesados, pero a Shen Jiu no le importaban.

La última vez, Shen Jiu había terminado el arco de la Conferencia de la Alianza Inmortal. Se preguntó qué pasaría con el personaje principal después de que su asqueroso Shizun lo pateara al Abismo después de que la escoria de su Shizun descubriera su herencia demoníaca.

Shen Jiu todavía estaba realmente enojado con el Shizun eacoria que compartía su apellido, desconocía cuántas veces ansió maldecir en voz alta cada vez que el personaje del Shizun hacía algo indignante. Sin embargo, lanzar al personaje principal al abismo no fue lo peor que hizo en la opinión de Shen Jiu.

Después de todo, mirándolo desde el punto de vista del Shizun, había odiado al personaje principal durante tanto tiempo y luego descubrió que el personaje principal era mitad demonio, por supuesto que aprovecharía esa oportunidad para deshacerse de él. Para ser justos, cualquier otro cultivador honesto puesto en el lugar del Shizun, le haría lo mismo a un demonio.

Patear al protagonista era mucho más misericordioso que capturarlo y humillarlo. Al menos no lo esclavizó.

A medida que Shen Jiu se sumergió nuevamente en el libro, comenzó a preocuparse lentamente a medida que las páginas no leídas se adelgazaron, pero el libro no mostró que fuera a terminar por completo... también, ¿por qué había tantas chicas? ¿Era el mundo de los demonios realmente un lugar de mujeres lascivas?

Shen Jiu casi dio un suspiro de alivio cuando el personaje principal finalmente emergió, cuando aparentemente habían pasado cinco años desde el día en que lo patearon por el abismo. Justo cuando Shen Jiu estaba a punto de pasar a la última página, se detuvo.

Toc Toc Toc

Shen Jiu levantó la cabeza y salió de su cama, "¿Quién es?" Preguntó por costumbre, a pesar de que sabía quién se preocuparía lo suficiente como para tocar a su puerta cuando ya comenzaba a oscurecer.

"Soy yo, Haitang" respondió Qiu Haitang y la puerta se abrió para revelar a Shen Jiu, con su camisón limpio, cubriendo todas sus heridas y contusiones perfectamente.

"¿Qué pasa, joven señorita? ¿Necesitas algo?" Shen Jiu preguntó amablemente.

Qiu Haitang negó con la cabeza, "Nada, solo quiero ver cómo estás. No te he visto en todo el día." Ella lo miró con tristeza.

Shen Jiu sonrió, a pesar de que su corazón gritaba y lloraba lágrimas de sangre, dijo suavemente: "Mis disculpas, los otros jóvenes maestros me invitaron a su juego. No puedo rechazarlos, son todos tus hermanos después de todo" desafortunadamente, Shen Jiu no tenía idea de cómo un ángel como Qiu Haitang podría relacionarse con esas escorias.

"Lo sé" hizo un puchero "pero eso no significa que tenga que estar feliz por eso. ¿Qué estás haciendo?" Preguntó ella con curiosidad.

"Leyendo" dijo Shen Jiu mientras Qiu Haitang irrumpía en su habitación con sus dos criadas detrás.

Qiu Haitang miró el libro en el escritorio y frunció el ceño con disgusto, "¿Todavía lees esos disparates?"

"No son disparates si lo estudias" defendió Shen Jiu.

Las cejas de Qiu Haitang saltaron "¿Lo entendiste? Como era de esperar, Ah-Jiu es realmente inteligente" Qiu Haitang sonrió con orgullo. "Todavía hay otros dos libros como este, tan gruesos y tan confusos. Puedes tomarlos si quieres".

Las cejas de Shen Jiu saltaron, ¿estaban las secuelas? Gracias a Dios, Shen Jiu estaba preocupado por el final del libro del cual realmente estaba colgado. Le angustiaba, ¿un libro tan grueso pero sin acabar? "Gracias, los tomaré. Los traeré mañana".

"No es necesario, Xiao Lan, trae los dos libros que se veían así de mi habitación, rápido" le ordenó Qiu Haitang a una de sus criadas, quien se inclinó y salió corriendo de la habitación para buscar los artículos mencionados. "¿Pero de qué trataba el libro?" Preguntó curiosamente Qiu Haitang.

"Un libro sobre un héroe que cayó en el camino de la venganza" respondió Shen Jiu fácilmente.

La cara de Qiu Haitang se frunció una vez más con disgusto, "No es de mi gusto" dijo simplemente y perdió interés en saber sobre el libro.

"Lo sé" Shen Jiu sonrió suavemente hacia ella, su sol en este lugar oscuro que ansiaba destruir "Pero creo que es interesante".


Shen Jiu se detuvo en su paso mientras leía el libro en sus manos "Espera, ¿qué?" Releyó la línea y parpadeó una vez más.

Había aparecido una nueva chica, tampoco es de extrañar después de tantas chicas con las que el protagonista se ha acostado, no era extraño ya que a los eruditos de hoy en día realmente les gusta disfrutar de la fantasía de tener un harem lleno de bellezas. Casi todas las novelas hechas por eruditos varones eran así, lo que molestaba un poco a Shen Jiu. Su interés amoroso femenino favorito fue olvidado gradualmente con tantas mujeres brillantes y talentosas que aparecieron de la nada y aterrizaron en el regazo del protagonista.

Una vez más, Shen Jiu no pudo evitar imaginarse a sí mismo y a su futura esposa. Realmente no quería separarse de esa chica, incluso con innumerables bellezas honrándolo... O al menos, esperaba que no lo hiciera.

Pero la nueva chica lo sorprendió por su nombre... Qiu Haitang... El nombre de su prometida. Además, la historia de fondo de esta Qiu Haitang fue un poco... Una ex joven señorita de una familia rica. Lo que no cuadraba es que fue traicionada por su prometido, su familia fue quemada por completo, con la excepción de mujeres y niños.

Seguramente, eso fue salvaje. Y tal vez alimentó un poco la imaginación de Shen Jiu sobre la quema de casas y... no vayamos allí.

Las cejas de Shen Jiu se fruncieron. Seguramente, el nombre Qiu Haitang no era tan común, ¿verdad? Pero la historia de fondo era ciertamente una traición clásica y rencor argumental de 'mataste a mi familia a pesar de que te amo, te mataré'. Al menos había dos o tres mujeres del harem del protagonista que tenían una historia de fondo similar a esa, al final, se enamoraron del protagonista que las ayudó a vengarse.

Shen Jiu reflexionó un momento antes de encogerse de hombros, mientras leía la presentación del nuevo miembro del harem (odiaba leer a cualquiera de esas chicas a un lado durante un punto de la trama, esto es claro, con la excepción del primer interés amoroso). Rápidamente escondió el libro debajo de su cama cuando un criado llamó a la puerta diciendo que los jóvenes maestros lo estaban buscando.

El tiempo voló, un año más tarde, Shen Jiu forzó a su débil ser a correr, llorando no por lo que había hecho sino por lo que debía dejar atrás. Los gritos llenaron el aire cuando el cielo nocturno detrás de él fue pintado con el rojo del fuego.


"¡¿Espera... que?! ¡Eso es todo!" Shen Jiu parecía un completo loco mientras exclamaba con incredulidad. Estaba esperando que comenzara la prueba de ingreso mientras los participantes se reunían, con la esperanza de poder ingresar a la famosa Secta de la Montaña Cang Qiong.

Todos lo miraron de manera extraña, era uno de los pocos participantes que no parecía ansioso o impaciente, relajándose bajo un árbol banyan mientras leía su libro. Shen Jiu ignoró a esos idiotas pretenciosos.

"¿Este es el jodido final? ¿Qué pasa con el primer interés amoroso que se había ido a un viaje al sur y las promesas del personaje principal? ¿Qué pasa con ese indicio después de que el príncipe demonio menor de Occidente fue asesinado? ¿Qué pasa con esa misteriosa oscuridad espiritual que se reúne en ese pequeño pueblo? ¿Qué pasa con ese pedazo de tierra sellado entre las montañas Hou Jia?" Shen Jiu murmuró incrédulo para sí mismo mientras miraba la última línea del libro, la cual era un simple 'Fin'.

Hubo muchos otros indicios que supuestamente conducirían a conspiraciones más grandes... o eso esperaba Shen Jiu. '¡Mierda!' Shen Jiu de repente quiso tirar el libro mientras lo miraba con odio. ¿Qué demonios fue eso? ¡Estaba tan interesado en el estúpido libro, que lo leía cada vez que podía!, tratando minuciosamente de dar sentido a esos nuevos caracteres desconocidos ¡¿y fue jodidamente traicionado así?!

Shen Jiu gruñó mientras se preguntaba si debería incendiar esta mierda, pero pronto decidió no hacerlo. De mala gana lo guardó de nuevo en su bolso. -Esos malditos libros ocupaban tanto espacio y lo traicionaron-. No podía hacer eso. Estos tres libros fueron lo último que su ex futura esposa le había dado. Debería guardarlos.

Pero Dios lo ayude, Shen Jiu nunca volvería a mirar esos libros.


 

El cuerpo de Shen Jiu tembló violentamente de rabia cuando el hombre que creía muerto hace mucho tiempo se paró frente a él, lo miró insultantemente con ese rostro aliviado. El mismo rostro.

"No volviste" gruñó Shen Jiu, sus ojos ardían de odio y furia.

Yue Qi vaciló y lo miró con tristeza. ¿Cómo jodidamente se atrevía? "Xiao Jiu-"

"No" Shen Jiu apretó los dientes, tratando de evitar gritar y maldecir como una tormenta. Una sonrisa burlona apareció en su rostro: "Claro, entiendo. Después de todo, soy solo una parte de tu sucio pasado, por eso estás ansioso por deshacerte de mí, ¿no?"

"No, yo-" Yue Qingyuan comenzó desesperadamente.

"Primer Hermano Mayor" dijo fríamente Shen Jiu. "No hay que preocuparse, no voy a rescatar nuestro jodido pasado" siseó.

"Xiao Jiu, yo..." El tono de Yue Qingyuan se volvió aflijido.

"No me llames así" escupió Shen Jiu. "Vamos a hacer un trato, te dejaré en paz, me dejaras en paz. Eso no es difícil, ¿verdad? Después de todo, me dejaste en ese agujero infernal." Dicho esto, Shen Jiu se dio la vuelta y se alejó, tratando de no pisotear el suelo y gritar de frustración.

Yue Qingyuan lo vio irse, sus ojos estaban llenos de tristeza y culpa. Pero Shen Jiu no miró hacia atrás.


 

Shen Jiu se crispó y miró a su Shizun con clara incredulidad en su rostro, "¿Shizun...?" Imploró.

"De ahora en adelante, serás mi sucesor, naturalmente necesitaras un nuevo nombre y no uno simple como el tuyo ahora, mi niño. Por lo tanto, te nombraré Shen Qingqiu" dijo dignamente el señor de la Cumbre Qing Jing mientras le sonreía ligeramente a Shen Jiu, quien parecía extrañamente más pálido a medida que pasaban los segundos.

"Shi-shizun, ¿por qué 'Qingqiu'?" Preguntó Shen Jiu.

"¿Por qué?" el Señor de la Cumbre Qing Jing alzó las cejas. "¿No encuentras el nombre Shen Qingqiu entrañable y digno? Espero que seas amado y respetado en el futuro". Dijo con calma, sin comprender por qué este discípulo suyo estaba haciendo un escándalo por un nombre tan hermoso.

Shen Jiu se inclinó cuando vio la expresión de su Shizun, confundiéndola con disgusto, apretó el puño "Qingqiu le agradece Shizun" dijo Shen Jiu obedientemente, con los dientes apretados. Se regañó interiormente por cuestionar abiertamente a su Shizun de esa manera.

¿Shen Qingqiu? ¡¿No era ese el nombre del Shizun escoria de la misteriosa novela que leyó hace años?! ¿Cómo podría este nombre caer sobre su cabeza ahora? Shen Jiu se sintió extremadamente preocupado.

Ah, debería referirse a sí mismo como Shen Qingqiu ahora... Shen Qingqiu hizo una mueca, ese nombre aún le dejaba un mal sabor de boca.


"El nombre de este discípulo es Luo Binghe" dijo con su voz suave el chico dolorosamente guapo, el cual se decía que era tan talentoso (si no más) como ese odioso Liu Qingge.

Chorrear!* Shen Qingqiu se atragantó y escupió su té antes de toser violentamente.

"¡Shizun!" Sus discípulos se asustaron al ver a su tan elegante Shizun repentinamente ahogarse y toser violentamente, sin gracia.

Shen Qingqiu levantó la mano para indicar que estaba bien mientras tomaba un sorbo de té y se recuperaba en solo un segundo, miró al niño, Luo Binghe, con ojos ligeramente llorosos. "¿Te llamas Luo Binghe?" Preguntó Shen Qingqiu, ocultando su ansiedad bajo la practicada calma y la fachada tranquila, como si no se hubiera ahogado con su té antes.

"Sí, Shizun. Este discípulo se llama Luo Binghe" Luo Binghe se inclinó nuevamente, carente de desconfianza y tan sincero como un humano podría ser.

Shen Qingqiu ni siquiera lo reconoció, ya que estaba teniendo una especie de crisis existencial internamente. Luo Binghe

Luo Binghe

Por supuesto que nunca olvidaría ese nombre.

Todo, a partir de aquellos días leyendo esa maldita novela, que no tenía un final claro, se apresuró a regresar a Shen Qingqiu cuando se dijo el nombre 'Luo Binghe'. Como si ese nombre por si solo fuera una clave para recuperar todos esos recuerdos de tramas descarriladas, giros previsibles de la trama, un enorme harem, mal romance y venganza salvaje.

Shen Qingqiu miró al niño arrodillado ante él antes de apartar los ojos para mirar a su discípula más bonita, la cual secretamente pensaba que era similar a su abandonada futura esposa. Sus ojos negros como la tinta vacilaron cuando su nombre fue mencionado en su mente después del determinante 'Luo Binghe'.

Ning Yingying. El interés amoroso favorito de Shen Qingqiu en la novela debido a su situación tan parecida a Qiu Haitang.

Luego miró a sus otros discípulos y su mano tembló ligeramente cuando miró a Ming Fan. Así es, hubo un matón barato en los primeros años del protagonista que se llamaba Ming Fan y murió trágicamente por eso.

Pero no tan trágicamente como Shen Qingqiu.

Shen Qingqiu se sintió mareado al recordar cómo murió el 'Shen Qingqiu' en la novela. Con completa crueldad y salvajismo, en aquel entonces Shen Jiu se había regodeado al respecto, en realidad feliz de que la escoria obtuviera lo que merecía, Shen Qingqiu pensó que Luo Binghe no fue lo suficientemente cruel. ¿Pero ahora? No, no, no, no.

Shen Qingqiu abrió su abanico para cubrir su expresión mientras profundizaba más.

Secta de la Montaña Cang Qiong, al principio pensó que el autor simplemente tenía cierto rencor hacia la famosa secta. Tal vez, un cultivador fracasado que no había sido aceptado en la secta, ese tipo de cosas era habitual.

Y luego, reunirse con Yue Qingyuan había sido demasiado odioso y emocional por su parte, por lo que olvidó por completo la novela y el final. Estaba demasiado concentrado en odiar a su supuesto hermano mayor, demasiado concentrado en enfocar su ira hacia Yue Qingyuan y todo lo que lo rodeaba, demasiado concentrado en sentir envidia de cada discípulo que era mejor que él.

Ni siquiera se dio cuenta de que el nombre de Yue Qingyuan era el mismo que el del 'Líder de la Secta Yue' de la novela, el hombre que había muerto tontamente por 'Shen Qingqiu'.

Su Shizun dándole el nombre de Shen Qingqiu había sido una débil llamada de atención que desvió con éxito porque... simplemente no era posible, ¿verdad? ¡Además, el nombre 'Qingqiu' no era tan difícil de pensar, especialmente con el obligatorio 'Qing'! Ciertamente, fue solo una coincidencia.

Además, habían pasaron años, Shen Qingqiu se olvidó gradualmente de la novela. Sin reconocer que algo andaba mal a su alrededor.

Pero ¿esto? Esto lo despertó. El nombre 'Luo Binghe' se usaba con frecuencia en la novela, por supuesto, porque era el personaje principal después de todo. Sería una estupidez si Shen Qingqiu olvidara ese nombre e incluso ignorara el significado de ese nombre.

Ahora que lo pensaba, ¿no tenía Xian Shu una discípula muy linda que iba por 'Liu Mingyan', quien cubría su rostro porque era simplemente demasiado hermosa? Cierto, ¿no era ella la hermana pequeña del odioso Liu Qingge?

Si Shen Qingqiu no se equivocaba, 'Shen Qingqiu' mató a un 'Liu Qingge' y su hermana más tarde se uniría al harem del protagonista como una de las esposas principales (lo que no solo fue olvidado en unos pocos capítulos y en realidad fue útil para la trama) y amonestó a 'Shen Qingqiu' por matar a su querido hermano en un momento de debilidad cuando experimentaba una Desviación Qi. Cierto, sin duda hubo un complot como ese.

¿No tenía Huan Hua una niña bonita llamada 'Xiao Gongzhu'?

Había un clan demonio llamado 'Sha', ¿verdad?

El temor llenó a Shen  Qingqiu  cuando recordó a la enésima esposa, Qiu  Haitang .

Esto ... esto es ...

Shen Qingqiu miró al chico guapo que tenía frente a él y se vio mareado. ¡Esos libros eran una maldita profecía! Shen Qingqiu gritó internamente. Se reclinó débilmente en su silla de bambú y agitó su abanico, "Depent no me siento bien, todos están despedidos", dijo Shen Qingqiu débilmente mientras sostenía su sien y cerraba los ojos.

Sus discípulos, incluido el nuevo  protagonista principal  que acaba de elegir por despecho y envidia, lo miraron con sincera inquietud y preocupación.

"¿Shizun? ¿Estás bien? ¿Debo llamar a la Cumbre Qian Cao para echar un vistazo a tu dolencia?" Ming Fan se ofreció considerablemente, Shen Qingqiu negó con la cabeza, sin molestarse en responder.

"Shizun, ¿es el té? ¿Debo prepararte una nueva olla de té?" Ning Yingying ofreció preocupada. Shen Qingqiu volvió a negar con la cabeza, realmente no podía hablar, todavía estaba tratando de darle sentido a todo.

Pero al ver que Shizun parecía estar sufriendo, Ning Yingying insistió: "¡Te prepararé una nueva olla de té!". Dijo y Luo Binghe se puso de pie, también ansioso por la salud de su Shizun.

"Te ayudo, Shijie" Luo Binghe confiaba en su habilidad para preparar el té, sabía exactamente lo que tenía que hacer para preparar un té aliviara el dolor de cabeza.

Sin embargo, Shen Qingqiu saltó cuando escuchó eso. "¡No!" Shen Qingqiu alzó la mano cuando las agujas punzantes dentro de su cabeza decidieron pinchar un poco más. Hizo una mueca "No es necesario, todos regresan a su habitación. Ying'er, organiza una habitación para tu nuevo hermano aprendiz" Shen Qingqiu le iba a decir a Ming Fan que lo hiciera, pero luego grabó el gran brabucón que era Ming Fan , sin pensar lo que haría cuando le dieran oportunidad, por lo que optó por Ning Yingying en su lugar.

"Sí, Shizun" asintió Ning Yingying, pero todavía lo miraba con preocupación.

"Todos váyanse, necesito descansar. Salgan" Shen Qingqiu se agarró la cabeza mientras hacía un gesto para ahuyentar a sus discípulos. Sus discípulos se dispersaron de mala gana y salieron de su casa de bambú. Luo Binghe se mordió los labios mientras miraba a su agraciado Shizun, quien parecía estar adolorido, sus ojos mostraban su angustia pero bajó la cabeza y siguió a Ning Yingying.

Shen Qingqiu masajeó su sien y suspiró cuando todos se fueron. Se puso de pie resueltamente e hizo una línea recta hacia su habitación.

Dormir

Shen Qingqiu podría dormir para digerir todo esto. Después de eso, iría a buscar esa maldita novela y pensaría más en ello.

 

Chapter Text

Shen Qingqiu se despertó tranquilamente, se levantó temprano de su cama, sintiéndose renovado y ligero. Arregló su cama, dobló cuidadosamente la manta, arregló las almohadas y demás.

Se quitó la túnica para dormir y se vistió eficientemente con una túnica turquesa, se ató la mitad del cabello con una corona de jade y se sintió satisfecho cuando miró su propio reflejo en el espejo.

Procedió a ir a su cocina y prepararse un té con delicadeza, como siempre hacía. Nadie en la secta podía preparar el té mejor que el Señor de la Cumbre Qing Jing, a veces era demasiado perezoso para hacerlo en cualquier momento del día, excepto por la mañana.

Bebiendo su té de lavanda, sus ojos se cerraron pacíficamente mientras suspiraba. Se acercó a su ventana y la abrió para disfrutar del aire de la mañana y vio a un grupo de discípulos de Qing Jing ordenando a un niño que retirara las malas hierbas alrededor del estanque koi.

El agarre de Shen Qingqiu sobre su taza de té resbaló.

¡ Crash !

Todos los que estaban fuera se detuvieron para mirar la fuente del sonido y palidecieron cuando vieron que era su Shizun.

"¡Shizun! ¿Estás bien?"

"Shizun, ¿tiene una orden para nosotros, sus discípulos?"

"Shizun, buenos días" el niño, a quien le estaban dando órdenes, lo saludó con gran alegría.

"Shizun, ¿rompiste tu taza de té?" Ming Fan frunció el ceño cuando se acercó y vio la taza de té destrozada fuera de la ventana de su Shizun.

Shen Qingqiu no ofreció ninguna explicación mientras cerraba la ventana de golpe, jadeando suavemente por aire después de haberlo hecho.

Mientras tanto, los discípulos afuera miraban boquiabiertos en desconcierto. "Ming-Shixiong, ¿qué le pasa a Shizun?" Preguntó uno de los discípulos con preocupación.

"No lo sé, pero él no dijo nada, así que realmente no tengo la autoridad para entrar y preguntar" Ming Fan se cruzó de brazos mientras lo decía.

"¿Algo asustó a Shizun?" Luo Binghe habló para gran disgusto de los demás, pero no pudieron evitar pensar que lo que el mocoso había dicho era cierto. Especialmente cuando sus ojos regresaron a la taza de té rota fuera de la ventana.

Pero, ¿qué asustó tanto a su Shizun que perdió el control de su taza de té? Los discípulos solo podían imaginarlo.

Ming Fan frunció el ceño "De cualquier manera, no tenemos derecho a cuestionar a Shizun. Luo Binghe, recoge los fragmentos y límpialos. ¡Asegúrate de no dejar ningún fragmento afilado atrás!" Ming Fan señaló la taza de té rota y ordenó a Luo Binghe.

Luo Binghe asintió obedientemente "Sí, Shixiong" no le importó limpiar el desastre de su elegante Shizun en absoluto.


Mientras tanto, Shen Qingqiu estaba maldiciendo al cielo en su mente. ¡Mierda! ¡No fue un sueño! ¡Realmente había un discípulo llamado Luo Binghe en la Cumbre Qing Jing de Shen Qingqiu!

Shen Qingqiu había practicado de manera bastante experta el arte de olvidar lo que no quieres recordar, por lo que la mañana en que se despertó, casi no recordaba lo que sucedió ayer antes de dormir. Ahora que lo recordaba no podía estar más decepcionado.

'Los libros' pensó Shen Qingqiu. Así es, necesitaba buscar esos libros proféticos.

Shen Qingqiu se paseó por el centro de su casa de bambú, reflexionando. ¿Dónde guardó esos decepcionantes libros? Shen Qingqiu buscó en su memoria mientras se dirigía hacia sus estanterías, frenéticamente, pero con elegancia, rebuscó en los innumerables libros allí.

Después de aproximadamente dos horas de búsqueda, decenas de libros arrojados al suelo y una nueva taza de té para calmarse, Shen Qingqiu finalmente encontró la trilogía de su juventud desperdiciada. Los llevó a su sala de estar y los leyó rápidamente, recordando fácilmente el significado de todos esos caracteres no identificados.

Shen Qingqiu exhaló después de leer el primer libro. Después de horas de lectura, llegó a la conclusión de que... estaba viviendo la historia dentro del libro. Al igual que las personas que conocía.

Shen Qingqiu dejó cuidadosamente el primer volumen a un lado y pasó una mano a través de su frío rostro, profundamente estresado.

¿Por qué?

¿Por qué tuvo que ser engañado por la provocación de Liu Qingge y elegir a ese chico como un acto de rencor?

Si tan solo recordara esto mucho antes, o ese bastardo Liu Qingge no lo provocara, no estaría atrapado con un mocoso con herencia demoníaca que los jodería a todos.

La cara de Shen Qingqiu se oscureció, ¡todo fue culpa del bastardo de Liu Qingge! Si Shen Qingqiu abandonara a ese chico ahora y lo arrojara a la Cumbre An Ding, ese mocoso podría guardar rencor y el resultado sería el mismo, lo que significa que ¡Shen Qingqiu estaría jodido de cualquier manera!

Shen Qingqiu no tenía otro camino aparte de mantener al mocoso demonio.

A Shen Qingqiu le dolía la cabeza cuando decidió volver a su habitación y acostarse en su cama, pensando mientras miraba el techo.

Shen Qingqiu no pudo matar al mocoso.

Se dijo innumerables veces en la nov-libro de profético, que Luo Binghe es el hijo del destino, no importa si lo lanzas a enfrentar a un anciano demonio, lo pateas hacia el abismo, lo envenenas, le das un manual de cultivo problemático, todo lo que se le arroja, sea bueno o malo, parecía hacerlo más fuerte... y agregaba más miembros a su gigantesco harem.

A Shen Jiu no le gustaría meterse en problemas con alguien así.

Shen Qingqiu suspiró. Eso significa que no tuvo más remedio que enseñarle a ese mocoso y tratarlo de manera justa. Shen Qingqiu se sentó y decidió salir, notó que el cielo ya estaba pintado de naranja.

Los ojos de Shen Qingqiu se movieron alrededor mientras abría su abanico y ocultaba su rostro, "Reúnanse" dijo suavemente, inyectando su poder espiritual en su voz para dejarla viajar a través de la Cumbre Qing Jing, convocando a sus pocos discípulos.

Debido a que ya estaba cerca de oscurecer, cada discípulo ya estaba en su propia habitación y en algún lugar cerca del recinto principal, por lo que se reunieron bastante rápido cuando escucharon la llamada de su Shizun.

"Sí, Shizun" todos se inclinaron mientras lo saludaban, Shen Qingqiu asintió hacia ellos.

Shen Qingqiu miró a estos discípulos, quienes morirían si maltrataba a Luo Binghe, con la excepción de Ning Yingying, por supuesto. Por primera vez desde Qiu Haitang, Shen Qingqiu se sintió culpable y sobre todo, se sintió culpable por algo que aún no había sucedido.

Pero sabía que estos discípulos estarían implicados por su propio egoísmo. No se inscribieron en nada que los condenara, simplemente siguieron el viento y Shen Qingqiu fue ese viento.

"Mañana" comenzó Shen Qingqiu. "Evaluaré su cultivación y habilidades. Esta noche, será mejor que todos construyan una explicación clara sobre todo lo que han experimentado con su cultivo, las mejores partes, las peores partes, estudien y determinen la base de su cultivo para que pueda evaluarlos mañana" decidió Shen Qingqiu con determinación en su corazón.

Eran sus discípulos. No debería mirarlos de manera competitiva, la capacidad de un maestro se medía por su habilidad para producir buenos discípulos, no porque tan fuerte era en comparación con sus discípulos. Shen Qingqiu se consoló a sí mismo, incluso si se fortalecieran, seguirían siendo sus discípulos, aún tendrían que saludarlo e inclinarse frente a él. Era mejor tener subordinados fuertes que débiles.

Shen Qingqiu se dijo repetidamente aquello en su corazón para consolar la sofocante e incómoda envidia helada en su corazón, la cual seguía susurrando veneno en sus oídos.

"¡Sí, Shizun!" Ming Fan y los demás se inclinaron obedientemente cuando vieron que su Shizun no tenía la intención de continuar.

Shen Qingqiu regresó de su ensueño con un parpadeo, nadie se dio cuenta de que se había espaciado en absoluto, luego dirigió una mirada a Luo Binghe: "Cambiaré su manual de cultivo si resulta que no les conviene en absoluto. Además, impartiré un manual de cultivo a aquellos que aún no lo tienen, mañana".

Luo Binghe parecía emocionado ante la perspectiva de cultivarse tan pronto como fuera posible, mientras se inclinaba nuevamente junto con el resto "¡Los discípulos agradecen a Shizun!" Dijeron todos.

Shen Qingqiu agitó su mano "Regresen y reúnanse mañana en el pabellón de clases antes de que salga el sol" dijo Shen Qingqiu mientras los dejaba para ir a su casa de bambú.

Todos esperaron hasta que él entró a su casa antes de mirarse desconcertados "¿Evaluación? Nunca habíamos hecho eso antes" dijo uno de los discípulos mayores con incertidumbre.

"Solo haz lo que Shizun ordenó, él sabe que es lo mejor después de todo" dijo Ming Fan.

"Me pregunto qué recibiremos mañana, siempre he sentido que mi manual de cultivo es un poco inadecuado para mí después de alcanzar cierto nivel" se preguntó con entusiasmo otro.

"¿Podríamos conseguir uno mejor?" Chismorreó otro, también entusiasmado ante la perspectiva.

Ning Yingying le dio un codazo a Luo Binghe: "¿Escuchaste eso? ¡Shizun nos evaluara mañana y también obtendrás tu manual de cultivo! ¡Tienes suerte, a veces, Shizun pasaría mucho tiempo observando a un nuevo discípulo antes de decidir qué cultivo sería adecuado para él! " Dijo Ning Yingying.

Luo Binghe asintió "Sí, me alegro" dijo.

Los discípulos se dispersaron a sus propias habitaciones, con la intención de verificar su propio cultivo y construir el informe que le darían a su Shizun mañana


'Pero era una versión mejor, perfeccionada por mí...' Shen Qingqiu ignoró el siseo insatisfecho en su corazón mientras le entregaba un cultivo mucho más adecuado a Chu Xing, uno de sus discípulos y le explicó algunas cosas importantes antes de ordenar que se sentara al costado y se cultivara.

"Ming Fan, lo hiciste de nuevo, deja de murmurar el segundo verso, es la parte que debe ser dicha para que tus oídos lo escuchen" Shen Qingqiu golpeó su abanico en la cabeza de Ming Fan, quien gritó un poco y murmuró 'Sí, Shizun' en voz baja.

Shen Qingqiu finalmente puso sus ojos en su último estudiante, quien aún no había sido llamado porque era el único sin cultivación todavía.

Luo Binghe lo miró con una sonrisa brillante, había estado esperando pacientemente hasta que terminó con sus mayores "Saludo a Shizun". Luo Binghe ahuecó sus manos obedientemente y se inclinó ante Shen Qingqiu.

'Seguramente, estaría bien si retrasáramos su cultivo un poco más, ¿verdad?' La envidiosa conciencia de Shen Qingqiu susurró y Shen Qingqiu tuvo que reprimirla de nuevo en un rincón de su mente. No quería arriesgarse.

Shen Qingqiu asintió con la cabeza a Luo Binghe mientras producía un manual de cultivo (completo y no uno con problemas) y se lo daba. Por mucho que lo odiara, había conocido a Luo Binghe a través de la nov-libro profético y sabía qué tipo de cultivo le convenía. "Cultívate adecuadamente" dijo Shen Qingqiu simplemente, antes de darse la vuelta para prestar atención a sus otros discípulos.

Paso uno, no maltrates a Luo Binghe, comenzó.


"¡Ming Fan!" Shen Qingqiu gritó en voz alta cuando Ming Fan estaba a punto de ordenarle a Luo Binghe que volviera a hacer una tarea ridículamente difícil. Ming Fan y Luo Binghe, así como otros tres discípulos, se animaron mientras miraban hacia la casa de bambú en la distancia.

Ming Fan parpadeó rápidamente, ignorando a Luo Binghe, corrió rápidamente hacia Shen Qingqiu "Shizun, ¿llamaste a Ming Fan?" Preguntó Ming Fan inseguro.

Shen Qingqiu asintió suavemente "¿Has dominado la habilidad con la espada que te di hace dos días?" Preguntó Shen Qingqiu suavemente.

Ming Fan hizo una pausa "implorando a Shizun que perdone a este discípulo, Ming Fan no lo ha hecho..." Interiormente, Ming Fan quería protestar. ¿Qué dominación? Acaba de recibir ese manual hace dos días y Shen Qingqiu solo lo había realizado una vez ante él como ejemplo, ¡simplemente no había forma de que pudiera dominarlo en solo dos días!

Shen Qingqiu mostró una expresión descontenta: "Muéstrale a este maestro lo que tienes" ordenó.

"¡Sí, Shizun!" Ming Fan asintió. Los otros tres que se quedaron con Luo Binghe perdieron el interés de molestar al chico guapo y en cambio, prestaron su máxima atención a Ming Fan, Luo Binghe también miró con ojos estrellados.

Ming Fan desenvainó su espada y se colocó en la posición, su rostro era serio mientras balanceaba su espada, su brazo izquierdo también se extendió para equilibrarse, su pie derecho giró con gracia y su pie izquierdo pateó el suelo mientras saltaba, girando en el aire, balanceando su espada una vez más. Ming Fan aterrizó con gracia, apuñalando-

"Vergonzoso. Comienza de nuevo" dijo Shen Qingqiu. Ming Fan hizo una pausa, asintiendo obedientemente mientras se apresuraba a su posición, volvió a hacer el movimiento, esta vez Shen Qingqiu solo frunció ligeramente las cejas cuando aterrizó, apuñaló y retorció su espada, haciendo un pequeño arco mientras giraba y se agachaba, haciendo un movimiento de acuchillar para terminar el primer capítulo.

Ming Fan se levantó y se inclinó ante Shen Qingqiu con torpeza "Shizun" dijo.

Shen Qingqiu sacudió la cabeza y el corazón de Ming Fan se hundió "Tienes que entrenar más. Deja de perder el tiempo molestando a tu shidi más joven y enfócate más en aumentar tu fuerza" para que no mueras trágicamente cuando algo salga mal.

Ming Fan se inclinó, "Sí, Shizun. Este discípulo entiende" Ming Fan era un joven maestro de una familia noble, para crecer en ese tipo de hogar, aparte de ser presuntuoso, tenía que ser inteligente. Por supuesto, se dio cuenta de la implicación de su Shizun de dejar de buscar activamente problemas con el nuevo hermano menor.

Shen Qingqiu asintió: "Eres mi discípulo principal, así que no me decepciones" dijo suavemente. Recordó lo explícitamente sangrienta que fue la descripción de la muerte de Ming Fan en el libro profético y no pudo evitar sentir lástima por el niño. Aunque no era completamente inocente, todavía fue Shen Qingqiu quien incitó ese odio y aborrecimiento en el corazón de Ming Fan hacia Luo Binghe. Si 'Shen Qingqiu' no dejara que sus discípulos acosaran continuamente a Luo Binghe, es posible que no cayeran en su perdición.

Al final, fue culpa de Shen Qingqiu como su maestro.

Los ojos de Ming Fan se ensancharon al enderezarse para mirar a su Shizun, se mordió los labios mientras miraba a Shen Qingqiu. Sintió una sensación inexplicable cuando escuchó las suaves palabras de su Shizun, su Shizun nunca habló tan suavemente con nadie más que Ning Yingying. En todos sus años como discípulo de Shen Qingqiu, el número de veces que Shen Qingqiu lo elogió podía ser contado con los dedos, Shen Qingqiu ni siquiera expresó su esperanza y expectativa por Ming Fan. Solo mirándolo con frialdad e instruyéndolo fríamente, el propio Ming Fan ya estaba acostumbrado a este tipo de tratamiento.

Porque ese era exactamente el tipo de persona que era Shizun.

Ming Fan asintió resueltamente "Shizun, por favor no te preocupes. Ming Fan trabajará más duro" afirmó mientras juntaba sus manos.

Shen Qingqiu asintió y se fue sin decir nada. Ming Fan observó a su Shizun entrar en su casa de bambú y se giro para caminar hacia sus hermanos.

"Ming-Shixiong, ¡fue un movimiento genial! ¿Cuándo te enseñó eso Shizun?"

"Te veías tan elegante en este momento".

"¿Qué dijo Shizun?"

"No fue más que un simple movimiento" Ming Fan sacudió la cabeza. "En todo caso, Shizun parecía mucho más elegante y digno cuando me mostró la técnica, mi habilidad actual ni siquiera podría tocar los zapatos de Shizun".

Los otros tres discípulos asintieron solemnemente, no tenían dudas sobre la gracia inherente de su Shizun en todo lo que él hizo.

Ming Fan les sonrió antes de que sus ojos se dirigieran a Luo Binghe, quien lo miró con admiración: "Chico nuevo, ve y vuelve a llenar el agua. No te olvides de filtrarla" dijo simplemente después de un rato y le hizo señas a los otros tres.

"¡Sí, shixiong!" Luo Binghe asintió obedientemente.

"¿Shixiong? ¿Por qué no le asignamos más trabajo?". Uno de los tres discípulos vino y le susurró a Ming Fan. Su plan inicial era asignarle muchas tareas y hacer que las estropeara para que pudieran hablar con su Shizun y este lo castigara.

Ming Fan sacudió la cabeza, "Ve rápido, no quieres relajarte mientras puedas trabajar" le ordenó Ming Fan a Luo Binghe, quien asintió y salió corriendo. Ming Fan se volvió hacia sus otros hermanos marciales y suspiró: "Shizun me dijo que me concentrara más en mi cultivo en lugar de jugar con el nuevo niño".

"¿Shizun dijo eso...?"

"Pero, ¿no fue Luo Binghe...?"

Ming Fan los miró y sacudió la cabeza "Las palabras de Shizun son absolutas. Mantenga su "disciplina" lo suficientemente baja pero no demasiado ligera, ustedes también, no se obsesionen demasiado con él. Cultivarse es mucho más importante".

"¡Sí, shixiong!" Los tres saludaron.

Después de todo, solo eran hojas que seguían el viento a donde sea que soplara.


"Este discípulo saluda a Shizun" Shen Qingqiu se congeló sutilmente cuando escuchó a Luo Binghe entrar. Pero años de práctica tomaron el control de la situación perfectamente mientras Shen Qingqiu levantaba suavemente la cabeza y arqueaba una ceja con recelo hacia Luo Binghe.

Luo Binghe sonrió tímidamente mientras le ofrecía a Shen Qingqiu una bandeja con una taza de té en ella "Este discípulo le hizo un poco de té a Shizun, ¿le gustaría a Shizun tomarlo?"

Shen Qingqiu maldijo en su corazón, mientras su rostro se volvió frío. Tenía que asegurarse de evitar llamar a Luo Binghe a su casa de bambú. Tampoco había castigado a Luo Binghe, excepto por esa vez que lo encontraron en la habitación de las chicas, solo para asegurarse de que nadie violara la regla en Qing Jing. Y Luo Binghe había aceptado el castigo sinceramente porque sabía que estaba mal estar en la habitación de las shijies a pesar de que Ning Yingying fue quien lo llevó allí.

Shen Qingqiu recordó el gran acontecimiento en el libro profético, en el que Shen Qingqiu le arrojó una taza de té caliente a Luo Binghe. Shen Qingqiu no tenía ningún deseo de hacerlo nunca, pero ahora el niño mismo le trajo una taza de té, ¿estaba insistiéndole a Shen Qingqiu para que lo salpicara en su rostro exasperantemente guapo?

"No" Shen Qingqiu se negó rotundamente mientras sus ojos volvían a mirar el pergamino en sus manos que les impartiría a sus discípulos dentro de dos días.

Luo Binghe se mordió los labios y se quedó allí torpemente, sin saber cómo retirarse.

Después de unos diez minutos de pie allí, Shen Qingqiu suspiró. ¿No era lo mismo que aquel evento en el que 'Shen Qingqiu' dejó que Luo Binghe permaneciera a su lado durante horas y solo se dirigió a él después de bastante tiempo, e incluso entonces, 'Shen Qingqiu' se dirigió a Luo Binghe solo para castigarlo? ¿No le digan que estaba haciendo eso ahora?

Shen Qingqiu miró el té que ya se había enfriado, suspirando mientras le hacía un gesto a Luo Binghe. Luo Binghe se animó cuando se acercó y se arrodilló para ofrecerle el té. Shen Qingqiu lo tomó. 'Está bien mientras lo beba, ¿verdad? Se irá más rápido si lo bebo' Además, no tenía razón para salpicarlo...

¡ Cof !

Shen Qingqiu tosió el té después de beber un trago, salpicando accidentalmente a Luo Binghe, quien gritó ligeramente. Shen Qingqiu tosió un poco más mientras dejaba la copa y sostenía su pecho, '¡¡¡destino!!!' Shen Qingqiu maldijo amargamente mientras tosía y miraba el punto húmedo en la túnica de Luo Binghe.

"Shizun ~ Ying'er hizo... ¡¿qué pasó ?!" Ning Yingying abrió la puerta con una sonrisa y un tono alegre antes de que se volvieran preocupados al ver a su Shizun tosiendo su pulmón y a su único shidi allí, mirándolo horrorizado con una túnica sucia y húmeda y arrodillado en el suelo.

"¡Shijie! Shizun, él... "Luo Binghe entró en pánico cuando llamó a Ning Yingying. Ning Yingying se apresuró, poniendo la bandeja de dulces sencillos que hizo sobre la mesa y apoyando a su Shizun por los hombros.

"Shizun, shizun, ¿estás bien? A-Luo, ¡¿qué hizo que Shizun se volviera así?!" Ning Yingying gritó.

"Comenzó a toser sin control después de beber el té..." Luo Binghe se puso ansioso, ¿fue su té la causa?

Ning Yingying recogió la taza y la olió, procedió a sorberla y la probó solemnemente "Oh no, ¿quién agregó canela al té?"

"Yo. ¿Qué tiene de malo?" Dijo Luo Binghe ansioso mientras le daba unas palmaditas en la espalda a su Shizun, quien ahora se había reducido a jadear desesperadamente.

Shen Qingqiu sintió ganas de gritar mientras ejercía toda su fuerza para no mirar asesinamente a Luo Binghe y amenazar con matarlo allí mismo.

Ning Yingying ahora lucia exasperada "Shizun es realmente alérgico a la canela, ¡ah!" Exclamó y Luo Binghe palideció.

"Shimei, ¿qué pasa?" Otra discípula que vino con Ning Yingying pero no entró asomó la cabeza para ver a Shizun agarrándose el cuello desesperadamente como si no pudiera respirar. Ella palideció "¡Shizun!"

Su exclamación atrajo más la atención de los demás, Ming Fan se apresuró a ver la situación y al instante se sintió desconcertado.

"¡Shixiong!" Ning Yingying exclamó mientras le servía un vaso de agua a su Shizun "¡Llama a Mu-shishu! ¡La alergia de Shizun esta actuando!"

"¡¿Qué?! ¡¿Cómo pudo suceder eso?! "Ming Fan gritó mientras llamaba rápidamente a un hermano menor para que corriera hacia la Cumbre Qian Cao antes de acercarse con rapidez. "¡¿Qué lo provocó?!"

"A-Luo..." Ning Yingying dijo a regañadientes.

Luo Binghe dio un paso al frente, "Le di a Shizun un té... con canela" dijo con culpabilidad.

"¡¿Qué?! ¿Estás loco? "Gritó Ming Fan.

"¡Paren! ¡Paren! No peleen, Shizun está aquí, ¡ah!" Ning Yingying agitó las manos frenéticamente hacia ambos mientras abrazaba los hombros de Shen Qingqiu, con la esperanza de que pudiera aliviar la amarga miseria de Shen Qingqiu.

No lo hizo.

Shen Qingqiu se abanicó a si mismo mientras trataba de mantenerse lo más tranquilo posible hasta que Mu Qingfang llegó, corriendo hacia allí lo más rápido posible.

"¡Shen-shixiong!" Gritó Mu Qingfang cuando los ojos de Shen Qingqiu rodaron hacia atrás (con sorprendente elegancia, incluso en su estado inconsciente) y cayó flácido en su asiento dentro de los brazos de Ning Yingying. Desmayado

Media hora después, Shen Qingqiu se encontró recibiendo innumerables medicamentos antialérgicos de su shidi demasiado preocupado ("¡Te desmayaste por una reacción alérgica, eso es muy malo!"), para ser justos, solo se desmayó porque fue tomado desprevenido, no puso ninguna guardia contra la canela inesperada, además, era el tipo de canela que tenía un efecto terriblemente fuerte. Shen Qingqiu no tenía idea de cómo ese mocoso pudo obtener esa canela, estaba tan seguro de que había librado a su Cumbre de esas malditas cosas.

También hubo una visita de un muy preocupado Yue Qingyuan de la cual Shen Qingqiu prefirió no hablar. Después de atenderlos a ambos, los despidió y se enfurruñó en su habitación.

De repente se sintió terriblemente cansado. Nunca más, ya no confiaría en ese chico con su té, una vez fue suficiente.

"¡Ming Fan!" Shen Qingqiu gritó suavemente, porque su garganta aún estaba delicada incluso después del tratamiento de Mu Qingfang.

"¿Sí, Shizun?" Ming Fan, quien estaba en espera fuera de la ventana de la habitación de Shen Qingqiu, respondió rápidamente.

"Haz algo con ese mocoso para que no se acerque a mí por el tiempo que el destino pueda manejar" dijo Shen Qingqiu con cansancio.

Al día siguiente, Shen Qingqiu no vio a ningún discípulo culpable venir a compensar sus errores, como lo haría el personaje de 'Luo Binghe' si llegara a una posición similar. El mocoso estaba en manos de Ming Fan, mientras que el discípulo principal redujo el deseo del niño de disculparse directamente con Shen Qingqiu diciéndole que hiciera trabajos duros afuera para expiarse a sí mismo.

Shen Qingqiu se sintió relajado por el resto del día.


Unos meses después de eso, nadie en Qing Jing maltrató a Luo Binghe. Claro, ocasionalmente había una broma de mal gusto donde le decían a Luo Binghe que hiciera algo duro, pero también era bueno disciplinar al niño y entrenarlo, así que Shen Qingqiu lo dejó pasar cuando estaba seguro de que no era demasiado ridículo.

A Shen Qingqiu le dolía la cabeza cada vez que intentaba pensar en cómo lidiar con el ansioso chico. Si tan solo el niño no estuviera tan ansioso por hacer algo y complacerlo, a Shen Qingqiu le resultaría más fácil a la hora de tratar con él. Aun así, Shen Qingqiu pensó que lo hizo bien en no maltratar al niño...

Hasta que un día, después de leer cierta parte del libro profético, Shen Qingqiu decidió sentarse afuera junto al estanque koi.

Shen Qingqiu pasó un día entero pensando, junto al estanque koi, mientras miraba ocasionalmente en la dirección de la Cueva Espiritual de la Secta y luego suspiró de mala gana antes de continuar mirando a los peces en el estanque.

Si le preguntarán a los discípulos de Qing Jing cómo lo describirían, dirían que su Shizun probablemente estaba pensando en las maravillas de la vida y lamentando la maldad en el corazón de cada ser humano. Si le preguntarán a Ning Yingying, ella diría que su Shizun parecía estarse lamentando por un amante perdido. Si le preguntarán a Luo Binghe, él suspiraría soñadoramente y describiría la gracia de su Shizun en poemas terribles que harían que cada erudito en Qing Jing repentinamente tuviera el impulso de golpear algo.

Sin embargo, Shen Qingqiu estaba en realidad entre una roca y un lugar difícil. La novela-libro profético decía que comenzaría una invasión demoníaca y en esa pelea, Shen Qingqiu emplearía algunos trucos y medios deshonestos para ganarle a un anciano demonio. A decir verdad, eso no estaba muy lejos de lo que era Shen Qingqiu.

Aun así, Shen Qingqiu no podía confiar en la profecía por completo, especialmente porque él estaba tratando de cambiarla de todos modos. Así que Shen Qingqiu realmente quería mejorar su cultivo, deshacerse de sus demonios internos y romper su cuello de botella(1) con su propia fuerza. Solo entonces probablemente sería lo suficientemente fuerte como para derrotar a un anciano demonio sin trucos.

Pero hubo una cosa que lo detuvo. Liu Qingge.

Según la profecía, Liu Qingge experimentaría una desviación qi(2) en algún momento antes de la invasión de los demonios, Shen Qingqiu, quien estaba en la Cueva Espiritual con él, aprovechó la oportunidad para asestar un golpe mortal a Liu Qingge por celos. Esto, más tarde se convertiría en el pilar de la muerte de Shen Qingqiu cuando la hermana de Liu Qingge, Liu Mingyan, se enamorara de Luo Binghe y juntos descubrieran la naturaleza podrida de Shen Qingqiu.

Ahora, para ser honesto, a Shen Qingqiu no le importaba si ese hombre moría. Mientras Liu Qingge no muriera por sus manos.

Pero ese hombre había entrado ayer en la Cueva Espiritual para un retiro y Shen Qingqiu ahora se sentía preocupado sobre si debía mejorar su cultivo para derrotar a los demonios y entrar también en la Cueva Espiritual o si debería mantenerse alejado de la muerte de Liu Qingge en esa cueva y no mejorar en absoluto.

Francamente, incluso si Shen Qingqiu decidiera no matar a ese hombre, si Liu Qingge aún muriera en la cueva mientras los dos estaban dentro, aún habría una gran posibilidad de que la culpa fuera dirigida a él. Incluso si Shen Qingqiu eligiera la rama de la cueva más lejana posible de ese hombre, con su famosa y terrible relación, Shen Qingqiu seguiría bajo sospecha.

Shen Qingqiu suspiró mientras arrojaba la corteza del pan que tenía al estanque, observando a los peces competir por comerla.

"¿Qué pasa, Shizun? ¿No te gustó la corteza del pan?" Luo Binghe, quien estaba arrodillado al lado de Shen Qingqiu, junto con el resto de Qing Jing y quien parecía creer que era un raro momento de permanecer en silencio mientras contemplaban a su Shizun, preguntó con un poco de angustia.

Shen Qingqiu miró al chico que estaba destinado a estar por encima de todo y se sintió molesto. A pesar de que Shen Qingqiu no lo trataba horriblemente ahora, si su futura esposa acudía a él llorando y le pedía ayuda, no había garantía de que no se desharía inmediatamente de Shen Qingqiu.

Después de todo, 'Luo Binghe' en la novela era famoso por ser posesivo y protector con sus mujeres. Eso confundió un poco a Shen Qingqiu, ya que las mujeres en su harem eran tantas, ¿las recordaba a todas? Porque Shen Qingqiu honestamente no lo hizo. ¿Por qué ser tan posesivo?

Shen Qingqiu de repente se sintió resignado. Tuvo el impulso de asumir una misión y abandonar la Secta por unos meses, pero si se iba y los demonios invadían, Liu Qingge moría y no había nadie dentro, el nombre de la Secta podría ser pisoteado. Ensuciado y manchado.

¿Cómo podría Shen Qingqiu vivir tranquilo si el nombre de su Secta estaba manchado?

"¿Shizun...?" Luo Binghe se dio valor a sí mismo y preguntó de nuevo. Ming Fan lo golpeó en el costado, mirándolo furiosamente e indicándole que se callara.

"Ming Fan" dijo Shen Qingqiu y Ming Fan saltó, palideciendo.

"¿Sí, Shizun?" Preguntó Ming Fan con cuidado, mirando mal a Luo Binghe a espaldas de Shen Qingqiu.

"Estás a cargo de la Cumbre mientras estoy fuera" decidió Shen Qingqiu.

Ming Fan suspiró aliviado cuando en realidad no fue un castigo lo que salió de la boca de su Shizun, pero luego hizo una pausa "¿Perdón, Shizun? ¿A dónde quieres ir?"

"Voy a ir a un retiro" dijo Shen Qingqiu con calma mientras juntaba sus manos, recuperando su abanico y poniéndose de pie con un elegante gesto.

Todos se pusieron de pie inmediatamente después de él.

"¿Shizun va a un retiro?" Ning Yingying inclinó la cabeza.

"Sí, puedo sentirme casi llegando a la superficie del avance" dijo Shen Qingqiu. Si fuera antes de Luo Binghe, Shen Qingqiu le daría palmaditas en la cabeza y tal vez le sonreiría de manera cariñosa. Sin embargo, Shen Qingqiu realmente no quería tener nada que ver con las futuras esposas de Luo Binghe. Sin importar incluso, que fuera su favorita Ning Yingying.

"Ya veo, esperamos lo mejor de ti, Shizun" Ming Fan se inclinó y dijo sinceramente. En la opinión de Shen Qingqiu, Ming Fan fue en realidad un buen discípulo que lo obedecía y era muy eficiente en su trabajo, siempre y cuando no se metiera demasiado con Luo Binghe, lo haría bien en el futuro.

"En" Shen Qingqiu asintió. "Mientras estoy fuera, sigan practicando. No quiero ver a ninguno de ustedes detenidos en su progreso actual cuando regrese" dijo Shen Qingqiu.

"¡Sí, Shizun!" Todos se inclinaron.

En realidad, Shen Qingqiu solo tuvo algunos discípulos. Principalmente porque sentía que tener demasiados sería demasiado problemático y quería que Qing Jing fuera como su nombre. Tranquilo. Así que Shen Qingqiu solo tenía algunos discípulos bajo su ala y se hizo más difícil si querías ocultar tu progreso con tan poca gente.

"Shi- Shizun, te deseo todo lo mejor" Luo Binghe apretó los puños y dijo.

Shen Qingqiu asintió a regañadientes, sin mirarlo. Porque en verdad, el hermoso rostro de Luo Binghe lo irritaba mucho. Si no fuera por la profecía, Shen Qingqiu le asignaría muchas tareas para hacerlo un poco más rudo.

Luo Binghe bajó la cabeza después de ver el asentimiento, sintiéndose un poco desanimado porque su Shizun todavía no lo miraba. Su Shizun era tan bueno con él que lo recogió y le dio la bienvenida como uno de sus pocos discípulos, entrenándolo y enseñándole. Luo Binghe realmente admiraba a su Shizun, pero su Shizun parecía ser indiferente hacia él.

Luo Binghe había planeado hacer que su Shizun lo notara tratando de complacerlo, había cocinado para su Shizun, pero Shizun parecía reacio a tocar cualquier cosa que hiciera y le dijo que nunca volviera a hacerlo, probablemente debido al incidente del té, el cual todavía hizo que Luo Binghe se sintiera culpable hasta el día de hoy. Shizun optó por llamar a Ming Fan-shixiong para pedir comida a la división de alimentos de la Secta u optar por no comer en absoluto.

Luo Binghe también hizo todo lo posible para ser comprensivo y ayudó mucho más en la Cumbre, reponiendo la leñera, llenando el agua, regando las flores y las hierbas, pero su Shizun parecía aún más reacio a dejar que hiciera eso y advirtió a Ming Fan que dividiera los quehaceres equitativamente.

Luo Binghe también trató de ayudar a su Shizun a veces, moliendo su tinta cada vez que Shizun decidía hacer caligrafía afuera, sin embargo, Shizun siempre llamaba a Ming Fan para reemplazarlo. Puede ser porque Luo Binghe no tenía práctica para moler la tinta, lo que lo hizo sentirse avergonzado.

Francamente, Luo Binghe sintió celos de Ming Fan. Qué afortunado de su parte tener la confianza de Shizun y que Shizun dependiera de él.

"Ming Fan".

¿Ven? Luo Binghe miró celosamente a Ming Fan.

Shen Qingqiu se volteó hacia Ming Fan nuevamente mientras le instruía algunas cosas antes de que Shen Qingqiu se fuera a su casa de bambú y obtuviera algunas cosas necesarias antes de irse a la Cueva Espiritual.

Chapter Text

Shen Qingqiu abrió lentamente los ojos y se asomó al sentir una ligera fluctuación espiritual que solo podía significar una cosa.

Desviación qi.

Shen Qingqiu había experimentado la maldita cosa tantas veces que estaba muy familiarizado con ella. Shen Qingqiu guardó silencio mientras se sumergía en la sensación de su enemigo muriendo en otra cámara, era una buena sensación. Si solo esto no le trajera problemas en el futuro...

Shen Qingqiu pensó en si debería salir ahora, a pesar de que su plan inicial para avanzar lo más rápido posible y salir de la cueva antes de que Liu Qingge cortejara la muerte había sido frustrado. Decidió hacer un plan B.

... Visitar a Liu Qingge.

Shen Qingqiu acercó a Xiu Ya mientras se levantaba y caminó hacia la fuente de fluctuación espiritual con pasos ligeros. Shen Qingqiu se esforzó mucho por mantener su mente limpia y despierta, ya que no quería matar accidentalmente a Liu Qingge.

Esta era la primera vez que desafiaría al "destino" cara a cara.

Para cambiar la fortuna de la vida y la muerte de alguien.

No solo no estaba atormentando a alguien, sino que en realidad estaba tratando de salvar a alguien. No se atrevió a garantizar que no se movería sin su propia conciencia y obraría de acuerdo con la profecía.

Shen Qingqiu exhaló cuando llegó a la entrada de la cámara de Liu Qingge y miró hacia dentro. Observó con indiferencia cómo el hombre dentro de la cámara gruñía y rugía para sí mismo, cada vez más débil a medida que el qi en su cuerpo se volvía más errático y descontrolado.

Por lo que parece, incluso sin que Shen Qingqiu diera un golpe mortal, este hombre no sobreviviría a su tribulación(1) y moriría al final de uno o dos días como máximo.

Shen Qingqiu se quedó en blanco.

¿Por qué demonios el 'Shen Qingqiu' de la nov-libro profético atacó a Liu Qingge? ¿Era un tonto? ¿Quería disfrutar la sensación de tener a su enemigo bajo su espada? No, el tipo de persona que Shen Qingqiu era, nunca querría ensuciarse las manos si pudiera ver el mundo arder en silencio. Nunca querría involucrarse en quemarlo cuando ya está ardiendo.

Shen Qingqiu es Shen Jiu, ¿verdad?

Shen Qingqiu es el 'Shen Qingqiu' de ese libro profético, ¿verdad?

Eso ciertamente no sonaba como él en absoluto, matar a Liu Qingge cuando ya estaba muriendo. Preferiría ver a Liu Qingge colapsar y morir lentamente.

Los ojos de Liu Qingge se abrieron de golpe y Shen Qingqiu se levantó bruscamente.

Xiu Ya ya estaba desenvainada mientras evitaba que Cheng Luan intentara cortarle el cuello, Shen Qingqiu se encontró cara a cara con la mirada enloquecida de Liu Qingge. Shen Qingqiu lo empujó y saltó lejos, Liu Qingge se recuperó rápidamente y lo persiguió con un fuerte impulso.

Shen Qingqiu palideció mientras balanceaba a Xiu Ya para redirigir a Cheng Luan hacia el muro de piedra, pateó al atolondrado Liu Qingge y saltó hacia atrás. Apretando los dientes mientras miraba a Liu Qingge, quien lo miraba locamente.

No, estaba mal.

¡La profecía estaba equivocada!

Shen Qingqiu no intentó matar a Liu Qingge. ¡Liu Qingge fue quien intentó matar a Shen Qingqiu!

Shen Qingqiu maldijo mientras se daba la vuelta, con la intención de huir a pesar de que eso sería vergonzoso. Había tomado una mala decisión al visitar a Liu Qingge, había hecho una mala elección. Mala elección. No debería haber venido a mirar.

Sin saberlo, caminó directamente hacia la profecía.

"Mierda" maldijo Shen Qingqiu mientras giraba su cuerpo para evitar el golpe desde atrás de Liu Qingge, se dio la vuelta y cambió de dirección. Pensándolo lógicamente, si Liu Qingge lo atacara, Shen Qingqiu tomaría represalias por su propia seguridad. Pero si Shen Qingqiu tomara represalias en serio, ¡mataría a Liu Qingge! ¡Eso fue lo que sucedió en la profecía, pero no se explicó claramente!

Los dos comenzaron su juego mortal del gato y el ratón, corriendo y persiguiendo alrededor de la amplia Cueva Espiritual. Parecía que, tratar de canalizar su energía furiosa y caótica para atacar a Shen Qingqiu realmente estaba haciendo un encanto en la resistencia de Liu Qingge ya que se volvía cada vez más y más enérgico, mientras que Shen Qingqiu se volvía cada vez menos enérgico.

Xiu Ya estaba firmemente agarrada en la mano de Shen Qingqiu, temiendo golpear instintivamente a Liu Qingge y causar su muerte. Al final, Shen Qingqiu se molestó por correr como un patético debilucho y decidió enfrentar a Liu Qingge de frente.

Lamentando su elección de venir a ver a Liu Qingge, Shen Qingqiu apuntó con su espada a Liu Qingge, quien se estaba volviendo cada vez más loco. "Detente. No estás en tu sano juicio" dijo Shen Qingqiu.

Liu Qingge aun así saltó sobre él, los dos lucharon inmediatamente, Liu Qingge estaba más débil debido a su condición, pero todos sus golpes estaban destinados a matar o herir gravemente al otro lado. Mientras que Shen Qingqiu tuvo que abstenerse de asestar un golpe serio a Liu Qingge.

¡ Clang !

Finalmente, Cheng Luan fue derribada por Shen Qingqiu y Xiu Ya señaló directamente al corazón de Liu Qingge. Shen Qingqiu suspiró aliviado "Sé que al menos eres lo suficientemente consciente como para entenderme" dijo Shen Qingqiu enfáticamente, mientras amenazaba con enderezar el brazo que apuntaba hacia el pecho de Liu Qingge.

La mirada enloquecida de Liu Qingge vaciló.

Shen Qingqiu sonrió, sabiendo que había llamado su atención.

Sin embargo, la presunción de Shen Qingqiu no duró mucho, ya que Liu Qingge se lanzó bruscamente hacia adelante, enviándose directamente hacia Xiu Ya para ser atravesado. Conmocionado y asustado, Shen Qingqiu arrojó a Xiu Ya lejos para evitar apuñalar a su Shidi, mientras que Liu Qingge le agarraba las muñecas y los empujaba al suelo.

Ahora Shen Qingqiu yacía boca arriba, mirando directamente al techo, clavado en el suelo con las muñecas a ambos lados de la cabeza.

"Te tengo" susurró Liu Qingge sombríamente.

Shen Qingqiu lo fulminó con la mirada, "Realmente no me das otra opción, ¿verdad?" Gruñó Shen Qingqiu, el agarre de sus muñecas se apretó hasta un nivel doloroso, pero Shen Qingqiu mantuvo su expresión molesta. "Estoy tratando de no matarte, Liu Qingge".

Liu Qingge le devolvió la mirada, siseando, pero no salieron palabras claras de su boca.

Justo cuando Shen Qingqiu quería empujarlo y tal vez lastimar inadvertidamente a Liu Qingge (lo que con suerte no mataría al hombre más alto y ya desequilibrado), los puños de sus muñecas se aflojaron y Liu Qingge cayó sobre él. Shen Qingqiu se apresuró a darle la vuelta y ahora la posición estaba invertida, Shen Qingqiu fue quien inmovilizó y Liu Qingge fue quien fue inmovilizado.

Liu Qingge gimió, entrecerró los ojos y miró a Shen Qingqiu. Sudaba mucho, tanto por la energía caótica dentro de él como por su juego de persecución anterior. Shen Qingqiu miró la cara pálida de su shidi y exhaló con fuerza.

Se apartó de Liu Qingge y se sentó junto al hombre que gradualmente se fue debilitando "No sé qué hacer, ¿sabes?" Dijo Shen Qingqiu suavemente y Liu Qingge cerró los ojos y frunció el ceño a medida que su respiración se hacia más pesada.

"También sufrí con frecuencia la desviación qi, pero nunca la he enfrentado solo y de frente" dijo Shen Qingqiu. "Lo que puedo aconsejarte ahora es que estés tranquilo" a pesar de que Shen Qingqiu sabía que era un consejo inútil, porque cuando sufrías una desviación qi, "estar tranquilo" era lo último que podías hacer.

Liu Qingge se ahogó humildemente, su respiración cada vez más pesada a cada segundo que pasaba. "Vete" murmuró Liu Qingge mientras sus cejas se fruncían aún más. Por supuesto, Liu Qingge quería que se fuera, ¿qué tipo de hombre orgulloso habría querido que su patética e inminente muerte fuera observada por su amargo enemigo?

Shen Qingqiu también quería irse...

En cambio, Shen Qingqiu convocó un qin y apoyó las manos sobre las cuerdas. No podía tratar de insertar su energía espiritual para ayudar a Liu Qingge, podría matarlo de esa manera. Y si fallaba, los restos de la energía espiritual de Shen Qingqiu dejarían un rastro dentro del cuerpo de Liu Qingge y sería una prueba bastante sólida si alguien quisiera amonestarlo.

"¿Puedes oír?" Preguntó Shen Qingqiu en voz baja.

Liu Qingge gruñó dolorosamente, como si lo maldijera para que se fuera. Shen Qingqiu no se sorprendería si eso fuera realmente lo que quería decir.

Shen Qingqiu tocó hábilmente una cuerda, inyectando su energía espiritual naturalmente relajante en la nota. Tocó la segunda nota, tercera, cuarta... Sus dedos tocaron hábilmente una melodía relajante para Liu Qingge. Shen Qingqiu cerró los ojos, tratando de recordar las melodías que su propio Shizun tocaría para él cuando se sentía ansioso.

Las melodías que su Shizun había tocado antes, cuando Shen Qingqiu no pudo ocultar su fracaso y sufrió una desviación qi en presencia de su Shizun. Las melodías que estaban llenas de preocupación natural, cuidado y esperanzas, llamando a Shen Qingqiu como las flores a la primavera, la cascada en el verano, la brisa en otoño, la pequeña comodidad en una habitación sencilla con olor a té ondulando en el invierno.

Cuando Liu Qingge escuchó las suaves melodías que fluían y resonaban en la cueva, sus cejas fruncidas se aflojaron. Su cuerpo rígido también se aflojó poco a poco, su respiración se volvió más regular a medida que las melodías continuaban y pudo sentir como su caótico qi comenzó a calmarse un poco dentro de su dantian(2), centró su audición en el sonido calmante, disminuyendo su respiración y tratando de igualarla al ritmo.

Después de estar lo suficientemente calmado, Liu Qingge se sentó lentamente, sus ojos estuvieron cerrados todo el tiempoa mientras cruzaba las piernas, colocando sus manos sobre su regazo, formando un simple signo con las manos y bajando la cabeza.

Un lado estaba tocando su qin seriamente, enfocándose en nada más que en sus propias melodías. Mientras que el otro lado escuchaba atentamente, tratando de recuperar el control sobre su cultivo.

Las dos personas entraron lentamente en un estado meditativo mientras continuaban, ahogándose en el sonido relajante del qin.

Se desconocía cuánto tiempo pasó hasta que Shen Qingqiu dejó de tocar. Lentamente abrió los ojos y se levantó, llevándose su qin con él. Shen Qingqiu ni siquiera le dedicó una mirada a Liu Qingge mientras giraba sobre sus talones y se alejaba, convocando a Xiu Ya para que lo siguiera.

Liu Qingge se contrajo ligeramente cuando las melodías relajantes se detuvieron y la presencia cerca de él desapareció, pero no abrió los ojos y continuó meditando, consolando su poder recientemente aumentado.

Al regresar a su propia cámara, Shen Qingqiu volvió a sentarse, sus ojos estaban vidriosos mientras innumerables inspiraciones y esclarecimiento lo llenaban. Sus dedos se movieron lentamente, tocando las cuerdas de su qin. Hermosas melodías resonaron dentro de la cámara, comenzando con calma y lentitud antes de acelerarse de manera constante y alentadora.

A veces resonaban melodías dolorosas, pero pronto se convirtió en una hermosa y anhelante.

Las melodías furiosas y ásperas parecerían ser suavizadas en una emocionante y alegre.

Las melodías escalofriantes se convirtieron en una misteriosamente emocionante.

Melodías solitarias en una soledad aplacible.

Las enfurecidas emociones se convirtieron en un ardiente deseo de sobrevivir.

La cueva seguía llenándose de tantas melodías, solo Dios sabía cuánto tiempo pasó antes de que las frenéticas melodías se desacelerasen, una gran cantidad de energía espiritual se reunió y se dispersó pacíficamente dentro de Shen Qingqiu.

En algún lugar de la Cueva Espiritual, Liu Qingge abrió los ojos y miró hacia la dirección donde estaba la cámara de Shen Qingqiu. "Lo hizo" murmuró suavemente antes de cerrar los ojos de nuevo y continuar su propia meditación.

Las melodías dentro de la cueva se convirtieron en éxtasis.


Shen Qingqiu se abanicó aburrido, mientras aceptaba la solicitud de libro de texto de Sha Hualing. ES Literalmente de un libro de texto, ya que había leído sus líneas innumerables veces para asegurarse de la profecía, ahora estaba aún más seguro de que el libro fue escrito con el conocimiento del futuro.

Shen Qingqiu ni siquiera se molestó en mirar a su anciano oponente antes de incapacitar al patético demonio con un rápido movimiento de su abanico, manteniendo la misma expresión de principio a fin, ya que ni siquiera tenía la pasión de disfrutar del centro de atención porque había leído el libro profético y pensaba que los actos geniales de 'Shen Qingqiu' eran de mal gusto.

No estaba dispuesto a lamer su propia saliva.

La expresión de Sha Hualing no fue buena cuando uno de sus principales subordinados fue incapacitado así, pero apretó los dientes para continuar, ya que Shen Qingqiu había aceptado su condición para tres duelos.

Shen Qingqiu dio un paso atrás cuando tuvo lugar el segundo duelo, el oponente era Sha Hualing y una niña de Xian Shu que se ofreció voluntariamente. Shen Qingqiu ocultó su rostro con un ligero disgusto mientras las dos hermosas chicas peleaban, echó un vistazo a Luo Binghe, quien miraba la pelea con asombro y exhaló un poco.

'Mira todo lo que quieras, muchacho. Esas dos serán tus esposas en el futuro', pensó amargamente Shen Qingqiu mientras miraba a las dos chicas en la plataforma, luciendo ligeramente contemplativo.

Desconocido para Shen Qingqiu, Luo Binghe lo miró en el momento en que miró contemplativamente la plataforma. Una sensación de determinación brilló en sus ojos.

Liu Mingyan perdió. Como fue escrito en el primer volumen de la profecía.

En el tercer duelo, el oponente era un Mayor llamado Tian Chui. Como dice la profecía, 'Shen Qingqiu' señalaría insidiosamente a Luo Binghe para que peleara contra él, pero Shen Qingqiu no estaba dispuesto a hacer eso. Shen Qingqiu se volvió hacia Ming Fan, ya que este chico era el único discípulo de su Cumbre en el que Shen Qingqiu podía confiar, este chico era el único que podía realizar medios engañosos según el gusto de Shen Qingqiu. El Mayor Tian Chui no carecía especialmente de debilidad, después de leer el libro profético, Shen Qingqiu podía analizar qué parte de él sería su debilidad. De cualquier manera, incluso si todo eso falla, Shen Qingqiu aún podría ayudarlo en secreto, si el 'Shen Qingqiu' del libro profético (más débil por márgenes que él) podía vencer por medios deshonestos y salirse con la suya, Shen Qingqiu podía ayudar Ming Fan con medios deshonestos y salirse con la suya también.

Shen Qingqiu solo necesitaba darle a Ming Fan algo de apo...

"Shizun, déjame hacer esto" Luo Binghe dio un paso al frente y se ofreció voluntario.

Shen Qingqiu casi tropezó con el aire, aunque lo cubrió tan perfectamente que nadie se dio cuenta.

"¡Shizun, por favor, deja que este discípulo inútil luche por el bien de la Secta! Implorando a Shizun que me dé permiso" Luo Binghe se arrodilló ante Shen Qingqiu con los puños cerrados. ¡Si pudiera ganar esta pelea, su Shizun podría dejar de ser indiferente hacia él y confiar en él un poco más!

Shen Qingqiu se abanicó a sí mismo, mirando al arrodillado Luo Binghe y... "Muy bien, ve" Shen Qingqiu asintió con la cabeza. Ya que el chico se recomendó, lo enviaría con mucho gusto. Shen Qingqiu no lo presionó, sino que él se ofreció voluntario, lo que significa que no habría dudas de ningún tipo. Además, en la profecía, Luo Binghe ganó incluso con un manual de cultivo defectuoso. Seguramente ahora, con un manual bueno y sin problemas, su oportunidad de ganar aumentaría.

Todos los miembros de la Secta miraron a Shen Qingqiu con incredulidad cuando aceptó la solicitud de Luo Binghe. "Tío Marcial, por favor piénselo de nuevo-"

"Tío Marcial, por favor reconsidere-"

"¡Gracias, Shizun!" Luo Binghe se puso de pie rápidamente y le dio las gracias en voz alta, tratando de ahogar las voces en desacuerdo que probablemente cambiarían la opinión de su Shizun.

Mientras tanto, en el lado de los demonios, todos estaban sonriendo y regodeándose. ¿Un chico flaco contra su anciano? Parece que hoy traerían de vuelta la victoria.

"¡Jaja! ¡Ven, mocoso! ¿La Secta de la Montaña Cang Qiong realmente no tiene a nadie más que sea digno aquí, aparte del Mayor Espada Xiu Ya?" El Mayor Tian Chui se burló y todos los discípulos parecían indignados.

¡Qué desvergonzado! ¡Todos ustedes fueron los que irrumpieron altivamente y se encogieron de miedo cuando salió el Tío Marcial Shen! ¡Sin mencionar que la mayoría de los demonios eran todos ancianos de la generación anterior! ¡¿Qué conseguirían discípulos como ellos de tan viejos hombres seniles?!

"Si estás hablando acerca de la dignidad en comparación con mi Shizun, ¡entonces no hay nadie aquí que sea lo suficientemente digno, incluso de su lado, demonios!" Exclamó Luo Binghe cuando entró en la plataforma. Sus palabras hicieron que los rostros de los orgullosos demonios y los ancianos demonios se pusieran feos.

"Bien dicho, A-Luo!" Ning Yingying animó con adoración.

"Hoo, mocoso, si no somos dignos, ¡entonces tu sin duda eres basura!" El Mayor Tian Chui balanceó su martillo y comenzó la batalla.

Luo Binghe esquivó a un lado con un paso lateral ligero y se agachó bajo el brazo de Tian Chui, canalizando su qi hacia su espada mientras apuñalaba brutalmente hacia adelante. El Mayor Tian Chui retrocedió cuando apareció una herida en su estómago, por suerte, los demonios de su raza tenían la piel gruesa, por lo que la herida no era profunda.

Volvieron a atacarse el uno al otro en el segundo intercambio y todavía fue Tian Chui quien salió en desventaja.

Mientras tanto, Shen Qingqiu miraba desinteresadamente, a Luo Binghe, ciertamente le fue mucho mejor que al 'Luo Binghe' del libro profético. Shen Qingqiu no tenía dudas de que ganaría.

Después de varios intercambios, el Mayor Tian Chui cayó y Luo Binghe emergió como el vencedor.

Sha Hualing miró incrédula al niño que había derrotado a uno de sus mayores, el lado demoniaco no parecía feliz.

Mientras tanto, el lado de los cultivadores justos aplaudió salvajemente la victoria de Luo Binghe.

"¡Demonios! ¡Váyanse!"

"Bah, su poder es limitado. ¿De qué están tan orgullosos?"

"¿Que estas esperando? ¡Empaca tus cosas y deja Cang Qiong! ¡Perdiste!"

"¡Vete rápidamente! ¡¿Estás esperando a que el Tío Marcial Shen te eche?!!"

La cara de Sha Hualing se oscureció, ¡era la pequeña y talentosa Princesa del clan Sha, la santa demoníaca más joven! ¡Nunca había sido humillada así! Miró al chico que peleó la tercera ronda y sintió un sentimiento complicado hacia él.

Luo Binghe bajó la plataforma, sintiéndose nervioso mientras se preparaba para hablar con su Shizun y no pudo evitar sentirse decepcionado cuando los ojos de su Shizun estaban cuidadosamente pegados a Sha Hualing.

Esa demonio, ¿por qué ella siquiera llevaba un atuendo tan provocativo? ¡Ella no hizo nada más que ensuciar los ojos de Shizun! Luo Binghe miró con agravio a Sha Hualing, quien por cierto, le devolvió la mirada. Sus ojos se encontraron y una chispa se encendió dentro de Sha Hualing y ella miró significativamente al niño con mitad tentación y mitad intriga.

Luo Binghe se sintió disgustado por su mirada y optó por mirar a su Shizun, quien lo miró de vuelta, el corazón de Luo Binghe se aceleró al pensar en su Shizun mirándolo, pero luego se dio cuenta en un pequeño instante, que su Shizun no lo miraba a él sino más allá de él. Y su mirada no era agradable.

La cara de Luo Binghe se oscureció mientras su mano derecha se movía para desenvainar su espada y saltó, evitando un ataque mortal por un pelo.

"¡Tian Chui!" Gritó Sha Hualing, medio indignada y medio sorprendida.

Pero Luo Binghe no le prestó atención mientras mostraba su técnica de juego de pies y se deslizaba delante de Tian Chui, su espada brillaba con un gran poder espiritual mientras bajaba su espada sobre el brazo derecho de Tian Chui y lo hacía chillar dolorosamente.

Todos exclamaron en estado de shock, Shen Qingqiu movió su postura y sacudió su abanico fuertemente hacia Tian Chui, expulsando al gran demonio, tosiendo sangre.

El brazo derecho y el arma del demonio, un gran martillo puntiagudo, yacían indefensos junto a Luo Binghe.

"A-Luo, ¿estás bien?" Ning Yingying gritó preocupada.

"Ying'er, no te acerques a ese martillo, es venenoso" el severo recordatorio de Shen Qingqiu detuvo a Ning Yingying de precipitarse sin pensar.

Todos exclamaron en estado de shock mientras miraban despreciativamente al Mayor Tian Chui. ¡Desvergonzado! ¡Despreciable! Esas dos palabras resonaron en la mente de cada discípulo.

Mientras tanto, el lado demoniaco miró a Shen Qingqiu, sorprendidos de que realmente lo supiera.

Luo Binghe se apartó cuidadosamente del martillo puntiagudo y se inclinó ante Shen Qingqiu "Gracias Shizun" le agradeció, por enviar lejos al Mayor Tian Chui.

Shen Qingqiu miró extrañamente a Luo Binghe. Había una razón por la cual Shen Qingqiu se sorprendió antes, porque la escena en que el Mayor Tian Chui atacaba repentinamente a Luo Binghe no estaba en el libro profético. Pensó que había cambiado tanto que el destino también comenzó a ajustarse, pero estaba preocupado por nada, por suerte, Luo Binghe parecía tener un instinto natural para proteger su propia vida.

Shen Qingqiu miró profundamente a Luo Binghe y le dio unas palmaditas en el hombro "Buen trabajo" para que él todavía derrotara algo que no estaba en la profecía y para lo que Shen Qingqiu no estaba preparado, Luo Binghe realmente había hecho un buen trabajo.

Por otro lado, Luo Binghe iba a explotar de felicidad cuando su Shizun le dio unas palmaditas en el hombro y lo alabó, la sensación de agotamiento por usar tanto poder para cortar el brazo del Mayor Tian Chui fue completamente olvidada. La sensación posterior de la mano de Shizun sobre su hombro fue tan cálida que sintió que estaba en euforia, por lo que solo pudo asentir tímidamente en respuesta. Luo Binghe dejó escapar un suspiro de ensueño cuando su Shizun se giró para mirar al demonio.

Luo Binghe también miró al lado demoniaco tratando de parecer severo pero en realidad estaba un poco esperanzado... Esperando que hubiera otro demonio estúpido que lo atacara furtivamente para que su Shizun pudiera alabarlo nuevamente cuando lo venciera.

"Señorita Sha, en realidad estaba siendo amable y tenía la intención de cumplir mi promesa hasta el final, pero en realidad fue tu lado quien rompió el trato primero. ¿Qué piensas? ¿Soy estúpido por confiar en demonios engañosos e insidiosos como tú?" Shen Qingqiu dijo bruscamente, su rostro estaba carente de emoción.

Sha Hualing sonrió con amargura: "Mayor Xiu Ya, esto es de hecho, culpa de nuestro lado, pero Tian Chui también actuó sin la orden de su jefe, esto no es completamente nuestra culpa".

"Oh y me pregunto ¿por qué todavía no estás cumpliendo tu parte de la promesa?". Shen Qingqiu sonrió fríamente. "¿Debo darte la oportunidad de conocer a Xiu Ya primero?" La mano de Shen Qingqiu desenvainó hábilmente a Xiu Ya con gracia. La famosa espada brillaba a la luz del sol con un brillo amenazante, la sonrisa de Shen Qingqiu se volvió más cálida cuando vio a Ming Fan retirarse sutilmente de la multitud y desaparecer por el rabillo del ojo.

Sha Hualing entrecerró los ojos obstinadamente ante la amenaza, pero también sintió un poco de miedo. "Nos iremos".

"Dejen sus armas" dijo Shen Qingqiu con frialdad.

"¿Y cómo puedo creer que ninguno de ustedes nos atacará entonces?" Sha Hualing se burló fríamente.

"Nadie lo haría" declaró Shen Qingqiu. "Dejen sus armas y soporten la vergüenza, ese es tu lado de la promesa que nuestra Secta aclama grabar como símbolo". Irguió la cabeza en alto cuando la mitad de los pocos discípulos de la Cumbre Qing Jing desaparecieron en silencio.

¡Sha Hualing se sintió frustrada, si se fueran sin sus armas, serían un hazmerreír para todo el mundo demoniaco! Sha Hualing fue coronada como una santa demoníaca, un fracaso como este ya era vergonzoso, pero ser despojados de sus armas e irse a casa con una prueba a gritos de que se fueron con la misericordia de su enemigo... sería más que humillante.

Shen Qingqiu sonrió con calma, "O dejan sus armas atrás o..."

"¿O...?" Sha Hualing se mordió los labios, sus seductores ojos se centraron en Shen Qingqiu, haciendo que Luo Binghe se pusiera nervioso y sintiera la repentina urgencia de cubrir los ojos de su Shizun.

"O dejan atrás sus vidas" las palabras de Shen Qingqiu silenciaron a todos.

Sha Hualing sonrió asquerosamente: "¿Nos está amenazando, Mayor Xiu Ya? Es un poco demasiado el luchar contra todos nosotros cuando estas solo, ¿verdad?"

Shen Qingqiu sonrió con elegancia, "No soy yo quien te está amenazando" hizo girar a Xiu Ya en su mano y los observó con una mirada aburrida. "Te estoy dando una salida rápida, o dejan sus armas o se familiarizan con Xiu Ya..." Shen Qingqiu hizo un gesto.

"... Y Cheng Luan" a medida que las últimas tres palabras caían de la boca de Shen Qingqiu, algo cayó como un meteorito en medio de ellos, Shen Qingqiu agito su abanico para soplar el polvo y todos pudieron ver a Liu Qingge parado unos pasos delante de Shen Qingqiu, su hermoso rostro era tan severo como siempre.

Sha Hualing palideció mucho cuando apareció Liu Qingge, maldiciendo como una tormenta en su mente el no haberse ido mientras podía "¡Retírense!" Gritó.

¿Cómo podría Liu Qingge dejarla irse así?

Como un trueno furioso, Liu Qingge apareció frente a ella y la agarró por la ropa, con la intención de arrastrarla a ella, la líder, de regreso. Pero su fuerza fue demasiado cruda y en cambio, le desgarró la ropa.

Las exclamaciones de los estudiantes masculinos resonaron mientras Shen Qingqiu chasqueó la lengua ante el salvajismo de Liu Qingge. Sin embargo, Luo Binghe, quien estaba a su lado, pensó que estaba chasqueando la lengua debido a la sexy visión de la desnuda Sha Hualing. La aversión de Luo Binghe por Sha Hualing creció, mientras levantaba su propia espada y seguía al Tío Marcial Liu para perseguir a los demonios.

Con la llegada de Liu Qingge, la moral de la Secta de la Montaña Cang Qiong aumentó significativamente. Incluso más que cuando llegó Shen Qingqiu, Shen Qingqiu tuvo que admitir que sentía envidia, pero Bai Zhan era la Cumbre de la guerra y Liu Qingge fue su 'Dios de la Guerra', un general podía elevar el espíritu de sus tropas, mientras que el táctico erudito solo puede darles una manera de ganar. Respetado pero no admirado.

Cerrando su abanico, Shen Qingqiu sonrió. Eso era lo que estaba haciendo, dándoles una forma de ganar.

Se podían escuchar fuertes gritos y chasquidos y Shen Qingqiu sabía que Ming Fan y algunos de los hermanos que se llevó, habían hecho un buen trabajo para ayudar a disminuir la cantidad de demonios que escapaban.

Afortunadamente, él les había impartido este conocimiento después de la llegada de Luo Binghe, sabiendo lo que les estaría esperando, Shen Qingqiu no quería ser tacaño al transmitir su conocimiento, especialmente cuando sus vidas podrían estar en peligro.

Naturalmente, sus discípulos estaban entusiasmados con los crecientes materiales de enseñanza.

Con calma, se subió a Xiu Ya y voló al frente del campo de batalla. Apartó a un demonio de su camino mientras se dejaba caer al lado de Liu Qingge, abriendo de golpe su abanico, relajado y de buen humor, por una vez, mientras ayudaba a Liu Qingge a acabar con un enorme anciano demonio en cuestión de segundos.

Liu Qingge frunció el ceño, "Estabas arrastrando las piernas(3)" escupió.

"Estabas arrastrando las piernas. ¿Fue realmente tan difícil terminar de cultivar?" El estado de ánimo de Shen Qingqiu no vaciló ni siquiera con el desagradable saludo de Liu Qingge... O con él en su totalidad.

Liu Qingge frunció el ceño aún más "Solo quédate atrás, erudito. Terminaré lo que retrasaste, solo quédate allí... y toca algo de música" Liu Qingge le dio la espalda a Shen Qingqiu y dejó que una sonrisa se arrastrara por su rostro.

Shen Qingqiu no respondió, pero convocó su qin y pasó la mano por las cuerdas, con una leve sonrisa en su rostro mientras pulsaba las cuerdas y rápidamente tocaba una canción adecuada para la batalla con su qin. Liu Qingge se lamió los labios mientras sus ojos parpadeaban con intención asesina y sed de batallas.

Bajo el liderazgo de dos señores de la Cumbre, la Secta de la Montaña Cang Qiong logró ahuyentar a los demonios e incluso matar a la mayoría de ellos. Durante días, semanas e incluso meses, la gente hablaría sobre la gran persecución con el valiente Señor de la Cumbre Bai Zhan, acompañado por el canto de la guerra, que resonó hasta donde llegaron.

 

Chapter Text

Después del intento de invasión de los demonios, la vida volvió a la normalidad. Los otros Señores de las Cumbres regresaron y estaban bastante sorprendidos por la noticia de la invasión, especialmente después de que sus discípulos narraron la épica persecución y batalla, provistas con canciones igualmente épicas que los hicieron sentir como una estrella en el escenario.

Literalmente, como un artista estrella, ya que sentían que se fortalecían solo con la música.

Unas pocas noches después del incidente, sus dos discípulas llamaron a su puerta, profundamente preocupadas y angustiadas, diciendo que Ning Yingying estaba gimiendo y llorando mientras dormía, pero nada de lo que hicieron pudo despertarla. Shen Qingqiu parpadeó y se sintió interiormente sorprendido mientras miraba a sus dos discípulas.

Esto no sucedió en el libro profético... O eso o no fue mencionado, pero si fuera lo último, al menos sería una trama secundaria. No se suponía que las dos chicas estuvieran despiertas...

Shen Qingqiu les preguntó con su voz más amable, la que reservaba solo para sus discípulas "¿Por qué están despiertas ustedes dos en primer lugar?"

Su discípula mayor, Su Yanyin, respondió: "Debido a que Shizun acaba de darnos los nuevos libros literarios para estudiar, también nos dio muchas cosas interesantes para estudiar. Así que nosotras, las hermanas, nos quedamos despiertas para discutirlos".

"Shizun... no estás enojado, ¿verdad?" Su segunda discípula, Nie Sangyu, era la segunda princesa de un reino y mimada por naturaleza. Así que ella preguntó tímidamente.

Shen Qingqiu les dio unas palmaditas en la cabeza: "Este maestro no está enojado". ¿Entonces, darles algunas cosas para estudiar las mantuvo despiertas y cambió un poco el curso del evento? "Dirijan el camino" ordenó Shen Qingqiu con calma.

En unos minutos, llegaron a la morada de las discípulas, era más pequeña pero más encantadora que la morada de los chicos, ya que la cantidad de discípulas era dolorosamente escasa.

Shen Qingqiu entró en la habitación de Ning Yingying y encontró a la chica retorciéndose de izquierda a derecha con las dos hermanas aprendices restantes a su lado "¡Shizun!" Se pusieron de pie y saludaron a Shen Qingqiu.

"Shizun, ¿qué le pasa a Ning-shimei?"

"Estábamos emocionadas hablando de los libros literarios cuando ella se acostó en el sofá y se durmió. Fue extraño, ya que ella también estaba emocionada antes de quedarse dormida".

"Y entonces, repentinamente comenzó a llorar. ¡Nos preocupó que fuera una pesadilla e intentamos despertarla, pero ella no se despierta!"

Shen Qingqiu las hizo callar suavemente y todas obedecieron. Hizo una demostración(1) de tomar el pulso de Ning Yingying y preguntó: "¿Cuándo se durmió ella? Cuéntenme lo que paso desde el momento en que decidieron ir a decírmelo".

"Ella durmió durante aproximadamente media hora antes de comenzar a llorar, ya que solo estaba llorando, tratamos de no hacer un gran problema de ello. Comenzó a agitarse una hora después de eso y después de quince minutos sin poder despertarla, fuimos a buscarlo" respondió Su Yanyin.

Shen Qingqiu asintió y se preguntó qué tenía que hacer, trató de enviar una pequeña cantidad de su qi a la vena de Ning Yingying y ella reaccionó... Solo un poco. Pero Shen Qingqiu envió inmediatamente una cantidad más grande de qi para despertarla y despertó sobresaltada.

"¡Gracias a Dios!" Las cuatro chicas suspiraron de alivio cuando vieron que Ning Yingying se despertó. Extraño, cuando intentaron despertarla enviando una pizca de su propio qi, ninguna de ellas tuvo éxito. Pero como se esperaba de Shizun, no estaban en su nivel.

Los ojos de Ning Yingying estaban abiertos pero todavía parecía aturdida y confundida durante unos segundos, "¿D-dónde es esto?" Preguntó.

Shen Qingqiu soltó su muñeca "Ying'er, estás en la morada de las mujeres en Qing Jing. ¿Cómo te sientes?"

Ning Yingying parpadeó y miró a Shen Qingqiu, "¿Shi... Shizun?" Exhaló y de repente sollozó mientras saltaba a los brazos de Shen Qingqiu, "Wuuu... wuu. ¡Shizun, Ying'er está tan asustada! ¡Da miedo! ¡Shizun!" Sollozó en el pecho de Shen Qingqiu y Shen Qingqiu se vio obligado a consolarla rígidamente.

Él le dio unas palmaditas en la cabeza "¿Qué viste?" Preguntó.

"Es... Es..." Ning Yingying tembló de miedo antes de que su miedo se convirtiera en confusión "Es..."

"¿Es qué?" Preguntó Nie Sangyu.

"Yo... Ying'er lo olvidó..." dijo Ning Yingying. La cara de Shen Qingqiu todavía seguía siendo inexpresiva cuando escuchó eso, mientras que las otras aprendices se reían de las tonterías de Ning Yingying.

"Está bien, ya que te asustó tanto, es mejor olvidarlo" dijo Shen Qingqiu sabiamente y Ning Yingying asintió.

Shen Qingqiu dejó la morada de las chicas y la noche terminó sin problemas. Al día siguiente, Shen Qingqiu ni siquiera miró con curiosidad a Luo Binghe.


El alboroto sobre la persecución seguía dando vueltas como el fuego, ya fuera de personas normales u otros cultivadores. Por supuesto, los demonios esencialmente corrieron, derrotados, humillados y obligados a retirarse con las colas entre las piernas.

Liu Qingge parecía calentarse(2) con Shen Qingqiu, el problema era que Shen Qingqiu todavía trataba a Liu Qingge como su alérgeno la mayoría de las veces. Pero por el bien de sus futuros, Shen Qingqiu dejó su rencor y toleró más a Liu Qingge.

Shen Qingqiu también aprendió a tolerar a sus otros shidis, por el simple hecho de hacerlo. Aunque fue difícil, Yue Qingyuan parecía estar más alegre después de ver que Shen Qingqiu en realidad tenía más interacción humana que un trozo de bloque de hielo, a diferencia de como era antes, por lo que Shen Qingqiu lo contó como una victoria.

Los otros shidis y shimei también se calentaron ligeramente, después de todo, la enseñanza de Cang Qiong era sobre la familia. Diversa pero unida.

Shen Qingqiu también se propuso destruir algunas pequeñas fuerzas ocultas de demonios que desempeñarían su papel en la profecía. Gracias al libro profético, Shen Qingqiu pudo determinar la ubicación de algunas fuerzas y destruirlas sin piedad, ganó fama para sí mismo por eso.

Rara vez en su Cumbre, Shen Qingqiu simplemente les dio a sus discípulos mucha tarea, con un ejemplo para cada uno. No parecía importarles mientras miraban a su Shizun irse con ojos estrellados, esperando otra noticia de su triunfo en su viaje al exterior.

Meses después de eso, Shen Qingqiu regresó a Cang Qiong, aterrizando en la Cumbre Qiong Ding. Yue Qingyuan lo había convocado para una reunión importante para todos los Señores de las Cumbres de Cang Qiong.

Shen Qingqiu levantó la cabeza para mirar a la gran Qiong Ding, diferente del sentimiento académico de Qing Jing, Qiong Ding de hecho mostró su dominio. Exhaló inaudiblemente, disfrutando la sensación de que estaba en casa. Reenvainó a Xiu Ya y en ese momento sintió un suave golpe en el hombro. La cara de Shen Qingqiu se oscureció cuando Xiu Ya completamente enfundada fue medio tirada mientras se daba la vuelta para ver a la persona detrás de él que realmente escapó de su radar.

"Oh, eres tú" los ojos de Shen Qingqiu se atenuaron con indiferencia cuando vio a Shang Qinghua, quien le sonrió tímidamente.

"Shen-shixiong, ¿cómo estás?" Dijo Shang Qinghua con su tono inherentemente suave.

Shen Qingqiu simplemente asintió, sin decir nada. Él toleró a sus hermanos y hermana, pero nunca se acercó demasiado a ninguno de ellos, solo porque había leído acerca de su destrucción en el libro profético y era indirectamente responsable por sus ruinas, no le importaba, mientras Yue Qingyuan fuera feliz. En primer lugar, también fueron ellos los que eligieron abandonar a 'Shen Qingqiu', cuando 'Shen Qingqiu' fue acusado y detenido.

Por supuesto, 'Shen Qingqiu' podría haber merecido eso.

En lugar de ser víctimas de las acciones de Shen Qingqiu, estaban mucho más cerca de ser víctimas de la locura de Luo Binghe. No hicieron nada, nunca hicieron nada, pero aun así fueron brutalmente destruidos.

Mientras Shen Qingqiu no maltratara a Luo Binghe, estarían bien. Yue Qi estaría vivo, todos estarían bien.

Con la excepción de Shang Qinghua.

Los ojos de Shen Qingqiu se oscurecieron. Shang Qinghua, el Señor de la Cumbre An Ding, siempre había sido sometido, de voz suave y muy fuera del radar incluso para un Señor de la Cumbre An Ding. Su personaje solo se mencionó y apareció en algunos momentos aleatorios, pero luego se reveló que en realidad era un espía de los demonios.

También fue una de las pocas variables de la caída de las Cumbres de la Montaña Cang Qiong.

Los labios de Shen Qingqiu se arquearon en una mueca fría. En verdad, el enemigo más peligroso no era el que estaba parado en el lado opuesto de la batalla, blandiendo su espada hacia ti, sino al que llamaste "hermano" pero te apuñaló por la espalda.

Shang Qinghua se movió bajo la mirada de Shen Qingqiu y su fría burla "¿Pasa algo Shen-shixiong?" Preguntó nervioso.

Shen Qingqiu abrió de golpe su abanico, alzando las cejas cuando el gesto provocó un estremecimiento del Señor de la Cumbre más joven, Shen Qingqiu apartó los ojos de Shang Qinghua "Nada" dijo simplemente, con frialdad, indiferente. Como si estuviera hablando con una roca.

Shang Qinghua sonrió tensamente "Ya veo..." Dijo suavemente.

Shen Qingqiu ya no lo reconoció después de que él dijo eso, lo que lo llevó a darse la vuelta e irse al salón principal de Qiong Ding, donde los los Señores de las Cumbres celebrarían una reunión sobre la Conferencia de la Alianza Inmortal.

Silbido

Shen Qingqiu redujo la velocidad y frunció el ceño ligeramente cuando vio a Liu Qingge caer no muy lejos de él con Cheng Luan. Liu Qingge miró a Shen Qingqiu y luego a Shang Qinghua, quien estaba unos pasos atrás. Parpadeando rápidamente.

"¿Qué le hiciste?" Liu Qingge señaló a Shang Qinghua, arqueando una ceja. "Pareciera que podría llorar en cualquier momento" dirigió una mirada juiciosa a Shang Qinghua, quien forzó una sonrisa y dio un paso atrás, evitando el contacto visual, lo que desconcertó a Liu Qingge.

Shen Qingqiu se abanicó lentamente mientras miraba a Shang Qinghua y sentía desdén "¿En serio? Seguro que parece que tú eres quien lo hace llorar" despreció Shen Qingqiu.

"Oi, ¿qué te pasa?" Liu Qingge nunca había estado cerca del Señor de la Cumbre An Ding, lo que sabía sobre él era simplemente que Shang Qinghua pasaba realmente desapercibido y tenía una presencia realmente... realmente débil en comparación con otros Señores de Cumbres.

Shang Qinghua rápidamente sacudió la cabeza "No, no importa, estoy bien, shixiong... quiero decir, shidi" tartamudeó Shang Qinghua.

Liu Qingge arqueó las cejas y decidió ignorar a Shang Qinghua lo mejor que pudo mientras se volteaba hacia Shen Qingqiu, "Escuché sobre la misión en el norte" comenzó Liu Qingge.

"Felicidades, parece que tienes un par de oídos que funcionan" dijo Shen Qingqiu con indiferencia.

"Encontraste la secta demoníaca oculta, ¿cómo pasó eso...?" Shang Qinghua observó a los dos caminar dentro, uno al lado del otro, aunque el espacio entre ellos era demasiado amplio para ser considerados como amigos caminando juntos, al menos no parecía que se matarían el uno al otro.

Shang Qinghua observó, desconcertado. No solo porque a Shen Qingqiu no le importaba hablar con Liu Qingge sin que su mano se apretara fuertemente contra su abanico y Liu Qingge tampoco se burló de Shen Qingqiu ni una sola vez en la conversación. No actuaron así hace meses...

No se suponía que actuaran así en absoluto.

Shang Qinghua se mordió las uñas "¿Qué está pasando?" Susurró desesperadamente para sí mismo.

¡Ding!

Los ojos de Shang Qinghua saltaron cuando una ventana del sistema translúcido apareció ante él.

[Sistema: (Tarea oculta) Encuentra la razón de la desviación de la trama]

"¡¿Cómo debería saberlo?!" Los ojos de Shang Qinghua se crisparon. "¡¡¡Yo debería ser quien te pregunte eso, Sistema!!!" Gritó Shang Qinghua interiormente. ¿Por qué cambió? ¿Por qué sigue vivo Liu Qingge? ¿Por qué se volvió así? ¡Esto estaba fuera de su conocimiento! ¡¡¡Quiere un reembolso!!! ¡Informe! ¡Informe, ah! ¡Mala crítica!

Shang Qinghua, con el corazón lleno de agravio, entró rápidamente al salón, dándose fuerza para observar las variables extrañas dentro de su historia


"Como tal, tenemos que decidir sabiamente a qué discípulos se les permitirá ingresar a la conferencia. Todavía tenemos mucho tiempo, así que espero que shidis y shimei puedan prepararse adecuadamente" explicó Yue Qingyuan con calma mientras les mostraba a todos el permiso. "¿Alguien quiere agregar algo? Estoy abierto a sugerencias".

Nadie dijo nada hasta que Qi Qingqi comenzó: "No necesitamos ningún otro preparativo con el cual lidiar, ¿verdad?"

"Cierto. Siempre podemos usar algo de ayuda..." Yue Qingyuan dijo con una sonrisa, pero ninguno de sus hermanos y hermana aprendices menores lo miró. Su sonrisa se volvió un poco exasperada cuando se volvió hacia Shang Qinghua, "Shang-shidi, tendremos que molestarte, me temo".

Shang Qinghua sonrió, "Es todo un honor para mí, Zhangmen-shixiong". Siempre había sido así, después de todo, era un personaje secundario extremadamente desechable, por supuesto que sería sometido al trabajo duro. Pero esta era su única oportunidad de terminar una de sus misiones principales.

"¿Por qué alguien no ayuda, Shang-shidi? Dos es mejor que uno" dijo Shen Qingqiu, insertando su dominio como el segundo mayor.

Qi Qingqi cruzó las manos sobre su regazo, con su siempre hermosa y elegante sonrisa en su rostro "Qingqi no es realmente conocedora de tales cosas, que Shang-shixiong me perdone" dijo suavemente.

"Estoy demasiado borracho para eso" el Señor de la Cumbre Zui Xian, Ye Qingjiu murmuró en voz baja. Los otros estuvieron igualmente no comprometidos.

"Bueno... Si Shang-shidi necesita ayuda, podríamos intentar..." Wei Qingwei dijo inseguro.

Shang Qinghua ya estaba sudando por dentro y casi lloró cuando el Señor de la Cumbre Wan Jian dijo eso, sonrió humildemente, "No hay necesidad de molestarse shixiong y shidis. Puedo hacerlo yo mismo".

Shen Qingqiu se sintió infeliz porque nadie se ofreció voluntario, pero también necesitaba estar fuera de Jue Di Gorge para monitorear la situación antes de tomar medidas, estaba a punto de decir algo cuando Ye Qingjiu de repente se echo hacia atrás y se dobló.

"¡Shidi!" Qi Qingqi gritó consternada.

"¿De Verdad? ¿Otra vez?" El Señor de la Cumbre Ku Xing, Fu Qingwu, dijo inexpresivo.

Ye Qingjiu hizo más ruidos de arcadas "Lo siento... me fui por la borda anoche. Aliños de alcohol para dos pueblos enteros..."

"No necesitamos tus historias de fondo".

"Hoy es el día de la reunión, cómo podrías aún estar borracho es más allá de la conciencia" Reprendió Liu Qingge.

Shen Qingqiu quería palmar su rostro, pero decidió cubrir la parte inferior de su rostro con un abanico de papel "Será mejor que limpies eso".

"Tengo un remedio para la resaca conmigo" ofreció Mu Qingfang benevolentemente

"¿Por qué solo se lo estás dando ahora?" Wei Qingwei suspiró.

"Lo siento, Ye-shidi rara vez necesita remedio para la resaca".

"¡Qingjiu, eso es asqueroso!"

"Shidi, por favor limpia eso".

"Lo siento, lo siento, hic. Lo limpiaré, esta limpio" Ye Qingjiu simplemente agitó su mano y su asqueroso vómito desapareció.

"Eres increible."

"Aquí bébelo" Mu Qingfang había sacado un juego de té de la nada y empujó una taza de té hacia Ye Qingjiu, quien se lo bebió todo.

Yue Qingyuan observó impotente mientras sus juniors discutían después del error de Ye Qingjiu, pensó que ninguno de ellos se sentiría cómodo para hablar más, así que agitó su mano, "Muy bien, se levanta la reunión por ahora. Les diré cuándo será la próxima reunión".

Con eso, once Señores de las Cumbres se pusieron de pie y se inclinaron ante Yue Qingyuan. En un abrir y cerrar de ojos, todos se fueron por las puertas que el viento abrió ampliamente. Yue Qingyuan amaba a esos chicos, pero a veces eran demasiado difíciles de manejar al mismo tiempo.


Shen Qingqiu regresó a su Cumbre y encontró a Luo Binghe corriendo emocionado hacia él "Shizun, domine esa técnica de espada que nos enseñaste hace un mes" dijo Luo Binghe tímidamente.

Mientras tanto, Shen Qingqiu quería golpear la cabeza de Luo Binghe con algo. ¡Un mes para dominar la técnica del Viento Invernal, este chico era realmente el hijo del destino para ser tan talentoso! Shen Qingqiu realmente quería hacer algo para hacerlo tropezar "Ya veo" dijo Shen Qingqiu rotundamente.

Luo Binghe todavía lo miraba con esos ojos brillantes y Shen Qingqiu le devolvió la mirada sin comprender.

"Pero todavía no estoy seguro, ¿podría Shizun mirarme y señalar mis deficiencias?" Preguntó finalmente Luo Binghe.

Shen Qingqiu no pudo. La naturaleza de Envidia era que no podía ver a otras personas ser más exitosas, Shen Qingqiu era igual. Ya era lo suficientemente estresante el que Luo Binghe mejorara tan rápido, por lo que no quería ver cómo. "No es necesario" Shen Qingqiu sacudió la cabeza, hizo una pausa y agregó: "Eres lo suficientemente bueno por tu cuenta".

Luo Binghe estaba a punto de decir algo cuando Shen Qingqiu giró la cabeza y vio a Ming Fan entrenando con su espada "Ming Fan" gritó Shen Qingqiu mientras escapaba rápidamente del alcance de Luo Binghe para caminar hacia su discípulo principal.

Ming Fan se detuvo, su rostro brillaba de sudor mientras juntaba las manos y se inclinaba ante Shen Qingqiu, "¡Shizun! has vuelto" saludó con humildad y felicidad. "Reuniré a los demás para darte la bienvenida".

Shen Qingqiu asintió con la cabeza: "No es necesario". En cambio, le indicó que se enderezara y dijo: "Pusiste demasiada presión en la parte superior del brazo izquierdo en el segundo movimiento y te moviste demasiado rápido cuando te adelantaste con la pierna, arréglalo" Shen Qingqiu comentó enérgicamente, esperando a que Ming Fan asintiera en comprensión antes de irse a su casa de bambú.

Cuando Shen Qingqiu desapareció detrás de la puerta cerrada, Luo Binghe miró celosamente a Ming Fan, quien había reiniciado su entrenamiento con la espada según el breve consejo de su Shizun. "Ming Fan-shixiong, Shizun realmente te favorece" la sonrisa de Luo Binghe era humilde y serena.

Ming Fan hizo una pausa y puso los ojos en blanco, "Por supuesto, soy el discípulo principal después de todo" dijo con un toque de orgullo, sonriendo. Obviamente, habiendo escuchado la conversación de Luo Binghe y Shizun desde lejos, Ming Fan agregó: "Sabes, es mejor que dejes de molestar a Shizun así. Después de todo, eres nuevo, Shizun aún no esta acostumbrado a tu presencia y entusiasmo" o así fue como Ming Fan lo vio.

La sonrisa de Luo Binghe se congeló antes de que cayera lentamente de su hermoso rostro. ¿De qué otra forma debería hacer que Shizun se fijara en él si no aparecía ocasionalmente y lo saludaba? Luo Binghe no tuvo la ventaja de ser discípulo de Shizun desde hace mucho tiempo como Ming Fan. Era nuevo y sin mencionar que Shizun estaba a menudo ausente. Ming Fan provenía de un hogar noble, entrar en Qing Jing era un orgullo. Por otro lado, Luo Binghe no era más que un callejero de la calle, entrar en Qing Jing no solo fue un honor sino también un cambio en su patético destino. No solo estaba agradecido sino que también fue salvado.

Y Shizun es su salvador.

Luo Binghe miró hacia la lejana casa de bambú y se sintió sombrío, una vez más miró a Ming Fan, quien ya había reiniciado su entrenamiento y no pudo evitar sentirse resentido.

Si solo Shizun pudiera darle la mitad de la atención que le dio a Ming Fan, Luo Binghe sería increíblemente feliz. Luo Binghe apretó la espada sin nombre en su mano mientras miraba a Ming Fan, no puede hacerlo, Ming Fan todavía era más fuerte que él... Pero al menos no por mucho tiempo.

Los labios de Luo Binghe se transformaron lentamente en una sonrisa fría, giró la cabeza y miró hacia la dirección de la Cumbre Wan Jian. Tal vez era el momento de elegir su espada.

¿Una vez más, qué espada estaba mirando Ming Fan-shixiong?


La segunda reunión después de la desastrosa primera fue un buen éxito. Todos habían terminado todo lo que necesitaba ser trabajado y se habían ido serenamente. Shen Qingqiu decidió caminar a través del Puente Arco Iris en lugar de volar con una espada, generalmente mientras caminaba, más inspiración le llegó para hacer poemas para que sus discípulos los estudiaran.

Después de decir adiós a Yue Qingyuan, con cuidado de que Yue Qingyuan no sospechara nada sobre su cambio de carácter últimamente (aunque la expresión extremadamente conmovida en el rostro de Yue Qingyuan hizo que Shen Qingqiu a menudo deslizara unos cuantos insultos). Shen Qingqiu caminó hacia el Puente Arco Iris, sin embargo, fue interceptado por Shang Qinghua cuando estaba cerca de este.

"Shen-shixiong" Shang Qinghua sonrió y saludó suavemente. Shang Qinghua suspiró levemente cuando Shen Qingqiu eligió la ruta a pie en lugar de volar, ¡finalmente pudo hablar a solas con él!

Shen Qingqiu se abanicó lentamente, sin sorprenderse en lo más mínimo cuando vio a Shang Qinghua. En cambio, estaba intrigado, ¿el espía finalmente no pudo soportar los numerosos daños que causó en la fuerza demoníaca oculta? ¿Qué diría?

Viendo que Shen Qingqiu no le devolvió el saludo y en cambio, lo miró con frialdad mientras ocultaba su expresión detrás de su abanico de papel. Shang Qinghua se maldijo a sí mismo por hacer un personaje tan complicado y difícil: "Raramente nos encontramos, pero he oído hablar de todas tus hazañas. Qinghua admira su capacidad". Shang Qinghua se inclinó humildemente, ofreciendo su admiración, a pesar de que estaba llorando sangre internamente porque algunas de esas fuerzas demoníacas fueron colocadas por él en favor de las misiones.

"Este mayor no se atreve a recibir la admiración de shidi" dijo Shen Qingqiu con una sonrisa burlona detrás de su abanico.

"Shixiong se está burlando de Qinghua" Shang Qinghua se rió entre dientes y le gritó al Sistema. ¡Sistema! Ayuda al anfitrión de tu familia, ¡ah! ¿Realmente necesita hacer esto? ¡Shen Qingqiu es aterrador para un carne de cañón como él!

Shen Qingqiu simplemente miró fríamente a Shang Qinghua, esperando que se rompiera bajo su mirada. Aunque eso era solo un deseo, todavía era divertido intentarlo.

Shang Qinghua sudaba un poco. Como se esperaba de su villano, podría poner nerviosa a una persona solo con una simple mirada fría. Verdaderamente digno de ser el villano principal, ¡aunque era una escoria!

Pero eso no era lo que buscaba Shang Qinghua, se acercó a Shen Qingqiu, con cuidado para no detonar al villano y que le golpeara la cabeza, cuando estaba a unos tres pasos de distancia, bajó la cabeza, "Avión Disparando Hacia el Cielo" murmuró Shang Qinghua a Shen Qingqiu con expresión seria, sus ojos buscaron solemnemente (firmemente) una reacción en el hermoso rostro de Shen Qingqiu.

Shen Qingqiu lo miró fijamente. Parpadeó. Frunció el ceño, esperó a que Shang Qinghua dijera más y cuando quedó claro que Shang Qinghua había terminado lo que quería decir, sus cejas se surcaron "¿De qué estás hablando?" Preguntó con dureza. Si quieres revelar que eres un espía, hazlo grandiosamente. Shen Qingqiu estaba enojado por las extrañas palabras.

Shang Qinghua lloró en silencio en su corazón, wuu wuu, ¡Sistema! El mundo exterior da miedo, ¡ah! ¡La mirada de Shen Qingqiu da miedo! 'Ya he tenido suficiente de esto, ¿no puedo saltarme la misión oculta? No era una misión principal, así que...'

[El anfitrión sería golpeado con un rayo como penalización] La fría voz robótica del sistema interrumpió.

'Pero Shen Qingqiu da demasiado miedo, ¡ah! ¡No soy el personaje principal que podría sobrevivir a él! Mira esa mirada fría, ¿te atreves a decirme que no tienes miedo? 'Shang Qinghua protestó.

[Shen  Qingqiu  es un personaje que hiciste tú mismo]

'Por eso estoy seguro de que me mataría'

[Pidiéndole al anfitrión que trabaje más duro]

'¡Trabajo! ¡Trabajo! ¡Te voy a dar una mala crítica!' Shang Qinghua lo regañó.

"No, no importa" Shang Qinghua sonrió tímidamente. "Estaba probando palabras al azar..."

Shen Qingqiu cerró su abanico.

Shang Qinghua retrocedió, acercando sus manos para protegerse "¡Piedad! ¡Por favor, no me mates, waaahh!" Shang Qinghua se lamentó, temblando violentamente mientras lloraba. Todos sus miedos estallaron inmediatamente de la presa de sus emociones.

Shen Qingqiu miró incrédulo mientras el señor de la Cumbre An Ding se desplomaba en el suelo, llorando como una agraviada hija política bajo su mirada. "¡¿Qué estás haciendo?! ¡levántate!" Exigió Shen Qingqiu.

"¡No me mates!" Shang Qinghua gimió lastimosamente mientras trataba de llegar a la parte inferior de la pristina y limpia túnica de Shen Qingqiu.

Shen Qingqiu, naturalmente, dio un paso atrás para evitar que esa mano lo agarrara. Su expresión se oscureció "Shang-shidi, ¿qué estás haciendo? Levántate, es impropio de ti como un Señor de la Cumbre estar arrodillado en el suelo de esa manera" aunque Shen Qingqiu detestaba llamar a este traidor (lo que aún no se pudo probar) 'shidi', al final, Shang Qinghua todavía era un Señor de la Cumbre. ¿Dónde se colocaría la dignidad de la Secta de la Montaña Cang Qiong si uno de sus Señores de la Cumbre actuara de esta forma tan patética?

Shang Qinghua pareció darse cuenta de que Shen Qingqiu no estaba a punto de matarlo y todo estaba en su hiperactiva mente de escritor. Lentamente se levantó, su postura todavía era demasiado sumisa mientras se limpiaba las lágrimas de cocodrilo.

La expresión de Shen Qingqiu era desagradable mientras observaba a este shidi suyo... ¿Shang Qinghua siempre fue tan patético y de voluntad débil? Ni siquiera hizo nada e inmediatamente lloró por misericordia, en retrospectiva, tenía sentido que nadie sospechara de él debido a su personalidad débil, pero también tenía sentido que fuera utilizado por los demonios debido a la misma personalidad débil.

"¿Hay algo mal?" Shen Qingqiu y Shang Qinghua se voltearon para ver a Mu Qingfang dirigiéndose hacia ellos, su sonrisa benevolente todavía estaba en su rostro pero había un rastro de preocupación en sus ojos.

Shen Qingqiu se relajó un poco, honestamente, Mu Qingfang era el único shidi que realmente podía tolerar con sinceridad, "¿Por qué viniste aquí?" Preguntó en su lugar.

Mu Qingfang parpadeó "escuché un grito, así que pensé que alguien estaba herido" dijo, obteniendo miradas aprensivas de sus dos shixiongs.

"Mu-shidi, la próxima vez, si escuchas un grito, te das la vuelta y te vas" Shen Qingqiu se sintió bastante generoso hoy y le dio una conferencia.

Mu Qingfang sonrió amargamente ante la fría declaración de Shen Qingqiu y asintió humildemente antes de volverse hacia Shang Qinghua, dudó un momento antes de decidir que no debería preguntar nada sobre el grito que escuchó. "¿De qué hablaban los dos shixiong aquí?" Preguntó en su lugar, sonriendo suavemente.

"Nada" dijo Shen Qingqiu suavemente.

"Nada" respondió Shang Qinghua con más fervor y un toque de horror.

Al ver esto, Mu Qingfang también decidió que no había pasado nada "Ya veo. Qingfang se excusará entonces, que los dos shixiong continúen" dijo Mu Qingfang.

¿Cómo podría Shang Qinghua permitir el quedarse solo con el aterrador Shen Qingqiu?

"¡No, está bien! Mu-shidi, de hecho, también quería hablar contigo" dijo Shang Qinghua.

Los labios de Mu Qingfang formaron una delgada línea, ¡Shixiong! ¡No arrastres a Qingfang a tu problema! Sin embargo, debido a que Shang Qinghua era su mayor, Mu Qingfang solo pudo responder humildemente: "¿Qué es lo que Shang-shixiong necesita de Qingfang?"

"Err, es difícil para mí quedarme dormido últimamente" expresó Shang Qinghua con cuidado, mientras observaba a Shen Qingqiu por el rabillo del ojo.

Shen Qingqiu extendió su abanico y escondió con recato la parte inferior de su rostro con él "Tengo algo más que atender. Ustedes dos continúen" dijo, mientras se daba la vuelta y se alejaba elegantemente.

Cuando finalmente estuvo lo suficientemente lejos, Shang Qinghua suspiró aliviado y Mu Qingfang lo miró con curiosidad.

"¿Aparte de eso?" Preguntó Mu Qingfang.

"¿Qué?" Shang Qinghua miró nuevamente al Señor de la Cumbre Qian Cao.

"Aparte de tener dificultad para conciliar el sueño, ¿Shixiong tiene alguna otra dolencia?" Dijo Mu Qingfang con seriedad.

"... Cierto, solo necesito algo que me haga dormir" Shang Qinghua sonrió tímidamente y Mu Qingfang asintió.


Con el tiempo, Shen Qingqiu se había quedado sin ubicaciones precisas mencionadas en el libro profético, Shen Qingqiu volvió a su Cumbre y comenzó a enseñar más a sus discípulos.

Luo Binghe realmente amenizó su fortuna como hijo del destino, superó todo lo que Shen Qingqiu le arrojó. Nunca sorprendió realmente a Shen Qingqiu, el rápido crecimiento de Luo Binghe ciertamente tuvo algo que ver con el Demonio del Sueño, como decía el libro profético. La razón por la cual Shen Qingqiu también dejaba a menudo la Cumbre era para no dejar que ese demonio se metiera en su mente antes de poder levantar un muro mental realmente fuerte para mantener al demonio alejado de su memoria, especialmente sobre el libro profético.

Parecía haber una pelea entre Luo Binghe y Ming Fan, aparentemente la espada que Ming Fan quería fue tomada por Luo Binghe. Pero Ming Fan sabía que no debía comenzar una pelea en Qing Jing, por lo que su pequeña venganza era aislar a Luo Binghe, aunque a Luo Binghe no parecía importarle, había mostrado tempranamente su encanto masculino gustándole a sus cinco shijies. Lo que también hizo que Shen Qingqiu se fastidiara porque, sin importar qué, Shen Qingqiu crió a esas chicas.

De hecho, en lugar de estar triste por el aislamiento, Luo Binghe parecía divertido por la ira de Ming Fan. Aún así, eso era mejor que amargarse y enojarse, así que Shen Qingqiu lo tomaría de todos modos.

Shen Qingqiu también comenzó a enseñar seriamente a sus discípulos sobre instrumentos musicales y trató estrictamente de perfeccionarlos en ese aspecto. Por supuesto, después de ver la épica actuación de Shen Qingqiu en La Persecución, sus discípulos estaban encantados.

Aquí fue donde Ming Fan le ganó de nuevo a Luo Binghe, el talento de Ming Fan no era de alta calidad ni de primer nivel, pero su base en instrumentos musicales como el qin era ciertamente sólida, ya que era de un hogar noble. Mientras que Luo Binghe...

Shen Qingqiu tuvo que prohibirle a Luo Binghe tocar el qin después de insistir en tocar una canción en la segunda sesión de música. Fue tan malo que Yue Qingyuan y Liu Qingge, quienes eran sus vecinos, se acercaron y le preguntaron si alguien había muerto o una banshee logró colarse en Qing Jing y dio a luz, por la forma en que sonaba el estridente sonido histérico.

Shen Qingqiu trató de apaciguar a Luo Binghe para que no lo odiara por algo tan mezquino "Tu talento no reside en esto" dijo.

"Pero, Shizun... quiero tocar una canción como tú también..." Luo Binghe parecía estar cerca de las lágrimas después de que Shen Qingqiu dijo eso y Shen Qingqiu pensó que enseñar una lección musical sería, no era una buena idea después de todo... El chico parecía realmente querer tocar, pero cuando tocaba, todos sufrían.

Shen Qingqiu miró a Ning Yingying y tuvo una idea: "Incluso si no puedes tocar, puedes buscar una esposa que sea capaz de tocar". Ning Yingying no era extremadamente talentosa, pero se la podría considerar como un talento de primera clase tocando qin. E incluso si ella no fuera suficiente, Luo Binghe todavía tenía más de 500 esposas, entre ellas, había famosas cantantes, músicas, bailarinas, seguramente podrían calmar su deseo.

Luo Binghe miró a Shen Qingqiu y sus ojos resplandecían brillantemente ante la idea. Tan simple. E ingenuo.

"Sí..." Luo Binghe asintió tímidamente mientras se sentaba durante la lección, contento de verlos, especialmente a Shen Qingqiu. Basado en su reacción de observar cuidadosamente cada movimiento de Shen Qingqiu, Shen Qingqiu sospechaba que el niño realmente no se había dado por vencido en querer aprender a tocar, pero mientras no tocara, Shen Qingqiu no se molestaría en detenerlo.

Dejando a un lado los problemas que creo Luo Binghe en la lección de música, Liu Qingge también solía visitar con frecuencia cuando escuchó que Shen Qingqiu comenzó a enseñar una lección musical seria, además de la enseñanza literaria y las habilidades de lucha. A Shen Qingqiu le molestaba infinitamente, por suerte, el hombre generalmente no decía nada cuando venía a mirar.


Mientras el resto del enviado se llenaba, Shen Qingqiu dejó que su caballo blanco caminara hacia adelante, el grupo comenzó a moverse no un minuto después. Risas alegres, expectativas brillantes y susurros ansiosos se escucharon cuando los discípulos comenzaron a interactuar entre ellos.

Shen Qingqiu suspiró mientras miraba hacia el cielo nublado, confiaba en que había cambiado tanto que su futuro probablemente estaba asegurado... Pero esto... Estaba a punto de enfrentar el punto principal y el climax de la historia en el libro profético. Había cambiado la infancia de Luo Binghe, había salvado la vida de Liu Qingge y había destruido unas cuantas fuerzas demoníacas pequeñas y ocultas, pero al final... Todo el futuro estaba en la decisión de Luo Binghe.

Shen Qingqiu agarró sus riendas con más fuerza.

No importa qué, no podía dejar que Luo Binghe lo odiara hasta la muerte. Pero...

Incluso después de cambiar su infancia, Luo Binghe todavía contaba con la ayuda del Demonio del Sueño (era obvio) y eso significaba... No importa si Shen Qingqiu lo trataba como una mierda o de manera normal, Luo Binghe todavía aceptó la oferta del Demonio del Sueño. Eso demostró que Luo Binghe era un niño sediento de poder y francamente, decepcionó y preocupó a Shen Qingqiu al mismo tiempo.

El chico era una mezcla perfecta de humano y demonio, era más fácil fortalecerse a través del lado de la herencia demoníaca. Shen Qingqiu también era codicioso de poder, pero sus desventajas lo derribarón, muchas personas eran codiciosas de poder. Pero la situación de Luo Binghe era especial, si buscaba demasiado... Puede corromperse.

Los ojos de Shen Qingqiu se oscurecieron mientas su mente comenzaba a buscar innumerables formas de evitar que eso sucediera hasta que Liu Qingge y su caballo trotaron a su lado.

"¿Qué pasa con esa cara? ¿Estás planeando un asesinato?" Preguntó Liu Qingge con su monótono tono y Shen Qingqiu lo miró fríamente.

"Si estoy planeando un asesinato, nunca lo sabrás" dijo Shen Qingqiu.

Liu Qingge sonrió, divertido y estuvo de acuerdo con un asentimiento causando que Shen Qingqiu le devolviera la sonrisa. "Es un viaje aburrido, ¿por qué no tocas una canción para aligerar el estado el ánimo?" Sugirió Liu Qingge.

Shen Qingqiu no estaba impresionado, por supuesto que el bastardo sugeriría eso. En cualquier momento dado, le pediría a Shen Qingqiu que tocara una canción como si Shen Qingqiu fuera su propio trovador(3) personal. Parecía que Liu Qingge se encariñó con la musica de Shen Qingqiu después de ese día cuando lo ayudó a través de la desviación qi en la Cueva Espiritual con su música.

Los demás lo escucharon y al instante se animaron ante la idea, por supuesto, los discípulos no se atrevieron a decir nada, pero los otros Señores de las Cumbres se atrevieron.

"¡Es una buena idea! ¿Shen-shixiong nos honrará con su talento incomparable para aligerar nuestro sombrío viaje?" Ye Qingjiu dijo felizmente mientras levantaba su mano derecha, la cual sostenía una calabaza de vino.

"Esa no es una mala idea, un poco de diversión siempre es saludable" dijo Mu Qingfang con una sonrisa a Shen Qingqiu.

Incluso Qi Qingqi abrió la cortina de su carruaje "Yo también quiero escucharlo" dijo.

Yue Qingyuan sonrió mientras miraba a Shen Qingqiu, "Por supuesto, solo si estás dispuesto, Qingqiu-shidi" dijo suavemente.

Ya que Yue Qingyuan ya lo dijo, que así sea. Shen Qingqiu convocó una flauta de bambú en su mano, ya que tocar el qin sería un poco problemático sobre un caballo (aunque, Shen Qingqiu aún podría arreglárselas). Shen Qingqiu se la puso en la boca y cerró los ojos.

Dulces melodías llenaron el aire, cubriendo a la furiosa audiencia hasta el borde mismo de la amplitud de representantes.

Yue Qingyuan sonrió suavemente cuando vio a Shen Qingqiu tocar voluntariamente y realmente divertirse en lugar de sentir que fue por obligación. Liu Qingge se encontraba contento mientras cerraba los ojos, cabalgando junto a Shen Qingqiu. Qi Qingqi cerró la cortina y se recostó en su asiento, también cerrando los ojos. Todos los demás también sonrieron mientras cerraban los ojos para disfrutarlo.

Luo Binghe miró a su Shizun tocando elegantemente la flauta y sonrió con orgullo.

Shen Qingqiu abrió los ojos y las dulces melodías se convirtieron lentamente en una canción de esperanza para el mañana.

Chapter Text

Shen Qingqiu observó la pantalla de cristal cuidadosamente, mientras Luo Binghe no podía controlar a la multitud de mocosos que intentaban descansar y sumergirse en el río, se burló fríamente mientras se abanicaba. Incluso si él no dijo nada, su sola burla sonó tan ridículizante que hizo que el Maestro del Palacio de Huan Hua sintiera como perder la cara(1).

Además, parecía que Luo Binghe era tan inexperto que no era capaz de controlar a esos patéticos mocosos. Esta era la razón por la que prefería a Ming Fan la mayoría de las veces, al menos, ese mocoso podía ser moldeado para ser más estricto con sus propias hermanas aprendices.

Sin embargo, en unos segundos, Shen Qingqiu mostró una expresión de sorpresa mientras los demás exclamaban.

"¡Nu Yuan Chan!" Yue Qingyuan exclamó solemnemente.

'¿La futura esposa murió?' Shen Qingqiu miró fijamente mientras se escuchaban gemidos de otra futura esposa de Luo Binghe. Extraño, ¿Luo Binghe supuestamente no la salvaba y se enamoraban más profundamente?

Sorprendentemente, otra cosa cambió después de todo, ¿pero, no a una mejor opción? Shen Qingqiu se sintió disgustado. ¿¿¿El no ser maltratado disminuyó la posibilidad de Luo Binghe de ser un caballero??? ¡Qué golpe tan bajo a la enseñanza de su propia Cumbre si ese fuera el caso!

A medida que todos se sumían en el pánico de perder a sus propios discípulos, Yue Qingyuan logró calmarlos y les dijo que entraran a la garganta Jue Di. Shen Qingqiu se ofreció como voluntario para entrar rápidamente, calculando su próximo movimiento para arrastrar a esos mocosos de vuelta a la seguridad y acusar a Shang Qinghua. Incluso si se tratara de una acusación aleatoria, en este tipo de situación, todo se procesaría seriamente.

Shen Qingqiu desenvainó a Xiu Ya y la agarró firmemente. No dejaría que Luo Binghe despertara su sangre demoníaca ante la presión de un monstruo demoníaco.


Al final resultó que, había buenas y malas noticias.

La buena noticia era que las cosas escritas en los libros proféticos podían cambiarse. Como la muerte de Liu Qingge, la muerte súbita de Qin Wanrong y muchas otras cosas anteriores.

La mala noticia era que lo que cambió ahora no era bueno. No era bueno en absoluto.

'¡¿Por qué está Mo Beijun aquí?!' Shen Qingqiu apretó los dientes mientras se aferraba a su pecho, tratando de no vomitar otro trago de sangre. Shen Qingqiu se puso de pie nuevamente, Xiu Ya todavía agarrada fielmente en su mano.

"¡Shizun!" Luo Binghe insistió. Se sintió molesto. ¡Esto no puede ser! ¿Por qué Shizun era tan terco y seguía levantándose una y otra vez?

"¡Quédate atrás!" Shen Qingqiu le espetó a Luo Binghe, obteniendo un estremecimiento de Luo Binghe.

Mo Beijun levantó una ceja, un brillo en sus ojos parecía indicar que estaba mórbidamente divertido, aunque solo un poco.

Shen Qingqiu lo fulminó con la mirada, frustrado. ¿Era una broma para él? Si ese demonio sucio no tuviera la ventaja de su linaje, ¡¿sería capaz de estar en su posición ahora mismo?!

"¿Un acto de sacrificio?" Mo Beijun alargó. Su voz era fría pero encantadora: "Eso también está bien. En cualquier caso, nadie saldría perdiendo por perder a una persona mediocre" dijo Mo Beijun mientras levantaba la mano.

Shen Qingqiu apretó los dientes. Quería matar a este demonio, quería destriparlo y despellejarlo vivo por atreverse a insultarlo así. Sin embargo, al mismo tiempo, Shen Qingqiu sabía que no tenía ninguna oportunidad. Shen Qingqiu se obligó a mirar, decidido a no cerrar los ojos como un cobarde ni mirar hacia otro lado, incluso si tiene que morir, moriría con dignidad.

Mo Beijun cerró la mano.

Qi-ge!' Shen Qingqiu no pudo evitar llamar a Yue Qingyuan en su mente en ese momento de muerte inminente. De repente, regresó a su infancia, donde con frecuencia gritaba ese nombre cuando necesitaba ayuda, cuando estaba feliz, cuando estaba perdido, cuando esperaba ser rescatado.

Sin embargo, Shen Qingqiu sabía que él nunca vendría.

Shen Qingqiu de repente se sintió tranquilo, su agarre sobre Xiu Ya se aflojó y su mirada que escupía un ardiente odio se relajó en una mirada en blanco. No temía a la muerte. Ya no. No había razón para esperar un rescate, solo él puede salvarse a sí mismo.

Sin embargo, la fatalidad esperada no llegó.

¡ Clang !

Los ojos de Shen Qingqiu se ensancharon "¡¡¡LUO BINGHE!!!". Su rostro tranquilo una vez más se puso lívido cuando vio que el estúpido mestizo saltó hacia Mo Beijun, deteniendo su ataque, el cual probablemente podría matar a Shen Qingqiu en su condición actual.

Luo Binghe miró asesinamente a Mo Beijun, "¡No toques a Shizun!"

Mo Beijun ni siquiera lo miró a los ojos cuando agarró la espada de Luo Binghe y la miró. El demonio destruyó sin esfuerzo a Zheng Yang para conmoción de Luo Binghe y lanzó al chico lejos.

Shen Qingqiu se movió para atrapar a su discípulo antes de que golpeara algo "¡Bestia! ¡¿Qué carajo estás haciendo?!'' Gritó Shen Qingqiu.

Luo Binghe tosió y miró a su Shizun con los ojos enrojecidos y dijo: "Shizun... cof..."

"¡¿No te dije que te quedaras atrás?! ¡¿Estás sordo?!" Shen Qingqiu lo fulminó con la mirada.

"¡No puedo! Cof... Shizun estaba... en peligro" Luo Binghe jadeó.

"Incluso si estoy en jodido peligro, ¿me veo como alguien que necesita ser salvado por un patético mocoso como tú?" Shen Qingqiu reprendió furiosamente.

Para sorpresa de Shen Qingqiu, Luo Binghe comenzó a sollozar "Shizun... Te veías horrible antes... Tú... lucías como si fueras a desaparecer... El cuerpo de este discípulo se movió por su cuenta" dijo Luo Binghe. "Tu expresión se veía exactamente como la de mi madre justo antes de morir... Shizun, no puedes morir..."

Shen Qingqiu miró al niño, sorprendido. Él... ¿En ese momento en realidad lucia como alguien que acogía con agrado a la muerte?

Shen Qingqiu se tensó de nuevo mientras interponía su espada para detener el ataque sorpresa de Mo Beijun, abrió su abanico con su mano libre y lanzó su abanico hacia Mo Beijun, pero Mo Beijun también lo atrapó y arrojó a Shen Qingqiu por sobre su hombro.

"¡Shizun!" Gritó Luo Binghe.

"Interesante" Mo Beijun miró a Luo Binghe mientras tocaba su frente "Esperaré qué más mostrarás en el futuro" con eso, deslizó el dedo por la frente de Luo Binghe.

ROOAARR

El viento rugió y Luo Binghe gritó como una bestia poseída. Una cresta demoníaca apareció en su frente, roja como la sangre. Mo Beijun había abierto el sello de Luo Binghe.

Shen Qingqiu maldijo furiosamente mientras blandía su espada hacia Mo Beijun, quien lo esquivó sin esfuerzo, tirando a Luo Binghe en el proceso. "¡Hijo de puta!" Maldijo Shen Qingqiu mientras se lanzaba contra Mo Beijun. ¡No solo Luo Binghe despertó su lado demoníaco, sino que con la ayuda de este hijo de puta, abrió directamente el sello por completo, lo que se suponía que sucedería solo después de algunas tribulaciones que tomarían al menos algunos años!

Shen Qingqiu no debería haber dejado que Luo Binghe entrara a la conferencia. Si solo la Cumbre Qing Jing no careciera de discípulos en primer lugar...

En su furia y frustración, Shen Qingqiu convocó todo su poder y lo inyectó en las hojas circundantes para atacar a Mo Beijun. Sin embargo, Mo Beijun simplemente le sonrió encantadoramente.

Eso hizo que Shen Qingqiu se pusiera lívido "¿Por qué sonríes?"

"Luchar con una rata desesperada es demasiado divertido" comentó Mo Beijun suavemente.

Shen Qingqiu se congeló.

Rata.

Rata.

Rata. Rata. Rata. Rata. Rata.

Ratarataratarata-

En sus años de vivir en la calle y como esclavo, esa única palabra le fue lanzada repetidamente. Shen Qingqiu estaba temblando de furia, Xiu Ya brillaba con su furia "Cierra la puta boca" gruñó Shen Qingqiu. Blandió a Xiu Ya fuertemente hacia Mo Beijun, quien arqueó las cejas y levantó la mano para encontrarse con ella directamente.

La colisión en realidad rompió la manga de Mo Beijun, frunciendo el ceño, Mo Beijun de repente tuvo una idea. Movió la muñeca y el ataque se desvió a su izquierda, hacia la dirección  donde arrojó a Luo Binghe.

Shen Qingqiu palideció "¡NO!" Gritó, pero ya era demasiado tarde. Solo podía ver con horror cómo Luo Binghe, quien todavía estaba en un grave trance, tosió sangre repentinamente y fue enviado volando como una cometa por el ataque desviado.

Directamente al Abismo Sin Fin.

"¡Luo Binghe!" Gritó Shen Qingqiu desesperadamente mientras corría tras él, una cinta celestial de la Cumbre Xian Shu se materializó en su mano, la inyectó con su fuerza espiritual para extenderla.

¡¡¡ ROOAARR !!!

El Abismo rugió, el viento se elevó, el suelo estremeció y el cielo tembló. El Abismo Sin Fin se derrumbó y se cerró.

La cinta verde en la mano de Shen Qingqiu se rasgó y Shen Qingqiu cayó al suelo donde antes estaba el Abismo Sin Fin. "No..." Shen Qingqiu lo miró incrédulo mientras ponía sus manos en el suelo.

Mo Beijun se había ido.

Muchos discípulos murieron y el resto estaba inconsciente.

Luo Binghe... de todas formas cayó en el Abismo Sin Fin.

La mano de Shen Qingqiu, la que sostenía a Xiu Ya, se aflojó "¡¡¡MALDITA SEA!!!" Shen Qingqiu maldijo al cielo. ¿¡Por qué!? Cuando ya estaba tan cerca, ¿por qué tenía que pasar esto?

Ese maldito Mo Beijun, ¿cómo se atreve a desviar insidiosamente así su ataque para empujar a Luo Binghe al Abismo?

Odioso. Miserable. Maldito. Detestable. ¡Bastardo!

Shen Qingqiu maldijo furiosamente. La naturaleza circundante tembló ligeramente con su furia.

"¡¿Que pasó?!"

Shen Qingqiu levantó la vista cuando escuchó la voz familiar, viendo a Yue Qingyuan venir hacia él, horrorizado y preocupado.

"¡¿Estás bien?!" Liu Qingge y los demás estaban detrás de Yue Qingyuan, preocupados por la situación de Shen Qingqiu.

Todos jadearon ante el desastre en el claro, algunos lloraron instantaneamente cuando reconocieron que sus parientes estaban entre los cadáveres, algunos entraron en pánico porque sus seres queridos estaban cerca de ser un cadáver. La gente de la Secta Cang Qiong fue directamente hacia Shen Qingqiu.

La cara de Shen Qingqiu se calmó mientras Yue Qingyuan le tomaba el pulso.

"¿Paso algo malo?" Preguntó Yue Qingyuan.

"Muchas cosas lo son..." Murmuró Shen Qingqiu.

Yue Qingyuan no se atrevió a preguntar más.


"Hey..." Liu Qingge llamó al hombre que tocaba el qin tan cerca del borde del acantilado.

Shen Qingqiu solo se detuvo por un breve segundo antes de continuar con su pieza, delicados dedos tocando hábilmente las cuerdas.

"Han pasado tres días desde que estás aquí" dijo Liu Qingge mientras se sentaba junto a Shen Qingqiu. "De hecho, has sido dado de alta de tu descanso obligatorio de dos semanas, pero eso no significa que puedas tocar el qin aquí durante tres días sin descansar".

"Mis disculpas, lo atenuaré en la noche" dijo Shen Qingqiu bruscamente.

"No es eso. A nadie le importa, tu música es hermosa, en realidad ayudó a muchas personas a relajarse y dormir. Pero escucharla durante tres días seguidos sin pausa hizo que otros se preocuparan" Liu Qingge suspiró. "Mira, sé que estás de luto..."

"No estoy de luto" espetó Shen Qingqiu. "Me estoy lamentando" sobre su destino y su futuro. ¿Parecía de luto? ¡No! ¡Se estaba lamentando! ¡El luto fue cuando estabas terriblemente devastado, afligido, ¡pasando por esas estúpidas y paralizantes primeras cuatro de las cinco etapas de dolor! ¡Lamentarte fue cuando sentiste que eras desafortunado y nada más! Maldijo, ¡Bai Zhan y su falta de conocimiento...!

Liu Qingge arqueó una ceja "Eso es lo mismo" suspiró.

Shen Qingqiu dejó de tocar para inhalar y exhalar, tratando de controlar su molestia ante la ignorancia de otras personas.

"Como dije, perdiste un discípulo, puedes buscar otro" dijo Liu Qingge antes de reconsiderarlo "Por supuesto, no debes olvidarte de él. Murió como un héroe. Pero mi punto es que no es saludable seguir siendo así de apático".

"¡¿Quién está siendo apático?!" gruñó Shen Qingqiu. "Solo quiero tocar mi qin en paz, ¿no puedes dejarme? Tocar qin también es una forma de cultivación para mí" defendió Shen Qingqiu.

"Pero han pasado días" enfatizó Liu Qingge inexpresivamente.

"Han pasado solo tres días, ¿verdad? ¡Solo déjame! Eventualmente me detendré" después de que calmará su ansiedad y transportará sus problemas al pasado, los cuales no quería recordar en absoluto.

Liu Qingge lo miró con simpatía "¿Ves? Necesitas parar ahora. Tu condición preocupa a todos, especialmente a Zhangmen-shixiong, él quiere venir pero vacila".

"¿Qué quieres decir?" Shen Qingqiu frunció el ceño.

Liu Qingge lo miró inexpresivamente: "Mentí... No han pasado tres días".

Shen Qingqiu lo fulminó con la mirada, ¡oh, lo sabía! No se sentía como si fuera tan largo...

"Han pasado nueve días" declaró Liu Qingge en blanco.

"..."

"Tómalo o déjalo, para el décimo día, Zhangmen-shixiong vendrá aquí y te pedirá que descanses" mencionó Liu Qingge con indiferencia.

Shen Qingqiu de repente se sintió cansado, tan cansado que tuvo la necesidad de frotarse la cara con las mangas. "Bien, pararé" Shen Qingqiu suspiró. Estaba a punto de guardar su qin cuando Liu Qingge puso la mano sobre él.

"En aquel entonces en la Cueva Espiritual... Gracias" dijo sinceramente Liu Qingge.

Shen Qingqiu se detuvo "No hay problema..." respondió.

"Sé que estás de luto por tu discípulo" comenzó Liu Qingge. "Tu música se mantuvo pareja e inmóvil, no hay cambios en ella como lo que hiciste en la Cueva Espiritual".

"No estoy tratando de abrirme paso" dijo Shen Qingqiu.

"Pero no te consolaste" comentó Liu Qingge. Se acercó al qin, presionándose contra Shen Qingqiu, quien frunció el ceño y se alejó un poco. "Tocaré la versión más ligera de tu triste y estancada canción que has tocado repetidamente durante nueve días, mira".

Shen Qingqiu arqueó las cejas "¿Tocas?"

"Por supuesto" Liu Qingge puso los ojos en blanco.

"No será mediocre, ¿verdad? Mi Jing Yu(2) no debería tocar canciones mediocres" advirtió Shen Qingqiu.

"¿Jing Yu? Un buen nombre" elogió Liu Qingge mientras sus manos se cernían sobre el qin, ignorando el comentario sarcástico de Shen Qingqiu. Sus dedos comenzaron a tocar hábilmente las cuerdas, produciendo diligentemente notas que resonaban maravillosamente, reemplazando las deprimentes melodías anteriores con su propio encanto ligero.

Shen Qingqiu, quien estaba listo para lanzar una crítica aguda, se calmó. Se parecía a su canción anterior, pero al mismo tiempo no lo hacia, era más ligera, más cálida, mucho más acogedora y más feliz. Aunque el tono de la canción era feliz, la expresión de Liu Qingge seguía en blanco como siempre, concentrándose seriamente en tocar las melodías.

Shen Qingqiu cerró los ojos y exhaló, no tenía sentido lamentarse... Solo podía prepararse para lo que sucedería después.


Shen Qingqiu dejó a un lado su pincel mientras admiraba su trabajo de caligrafía. La palabra 'Inmortal' se veía hermosa en el papel blanco. Debido a que no podía dirigir su frustración a la música porque sus ruidosos hermanos y hermana aprendices se preocuparían por él nuevamente, decidió hacer un pasatiempo más tranquilo.

Escribir caligrafía.

Sin embargo, al ver su espléndida caligrafía, Shen Qingqiu recordó con disgusto el libro profético, Camino del Orgulloso Demonio Inmortal. Había evitado la mayoría de las malas profecías en el libro e incluso había visto las buenas en la vida real, como la conversación sincera de Luo Binghe y Ning Yingying, la interacción de Luo Binghe y Liu Mingyan y muchas otras.

Aunque...

La mirada de Shen Qingqiu se oscureció, no pudo evitar aquella en la que Luo Binghe caía al Abismo por sus propias manos.

Pero Shen Qingqiu se consoló, como lo había hecho durante los últimos días después de que Liu Qingge tocara una canción para él en el acantilado. No lo había hecho a propósito, al menos podría explicarse si Luo Binghe regresaba para saldar la deuda. Con suerte, el mocoso entendia la piedad filial y perdonaría a este maestro por ese error.

Si no lo hizo, sin embargo...

La sonrisa de Shen Qingqiu se volvió sombría. Entonces también podría arriesgar todo lo que tenía y suicidarse inmediatamente antes de que alguien pudiera capturarlo y arrojarlo lejos, también podría arrastrar a algunas personas con él al infierno con ese método. No quería ser encarcelado, humillado, torturado y ensartado más allá del reconocimiento.

Tampoco quería que Yue Qingyuan desperdiciara como un idiota su vida para salvarlo. Y fallar en ello.

Sí, preferiría explotar que vivir ese tipo de destino.

Shen Qingqiu agarró suavemente el libro debajo de la mesa y lo acarició, luciendo especialmente melancólico mientras lo miraba. Esta cosa llevó tanta información para su supervivencia "En retrospectiva, aunque tu historia es deplorable, eres bastante útil". Shen Qingqiu suspiró mientras acariciaba la caligrafía no rastreada(3) en la portada de Camino del Orgulloso Demonio Inmortal.

Después de todo, había una forma de sobrevivir en este libro...

La mano de Shen Qingqiu se detuvo y su suave expresión desapareció sin dejar rastro mientras sus ojos se posaron en la parte inferior de la cubierta, escrita con una tipografía más pequeña. Shen Qingqiu recordó eso, por supuesto, a veces lo había vislumbrado accidentalmente, aunque nunca pudo leerlo. Porque no tenía ningún sentido para él.

Pero Shen Qingqiu reconoció varias palabras después de la primera vez, ahora que lo miraba de nuevo, tenía curiosidad. Disparando... Hacia... El... Cielo... Shen Qingqiu se congeló.

Su memoria volvió repentinamente a ese ridículo encuentro con el pronto-a-ser-traidor (prontamente, si Shen Qingqiu podía probarlo) y dejó caer el libro.

"Se suponía que esto no sucedería" murmuró Shang  Qinghua  horrorizado, mientras veía a Luo  Binghe  acercarse a Shen Qingqiu con una sonrisa radiante después de sacar su espada elegida, Zheng Yang. Shen Qingqiu lo escuchó pero eligió ignorar a Shang  Qinghua  para asentir hacia Luo  Binghe .

"Eso no está en la trama..." Shang  Qinghua  murmuró  horrorizadamente  cuando Liu  Qingge  y Shen Qingqiu regresaron después de exterminar el campamento de demonios escondido en el este, sin embargo, lo encubrió rápidamente y los felicitó a ambos.

"É- eeel , el gran jefe..." Shang  Qinghua  observó boquiabierto cuando apareció Mo  Beijun .

Todo se estrelló contra Shen Qingqiu, en todas esas ocasiones, había pensado que era solo porque Shang Qinghua secretamente tramaba tras sus espaldas para asegurarse de que Luo Binghe no sacara a Zheng Yang, las otras dos veces, Shen Qingqiu había pensado que Shang Qinghua estaba horrorizado porque él había arruinado la oportunidad de los demonios.

Pero si ese fuera el caso, ¿¿cómo podría saber sobre el nombre en la portada?? ¿El Avión? ¿Fue eso lo que dijo Shang Qinghua en ese momento? ¿Avión Disparando Hacia el Cielo?

¿Cómo se enteró de este nombre Avión y por qué se lo dijo a propósito a Shen Qingqiu?

Shen Qingqiu se puso de pie elegantemente, agarró a Xiu Ya y salió corriendo de la casa de bambú.

Pasó junto a Ning Yingying, quien había venido a entregarle un ramo de flores frescas para animarlo, como todos los días desde que Luo Binghe cayó al Abismo. Los ojos de Ning Yingying se ensancharon "¿Shizun? Shizun, ¿a dónde quieres ir?" Exclamó Ning Yingying. Cuando no obtuvo respuesta, se mordió los labios "Uh oh" dejó a un lado las flores y corrió tras Shen Qingqiu, pero fue demasiado tarde ya que Shen Qingqiu había desenvainado a Xiu Ya y despegó hacia el cielo.

"¡Shizun!" Gritó Ning Yingying, deteniéndose y mirando impotente mientras Shen Qingqiu se marchaba.

Ming Fan llegó después de escuchar el grito de Ning Yingying, "¿Qué pasa, shimei? ¿Dónde está Shizun?" Preguntó.

"¡Ming-shixiong! ¡Shizun se fue con Xiu Ya!" Dijo Ning Yingying preocupada.

Ming Fan alzó las cejas, "¿Qué hay de malo en eso? Xiu Ya siempre ha estado del lado de Shizun donde quiera que vaya".

La cara de Ning Yingying se tornó preocupada y asustada "Shizun parecía estar en camino para matar a alguien, ¡ah! ¡Tengo miedo de que haga algo imprudente!"

Ming Fan parpadeó "Le diré al cabeza de la Secta" Ming Fan inmediatamente se fue a la Cumbre Qiong Ding.


Shang Qinghua estaba guardando el nuevo jarrón que recibió después de que su discípulo rompiera el suyo hace tres días, cuando Shen Qingqiu literalmente irrumpió en su morada y le envió una estocada con un fuerte poder espiritual.

Shang Qinghua gritó y se alejó del ataque que destruyó su nuevo jarrón y también un gran margen de su muro. "¡¿Qué...?!" Shang Qinghua no pudo evitar exclamar incrédulo ante un ataque tan repentino y aleatorio.

Shen Qingqiu no perdió tiempo en correr hacia él, Xiu Ya apuñaló hacia adelante. Shang Qinghua esquivó nuevamente de una manera antiestética, llamando desesperadamente a su espada para aumentar sus probabilidades de sobrevivir al Señor de la Cumbre que de repente enloqueció.

Shen Qingqiu se giró y pateó a Shang Qinghua en el pecho, enviándolo hacia atrás y estrellándolo contra la pared. Shang Qinghua tosió y agarró su espada que había respondido a su llamado, se apresuró a parar a Xiu Ya y la redirigió a un lado mientras se alejaba para ampliar la distancia.

"Avión Disparando Hacia el Cielo" dijo Shen Qingqiu de la nada.

Shang Qinghua titubeó al escuchar su alias de Internet de su última vida "¿Qué?" Él se quedó en blanco y eso fue todo lo que Shen Qingqiu necesitó para golpear la espada en la mano de Shang Qinghua, tirándola al suelo y apuntó a Xiu Ya al cuello de su oponente.

Shang Qinghua se congeló, su rostro se puso pálido rápidamente a una velocidad visible para los ojos mientras tragaba saliva y miraba a Shen Qingqiu "¿Shixiong...?" Lucía lamentable, pero Shen Qingqiu solo lo miró con frialdad y eso lo hizo llorar.

"Avión..." dijo Shen Qingqiu nuevamente, inquietantemente tranquilo.

Shang Qinghua quería pedir un pase, pero solo podía esperar que su respuesta fuera correcta. Después de todo, parecía que no estaba tratando con un reencarnador, sino con un compañero transmigrador "¿Sí...?" Respondió Shang Qinghua.

La cara de Shen Qingqiu se oscureció.

¡Pasar! ¡Pasar! ¡Pasar! ¡Respuesta incorrecta! ¡Mierda...! ¡¿Podemos volver?! ¡Sistema! ¡¡¡¡AYUDA!!!! Shang Qinghua quería llorar.

"Entonces, en realidad eres tú" dijo Shen Qingqiu con un toque de furiosa locura mientras levantaba a Xiu Ya. "¡¿Eres el jodido autor del libro?! ¡Bastardo, si no te mato ahora, no me sentiré satisfecho!" Shen Qingqiu lanzó un grito de batalla mientras apuñalaba.

Solo por puro miedo a la muerte, Shang Qinghua logró esquivarlo rodando a un lado con fuerza, usando el impulso mientras Shen Qingqiu se recuperaba, Shang Qinghua se alejó y se sentó "¡Espera! ¡Espera, hermano! ¡Podemos hablar en paz! Somos hermanos en el mismo camino, ¡ah! ¡Aiya! Primero baja a Xiu Ya, ¡ah!" Shang Qinghua gritó mientras llamaba a su espada para detener a Xiu Ya.

"¿Hermano? ¡¿Quién es tu maldito hermano?!" Shen Qingqiu frunció el ceño mientras levantaba la mano nuevamente y cortó hacia adelante con un arco afilado, Shang Qinghua no logró leer el movimiento y apareció un corte en su muñeca.

Si hace un segundo Shang Qinghua estaba aterrorizado, ahora Shang Qinghua estaba francamente horrorizado. "¡Cálmate! ¡Aiya, hermano! Cálmate, somos hermanos de la misma patria, ¡no nos matemos!"

"¿Qué patria? ¿Qué matarse el uno al otro? Yo te mataré a ti, hay una diferencia" Shen Qingqiu gruñó. "Déjame preguntarte esto, escribiste el libro, ¿verdad?"

Shang Qinghua lloró: "¡Sí! Por eso- ¡ack!"

Shen Qingqiu no lo dejó hablar más mientras continuaba golpeándolo "¡Perra! ¡No te muevas, déjame matarte!" Shen Qingqiu gritó. "¡¿Cómo te atreves a escribir mi destino de esa manera?! ¡Quédate quieto y déjame ensartarte, cabrón!" Shen Qingqiu lo atacó de nuevo con Xiu Ya.

Shang Qinghua se detuvo, mirando desconcertado e incrédulo a Shen Qingqiu "Espera, ¿quién eres?" Shang Qinghua tragó saliva.

"Soy Shen Qingqiu" Shen Qingqiu rechinó los dientes.

"No, ¿quien eres?" Shang Qinghua repitió, cada vez más desesperado.

Shen Qingqiu lo atacó una vez más y apareció un nuevo corte en la mejilla de Shang Qinghua "Soy Shen Jiu" Shen Qingqiu se mofó.

Shang Qinghua se congeló, horrorizado, comenzó a temblar a medida que su rostro se puso pálido como una sábana "Imposible" jadeó. Él esquivó un ataque en la cabeza por suerte, cuando cayó sobre su trasero.

"¿Imposible?" Se burló Shen Qingqiu. "Entonces, no deberías haber hecho un destino tan trágico para mí" los ojos de Shen Qingqiu se oscurecieron cuando levantó a Xiu Ya, no le importaban las consecuencias, ¡este hijo de puta tiene que morir aquí!

Antes de que Xiu Ya pudiera ser bajada, la muñeca de Shen Qingqiu fue agarrada y lo empujaron fuertemente contra el pecho de alguien. "¿Qué demonios estás haciendo?" Liu Qingge gritó en los oídos de Shen Qingqiu mientras arrastraba a Shen Qingqiu más lejos de Shang Qinghua.

Shen Qingqiu gruñó, "¡Sueltame!" Exigió mientras luchaba, pero Liu Qingge era mucho más fuerte que él físicamente y su agarre solo se hizo más fuerte mientras luchaba. Shen Qingqiu apretó los dientes y sacudió la muñeca para usar a Xiu Ya para liberarse.

Liu Qingge frunció el ceño ante el hombre que luchaba en sus brazos, giró la mano de Shen Qingqiu y Xiu Ya cayó al suelo. Yue Qingyuan entró después de eso, en pánico y perdido.

"Qingqiu-shidi, Shang-shidi. ¿Qué pasó?" Preguntó Yue Qingyuan desconcertado.

Shang Qinghua salió de su ensueño después de eso y rápidamente se apresuró a esconderse detrás de Yue Qingyuan, "¡Zhangmen-shixiong! ¡Zhangmen-shixiong! Ayúdame, ¡ah! ¡Protegeme! ¡Shen-shixiong me va a matar!" Gimió, mientras sostenía suplicante el borde de la túnica de Yue Qingyuan.

"¡Tú-! ¡Aléjate de él!" Shen Qingqiu gritó furiosamente.

"¡Zhangmen-shixiong! ¡Ayúdame!" Shang Qinghua gimió más fuerte, con lágrimas y mocos mientras se arrodillaba a los pies de Yue Qingyuan. Su acción fue realmente inapropiada para un Señor de la Cumbre.

"¿Qué pasó?" Exclamó Yue Qingyuan mientras miraba a Shen Qingqiu para obtener una respuesta.

"Voy a matarlo" gruñó Shen Qingqiu.

"¿Por qué?" Exclamó Yue Qingyuan.

"¿Por qué estás tratando de matar a nuestro hermano aprendiz?" Preguntó Liu Qingge con impaciencia.

"¡Se lo merece!"

"Esa no es una razón legítima" dijo Liu Qingge mientras apretaba su control sobre Shen Qingqiu hasta que el hombre finalmente dejó de luchar.

Mu Qingfang, quien había sido llamado por un discípulo de la Cumbre Qiong Ding por si acaso y Wei Qingwei, quien había estado con Mu Qingfang para consultar sobre un tónico, se apresuraron dentro y se sorprendieron por la cantidad de daño y la situación en el interior.

Después de mirar a todos, Mu Qingfang se acercó al sollozante Shang Qinghua y le tendió la mano para ayudarlo a levantarse.

Shen Qingqiu rechinó los dientes, usó su pie para patear a Xiu Ya y la envió hacia Shang Qinghua antes de que Liu Qingge pudiera detenerlo, pero Wei Qingwei hizo a un lado el torpe ataque antes de que Yue Qingyuan o Mu Qingfang tuvieran que actuar.

"Tú- ¿En serio?" Liu Qingge lo regañó mientras tiraba de Shen Qingqiu más lejos, pero Shen Qingqiu en realidad balanceó su pie hacia atrás cuando fue arrastrado por la fuerza, con la intención de atacar a Liu Qingge en el lugar donde duele.

Liu Qingge apenas lo esquivó y tuvo que aflojar su agarre, Shen Qingqiu, con su hábil técnica que había aprendido a través de su amarga vida, se escapó del agarre de Liu Qingge torciéndose ligeramente. "¡¿Qué-?!"

Wei Qingwei se lanzó para agarrar a Shen Qingqiu por la cintura y Liu Qingge restableció rápidamente su control sobre las manos y el torso de Shen Qingqiu. Fue nuevamente capturado.

Shang Qinghua se encogió aun más detrás de Yue Qingyuan, mirando con horror a Shen Qingqiu mientras recibía el tratamiento de primeros auxilios de Mu Qingfang.

"¡Dios, cálmate!" Dijo Liu Qingge con dureza.

"Shen-shixiong, pase lo que pase, podemos discutirlo primero. Somos hermanos de secta, por favor, no seas precipitado" dijo Wei Qingwei con amargura.

El corazón de Yue Qingyuan le dolía mucho, pero tuvo que preguntar: "Bien, ¿qué pasa? ¿Qué los hizo pelear? Estoy seguro de que podemos resolverlo juntos" dijo desesperadamente.

"¿Resolverlo? ¡Él fue quien creó todos los problemas en primer lugar y nunca los arregló!" Shen Qingqiu frunció el ceño.

Shang Qinghua se encogió cuando todos lo miraron "Fue un malentendido" dijo entre lágrimas.

Al escuchar las dos respuestas, los otros no pudieron evitar la desesperación. No explicaron nada, ¡ah! ¡Esta conversación no tenía sentido! Fue como ver a un esposo acusar a su esposa de algo y exigir el divorcio, mientras que su esposa declaró que era solo un malentendido.

"Explica" gruñó Liu Qingge con impaciencia.

"¡De hecho fue un malentendido!" Shang Qinghua se encogió aún más. ¡Mamá! ¡Él quería irse a casa! ¡Sistema! ¡Quería irse casa! ¡¡¡Ahoooraaa!!!

"Qingqiu-shidi, ¿quieres explicar algo?" Yue Qingyuan le dio una oportunidad a su adorado hermano pequeño.

"¿Aparte de que estoy muy decepcionado y enojado y tengo un fuerte deseo de matar, también algunas otras cosas realmente difíciles de explicar? ¡Ustedes no lo entenderán!"

"Pruébanos" dijo Liu Qingge.

"¡Maldito seas!" Maldijo Shen Qingqiu.

"Puedes callarte ahora" Liu Qingge presionó el punto de presión de Shen Qingqiu para callarlo y Shen Qingqiu lo fulminó con una mirada asesina.

"¿Shang-shidi...?" Yue Qingyuan dijo lentamente. Debido a que Liu Qingge se había llevado la oportunidad de Shen Qingqiu para defenderse, Yue Qingyuan solo podía esperar que la respuesta de Shang Qinghua no fuera tan mala.

Shang Qinghua sintió ojos expectantes (y un par asesinos) sobre él y quiso llorar: "Fue... fue un malentendido yo... yo..." Shang Qinghua luchó mientras lloraba aún más. '¡¡¡Sistema!!! ¿¡Dónde estás!? Exijo un paquete de bonificación, ¡ah! ¡Hay una variable no contada en la historia! ¡La misión no es válida! ¡Te voy a reportar! ¡¡¡Sistema!!!' Shang Qinghua gimió en su mente.

[El sistema está en proceso]

[Cargando una manera para que el anfitrión explique la situación sin revelar su naturaleza]

[¡Guión recibido!]

Shang Qinghua lloró de felicidad antes de sentirse irritado por el pequeño guión: "En ese momento yo... estaba allí con Shen-shixiong cuando en el lado demoníaco apareció Mo Beijun. En ese momento, no estaba en mi mejor condición y no podía usar todo mi poder para ayudar a Shen-shixiong a luchar contra él. Esa pelea le costó a Shen-shixiong su talentoso discípulo, Shen-shixiong pensó que no hice todo lo posible para ayudarlo y estaba enojado. Realmente fue un malentendido" Shang Qinghua leyó el guión con tanta emoción que lloró, esperando que pudiera ser lo suficientemente convincente.

Los demás lo miraron sorprendidos mientras la comprensión lentamente llegaba a ellos, luego miraron a Shen Qingqiu con simpatía. Resultó que Shen Qingqiu todavía no podía superar la muerte de su discípulo. ¿Todavía estaba en la etapa de culparse a sí mismo y todo eso?

Shen Qingqiu lo miró con incredulidad, ¿qué demonios? ¿Qué malentendido? ¿Qué discípulo talentoso perdido? Shen Qingqiu sabía que ese mocoso no podía estar muerto allí abajo e incluso si él muriera, ¡Shen Qingqiu solo se sentiría encantado! Shen Qingqiu quería gritar, ¡Maldito sea Liu Qingge por impedirle hablar!

Liu Qingge suspiró: "Aun sigues así e incluso quisiste atacar a tu propio hermano aprendiz, ¿has perdido la cabeza?"

"Hay que seguir adelante, tampoco es bueno culpar a otras personas" dijo Wei Qingwei.

"Shen-shixiong, siempre puedo ir de visita para hablar si quieres" dijo Mu Qingfang con simpatía.

"Qingqiu-shidi..." Yue Qingyuan dijo con tristeza.

'¡NO!' Shen Qingqiu gritó internamente. Fulminó con la mirada a Shang Qinghua, quien se encogió aún más para esconderse detrás de Yue Qingyuan. '¡Voy a matarlo!'

Todos sabían que la intención asesina de Shen Qingqiu aún no había cesado por la forma en que miró a Shang Qinghua. Yue Qingyuan miró a los demás, quienes lo miraban esperando una orden, por sus ojos, sabía que le estaban pidiendo la mejor y más lógica decisión.

Encerrar a Shen Qingqiu hasta que se calmara.

Así que eso fue lo que hizo Yue Qingyuan, "llévenlo a la sala de detención en el palacio Qiong Ding" ordenó Yue Qingyuan. La sala de detención estaba asegurada con muchos sellos para evitar que los detenidos escaparan, pero también era lo suficientemente cómoda, Yue Qingyuan no podía soportar tratar mal a su hermano pequeño después de todo.

Liu Qingge y Wei Qingwei asintieron mientras Shen Qingqiu lo miraba incrédulo.

"¡Espera!" Shen Qingqiu articuló, gritando sin hacer ruido. Pero Wei Qingwei ya se había abalanzado hacia sus pies, sujetándole las piernas con fuerza mientras él luchaba salvajemente.

"Qingge" Wei Qingwei frunció el ceño y bajó a Shen Qingqiu.

Liu Qingge frunció el ceño mientras soltaba a Shen Qingqiu, lo empujó contra Wei Qingwei y presionó un punto de presión en su espalda antes de que pudiera recuperarse. Shen Qingqiu inmediatamente se aflojó en los brazos de Wei Qingwei. Liu Qingge se inclinó y lo recogió al estilo nupcial.

Yue Qingyuan suspiró "Vamos" estaba a punto de irse cuando tirarón de su túnica. Yue Qingyuan parpadeó y miró a Shang Qinghua, quien todavía estaba arrodillado en el suelo "No podrá salir, ¿verdad?" Preguntó Shang Qinghua, aterrorizado.

Los labios de Yue Qingyuan se torcieron "No hasta que se calme".

"Pero, ¿y si finge calmarse?" Shang Qinghua gimió.

Yue Qingyuan hizo una pausa "Entonces lo detendremos por un período prolongado para asegurarnos de que realmente se haya calmado".

Shang Qinghua sacudió la cabeza, llorando en sus manos "¡Lo fingirá!" Gimió en sus palmas.

Yue Qingyuan lo miró extrañamente, ¿por qué Shang-shidi parecía estar realmente familiarizado con Xiao Jiu? Por lo que Yue Qingyuan sabía, apenas hablaron. "No hay necesidad de preocuparse, no dejaríamos que te atacara de nuevo. Vamos...a hablar..." Con eso, Yue Qingyuan y los otros dos se fueron, llevándose a Shen Qingqiu y dejando a Shang Qinghua con Mu Qingfang.

"Shang-shixiong, tratemos tus heridas" Mu Qingfang tocó el hombro de su shixiong.

Shang Qinghua de repente se echó a llorar, desconcertando a Mu Qingfang. "¡Moriré!" Gritó Shang Qinghua.

"Shixiong, por favor, no te preocupes, después de que se calme, Shen-shixiong se dará cuenta de que no tienes la culpa. Solo estaba actuando debido a la ira en este momento" dijo Mu Qingfang lentamente.

Shang Qinghua se secó las lágrimas y agarró las mangas de Mu Qingfang, "Mu-shidi. ¿Puedo permanecer en tu Cumbre por un tiempo indeterminado?"

El sudor de Mu Qingfang cayó. ¡¿Cuán asustado estaba Shang-shixiong de Shen-shixiong?!

Chapter Text

"¡Tío marcial!" Yue Qingyuan se detuvo cuando vio a un pequeño grupo de discípulos de la Cumbre Qing Jing corriendo hacia él, luciendo aterrorizados cuando vieron que su Shizun estaba inconsciente en los brazos de Liu Qingge.

"¿Q-qué le pasó a Shizun?" Ming Fan preguntó con ansiedad.

Yue Qingyuan les sonrió suavemente "Su Shizun está bien, solo necesita calmarse. Todos ustedes regresen a Qing Jing, su Shizun no volvería por unos días" los dirigió suavemente mientras Liu Qingge y Wei Qingwei entraban rápidamente en el pabellón del palacio de la Cumbre Qiong Ding.

"Pero, ¿por qué?" Preguntó Ning Yingying entre lágrimas.

"Necesitamos hablar y calmarlo" dijo Yue Qingyuan.

"¿Por qué necesita calmarse?" Preguntó Ning Yingying.

"Él..." Yue Qingyuan comenzó. "Todavía no ha superado la muerte de Luo Binghe, anteriormente se peleó con su Shang-shishu a causa de ira momentánea. No se preocupen, su Shizun estará bien" aseguró Yue Qingyuan.

El grupo de Qing Jing miró fijamente y con los ojos desorbitados a Yue Qingyuan mientras se alejaba. Luego se miraron con consternación.

"Shizun..." Ning Yingying sollozó.

Su Shizun lo había tomado demasiado duro...


Después de unos días, la ansiedad de Shang Qinghua llegó a su punto más alto y no podía dejar de imaginar su perdición si Shen Qingqiu salía de su detención. ¿Ese tipo lo escucharía una vez que fuera liberado y fuera libre para matar a Shang Qinghua nuevamente? Su interacción hace unos días hizo que Shang Qinghua se sintiera pesimista al respecto.

Así que Shang Qinghua obtuvo  una idea. Ya que Shen Qingqiu probablemente no lo escucharía una vez que fuera liberado, ¿por qué no hablar con él cuando aún estaba en cautiverio?

"Shang-shixiong" Mu Qingfang, como de costumbre durante los últimos días, asomó la cabeza dentro de la habitación, "Traje tu té de hierbas". Cielos, este shixiong suyo había estado nervioso e inquieto durante los últimos días. ¡Mu Qingfang temía que si Shang Qinghua intentara cultivar, incluso podría sufrir una desviación qi!

La condición de Shang Qinghua no era tan mala en realidad, claro que a veces le costaba dormir por la noche y cualquier sonido sospechoso lo ponía nervioso y asustaba, ¡pero no hasta el punto de sufrir una desviación qi! "Mu-shidi, quiero visitar Shen-shixiong" Shang Qinghua inhaló profundamente y lo dijo, con determinacion.

Mu Qingfang lo miró fijamente, el Señor de la Cumbre Qian Cao bajó la bandeja en sus manos y caminó hacia Shang Qinghua, agarró la mano de Shang Qinghua y comprobó su pulso. Después de revisar el pulso de Shang Qinghua, Mu Qingfang movió su mano por debajo de la nariz de Shang Qinghua, sintiendo su respiración. Al terminar de verificar eso, Mu Qingfang murmuró una disculpa y revisó los ojos de Shang Qinghua.

La experiencia de Mu Qingfang en medicina no sabía cómo diagnosticar la repentina toma de esta muy mala elección. "Shixiong, ¿necesitas que te dé un té de hierbas más fuerte?" Preguntó Mu Qingfang con benevolencia.

Shang Qinghua se quedó en blanco "Mu-shidi, estoy en mi sano juicio. Quiero hablar con Shen-shixiong... no, necesito hablar con él" dijo con seriedad.

Mu Qingfang miró a ShangQinghua, buscando algo, posiblemente su cordura, antes de asentir "Está bien, Qingfang te llevará a Qiong Ding..."


Shang Qinghua tuvo la misma mirada de duda cuando llegó y anunció su intención. Si fuera cualquier otro Señor de la Cumbre el que hiciera enojar a Shen Qingqiu y viniera a apaciguarlo, ni siquiera se inmutarían, ¡pero era Shang Qinghua! ¡El que, la mayoría de las veces, siempre elige evitar el problema en lugar de enfrentarlo!

"¿Estás seguro, Shang-shixiong?" Zhang Qingxu, el encargado de los sellos que rodean la sala de detención, inclinó la cabeza con recelo.

"Yo... ¿estaré bien siempre y cuando él esté atado?" Dijo Shang Qinghua a regañadientes.

"¿Por qué suenas como si nos lo estuvieras preguntando?" Dijo Wei Qingwei, quien simplemente estaba de visita hoy.

"Estaré bien" dijo Shang Qinghua con más confianza.

Ahora, fue Yue Qingyuan quien se mostró escéptico, "Podríamos dejar que hagas esto... ¿Pero qué planeas hacer después?"

"Quiero hablar con él... sobre ese día. Podría ser capaz de calmarlo si hablo lentamente al respecto y se lo explico..." dijo Shang Qinghua.

"Bueno, vale la pena intentarlo" Wei Qingwei aplaudió el coraje de Shang Qinghua en su corazón y expresó su aprobación.

Al ver que nadie parecía estar en contra, a Yue Qingyuan también le gustó la idea: "Muy bien, Shang-shidi, por favor, haz tu mejor esfuerzo".

Shang Qinghua asintió y Zhang Qingxu abrió el sello de la puerta, dejando que Shang Qinghua entrara. Nadie lo siguió y Zhang Qingxu cerró la puerta sin sellarla, porque eso los detendría si fueran necesarios dentro.

"... Llamaré a los demás" dijo Wei Qingwei mientras se inclinaba ante Yue Qingyuan y salía, con la intención de llamar a sus juniors que estaban presentes dentro de la Secta.


Cuando Shang Qinghua entró en la habitación, sintió frío. No, no era su ansiedad, la habitación estaba realmente fría, de una manera agradable, así que se sentía como una habitación con aire acondicionado de los tiempos modernos. Shang Qinghua casi se indignó cuando vio los intrincados sellos en la pared que brillaban con un suave azul, proyectando una agradable brisa fría cada pocos segundos, ¿es esta una habitación de detención o un hotel de cinco estrellas? ¡Este lugar era incluso cinco veces mejor que la residencia de Shang Qinghua solo por el hecho de tener sellos de aire acondicionado! Pero...

Los ojos de Shang Qinghua escanearon la habitación y vieron débiles sellos rojos superpuestos por los sellos azules, miró hacia otro lado, si había un enfriamiento, naturalmente había un calentador. Pero simplemente frío y calor... No sabía cuánto podía subir la temperatura, también podría ser para una tortura leve. Pero debido a que el detenido aquí también era un Señor de la Cumbre, sin mencionar, el único extremadamente favorecido por el Jefe de la Secta, por supuesto, esos sellos fueron reducidos para ser agradables en lugar de tormentosos...

Shang Qinghua caminó más y apartó las dos cortinas en su camino, se enfrentó instantáneamente a una cama grande... Con Shen Qingqiu atado al poste. Se veía tranquilo con los ojos cerrados, parecía estar meditando a pesar de que su qi estaba sellado por el Cable Vinculante Inmortal alrededor de sus muñecas. Sin embargo, Shang Qinghua sabía que había una tormenta gestándose detrás de esa tranquilidad, parecía que Yue Qingyuan también lo sabía, por lo tanto, todavía estaba detenido.

Shang Qinghua inhaló profundamente "Necesitamos hablar" dijo Shang Qinghua. Los ojos de Shen Qingqiu se abrieron de golpe e instantáneamente lo miraron furiosamente cuando escuchó la voz de Shang Qinghua, sin siquiera dignarse a fingir calma.

"Necesito matarte" escupió Shen Qingqiu.

"Shen-shixiong, por favor. Realmente necesitamos hablar, me conoces, ¿verdad? Sabes que soy 'Avión' ¿verdad? ¿Cómo? ¿Cómo reconoces mi nombre? ¿Mi libro? ¿Mi identidad?" Preguntó Shang Qinghua, cada vez más frenético con cada pregunta.

Shen Qingqiu lo miró fríamente, burlándose y sin decir nada. La expresión en su rostro fue suficiente para hacer que una persona de voluntad débil se suicidara por el simple contenido de la misma.

"Me conoces, ¿verdad?" Preguntó Shang Qinghua, sintiéndose sofocado por el tema, pero realmente necesitaba una respuesta ahora.

"Hmph". Aparentemente Shen Qingqiu ni siquiera le daría el lujo de una palabra adecuada como respuesta, Shang Qinghua se desesperó.

Shang Qinghua inmediatamente cayó de rodillas, a diez pasos de Shen Qingqiu, asumiendo una postura de mendicidad "Ancestro, por favor respóndeme, ¡ah! ¡Te pagaré!"

Shen Qingqiu se movió y Shang Qinghua se sobresaltó a pesar del movimiento menor "Tú eres el autor de la profecía" dijo Shen Qingqiu con suavidad, pero había una corriente de rabia en su serena voz.

"¿Profecía?" Repitió Shang Qinghua.

"Camino del Orgulloso Demonio Inmortal" escupió Shen Qingqiu.

Shang Qinghua inhaló profundamente, "Entonces, déjame preguntarte esto... ¿Eres nativo de este mundo o...?"

"¿De qué mierda estás hablando?" Siseó Shen Qingqiu.

Shang Qinghua tragó saliva, un nativo entonces. "¿Has vivido esta vida antes?" Preguntó Shang Qinghua nuevamente.

Shen Qingqiu lo fulminó con la mirada y se sintió frustrado por la atadura alrededor de su tobillo, "Hijo de puta, actualmente estoy viviendo tanto como puedo".

"Entonces, ¿cómo me conoces? ¿Tú... Leíste mi novela?" Shang Qinghua jadeó. No había manera de que eso pudiera suceder, su escritura era de los tiempos modernos, el único que podría saber eso era una persona de la época moderna como él. Sin embargo, aquí estaba, un nativo que lo sabía.

"En aquel entonces, Qiu Haitang me dio libros" Shen Qingqiu enfatizó el nombre de su prometida y futura esposa de Luo Binghe con mucha amargura, por lo que Shang Qinghua se estremeció. "Guardé el libro y lo leí hasta el final, lo terminé hace mucho tiempo. Solo lo recordé cuando apareció ese mocoso Luo Binghe, sería un idiota si no me diera cuenta de que estaba viviendo una historia de una novela barata con todo la obviedad en todo el lugar" Shen Qingqiu miró asesinamente a Shang Qinghua quien lo miró boquiabierto.

"Espera, ¿realmente leíste mi libro? ¡¿Aquí?! ¡¿Un ser no vivo transmigró?!" Shang Qinghua jadeó. Rápidamente se postró cuando la mirada de Shen Qingqiu se volvió aún más fría "Aiya, también me explicaré entonces. Hermano, hermano mayor, ah, en realidad no soy Shang Qinghua" explicó Shang Qinghua.

"Soy el autor de los libros, pero no eran más que ficción en mi mundo original. Entonces, de repente, cuando me desperté un día..."

"¿Y estás en el cuerpo de Shang Qinghua?" Shen Qingqiu lo interrumpió, sin impresionarse.

"Sí" Shang Qinghua asintió rápidamente.

"¡Bastardo, todavía no me excusa a mí ni a mi historia de vida de mierda!" Gritó Shen Qingqiu, ansioso por llamar a Xiu Ya, la que probablemente estaba asegurada en las manos de Wei Qingwei.

Shang Qinghua se encogió, con ganas de sollozar pero temiendo que incitara más ira hacia él "Aiya, hermano. Por favor, cálmate, ah. Estoy aquí para ayudarte y tú puedes ayudarme a cambio" dijo Shang Qinghua desesperadamente.

Shen Qingqiu gruñó, pero en última instancia, sabía que sería imposible matar a Shang Qinghua sin ninguna razón clara. No importa si él fuera el segundo Señor de la Cumbre, él todavía sería condenado al ostracismo si matara a un hermano de Secta "¿Qué quieres?" Preguntó Shen Qingqiu.

Shang Qinghua sonrió "¡Actuemos como si esto nunca hubiera pasado, podemos rodar con mi excusa, pretenderás calmarte y perdonarme por mi error y viviremos juntos en armonía!"

Shen Qingqiu no parecía que quisiera vivir en armonía con Shang Qinghua.

Shang Qinghua se aclaró la garganta, "Entonces... Sabes lo que sucederá, ¿verdad? Cierto, habías cambiado algunas cosas, ¡pero está bien! Sin embargo, tenemos que llevar a cabo la trama..."

"¿Quieres ser un trozo de carne? ¿Qué me torturen y pierda a toda mi familia marcial?" Shen Qingqiu gruñó.

"¡NO! ¡En absoluto!" Shang Qinghua sacudió frenéticamente la cabeza y se dejó caer al suelo, sollozando. "¡Solo quiero ir a casa!" Se lamentó Shang Qinghua.

"¡Es una mierda estar aquí! Ya no quiero ser escritor, ¡ah! ¡Wuu wuu! ¡Ni siquiera había usado mi salario del maldito libro antes de ser enviado aquí!" Shang Qinghua lloró devastadoramente. "¡Eres la única esperanza que tengo, Shen-shixiong! Técnicamente, tú también eres mi lector, ¡amo a mis lectores! ¡Ayúdenme, simplemente no quiero moriiir!" Shang Qinghua se arrodilló.

"Sin embargo, fuiste muy vívido al explicar los detalles de la tortura de 'Shen Qingqiu" se mofló Shen Qingqiu con frialdad.

Shang Qinghua olisqueó "Como dije, era solo ficción para mí. Un alivio para mi frustración, pero nunca querría que nadie fuera sometido a ese tipo de tortura inhumana. ¿Sabías que muchos lectores exigieron que se agregara la castración?"

Se sintió como si una tormenta de nieve hubiera golpeado la habitación cuando la cara de Shen Qingqiu se quedó sin expresión, los sellos de temperatura serán condenados. Shang Qinghua se estremeció y tosió exageradamente.

"Pero no hice eso" dijo Shang Qinghua con brillantes ojos inocentes suplicando piedad. "¡Por favor, por favor, por favor, ayúdame o de lo contrario me golpeará un rayo! En cierto modo, soy tu creador, ¡eres prácticamente mi hijo!"

Los ojos de Shen Qingqiu se crisparon, pero reprimió su temperamento recordándose a sí mismo que... Tenía que ser paciente. Todavía tenía a sus discípulos quienes lo esperaban en Qing Jing, Yue Qingyuan quien todavía se preocupaba por él y una maldita profecía que necesitaba ser cambiada. "Bien."

Shang Qinghua levantó la vista.

"Seguiré la corriente. No te mataré" dijo Shen Qingqiu. "Pero eso no significa que te ayudaré con todo lo que me arrojes".

Shang Qinghua asintió "¡Sí! Yo solo... ¿Puedo echarle un vistazo a mi novela?" Preguntó ansiosamente Shang Qinghua. Él podría haber escrito esa cosa, ¡pero estaba obligado a olvidar algunos detalles! Necesitaba echarle un vistazo, ¿quién sabía si podía escabullirse un tesoro o dos del protagonista?

Shen Qingqiu suspiró en señal de rendición y asintió "Bien, te la mostraré. ¿Cuándo seré liberado?" Dijo Shen Qingqiu exasperadamente.

"Puedo liberarte ahora" dijo Shang Qinghua. "Después de eso, podemos convencer a los demás que están afuera de que te has calmado" Shang Qinghua sonrió mientras se acercaba a Shen Qingqiu.

Shen Qingqiu observó a Shang Qinghua desatar su tobillo y luego sus manos.

Lanzando la cuerda sobre su hombro, Shang Qinghua se limpió el sudor imaginario de su cabeza "Ahora nosotros- ¡Aaahh!" Exclamó Shang Qinghua cuando Shen Qingqiu se abalanzó sobre él y lo presionó contra la cama.

"Para alguien que me creó, sorprendentemente no eres muy perspicaz sobre mi personaje" se burló Shen Qingqiu.

¡Sistema! ¡¡Sisteeemma!! ¡Sal! ¡Ayuda a tu anfitrión! ¡Aaahhh! ¡Él morirá! ¡Morirá! ¡Morirá en manos de su propio villano! "Shen Qingqiu, cálmate ah, ya lo prometiste" Shang Qinghua forzó una risa tímida.

"¿Qué te hace pensar que soy del tipo que cumple sus promesas? En el primer volumen cerca del final, incluso me describiste como 'alguien a quien no le importaría contradecir sus propias palabras', ¿eh?" Shen Qingqiu sonrió mientras se acercaba, su agarre en las muñecas de Shang Qinghua se apretó.

Él lo hizo. Shang Qinghua luchó y se rindió "Lo hice. También te describí como alguien que hará cualquier cosa por su objetivo, sin diferenciar entre lo justo y lo corrupto" Shang Qinghua renunció.

"Así que me conoces, ¿cómo puedes ser tan estúpido entonces?" Dijo Shen Qingqiu sombríamente.

Shang Qinghua cobró determinación "¡Porque creo que hay algo de bondad en ti!" ¡Toma eso! ¡Acaba de usar el encantador punto del ataque final absoluto del típico personaje principal positivo! ¡Un discurso de fe! ¡Desmorónate!

"Se extinguió hace mucho tiempo, junto con mis esperanzas, inocencia y creencia" dijo Shen Qingqiu lentamente. "Deberías saber eso."

"Yo... lo sé" Shang Qinghua se rompió, maldiciendo al sistema por meterlo en este lío donde tuvo que enfrentarse a su propio villano, quien había leído la historia. "Pero hice que tuvieras un poco de bondad en tu corazón" se atragantó.

"Orgulloso, envidioso, lleno de ira, codicioso, elegiste Qing Jing porque sería menos trabajo, mordiste más de lo que podías masticar, codiciando a tu propia discípula, así es como los lectores te vieron. ¡Eres prácticamente un pecado andante!" Dijo Shang Qinghua.

"Pero para mí, eres más que eso. Tú orgullo, eres el tipo de persona que no rehuiría de lo que crees correcto, no te acobardarías ante el resultado de tus propios errores. Tú envidia te impulsó a trabajar duro, compensando todas tus deficiencias, incluso cuando te cultivaste tarde, aún pudiste ser un Señor de la Cumbre. ¡Tú ira nació de tu amargura, quemando y cargando tu corazón con demonios, pero vives con ella! Tu codicia fue humana, porque nunca antes habías experimentado riquezas y querías obtener una falsa sensación de comodidad con ellas. Tú elección de entrar en la Cumbre Qing Jing es razonable, habías experimentado tanto, está justificado que quieras tomar un descanso. ¡Y no lujuriaste! Tu afición por Ning Yingying era porque ella llevaba una sombra de tu amor, era amor, pero en el fondo, no amabas a Ning Yingying así. ¡Lo sé todo! ¡Me esforcé en hacer tu personaje!" Dijo Shang Qinghua apasionadamente mientras miraba a los ojos de Shen Qingqiu.

El agarre de Shen Qingqiu vaciló mientras miraba a Shang Qinghua, conmocionado "Tú..."

"Shen Qingqiu, eres mi villano cuidadosamente planeado. Pero no pude expandir tu historia debido al descontento y la protesta de los lectores" Shang Qinghua sintió que su pecho se sofocaba. Shang Qinghua amaba a los personajes antihéroes, por eso su personaje principal había sido un antihéroe. Había hecho Camino del Orgulloso Demonio Inmortal por muchas razones. Primero, quería desarrollar un personaje que perdiera su fe pura y se ennegreciera, un antihéroe, visto como un villano por algunos y un héroe por otros. En segundo lugar, quería cumplir el sueño de un hombre de tener un gran harem. En tercer lugar, quería tener un personaje profundo que la gente odiara, pero que cambiara su punto de vista después de que se reveló la razón de por qué. Shen Qingqiu fue el villano para muchas personas, pero también fue una víctima inocente en su propia historia y en muchas otras.

Shang Qinghua no tenía idea de cómo, simplemente sucedió de la manera en que lo escribió. Se descubrieron todas las cosas malas que Shen Qingqiu había hecho, pero la lista de buenas acciones que Shen Qingqiu había hecho se quedó inmóvil en su borrador, no se pudo insertar en la historia porque su patrocinador se negó a tener una larga historia de fondo para un villano escoria. La tortura, se suponía que era una herramienta de trama, un evento que conducía a la exposición de la historia de fondo de Shen Qingqiu y sobre todo... Una lección para que Luo Binghe no continúe el ciclo del odio.

Pero entonces los lectores se volvieron salvajes y Shang Qinghua simplemente no pudo controlar el flujo de la historia, incluso sus lectores favoritos se dejaron llevar y no se preocuparon por los motivos de Shen Qingqiu. Simplemente decidieron que era un villano unidimensional creado para ser odiado y... bueno, asesinado.

Y en algunos puntos, Avión se había entusiasmado con su intención original hacia Shen Qingqiu. Él había intentado poner algunas pistas e inmediatamente retrocedió cuando no recibió una buena respuesta.

Al final, Shang Qinghua tuvo que sentenciar a su villano bien planificado y en realidad enfrentarlo y matarlo. La odiosa versión de Shen Qingqiu siempre existiría en la mente de los lectores, escrita en su sitio web y luego, en el libro. Pero la versión compleja de Shen Qingqiu estaba y siempre estaría en el corazón de Shang Qinghua. Pensó que si alguna vez hacía una nueva novela, tal vez, el borrador del personaje de Shen Qingqiu se usaría con un nombre diferente. ¡Pero nunca logró hacer eso ya que fue enviado aquí!

"Lo siento..." Shang Qinghua se disculpó con voz ronca. "Shen Qingqiu en la novela no le hizo justicia a tu verdadera complejidad. Pero te conocía, confía en mí. Después de todo, fuiste tú quien me mantuvo despierto durante la mayor parte de la noche, principalmente para profundizar en la construcción de tu personaje" Shang Qinghua se rió torpemente.

Las manos de Shen Qingqiu se quedaron pero él bajó la cabeza, su flequillo impidió que Shang Qinghua mirara su expresión.

Crujido

"¿Está todo bien...?" La voz de Yue Qingyuan se apagó cuando vio la escena delante de él.

Wei Qingwei estaba detrás de él y se ahogó con su saliva cuando vio la escena de dos hombres en la cama, un lado estaba inmovilizando al otro lado. Liu Qingge estaba congelado en la puerta, con los ojos muy abiertos y la mandíbula apretada en una lucha por no gritar.

"¿Están-? ¡Oh Dios, desvergonzados!" Qi Qingqi inmediatamente se dio la vuelta, cubriéndose los ojos después de verlos mientras los otros Señores de la Cumbre que estaban presentes, inmediatamente lamentaron su decisión de entrar.

Shen Qingqiu se sentó, liberando a Shang Qinghua de su inmovilización y miró hacia otro lado, su expresión aún estaba oculta. Shang Qinghua rodó hacia un lado y se impulsó para sentarse "¡Espera, esto no es lo que parece!" Shang Qinghua dijo desesperadamente mientras levantaba las manos. "¡Estábamos, solo estábamos hablando!"

"Claro, no vimos nada. Quiero decir, ¿acabo de ver a Shen-shixiong inmovilizando a Shang-shixiong en la cama? Imposible, ¿verdad? Debo estar borracho" dijo Ye Qingjiu, el Señor de la Cumbre Zui Xian, con decisión, mientras desabrochaba la calabaza de alcohol en su cintura y comenzaba a beberla.

"Como su shidi, no diré nada, pero absténganse del deseo mundano y no dejen que su emoción los trague por completo... ¿Espero que procedan con consentimiento?" Dijo Fu Qingwu, el Señor de la Cumbre Ku Xing mientras se palmeaba el pecho y hablaba con preocupación.

"¿Debería ser? Quiero decir, ¡puse un sello contra el acto no consensual para, ehem! Esa actividad" susurró Zhang Qingxu.

Shang Qinghua farfulló: "¡Solo estábamos hablando!" Shang Qinghua quería maldecir. ¡No sean ridículos, ¿querían acusar a este padre de acostarse con su villano? "Shen-shixiong me había atacado, pero se detuvo después de que lo convenciera".

"Oh..."

"¿Por qué está libre de su atadura en primer lugar?" Preguntó Liu Qingge.

"Lo desaté" dijo Shang Qinghua. "Porque parecía tranquilo, no, no, ahora está tranquilo. ¿Verdad, Shen-shixiong?"

Yue Qingyuan salió de su estupor para mirar a Shen Qingqiu "Qingqiu-shidi, ¿es eso cierto? ¿Estás bien ahora?"

"¡Sí! ¿Por qué no lo estaría? ahora estamos bien, ¿verdad?" Shang Qinghua se rió exageradamente mientras acariciaba el hombro de Shen Qingqiu con cuidado.

Shen Qingqiu se movió "En, estamos bien" Shen Qingqiu asintió.

Shang Qinghua suspiró aliviado por dentro "¿Ven? El problema ahora está resuelto" señaló Shang Qinghua, pero los demás no parecían prestarle atención mientras miraban boquiabiertos al tipo que estaba a su lado. Shang Qinghua parpadeó y se volteó para mirar a Shen Qingqiu.

Su corazón dio un vuelco.

Shang Qinghua observó boquiabierto mientras vislumbraba los tonos rojos en las mejillas de Shen Qingqiu, la cara generalmente pálida e inexpresiva estaba pintada de un rojo encantador mientras los ojos de Shen Qingqiu miraban lejos de ellos.

Shen Qingqiu pareció darse cuenta de que lo estaban mirando y gruñó "¿Qué? Estamos bien, ¿por qué siguen ahí parados?" Shen Qingqiu los fulminó con la mirada y saltó de la cama, buscó su abanico en la mesita de noche y lo abrió para ocultar su rostro, ahora que su aire noble y distante estaba de vuelta con la cobertura de su cara, todos parpadearon.

Shang Qinghua jadeó suavemente, de repente recordó una memoria del pasado donde mostró su diseño de personaje a sus amigos. Para explicar el carácter complejo de Shen Qingqiu a sus sencillos amigos, Shang Qinghua había simplificado su explicación sobre Shen Qingqiu como "Princesa de Hielo Tsundere, pero en versión masculina".

Esto... ¿¡esto es!?

Todos miraron a Shang Qinghua con una unificada mirada extraña, estaba claro lo que estaban pensando. Shang Qinghua, tú fuiste a quien inmovilizaron, ¿pero Shen Qingqiu fue el que se avergonzó? ¡¿¡¿Qué hiciste?!?!

Shang Qinghua se declaró inocente. No hizo nada malo, ¿¡de acuerdo!?


"¡Esos son!" Shang Qinghua casi lloró cuando vio los libros en las manos de Shen Qingqiu. Los recibió cuidadosamente como si fueran sus propias hijas bebés "¡Son la versión más reciente!" ¡La que se vendería antes de que fuera transferido!

¡De la cual ni siquiera había recibido el pago!

Shang Qinghua los dejó encantadamente sobre el escritorio, levantó uno de ellos y lo abrió, suspiró con satisfacción cuando vio algunos caracteres chinos simplificados y algunas jergas modernas que se le escaparon cuando lo escribió.

¡Golpe!

Shang Qinghua saltó en su asiento y levantó la vista para ver a Shen Qingqiu mirándolo con el rostro inexpresivo, Shang Qinghua tragó saliva. "Cierto..." Shang Qinghua tosió incómodamente mientras se calmaba "Por supuesto, primero pensaremos en una forma de mantenerte a salvo..."

Shen Qingqiu asintió fríamente cuando abrió el otro libro, "Estoy seguro de que estás familiarizado con la Semilla de la Flor del Rocío del Sol y la Luna, ¿verdad?"

"Por supuesto" Shang Qinghua asintió rápidamente.

"¿Recuerdas dónde crece?"

"... Aiya, Shen-shixiong, escribí tantas cosas, ah..." Shang Qinghua frunció los labios mientras miraba los tres libros, esperando que Shen Qingqiu lo dejara hacer trampa en esta prueba.

Resultó que Shen Qingqiu tampoco esperaba mucho de él, ya que abrió una determinada página y señaló "Aquí. Bosque Bai Lu, hay una cueva escondida en algún lugar, memoricé la descripción" ese es su boleto para vivir después de todo.

Shang Qinghua inmediatamente recordó eso y asintió rápidamente como un pollo "Sí, sí, estaba allí, de hecho. ¡Ahora puedes estar en paz!"

Shen Qingqiu le sonrió con frialdad "Irás conmigo a buscarla, ¿verdad?" Preguntó bruscamente.

Shang Qinghua se retorció, "Shen-shixiong... No soy experto en pelear o forrajear(1), será más rápido si vas solo" dijo Shang Qinghua.

"Oh, pero nadie tendría más claridad sobre su ubicación, excepto su creador, ¿verdad? ¿Me pareció recordar que dijiste que eras prácticamente mi padre?" Dijo Shen Qingqiu, su voz era inquietantemente fría.

Shang Qinghua sacudió la cabeza frenéticamente "No, no, no, ancestro, ¿cómo podría ser tu padre? ¡Ah, adoro el suelo que caminas, al contrario, yo te llamaré padre!" Dijo Shang Qinghua frenéticamente.

Shen Qingqiu cerró su abanico para golpear la cabeza de Shang Qinghua "Conoces mejor tu creación, así que irás conmigo. O... ¿Quieres que le diga a los demás que eres un espía? Espera, ¿sabes qué sería mejor que eso? Que en realidad no eres Shang Qinghua, sino un alma externa que cayó en este cuerpo" Shen Qingqiu se tocó la barbilla con la punta de su abanico.

Shang Qinghua palideció y agarró las mangas de Shen Qingqiu. "Iré contigo, me aseguraré de que obtengas esa maldita semilla de flor aunque mi vida dependiese de ello" dijo con determinación.

Shen Qingqiu asintió, aparentemente satisfecho con la respuesta.

Shang Qinghua se secó internamente el sudor cuando vio que Shen Qingqiu se levantó para hacer un té. Shang Qinghua sonrió amargamente, si Shen Qingqiu hubiese sido hecho para ser una chica, habría muchos lectores masculinos volviéndose locos por él...

¡Verdaderamente una Princesa de Hielo, ah!


Liu Qingge observó con disgusto cómo Shang Qinghua se acercó a Shen Qingqiu y se aferró al hombre mayor, susurrándole algo de una manera extremadamente sospechosa antes de que Shen Qingqiu finalmente tuviera suficiente de su proximidad y lo alejara.

Pero a Shang Qinghua no pareció importarle mientras se tropezaba consigo mismo(2) y se enganchaba al brazo de Shen Qingqiu nuevamente, parecía estar cerca de las lágrimas mientras miraba a los ojos de Shen Qingqiu, quien parecía estar completamente disgustado pero ya no lo rechazó.

Liu Qingge frunció el ceño, ¿desde cuándo se habían vuelto tan cercanos? ¿Qué había pasado en la sala de detención? ¿Sobre qué hablaron? Una sensación sofocante dentro del corazón de Liu Qingge fue reprimida por la fuerza cuando Shen Qingqiu se acercó, con Shang Qinghua prácticamente pegado a su lado.

"Zhangmen-shixiong" Shen Qingqiu saludó a Yue Qingyuan, quien no estaba muy lejos de Liu Qingge.

"¿Sí?" Yue Qingyuan respondió suavemente.

"Necesito salir con Shang-shidi, vamos a forrajear algo" dijo con dignidad Shen Qingqiu.

"Oh" Yue Qingyuan asintió. "Si Qingqiu-shidi quiere... Entonces, puede ir con Shang-shidi. Espero que ustedes dos puedan regresar sanos y salvos" ahí estaba, la debilidad de su hermano mayor aprendiz ante la solicitud de Shen Qingqiu.

Shang Qinghua sonrió encantadoramente "Gracias Zhangmen-shixiong" se enderezó y se inclinó ante él.

"¿Solo ustedes dos?" Liu Qingge habló, incitando un sobresalto de Shang Qinghua.

"Sí" respondió Shen Qingqiu, sabiendo que no había forma de que Shang Qinghua pudiera responder con tanta dignidad.

"¿Qué vas a investigar?" Preguntó Liu Qingge.

Shen Qingqiu y Shang Qinghua intercambiaron una mirada "No es asunto tuyo" dijo Shen Qingqiu fríamente mientras le hacía señas a Shang Qinghua quien lo seguía fielmente como un cachorro perdido.

"¿Estamos guardando secretos entre los Señores de las Cumbres ahora?" Dijo Liu Qingge, insatisfecho.

"Ambos somos tus shixiong, tenemos derecho a guardar secretos" dijo Shen Qingqiu con calma.

Liu Qingge frunció el ceño pero no pudo replicar nada a cambio por respeto a su mayor, un sentimiento que había cultivado para Shen Qingqiu después de que lo salvó de la desviación qi en la Cueva Espiritual. Por lo tanto, miró a Shang Qinghua con un ligero resentimiento.

Shang Qinghua, quien recibió el final de esa mirada encogido detrás de Shen Qingqiu, sintió ganas de llorar. En aquel entonces, Liu Qingge respetaba la opinión de Yue Qingyuan y miraba a Shen Qingqiu con resentimiento cuando Yue Qingyuan se ponía del lado de Shen Qingqiu, ¿quién sabría que ahora Liu Qingge respetaba la opinión de Shen Qingqiu y cambió su sujeto de insatisfacción a Shang Qinghua?

"Vámonos" le dijo Shen Qingqiu a Shang Qinghua sin darle importancia y se fue caminando como una brisa, Shang Qinghua se apresuró a seguirlo, sin atreverse a ver la expresión de Liu Qingge.

Liu Qingge se cruzó de brazos y se giró hacia Yue Qingyuan. "Zhangmen-shixiong, por favor discúlpame" Liu Qingge ahuecó las manos y se inclinó.

"Sí" Yue Qingyuan le sonrió amablemente.

Liu Qingge se fue con mal humor, justo cuando pensó que su estado de ánimo no podía empeorar, se detuvo abruptamente en la entrada, mirando boquiabierto la escena ante él "¿Qué demonios están haciendo?" Exclamó Liu Qingge.

Shen Qingqiu lo fulminó con la mirada, desdeñandolo, sin embargo, su mirada era aún más desdeñosa cuando miró hacia al hombre que colgaba de su cintura "Tonto, no así" siseó Shen Qingqiu con frialdad.

"¡Despegaste antes de que pudiera prepararme, casi me muero del shock!" Dijo desesperadamente Shang Qinghua.

Yue Qingyuan salió, al escuchar la conmoción, luciendo francamente desconcertado cuando vio la escena delante de él "¿Qué pasó?" Preguntó, preocupado.

"Shang-shidi no podía montar su propia espada voladora, así que me ofrecí a llevarlo sobre la mía" dijo Shen Qingqiu rencorosamente mientras arrancaba con fuerza los desesperados brazos de Shang Qinghua de su cintura.

"¿Ni siquiera puedes usar una espada voladora?" Liu Qingge frunció el ceño.

Shang Qinghua se levantó apresuradamente, sacudiéndose el polvo, "¡Puedo! Pero... no soy muy bueno en eso" solo le tengo mucho miedo a las alturas, ¿de acuerdo?

"¿Por qué no toman un carruaje a su destino?" Ofreció Yue Qingyuan amablemente.

"¡Esa es una muy buena idea, Zhangmen-shixiong!" Los ojos de Shang Qinghua se iluminaron y miró esperanzadamente a Shen Qingqiu, quien frunció el ceño.

"Una carga. Iremos con espadas voladoras" dijo Shen Qingqiu. No tenía tiempo para ser transportado por el carruaje (aunque absolutamente hará que Shang Qinghua sea el cochero si eso sucede), no tenía tiempo para reflexionar sobre los caballos, no tenía tiempo que perder. Cuanto antes mejor.

"Pero-"

"Solo aférrate a mí" dijo Shen Qingqiu simplemente.

"Espera" Liu Qingge inmediatamente se sumó a la conversación cuando escuchó la sugerencia de Shen Qingqiu, un sentimiento de urgencia se apoderó de él y su instinto le gritó que pusiera fin a ello. Liu Qingge era un hombre de instinto "Solo toma el carruaje".

Después de perder en voto tres contra uno, Shen Qingqiu se rindió y tomó el carruaje.


"Siempre pareces tan asustado de Liu Qingge" comentó Shen Qingqiu mientras apoyaba la barbilla en la palma de su mano, mirando por la ventana de su carruaje.

Shang Qinghua hizo una mueca, "Eso... podría ser porque supuestamente moría cuando la historia apenas comenzaba. Simplemente no tenía idea de cómo enfrentarlo, un cambio" dijo Shang Qinghua con culpabilidad.

"¿Qué? ¿Lo quieres muerto?" Preguntó fríamente Shen Qingqiu.

"No, es solo... Era solo una herramienta de trama, ¿sabes? Un supuesto genio que cayó bajo la mano de su propio shixiong que lo odiaba y envidiaba en un momento de debilidad... Es una gran herramienta de trama para vincular a Luo Binghe y Liu Mingyan" explicó Shang Qinghua. "Sé que tenía un montón de potencial, en cierto sentido, ustedes dos son iguales. Dos personajes que fueron completamente carne de cañón, nunca pudieron mostrar completamente su potencial... "

Shen Qingqiu resopló: "No me juntes con ese bruto".

"¿Por qué? Ustedes dos parecían buenos amigos ahora, no completamente opuestos, pero totalmente diferentes de cuando aún éramos jóvenes" Shang Qinghua sonrió. "Todavía recuerdo cuando lo protegiste de un ataque furtivo, pero luego te acusó de atacarlo furtivamente". Fue en ese momento que Shang Qinghua se dio cuenta de que Shen Qingqiu no era la escoria completa que Shang Qinghua había escrito, sino el complejo Shen Qingqiu que había planeado.

El aliento de Shang Qinghua se detuvo cuando Xiu Ya presionó su cuello por detrás "Oh, estabas realmente despierto en ese momento, ¿eh? Parece que realmente tienes el mal hábito de pretender estar inconsciente en una emergencia, ¿eh?" El tono de Shen Qingqiu contenía una sonrisa sádica, fría y despiadada.

Shang Qinghua cerró los ojos con fuerza, rezando en silencio "Ancestro, lo siento mucho... Pero estaría acabado si de repente me despertara y te defendiera..." Shen Qingqiu y Liu Qingge podrían dejar de pelear si eso sucediera, ¡pero ambos definitivamente lo atacarían!

Shang Qinghua fue repentinamente tirado bruscamente hacia atrás, a través de la ventana con cortinas, directamente hacia dentro del carruaje, de repente vio su vida destellar ante sus ojos mientras gritaba: "¡Misericordia, ancestro!". Él realmente no mataría a Shang Qinghua por cosas del pasado, ¿verdad? Sin embargo, Shang Qinghua se calmó rápidamente cuando vio que Shen Qingqiu en realidad no intentó matarlo, sino que estaba mirando fuera del carruaje con precaución.

Shang Qinghua se retorció y se sentó "¿Qué pasa?" Preguntó.

Shen Qingqiu entrecerró los ojos mientras pateaba la puerta del carruaje y saltaba, Xiu Ya estaba fuertemente agarrada en su mano. Shang Qinghua tragó saliva y se apresuró a seguirlo, haciendo una mueca cuando vio que Shen Qingqiu inmediatamente blandió a Xiu Ya en una dirección, haciendo estallar en pedazos los árboles en esa dirección. Los dos Señores de la Cumbre rodearon el carruaje, escaneando cuidadosamente su entorno por un momento hasta que los hombros de Shen Qingqiu se aflojaron un poco, liberando la tensión.

Shang Qinghua esperó un momento antes de preguntar: "¿Qué pasa?"

"¿No lo viste?" Preguntó Shen Qingqiu.

"... Cerré los ojos antes de que me jalaras dentro..."

"Había una extraña criatura fea parecida a una serpiente en ese momento, casi te devora la cabeza" dijo Shen Qingqiu con indiferencia.

Shang Qinghua sintió un escalofrío recorriendo su columna mientras se aferraba a Shen Qingqiu: "Aiya, hermano, no estás jugando conmigo, ¿verdad?" Tartamudeó.

Shen Qingqiu empujó a Shang Qinghua con molestia "Compruébalo por ti mismo" dijo Shen Qingqiu mientras le entregaba un espejo de bronce a Shang Qinghua.

Shang Qinghua miró al espejo, jadeando ligeramente cuando vio un corte limpio en su nariz, aun sangrando ligeramente. Sintió un dolor agudo en la nariz cuando lo tiraron hacia atrás, las manos de Shen Qingqiu estaban en su cuello u hombro para jalarlo hacia el carruaje, simplemente no había forma de que Shen Qingqiu hiciera eso. Además, ¿por qué mentiría Shen Qingqiu?

Shang Qinghua inmediatamente se aferró a Shen Qingqiu nuevamente "¡Eso es tan aterrador!" Se estremeció.

Shen Qingqiu lo empujó de nuevo "Parece que se escapó, debería ser seguro ahora" lo que significa, seguir adelante y seguir conduciendo.

Shang Qinghua sacudió la cabeza frenéticamente "¡Si esa criatura fue llamada 'Extraña' inclusive por ti, quien conoce a cada demonio y monstruo como ese por su propia mano, entonces era verdaderamente irreconocible y aterradora como el infierno!"

"Tú eres el que quería el carruaje, tú lo conduces" ordenó Shen Qingqiu.

"¿Por qué no te sientas a mi lado mientras lo hago?" Preguntó Shang Qinghua con esperanza. Shen Qingqiu alzó las cejas regiamente, preguntándose por qué querría sentarse al frente cuando podía estar cómodo en el interior. Shang Qinghua se encogió "¿Y si esa serpiente regresará? ¿Y si tuviera éxito entonces? ¡¿No me va a comer?! "

"Bien, simplemente esperaremos a que alguien venga" dijo Shen Qingqiu.

"¿Qué?"

Shen Qingqiu miró fríamente "Cuando salí, noté que cierta persona nos había metido en una formación que hace que un intruso gire en círculos. Cuando ataqué con Xiu Ya hace un momento, rompí una pequeña parte... Alguien debería venir pronto" explicó Shen Qingqiu.


Gongyi Xiao lanzó un suspiro de alivio cuando los dos Señores de las Cumbres de Cang Qiong obtuvieron lo que buscaban, dejando una semilla para ese sospechoso y deformado guardián con forma de serpiente en la cueva. Tenía la intención de tratar esto como un entrenamiento bajo la supervisión de dos mayores, pero realmente obtuvo más de lo que firmó.

"Joven amigo Gongyi, muchas gracias por acompañar a estos dos maestros" Shang Qinghua se le acercó y le agradeció sinceramente.

"No, no es un problema, mayor Shang" Gongyi Xiao sonrió con bondad y ahuecó sus manos humildemente.

"No, me sentiré mal si solo te doy las gracias después de que nos ayudaste sinceramente, aquí, una muestra de mi agradecimiento" dijo Shang Qinghua mientras le entregaba su accesorio de cintura de jade a Gongyi Xiao. Interiormente, se consoló pensando que era solo una inversión. Vamos a tratarlo como si pagara por las compras de su hija, reflexionó Shang Qinghua mientras miraba a la Princesa de Hielo, quien seguía mirando dentro de su bolsa, contando la cantidad de Semillas de Flor del Rocío del Sol y la Luna que tenía y dejando que su mente corriera una milla para planificar.

"Mayor, esto..." Gongyi Xiao intentó negarse, pero ya que Shang Qinghua empujó el accesorio de jade en sus manos. No tuvo más remedio que aceptar el regalo. "Entonces, este humilde discípulo tendrá que separarse aquí" habiéndolos escoltado fuera del bosque, no había nada más que él pudiera hacer.

Shang Qinghua asintió y miró a Shen Qingqiu "Shen-shixiong, Gongyi Xiao se va a ir. ¿No quieres agradecerle?" Shang Qinghua se atrevió a agarrar la manga de Shen Qingqiu y tiró de él hacia Gongyi Xiao.

"No, no hay necesidad de..." Gongyi Xiao se calló con timidez.

Shen Qingqiu obviamente vio que Shang Qinghua le había dado un regalo a Gongyi Xiao antes, metió la mano en sus mangas y sacó varios talismanes, una botella de una rara medicina, un collar y un anillo y procedió a arrojarlos a las manos de Gongyi Xiao. "Gracias" dijo.

Los ojos de Shang Qinghua se crisparon cuando vio el collar y el anillo, había olvidado que Shen Qingqiu era el shidi más favorecido de Yue Qingyuan, prácticamente estaba bañado con regalos caros y artefactos raros. En comparación con Shang Qinghua, que era el más pobre, después del moderado Señor de la Cumbre Ku Xing, entre todos los Señores de las Cumbres...

Gongyi Xiao se sintió débil cuando vio los lujos que Shen Qingqiu le había dado, a pesar de que el Palacio Huan Hua era el más rico entre las cuatro Grandes Sectas, ¡no sacarían fácilmente todo esto para agradecer a un junior! ¡Además, estas cosas eran demasiado buenas! Los talismanes fueron hechos obviamente por el Señor de la Cumbre Qing Jing, el collar y el anillo eran obviamente artefactos, y las píldoras- "¿Es esta la píldora de Ruptura del Dragón de Rejuvenecimiento del Mar?" Preguntó Gongyi Xiao, horrorizado. ¿No era esta una píldora rara que podría ayudar a alcanzar el avance sin contratiempos? ¡Incluso los mayores del Palacio Huan Hua lucharían por esto!

Gongyi Xiao la vio una vez hace unos años, en aquel entonces, varios mayores habían luchado por esta píldora, por lo tanto, Gongyi Xiao aún recordaba la píldora con claridad.

"Hm, es inútil para mí, puedes tenerla" la capacidad de los discípulos de Cang Qiong era mucho mayor que la de otras Sectas. Su qi era mucho más denso. Mu Qingfang hizo muchas píldoras cuando eran jóvenes y se las dio a sus futuros compañeros Señores de las Cumbres para estrechar su vínculo, Shen Qingqiu rara vez las usaba, ya que a menudo necesitaba superar una desviación qi tan pronto como intentaba romper su cuello de botella, incluso ahora, le gustaba más tocar su qin que la ayuda de esa píldora.

"Ha pasado mucho tiempo desde que Mu-shidi distribuyó eso, ¿cuántos años tiene esa píldora?" Preguntó Shang Qinghua con recelo.

"Unas pocas décadas" confesó Shen Qingqiu.

Gongyi Xiao estaba aún más horrorizado. ¿Distribuida? ¿Por qué parecía que esta píldora de alto nivel no era nada a sus ojos? ¿¡Ni siquiera una mota de polvo!?

"Si quieres más, puedes venir a Qing Jing" le dijo Shen Qingqiu al asombrado niño.

¡No! ¡Gongyi Xiao se sentiría como un mocoso terriblemente desagradecido de esa manera! "No es necesario, Gongyi Xiao está terriblemente agradecido por la amabilidad de ambos mayores" rápidamente se inclinó ante ellos.

"Todavía eres bienvenido a visitarnos" Shang Qinghua le sonrió.

"Gracias" Gongyi Xiao les sonrió brillantemente.

"Vamos" aún necesitaban planificar y encontrar lugares para cultivar estas semillas milagrosas después de todo.

Shang Qinghua suspiró "Sí, sí" arrastró, listo para ser un esclavo durante los próximos días.

Chapter Text

"Liu-shidi, ¿podrías dejar de seguirme cuando trato de hacer mi misión?" Dijo Shen Qingqiu inexpresivamente mientras miraba al hombre que lo había seguido como un gatito adjunto desde que dejó la Secta.

Liu Qingge soltó un humph "Solo voy a mirar, no te preocupes, no voy a dañar tu desequilibrada autoestima ayudándote".

"Ah, quieres ver a esos súcubos..." Shen Qingqiu asintió en comprensión.

"¡Tú! No es así, ¿quién diablos quiere ver a esos demonios obscenos y sucios?" Liu Qingge replicó furiosamente. "¡Estoy aquí para cuidarte!" Liu Qingge parpadeó cuando se dio cuenta de que sonaba como si realmente estuviera preocupado por Shen Qingqiu.

Shen Qingqiu arqueó las cejas.

"¡Solo voy a ver para asegurarme de que no lo estropees! Después de todo, esos demonios se especializan en seducir a los hombres, ¡¿quién sabe si te olvidarás de ti mismo(1) y de tu misión?!" Gritó Liu Qingge.

"Liu Qingge, también eres un hombre" señaló Shen Qingqiu.

"¡Puedo confiar en mí mismo, pero no puedo confiar en que no te dejes seducir!" Se defendió Liu Qingge. "Podrías renunciar a tu misión".

"No soy tan tonto" Shen Qingqiu suspiró y se detuvo cuando vio una cueva y dos doncellas riendo emocionadas cerca. Las dos doncellas notaron a Shen Qingqiu en un abrir y cerrar de ojos y se rieron seductoramente. Shen Qingqiu abrió la boca para decir algo primero cuando la luz de una espada brilló a través de él, fallando su cabeza por solo una pulgada y golpeó a las dos encantadoras doncellas que chillaron como banshees cuando fueron golpeadas.

Shen Qingqiu suspiró molesto mientras miraba a Liu Qingge, "¡Dijiste que no te entrometerías!"

Liu Qingge se detuvo y bajó a Cheng Luan "Es un reflejo..."

"¿Un reflejo? ¿Golpeas inmediatamente a las chicas guapas cuando las conoces? No es de extrañar que estés soltero" Shen Qingqiu sacudió la cabeza y ridiculizó.

"¡Solo a las chicas guapas que se ríen en medio de un bosque denso en la montaña! ¡Y como si tu fueras mejor!" Liu Qingge gritó indignado.

Shen Qinqiu se giró para ignorarlo cuando se escuchó el sonido de una risa femenina desde el interior de la cueva "Quédate atrás" Shen Qingqiu fulminó con la mirada al hombre detrás de él cuando este dio un paso para seguir a Shen Qingqiu.

"¡Solo avanza!" Liu Qingge gruñó mientras envainaba a Cheng Luan.

La mano de Shen Qingqiu se movió para sacar a Xiu Ya, seguro que había pasado mucho tiempo desde que se peleó con Liu Qingge. Este hombre ciertamente lo estaba pidiendo...

Shen Qingqiu gruñó con frialdad mientras pisoteaba hacia la cueva, como era de esperar, Liu Qingge todavía lo seguía como un gatito perdido. Uno silbante.

El interior de la cueva no estaba nada mal, sin embargo, Shen Qingqiu no tuvo tiempo de prestarle atención mientras miraba al hermoso y seductor demonio femenino en la cueva, vestida lujosamente como la prostituta principal de un prostíbulo.

"Mi, mi, no esperaba que dos finos caballeros vinieran a visitarme hoy, lo siento mucho por nuestra incapacidad de darles la bienvenida adecuadamente" dijo la mujer demonio seductoramente, Shen Qingqiu pudo ver la forma en que sus ojos se iluminaron al ver al hombre detrás de él.

Oh bueno, por supuesto, Liu Qingge resultó ser del tipo del demonio femenino. Tal vez Shen Qingqiu podría intercambiarlo aquí, finalmente, Liu Qingge podría ser útil. "Demonio, estoy aquí para recuperar a un joven llamado Huang" Shen Qingqiu abordó de una manera más educada.

"¿Cuál Huang?" Madame Meiyin sonrió seductoramente. "Caballero, ah .. Tenemos muchos hombres jóvenes que se llaman Huang aquí..." Ella resaltó, lenta y seductoramente.

"Cada uno de ellos, entonces" Shen Qingqiu no tenía tiempo para determinar cuál Huang era el Huang correcto si eran tantos como Madam Meiyin lo hizo parecer.

Madame Meiyin se echó a reír "Pero dudo que quieran irse y si no quieren irse, no podemos forzarlos. Después de todo, somos buenas anfitrionas".

"Solo tráelo aquí, lo arrastraré yo mismo" Shen Qingqiu frunció el ceño, literalmente podía sentir cómo la bomba de relojería detrás de él se estaba impacientando.

"Está bien, verán, dejaré que mis chicas le pregunten primero" dijo Madam Meiyin con una sonrisa benigna. "Mientras esperamos, ¿por qué no hablamos? ¿Puedo tener la suerte de obtener los nombres de estos dos caballeros?"

"Demonio, no estamos aquí para hablar ociosamente" Liu Qingge entrecerró los ojos mientras sostenía los hombros de Shen Qingqiu como si temiera que Shen Qingqiu fuera allí y se pusiera amigable con la jefe súcubo.

Shen Qingqiu golpeó la mano de Liu Qingge con su abanico y entrecerró los ojos hacia él.

Madam Meiyin se rió "Si no hablaremos, ¿qué tal si les ofrezco, dos señores, mi servicio?"

Liu Qingge se crispó "No estamos-"

"¿Qué tipo de servicio?" Preguntó Shen Qingqiu, intrigado. No había ningún pensamiento impuro en su mente, sabía que esta mujer frente a él no era tan rastrera y estúpida, lo que ella ofrecía podría ser su habilidad especial.

Shen Qingqiu no estaba pensando en nada vulgar, pero Liu Qingge pensó que sí lo hacía. "Hey, no venimos a coquetear con los demonios" Liu Qingge apretó los dientes.

"¿Qué- son cosas vulgares lo único que puedes exprimir en ese pequeño cerebro tuyo?" Espetó Shen Qingqiu.

Los ojos de Madam Meiyin brillaron con diversión cuando vio a los dos cultivadores inmortales argumentar "Puedo leer su fortuna" dijo "y nunca fallo. ¿Incluso puedo leer su fortuna amorosa?" Ella ofreció la habilidad que generalmente atraía bastante interés de los demás.

Shen Qingqiu no estaba interesado en su fortuna amorosa en absoluto, pero estaba interesado en saber más sobre su destino y el destino de su Secta.

Liu Qingge, sin embargo, se crispó cuando se mencionó la fortuna amorosa. Madam Meiyin, quien estaba muy concentrada en Liu Qingge desde que llegó, se dio cuenta de eso de inmediato, ella sonrió seductoramente "Tal vez, ¿este guapo caballero quiere que lea su fortuna amorosa?" Madam Meiyin entonó astutamente.

Shen Qingqiu miró a Liu Qingge, queriendo ver cuál sería su reacción ante el coqueteo de la súcubo. Liu Qingge la fulminó con la mirada "No" escupió.

¿Cómo podía retroceder Madame Meiyin cuando sabía claramente que Liu Qingge estaba interesado? "Vamos, ¿tienes una luz de luna blanca que quieres comprobar si es tu amor destinado o no?" Dijo Madam Meiyin.

Fue breve, pero los ojos de Liu Qingge se dirigieron a Shen Qingqiu durante un milisegundo antes de mirar a Madame Meiyin. Si se tratara de cualquier otro demonio o persona normal, no podrían verlo, pero Madame Meiyin, cuyo interés se centró por completo en el extremadamente guapo Señor de la Cumbre, lo notó de inmediato.

"Oho ~" Ella sonrió astutamente, intrigada, mientras miraba a Shen Qingqiu. El caballero erudito también era guapo, aunque no su tipo de guapo. Ella se rió, el caballero erudito obviamente era ajeno a los sentimientos del caballero guapo. Madame Meiyin incluso dudaba de que el caballero guapo siquiera tuviera claridad sobre sus propios sentimientos. Esa breve mirada en este momento podría ser su subconsciente hablando.

¿Y qué hay de este buen caballero de verde? ¿Estás interesado?" Ofreció Madame Meiyin nuevamente, acercándose sin amenaza mientras extendía su mano. "Para ti, incluso lo haré de forma gratuita" solo quería ver cómo reaccionaría el caballero guapo.

Shen Qingqiu sonrió detrás de su abanico cuando ella lo ofreció de forma gratuita, ya que ella se ofreció, entonces no hay necesidad de hacer un enemigo amenazándola "No quiero ver mi fortuna amorosa, pero ¿puedes ver lo que quiero preguntar?" preguntó como si no supiera cómo abordarlo.

"¿Qué?" La sonrisa de Madame Meiyin se convirtió en una expresión curiosa.

"¡Oye!" A Liu Qingge no le gustó la idea de preguntarle algo a este demonio lascivo.

"¿Puedo cambiar mi destino?" Preguntó Shen Qingqiu mientras extendía la palma de su mano.

Madame Meiyin parpadeó sorprendida y miró a Shen Qingqiu con consideración "Señor, ¿tal vez está preguntando acerca de su destino y porvenir?"

"No, estoy preguntando si puedo o no cambiar mi destino" dijo Shen Qingqiu con calma.

Madame Meiyin metió lentamente un mechón de su cabello detrás de su oreja "Señor, el destino es una cosa misteriosa, ¿cómo podría cambiar lo que ni siquiera sabe?" Dijo Madame Meiyin. "Como mucho, puedo ver un poco de tu futuro, en cuanto a si puedes cambiarlo o no... Eso depende de ti".

"Puedes ver las respuestas a las preguntas, ¿verdad? Solo dime, si no puedes, entonces simplemente no es mi fortuna para saber" dijo Shen Qingqiu.

Madame Meiyin sacó delicadamente una flor y la trazó con sus delicados dedos, colocó la flor en la palma de Shen Qingqiu "Señor, por favor, sople" dijo Madame Meiyin.

Shen Qingqiu sopló con indiferencia.

Madame Meiyin tomó delicadamente la mano de Shen Qingqiu y la examinó seriamente. Sus cejas se fruncieron durante un largo tiempo antes de volver a mirar a Shen Qingqiu "Señor, la habilidad de Meiyin no es suficiente para responder a su pregunta" se inclinó humildemente. "Pero por lo que puedo ver, muchos hilos se enredaron de una forma en que no se suponía que debían estar, más apretados, más desordenados. Flores dispersas pero también muy espinosas, puedes obtener tu felicidad solo a través del dolor y el sufrimiento. Tu pasado... pronto te alcanzará. Tu destino... está en ruinas" dijo solemnemente Madam Meiyin.

Ella no sabía qué decir en este caso frente a ella. Ella no podía verlo como un todo en absoluto. Las cosas que vio eran débiles, superpuestas, era como múltiples imágenes luchando por dominarse unas a otras. Tratando de ser el resultado real, pero terminaron confundiéndola.

Shen Qingqiu frunció el ceño, no necesitaba felicidad, pero si la felicidad significaba que Cang Qiong no sería purgada, que así fuera.

Liu Qingge miró a Shen Qingqiu pensativamente, no entendía lo que Shen Qingqiu intentaba cambiar.

"Por otro lado" Madam Meiyin aplaudió y sonrió, apartando la extraña sensación en su corazón "también vi tu fortuna amorosa" dijo con astucia.

"El señor inmortal es realmente afortunado, aunque había una cuerda rota en el pasado..." Ella arrastró las palabras y Shen Qingqiu entrecerró los ojos.

"Detente ahí" dijo Shen Qingqiu con dureza. "No necesito esa información en absoluto" tiró la flor en su mano.

"¿Estás seguro? Puedes encontrar una nueva felicidad, ¿sabes?" Lo persuadió Madame Meiyin, deleitándose cuando notó que Liu Qingge se movía sobre sus pies por el rabillo del ojo. "Esta persona..."

Shen Qingqiu puso su mano sobre Xiu Ya y Madame Meiyin frunció los labios.

"¿Esta persona qué?" Preguntó Liu Qingge.

Shen Qingqiu se giró para fulminarlo con la mirada "¿Cuál es tu problema?" Espetó.

Madame Meiyin, por otro lado, estaba encantada "Joven..." Ella comenzó "Más talentosa que el caballero Inmortal".

"¿La ha conocido?" Preguntó Liu Qingge.

"¿Qué demonios?"

"Lo ha hecho" Madam Meiyin asintió.

"Detente" espetó Shen Qingqiu. "Mi fortuna es mi negocio y mi privacidad, Liu Qingge. ¡Si estás tan desesperado por una charla sobre amor, habla del tuyo!"

Liu Qingge gruñó "¡No estoy interesado en tu problema amoroso!"

"También puedo leer sobre el tuyo" Madam Meiyin sonrió. "Gratis, ya que ustedes dos caballeros son tan finos y educados".

"¡No!" Escupió Liu Qingge.

Shen Qingqiu se burló y cruzó los brazos, sin embargo, se sentía complicado por dentro. ¿Su pasado lo alcanzará pronto? ¿Qué tan pronto? Por alguna razón, ese 'pronto' hizo que Shen Qingqiu temiera por ello. Sabía que se encontraría con su ex prometida, pero eso no sería hasta años más tarde. ¿Por qué sintió que sería más rápido de lo que se suponía?

Shen Qingqiu no tuvo tiempo de pensar en ello ya que Liu Qingge atacó a Madam Meiyin. Tanto por ser cortés, Shen Qingqiu desenvainó a Xiu Ya.

Shen Qingqiu tuvo que arrastrar a dos hombres fuera de la cueva después de que todas las Súcubo huyeron, el problemático joven maestro Huang y el problemático hombre envenenado con Yin que lamentablemente era su shidi (las otras víctimas saldrán solas una vez que descubran que esas demonios no volverán). Dejó a su cliente, literalmente, en su casa.

En cuanto a su shidi, Shen Qingqiu lo dejó caer en un burdel antes de huir de regreso a Cang Qiong, arrastró a Shang Qinghua y salió a revisar sus preciosas Semillas de la Flor del Rocío del Sol y la Luna.

Liu Qingge volvió furioso a casa y continuó así durante meses, mientras Shen Qingqiu y Shang Qinghua no estaban en la secta.


Shen Qingqiu se quedó mirando inexpresivamente cuando vio el rostro familiar pero desconocido entre la multitud de hostiles discípulos de Huan Hua, su expresión facial ni siquiera se contrajo, pero su mente estaba en caos.

¿Qué año es?

¿Saltó de alguna manera a una misteriosa matriz que lo transportó a través del tiempo?

¿Qué día es hoy?

¿Shen Qingqiu se olvidó tanto del tiempo que no notó que habían pasado cinco años?

¿Se despertó esta mañana?

Sin embargo, no importaba cuánto Shen Qingqiu dudara de la realidad, el hecho ya estaba parado frente a él en la forma de un joven tranquilamente sonriente. Los ojos de Shen Qingqiu se movieron a un costado de todos modos.

"Shizun, ¿cómo estás?" Saludó Luo Binghe, su voz aún era suave y gentil.

"Luo-shixiong, no necesitas llamarlo así" una joven particularmente atrevida frunció el ceño y resopló con disgusto.

"¡Sí, intentó matarte!" Acusó un feroz joven.

Shen Qingqiu se mordió el interior de la mejilla detrás de su abanico, aunque esa nunca fue su intención, no podía defenderse sin parecer aún más culpable.

Luo Binghe miró a Shen Qingqiu y esperó. Esperó a que el hombre que aclamaba como su salvador, su shizun, dijera algo y explicara. Que explicara por qué Luo Binghe se encontró muriendo en el fondo del Abismo cuando despertó de su doloroso y aterrador trance.

Que explicara por qué se despertó solo, en un entorno peor que el barrio pobre en el que solía vivir.

Que explicara por qué no pudo encontrar a su Shizun a quien trató desesperadamente de proteger antes de entrar en trance.

Que explicara por qué la gran herida en su pecho que lentamente drenaba su vida estaba llena con el qi de batalla asesino de su Shizun.

Que explicara por qué estaba solo.

Que explicara por qué estaba allí.

El Demonio de los Sueños le dijo que tampoco lo sabía, debido a que estaba enfocado en ayudar a Luo Binghe y su conexión con el mundo real se cortó cuando Luo Binghe entró en trance.

Luo Binghe quería preguntar... Pero tenía miedo de la respuesta.

Pero cuando vio a su Shizun mirarlo con esos ojos en blanco, indiferentes. Luo Binghe estaba aterrorizado de la respuesta. Recordó lo distante que era su Shizun con él, cómo se sentía como si estuviera evitando a Luo Binghe, le dolía.

Shen Qingqiu cerró sus indiferentes ojos y bajó su abanico para enfrentar adecuadamente a Luo Binghe y a esos mocosos malcriados de Huan Hua. "Veo que has regresado" dijo significativamente "Eso es bueno, sin embargo, este maestro no aprecia las calumnias. Más aun de jóvenes ignorantes" Shen Qingqiu entrecerró los ojos altivamente al grupo de discípulos de Huan Hua, quienes instintivamente se encogieron bajo la mirada de Shen Qingqiu.

Luo Binghe inhaló en silencio. Shen Qingqiu no reveló directamente su herencia, eso significa que había una posibilidad de que Shen Qingqiu lo empujara al Abismo para protegerlo a él y a su identidad... Luo Binghe realmente quería creer eso, pero entonces, ¿qué pasa con la herida que casi lo mata?

Sin embargo, con la presencia de Luo Binghe y su justa indignación, los discípulos del Palacio Huan Hua no permanecieron en silencio por mucho tiempo: "¡Declaraste que Luo-shixiong había muerto! ¡Pero estuvo vivo todo este tiempo! ¡Es obvio que intentaste matarlo, pero el Cielo no es ciego! ¡Luo-shixiong sobrevivió y vino a nosotros!"

"¡Todos ustedes, silencio!" Apareció una nueva voz, digna y severa.

"¿Gongyi-shixiong...?"

Gongyi Xiao se apresuró, su rostro era solemne y sombrío cuando se detuvo entre Shen Qingqiu y sus hermanos y hermanas de Secta, "¡¿Qué clase de tonterías están diciendo?! ¡La acusación sin pruebas es calumnia! ¡No pierdan sus modales frente al Señor de la Cumbre Shen!" Gongyi Xiao estaba furioso con sus hermanos y hermanas. ¡Incluso si quisieran culpar a alguien, no puedes ser tan grosero como para acusar ciegamente a un mayor de otra Secta y en público además!

Gongyi Xiao se volvió hacia Shen Qingqiu y se inclinó "Mayor, por favor disculpe la grosería de mis hermanos y hermanas menores, solo están... confundidos..." Gongyi Xiao se disculpó. Esperaba que Shen Qingqiu no llevara este problema a su Secta, Huan Hua no podía permitirse ofender a Cang Qiong solo por sus salvajes acusaciones.

"¡Gongyi-shixiong!"

"¿Por qué te disculpas con él?"

"¡Intentó lastimar a Luo-shixiong!"

"¡Todos ustedes, cierren la boca!" Gongyi Xiao se volvió hacia sus hermanos y hermanas, sintiéndose impotente y exasperado. ¿Por qué sus juniors no podían tener un poco de sentido común y autoconservación?

Shen Qingqiu vio una oportunidad para correr "No sabía que el Palacio Huan Hua estaba lleno de ignorancia, solo porque no puedan ser los mejores en conocimiento y modales como mi Qing Jing, no significa que puedan descuidarlo". Shen Qingqiu resopló con elegancia.

"Mayor, mis disculpas" se disculpó Gongyi Xiao nuevamente.

Shen Qingqiu levantó su abanico para cubrir su rostro y se dio la vuelta, sin preocuparse por su opinión, sin estar interesado en asuntos mundanos, Shen Qingqiu se fue sin reconocer a Gongyi Xiao. Tenía que buscar a sus shidis...

Los ojos de Luo Binghe estaban en blanco cuando Shen Qingqiu se fue con indiferencia, incluso la última persona a la que miró fue Gongyi Xiao. De hecho, desde que apareció Gongyi Xiao, su Shizun volvió a su antiguo hábito de no mirar directamente a Luo Binghe.

El corrió...

Luo Binghe sintió que su pecho palpitaba, sintió ganas de estar desangrándose en el fondo de Abismo Sin Fin nuevamente.

Su dolor lo puso furioso.


Shen Qingqiu pasó el resto del día siguiendo a Liu Qingge como una muñeca rota, si Liu Qingge fuera al este, él no iría al oeste. Si Liu Qingge se detuviera, no caminaría. Recibió muchas miradas extrañas de Liu Qingge pero estaba agradecido de que Liu Qingge no preguntara.

Mu Qingfang estaba buscando una cura y Liu Qingge era la única presencia que podía hacer que se calmara.

Porque pase lo que pase, lo que Shang Qinghua le dijo acerca de que ambos eran dos personajes que tenían el mismo destino de tener el potencial pero ser desperdiciados aún se aferraba a Shen Qingqiu. Además, la presencia de Liu Qingge era algo que él mismo había cambiado del destino original.

Pasó la noche patrullando con Liu Qingge.

Pensó que estar siempre en compañía de sus hermanos podría sacarlo de la incomodidad que era Luo Binghe y también sacarlo de la situación a la que no sabía cómo responder.

Sin embargo, se demostró que estaba equivocado.

La cara de Shen Qingqiu se oscureció. Debería haber sabido que esto no sería un viaje fácil, primero, la presencia de Luo Binghe aquí, lo que no se suponía que sucediera en absoluto, y ahora, esto... Realmente no debería haber venido y haber escuchado la sugerencia de Yue Qingyuan de quedarse en la secta. Esto...

"¡Inmortal Shen, sálvanos!"

"¡Solo hicimos lo que nos dijiste que hicieramos!"

"¡Inmortal Shen, misericordia!" Los sembradores que habían atrapado todos le lloraron a Shen Qingqiu.

La cara de Shen Qingqiu se oscureció. Los puños de Shen Qingqiu se apretaron debajo de sus mangas, no sabía una mierda sobre estos demonios, el único demonio que conocía personalmente podía ser contado con un dedo. Miró a Luo Binghe, quien lo miró inexpresivamente como si esperara su respuesta, pero también sin comprometerse.

Los ojos de Shen Qingqiu se profundizaron mientras bajaba su abanico para descubrir su rostro.

¿No podía cambiarse la profecía?

¿Podría su destino ya estar en piedra desde hace mucho tiempo?

Entonces, ¿cuál es el significado de todas las cosas que había hecho para cambiarlo?

¿No fueron suficientes?

Shen Qingqiu bajó la cabeza mientras Liu Qingge y sus otros hermanos aprendices se acercaron instintivamente a él, con la intención de proteger a Shen Qingqiu de las calumnias y acusaciones lanzadas violentamente en su dirección. Del Palacio Huan Hua, de los aldeanos enojados, de las personas que ni siquiera sabían nada...

"¡Que risa! ¡Solo los idiotas pensarían que están diciendo la verdad, obviamente es una calumnia barata para nuestro shixiong!" Qi Qingqi los miro con desprecio y se burló.

"Entre los demonios y mi hermano marcial, estoy más inclinado a creerle a mi hermano marcial" dijo Mu Qingfang.

"Si quieres comenzar una pelea, no escojas solo a uno" Liu Qingge frunció el ceño con frialdad.

Al menos una cosa cambió.... Shen Qingqiu pensó agridulcemente.

Los labios de Shen Qingqiu se presionaron en una delgada línea mientras articulaba algo para que solo Shang Qinghua lo entendiera. Los ojos de Shang Qinghua se abrieron cuando dio un paso atrás, "Shen-shixiong..." dijo Shang Qinghua, su tono era sorprendentemente fuerte y reprensor.

Pero los ojos de Shen Qingqiu no vacilaron cuando dio un paso adelante, caminó unos pasos por delante de sus hermanos aprendices. Abrió la boca para defenderse, listo para pedir una prueba, listo para ser perseguido. Listo para pelear.

Estaba listo para autodestruirse.

Incluso cuando las Semillas de la Flor del Roció del Sol y la Luna no estaban listas.

Estaba listo para morir y nunca se le dio la oportunidad de vivir.

Shang Qinghua lo detuvo, sus ojos estaban determinados y nunca vio tanta ferocidad en Shang Qinghua. "Ya hablamos sobre esto" dijo Shang Qinghua lentamente.

"Solo tienes que decirles a los demás que se vayan" dijo Shen Qingqiu sin comprender.

"¿Qué quieres decir?" Yue Qingyuan, quien estaba al lado de Shen Qingqiu, frunció el ceño.

"Shen Qingqiu, para" Shang Qinghua sacudió la cabeza.

"No puedo seguir huyendo-"

"¿Xiao Jiu...? ¿Eres Xiao Jiu?"

Shen Qingqiu se congeló, Yue Qingyuan se detuvo.

El cuerpo de Shen Qingqiu se puso rígido cuando se giró para mirar el rostro de su pasado, el rostro que lo perseguía en sus pesadillas, la culpa de su pasado, su antigua amada.

Qiu Haitang.

Shen Qingqiu parecía visiblemente afectado cuando la vio y Qiu Haitang estaba aún más segura de que era Shen Jiu.

"¡Shen Jiu, realmente eres tú!" La hermosa cara de Qiu Haitang se transformó en odio y rencor.

"Esta señora, ¿quién eres?" Preguntó Yue Qingyuan, escondiéndose bajo la fachada de una calma insondable, pero en realidad había una agitada tormenta en su interior.

"Hija, ¿conoces al Señor de la Cumbre Shen?" Preguntó con curiosidad el Viejo Maestro de Huan Hua.

Qiu Haitang lo fulminó con la mirada y se rió burlonamente "Mi nombre es Qiu Haitang y por supuesto, lo conozco. ¡Yo era su prometida!" Exclamó y todos se quedaron boquiabiertos ante el nuevo y sorprendente fragmento de noticia, Luo Binghe se congeló, Liu Qingge lo miró con incredulidad, mientras que los otros Señores de las Cumbres no sabían cómo reaccionar. Hubo la traición de un Shizun a su discípulo, luego una sospecha de colusión con demonios, ¿ahora apareció un antiguo amor de repente? El Señor de la Cumbre Qing Jing realmente se quedó sin suerte hoy.

"Todos estos años estuve buscándote de arriba abajo, con la intención de vengar a mi familia, ¿eres realmente tan bueno y te convertiste en un Señor de la Cumbre de la Secta Cang Qiong? ¡No es de extrañar que no pudiera encontrarte en ningún lado! ¡Eres una bestia!" Regañó Qiu Haitang llena de odio. "¡Una bestia en piel humana!"

Qi Qingqi, no podía soportar que una mujer de origen desconocido y una de nivel inferior acusara a su shixiong de una manera tan cruel, dio un paso adelante con una expresión feroz en su hermoso rostro "¡Cuida tus palabras!"

"Ahora, Señora de la Cumbre Qi, todos tienen derecho a hablar, déjenla. ¿Vengar a tu familia? Jovencita, si no le importa ¿podría explicarnos?" Preguntó el Viejo Maestro de Huan Hua con una intención perversa.

Qiu Haitang se cruzó de brazos "¡Por supuesto! Nací en el noble hogar Qiu, juro por el nombre de mi familia que no mentiría sobre lo que voy a decir. Hace años, el nombre de este hombre no era Shen Qingqiu, sino más bien, ¡Shen Jiu! ¡Un esclavo! Era un esclavo maltratado por su amo, por lo que mis padres se compadecieron de él y lo compraron. Todos lo tratamos amablemente, él y yo tuvimos cierta afinidad y crecimos para ser novios de la infancia, ¡quién sabía que podía ser tan vil! Un día, vino un cultivador reclutando discípulos, él fue e hizo la prueba para descubrir que su talento no era malo. Regresó y le pidió a mi hermano que lo dejara irse para cultivar, sin embargo, mi hermano no estuvo de acuerdo. ¡Quién sabría, que solo por eso, se volvió loco y asesinó a todos los miembros varones de mi familia!" Qiu Haitang estaba tan loca de ira que prácticamente gritaba mientras seguía acusando a Shen Qingqiu de todo lo que había hecho.

"¡No es más que un monstruo! ¡Un criminal del más alto grado!" Qiu Haitang señaló bruscamente.

"Tú" Qi Qingqi siseó sombríamente mientras inyectaba parte de su poder en su voz como advertencia.

Qiu Haitang se estremeció cuando se enfrentó a la opresión de la Señora de la Cumbre Xian Shu.

Shen Qingqiu fue sacado de sus recuerdos después del siseo de Qi Qingqi. No...

No... No estaba listo para esto. Se suponía que Qiu Haitang no debía aparecer, se suponía que no se encontraría con Qiu Haitang al menos durante los próximos años. Hermosos y felices años que planeaba evitar.

Shang Qinghua fue el único que notó la agitación interna de Shen Qingqiu, después de haberlo creado él mismo y haber pasado mucho tiempo con él en los últimos tres años, Shang Qinghua estaba seguro de decir que podía leer un poco a Shen Qingqiu. Se colocó a su lado y sostuvo la mano de Shen Qingqiu, apretándola con preocupación.

Su gesto no pasó desapercibido a los agudos ojos de Luo Binghe, inmediatamente miró la mano de Shang Qinghua. Podía manejar una o dos miradas significativas a Gongyi Xiao, o el pasar tiempo con Liu Qingge, al menos ellos no tenían ningún contacto físico íntimo. Pero esa mano seguro es odiosa.

Shang Qinghua sintió un sudor frío en la espalda. ¿Eh? ¿Por qué sintió que podría morir en cualquier momento? Pero la preocupación de Shang Qinghua se derrumbó cuando la mano de Shen Qingqiu le devolvió el apretón.

"Qinghua..." Shen Qingqiu susurró, lo suficientemente bajo como para no ser escuchado por personas normales. Pero desafortunadamente, lo suficiente para los maestros de su lado y un cultivador mestizo en particular en el lado opuesto.

Shen Qingqiu sonó perdido, desesperado y -¿se atreven a decirlo?- Con una pizca de dependencia del Señor de la Cumbre An Ding.

Shang Qinghua sintió repentinamente una ola de hostilidad y una intención asesina particular de una cierta persona, su sistema continuamente vociferando sobre su supervivencia en continuo peligro, pero lo suprimió todo y en su lugar se volvió para consolar a su supuesto hijo. No. No el personaje principal. El villano escoria.

Shang Qinghua apretó a regañadientes la mano de Shen Qingqiu y bajó la cabeza, sacudiéndola con pesar. Tampoco sabía lo que estaba pasando. ¡La trama cambió demasiado! ¡Su hijo principal no debería estar aquí, todavía debería estar en el Abismo Sin Fin por otros dos años! ¡Qiu Haitang no debería haber conocido a Luo Binghe ahora!

¡¡¿Que está pasando?!!

Sin embargo, ¡¿no cambiaron demasiado?!

"Bueno, hasta que haya demostrado ser inocente. ¿Qué tal si reubicamos al Señor Shen en el palacio Huan Hua hasta que sea juzgado en un juicio al respecto?" Dijo el Viejo Maestro Chen con calma.

Eso quebró a la Secta de la Montaña Cang Qiong y todos rápidamente mostraron una expresión sombría en sus rostros.

"Ese tipo de acusación no se puede probar" dijo Yue Qingyuan, con una voz inquietantemente tranquila.

"¿Por qué deberíamos detener a un hombre inocente por calumnias de demonios?" Qi Qingqi levantó la cabeza altivamente, desafiante.

"Es calumnia. Cualquiera que quiera detenerlo a la fuerza puede venir a mí" Liu Qingge dio un paso al frente.

"Nosotros, la Secta Cang Qiong, siempre nos hemos movido con rectitud. Nuestra secta esta unida como una familia, no nos quedaremos en silencio cuando nuestro familiar ha sido agraviado" dijo Wei Qingwei con rectitud.

"¡Shen-shixiong no es perfecto, pero es una persona amable y recta!" Afirmó Mu Qingfang.

Shang Qinghua casi hizo una mueca. En realidad, Shen Qingqiu actuaba como un gilipollas, Shang Qinghua no mentiría sobre eso. Después de todo, lo hizo un villano. Pero el actual Shen Qingqiu no merecía ser encerrado y Dios lo prohibiera, torturado en esa prisión.

El viejo maestro Chen ordenó a todos los del palacio Huan Hua que estuvieran listos para una batalla inadvertidamente, ya que todos los del lado de Huan Hua comenzaron a desenvainar sus espadas. La gente de Cang Qiong no tenía miedo y también desenvainaron sus propias espadas.

Hasta que Yue Qingyuan dio un paso adelante y miró a los ojos al Maestro del Palacio "No voy a quedarme en silencio si mi shidi está siendo perjudicado" Xuan Su fue extraída ligeramente. Pero esa pequeña exposición fue suficiente para suprimir a todos los que ahí estaban, con algunas excepciones.

"¡Preparen la formación!" El Maestro del Palacio tampoco quería retroceder, por lo que lo ordenó.

Shen Qingqiu finalmente salió de sus recuerdos cuando la presión de Xuan Su aumentó. Una escena de la muerte de Yue Qingyuan que había leído destelló en su mente "¡Alto!" Gritó Shen Qingqiu.

Clang

Todos se detuvieron y miraron fijamente la elegante y agraciada espada frente a la posición del Maestro del Palacio. Xiu Ya había sido arrojada...

Como señal de rendición.

"¿Qué estás haciendo?" Liu Qingge se volvió hacia Shen Qingqiu y gritó, no podía creer que Shen Qingqiu simplemente arrojara su espada y se rindiera.

Shen Qingqiu levantó la mano para calmar a sus hermanos y hermanas aprendices "Deténganse".

Esa palabra tenía el poder de silenciar de inmediato a todos los Señores de las Cumbres en la escena. Yue Qingyuan retiró a Xuan Su a su vaina nuevamente y miró a Shen Qingqiu con una mirada complicada.

"Iré contigo. Terminemos con estas tonterías" Shen Qingqiu miró fríamente a Luo Binghe, quien sostuvo su mirada con calma. A diferencia de ese chico tímido que luchó por sostener su mirada antes de volverse tímido en un instante. A diferencia de ese chico que siempre tenía ojos brillantes y estrellados cuando lo miraba.

Este chico, no, este hombre es el 'personaje principal'.

"Por otra parte, quiero ver, lo que el justo Palacio Huan Hua tiene reservado para enmarcarme" los labios de Shen Qingqiu se arquearon en una mueca tan fría que podía provocar un escalofrío en tu columna vertebral. Todos los miembros del Palacio Huan Hua se vieron afectados con la excepción del Maestro del Palacio y Luo Binghe.

El Maestro del Palacio tomó a Xiu Ya y sonrió "Eso es lo mejor".

"¿Qué piensan todos acerca de fijar la fecha del juicio público en un mes desde ahora?" Dijo el Maestro del Palacio sonriendo.

"Cuatro" declaró Liu Qingge. No podía dejar que Shen Qingqiu sufriera durante mucho tiempo en la prisión de agua de Huan Hua. Cuanto más tiempo permaneciera un recluso, más daño sufriría.

"Con esa velocidad, me temo que se pasarían por alto muchas cosas".

"¡Si yo digo cuatro, entonces son cuatro!" Los ojos de Liu Qingge se agudizaron mientras su puño se apretaba más fuerte.

"¿Por qué no lo hacen en diez días?" Un monje del Templo Zhao Hua medió.

"Cinco" dijo Qi Qingqi con frialdad.

"La Señora de la Cumbre debe estar bromeando".

"Siete, no más demoras" dijo fríamente Yue Qingyuan mientras descansaba su mano sobre Xuan Su. Una advertencia muy seria de que si alguien de Huan Hua quisiera prolongarlo, no dudaría en desenvainarla nuevamente. Completamente esta vez.

"Siete días todavía es demasiado corto, ¿qué tal veinte días?" Dijo el Maestro del Palacio.

Shen Qingqiu sintió venir un dolor de cabeza.

"Siete días" le insistió Yue Qingyuan al Maestro del Palacio.

Los dos lados se quedaron atrapados en un punto muerto, mirándose el uno al otro y Shen Qingqiu cerró los ojos con calma, sin importarle qué lado ganara. Si pudiera tener otro mes de tiempo para dejar crecer la Semilla de la Flor del Roció del Sol y la Luna, sería bueno. Pero para ser honesto, en este punto, Shen Qingqiu estaba tan cansado y la idea de ser encarcelado en la prisión de agua de Huan Hua no era algo que quisiera considerar, especialmente con la descripción profética de lo que sucedería con él según los libros.

"Siete" el Maestro del Palacio aceptó a regañadientes cuando todos los Señores de las Cumbres presentes pusieron sus manos sobre la empuñadura de sus espadas, y no era una advertencia, realmente sacarían sus espadas si no obtenían lo que querían.

El brillo en sus ojos hablaba de lo mismo. Si Shen Qingqiu se hubiera negado a ir con el Palacio Huan Hua, incluso con una sola palabra de 'no', los otros Señores de las Cumbres absolutamente lo defenderían hasta el final. Sin embargo, Shen Qingqiu aceptó ser 'reubicado', por lo que de mala gana dejaron que Huan Hua se saliera con la suya. Aun así, eso no significaba que fueran caquis suaves que se doblegarían a lo que Huan Hua decidiera...

Los otros Señores de las Cumbres aflojaron sus posturas con indiferencia.

Shen Qingqiu miró a Shang Qinghua, quien asintió con la cabeza con una expresión firme. Shen Qingqiu inclinó la cabeza muy ligeramente mientras sus ojos se enfriaban, apretó la mano de Shang Qingqiu con fuerza y Shang Qinghua tragó saliva, asintiendo sutilmente.

El significado del mensaje fue claro. Prepara la Flor del Rocío, si Shang Qinghua no podía, Shen Qingqiu simplemente moriría sin ningún cuerpo de respaldo para detener cualquier destrucción adicional que pudiera caer sobre su Secta.

No estropees esto, por favor.

Gongyi Xiao y otros dos discípulos del Palacio Huan Hua se acercaron, sosteniendo un Cable Vinculante Inmortal, el apuesto joven miró a Shen Qingqiu con tristeza "Mayor, por favor, perdónanos" dijo Gongyi Xiao.

Shen Qingqiu soltó la mano de Shang Qinghua y dio un paso al frente, voluntariamente levantó las manos para ser atado.

Esto es por Yue Qingyuan... Y la Secta a la que pertenece.

Liu Qingge se sintió frustrado cuando vio a Shen Qingqiu atado como un criminal, pero no pudo hacer nada. En cambio, dio un paso adelante y miró furioso al Maestro del Palacio y a todos los de Huan Hua, todos los que lamentablemente recibieron el final de su mirada se encogieron "Si algo le pasara, si él es algo más que saludable cuando llegue el juicio. Si descubro que algo anda mal con él, lo juro por Dios, les recordaré la razón por la cual la gente me llama Dios de la Guerra" amenazó Liu Qingge con frialdad mientras una feroz aura de batalla manaba de él.

El Maestro del Palacio simplemente sonrió y no hizo ningún comentario, lo que hizo que Liu Qingge se sintiera frustrado. Se acercó a Shen Qingqiu y los discípulos de Huan Hua que lo estaban atando se retiraron para darles espacio (también porque Liu Qingge los aterrorizaba).

Levantó la mano y apartó el mechón de cabello extraviado de Shen Qingqiu, miró profundamente al inexpresivo Shen Qingqiu y dijo "Si sucede algo malo, dilo. Si no crees que esto sea correcto, dilo. Si te lastiman de alguna manera, dilo. Si quieres decir algo, dilo."

Shen Qingqiu no dijo nada.

Liu Qingge suspiró: "Te liberaremos. Les demostraremos que están equivocados."

Shen Qingqiu sonrió levemente "No te preocupes. De cualquier manera, seré libre" dijo significativamente.

Liu Qingge levantó las cejas, aunque sonaba como una brillante confianza, Liu Qingge no se sintió bien después de escuchar las palabras de Shen Qingqiu. Levantó la otra mano y sostuvo la cara de Shen Qingqiu para mirarlo directamente "No hagas nada estúpido" dijo Liu Qingge con seriedad. Shen Qingqiu cerró los ojos y no se dignó a responder.

Entre la multitud de discípulos de Huan Hua, Luo Binghe observó la ambigua escena con frialdad. Una mueca fría apareció en su rostro mientras sus manos se apretaban fuertemente debajo de sus mangas.

Chapter Text

Shen Qingqiu ni siquiera se estremeció cuando el látigo lo golpeó, no estaba dispuesto a darle una sensación de satisfacción a esta pequeña bruja sádica que es la futura esposa principal de Luo Binghe. Shen Qingqiu se preguntó distraídamente si la evidente amenaza de Liu Qingge asustó a esta pequeña bruja en absoluto.

El harem de Luo Binghe estaba lleno de muchas mujeres audaces.

"¿Qué estás haciendo?" Shen Qingqiu no reaccionó cuando Luo Binghe apareció de repente, reteniendo el látigo de púas de Xiao Gongzhu con su mano desnuda mientras la miraba fríamente.

Shen Qingqiu quería reír, pero no tenía tiempo para la pelea de sus pequeños amantes "Oh, ¿ya es tiempo del cambio de turno?" Preguntó Shen Qingqiu, deteniendo al instante la inminente discusión de Luo Binghe y Xiao Gongzhu.

Luo Binghe lo fulminó con la mirada y soltó el látigo de púas de Xiao Gongzhu, el látigo cayó inútilmente, roto por el agarre de Luo Binghe. Ni siquiera le echó un vistazo a Xiao Gongzhu cuando dijo: "Vete".

Xiao Gongzhu miró incrédula a Luo Binghe, ¿cómo podía tratarla así de cruelmente? "¿Por qué? ¡Obviamente hice esto por ti! Lo haré hablar..."

"¡Dije que te vayas!" Espetó Luo Binghe.

Xiao Gongzhu estaba desconcertada, ella lloró ligeramente mientras fruncía los labios "¡Binghe, eres tan cruel! ¿Cómo puedes tratarme así? ¡Todo lo que he hecho es por ti! ¡Solo por ti!" Después de gritar esto, la chica se giró y salió corriendo. Su espalda estaba encorvada y lamentable mientras corría, invocando lástima a cualquiera que la viera. Es una lástima que las personas en la celda no fueran personas fácilmente influenciables.

"Shizun, ¿cómo estás?" Dijo Luo Binghe, con la voz carente de emoción mientras se acercaba y miraba hacia abajo a Shen Qingqiu.

"¿Importa?" Shen Qingqiu se rió con frialdad.

Los ojos de Luo Binghe se oscurecieron "Siempre usas un tono tan frío cuando me hablas" se acercó, el suspenso flotaba en el aire y Shen Qingqiu casi se atragantó con él. "Incluso antes, ni siquiera pondrías tu mirada en mi por más de tres segundos. ¿Soy tan desagradable para ti, Shizun?"

Shen Qingqiu exhaló en voz baja, "Detén eso".

"¿Qué?" Luo Binghe levantó una ceja.

"Deja de llamarme Shizun solo para burlarte de mí. ¿He mencionado que es desagradable?" Dijo fríamente Shen Qingqiu.

Luo Binghe hizo una pausa, luego se echó a reír. Una risa fuerte, exagerada y sin alegría. "¿Ahora incluso el que te llame Shizun es repulsivo para ti?" Los ojos de Luo Binghe parpadearon mientras miraba a su Shizun. "¡¿Exactamente qué parte de mí no encuentras repulsiva, Shen Qingqiu?!" Exigió.

Se miraron el uno al otro, Shen Qingqiu se negó a responder esa estúpida pregunta. Luo Binghe bajó la cabeza y la sostuvo entre sus manos "Ya veo. Ya veo" se rió entre dientes, todavía sin alegría.

"¿Te arrepientes?" Preguntó Luo Binghe.

Shen Qingqiu lo miró, su corazón estaba agitado pero su expresión estaba completamente tranquila. Obviamente fue un error el que accidentalmente derribara a Luo Binghe en el Abismo.

Pero...

Recordando cómo Yue Qingyuan y los demás lo habían encontrado tan rápido, ni siquiera un momento después de que se cerró el Abismo Sin Fin, sintió como si hubiera esquivado una bala. Sin mencionar cuán fría era la mirada de Yue Qingyuan cuando revisó a Shen Qingqiu en busca de heridas y cómo obviamente había sido herido por un demonio de alto nivel. Si Luo Binghe todavía estuviera allí, realmente no sabía qué habría pasado. En el mejor de los casos, la gente lo capturaría e interrogaría.

En el peor de los casos, Liu Qingge u otro de sus shidi habrían desenvainado sus espadas y harían el honor de matar a Luo Binghe, lo que era prácticamente imposible y... Y Luo Binghe guardaría rencor no solo contra Shen Qingqiu sino contra toda su Secta.

Entonces, el que sería torturado no solo sería Shen Qingqiu...

Shen Qingqiu sostuvo la mirada de Luo Binghe, sin vacilar. Él mantuvo su silencio.

Luo Binghe se burló, "Claro. Debería haber sabido."

Shen Qingqiu tenía que cargar esto él mismo.

Shen Qingqiu cerró los ojos, aparentando calma y desinterés en lo que sea que Luo Binghe sintiera. Solo abrió los ojos cuando escuchó el sonido de blandir una espada.

¡Puñalada!

Shen Qingqiu se mordió los labios para evitar gritar, mientras sus ojos se abrieron por la dolorosa sensación de la espada de Luo Binghe apuñalando su estómago. Sintió un bocado de sangre en su boca y se lo tragó. Forzó una sonrisa mientras miraba a Luo Binghe "Si quieres matarme solo con esto, no será suficiente" se burló.

Luo Binghe en cambio le sonrió "No voy a matarte, Shizun". Arrulló mientras su mano izquierda agarraba el cuello de Shen Qingqiu, apretando su agarre y estrangulando a Shen Qingqiu.

Incapaz de tragar la sangre en su boca, Shen Qingqiu no tuvo más remedio que toserla. Un rastro de sangre carmesí corrió por la barbilla de Shen Qingqiu, pero aun así forzó una sonrisa. "Respuesta débil, bestia" se burló. Dios sabe cuánto se moría Shen Qingqiu por escupir esa palabra. Más aún después de ver a Luo Binghe nuevamente después de años.

¿Cómo se atreve este niño a ser inmutable...? ¿¡Por qué no podía ser cambiado!?

Luo Binghe apretó los labios y estrelló a Shen Qingqiu contra la pared detrás de él, sus uñas se clavaron en el cuello de Shen Qingqiu, dejando medias lunas ensangrentadas en el delgado cuello. Luo Binghe apretó los dientes antes de aflojarlos, sus labios se torcieron en una - ¿Shen Qingqiu se atrevería a decirlo?- Una sonrisa triste. "Realmente esperas que te mate, ¿no?"

No... al menos no tan fácilmente. Shen Qingqiu lo reconoció.

Luo Binghe se burló cuando Shen Qingqiu no respondió, sacó su espada y apuñaló su palma con ella. El corazón de Shen Qingqiu se hundió hasta el fondo.

¡NO!

Shen Qingqiu se retorció en el agarre de Luo Binghe, horrorizado y desesperado mientras cerraba la boca con fuerza y apretaba la mandíbula. Luo Binghe apretó su asfixiante agarre, pero Shen Qingqiu todavía apretó obstinadamente su mandíbula. Prefería morir por asfixia que tener esa vil...

Luo Binghe arrojó al suelo a Shen Qingqiu, casi haciéndolo jadear. Pero sabiendo lo que pretendía hacer, ¿cómo podría Shen Qingqiu darle un momento conveniente? Luo Binghe se sentó a horcajadas sobre Shen Qingqiu, su mirada era oscura "Como era de esperar de Shizun, sabes lo que quiero hacer, ¿no? Qué pena, incluso si lo sabes, ¿qué puedes hacer?" Luo Binghe se rió fríamente.

Luo Binghe agarró la mandíbula de Shen Qingqiu y la abrió con fuerza para que Shen Qingqiu no tuviera más remedio que abrir la boca si no quería que le rompiera la mandíbula. Luo Binghe empujó su palma sobre la boca de Shen Qingqiu, exprimiendo su sangre que fluyó suavemente hacia la boca de Shen Qingqiu y obligó a Shen Qingqiu a tragarla.

La presión sobre su cuello se levantó y Shen Qingqiu jadeó por aire, su visión borrosa se aclaró lentamente y pudo sentir la sangre de demonio de Luo Binghe fusionándose rápidamente con su cuerpo.

La herida en su estómago se reparó lentamente bajo la capacidad curativa de la sangre demoníaca, pero a Shen Qingqiu no le importó. Miró fijamente al techo y pensó distraídamente que nadie notaría nada sobre que había sido torturado cuando se presentara al juicio.

Shen Qingqiu no tuvo oportunidad de pensar más cuando su estómago se apretó, su garganta se contrajo y sintió dolor en el pecho. Shen Qingqiu cerró los ojos, sucedió. El comienzo de la tortura...

"¿Te dolió, Shizun?" Luo Binghe preguntó suavemente. "No te preocupes, esto no es nada. Acabas de consumir mi sangre después de todo. Aún no se ha fusionado contigo por completo, cuando lo haga, será mucho más divertido" Luo Binghe sonrió.

"Está bien. Te garantizo tu vida, Shizun. ¿Con qué parte de ti quieres comenzar? ¿Estómago? ¿Pecho? ¿Garganta?" Preguntó Luo Binghe.

Shen Qingqiu de repente se sintió muy cansado. Abrió los ojos para mirar a Luo Binghe y sonrió débilmente: "Mestizo, pequeña bestia. Solo comienza de una vez, si te atreves" se burló y se mofó, pero su voz débil hizo que sonara como si estuviera resignado a lo que Luo Binghe le arrojara.

Luo Binghe parpadeó cuando sus ojos se encontraron, esta vez no había ningún otro como anteriormente. Cuando ese par de ojos brumosos lo miraron, Luo Binghe se dio cuenta de lo indefenso que lucía su Shizun.

Su túnica verde se rasgó en algunas partes gracias a Xiao Gongzhu, por no mencionar que también se soltó en la parte del hombro debido al tratamiento rudo de Luo Binghe, su largo cabello se esparció a su alrededor como un halo, sangre seca en la barbilla y la huella de la mano de Luo Binghe y las heridas en forma de medias lunas cortesía de las uñas de Luo Binghe. Acostado débilmente sobre su espalda con Luo Binghe inmovilizándolo en el suelo.

La ira en los ojos de Luo Binghe vaciló mucho cuando se levantó y dio un paso atrás. Pensativo miró a Shen Qingqiu y se quitó su propia túnica negra y la arrojó para cubrir la figura de Shen Qingqiu.

Shen Qingqiu se rompió, aunque con un movimiento terriblemente débil, agarró la túnica de Luo Binghe y se la arrojó de nuevo a Luo Binghe "Mantén eso, no lo necesito" no necesitaba lástima de su torturador.

Luo Binghe se enojó de nuevo "¿Incluso mi ropa es desagradable para ti? ¡Shen Qingqiu! ¡¿Me estás enojando deliberadamente?!" Él desenvainó su espada nuevamente y la lanzó hacia Shen Qingqiu con furia.

Shen Qingqiu cerró los ojos y tensó ligeramente su cuerpo para prepararse para el ataque, pero todos los ataques de Luo Binghe lo evitaron y solo destruyeron parte de su celda. Luo Binghe inhaló y exhaló con dificultad mientras miraba a Shen Qingqiu y se dio la vuelta, pisoteando.

Shen Qingqiu abrió lentamente los ojos cuando Luo Binghe se fue y su celda fue nuevamente sellada con agua. Él se estremeció.

No podía esperar a que terminara la semana.


Crujido

Shen Qingqiu abrió los ojos perezosamente y observó fríamente a Luo Binghe entrar con una sonrisa en su rostro. "Shizun, ¿tienes frío?" Preguntó el demonio mientras miraba su propia túnica desechada en la esquina.

Shen Qingqiu decidió no responder mientras cerraba los ojos nuevamente, fingiendo que Luo Binghe no estaba allí en absoluto.

"Dado que tu cultivo está sellado, sé que tendrás frío y hambre..." Luo Binghe se puso en cuclillas frente a Shen Qingqiu. "Te traje sopa" dijo Luo Binghe y Shen Qingqiu de repente pudo oler un delicioso olor cálido y flotante en la celda almizclada.

Shen Qingqiu todavía se negó a abrir los ojos.

"Esta sopa... no tiene canela, ni siquiera un rastro de ella", continuó Luo Binghe mientras miraba el tazón de porcelana en sus manos. "Hice esto para ti..."

Los labios de Shen Qingqiu se arquearon en una sonrisa irónica, abrió los ojos lentamente para mirar fríamente a Luo Binghe, apenas lo miro por una fracción de segundo antes de que sus ojos se dirigieran al plato de sopa. "Si quieres matarme, usa tu espada".

"Shizun, esto no está envenenado" aseguró Luo Binghe.

"Me estás matando con esta simulación enferma" se burló Shen Qingqiu. "Asqueroso..." Los ojos de Shen Qingqiu parpadearon, sus pecados originales surgieron, la ira, la envidia, el orgullo...

Luo Binghe apretó más fuerte el tazón.

¡ Crash !

Shen Qingqiu no reaccionó cuando Luo Binghe arrojó el cuenco a la pared, el medio demonio se cubrió los ojos y se rió fríamente.

"Mírame" dijo Luo Binghe, bajo, amenazador, desesperado.

Shen Qingqiu no lo miró.

"¡Mírame!" Gritó Luo Binghe mientras agarraba a su Shizun por el cuello y lo obligaba a mirar a Luo Binghe. Shen Qingqiu lo fulminó con la mirada, se contuvo para evitar maldecir como una tormenta sobre Luo Binghe, a pesar de que maldiciéndolo podría acumular toda la ira y el odio de Luo Binghe para sí mismo en lugar de para su Secta, Shen Qingqiu no lo dejaría recibir tanto.

Luo Binghe miró a su Shizun y se rió burlonamente "Como era de esperar, todavía ves a través de mí..." Luo Binghe dijo con amargura. "Mírame, Shizun" dijo Luo Binghe. "¿Por qué no me miras...?"

Shen Qingqiu cerró los ojos a toda prisa, ese tono, esa expresión de desesperación y privación... Shen Qingqiu no quería verlo. Especialmente viniendo de eso. El rugido del agua en la prisión llenó el silencio, Shen Qingqiu no pudo evitar temblar ligeramente ante la frialdad y la tensión.

"¿Soy tan repulsivo, Shizun?" Luo Binghe preguntó con calma.

"No" dijo Shen Qingqiu. "No podía soportar verte" y era cierto. No importa cuánto Shen Qingqiu haya intentado tolerar la presencia de Luo Binghe, especialmente cuando sabía que Luo Binghe era el hijo del destino, Shen Qingqiu siempre sintió la evasión instintiva cuando se trataba del medio demonio.

Luo Binghe liberó el delgado cuello de Shen Qingqiu y sonrió: "¿Es por eso que me arrojaste al Abismo...? ¿Para que muriera y desapareciera de tu vista?" Luo Binghe esperaba una negación. Un simple no despertaría su esperanza y fe.

El corazón de Shen Qingqiu se hundió cuando vio la sonrisa de Luo Binghe, solo con agarrar su cuello ya lo sentía apretado y caliente. De repente se encontró mitigando sus días con los Qiu. Todos los días, todos los días, venían, sonriendo, burlándose, con miles de excusas para culparlo, miles de excusas para golpearlo. Cada vez, Shen Qingqiu se defendía, argumentando, le tomó algunas palizas hasta que Shen Qingqiu entendió que, sin importar lo que dijera, sin importar cuánto intentara explicar, el resultado siempre sería el mismo.

Todo fue solo una pretensión.

El hijo del destino ante él no era el hijo del destino de su Cumbre Qing Jing. Él había crecido. Él había matado. Él había conquistado.

El hijo del destino después del Abismo Sin Fin era un completo imbécil.

Aun así, Shen Qingqiu se preparó para defenderse de esa acusación, formulando una respuesta y explicación impecables. Ya que Luo Binghe lo pidió, entonces podría explicarlo, ¿verdad?

Bien, ya que preguntó por la razón por la que estaba allí. Si Shen Qingqiu lo explicara ahora, no debería haber ninguna sospecha ni lo haría parecer culpable, ¿verdad...? Si Luo Binghe confiaba en él más que en esa maldita perra Mo Beijun, ese era su asunto...

Sin embargo, Luo Binghe se levantó abruptamente. El medio demonio se dio la vuelta y se fue antes de que Shen Qingqiu pudiera explicarlo.

Shen Qingqiu lo miró sin expresión. Una sonrisa burlona se formó en sus labios.

Había sido engañado.

Maldito seas, Luo Binghe...


Luo Binghe apretó los dientes mientras aceleraba el paso.

Su confusión mental hizo que su defensa mental contra Xin Mo se debilitara mucho durante los últimos días, pensó que podría aguantar un día más, pero parecía que estaba equivocado.

Necesitaba aislarse rápidamente antes de experimentar una desviación qi. No. No delante de su Shizun que ya lo odiaba. A pesar de que la acción y respuesta de su Shizun lo frustraron sin fin, no quería matar a su Shizun en lo absoluto...

Luo Binghe agarró a Xin Mo con fuerza mientras se apresuraba a pasar más allá de Xiao Gongzhu, quien lo esperaba fielmente en el salón principal. Ni siquiera reaccionó a su grito y mantuvo su rápido ritmo hacia su propio lugar escondido y aislado.


Gongyi Xiao había oído que Luo Binghe se había ido después de enfrentar al nuevo prisionero, e incluso hasta días después, todavía no había regresado. Gongyi Xiao se sintió ansioso, no por Luo Binghe, sino por el nuevo prisionero en la Prisión de Agua.

Aunque Luo Binghe no dijo nada, su fría respuesta a la "ayuda" de Xiao Gongzhu solo hizo que los otros discípulos de Huan Hua supieran que no debían meterse. Pero eso también significa que nadie había visto al Mayor Inmortal Shen en su celda desde que fue sellado su cultivo...

"Me haré cargo desde aquí" dijo Gongyi Xiao.

"Gongyi-shixiong, esto es..." El joven que vigilaba el lugar miró pensativamente la bandeja que traía Gongyi Xiao.

"Es la comida para el prisionero" dijo Gongyi Xiao.

"¿Por qué?"

Gongyi Xiao se sintió enojado por la pregunta ignorante de su compañero discípulo, ¿no era obvio? Con su cultivo sellado, la capacidad del Cultivador Inmortal Shen para contener su hambre también disminuyó drásticamente. ¿Por qué estas personas no podían tener un poco de simpatía? ¿no oyeron cómo el Mayor Inmortal Liu los amenazó cuando se llevaron al Mayor Inmortal Shen?

"¿Supongo que ninguno de ustedes va a darle algo de comer?" preguntó fríamente Gongyi Xiao.

El joven se puso un poco avergonzado "No, él es un cultivador de todos modos. Debería poder aguantar el hambre..."

Si Gongyi Xiao no fuera tan amable y sus manos no estuvieran ocupadas por la bandeja de comida, se daría una muy dura palmada en la cara para expresar su decepción. "Shidi, está sellado. Su capacidad para aguantar sus necesidades mortales disminuyó. Solo... Vete, yo me haré cargo desde aquí."

El guardia sabía que Gongyi Xiao estaba decepcionado con él y con los otros discípulos de guardia, por lo que no lo detuvo y asintió, dejando el lugar a Gongyi Xiao.

Gongyi Xiao suspiró, revisó su ficha antes de entrar lentamente. El agua mortal se separó ante la presencia de Gongyi Xiao.

Gongyi Xiao empujo lentamente la gruesa puerta de acero y la abrió lentamente.

Crac

Un jadeo.

Shen Qingqiu abrió los ojos cuando escuchó el jadeo desconocido y encontró a Gongyi Xiao allí, mirándolo con los ojos muy abiertos y llenos de incredulidad y sorpresa.

Gongyi Xiao casi dejó caer la bandeja en sus manos cuando vio la condición de Shen Qingqiu. Ropa rasgada, heridas que aún no habían sanado hechas por Xiao Gongzhu, aunque la grave lesión proveniente de Luo Binghe se curó perfectamente, su túnica todavía tenía su agujero en medio del área del estómago, estaba tan pálido que la temperatura fría en la prisión hizo que estuviera tan pálido como una sábana. Gongyi Xiao se puso pálido cuando vio el moretón en el cuello de Shen Qingqiu, el cual se veía aún más azulado debido a su palidez e inmediatamente se sonrojó con justa ira cuando vio una túnica negra familiar en la esquina.

Qué... en la tierra...

Esto es... ¡simplemente bestial!

¡Discípulo no filial!

¡Bastardo desagradecido!

¡Muere en un agujero en alguna parte!

"... ¿Gongyi Xiao?" Shen Qingqiu finalmente lo llamó.

Gongyi Xiao salió de su ensueño cuando escuchó la voz de Shen Qingqiu, su estado de ánimo se volvió sombrío mientras bajaba la cabeza "Mayor, te traje comida..." Gongyi Xiao dijo en voz baja. Cuando Shen Qingqiu no respondió, Gongyi Xiao se tomó la libertad de acercarse lentamente a él, el chico se arrodilló en el sucio y descuidado suelo y dejó la bandeja.

El chico abrió diligentemente la tapa de la bandeja y sacó una bolsa de agua de su manga.

Shen Qingqiu lo miró inexpresivo "¿Cuánto tiempo he estado aquí?" No tenía forma de saber el paso del tiempo aquí.

"Cinco días..." Gongyi Xiao dijo en voz baja. "El juicio comenzará en dos días..."

Shen Qingqiu suspiró aliviado, habían pasado cinco días, eso significa que hace tres días que Luo Binghe no había venido aquí para volverlo loco y solo dos más antes de que Shen Qingqiu fuera libre. "¿Hay alguna noticia de Cang Qiong?" Preguntó, realmente necesitaba saber si Shang Qinghua logró acelerar el crecimiento de La Flor del Roció del Sol y la Luna.

Gongyi Xiao dudó: "El Señor Liu de La Cumbre Bai Zhan llegó al tercer día, pero el Maestro encontró una razón para no dejar que lo visitara" informó.

"¿Quién más?" Preguntó Shen Qingqiu.

"Nadie más después de eso" parecía que la Secta Cang Qiong realmente estaba jugando limpio según las reglas y esperaban que el Palacio Huan Hua también jugara limpio. Sin embargo, Gongyi Xiao apretó el puño, ¿qué haría la Secta Cang Qiong una vez que supieran la condición de su Señor de la Cumbre Qing Jing en esta Prisión de Agua?

Increíble.

Imperdonable.

"Mayor, por favor come. Traje esto de la cocina, es mejor que reúnas fuerzas primero" Gongyi Xiao le ofreció a Shen Qingqiu un par de palillos con ambas manos.

"No tengo hambre" mintió Shen Qingqiu.

Gongyi Xiao respetuosamente puso los palillos en la bandeja mientras se inclinaba "Mayor, lamento mucho nuestro mal trato..." Imploró. "Por favor, si me necesitas para algo, solo pídemelo, haré lo que sea. Esta es la única forma en que me puedo sentir a gusto" dijo Gongyi Xiao.

Shen Qingqiu se echó hacia atrás "A ti... el Palacio Huan Hua no te apreciara ahora que Luo Binghe está aquí".

"¿Eh?"

Shen Qingqiu contempló al chico sincero "El Palacio Huan Hua no te apreciara, sería mejor si salieras de este lugar". El destino de Gongyi Xiao no fue malo, fue enviado a la frontera a luchar, pero para un joven y prometedor muchacho como él, no era un buen camino a seguir.

Gongyi Xiao sonrió con amargura "Mayor, así como aprecias a tu Secta, también aprecio el Palacio Huan Hua. Este es el lugar donde crecí, donde están mis hermanos y hermanas, incluso si no me aprecian tanto como solían hacerlo, los seguiré apreciando..."

Shen Qingqiu asintió "Depende de ti".

"Mayor, por favor come" dijo Gongyi Xiao nuevamente. Shen Qingqiu dudó pero terminó tomando los palillos.

Gongyi Xiao le dejó su túnica exterior después de eso, la frialdad en la Prisión del Agua no se hizo más favorable, pero fue más llevadera.


Liu Qingge apretó los dientes con frustración mientras miraba al maldito viejo decrépito "Hace tres días, me dijiste que no podía visitarlo debido a dificultades técnicas. ¿Tres días después, sigue siendo lo mismo?" Siseó Liu Qingge.

"Todavía hay algunos errores e incapacidad en la prisión. No podríamos escoltarte" dijo el Maestro del Palacio.

"Tonterías. No necesito una escolta" Liu Qingge se cruzó de brazos. ¿Escolta? ¡Ridículo! ¡Lo único que necesitaba ser escoltado podría ser Cheng Luan a través de la cabeza de este viejo decrépito!

Shang Qinghua se puso ansioso al lado de Liu Qingge "Por favor, también necesito hablar con Shen-shixiong" dijo Shang Qinghua humildemente. Se lo había pedido a este gruñón shidi porque él siempre había querido visitar a Shen Qingqiu en la prisión a pesar de que los demás le pidieron que no lo hiciera. Después de todo, ya que propusieron siete días, fue su turno de ser justos al respecto y dejar que Huan Hua hiciera lo suyo... Lo que era asegurarse de que su hermano marcial estuviera bien, por cierto.

"Me lo puedes confiar, lo transmitiré" dijo el Maestro del Palacio.

¡Mierda! ¡Shang Qinghua sabía de los trapos sucios de esta vieja cosa! Mira, mira, esta vieja cosa fue diseñado para ser un villano también, pero Shang Qinghua nunca llegó allí, puso pistas en la novela por todas partes, pero se olvidó de desarrollarlo porque su personaje principal tenía que hacer XXX para OOO y luego XXX a OOO... Bueno, tal vez todo fue su culpa.

Pero esta vieja cosa, Shen Qingqiu era su villano en profundidad, el cual tenía una historia de fondo para formarse de esa manera, un villano formado por la crueldad del mundo. Sin embargo, este viejo era un villano formado por el deseo de uno.

¡Deseo, eso es correcto! ¡La fuente de todos los problemas! Shen Qingqiu era orgulloso, envidioso, lleno de ira, un poco codicioso y le gustaba el ocio. ¡Sin embargo, este viejo era lujurioso, muy codicioso y un gran glotón! ¡Quería morder más de lo que podía masticar! ¡Intentó tocar algo que no le pertenecía!

En serio, si se descubrían los trapos sucios de esta vieja cosa, ¡todo el odio por Shen Qingqiu pasaría a él!

"¿Qué está pasando aquí?" De repente, un joven apuesto apareció y preguntó con una sonrisa suave. Luo Binghe acababa de salir de su reclusión, su control sobre Xin Mo aún no estaba establecido, pero hoy era el sexto día y mañana, su Shizun recibiría su juicio. Este fue su último día para tener un día privado con Shizun, por lo que decidió usarlo al máximo.

Sin embargo, cuando pasaba por aquí vio a las dos presencias molestas del Señor de la Cumbre Bai Zhan y el Señor de la Cumbre An Ding. Parecía que iban a visitar a Shizun, entonces, Luo Binghe recordó el estado en el que dejó a su Shizun y no podía dejar que esos dos vieran a Shizun así.

"El Palacio Huan Hua está experimentando algunas reparaciones, por lo que no podríamos permitirnos tener visitantes en la Prisión de Agua. ¿A menos que los dos shishu quieran ayudar?"

Liu Qingge no tenía ninguna buena voluntad hacia Luo Binghe, por lo que resopló "¿Por qué querría ayudar a Huan Hua a limpiar su patio trasero? Y no me llames Shishu cuando estás encarcelando a tu propio Shizun y lamiendo las botas(1) de un viejo decrépito."

La sonrisa de Luo Binghe permaneció "Entonces, los dos mayores esperarán un poco" dijo.

Shang Qinghua estaba ansioso, solo quería ver a Shen Qingqiu y transmitirle que no debería ser precipitado con su decisión y que Shang Qinghua ya hizo lo mejor que pudo con las Flores del Rocío del Sol y la Luna que habían cultivado.

Una creció demasiado prematuramente hace tres días y no se sintió cómodo dándosela a Shen Qingqiu. ¡Así que eligió otro brote y como era de esperar, casi destruye este también! Pero por suerte no lo hizo. Bajo el control de Shang Qinghua, el brote ya estaba listo, un poco crecido, pero listo.

Mientras que Liu Qingge vino aquí porque estaba puramente preocupado por Shen Qingqiu, él entrecerró los ojos "¿Qué pasa? ¿Estas escondiendo algo?" Su mirada se volvió asesina. "Ya te dije que si algo le pasa a él" Liu Qingge dejó la amenaza colgando.

Luo Binghe aún mantenía su sonrisa: "No ha pasado nada. Shizun está bien."

"¡Entonces, exijo verlo ahora!"

Mientras discutían sobre el derecho a entrar en la prisión de agua, Shang Qinghua se excusó en silencio para salir a tomar aire fresco. Se escapó silenciosamente y buscó a Gongyi Xiao, la única persona en la que podía confiar para transmitir su mensaje a Shen Qingqiu. Shang Qinghua creó a Gongyi Xiao, por lo tanto, tenía claro su carácter, por lo que no tenía que preocuparse.

Shang Qinghua lo encontró poco después y lo llevó a la esquina, deslizando el mensaje en sus manos susurró: "Por favor. Este es un asunto serio, transmíteselo a mi shixiong. No quiero que haga algo imprudente."

Gongyi Xiao se sorprendió cuando la carta se deslizó en su mano, pero sus ojos se entrecerraron con determinación cuando escuchó la voz de Shang Qinghua. Simplemente asintió y se apresuró a abrir la carta y leerla mientras entraba a la prisión de agua.

Shang Qinghua lo vio irse y se mordió los labios "Princesa de hielo, ah. Al menos, por favor, relájate por ahora."


 

Gongyi Xiao observó mientras Shen Qingqiu leía inexpresivamente el contenido de la carta que Gongyi Xiao no podía entender, a continuación, Shen Qingqiu arrugó la carta y la arrojó al agua para deshacerse de ella. Ambos observaron en silencio mientras el agua evaporaba la carta por completo.

"Mayor, ¿quieres... quieres huir?" Preguntó inseguro. "El juicio es mañana, creo que las cosas mejorarán, así que por favor no te apresures" dijo Gongyi Xiao.

Los labios de Shen Qingqiu se arquearon "Incluso si quiero huir, ¿a dónde debo ir? Estás pensando demasiado" Shen Qingqiu sacudió la cabeza. "Deberías irte ahora..."

"Sí..." Gongyi Xiao asintió y salió de las celdas, todavía estaba ansioso por eso incluso después de salir. Sin embargo, su preocupación se intensificó cuando vio a Luo Binghe caminar hacia él, no, no estaba preocupado por sí mismo, pero estaba preocupado por el Mayor Shen. Sin embargo, Gongyi Xiao era incapaz de detener a Luo Binghe.

Luo Binghe solo le lanzó una mirada fría cuando notó a Gongyi Xiao, su rostro se oscureció aún más cuando vio dónde había estado Gongyi Xiao. Sin embargo, Luo Binghe no perdió más palabras mientras le arrebataba en secreto la ficha de aprobación de Gongyi Xiao para visitar a los reclusos cuando pasó junto a él.

Gongyi Xiao observó en silencio mientras Luo Binghe desaparecía en la Prisión de Agua. Podría haber algún tipo de crimen grave que Luo Binghe estaba cometiendo allí, pero Gongyi Xiao fue completamente incapaz de detenerlo. El joven se sintió molesto, esto está mal, todo esto está mal...

Pero Gongyi Xiao solo podía esperar el juicio de mañana.


'Mañana...' Shen Qingqiu no podía creer esto. Finalmente saldrá de este lugar, no fue tan malo como pensó que sería, al menos la tortura anterior de Luo Binghe fue tan ligera como una pluma en comparación con la verdadera tortura del libro profético.

"Antes, tuve que evitar que Liu-shishu intentara visitarte, terminó destruyendo una parte de la sala principal, un verdadero sacrificio por su 'shixiong'. Mientras los dos estábamos ocupados, Shizun se reunió con alguien más, pasando tiempo juntos en esta celda solo ustedes dos. Verdaderamente como un par de amantes cruzados por las estrellas, ¿eh?" Una fría voz sacó a Shen Qingqiu de su ensueño y su rubor de alivio cayó.

Shen Qingqiu levantó la vista para encontrar a Luo Binghe mirándolo fríamente, particularmente, a la túnica blanca que rodeaba los hombros de Shen Qingqiu.

Luo Binghe sonrió "Shizun, ¿extrañaste a este discípulo?"

Chapter Text

Yue Qingyuan intentó con todas sus fuerzas no verse demasiado afectado cuando caminó hacia la cabina de la Secta Cang Qiong para el juicio abierto. Cinco Señores de la Cumbre siguieron en silencio y de manera ordenada detrás de Yue Qingyuan.

Hubo una gran perturbación en la frontera hace dos días, el resto de sus juniors fueron enviados a estabilizar la situación con los demonios, por lo tanto, la Secta Cang Qiong solo apareció con la mitad del número de sus principales Señores de las Cumbres. Pero aun así, su imperiosidad como la Secta principal no disminuyó mientras todos los Señores de las Cumbres miraron con desprecio a cualquiera en quien pusieron sus ojos.

El manierismo y las acciones de los Señores de las Cumbres fueron muy fríos desde que el Palacio Huan Hua insistió en detener a su hermano marcial, incluso el lado neutral como el Mirador Tian Yi y el Templo Zhao Hua no escaparon del tratamiento frío.

Qi Qingqi se sentó al lado de Liu Qingge "Tranquilízate" le susurró a su obstinado y descarado shidi que miraba petulantemente a la nada.

"Maestro del Palacio, ¿no debería ser el momento de que veamos a nuestro hermano marcial?" Dijo Yue Qingyuan con calma mientras miraba al viejo Maestro del Palacio, sin embargo, su mirada miró más allá de él como si no estuviera allí en absoluto. "Comencemos el juicio. Cuanto más rápido, mejor" dijo con frialdad.

"En efecto. Ya que toda la preparación se ha hecho, comencemos entonces" El Maestro del Palacio sonrió con una sonrisa benigna mientras le hacía señas a los discípulos de su secta.

El aire estaba tenso mientras las sectas neutrales miraban cuidadosamente a la Secta Cang Qiong y rezaban para que el Palacio Huan Hua no probara ningún truco que enojara a este gigante. Shen Qingqiu fue escoltado, sus muñecas todavía estaban atadas por el Cable Vinculante Inmortal, su túnica era blanca, lo que añadía la sensación de simpatía de otras personas.

Lucía pálido... e impotente... Yue Qingyuan inhaló y los demás fruncieron el ceño.

"¡¿Qué demonios?!" Liu Qingge gruñó cuando vio la condición de Shen Qingqiu. "¡Se ve terrible! ¡Huan Hua, no estás cumpliendo tu parte de la promesa!" Liu Qingge agarró la empuñadura de Cheng Luan.

"Ah, el Señor de la Cumbre Shen tuvo sus inquietudes estos últimos días. Ya hicimos nuestro mejor esfuerzo" dijo el Maestro del Palacio con un tono sincero.

"¿Hicieron su mejor esfuerzo? ¿Incluso lo alimentaron?" Dijo Mu Qingfang bruscamente.

"Veo que el rumor sobre la desvergüenza y la crueldad de Huan Hua no fue exagerado en absoluto" Los ojos de Qi Qingqi se helaron mientras se burlaba con delicadeza.

"¡Oi, di algo!" Liu Qingge miró a Shen Qingqiu y exigió. "¡¿Te han hecho daño en la prisión?! ¡¿Te hicieron algo o no te hicieron nada?!" Le gritó a Shen Qingqiu.

Shen Qingqiu levantó la vista, aunque el Palacio Huan Hua había hecho todo lo posible para vestirlo con una ropa decente, la palidez de su rostro y el cómo parecía que el viento podría volarlo en cualquier momento dado, había hecho que Liu Qingge y los otros estuvieran locos de furia. Incluso prometieron hacer que el Palacio Huan Hua lo pagara después del juicio.

Él no dijo nada. Demasiado cansado para hacerlo. Simplemente miró a Shang Qinghua, quien frunció los labios con tristeza.

A medida que la discusión en el juicio continuó, cada parte se preparó para sacar sus armas y muchos cargos fueron lanzados mientras Shen Qingqiu caminaba, Shen Qingqiu se encontró cada vez más cansado. Mortalmente cansado.

Incluso tuvo que bajar la cabeza y tomó una pequeña siesta durante unos segundos mientras caminaba. Gongyi Xiao, quien era su escolta, estaba muy preocupado mientras miraba la frágil espalda del Señor de la Cumbre Qing Jing.

Shen Qingqiu sonrió levemente mientras miraba a todas las personas presentes "Hoy es un buen día para ir" dijo vagamente y con calma. Gongyi Xiao sintió una sensación inquietante cuando escuchó esto que hizo que su corazón se volviera pesado. Naturalmente, sus palabras suaves también pueden ser escuchadas por los maestros que asistieron al juicio.

El gran salón cesó lentamente su ruido, la Secta Cang Qiong finalmente se tranquilizó, optando por mirar a Shen Qingqiu con preocupación en lugar de discutir con el Palacio Huan Hua.

"Entonces, que comience el juicio" dijo un monje del Templo Zhao Hua cuando levantó la mano y todos se enderezaron al instante.

"El juicio de hoy es investigar la verdad sobre el Señor de la Cumbre Qing Jing de la Secta Cang Qiong, Shen Qingqiu".

"El Señor de la Cumbre es acusado de motín hacia la humanidad, ayudar a los demonios sembradores en la ciudad de Jin Lan a propagar enfermedades, tal acto de traición garantiza la ejecución o el aislamiento y el encarcelamiento eternos".

"Se ha llevado a cabo una investigación especial, los sembradores capturados en el accidente testificaron lo mismo y también encontramos varias pruebas concretas de que se coludió con demonios".

Yue Qingyuan cerró los ojos, había estado tan ocupado defendiendo la inocencia de Shen Qingqiu la semana pasada que ni siquiera pudo dormir. Creyendo que cada evidencia 'concreta' era falsa. Lástima, incluso después de investigar por su cuenta, solo pudo encontrar varias 'evidencias' que habían sido manipuladas.

Eso no fue suficiente, pero al menos las Sectas neutrales decidieron darle más oportunidades ya que encontrar varias pruebas manipuladas significaba que alguien podría estar enmarcando al Señor de la Cumbre Qing Jing. ¿El Palacio Huan Hua? No tanto.

"Señor de la Cumbre Shen, ¿cómo se declara?" Cuestionó el Maestro del Palacio de Huan Hua.

"Me declaro inocente" dijo Shen Qingqiu suavemente.

"No me coludí con los demonios" dijo Shen Qingqiu, cortando al Maestro del Palacio antes de que pudiera continuar hablando, dejándolo sin la menor dignidad. "Nunca lo hice" miró a Luo Binghe y se rió lentamente. El chico lo había hecho esta vez, enmarcándolo con sus demonios lacayos ahora, ¿eh? Este chico está realmente ansioso por ponerlo en una jaula solo para jugar con él.

Shen Qingqiu se sintió débil cuando recordó el recuerdo de ayer, el berrinche de Luo Binghe, un dolor insoportable en su cuerpo, probablemente le fueron eliminados parte de sus órganos internos en algún momento, pero Luo Binghe nunca dejo de curarlo. Literalmente lo destrozó, lo rompió y luego lo curó amablemente.

Pero preferiría ser dado por muerto que experimentar dolor una y otra vez sin poder combatirlo.

"También está el cargo de abusar de tus discípulos, ¿es esto cierto?" Cuestionó un cultivador de Tian Yi Overlook.

"Puede que haya sido demasiado estricto con mis discípulos, demasiado exigente y demasiado severo. Pero nunca los torture" como lo que todos ustedes me hicieron. "Puedes preguntarle a mis discípulos, todos son buenos chicos".

Desde la cabina inferior de Cang Qiong, los discípulos de Qing Jing sintieron que se les agriaba la nariz cuando su Shizun los mencionó. Ning Yingying estalló en llanto: "¡Shizun es una buena persona! ¡Nunca hizo nada malo, nos enseñó a su manera! ¡Y es la mejor manera!" Gritó.

"Nuestro Shizun puede ser estricto de vez en cuando, ¡pero es el mejor maestro que podría desear!" Apoyó Ming Fan. Los otros discípulos de la Cumbre Qing Jing también gritaron su apoyo.

El Maestro del Palacio no pareció conmoverse por sus gritos y miró a Shen Qingqiu pensativamente "Entonces, ¿qué pasa con Luo Binghe? Declaraste que estaba muerto, pero aquí está, de hecho, vivo y bien."

Shen Qingqiu miró a Luo Binghe y se rió entre dientes "Acerca de eso, ¿por qué no se lo preguntas tú mismo?" Exhaló "Incluso si quisiera matarlo, no podría" dijo sin alegría.

La expresión de Luo Binghe se crispó sutilmente ante eso.

El Maestro del Palacio entrecerró los ojos, "Entonces, también hay un cargo de matar a toda una familia, la Familia Qiu. Dejando solo a las mujeres vivas y matando cruelmente a todos los hombres incluso después de todo el amable trato que te otorgaron"

"Estoy muy cansado" suspiró Shen Qingqiu de repente, cortando al Maestro del Palacio una vez más. "Muy, muy cansado" inclinó la cabeza hacia arriba para mirar el cielo azul con ojos cansados.

Luego miró hacia la dirección de su inquietante pasado, Qiu Haitang. Después de una semana de preparación, estaba listo para enfrentarla. Para enfrentar el doloroso arrepentimiento, el rechazo, la traición, la decepción, estaba listo para enfrentar a su antigua persona más querida. "La última vez que estuve tan cansado fue cuando todavía estaba con la familia Qiu..."

Qiu Haitang lo miró con odio. Sí, sí, de hecho. Él merece ser odiado. "¡Mataste a toda mi familia, Shen Jiu! ¡Mis hermanos, tíos, todos murieron bajo tus manos! ¡Quemaste mi casa hasta los cimientos, dejando a muchas mujeres viudas prematuramente y muchas hijas perdieron a sus padres!" Ella condenó.

La sonrisa de Shen Qingqiu no vaciló. Esta era la mujer que solía amar, la mujer que solía brillar en su momento más oscuro. Incluso si ella lo apuñalara ahora, Shen Qingqiu aún mantendría su sonrisa. "Joven señorita" dijo con ternura, amor y anhelo. Lentamente caminó hacia Qiu Haitang, sus manos aún estaban atadas por el Cable Vinculante inmortal, sellando su poder, pero varias personas se adelantaron frente a Qiu Haitang, listas para proteger a la belleza del supuesto villano.

Shen Qingqiu simplemente los miró para hacerlos estremecerse y retrocedieron a regañadientes, sin embargo, todavía estaban parados cerca de Qiu Haitang. Shen Qingqiu se detuvo y la miró "Has cambiado, joven señorita". Shen Qingqiu sonrió y alabó. "Ya no es esa joven crédula, ingenua y alegre".

Qiu Haitang gruñó, ¿cómo se atrevía? ¡¿Cómo se atrevía a usar ese tono y esa voz para hablar con ella después de lo que le había hecho?! La mano de Qiu Haitang se alzó y abofeteó a Shen Qingqiu en la mejilla, Shen Qingqiu pudo esquivarlo pero él decidió no hacerlo.

El nítido sonido de una bofetada resonó en el gran salón abierto donde solían celebrar el juicio.

La mano de Luo Binghe se crispó furiosamente, pero contuvo con fuerza su impulso de matar a la mujer y observo sombríamente.

Liu Qingge gruñó pero las manos de Qi Qingqi y Mu Qingfang en cada uno de sus hombros le recordaron que se mantuviera civilizado... Incluso si esa mujer no lo hacía.

"¡¿Cómo te atreves a hablarme así?! ¡Bestia! ¡Mataste a mi familia! ¡Si yo, Qiu Haitang, no puedo vengar a mis hermanos hoy, entonces renunciaré a mi puesto como maestra de salón y viviré como monja!" Gritó Qiu Haitang furiosamente, pero un segundo después sus ojos se llenaron de lágrimas. "¿¡Cómo pudiste!? ¡Éramos tan amables contigo! Te dimos muchas cosas, te quería mucho, ¿pero nos apuñalaste por la espalda por un pequeño asunto? Shen Jiu, ¡no te perdonaré! ¡Definitivamente no! ¿Qué hicimos mal? ¡Definitivamente no te faltó nada en la Familia Qiu! ¡Mis hermanos siempre te trataron bien, te llevaron a jugar, asegurándose de que te sintieras aceptado incluso como un ex esclavo que se casaría con su hermana! ¡Conmigo! Pero los mataste... ¡Los mataste, monstruo!"

Shen Qingqiu miró hacia abajo y se arrodilló lentamente, para sorpresa de todos los presentes.

"¡¿Qué estás haciendo?! Si estás pensando en pedir clemencia, ¡olvídalo! ¡Te llevaré ante la justicia hoy y nunca te perdonare, incluso si estás muerto!" Qiu Haitang lo fulminó con la mirada, sus lágrimas no se derramaron. No, ella no lloraría por él. No otra vez. Ya no.

"Mi señora, siempre pensé que podría esquivar este día mientras viva. Pero hoy, tengo que romper tu inocencia y tu dichosa ignorancia" Shen Qingqiu levantó la vista y dijo sinceramente. Este es el tono que reservó solo para esta chica, ni siquiera Yue Qingyuan tuvo el lujo de que le mostrara el mismo grado de amor y afecto que esta chica que había sido su rayo de sol, pero también una de las fuentes de su miseria.

"¿Qué...?" La cara de Qiu Haitang se transformó en furia. Mirándolo, exigiendo una explicación.

"Joven señorita, si no hubiera matado a su hermano ese día, habría perdido mi pureza y mi última pizca de dignidad" dijo Shen Qingqiu.

El silencio reinaba en el lugar mientras todos miraban a Shen Qingqiu con incredulidad.

"¿Qué...?" murmuró Liu Qingge y Yue Qingyuan miró a Shen Qingqiu, horrorizado más allá de las palabras.

"Mi señora, en ese entonces todavía eras una niña, resguardada y protegida. Eres la flor de la familia Qiu, una pequeña princesa y por supuesto, debías ser tratada como una. Nunca sabrías lo que tu justo padre y hermanos le habían hecho a un ex esclavo como yo" dijo Shen Qingqiu sin expresión. No le importaba la identidad de su pasado. No le importaba su dignidad. Terminaría todo hoy.

Todo.

"Azotando, golpeado con un bastón, golpeado con las manos desnudas, tu padre usó toda su emoción acumulada en mí como su saco de boxeo. Tus hermanos y primos también me buscaron activamente para que pudieran golpearme, patearme, arrojarme a cualquier cosa peligrosa, convirtiéndome en su propia madera personal de antojos, su práctica de tiro para muchas armas, me arrojaron todo tipo de cosas horribles en mi camino. Desde el principio, siempre he detestado a la familia Qiu" el tono de Shen Qingqiu se volvió amargo al final.

"Pero, ¿sabes, mi señora? Un día, hubo una joven que estaba fascinada conmigo, rogándome que me casara con ella, rogándole a su padre que me permitiera casarme con ella. Y luego, de la nada, encontré la fortuna de ser tu prometido. Eras mi luz de sol en ese lugar desagradable, inocente y sin mancha. No quería que te mancharas con mis secretos..."

"Imposible... ¡Mentira, estás mintiendo!" Acusó Qiu Haitang.

"Que el cielo me derribe si miento" de hecho, si lo derribaba ahora, no le importaría.

"¡Mi familia te apreciaba! ¡No hay forma de que me dejaran comprometerme contigo si te torturaron y te odiaron!" Gritó Qiu Haitang.

Shen Qingqiu bajó la cabeza y suspiró con tristeza "¿Por qué? ¿Por qué tuviste que preguntar eso...?" Dijo amargamente. "No quiero que estés completamente contaminada, pero como lo pediste... te responderé... Mi Señora, tu hermano estaba enamorado de ti... No, no, él te deseaba."

Sus palabras causaron que el aliento de todos se estancara con incredulidad.

"¿Qué...?" La cara de Qi Qingqi se torció en repulsión.

Qiu Haitang sintió náuseas y Shen Qingqiu continuó "Él no quería que te casaras, tu padre tampoco... Acordaron que te comprometieras conmigo para asegurarse de que no tenías que dejar a la Familia Qiu. Todos ellos eran un grupo de criaturas repugnantes, codiciando a su propia sangre" dijo Shen Qingqiu.

"¿El padre también...?" Liu Mingyan murmuró inconscientemente, horrorizada.

"Pero la tortura continuó incluso después de que nos comprometimos. Seguían siendo los mismos, crueles pero sutiles. Nunca tocarían mi cara o cualquier otra parte que normalmente fuera visible. ¿Recuerdas que a menudo me molestabas debido a que caminaba como si cojeara a veces?" Preguntó Shen Qingqiu con calma.

Los ojos de Qiu Haitang se ensancharon mientras palidecía. Parecía que fue llevada a la fuerza a esos días felices donde arrastraría a Shen Qingqiu a todas partes, parloteando "Xiao Jiu esto" "Xiao Jiu lo otro" y Xiao Jiu la seguiría fielmente, con una sonrisa amable en su rostro. Ella a menudo se burlaba de él por ser lento y caminar como cojeando, cuando lo tocaba en alguna parte, él se ponía rígido, siempre pensaba que era porque estaba nervioso por su toque... Era porque estaba nervioso, ¿cierto? ¿Era por eso?

"Pero eso no es lo único terrible. Después de limpiarme de mi patética apariencia de esclavo y crecer, siempre noté la mirada que me envió tu hermano mayor. Siempre fui muy cuidadoso con él, quién sabe, ese día después de que regresé y le pedí que me dejara ir para ser un cultivador, de repente me atacó y tuvo la intención de forzarse sobre mi".

"¿Y lo mataste?" Dijo Qiu Haitang sombríamente.

Shen Qingqiu levantó la cabeza y dijo "Sufrí una desviación de qi bajo estrés".

Todos jadearon, de repente la imagen de la escena y el crimen fue pintado aún más claro. La desviación de Qi, seguramente fue una de las pocas cosas que hizo que la persona que la sufriera se volviera loca y entrara en un estado de ira sin sentido.

Shen Qingqiu se rió entre dientes "Como tal" levantó la vista. "Un niño no abrazado por su pueblo lo quemará para sentir su calor". Los ojos de Shen Qingqiu lentamente miraron a Luo Binghe y él sonrió amargamente. Quizás... Quizás estaba equivocado. Quizás no haberlo maltratado no había sido suficiente, después de todo. Tal vez... Debería haberse esforzado más para darle calor a ese niño.

Aun así, por favor, déjame ser el único que se queme. Nadie más. Nada más.

"Maté a todos los que alguna vez me hicieron daño, que eran todos los hombres de la Familia Qiu. Dejando solo niños pequeños y mujeres, porque realmente eran los únicos que nunca me torturaron. Incendié tu casa y corrí, sí, maté a todos los miembros masculinos de la Familia Qiu. Sí, soy culpable de tu cargo. Pero... Qiu Haitang, realmente te quería" Shen Qingqiu inclinó la cabeza y miró a Qiu Haitang. "Te he hecho daño..." Bajó la cabeza.

Los hombros de Qiu Haitang temblaron "No lo creo. No lo creeré" tartamudeó ella.

"Depende de ti creerlo o no. Pero no mentí, que el cielo me derribe si lo hiciera. Solo pensé que merecías saber... Inicialmente, quería llevar esto a mi muerte, incluso si me odiabas para siempre, siempre y cuando permanecieras en la oscuridad e ignoraras los defectos de tu familia, estaría bien. Pero... tengo que hacer esto... Porque he encontrado a mis personas importantes en mi Secta y no quiero que sus nombres se manchen por cuidar de un loco asesino en masa." Shen Qingqiu se puso de pie. "Nuestro voto ese día, lo he roto hace mucho tiempo. Toma esto de regreso" Shen Qingqiu sacó un collar desgastado con un anillo.

Su anillo de compromiso.

Qiu Haitang finalmente derramó lágrimas "¿Por qué no me lo dijiste, Xiao Jiu?" Tartamudeó mientras sollozaba.

"Joven señorita, su inocencia y felicidad lo fueron todo para mí. Pero no moremos en el pasado. Ya no somos esos niños. Ya no soy tu Shen Jiu y ya no eres la joven señorita mimada de la Familia Qiu. Hemos crecido, este es el momento de un adiós" dijo Shen Qingqiu mientras se inclinaba profundamente. "Gracias por amarme y ser mi luz en esos días oscuros. Nunca pude agradecerte por eso. Por ahora, ódiame tanto como quieras, me lo merezco."

Qiu Haitang enterró su rostro en sus mangas y sollozó, durante casi toda su vida, creyó que había sido traicionada, mentida y engañada. Ella había creído que Shen Qingqiu era su enemigo, un bastardo desagradecido que mordió las manos que lo alimentaban. Sin embargo, ¿no era su familia el enemigo final de Shen Qingqiu? Ella pensó que su familia era completamente inocente, pero en realidad no lo eran. ¿También fueron villanos? ¿Merecían su resultado?

Shen Qingqiu camino de regresó al centro, todavía con la cabeza en alto y una expresión imperturbable en su rostro. Las miradas fijadas en él variaban, pero la mayoría contenían lástima y simpatía.

Yue Qingyuan no pudo sostenerse más mientras se levantaba y se acercaba, envolvió a Shen Qingqiu en un fuerte abrazo y siguió susurrando "Lo siento mucho" y "Mi culpa" en los oídos de Shen Qingqiu. Shen Qingqiu sorprendentemente se lo permitió, cerrando los ojos para absorber todo el afecto de Yue Qingyuan. Muchas personas parecían pensar que la acción de la Cabeza de la Secta de Cang Qiong era un poco inapropiada, pero se sorprendieron cuando el Señor de la Cumbre Qian Cao también se levantó y corrió hacia ellos, envolviéndolos en un suave abrazo.

Mu Qingfang podría parecer que siempre estaba sonriendo y era benevolente, pero en realidad era arrogante y le era difícil acercarse a alguien que no deseaba conocer, lo que sucedía mucho, pero era completamente blando con sus hermanos y hermanas aprendices. Especialmente si estaban heridos.

Los otros Señores de las Cumbres también se pusieron de pie, callando cualquier otro comentario sobre lo inapropiado que era y se acercaron a su segundo shixiong mayor y comenzaron a abrazarlo brevemente para mostrar su solidaridad.

Qi Qingqi olisqueó ligeramente sobre el hombro de Shen Qingqiu, antes de alejarse con una expresión cuidadosamente compuesta.

Liu Qingge le acarició la cabeza.

Y así sucesivamente y así sucesivamente.

La Secta de la Montaña Cang Qiong se movió de acuerdo con el instinto familiar. No les importaba lo que otros dijeran cuando uno de ellos estaba herido, estaban listos para pelear contra cualquiera.

Shang Qinghua fue el último en abrazar a Shen Qingqiu, abrazó a Shen Qingqiu y acercó sus labios a los oídos de Shen Qingqiu, con una voz que solo ellos pudieron escuchar, transmitió todo y terminó en unos segundos.

Todos los Señores de las Cumbres regresaron a sus propios asientos, observando con frialdad hacia dónde se desarrollaría esto. Por la forma en que pusieron sus espadas en sus regazos, todos pensaron que estaba bastante claro que estaban del lado de Shen Qingqiu.

¿Qué era la familia Qiu? Una casa abusiva que había torturado a su hermano aprendiz en su juventud cuando no era más que un niño débil.

Así que Shen Qingqiu mató a la familia Qiu. ¿Y?

¡Incluso si Shen Qingqiu no lo hiciera, su actual familia marcial habría buscado justicia para él en su lugar!

Como tal, matar y ser asesinado era habitual. El asesinato por venganza lo fue aún más, Shen Qingqiu no era un santo, tenía sus propios defectos. Todos sabían que el caso con la familia Qiu solo sería un pequeño cargo para Shen Qingqiu después de que fuera contada su versión de la historia. Y si la joven señorita de la Familia Qiu retiraba su cargo, Shen Qingqiu podría ser liberado por completo.

El Maestro del Palacio miró con simpatía a Qiu Haitang, sin embargo, por dentro se sintió molesto. Qué chica tan inútil... Sin embargo, todavía estaba el mayor cargo. Traición. Usaría esto al máximo para terminar con ese monstruoso ex esclavo, después de eso, Luo Binghe finalmente debería derrumbarse y aceptarlo como su maestro.

Shang Qinghua soltó el aliento mientras se enderezaba en su asiento, la espada en sus manos estaba apretada tan fuertemente que sus nudillos se volvieron blancos. Cualquiera que viera esto pensaría que estaba extremadamente afectado por el sufrimiento de su shixiong, pero en realidad se estaba preparando para otra cosa...

Se estaba preparando para lanzar 'accidentalmente' su espada al alcance de Shen Qingqiu. No, no era para ayudar a escapar a Shen Qingqiu...bueno, lo es, en cierto sentido, para ayudar a Shen Qingqiu a escapar. Dado que accidentalmente arrojara su espada a Shen Qingqiu, Shen Qingqiu simplemente... se suicidara.

Es un plan imprudente.

Dios sabe cuántas veces Shang Qinghua quiso arrancarse el pelo del cuero cabelludo y gritar: '¡Esto no es una buena idea!', pero no tenían otra opción.

Shen Qingqiu tiene que morir hoy.

"Así que nuestro punto principal hoy será el cargo de presunta traición".

Shang Qinghua agarró su espada con más fuerza.

"Digo, todavía no tenemos evidencia concreta de que mi shidi sea un traidor. Algunas de las pruebas fueron falsificadas. Todavía tenemos que investigar más de cerca" dijo Yue Qingyuan fríamente.

"Entiendo su difícil situación, Jefe de Secta Yue. Pero tampoco podemos ignorar que la mayoría de las pruebas podrían ser ciertas..." Dijo el Maestro del Palacio con rectitud.

Los otros representantes de otras Grandes Sectas y sectas menores se miraron entre sí, sabían que lo que dijo el Maestro del Palacio de Huan Hua era verdad. Incluso si algunas evidencias fueron probadas como falsas, las otras evidencias fueron lo suficientemente poderosas como para detener a Shen Qingqiu.

"¿Qué tal esto? Tendremos que detener lamentablemente al Señor de la Cumbre Shen una vez más. En el plazo de una semana, si las otras pruebas también se demuestran falsas, podemos liberarlo de todos los cargos" ofreció sinceramente el Maestro del Palacio.

Los puños de Shen Qingqiu se apretaron cuando miró bruscamente a Shang Qinghua, quien sudaba nerviosamente.

"¡No seas ridículo! ¡Una sola semana ya lo redujo a este estado, no voy a dejar que te lo lleves por otra semana!" Liu Qingge frunció el ceño mientras se levantaba.

"Liu-shidi, cálmate" dijo solemnemente Yue Qingyuan. Por una vez, se alegró de que sus hermanos más descarados fueran enviados a ocuparse de las fronteras, de lo contrario, la situación sería más que solo Liu Qingge fulminando con la mirada a todos.

"Te estoy dando una salida aquí para demostrar la inocencia del Señor de la Cumbre Shen" dijo el Maestro del Palacio.

"Si ya soy culpable ante los ojos del Maestro del Palacio, entonces me temo que siempre seré culpable ante tus ojos" se burló Shen Qingqiu.

"El Señor de la Cumbre Shen debe estar bromeando" el Maestro del Palacio sacudió la cabeza. "Solo quiero lo mejor para nuestro propio bien, no nos haría ningún bien si hay un traidor en nuestro lado. Si no tuviera tanto respeto por Cang Qiong, habría pedido la ejecución en este momento. Es mejor prevenir que lamentar."

"¡Qué arrogante! ¡Esto es una caza de brujas!" Qi Qingqi se levantó y exclamó indignada.

Wei Qingwei ya había desenvainado su espada en silencio mientras miraba fríamente al Maestro del Palacio, Yue Qingyuan no lo detuvo.

Sin embargo, en cierto sentido, las palabras del Maestro del Palacio tenían algún sentido. Si se encontraba a una persona con pruebas de traición hacia la humanidad, sería asesinada de inmediato. Sin embargo, Shen Qingqiu era un Señor de la Cumbre de la Secta más fuerte, lo que complicaba las cosas.

Al ver que no parecía haber otra protesta proveniente de Yue Qingyuan, el Cabeza de la Secta Cang Qiong, el Viejo Maestro del Palacio se quitó el polvo de la manga y se volvió hacia sus subordinados "Escolten al Señor de la Cumbre Shen de regreso-"

"Espera" Yue Qingyuan habló. "No recuerdo que este juicio se haya aplazado, todavía no hemos llegado a un acuerdo por ambas partes" dijo Yue Qingyuan con calma.

El Maestro de Palacio sonrió tranquilamente "Es una ejecución directa o una semana más de investigación para demostrar su inocencia".

"Investigaremos durante otra semana" asintió Yue Qingyuan con calma. "Sin embargo, como has demostrado que no puedes cuidar de mi shidi. Cang Qiong lo llevará de regreso y lo encarcelaremos nosotros mismos."

"Eso no puede ser" el Maestro del Palacio sacudió la cabeza. "Solo la parte neutral debe encarcelar a un sospechoso de traición y Huan Hua tiene la mejor prisión".

"La peor. Tienes la peor prisión" corrigió Mu Qingfang.

"¡Lo llevaremos a casa!" Declaró Liu Qingge.

Los discípulos de Cang Qiong también comenzaron a protestar "Nuestro Shizun estaba muy sano cuando se fue, ¡pero ahora se ve tan pálido!" Gritó indignada Ning Yingying.

"¡Deben estar matando de hambre a Shen-shibo!"

"¡El Palacio Huan Hua es un lugar de tortura inhumana!"

"Ese es un Señor de la Cumbre allí, ¿cómo se atreven a maltratarlo?"

La tez del Maestro del Palacio se volvió sombría "Por favor, no lo pongas difícil, Jefe de Secta Yue. ¿Quieres que tu Secta sea acusada de obstrucción a la justicia?"

"La justicia es una cuestión de perspectiva. En cuanto a nuestra perspectiva ahora, nuestro Señor de la Cumbre está sufriendo injusticias, debemos ayudarlo" declaró Yue Qingyuan.

Liu Qingge no necesitó más indicaciones mientras saltaba de la cabina, Cheng Luan desenvainada.

"¡Activa la formación! ¡La Secta Cang Qiong se está volviendo corrupta!" Exclamó el Maestro del Palacio de Huan Hua. Los discípulos del Palacio Huan Hua se alejaron y la formación se activó, una alta presión espiritual pesó sobre las personas en el salón.

Los representantes de las sectas menores no pudieron evitar sentirse aterrorizados, ¿no les digan que estos dos gigantes realmente tienen la intención de luchar?

"¿Volviendo corrupta? ¡Obviamente es tu Palacio el que se está volviendo corrupto!" Qi Qingqi lo regañó mientras también desenvainaba su espada. No podía soportarlo más, ¡este viejo decrépito la enfurecía una y otra vez!

¡ Clang !

Liu Qingge aterrizó entre el Maestro del Palacio y Shen Qingqiu, balanceando su espada hacia el viejo decrépito. Shen Qingqiu dio un paso atrás involuntariamente, no tenía acceso a su poder y se encontraba débil después de ser maltratado en la Prisión de Agua, solo el mantenerse en pie en la formación ya era una gran hazaña.

La situación había empeorado y se había vuelto más caótica cuando los discípulos que habían venido lanzaron un grito de batalla y también se unieron a la batalla para luchar con los discípulos del Palacio Huan Hua. Shen Qingqiu apretó los dientes mientras miraba a Shang Qinghua "¡Shang-!"

Shang Qinghua frunció los labios con firmeza mientras desenvainaba su espada y se la arrojaba a Shen Qingqiu.

Shen Qingqiu la alcanzó con sus muñecas atadas.

¡ Ba - thump !

Shen Qingqiu cayó de rodillas, sosteniendo su pecho, escupió un bocado de sangre. Sintió como si le arrancaran el corazón desde el interior y sentía que le ardían los pulmones. Shen Qingqiu miró temblorosamente en cierta dirección. Luo Binghe lo estaba mirando, el disgusto y la aversión brillaban en su mirada mientras ayudaba a Huan Hua con su formación.

Demonios.

¡ Clang !

La espada aterrizó unos pasos detrás de él. Shang Qinghua notó la repentina caída de Shen Qingqiu y miró a su hijo principal, mierda, el gran jefe realmente se ha convertido en un sádico...

Sin embargo, Shang Qinghua no fue el único que le prestó atención a Shen Qingqiu, "¡Shen-shixiong!" Mu Qingfang gritó de terror cuando vio a Shen Qingqiu desplomarse de repente y escupir un bocado de sangre.

Shen Qingqiu ignoró todo mientras se giraba tembloroso para ver la espada a unos pocos pasos de él. Se movió para alcanzarla, arrastrándose con las manos atadas, sintió su cuero cabelludo entumecido por un momento al recordar muchos malos recuerdos donde debería arrastrarse así para vivir desesperadamente... Solo que esta vez estaba haciendo esto para poder morir.

Shen Qingqiu agarró la empuñadura y lentamente la levantó. Él lo logró. Pero justo cuando Shen Qingqiu quería acabar resueltamente con su vida, Mu Qingfang estaba a su lado, arrebatándole la espada y cortando el Cable Vinculante Inmortal alrededor de sus muñecas para controlar su pulso.

"Shen-shixiong, tu presión sanguínea es muy baja. ¿Qué comiste mientras estabas detenido?" Mu Qingfang frunció el ceño cuando presionó su mano sobre el pecho de Shen Qingqiu. "Acabas de arrojar un bocado de sangre, pero no puedo encontrar la causa... ¿Podría ser una medida natural de tu cuerpo por la desnutrición?" Subrayó Mu Qingfang.

"Guía tu qi, Qingfang te ayudará-"

"¡¡¡AAAHHH!!!"

Mu Qingfang se detuvo para mirar y sus ojos se ensancharon ante el cambio en la batalla.

Cientos, no, miles de serpientes se deslizaron repentinamente de la nada. Parecía que habían mordido a algunos discípulos durante el proceso. "¿Qué está pasando?" La cara de Mu Qingfang se volvió sombría cuando mientras se levantaba.

Las serpientes variaban en longitud y anchura. Algunas eran extremadamente pequeñas para poder deslizarse sin ser detectadas en la ropa, otras eran lo suficientemente grandes como para matar a un hombre adulto. El color también variaba y parecían tener inteligencia emocional en sus ojos...

Demonios.

La situación se volvió más caótica, antes, solo la Secta Cang Qiong y el Palacio Huan Hua habían desvainado sus armas para luchar, pero ahora, todos habían desenvainado sus armas para luchar contra los nuevos intrusos.

"¿¡Qué demonios!? ¡¿De dónde vienen estas serpientes?!" exclamó Liu Qingge mientras decapitaba a una serpiente verde que se avecinaba y que casi le cortaba la cabeza a un discípulo.

"¡Aah! ¡Ayuda!" Mu Qingfang vio que un discípulo de Cang Qiong estaba siendo apretado por una enorme serpiente similar a una anaconda, sin importar lo que sus hermanos de secta intentaran hacer, la serpiente no lo dejaba ir. Mu Qingfang desenvainó su espada y corrió hacia allí.

Sin embargo, en el momento en que Mu Qingfang dejó el lado de Shen Qingqiu, una figura se abalanzó y tiró de Shen Qingqiu a sus brazos.

Shang Qinghua, quien originalmente estaba a punto de correr hacia Shen Qingqiu, gritó "¡AH!"

Todo el mundo se volvió para echar una mirada e inmediatamente se sorprendieron.

"¡Qingqiu-shidi!" Yue Qingyuan gritó.

"¡Oye!" Gritó Liu Qingge.

Sin embargo, la figura se alejó rápidamente y salió corriendo del salón.

"¡Demonios! ¡Ha sido salvado por un demonio!". El Maestro del Palacio exclamó "¡Esta es una evidencia obvia de traición!" Nadie puede refutarlo ya que el repentino giro del evento fue realmente demasiado sospechoso.

"¡Tras él!" Ordenó el Maestro del Palacio.

Liu Qingge apretó los dientes y salió corriendo antes de que alguien más pudiera. La mirada de Luo Binghe era fría, mientras también salía corriendo con otros discípulos del Palacio Huan Hua.

Yue Qingyuan también quería salir corriendo, pero debido a que el Maestro del Palacio Huan Hua y otros dos Jefes de Secta de las Grandes Sectas todavía estaban aquí luchando contra las serpientes, Yue Qingyuan no podía salir corriendo solo.

Su posición como Jefe de Secta hizo que sus manos estuvieran atadas y eso lo frustró.

"Mu-shidi, saca a algunos de los menores y persíguelos" le ordenó Yue Qingyuan a Mu Qingfang, quien asintió y se llevó a varios discípulos con él antes de salir corriendo, sin embargo, se detuvo en la salida y exclamó.

"¡No es bueno! ¡Zhangmen-shixiong, las serpientes no estaban solo dentro del salón!" Informó Mu Qingfang.

"¡¿Qué?!" Los otros miembros de las otras Sectas gritaron.

"¡Todos, cálmense! ¡Podemos pasar por esto, solo sigan cuidando el uno del otro!" Gritó Yue Qingyuan. "Mu-shidi, intenta perseguirlos, el resto de nosotros trataremos de lidiar con las serpientes demoníacas" ordenó solemnemente Yue Qingyuan.

Mu Qingfang asintió y se llevó a los discípulos con él. Esperaba que Liu Qingge lograra alcanzar a su Shen-shixiong y al misterioso demonio, o de lo contrario solo sería una persecución a ciegas.


"¡Uf-!" Shen Qingqiu apretó los dientes para no hacer ningún otro ruido.

"Lo siento, ¿estás herido?" Preguntó su misterioso captor como si estuviera preocupado. "Aguanta, por un momento" dijo el demonio desconocido.

"¿Quién... eres...?" Preguntó Shen Qingqiu.

"No es realmente importante en este momento" dijo el demonio.

Shen Qingqiu lo empujó, "¿Estás... con ellos?" Shen Qingqiu tosió ferozmente.

"No" fue la tranquila respuesta.

"Tonterías..." Shen Qingqiu murmuró débilmente mientras el dolor en su corazón se apretaba.

El demonio tocó su mano y una vez más el dolor disminuyó incluso por una pequeña fracción "¿No te molesta que intentaran matarte? Tu Secta no es mala, todavía te defendieron... Pero las otras tres... Todas ansiosas por verte morir. ¿Por qué querrías vivir en un ambiente tan sucio, traicionero y conspirativo?"

Shen Qingqiu frunció el ceño, si no fuera porque el toque del demonio estaba reduciendo su dolor, Shen Qingqiu lo habría abofeteado "¿De qué... estás hablando?" Maldita sea, su respiración era demasiado corta para siquiera hablar.

"Estoy aquí para llevarte lejos" declaró el demonio.

Chapter Text

¿Llevarlo lejos?

¿Que...?

"No..." Shen Qingqiu frunció el ceño. ¡Tenía que morir hoy!

Zhuzhi-Lang frunció el ceño "No te preocupes, el nuevo lugar al que te llevare será un lugar seguro".

"Te mataré-" Shen Qingqiu luchó, ¿qué podría ofrecer un demonio? ¿Infierno? ¡Sí, sería un boleto de ida al infierno SI NO MORÍA HOY! "¡Cof!" Shen Qingqiu tosió más sangre y sostuvo su pecho.

"No puedes exaltarte demasiado" Zhuzhi-Lang frunció el ceño mientras presionaba el punto de acupuntura de Shen Qingqiu, dejando al Señor de la Cumbre flácido e incapaz de mover su cuerpo.

"¡¿Quién diablos eres para ordenarme?!" gruñó Shen Qingqiu.

Zhuzhi-Lang ignoró la respuesta espinosa mientras se mordía la muñeca sin expresión. Shen Qingqiu estaba momentáneamente confundido por su extraña acción, completamente desprevenido cuando el demonio serpiente empujó la muñeca ensangrentada en la boca de Shen Qingqiu.

¡Mierda-!

Demasiado tarde, la sangre había entrado. Por supuesto, por supuesto, un demonio celestial... Si Shen Qingqiu no hubiera estado tan distraído por su deseo de morir rápidamente, debería haber sido capaz de pensar en ese hecho, a la mierda. Sintiéndose rencoroso, Shen Qingqiu le mordió la muñeca, ya que de todos modos ya había consumido la sangre, no habría mucha diferencia si la mordía y metía más sangre en su recipiente.

Zhuzhi-Lang hizo una ligera mueca mientras empujaba suavemente a Shen Qingqiu hacia atrás, la herida en su muñeca se curó casi instantáneamente "No necesitas tanto. Una gota ya es suficiente" informó Zhuzhi-Lang con calma.

Joder... ¡¿quién quería la sangre en primer lugar?! Shen Qingqiu gruñó pero la sensación de dolor en su pecho disminuyó gradualmente y pudo respirar normalmente otra vez, se calmó un poco. Su calma no duro mucho tiempo cuando el demonio serpiente lo arrojó sobre su hombro y continuó corriendo.

"¡Bájame!" Shen Qingqiu frunció el ceño mientras reunía su pequeño poder espiritual en recuperación y golpeaba la espalda de Zhuzhi-Lang con él.

Por supuesto, Zhuzhi-Lang ni siquiera sintió nada "Lo siento, pero no podemos. Nos están persiguiendo" respondió.

"Bueno, si no me secuestraras, tal vez, ellos no nos perseguirían a nosotros" Shen Qingqiu lo fulminó con la mirada.

Zhuzhi-Lang una vez más ignoró la respuesta espinosa "Es difícil colarse en el mundo humano y prepararse para esto". Saltó sobre una enorme roca en el camino, poniendo su mano en la espalda baja de Shen Qingqiu para estabilizarlo antes de aterrizar. "No puedo dejar que te capturen de nuevo".

"No tengo nada que ver contigo, déjame ir" dijo Shen Qingqiu. "Solo estás empeorando mi cargo".

Zhuzhi-Lang sonrió, porque ¿no era a eso a lo que aspiraba en primer lugar? Pero no dijo nada. Mientras siguiera corriendo así, pronto sería capaz de poner a Shen Qingqiu en el lugar seguro, aunque, la presencia del chico medio demonio había estado fuera de las expectativas... Zhuzhi-Lang confiaba en que él podría encargarse de eso. Una vez que regresara.

Había dejado tantas serpientes para detener a esas personas que obstruirían a cualquiera que quisiera perseguirlo. No debería haber nadie que pudiera perseguirlos desde allí.

Zhuzhi-Lang se detuvo en seco cuando vio al hombre vestido de negro delante de él, parpadeó, ¿cómo? Antes no sintió ninguna presencia en absoluto...

"¿Quién eres...?" El hombre de negro frunció el ceño detrás de su velo negro, acaba de regresar con información para el Jefe de la Secta. Este hombre ante él se sentía como una presencia no humana... Y sin mencionar que también llevaba a otro hombre como si lo hubiera secuestrado del patio trasero de su familia vecina. ¡Espera, ese no es...! "Shen-shixiong?!" El hombre vestido de negro gritó en estado de shock.

Zhuzhi-Lang retrocedió un paso y Shen Qingqiu levantó la cabeza con dificultad.

"¡¿Huang Qingxuan?!" Exclamó Shen Qingqiu sorprendido.

El estado de ánimo de Zhuzhi-Lang se volvió sombrío, por lo que resultó ser el famoso Señor de la Cumbre Yin Hui, no es de extrañar que Zhuzhi-Lang no pudiera sentirlo y por lo tanto, no pudiera evitarlo.

Huang Qingxuan no dudó en sacar su espada y fulminó con la mirada al hombre que llevaba a su shixiong supuestamente en juicio "¡Suelta a mi shixiong ahora!" Gritó.

Zhuzhi-Lang sostuvo a Shen Qingqiu con una mano mientras usaba la otra mano para reunir su poder, ¡se lanzó hacia adelante! Huang Qingxuan entrecerró los ojos mientras blandía su espada, para sorpresa de Shen Qingqiu, Huang Qingxuan fue derrotado en solo dos intercambios.

Sin embargo, Huang Qingxuan no se rindió ya que liberó cinco cuerdas plateadas del interior de cada una de sus mangas y las enrolló alrededor de los tobillos y el torso de Zhuzhi-Lang para evitar que huyera. Ambos se estaban reteniendo, Zhuzhi-Lang porque no quería herir gravemente al otro lado y también porque llevaba una carga, Huang Qingxuan porque no quería herir accidentalmente a Shen Qingqiu quien estaba con Zhuzhi -Lang.

En última instancia, Huang Qingxuan todavía perdió contra Zhuzhi-Lang en su lucha, sin embargo,  lo había detenido el tiempo suficiente para que los otros lo alcanzaran.

Liu Qingge saltó por sobre Huang Qingxuan y lanzó a Cheng Luan hacia Zhuzhi-Lang. Zhuzhi-Lang evadió el ataque por poco. "Bájalo" los ojos de Liu Qingge miraron a Shen Qingqiu preocupados.

Zhuzhi-Lang apretó su agarre en su lugar mientras miraba con cautela a Liu Qingge antes de que sus ojos rasgados se movieran hacia Luo Binghe y a la mitad de los números originales de los discípulos del Palacio Huan Hua que llegaron.

Parece que no será una misión fácil después de todo...


Shang Qinghua gritó mientras se agachaba del ataque de una enorme serpiente púrpura, balanceando su espada, de alguna manera incapacitó a la serpiente. Se sentía impotente, ante este tipo de emergencia, esperaba que lo noquearan suavemente y se quedara como un cadáver para no llamar la atención sobre sí mismo.

¡Pero Shang Qinghua tenía demasiada preocupación en su mente, como esa princesa de hielo que había sido secuestrada tan repentinamente de la nada! ¡Esta fue una emergencia nacional! ¡La flor ya había florecido tan bellamente y a lo sumo, solo podría aguantar hasta mañana por la mañana! Maldita sea, debería haber preparado más de una flor, ¡joder sobre ahorrar!

Bajo el cuidado meticuloso de Shen Qingqiu, entre la docena de semillas de Flores del Rocío del Sol y la Luna que habían plantado, cinco de ellas sobrevivieron, una murió porque Shang Qinghua intentó acelerar su crecimiento, la otra esperaba fielmente que alguien muriera hoy. Todavía tenían las otras semillas en caso de emergencia, cuando probablemente tuvieran que morir por segunda vez, pero en este ceñido caso donde Shen Qingqiu podría morir en cualquier momento y solo había una flor: ¡TENÍA QUE MORIR HOY!

Pero Luo Binghe lo había perseguido, había un demonio que lo secuestró, Liu Qingge también lo estaba persiguiendo y él protegería absolutamente a Shen Qingqiu. ¡Sin mencionar a Mu Qingfang quien podría traer de vuelta a cualquiera, siempre y cuando todavía quedara un aliento en su cuerpo!

"Shang-shidi, ¿estás bien?" Preguntó Yue Qingyuan con preocupación, Shang Qinghua parpadeó y casi chilló cuando la cabeza de una serpiente negra tan grande como su cabeza cayó frente a Shang Qinghua.

Shang Qinghua levantó la vista y palideció cuando el cuerpo de la serpiente cayó al otro lado "Muchas gracias, Zhangmen-shixiong..." Shang Qinghua ahuecó sus manos y miró a Yue Qingyuan. Este Zhangmen-shixiong suyo, todavía no ha desenvainado su espada a pesar de que los otros Jefes de Secta ya se unieron a la lucha con toda su fuerza.

"Zhangmen-shixiong, los demonios parecen estar disminuyendo gradualmente, deberíamos ampliar nuestro rango para también buscar Shen-shixiong" Wei Qingwei se dejó caer junto a Yue Qingyuan e informó.

"En" asintió Yue Qingyuan. "Nos extenderemos lentamente para asegurarnos de que no queden demonios, podrían ser un peligro para las personas mortales".

"Además, Zhangmen-shixiong, deberíamos recuperar a Xiu Ya del Palacio Huan Hua" los ojos de Wei Qingwei se volvieron fríos. Xiu Ya era la espada que había nacido en la Cumbre Wan Jian, había elegido a Shen Qingqiu como su maestro, pero Wei Qingwei no estaría en paz si estuviera en otras manos, excepto en las de su Shen-shixiong y las personas en las que confiaba .

Yue Qingyuan asintió "La recuperaré yo mismo. Llama a Qi-shimei, para que todos puedan extenderse rápidamente y asegurarse de que ningún demonio sea un peligro para la gente normal" ordenó Yue Qingyuan.

"¡Sí, Zhangmen-shixiong!" Wei Qingwei y Shang Qinghua se inclinaron.


Zhuzhi-Lang paró el ataque de Luo Binghe y pateó a un discípulo del Palacio Huan Hua que intentó atacarlo, empujando a Luo Binghe se dirigió hacia Liu Qingge quien lo atacó desde su espalda.

Incluso mientras la lucha continuaba, Zhuzhi-Lang aún se negaba a soltar a Shen Qingqiu, lo que hizo que los dos, Luo Binghe y Liu Qingge, dudaran más de una vez.

Sin embargo, los discípulos del Palacio Huan Hua no tenían reparo en lastimar a Shen Qingqiu, un joven del Palacio Huan Hua vio la apertura en la guardia de Zhuzhi-Lang y lanzó varios talismanes explosivos en su dirección.

¡Bam! ¡Bam! ¡Bam!

Liu Qingge se sobresaltó "¡¿Qué coño estás haciendo?!" Le gruñó al joven.

Zhuzhi-Lang saltó rápidamente y movió a Shen Qingqiu a sus brazos, con la sangre de dos demonios celestiales en su cuerpo tratando frenéticamente de curar su herida, la herida de Shen Qingqiu se curó en menos de un segundo.

"Ja, de hecho es un demonio-" El joven del Palacio Huan Hua no pudo terminar su línea cuando Luo Binghe lo golpeó, arrojándolo unos metros hacia atrás antes de que se estrellara contra una roca.

"Nadie lo toca" Luo Binghe lo miró furioso. Los otros discípulos del Palacio Huan Hua se encogieron un poco.

Liu Qingge se lanzó de nuevo "¡Bájalo si te atreves, cobarde!" Gritó, balanceando a Cheng Luan hacia el otro lado de Zhuzhi-Lang.

Zhuzhi-Lang se movió ligeramente para evitar apenas el ataque de Liu Qingge, se agachó a tiempo para evitar el ataque de Luo Binghe destinado a cortarle el cuello por detrás. Lanzando a Shen Qingqiu hacia Liu Qingge cuando el hombre menos lo esperaba, Zhuzhi-Lang giró sobre sus talones y lanzó su palma directamente al pecho del chico.

Luo Binghe tosió un trago de sangre y fue arrojado unos metros hacia atrás antes de que pudiera estabilizarse. Sin perder el ritmo, Zhuzhi-Lang deslizó su pierna hacia las piernas de Liu Qingge, empujándolo por el pecho y agarró a Shen Qingqiu nuevamente.

Sin embargo, algo lo hizo tropezar y un nuevo corte profundo pero delgado apareció en su mejilla, torciendo su columna vertebral, se vio obligado a soltar a Shen Qingqiu para evitar el ataque de Huang Qingxuan, quien ingeniosamente jugó su truco cuando estaba concentrado en los ataques de los demás.

Liu Qingge pisoteó el suelo y saltó para atrapar a Shen Qingqiu, Por una fracción de momento, lamentó no tener la cinta celestial de la Cumbre Xian Shu para extenderla y atrapar a Shen Qingqiu, especialmente cuando Luo Binghe logró atrapar a Shen Qingqiu primero.

Entonces Liu Qingge se volvió para atacar a Luo Binghe y Zhuzhi-Lang también se recuperó rápidamente y atacó a Luo Binghe. Bajo el ataque de dos personas fuertes sin la capacidad de responder completamente a los ataques, Luo Binghe se vio obligado a retirarse.

Zhuzhi-Lang torció su muñeca y el tobillo de Luo Binghe se retorció, tomándolo desprevenido. Zhuzhi-Lang tiró de Shen Qingqiu por la parte delantera de su cuello y le dio una patada a Luo Binghe antes de saltar para evitar el intento de Liu Qingge de agarrar a Shen Qingqiu.

Luo Binghe se tocó el tobillo y sintió que estaba entumecido, '¿Veneno?', rechinó los dientes. Era un veneno demoníaco que lo dejaría inmóvil por un tiempo.

Zhuzhi-Lang se agachó de repente, su brazo se sintió entumecido y no pudo evitar soltar a Shen Qingqiu, quien lo atacó repentinamente y casi le arrancó los ojos. Zhuzhi-Lang saltó y retrocedió, asombrado, ¿no selló el punto de acupuntura de este hombre? ¿Cómo lo hizo...?

"Mu-shixiong" murmuró suavemente la parte herida que no podía luchar.

Zhuzhi-Lang solo entonces notó que había un nuevo invitado en la pelea, un hombre con túnica verde oscuro estaba de pie junto al herido Huang Qingxuan con un juego de agujas de acupuntura en sus manos. Zhuzhi-Lang miró hacia abajo sobre su brazo derecho para encontrar una aguja muy delgada allí, sellando la movilidad de su brazo. Entonces Zhuzhi-Lang miró al hombre que trataba de llevarse y concluyó que Mu Qingfang probablemente también lo desello con sus agujas.

No hay elección entonces.

Zhuzhi-Lang silbó, agudo y casi sonó como un siseo. Hizo un sello manual mientras liberaba su poder para reprimirlos a todos, Liu Qingge retrocedió, Mu Qingfang entrecerró los ojos y levantó a Huang Qingxuan, retirándose resueltamente. Todos los discípulos de Huan Hua dieron un paso atrás y vomitaron un bocado de sangre.

Sin embargo, entre ellos, Luo Binghe fue en realidad el más afectado. Se puso pálido cuando su lado demoníaco comenzó a agitarse salvajemente dentro de él, debido a que la armonía desestabilizada dentro de él se perturbó, Xin Mo también comenzó a rebelarse contra él.

"¡Shen, ven aquí!" Liu Qingge extendió la mano pero se escuchó un fuerte silbido, deteniéndolo.

Dos grandes serpientes de repente se deslizaron de la nada. Eran tan grandes que separaron a las personas dentro del claro solo deslizándose allí.

"¡Shen-shixiong! ¡Liu-shixiong!" Gritó Mu Qingfang.

"¡Bastardo!" Liu Qingge maldijo.

Shen Qingqiu se puso de pie temblorosamente y salió corriendo del claro, ¡ni siquiera miró a sus juniors cuando escapó! ¡Luo Binghe se dio cuenta de eso y reprimió con fuerza su inestabilidad cuando agarró a Xin Mo y lo persiguió!

"¡Oye!" Liu Qingge gritó cuando notó que Luo Binghe persiguió a Shen Qingqiu. Sin embargo, Liu Qingge no pudo perseguirlos cuando notó que Zhuzhi-Lang también quería perseguirlos, sopesándolo en su mente, al menos Luo Binghe no secuestraría a Shen Qingqiu a Dios sabe dónde. Liu Qingge decidió atacar a Zhuzhi-Lang para evitar que fuera a ningún lado.

La expresión de Zhuzhi-Lang se volvió sombría mientras luchaba contra Liu Qingge sin ninguna restricción como antes. Mu Qingfang vio que los discípulos del Palacio Huan Hua también persiguieron a su prisionero en lugar de priorizar al demonio detrás del ataque, su estado de ánimo se volvió sombrío. Pero Mu Qingfang no pudo hacer nada, ya que estaba atado ayudando a Liu Qingge y también curando a su hermano menor, que resultó gravemente herido por Zhuzhi-Lang.

Mu Qingfang apretó los dientes, había ido primero y había dejado a sus discípulos, ya que a diferencia del Palacio Huan Hua, Cang Qiong priorizó la seguridad de los ciudadanos normales, estos se habían extendido para ayudar a las personas que también fueron atacadas. Pensó que era una buena idea dejar atrás a sus discípulos, especialmente cuando Zhuzhi-Lang liberó su presión antes, pero ahora realmente esperaba tener al menos a uno o dos con él.

"No pudimos aguantar más, Los jefes de las sectas probablemente pronto vendrán a perseguirlo a usted también. Por favor regrese rápidamente, sea exitoso o no..."

Zhuzhi-Lang hizo una pausa cuando escuchó el mensaje transmitido por su clan y miró involuntariamente hacia la dirección a la que Shen Qingqiu había escapado. No había forma de que regresara con las manos vacías después de todo esto, pero... Zhuzhi-Lang sintió que estaba en un dilema.


"Este lugar también está despejado" informó Liu Mingyan a su Maestra.

Qi Qingqi asintió sombríamente "Muy bien, todas ustedes pueden pasar al siguiente. Tengan cuidado..." sus ojos estaban vidriosos mientras miraba a la distancia. "Siento que algo malo va a pasar hoy..."

"Shizun, no pienses así. Tenemos que mantener una actitud positiva" dijo Liu Mingyan. "Mi hermano absolutamente salvará a Shen-shibo".

"Eso espero..." Qi Qingqi dijo. "Todas ustedes continúan por su cuenta, tengo que ir con Wei-shixiong".


"Detente..." Shen Qingqiu exhaló cansadamente cuando se dio la vuelta para enfrentar a Luo Binghe, quien logró perseguirlo hasta ahora .. Incluso en ese tipo de condición. "No eres bueno..." dijo Shen Qingqiu.

"¿Cuándo he sido bueno para Shizun?" Luo Binghe sonrió con burla. ¿Hacia quién? Nadie lo sabía con certeza.

"Estás al borde de la desviación de qi" dijo Shen Qingqiu con seriedad. Él era quien más sabía sobre la desviación de qi, en el momento en que Luo Binghe comenzó mostrar señales de eso, supo que tenía que llevarlo lejos, lejos de sus tres estúpidos shidi que vinieron a 'salvarlo'.

La desviación de qi de Luo Binghe podría matarlos.

Luo Binghe sonrió amargamente "Tienes razón". Él entrecerró los ojos "Pero aun así podré capturarte en esta condición".

"No lo dudo" Shen Qingqiu sonrió levemente. "Terminemos esto aquí" lejos de sus hermanos menores.

"¿Terminar?" Luo Binghe se rió fríamente. "¿Qué te hace pensar que esto terminará, Shizun?"

"Discípulo" comenzó Shen Qingqiu, sorprendiendo a Luo Binghe. "Si no te estabilizas pronto, correrás el peligro de morir" dijo suavemente.

Luo Binghe se burló "Si crees que podrás correr porque estoy así, estás mortalmente equivocado, Shizun". Luo Binghe podía sentir las venas de su cuello hinchándose por contenerse "¡Tienes mi sangre, no te dejaré escapar!"

Shen Qingqiu no esperaba huir así. Utilizó su fuerza espiritual para cortar una herida fresca en su dedo y se sentó con gracia, comenzó a dibujar rápidamente un sello con su sangre e hizo un sello de mano.

Shen Qingqiu convocó a Jing Yu y apoyó la mano en sus cuerdas mientras miraba a Luo Binghe, quien luchaba por controlar su qi, pronto, no sería capaz de contenerse si no se ocupaba de eso rápidamente.

Shen Qingqiu cerró los ojos, la profecía había fallado demasiado, el futuro era una vez más sombrío y desconocido.

"Crees que te debo, entonces te debo. Escucha la última actuación de este maestro, discípulo" dijo Shen Qingqiu, su voz débil lo hizo sonar gentil. Shen Qingqiu rasgueo una cuerda y luego otra, melodías dulces y melosas pronto llenaron el claro. Calmante y gentil, pero dando una sensación de fuerza.

Shen Qingqiu inyectó todo su sentimiento y poder en esta pieza, sus ojos miraban fijamente los de Luo Binghe. Al ver esos ojos que tanto anhelaba finalmente dirigidos a él y solo a él, Luo Binghe, que estaba en una profunda lucha, se calmó lentamente mientras la canción tranquilizadora aclaraba su mente poco a poco.

Shen Qingqiu sonrió amargamente, realmente esperaba que esto fuera suficiente. Lo suficiente como para hacer que Luo Binghe estuviera algo satisfecho con la 'deuda', lo suficiente como para que Luo Binghe no se enfadara demasiado debido a la locura.

Suficiente para su corta vida.

Luo Binghe se calmó y rápidamente estabilizó su cultivo, tratando de controlar más a Xin Mo.

En ese momento, los discípulos del Palacio Huan Hua llegaron junto con varios otros discípulos provenientes de varias sectas que se reunieron con ellos por accidente y pidieron venir. Se detuvieron cuando vieron la escena.

Los dedos de Shen Qingqiu se ralentizaron "Luo Binghe, mi deuda contigo está pagada con esto" afirmó.

Los ojos de Luo Binghe se abrieron de golpe "No" dijo obstinadamente. "No te dejaré ir solo con esto" Luo Binghe se movió lentamente y su mano descansó sobre Xin Mo, sin embargo, Luo Binghe se detuvo y pudo sentir su corazón hundirse cuando vio la mirada en los ojos de su Shizun. Esa mirada de nuevo, la mirada que solía ver en los ojos de su difunta madre cuando supo que moriría pronto, la mirada que su Shizun había usado cuando se enfrentó a Mo Beijun, esa misma mirada que su Shizun había usado no hace mucho cuando se estiro para agarrar la espada que Shang-shishu había arrojado...

La mirada de alguien que le daba la bienvenida a la muerte.

Los ojos de Luo Binghe se abrieron con horror desconcertado cuando Shen Qingqiu tosió un bocado de sangre, no, no solo un bocado, siguió tosiendo sangre hasta que empapó su regazo y su qin.

Los labios de Shen Qingqiu se arquearon "Ojo por ojo. Pero siempre he pagado las cosas con interés" cayó sobre su qin.

Luo Binghe se apresuró en un abrir y cerrar de ojos, activó su sangre demoníaca en el cuerpo de Shen Qingqiu y apretó los dientes con terquedad "Tú... Tú..." Exclamó mientras levantaba a Shen Qingqiu y observaba con incredulidad.

"Destruyó su cultivo..."

"¿Autodestrucción?" Las personas que lo rodeaban susurraron con incredulidad.

Luo Binghe miró incrédulo la pálida cara de Shen Qingqiu, con rastros de sangre bajándole por la barbilla y los ojos cerrados pacíficamente. "¿Shizun...?" Él lo sacudió suavemente pero no recibió respuesta.

El corazón de Luo Binghe tembló, sostuvo a Shen Qingqiu más fuerte. Sus ojos se quebraron y acercó a Shen Qingqiu mientras saltaba para esquivar un repentino ataque furtivo, Luo Binghe se giró para mirar y sus ojos se encontraron con los furiosos de Liu Qingge.

"¡Señor de la Cumbre Liu!" Exclamó alguien, probablemente un discípulo del Mirador Tian Yi. Zhuzhi-Lang había decidido retirarse después de luchar por un tiempo, principalmente porque no podía ser atrapado en el mundo humano. Liu Qingge se había apresurado hasta aquí lo más rápido posible después de que Zhuzhi-Lang se retirara, priorizando la seguridad de su hermano mayor en lugar del maldito demonio.

Liu Qingge no respondió al grito del discípulo al azar cuando giró a Cheng Luan hacia Luo Binghe, el impulso fue demasiado rápido para Luo Binghe, quien todavía estaba en estado de shock y sosteniendo a su Shizun muerto en sus brazos. En una fracción de segundo, Luo Binghe tomó prestado parte de su poder demoníaco para detener el ataque de Liu Qingge y empujarlo de regreso.

Los ojos de Liu Qingge parpadearon en estado de shock cuando sintió por una fracción de segundo la energía demoníaca, miró a los discípulos normales y vio que no notaron nada. Él frunció el ceño, estaba seguro de que lo de antes era energía demoníaca, lo que significaba... Este chico es un demonio.

"Demonio..." Liu Qingge frunció el ceño y vaciló cuando vio el cuerpo sin vida en los inmundos brazos del demonio.

Shen Qingqiu... Liu Qingge sabía que no podía ganar contra ese bastardo, lo sabía. Solía sentirse extraño al respecto, pero, por supuesto, ¡era porque el bastardo también era un demonio! Hijo de puta, Liu Qingge atacó de nuevo.

"¡Raarrghh!" Gritó Liu Qingge, lanzando a Cheng Luan nuevamente hacia el bastardo desagradecido que mató a su propio Shizun.

Luo Binghe se echó hacia atrás, sosteniendo a Shen Qingqiu más fuerte y saltó hacia atrás. El suelo donde estaba parado Luo Binghe explotó por la fuerza del poder de Liu Qingge.

"¡Tío marcial Liu!" Luo Binghe pudo ver a sus compañeros (¿antiguos?) Hermanos y hermanas aprendices detrás de Liu Qingge, así como al curador número uno de Cang Qiong, Mu Qingfang.

"¡A-Luo!" Exclamó Ning Yingying, con una pizca de deleite pero también renuencia. Después de todo, vieron a Luo Binghe parado al lado del palacio de Huan Hua en el juicio. Sin embargo, su renuencia desapareció cuando vislumbró a Shen Qingqiu en los brazos de Luo Binghe. "¡A-Luo, tienes a Shizun!" Exclamó.

"¡Luo Binghe! ¡Ven aquí rápido! ¡Mu-shishu le echara un vistazo a la condición de Shizun!" Ming Fan también estaba esperanzado cuando gritó, pero se detuvo tan pronto como Mu Qingfang desenvainó su espada con furia. El Señor de la Cumbre Qian Cao rara vez sacaba su espada mientras sus hermanos y hermanas estuvieran en el mismo campo de batalla, él se quedaba atrás y preparaba su kit de curación y sus medicinas o preparaba sus agujas para apoyar en lugar de sacar su espada para un ofensiva.

"Quédense atrás" dijo Mu Qingfang con frialdad a los discípulos de su shixiong mientras se acercaba. "¿Qué le has hecho a nuestro shixiong?" Preguntó Mu Qingfang con frialdad mientras apretaba más su espada, se detuvo junto a Liu Qingge.

"¿Cómo podría morir?" Preguntó Mu Qingfang con frialdad.

Los discípulos Qing Jing detrás de ellos jadearon en estado de shock, mirando con incredulidad la forma de su Shizun en los brazos de Luo Binghe.

"N-no... No..." Toda la fuerza dejó a Ning Yingying mientras caía en los brazos de uno de sus shixiongs. Al resto no le estaba yendo mejor, las dos chicas restantes también necesitaban ser apoyadas y los hombres estaban perdidos.

La cara de Liu Qingge era sombría mientras señalaba  a Luo Binghe con Cheng Luan "Él... Maldita sea... ¿Estás satisfecho ahora? ¡¿ESTÁS SATISFECHO?!" Liu Qingge gritó. "¡Perdimos! ¡Él perdió! ¡Tú ganas! Lo mataste, ¿estás satisfecho ahora? Terminaste su vida, deberías estar satisfecho ahora, ¿eh? ¡Demonio bastardo!" Liu Qingge se rió maniáticamente.

Los ojos de Mu Qingfang estaban rojos pero contuvo las lágrimas "Devuélvenoslo. Perdimos... Cualquier rencor que tengas se ha pagado... Pero ten en cuenta que te devolveremos el rencor, Luo Binghe, Palacio Huan Hua" apretó los dientes con odio. "Pero devuélvenoslo, devuélvelo" Mu Qingfang miró el cuerpo sin vida de su shixiong y sintió que le dolía el corazón.

Luo Binghe, en cambio, sostuvo el cuerpo de Shen Qingqiu más fuerte, gruñendo a Mu Qingfang y Liu Qingge. ¡NO! ¡No, esto no puede pasar! Él acaba de poner sus manos sobre este hombre, ¡no había forma de que lo dejara ir! ¡Nunca! ¡Así no!

Luo Binghe sintió una terrible intención asesina detrás de él y esquivó, evitando la espada de Qi Qingqi por centímetros. Luo Binghe se dio la vuelta y la pateó brutalmente en su costado, Qi Qingqi no pudo defenderse a tiempo y fue arrojada por el golpe, por suerte, Wei Qingwei estaba allí para atraparla antes de que golpeara algo.

Qi Qingqi tosió un poco de sangre pero rápidamente se la limpió mientras miraba asesinamente a Luo Binghe, las lágrimas corrían por su hermoso rostro mientras gritaba "¡¡MONSTRUO!"

"¿¡Cómo te atreves!? ¿¡Cómo te atreves!?" Qi Qingqi gritó, sus hombros temblaban mientras apuntaba con su espada a Luo Binghe. "¡Tú, monstruo! ¿Cómo pudiste...?" Ella apretó los dientes. "Manchando el nombre de tu propio maestro, apoyando a los enemigos para derrotar a tu maestro y ahora, incluso mataste a tu propio maestro. ¡Asombroso! ¡Realmente increíble, Luo Binghe! ¡Todo fue culpa de mi shixiong por ser demasiado amable y ciego! ¡Estaba ciego! ¡Realmente ciego!" Qi Qingqi lo regañó furiosamente, pisoteando sus pies.

"Qingqi" Wei Qingwei la detuvo, preocupado de que la emoción la consumiera y se lanzara imprudentemente de nuevo. Sus ojos miraron fríamente a Luo Binghe, instantáneamente se sintió devastado cuando vio el cuerpo sin vida de Shen Qingqiu.

"¡Déjame ir, Wei-shixiong! ¡Déjame ir! ¡Shen-shixiong había sido consumido por la culpa después de la muerte de ese bastardo! ¡Incluso casi mató a Shang-shixiong buscando culpables! ¡Raramente se quedaba en la Secta y viajaba mucho con Shang-shixiong solo para poder olvidarse de la muerte de ese monstruo! Él invirtió mucho tiempo en sentirse culpable por este chico, pero ¿qué obtuvo? ¡MUERTE! ¡Muerte por su propio discípulo traidor!" Gritó Qi Qingqi.

Shang Qinghua llegó en ese momento, a diferencia de sus otros hermanos marciales que inmediatamente se volvieron locos de furia cuando vieron el cuerpo sin vida de Shen Qingqiu. Shang Qinghua, en cambio, inmediatamente se sintió tranquilo. Bien...

"¡Cielos! Shen-shixiong, ¡¿cómo pudiste ser tan ciego?!" Qi Qingqi sollozó mientras su postura vacilaba y caía en los brazos de Wei Qingwei. "¿No eras el más ingenioso? ¿El engañoso? ¿El astuto? ¿Por qué? ¿Por qué...?" Qi Qingqi murmuró devastadoramente mientras miraba el cuerpo de Shen Qingqiu. Sus discípulas finalmente la alcanzaron, estresadas y sin saber qué hacer para calmar a su Maestra.

Wei Qingwei le apretó el hombro para consolarla y la transfirió a sus discípulas. Miró fijamente a Luo Binghe "Nunca lo hubiera pensado, el discípulo que hizo que Shen-shixiong se negara a devolver una espada a mi Cumbre y en cambio hizo un montículo con su espada en su propia Cumbre... Sería el que acabara con su vida. Nuestro Cang Qiong esquivó un desastre al perderte con Huan Hua, pero Shen-shixiong no tuvo tanta suerte..." gruñó y fulmino con la mirada a Luo Binghe.

"¿Qué...?" Luo Binghe los miró, perdido.

Ning Yingying marchó hacia adelante, albergando tanta furia en su pequeña y elegante figura. Ella se detuvo a pocos pasos justo al lado de Liu Qingge "Te odio. ¿Cómo pudiste? Shizun había hecho tanto por ti, sin embargo..." Ella se ahogó pero continuó "Después de tu supuesta muerte, él se aisló, tocando música triste durante nueve días seguidos antes de que Liu-shishu lo arrastrara a descansar. ¡Incluso meses después de tu muerte, aún no se había recuperado e incluso salió a buscar una pelea con Shang-shishu! ¿Por qué? ¡Gracias a ti! ¡Culpó a todo pero sé que se culpó a sí mismo más! ¡Tú... me da vergüenza admitir que eres mi shidi!" Ning Yingying despreció.

Luo Binghe miró a Shen Qingqiu "¿Sh-shizun? ¿Shizun lloró por mí?" Preguntó con incredulidad.

"¡No lo llames Shizun!" Explotó Ming Fan. "Cualquiera puede llamarlo Shizun, ¡incluso un mendigo de la calle podría llamarlo Shizun, cualquiera menos tú! Tú, demonio."

Luo Binghe entró en pánico cuando volvió a mirar el cuerpo de Shen Qingqiu "Shizun, ¿Shizun? ¿Shizun lloró por mí? Sh-Shizun... Shizun, Binghe estaba equivocado. Binghe te entendió mal. Shizun, dame una oportunidad. Despierta por favor. Por favor."

"Devuélvenoslos" dijo Liu Qingge sombríamente, la frialdad se reunió en sus ojos cuando vio a Luo Binghe llorar por Shen Qingqiu. ¿Cómo se atrevió él? ¿Cómo se atrevió a mostrarles esas lágrimas de cocodrilo después de que les arrebató a Shen-shixiong? ¿Después de matar a Shen-shixiong?

Ni siquiera fue gracioso.

"¡No!" Espetó Luo Binghe. "Shizun! Shizun, es Luo Binghe. Shizun, solo quiero que me mires. ¿Mírame, por favor? Abre tus ojos. Lo lamento, Shizun, Binghe lo lamenta. Por favor, vuelve" Luo Binghe lloró.

"¡Nunca quise que esto sucediera!" Luo Binghe sollozó mientras acercaba a Shen Qingqiu. "Siempre miraste a otras personas pero no a mí. Ni siquiera te vi cuando me empujaste al Abismo Sin Fin. Cuando volví, tampoco querías mirarme. Solo quiero una oportunidad... ¿Por qué me odias? ¿Por qué me ignoraste? ¿Por qué no me puedes mirar? Shizun, está bien si me ignoras. Pero por favor... Despierta..."

Shen Qingqiu no se movió.

"¡Detén tus lágrimas falsas, demonio!" Liu Qingge gritó furiosamente.

"¡Devuélvenoslo!" Ning Yingying gritó.

"¡Deja de llamarlo tu Shizun! ¡Te repudiamos!" Qi Qingqi gritó furiosamente. Justo cuando lo dijo una turbulencia de energía opresiva barrió como una tormenta desde la distancia.

¡¡¡WHOOOOSSHH!!!

Liu Qingge, Mu Qingfang, Qi Qingqi, Shang Qinghua y Wei Qingwei se pusieron rígidos mientras miraban hacia la dirección de dónde provenía la aterradora turbulencia de energía. Luo Binghe también levantó la vista temblorosamente para ver una tormenta furiosa en el cielo.

"Xuan Su..." ha salido por completo de su vaina. Las caras de los Señores de las Cumbres se volvieron sombrías.

Las lágrimas de Yue Qingyuan cayeron mientras agarraba la empuñadura de la espada que había recuperado y asegurado protectoramente en su mano izquierda. La espada que se acababa de romper y perdió su resplandor.

Xiu Ya se había roto... Su maestro había muerto.

 

Chapter Text

Un gran escándalo ocurrió en el mundo del cultivo, la Secta Cang Qiong y el Palacio Huan Hua estuvieron involucrados en una batalla mortal. La legendaria espada, Xuan Su, fue desenvainada por completo cuando El Jefe de Secta Yue lidero a la Secta de la Montaña Cang Qiong para luchar contra el Palacio Huan Hua.

Los rumores decían que fue debido a la muerte del Señor de la Cumbre Qing Jing causada por su propio (¿antiguo?) discípulo en un acto de venganza por la injusticia que sufrió bajo el Señor de la Cumbre. Pero también hubo un lado del rumor que se puso del lado del Señor de la Cumbre Qing Jing, diciendo que fue un acto de asesinato injustificado.

Ambas partes sufrieron pérdidas, pero el Palacio Huan Hua se encontraba en una gran desventaja, ya que su número de pérdidas superó al de la Secta Cang Qiong por el doble de la cantidad. Otros cultivadores independientes que vieron la pelea no pudieron evitar sentirse aterrorizados por la ferocidad de la Secta Cang Qiong, especialmente cuando eran famosos por ser un grupo en su mayoría amable. Ya que el Líder de Secta Yue era alguien que rara vez sacaba su espada.

La batalla terminó al amanecer cuando la ira se instaló en un nivel embotellado, ambos grupos decidieron regresar después de tres días de lucha. Cang Qiong regresó con furia aún ardiente y Huan Hua regresó con muchas bajas... también ansiedad por el poder de la furia de Cang Qiong.

En Cang Qiong, hubo mucha devastación y frustración.

A pesar de que Yue Qingyuan logró herir gravemente a Luo Binghe y tal vez golpeó un poco al Viejo Maestro del Palacio, no pudieron recuperar el cuerpo de Shen Qingqiu. Cuando regresaron sólo trajeron la destrozada Xiu Ya y el qin de Shen Qingqiu que tenía su sangre salpicada por todas partes, incluso entonces, esos dos tesoros fueron apenas recuperados después de la sangrienta venganza y rabia de cada Señor de la Cumbre. Nadie dijo nada cuando Liu Qingge llevó el qin, Jing Yu, a Bai Zhan, citando que lo 'arreglaría'.

Wei Qingwei llevó al resto de Xiu Ya a su cumbre, pretendiendo no darse cuenta cuando Yue Qingyuan escondió un pequeño fragmento en su manga.

Qi Qingqi fue escoltada a casa por sus discípulas que revoloteaban angustiadas a su alrededor mientras ella seguía llorando cada cinco pasos que daba. Liu Mingyan estaba realmente angustiada al ver a su Shizun así, ¿quién sabía que el hermano aprendiz Luo que se había reído con ella antes podría ser tan cruel como para matar a su propio Shizun? ¿Su Shibo?

La impresión de Liu Mingyan de Luo Binghe cayó hasta el fondo mientras también se volteaba para mirar hacia la dirección de la cumbre Bai Zhan donde su hermano mayor probablemente se escondió para llorar.

Los otros Señores de las Cumbres habían derramado lágrimas por sus aprendices caídos, todos ellos con la excepción de Shang Qinghua. Shang Qinghua observó cómo todos lloraban y suspiró mientras miraba en cierta dirección: 'Vuelve rápido. Eres realmente amado...'

La Cumbre Qing Jing se volvió aún más retraída. Cuando su Shizun todavía estaba allí, ya eran callados y muy reservados, ahora que su Shizun se había ido, eran aún más reacios a salir. Todas las noches, otros podían escuchar sus tristes lamentos por su difunto Shizun que no lograron llevar a casa. Los otros Señores de las Cumbres se turnaban para visitarlos y ver cómo estaban.

Ming Fan, con la ayuda de sus shidis, desenterró el montículo de la espada Zheng Yang y prendió fuego a la cosa antes de arrojar la destrozada espada al río. Para dejar en claro que ya no aceptaban a esa bestia en piel humana, el monstruo que les había quitado a su Shizun... Y el que tampoco les devolvió el precioso cuerpo de su Shizun para que le dieran un entierro adecuado.


Dos días después de la gran batalla, la Secta de la Montaña Cang Qiong declaró la guerra contra el Palacio Huan Hua.

En el tercer día después de la batalla de tres días, la Secta de la Montaña Cang Qiong acusó a Luo Binghe de ser un demonio y declaró al Palacio Huan Hua como los esclavos del demonio.

En el quinto día, los monjes del Templo Zhao Hua se preocuparon y comprobaron si la acusación de la Secta Cang Qiong era cierta o no. No había rastro de poder demoníaco en Luo Binghe. Aun así, Cang Qiong insistió en llamarlo demonio.

En el séptimo día después de la batalla, el dios de la guerra de Bai Zhan descendió de la montaña y desafió a Luo Binghe a una pelea para recuperar el cadáver del Señor de la Cumbre Qing Jing. Perdió. Este incidente ocurrió varias veces más y cada vez, Liu Qingge perdió.

"¡Déjame ir!" Liu Qingge gruñó cuando Yue Qingyuan lo arrastró hasta Bai Zhan y lo dejó caer. "¡¿Por qué me arrastraste de vuelta?!" Liu Qingge arremetió.

Los ojos de Yue Qingyuan parpadearon con arrepentimiento y remordimiento, pero respondió de manera uniforme "Perdiste, Shidi. Necesitas ser tratado, es inútil. Por favor, no te dejes caer también, Qingqiu no querría eso..."

"¡Ja! ¿Qué sabes sobre lo que querría o no querría?"Gruñó Liu Qingge. "¡Deberíamos recuperar su cuerpo! ¡Ese hijo de puta enfermo no lo merece en absoluto! ¡Deberíamos dejar que él descanse!"

"Lo sé, entiendo tus sentimientos. También quiero que Qingqiu descanse en paz, pero no es bueno atormentarte así" dijo Yue Qingyuan suavemente, con culpabilidad. Si tan solo fuera lo suficientemente fuerte como para derrotar completamente a Luo Binghe, no deberían sufrir así... Ni siquiera pueden enterrar el cuerpo de su propio hermano...

"¿Entiendes? Entonces dime Zhangmen-shixiong, ¿por qué no peleas también para recuperar su cuerpo?" Preguntó Liu Qingge. "¿No era él tu shidi más adorado? Lo consentiste hasta el punto de que no dudarías en decepcionar al resto de nosotros. Sin embargo, cuando murió, ¿por qué de repente tuviste un cambio de corazón?" Dijo fríamente Liu Qingge.

Yue Qingyuan se congeló "No tuve un cambio de corazón. Qingqiu-shidi..." Se detuvo y sacudió la cabeza. "Tengo que pensar como tu shixiong mayor, el Jefe de la Secta. No es prudente apresurarnos activamente allí y tampoco tenemos idea de su fuerza".

Liu Qingge se burló "¿Jefe de la Secta? Qué montón de mier..."

"¡Liu-shidi!" Ambos se detuvieron y se voltearon para ver a Qi Qingqi marchando hacia ellos, su hermoso rostro estaba rojo de furia, detrás de ella, estaba su shidi médico, Mu Qingfang. "¡Tu actuar es inapropiado para un Señor de la Cumbre! ¡Retira lo que dijiste y discúlpate con Zhangmen-shixiong!" Qi Qingqi lo regañó, golpeando a Liu Qingge en la cabeza con su abanico emplumado.

Liu Qingge la fulminó con la mirada, aun siendo terco "Somos de la montaña Cang Qiong, sin embargo, no podemos recuperar el cuerpo de nuestro hermano de ese pequeño bastardo" dijo. "¡Estás demasiado relajada sobre esto!"

"¡Detente! Estás dejando que tus emociones guíen tu cabeza de nuevo. ¿Crees que eres el único que está devastado? ¡Todos lo están! ¡Crecimos juntos!" Qi Qingqi reprendió. "¡Zhangmen-shixiong también tiene sus propios problemas, tiene que pensar en toda la Secta antes de actuar! ¡No es que no ame al difunto, Shen-shixiong, pero aprecia a los vivos!" Qi Qingqi dijo emocionalmente.

Liu Qingge apretó las manos, "Puedes apreciar las vidas, lo amaré por mi mismo" dijo Liu Qingge y sus mayores retrocedieron.

"¿Qué...?" Mu Qingfang se cubrió la boca con la manga con sorpresa.

"¿Shidi...?" Yue Qingyuan miró a Liu Qingge con los ojos desorbitados.

"Tú..." Qi Qingqi jadeó. Liu Qingge no los reconoció mientras se esforzaba por ponerse de pie con todas las heridas sangrientas en su cuerpo y se giraba sin alma para caminar hacia sus aposentos, sin embargo, Mu Qingfang lo apoyó rápidamente y lo ayudó a caminar hacia sus aposentos.

"Lentamente, shixiong..." murmuró Mu Qingfang, profundamente preocupado cuando Liu Qingge no mostró ninguna señal de que lo escuchara.

Yue Qingyuan y Qi Qingqi miraron a sus shidis y suspiraron.

"Shimei, este superior se irá primero" Yue Qingyuan forzó una sonrisa sin emociones hacia Qi Qingqi y se alejó en dirección al Puente del Arco Iris de Qing Jing, que estaba entre Qiong Ding y Bai Zhan.

Qi Qingqi miró inexpresivamente la apática espalda de su shixiong mayor. Ella cerró los ojos y apretó los labios. Dios, todos son un desastre... Todos ellos. Qi Qingqi caminó en la dirección opuesta, sintiéndose perdida y devastada.

No tenía expectativas para el mañana.

La Secta Cang Qiong y el Palacio Huan Hua persistieron con su guerra fría durante meses. Cada vez que se encontraban, habría un baño de sangre. Otras personas se preguntaban cuándo cesarían a medida que el número de víctimas seguía aumentando.

Un año después de la pelea, el Viejo Maestro del Palacio dio un paso atrás y dejó que Luo Binghe se convirtiera en el líder del Palacio Huan Hua. Nunca más lo vieron.

Luo Binghe sonrió deslumbrantemente mientras golpeaba la evidencia de la manipulación de pruebas del Viejo Maestro del Palacio "Dime, honorable Maestro del Palacio, ¿qué te hizo odiar tanto al Señor de la Cumbre Qing Jing que incluso desperdiciaste tantos recursos para arrojar agua sucia hacia él?" Luo Binghe se rió entre dientes.

Bajo la deslumbrante sonrisa de Luo Binghe, el Maestro del Palacio se quedó aturdido por un momento al recordar a su querida discípula fallecida, Su Xiyan. Él sonrió cariñosamente, olvidando nuevamente que la persona que tenía delante era un hombre y no su discípula fallecida "No quiero que busques a una persona humilde para que sea tu maestro, hijo. Es solo un ex esclavo, no era apto para ser tu maestro. Reconóceme como tu maestro, seré mucho mejor maestro que él."

Los ojos de Luo Binghe se enfriaron cuando su sonrisa se volvió más dulce e inocente "Ya debes saber la respuesta a esa pregunta, ¿verdad?" Dijo Luo Binghe. "YO. No. Aceptaré. A. Otros. Como. Mi. Maestro."

"Qiu Haitang, el cargo por abuso infantil donde encontraste a niños al azar para dar falso testimonio, difundiendo malos rumores sobre mi Shizun..." Luo Binghe se puso cada vez más furioso a medida que avanzaba. "El hecho de que no esté en una condición en la que pueda defenderse no significa que puedas seguir difamándolo sin piedad" Luo Binghe se esforzó por controlarse, por controlar a Xin Mo para que no le dictara qué hacer. Tenía que aprender algo de moderación mientras su Shizun estaba en su sueño, tenía que ser mejor cuando su Shizun abriera los ojos...

"No es más que un antiguo esclavo, el más bajo de los más bajos. ¡Su prestigio es prácticamente nada, si caminas con el estatus de su discípulo, la gente se reirá de ti!" El Maestro del Palacio se burló.

"Shifu..." Gongyi Xiao, que estaba esperando a su maestro a un lado, murmuró con incredulidad. ¿Cómo podría su maestro hablar así? Sí, el mayor Shen era un antiguo esclavo, ¡pero seguía siendo un humano! De hecho, Gongyi Xiao realmente lo admiraba, a pesar de ser un antiguo esclavo, ¡el mayor Shen pudo convertirse en un Señor de la Cumbre de la Secta más fuerte!

La fe y la confianza de Gongyi Xiao hacia el Palacio Huan Hua se vieron cada vez más dañadas días después del juicio y la muerte del Mayor Shen.

Luo Binghe sacudió la cabeza "Nadie se atreverá a reírse de mí" dijo con frialdad. "Especialmente no por mi Shizun".

"Lo harán. Estoy haciendo todo esto por ti, Luo Binghe" dijo el Maestro del Palacio.

"Maestro del Palacio" dijo Luo Binghe con calma. "Solo te respeto porque eres de la generación superior, incluso más alto que mi Shizun, también fuiste muy amable conmigo. Aparte de eso, por favor no me presiones" dijo.

El maestro del palacio se burló y gruñó con frialdad. Haría cualquier cosa para deshacerse de la presencia de Shen Qingqiu en Luo Binghe.


El corazón de Luo Binghe se encogió cuando vio el fuego en el recinto donde dejó a su Shizun para su profundo sueño, inmediatamente corrió frenéticamente hacia el recinto. Gongyi Xiao estaba ordenando a sus juniors que apagaran el fuego cuando Luo Binghe pasó rápidamente a su lado.

"Espera- Luo-shixiong, ¡el fuego no es un fuego normal! ¡Es un fuego alquímico!" Gongyi Xiao le gritó, pero Luo Binghe no lo reconoció.

"¡Shizun!" Gritó Luo Binghe cuando entró y corrió directamente a la habitación donde colocó a su Shizun. "¡Shizun!" Luo Binghe gritó desesperadamente y sus ojos se llenaron de lágrimas cuando vio que la cama estaba intacta gracias al sello de seguridad que había plantado de antemano.

Luo Binghe inmediatamente corrió, cubriendo a su Shizun con la cubierta antes de levantar su cuerpo sin vida y salir corriendo. Salió de la casa y solo se detuvo cuando estaba a una distancia segura del edificio en llamas.

"¡Luo-shixiong!" Xiao Gongzhu, quien llegó después de escuchar que era el recinto de Luo Binghe el que estaba en llamas, gritó cuando vio la escena.

Luo Binghe tembló de miedo mientras agarraba el cuerpo envuelto con una cubierta en sus brazos, no esperó a que Xiao Gongzhu lo alcanzara mientras se levantaba y gentilmente llevaba a su Shizun al edificio seguro más cercano. Tenía una deuda que pagar.


¡Acuchillar!

"¡A-!" Luo Binghe controló su sangre en el cuerpo del viejo Maestro del Palacio para no dejarlo gritar, apretando su garganta desde el interior.

"Tú" se burló Luo Binghe. "Originalmente no quería hacerte daño en absoluto. ¿Pero cómo te atreves?"

"¿Tratando de separarme de mi Shizun? Tratando de deshacerte de él..." Luo Binghe gruñó con frialdad. "No eres más que un estúpido viejo tonto, un títere si tienes suerte" observó con frialdad mientras el Maestro del Palacio miraba su brazo izquierdo en el suelo, completamente separado de su cuerpo.

Luo Binghe le prendió fuego, viendo como el horror y la locura crecían en los ojos del anciano "¿No querías hacerle esto a mi Shizun?" Dijo suavemente, mientras más suave era su tono, más enojado se sentía realmente. Dio una patada al Maestro del Palacio, observando cómo el patético viejo retrocedía.

Luo Binghe observó con frialdad cómo el brazo se convertía en cenizas, su mano apretaba cada vez más a Xin Mo.

No.

Debe.

Matar.

A.

Nadie...

Luo Binghe cerró los ojos mientras controlaba su respiración. Había cometido un gran error al arrinconar a su Shizun hasta la muerte, no cometería el mismo error. Tenía que aprender sobre la moderación para no decepcionar y lastimar a su Shizun nuevamente cuando despertara. Necesitaba...

"Xiyan-" gritó una voz ahogada. "Xiyan, mi querida discípula" el Viejo Maestro del Palacio miró obsesivamente a Luo Binghe. No solo el dolor insoportable lo atrapó en su cabeza, la vista de Luo Binghe cerrando los ojos hizo que el joven pareciera una imagen fraccionada de su madre.

Luo Binghe abrió los ojos cuando escuchó el nombre, escuchar al anciano ahogarse con ese nombre le hizo sentir que debería ser más misericordioso. Sin embargo, el tono del Maestro del Palacio cambió drásticamente cuando Luo Binghe abrió los ojos... Los que heredó de su padre.

"¡¿Por qué no pudiste obedecerme?!" El Viejo Maestro del Palacio lo regañó. "Te envié a espiar a ese demonio y alejarte de tus pretendientes. ¡Pero inesperadamente tuviste una aventura con eso!" Luego murmuró incoherentemente como un lunático.

"Su Xiyan, Xiyan, Yan'er, ven, ven con tu maestro. Shifu es quien más te aprecia, olvídate de eso. Shifu te aceptará sin importar cuán dañado este tu cuerpo..."

Cuanto más hablaba, más asqueado se sentía Luo Binghe, otra llama se encendió en lo profundo de Luo Binghe. No era estúpido. Sabía la implicación detrás de las palabras del Maestro del Palacio, Luo Binghe levantó a Xin Mo una vez más y la blandió para cortar el otro brazo sin piedad.

Miró fríamente mientras el viejo gritaba sin hacer ruido mientras rodaba por el suelo "Sha Hualing" gritó fríamente Luo Binghe.

Una demonio con un lujoso vestido rojo salió de las sombras, inclinándose ante Luo Binghe "¿Sí, Señor?" Dijo con su tono naturalmente seductor.

"Tira a esta basura en algún lado, no me importa. Mantenlo vivo, necesito interrogarlo" dijo Luo Binghe despectivamente.

Sha Hualing sonrió "Como desees" tiró bruscamente del anciano sin brazos por el cuello y lo arrastró hacia las sombras.

Luo Binghe prendió fuego al otro brazo y se volteó "¿Qué piensas?" Dijo Luo Binghe con indiferencia. "¿Saber que el maestro que aclamabas como la existencia más elevada en realidad no era más que una escoria que iba en contra de toda tu moral?" Luo Binghe miró hacia la puerta y Gongyi Xiao se reveló inexpresivamente.

Gongyi Xiao no dijo nada. Vino aquí para informar a su maestro sobre el incendio y que ya lo habían apagado, pero en cambio, fue recibido por una revelación impactante que sacudió su visión del mundo y destruyó su fe en su maestro.

"Realmente eres un medio demonio" en cambio, Gongyi Xiao dijo esto.

Luo Binghe sonrió "Eres lento. Prácticamente la mitad del Palacio ya lo sabía..." Gongyi Xiao había sido una molestia. En su tiempo aquí, Luo Binghe logró ganarse el favor de muchas personas, pero solo el joven frente a él que se mantuvo leal al Maestro del Palacio.

Gongyi Xiao apretó las manos.

"Sin embargo, no intentes nada" dijo Luo Binghe. "No dudaré en matarte... Y no quieres que tu linda Xiao Gongzhu se involucre, ¿verdad?"

Gongyi Xiao levantó la vista, a pesar de que no sentía nada por Xiao Gonghu, ella ya era como una hermana pequeña para él... Gongyi Xiao juntó las manos y se inclinó "No vi nada, Luo-shixiong" forzó las palabras para que salieran.

Luo Binghe sonrió fríamente mientras pasaba junto a él.

Gongyi Xiao apretó las manos. No se atrevió a tocar ningún alimento dentro del Palacio desde entonces.


Meses después de obtener el control del Palacio Huan Hua, Luo Binghe hizo un movimiento impactante y secuestró al Señor de la Cumbre Qian Cao de la Secta Cang Qiong, lo que agregó más aceite a la ya furiosa llama.

Mu Qingfang miró fríamente a Luo Binghe, la mirada que usó no fue diferente a la que usó en el cadáver de su enemigo. Él se burló "¿Curarlo? Su alma ya ha abandonado su cuerpo, ¿qué tipo de lesión debería curar? Lo sabes mejor, ¿no? Lo mataste después de todo."

¡¡¡SLAM!!! Luo Binghe destrozó los muebles cercanos con su poder mientras miraba fríamente a Mu Qingfang, "¡Hazlo! ¡Cúralo! ¡Podrá despertar, estoy seguro!" Gritó.

"¡Está muerto!" Mu Qingfang no se encogió y arremetió contra él. "La única forma de curar a alguien es si todavía les queda un aliento. ¡Pero su aliento lo ha dejado hace mucho tiempo! ¡¡¡Gracias a ti!!! "

Luo Binghe gruñó "Lo reviviremos. ¡Él se despertará, Shizun se despertará! ¡No está muerto!"

Mu Qingfang también gruñó, ¿de qué estaba hablando este loco? ¡Era frustrante! ¡Realmente frustrante! ¿Por qué no podía dejar ir a su pobre shixiong incluso en la muerte? ¡¿Su Shen-shixiong no sufrió mucho ya?! "Mi shixiong está muerto, Luo Binghe. Muerto. ¡Deja de torturarlo así!"

"¡No lo estoy torturando! ¡Lo estoy salvando!" Gritó Luo Binghe.

"¿Salvándolo?! ¡¿Qué tal no matarlo en primer lugar?!" Mu Qingfang perdió rápidamente su paciencia santa hacia este loco que había matado a su shixiong.

"¡No lo maté!" Espetó Luo Binghe.

"¡Lo arrinconaste! ¡Es indirectamente tu culpa! ¡Es tu culpa que Shen-shixiong haya muerto! ¡Es tu culpa que Cang Qiong haya perdido a uno de sus Señores de las Cumbres! ¡Es tu culpa que nosotros, hermanos y hermanas, hayamos perdido a nuestro hermano aprendiz! ¡Es tu culpa que esos pobres niños de Qing Jing hayan perdido a su Shizun!" Gruñó Mu Qingfang.

Luo Binghe tembló de furia antes de cerrar los ojos y reprimir su temperamento "Cúralo".

Mu Qingfang sintió ganas de gritar, pero inhaló profundamente "Devuélvelo". Mu Qingfang cerró con fuerza sus manos "Déjalo descansar. Déjalo ir. Por favor, te lo ruego" imploró Mu Qingfang mientras miraba el cuerpo de su shixiong muerto. Parecía protegido, parecía alguien que estaba durmiendo... Pero no lo estaba.

Los ojos de Luo Binghe enrojecieron "Mi Shizun aún no está muerto. ¡Sigue vivo! ¡Él se despertará! ¡Y me ayudarás a revivirlo!"

Mu Qingfang se cansó del loco y le dio la espalda para mirar el cadáver de su shixiong, se arrodilló ante la cama y comenzó a ignorar a Luo Binghe mientras miraba fijamente a Shen Qingqiu. "Shixiong... Ah, Shixiong... Estabas realmente cegado. Ahora ni siquiera puedes descansar bien" suspiró con tristeza. "Deberías haberlo matado. Si es cierto o no que lo 'empujaste' por un acantilado, no importa... Lástima que no murió" murmuró Mu Qingfang sin corazón.

Luo Binghe gruñó ante el descarado desprecio y burla de Mu Qingfang: "Mu-shishu, por favor, ayúdame a revivir a Shizun".

"No me llames shishu, no tengo un monstruo como mi sobrino marcial. Prácticamente has sido repudiado por mi secta" dijo Mu Qingfang con frialdad mientras extendía la mano y sostenía las manos rígidas y frías de Shen Qingqiu. Lamentó su incapacidad para llevarse este cadáver y darle un entierro adecuado. Si incluso Liu Qingge no pudo derrotar a Luo Binghe, ¿qué podría hacer un sanador débil como él? "Lo siento, shixiong..." Murmuró.

No mucho después de la noticia del secuestro de Mu Qingfang, todos los Señores de las Cumbres de Cang Qiong se reunieron. No importaba si estaban en una misión lejana o en un retiro, todos se reunieron y se apresuraron al Palacio Huan Hua, haciendo un gran espectáculo de otra guerra inminente.

"¡Demonio! ¡¿No fue suficiente que hayas tomado a nuestro shixiong?! ¡Ahora, también quieres llevarte a nuestro shidi!" Qi Qingqi estaba furiosa mientras pisaba fuerte. Su encantadora apariencia de hada realmente se transformó en una feroz diosa de la guerra en este momento.

"¿Dónde está Mu Qingfang?" Preguntó Liu Qingge con frialdad, sus ojos miraban a Luo Binghe como si fuera un hombre muerto.

"Está a salvo. Lo necesito para algo" dijo Luo Binghe con frialdad.

"Tenemos que pedirte que nos devuelvas a Mu-shidi. No está en negociación" dijo Yue Qingyuan con calma. Se fue su semblante y sonrisas amables, parecía que la parte más brillante de Yue Qingyuan murió junto con el difunto Señor de la Cumbre Qing Jing.

"No lo devolveré hasta que reviva a Shizun" respondió Luo Binghe.

"¿Qué más quieres de tu Shizun? Mi shixiong había sufrido tanto e incluso murió para pagarlo, ¿por qué insistes en torturarlo así?" Dijo Wei Qingwei desesperadamente. Él estaba cansado. Cansado de la obsesión de Luo Binghe con su shixiong muerto. Cansado de que tuviera que ver a Liu Qingge irse a recuperar el cuerpo y regresar derrotado y sintiéndose molesto. Cansado de que Cang Qiong no pudiera descansar porque uno de sus Señores de las Cumbres murió y aún seguía atrapado.

"No lo estoy torturando. Lo estoy salvando" respondió Luo Binghe.

"Dios, si Shen-shixiong necesitara salvarse, sería de ti y no por ti " siseó Qi Qingqi.

Las dos partes parecieron llegar a un acuerdo tácito y blandieron sus propias espadas, incitando a otra gran batalla entre las dos Grandes Sectas.

Después de la gran batalla, Mu Qingfang logró escapar del Palacio Huan Hua y la Secta Cang Qiong se retiró a su propio hogar después de librar una batalla perdida en el territorio del Palacio Huan Hua, en el cual tenían una desventaja total. Sin embargo, muchos de los establecimientos de Huan Hua fueron arruinados en esa batalla.

"¿Cómo pudo escapar?" Luo Binghe les gritó a los guardias en el palacio interior del Palacio Huan Hua. "Este lugar era el lugar más vigilado de todo el Palacio. ¡¿Todos estaban durmiendo durante su trabajo?!" gritó Luo Binghe.

De hecho, todos habían estado durmiendo. Mu Qingfang no era el Señor de la Cumbre Qian Cao por nada, después de todo, era un maestro tanto en medicamentos como en venenos. Envenenar a los guardias era una hazaña fácil para él.

Pero eso estaba fuera de contexto. Luo Binghe sabía que no sería tan fácil para Mu Qingfang encontrar la salida del palacio, después de todo, no estaba familiarizado con el Palacio Huan Hua... ¿O sí? Luo Binghe gruñó.

De cualquier manera, había perdido al mejor médico para tratar a su Shizun.

Este lugar estaba conectado con muchos sellos y formaciones, ¡nadie debería ser capaz de salir sin la dirección o la propia voluntad de Luo Binghe! O Mu Qingfang derribó a un guardia y robó la marca del sello para salir de allí sin problemas o tuvo mucha suerte de no alertar esas formaciones.

"Implorando al Líder Luo que nos perdone, por favor castíguenos" todos se arrodillaron y bajaron la cabeza.

La cara de Luo Binghe se puso fea antes de sacudir sus mangas "Váyanse, no estoy de humor para esto. ¡Salgan! "Gritó Luo Binghe y se giró para entrar en la cámara donde dejó a su Shizun.

Gongyi Xiao se levantó primero, vislumbrando la figura etérea y sin vida en la cama antes de que se cerrara la puerta. Gongyi Xiao se dio la vuelta sin expresión y ordenó a varios de sus hermanos que se separaran y fortalecieran la seguridad.

Se quedó allí parado mientras todos se dispersaban, su mano apretada en la ficha de jade con Qian Cao grabado en su manga. Gongyi Xiao cerró los ojos y suspiró inaudiblemente, este lugar había cambiado. Este no era el Huan Hua que él reconocía.

Incluso Xiao Gongzhu había ignorado sus palabras y aún seguía ciegamente a Luo Binghe, aunque era obvio que no era más que una prisionera en su propio Palacio. Dios sabía a cuántas shimei había azotado sin piedad solo porque estaban siendo un poco llamativas frente a Luo Binghe.

Ya no podía reconocer a nadie más.

Ya no podía estar de acuerdo con lo que había hecho este lugar.

Gongyi Xiao se giró y se alejó. ¿Debería realmente poner su esperanza en este lugar que ya no reconoce?

¿Debería seguir quedándose desesperadamente en este lugar donde solo se sentía atrapado?


Dos años después del incidente que le costó la vida al Señor de la Cumbre Qing Jing, el mundo del cultivo se vio sacudido una vez más por el rumor de que el Señor de la Cumbre An Ding de Cang Qiong se cambió hacia el lado demoníaco y se fue. Todos los miembros de la Secta de la Montaña Cang Qiong se negaron a dar más detalles. Qing Jing y An Ding quedaron sin maestros.

Shang Qinghua suspiró cuando su sistema le dijo que era el momento de irse al lado demoníaco. Supuso que debería estar feliz de poder ver a Mo Beijun con frecuencia, pero no había escuchado ninguna noticia sobre su hijo villano. Shang Qinghua inclinó la cabeza en cierta dirección, preguntándose cuándo volvería.

Shang Qinghua negó con la cabeza y se abrochó la capa, se mostró vacilante entre irse en traición o dejar una carta para el grupo que le importaba. Se dio cuenta de que era difícil dejarlos después de años de hermandad desde que eran jóvenes.

Les dejó una carta.

Tranquilícense . Habrá un amanecer después de la larga noche. Disfruten ese amanecer sin mí.

Shang Qinghua se giró y dejó An Ding sin mirar atrás.

Sus discípulos encontraron la carta y le dijeron a los otros Señores de las Cumbres.

Solo un mes después de eso, Shang Qinghua fue visto en el lado demoniaco.

Todos se preguntaban qué clase de amanecer los recibiría cuando el propio Shang Qinghua prolongaba su interminable noche.

Pero le dieron la espalda e ignoraron la traición. Por lo menos, uno de sus hermanos todavía estaba vivo y bien, con suerte siempre estaría vivo y bien al otro lado. Todavía tenían un problema peor que resolver.

En el tercer año después de la declaración de guerra entre Cang Qiong y Huan Hua, el antiguo primer discípulo de Huan Hua, Gongyi Xiao cortó su vínculo con Huan Hua y se unió a la Cumbre Qiong Ding de Cang Qiong bajo la sugerencia del Señor de la Cumbre Qian Cao. Escupiendo efectivamente al Palacio Huan Hua en la cara.

"¿Gongyi-shixiong? ¿A dónde vas?" Xiao Gongzhu parpadeó mientras corría hacia su amor de la infancia que ya no era más su amor.

Gongyi Xiao le sonrió "Necesito ir a un lugar..."

"¿Dónde? ¿Vas a buscar a padre?" Preguntó Xiao Gongzhu esperanzada.

Gongyi Xiao sonrió con amargura por dentro, sin embargo, su expresión exterior aún era tranquila "Es solo que tenía que hacer algo. Desde que el maestro..." suspiró. "Estoy haciendo mi mejor esfuerzo también..." No, Gongyi Xiao no estaba haciendo su mejor esfuerzo... Fue un shock para él lo que sucedió hace años que lo hizo sentir que todo en su vida había sido una mentira .

Sabía lo que le sucedió al Viejo Maestro del Palacio...

Pero no le importaba... Ya no.

También miró a la chica que tenía delante, la que lo había retenido durante años, haciéndolo quedarse una y otra vez porque se sentía compasivo por ella. Justo ayer mató a cinco doncellas a su cargo en un berrinche solo porque Luo Binghe no quería hablar con ella. Gongyi Xiao solo ahora se dio cuenta de que esta chica ya no era la misma chica por la que él se preocupaba...

"Adiós" Gongyi Xiao le dijo adiós, lo que Xiao Gongzhu no encontró sospechoso en absoluto. Gongyi Xiao se fue y no miró hacia atrás.

En el cuarto año después del inicio del conflicto entre la Secta Cang Qiong y el Palacio Huan Hua, Gongyi Xiao fue sorprendentemente promovido para ser un discípulo directo de Qiong Ding, al mismo tiempo que la cumbre Bai Zhan también nombró a su discípulo principal, Yang Yixuan. Ambos lideraron bastantes ataques contra el Palacio Huan Hua, haciéndose nombres por sí mismos.

Yang Yixuan se acercó a regañadientes al hombre en la plataforma y se arrodilló cuidadosamente para rendirle respeto, no dijo nada mientras bajaba la cabeza, escuchando las cuidadosas melodías que su Shizun tocaba en el qin. Se sorprendió un poco cuando vio que el discípulo de Qiong Ding, el refugiado del Palacio Huan Hua, Gongyi Xiao, también estaba allí.

Liu Qingge no los reconoció por un tiempo, pero Yang Yixuan esperó fielmente hasta que su Shizun terminó su canción y lo miró.

"Yixuan saluda a Shizun" Yang Yixuan le rindió respeto.

"Gongyi Xiao saluda a Liu-shishu..." Gongyi Xiao hizo lo mismo.

Liu Qingge asintió "¿Saben por qué los llamé aquí?" Dijo Liu Qingge mientras tocaba las cuerdas del qin. Sus ojos estaban en blanco y distantes.

"Para responder a Shizun, este discípulo no lo sabe..." respondió Yang Yixuan.

"Implorando a Liu-shishu que ilumine a este humilde sobrino marcial" Gongyi Xiao ahuecó sus manos.

"Te he observado". Le indicó a Gongyi Xiao "Eres bastante bueno para alguien que vino de ese lugar despreciable, Huan Hua" dijo Liu Qingge, sin dejar de mirar el qin en lugar de a Gongyi Xiao.

Gongyi Xiao sonrió, sin sentirse ofendido en absoluto. A sus ojos, Liu Qingge tenía todo el derecho de odiar a Huan Hua en este momento "Muchas gracias, si Liu-shishu lo dice entonces es bueno" se inclinó.

"Y no eres un espía" dijo Liu Qingge a la ligera, la sonrisa de Gongyi Xiao no vaciló. "Sé que fuiste recomendado por Mu Qingfang, los ojos de ese hombre son bastante precisos. Pero nunca está de más tener cuidado... Especialmente ya que solíamos tener a un tipo como tú también, que parecía obediente y muy talentoso... pero luego mató a su propio Shizun".

La sonrisa de Gongyi Xiao vaciló cuando se sintió afectado por la amargura de su Liu-shishu.

"Estoy seguro de que sabes quién es" dijo Liu Qingge.

Gongyi Xiao se inclinó "Sí, Liu-shishu".

"Pero creo que estás limpio. A todos mis otros discípulos les gustas un poco como refugiado estándar. Nosotros, de Bai Zhan, actuamos por instinto, generalmente distinguimos a una persona por su ambiente, y muchas veces, nuestro instinto nos salva. Pero no quiero confiar en ello ciegamente, ya que una vez me falló al juzgar su carácter".

Gongyi Xiao no se atrevió a preguntar de quién estaba hablando su Liu-shishu.

"Pero por otro lado, tampoco falló en señalar a ese mocoso" Liu Qingge tocó algunas cuerdas para producir una melodía corta. "Pero no disparaste ese instinto especial, me gustaría asumir que estás bien y no eres un monstruo de dos caras".

Gongyi Xiao no dijo nada a parte de bajar la cabeza.

Liu Qingge finalmente miró a Yang Yixuan "Siempre tuve mucho en mis manos y no podía instruir a mis discípulos completamente. Y después de su muerte, tenía demasiado en mi mente por lo que aún soy incapaz de enseñarles adecuadamente. Pensando en ello nuevamente, realmente debería elegir a alguien para que sea mi próximo sucesor".

"Shizun, ¿quieres decir...?" Yang Yixuan se atrevió a preguntar mientras miraba a Liu Qingge.

"Sí. Yang Yixuan, lo llame a él aquí" señaló a Xiao Gongyi " para transmitir mi expectativa sobre él, si fracasa en eso, lo mataré. En cuanto a ti..."

"Te nombro para ser mi sucesor. Ocúpate de todos los asuntos pequeños de tus hermanos y hermanas aprendices" no era como si no lo hiciera ya.

Ambos discípulos se movieron en sincronía y se inclinaron "¡Sí, shizun!" Dijo solemnemente Yang Yixuan.

"Este sobrino marcial no decepcionaría a Liu-shishu" dijo Gongyi Xiao, de hecho, ya había tenido esta conversación con Yue Qingyuan y Yue Qingyuan le había advertido que Liu Qingge podría querer agregar una o dos palabras. Él ya se preparó para esto y lo pasó con éxito.

Después de que se fueron, Liu Qingge descansó sus manos sobre las cuerdas del qin nuevamente. Exhaló y sus dedos se movieron. Una melodía melancólica volvió a llenar el claro.


Cinco años después del comienzo del conflicto entre Cang Qiong y Huan Hua. Ningún lado parecía retroceder hasta que uno de ellos estuviera arruinado por completo. El Palacio Huan Hua recibió numerosos ataques de Cang Qiong, se cortó la conexión medicinal con la cumbre Qian Cao, ni siquiera pudieron conseguir un solo comercio con la cumbre Xian Zhen, sin mencionar la cumbre Yin Hui de Cang Qiong, la cual se especializó en espionaje y recolectaba información incapacitante del Palacio Huan Hua. La gente incluso se preguntó cómo el Palacio Huan Hua todavía estaba en pie y aún era parte de las Cuatro Grandes Sectas.

Todos se preguntaban por qué, pero la Secta Cang Qiong sabía que Luo Binghe era un demonio y probablemente ya había hecho una guarida de demonios dentro del abandonado Palacio Huan Hua.

En ese momento, Luo Binghe estaba en el mundo de los demonios cuando tropezó con un lugar familiar...

El lugar donde cayó desde el mundo humano al mundo de los demonios, el Abismo Sin Fin. Era el barranco exacto por el que había caído, casi muerto y herido, el lugar que más deseaba visitar, pero también el lugar que más deseaba evitar. Debido a la propia naturaleza del Abismo Sin Fin, la dimensión estaba en constante cambio, por lo que a menos que Luo Binghe realmente quisiera venir exactamente al mismo lugar donde había caído, podía simplemente usar a Xin Mo. Sin embargo, Luo Binghe siempre evitó esa opción, era como si su conciencia se negara a ir allí de nuevo.

Sin embargo, ahora de repente tropezó con el lugar, Luo Binghe se tomó su tiempo para mirarlo pensativamente. Luo Binghe miró hacia el suelo para ver el lugar donde de joven se desangró en el pasado, caminó un poco más para ver el mismo monstruoso y maldito árbol viviente que lo apuñaló, Luo Binghe se aseguró de destruir el árbol. Luo Binghe miró a su alrededor un poco más con un humor sombrío hasta que miró hacia el mismo paisaje que pensó sería lo último que vería mientras se desangraba aquí, borroso y sombrío.

Un destello de verde descolorido y sucio llamó la atención de Luo Binghe, entrecerró los ojos. Con un movimiento de su muñeca, arrebató el trapo sucio de la grieta a la que estaba pegado. Al agarrarlo, Luo Binghe descubrió que no era solo un trapo, sino un remanente de cinta celestial, aunque durante mucho tiempo se había corrompido con el aura demoníaca de aquí, Luo Binghe todavía reconocía claramente este artículo.

El material parecía ser de la cumbre Xian Shu, una cinta celestial de la cumbre Xian Shu... ¿Cómo podía estar aquí? Luo Binghe frunció los labios mientras su fría mirada vacilaba, recordó cómo esas personas de la Secta Cang Qiong dijeron que su Shizun había llorado por él. Había estado agradecido por eso, Shizun lloró por él... Siempre pensó que, tal vez, tal vez, su Shizun se había visto obligado a derribarlo. Tal vez, en el fondo de su corazón, su Shizun se preocupaba por Luo Binghe, pero su moral como cultivador justo le impedía ser amable debido a la herencia de Luo Binghe... Pero al menos, se sintió mal por él. Se arrepintió... ¿verdad?

Pero, ¿y si no fue su Shizun quien lo había empujado en primer lugar?

La Cinta Celestial de Xian Shu era exclusiva para las chicas de Xian Shu, sin embargo, si podías usar múltiples habilidades y un ataque vinculante de rápido alcance, podrías intercambiarla con el hada de Xian Shu. No solo era útil para atacar, sino también para alcanzar algo fuera de tu alcance. Cada Señor de la Cumbre de Cang Qiong fue provisto con ella y Shen Qingqiu siempre había sido un hombre con múltiples habilidades y capacidades.

Ilusiones... El demonio en el corazón de Luo Binghe siseó, riéndose de su desesperación. Pero Luo Binghe lo apartó, no quería escuchar lo que su yo negativo estaba pensando. Porque Luo Binghe estaba seguro de que esta era la misma cinta verde que Shen Qingqiu usó para salvar a Luo Binghe la primera vez que Luo Binghe aprendió a volar en una espada.

Shizun trató de atraparme... Luo Binghe tragó saliva mientras retrocedía unos pasos, casi cayendo de bruces al darse cuenta. Pero si Shen Qingqiu intento atraparlo, salvarlo, no podría haber sido él quien infligiera la herida a Luo Binghe.

Pero la herida se llenó con nada más que el qi espiritual de Shizun...

Los ojos de Luo Binghe se oscurecieron al pensar en la posibilidad de que alguien... Alguien desviara el ataque de Shen Qingqiu y lo golpeara en su lugar.

En ese lugar, en ese entonces, solo había una persona que podía hacer eso con el ataque de su Shizun.

Luo Binghe agarro a Xin Mo y se rió fríamente, siniestramente, maníacamente. Agarró el remanente de la cinta y balanceó a Xin Mo para romper el espacio y regresar al mundo humano.

Necesitaba hablar con su buen y leal subordinado...


En algún lugar, en un sitio estratégico lleno de un aura espiritual sospechosamente densa, una mano se extendió desde el interior del suelo, cavando y saliendo de este.

Shen Qingqiu se despertó sobresaltado mientras forzaba y cavaba para salir del suelo. Respiró irregularmente y lentamente se extrajo del pegajoso fango. Movió los brazos para sentir si funcionaban correctamente y se levantó lentamente para comprobar si sus piernas también funcionaban correctamente.

Cuando pudo pararse bien, suspiró aliviado. Él inclinó la cabeza hacia arriba, estaba lloviendo mucho. Suspiró mientras miraba su cuerpo, completamente vestido, muchas gracias.

Su túnica blanca estaba completamente marrón por el barro... O al menos, Shen Qingqiu asumió que supuestamente era blanca. No estaba seguro de que no fuera marrón desde el principio, pero los pétalos de la Flor del Roció del Sol y la Luna eran de color claro y Shen Qingqiu asumió que eso proporcionó la ropa.

Shen Qingqiu extendió sus manos, tratando convocar la lluvia para lavarse y limpiarse. Largo cabello desordenado y sucio, larga túnica sucia, tan pálido como la luz de la luna y parado en medio de la lluvia, tendría suerte si la gente no le arrojara inmediatamente un talismán contra fantasmas si lo veían.

Shen Qingqiu miró sus palmas, las juntó y las apretó.

Se sintió bien sentirse vivo otra vez...

Shen Qingqiu suspiró y por primera vez en años, fue realmente un suspiro liberador. Apartando hacia atrás el pelo pegajoso y lodoso, Shen Qingqiu se alejó. Finalmente volvió a la vida, cortó con éxito todo con su 'muerte', solo quería alejarse...

Fue un nuevo comienzo. Dejaría atrás todo el pasado y comenzaría una nueva vida, cambiaría su nombre o algo así.

No quería enfrentar un destino tan terrible una vez más. Con eso, Shen Qingqiu se alejó, con la intención de encontrar un refugio y recuperarse.

Oh, si el destino fuera tan agradable...

Chapter Text

Shen Qingqiu se inspeccionó a sí mismo en un espejo de bronce barato que le robó a una dama noble desprevenida que pasó a su lado y se burló de él por su sucio aspecto.

El rostro de Shen Qingqiu seguía siendo el mismo, el mismo rostro elegante, delicado y hermoso... Manchado de tierra y cubierto con una barba falsa que había hecho al desollar a un zorro negro que cazó. Remendar la barba falsa fue ciertamente más difícil que el cabello falso...

Se acarició la barba falsa y giró la cabeza hacia un lado, era lo suficientemente resistente como para seguir pegada a su rostro mientras nadie se la arrancara directamente. Su piel joven e impecable estaba cubierta de tierra, aunque eso desagradaba mucho a Shen Qingqiu, podía soportarlo. Después de todo, vivió con la suciedad sobre él durante años.

El problema eran sus expresivos ojos. Solía tener un par de ojos apagados y fríos como resultado de innumerables noches de sueño que obtuvo de leer tantos pergaminos como fuera posible, pero los ojos de este nuevo cuerpo eran muy vívidos y brillantes... Ciertamente era el tipo de ojos que atrajo a traficantes de esclavos...

De hecho, atrajo a un grupo de traficantes de esclavos en el momento en que Shen Qingqiu acababa de salir del bosque. Tanta suerte, no tuvo que robar a personas inocentes o buscar malas personas  para robar, simplemente se entregaron por sí mismos y Shen Qingqiu les robó todas sus posesiones.

Sería malo meterse en problemas el segundo día que despertó después de todo. Shen Qingqiu se detuvo junto a un vendedor ambulante y miró las cosas que estaba vendiendo.

"¡Bienvenido, Bienvenido! Señor, ¿está aquí para comprar algo? ¿Un regalo? ¡Si no está seguro de qué comprar, se lo puedo recomendar!" Dijo alegremente el joven vendedor ambulante.

"Hn, este abanico no está mal" Shen Qingqiu tocó el abanico de papel y lo desdobló con delicadeza. Extrañaba tener un abanico de papel en la mano, la última vez que lo tuvo fue en la ciudad de Jin Lan antes de que el Palacio Huan Hua lo arrestara. "¿Cuánto?" Shen Qingqiu compró el abanico de papel con el dinero que le robó a los traficantes de esclavos.

"¡Gracias por su preferencia!" El joven vendedor ambulante se inclinó.

Shen Qingqiu desplegó el abanico y se abanicó "¿Qué año es?" Preguntó casualmente.

"¿Eh...?"

"He vivido en solitario en la montaña durante algún tiempo, no sé cuánto tiempo ha pasado" dijo Shen Qingqiu sin problemas y los ojos del joven vendedor ambulante se iluminaron en entendimiento.

"¡Oh! ¡Así que el estimado señor es en realidad un cultivador!" El joven vendedor ambulante balbuceó emocionado antes de decirle el año.

Shen Qingqiu lo miró pensativamente, así que habían pasado cinco años... Shang Qinghua se había equivocado tanto al criar la flor, que no se le debía permitir acercarse a ninguna planta espiritual en toda su vida... Shen Qingqiu asintió con la cabeza hacia el joven vendedor ambulante "Ya veo, gracias" le dejó una propina antes de continuar.

Mientras caminaba por la ciudad, utilizó en silencio su habilidad para espiar cada pieza de información que pudiera obtener. Aparentemente, la Secta Cang Qiong y el Palacio Huan Hua estaban en guerra y aún no había cesado incluso después de cinco años, Shen Qingqiu se sintió molesto.

Parecía que sus hermanos y hermanas excesivamente justos y apegados eran demasiado orgullosos como para dejarlo ir. Pero a juzgar por el rumor, ¿parecía que estaban ganando? Bueno, al menos aún no estaban en completa ruina, si estuviera en la profecía original... No. No debería pensar en eso otra vez.

Ese fue su pasado. Ya hizo todo lo posible para cambiarlo y no cambió tanto como él hubiera preferido, pero lo intentó. Eso ya no era asunto suyo, Shen Qingqiu estaba muerto. Ya no era Shen Qingqiu o Shen Jiu... Bien, vamos a llamarlo de otra manera, podría usar Shen Long, o Shen Yi, o Shen Yuan, o Shen An por el nombre de su maestro, o llamarse de otro modo que no sea Shen...

Digamos, Yue...-

Choque

Shen Qingqiu no vio a dónde iba y se topó con alguien.

"Ah, lo siento..." Una voz suave, algo familiar, dijo.

"Hn", Shen Qingqiu levantó la vista y su corazón dio un vuelco cuando vio el rostro.

El maldito secuestrador

Shen Qingqiu inmediatamente bajó la cabeza, bajó la voz y bajó su orgullo mientras se inclinaba profundamente "Mis disculpas" dijo en voz baja antes enderezarse, con la intención de escapar de la ciudad lo más rápido posible.

Zhuzhi-Lang asintió y se dio la vuelta, Shen Qingqiu se calmó un poco y dio un paso atrás, dándose la vuelta lentamente y alejándose lo más casualmente posible.

Sin embargo, en el momento en que Shen Qingqiu se dio la vuelta, Zhuzhi-Lang se volteó y lo agarró del brazo, tirando de Shen Qingqiu hacia atrás. Shen Qingqiu torció su cuerpo para evitar los dos dedos de Zhuzhi-Lang que intentaron sellar su punto de acupuntura.

Shen Qingqiu presionó la mano que fue tirada por Zhuzhi-Lang hacia el demonio para aflojar el agarre del demonio antes de torcer su muñeca y liberarse del agarre de Zhuzhi-Lang para que posteriormente con su palma golpeara ferozmente el pecho de Zhuzhi-Lang.

Zhuzhi-Lang se vio obligado a retroceder unos pasos debido al ataque furtivo, sin embargo, sonrió tan pronto como se recuperó "Un cuerpo de la Flor de Rocío del Sol y la Luna, como se esperaba. Señor de la Cumbre Shen, mucho tiempo sin verlo" dijo cortésmente con un tono ligero.

Shen Qingqiu vaciló, ¿cómo lo supo?

Sintió que el temor lo invadía cuando pensó en la posibilidad de que Luo Binghe también supiera que todavía estaba vivo con un cuerpo diferente.

Zhuzhi-Lang atacó de nuevo en ese momento, comenzó a dar golpes violentos hacia Shen Qingqiu, los golpes no pretendían lastimar al humano en absoluto y solo los usaba para tomarlo por sorpresa. Shen Qingqiu dio un paso atrás después de cada golpe, estabilizándose en menos de cinco segundos antes de contraatacar con su vasto poder espiritual.

Una repentina, pequeña pero poderosa explosión ocurrió entre los dos hombres y ambos retrocedieron unos pasos el uno del otro.

Los espectadores habían huido de la ubicación de la batalla de los dos 'cultivadores' y eran los únicos que quedaban en el lugar. Shen Qingqiu no dudó mientras formaba varias esferas de energía espiritual burdas a su alrededor y se las arrojó a Zhuzhi-Lang una por una.

Zhuzhi-Lang saltó hacia atrás, su cuerpo se retorció para evitar cada una de las esferas de energía antes de darse cuenta de que eso era exactamente lo que Shen Qingqiu quería, ya que la versión toscamente barbuda del hombre que había estado buscando se dio la vuelta y huyó.

Zhuzhi-Lang sacó un largo látigo rojo de su almacenamiento y lo lanzó hacia Shen Qingqiu, dejando que se enrollara alrededor del tobillo del hombre antes de tirar de él hacia atrás. Shen Qingqiu maldijo mientras giraba su cuerpo y pateaba a Zhuzhi-Lang con su pierna libre.

Zhuzhi-Lang paró el temerario ataque con su brazo, maniobró su brazo para atrapar la otra pierna, pero Shen Qingqiu se dio la vuelta y pateó la mandíbula de Zhuzhi-Lang. Shen Qingqiu se liberó del látigo y...

¡Bofetada!

Shen Qingqiu abofeteó a Zhuzhi-Lang con su mano derecha, Shen Qingqiu no pudo evitar sentirse incrédulo de haber tenido realmente éxito, pero Zhuzhi-Lang rápidamente agarró su mano. Antes de que Shen Qingqiu pudiera usar su otra mano para lanzar su ataque, Zhuzhi-Lang también agarró su otra mano.

Shen Qingqiu se rió con frialdad mientras pisoteaba el pie de Zhuzhi-Lang con todo su poder espiritual, el cual se reponía rápidamente gracias a la milagrosa maravilla del Cuerpo de la Flor del Rocío del Sol y la Luna, el suelo se agrietó y el viento rugió ante la liberación de tan vasto poder espiritual.

Zhuzhi-Lang hizo una mueca de dolor, no tuvo otra opción más que tumbar a Shen Qingqiu e inmovilizarlo en el suelo.

Shen Qingqiu gritó cuando su espalda se estrelló contra el suelo polvoriento que acababa de pisotear con su poder espiritual. ¡Gruñendo, Shen Qingqiu reunió más poder espiritual sobre ellos y lo hizo estallar!

Sin embargo, Shen Qingqiu claramente subestimó el poder que estaba imbuido de su ira, especialmente porque su cuerpo espiritual en este momento podía reponer su qi rápidamente. La explosión fue lo suficientemente grande como para deshacerse sencillamente de Zhuzhi-Lang, ¡pero también podría lastimarlo!

Shen Qingqiu cerró los ojos con fuerza. Mierda.

¡ BAM !

Shen Qingqiu abrió los ojos para ver que Zhu Zhilang lo estaba protegiendo completamente de la explosión con un campo de fuerza traslúcido oscuro detrás de él. Shen Qingqiu frunció el ceño, ¿por qué este demonio lo protegió?

"Tú..." comenzó Shen Qingqiu. "¿Qué estás haciendo...?"

Zhuzhi-Lang levantó la cabeza y...

¡Bofetada!

Los ojos de Shen Qingqiu se abrieron co incredulidad cuando Zhuzhi-Lang lo abofeteó en la frente con un talismán de papel rojo. Zhuzhi-Lang se apartó con calma cuando vio las runas chinas del talismán extenderse a la frente de Shen Qingqiu, iluminándose y desapareciendo.

Shen Qingqiu maldijo "¡¿Qué carajo-?!" ¿¡¿Desde cuándo fue el turno del demonio de abofetear con un talismán al humano?! La mano de Shen Qingqiu, ahora liberada, salió disparada para sacarlo, ¡pero descubrió que estaba atascado!

Zhuzhi-Lang estaba completamente tranquilo ahora mientras se levantaba y se sacudía el polvo "Es inútil, ese talismán te impide reponer tu qi espiritual". Inclinó la cabeza y le sonrió suavemente a Shen Qingqiu "Todavía puedes usar tu poder pero no se repondrá en absoluto, será mejor que guardes el poder restante para una emergencia, ¿de acuerdo?"

Shen Qingqiu le gruñó al demonio serpiente "Tu planeaste esto" él quería que Shen Qingqiu usara una gran cantidad de qi espiritual para que incluso su cuerpo necesitara tiempo para reponerlo antes de sellar su capacidad para reponer su qi. Este hijo de puta es muy astuto.

"Si no lo hiciera así, lucharíamos sin cesar" dijo Zhuzhi-Lang mientras ayudaba suavemente a Shen Qingqiu a levantarse.

Shen Qingqiu rechazó la mano que iba a ayudarlo y se sentó solo, gruñendo. "¿Qué mierda quieres conmigo exactamente? No pareciera que quisieras matarme e incluso me sellaste cuando tuviste la oportunidad de noquearme". Shen Qingqiu entrecerró los ojos.

"Déjame decirte que no sé nada de nada. Absolutamente no delataré a mi Secta y estoy muy enojado ahora, así que no tengo nada que ofrecer" dijo Shen Qingqiu. "Entonces, exactamente, ¿cuál es tu problema?"

Zhuzhi-Lang sonrió muy gentilmente "Quiero llevarte lejos".

Shen Qingqiu cerró los ojos con fuerza y suspiró "¿Por qué?" Exigió.

"Para que no te maten" dijo Zhuzhi-Lang con calma.

"..." La mirada de Shen Qingqiu se volvió extraña y bastante desdeñosa. "Sí, claro. La última vez que trataste de 'llevarme', me mataron. Solo tenías un trabajo y lo arruinaste todo."

Zhuzhi-Lang asintió "Fue un fracaso vergonzoso".

"¿Por qué quieres llevarme lejos? Incluso si me matan, ¿Cómo es eso tu problema?" Cuestionó Shen Qingqiu. "Ni siquiera te conozco".

Zhuzhi-Lang se arrodilló en este punto para estar al mismo nivel que Shen Qingqiu "¿Recuerdas la serpiente en el bosque Bai Lu? ¿A la que le diste una semilla de la Flor del Rocío del Sol y la Luna?"

El rostro de Shen Qingqiu se mostró sorprendido al mirar al joven que tenía delante, de arriba abajo, volviéndose pensativo: "Tu forma de serpiente es realmente fea" comentó sin rodeos.

Zhuzhi-Lang simplemente sonrió "Si no fuera por ti, no habría podido alcanzar la Semilla de la Flor del Rocío del Sol y la Luna. Es por eso que quiero pagártelo". La expresión de Zhuzhi-Lang, aunque todavía se veía tranquila, se oscureció ligeramente "Las Cuatro Grandes Sectas no serán más que ruinas por lo que le han hecho a mi maestro. No quiero que caigas en la destrucción junto a ellas, por eso te llevare al mundo demoníaco."

Shen Qingqiu hizo una pausa "¿Qué quieres decir con...?" Entonces la comprensión amaneció en Shen Qingqiu, un demonio serpiente realmente fuerte, tanto como para contener a Luo Binghe y Liu Qingge, hablando de destrucción y venganza. "Eres el general..." Shen Qingqiu señaló a Zhuzhi-Lang.

Zhuzhi-Lang solo sonrió con una sonrisa enigmática.

"Zhuzhi-Lang..." Shen Qingqiu dijo el nombre.

Una suave sonrisa y un ligero brillo en sus ojos, "Ese es mi nombre".

Shen Qingqiu no debería haberse despertado de su muerte...


"¡No me toques! ¡Puedo caminar solo!" Shen Qingqiu, quien no tuvo más remedio que obedecer al maldito general serpiente, gruñó cuando Zhuzhi-Lang intentó agarrarlo.

"Pero vas en una dirección diferente" señaló Zhuzhi-Lang.

Shen Qingqiu gruñó mientras señalaba a Zhuzhi-Lang y le indicaba con dureza que siguiera caminando.

Zhuzhi-Lang lo siguió inexpresivamente, aunque sus ojos todavía estaban pegados a Shen Qingqiu. "Señor Shen, volverás a tropezar si caminas así-"

Shen Qingqiu tropezó, pero se recuperó con gracia, tan elegante que pudo hacer llorar a la luna, y le lanzó una mirada sucia y fulminante a Zhuzhi-Lang "Maldito maleficio". Shen Qingqiu tiró del papel rojo en su cabeza que bajaba hasta sus labios "Si no me hubieras puesto esta maldita cosa maldecida. Podría caminar muy bien".

Zhuzhi-Lang sonrió suavemente "¿Tienes hambre?" ofreció en su lugar.

Jódete. Shen Qingqiu quería negarse, pero sabía que su corazón anhelaba prolongar el tiempo que tomaría llegar al mundo demoníaco, por lo que asintió con la cabeza "Quiero beber".

Zhuzhi-Lang se sorprendió gratamente de que este hombre orgulloso, que había seguido lanzando maldiciones vulgares durante todo el camino, estuviera de acuerdo en hacer una parada. Sin embargo, Zhuzhi-Lang fue un buen anfitrión para su benefactor, por lo que asintió obedientemente. "Hay una casa de té en el próximo-"

"Vamos a un burdel" dijo Shen Qingqiu sin emoción.

Zhuzhi-Lang se quedó en silencio por un momento, todavía mirando a Shen Qingqiu tratando de determinar si era otro truco de Shen Qingqiu para atraparlo con la guardia baja de nuevo (esta sería la novena vez si eso fuera cierto). Sin embargo, Shen Qingqiu parecía sincero con esa solicitud. "Claro... ¿Pero por qué?" Preguntó Zhuzhi-Lang.

Shen Qingqiu le lanzó una mirada sucia a Zhuzhi-Lang y él bajó la cabeza, sin cuestionarlo más. "Muy bien, iremos a un burdel..."

"Alquílalo, no quiero clientes adentro" dijo Shen Qingqiu.

Normalmente, Zhuzhi-Lang no cuestionaría tales detalles en absoluto. Pero debido a que Shen Qingqiu mencionó específicamente que no quería clientes adentro, sintió curiosidad "¿Por qué?"

"Me veo como un completo idiota con este estúpido talismán rojo pegado en mi frente" Shen Qingqiu señalo su rostro bruscamente.

"Ah..." Zhuzhi-Lang asintió. "Tiene sentido" si hubiera clientes, se burlarían de ello. Pero las mujeres en el burdel ni siquiera harían un comentario si aparecieras desnudo en la entrada principal.


Shen Qingqiu agitó ociosamente su vino y lo bebió, ni siquiera parecía molesto por su falsa barba y el maldito talismán rojo de papel en su frente que frecuentemente interrumpía su capacidad para beber. A diferencia de él, Zhuzhi-Lang, quien en realidad se veía guapo y refrescante, se sentó rígidamente a su lado, simplemente existiendo y nada ansioso por interactuar con otras personas a excepción de Shen Qingqiu.

Ni siquiera cuando todas las mujeres seductoras se le ofrecieron.

Shen Qingqiu hizo una pausa después de un rato mientras entrecerraba los ojos hacia la interprete "Hay varios nombres en esa canción..." dijo Shen Qingqiu.

La bella interprete ahuecó sus manos y se inclinó "Para responder a este estimado invitado. De hecho, hay nombres de personas en la canción, es la canción de una trágica historia de amor... "

Los labios de Zhuzhi-Lang se arquearon y Shen Qingqiu le dirigió una mirada fulminante.

"¿Trágica?" Shen Qingqiu estaba totalmente concentrado en Zhuzhi-Lang, pero también escuchó un poco la canción.

"En efecto. El personaje principal de la historia es un pobre hombre secuestrado para ser esclavo, luego fue adoptado en una casa noble y se comprometió con la hija del noble. Pensó que su vida cambiaría, pero inesperadamente, su confianza fue traicionada y su fe destrozada, los hombres de la noble familia lo torturaron implacablemente sin que nadie lo supiera". La hermosa intérprete volvió a tocar su qin.

"Que pena, por la insoportable tortura, viviendo como en cautiverio.

Ni siquiera su rayo de sol se percató.

El hombre anhela la libertad, volando en el cielo como un cultivador.

Huyendo de su injusto captor.

Con su determinación, quemó su prisión.

Rompiéndole así el corazón y rompiendo su compromiso.

Se escapó y su prometida juró que pagaría." Ella cantó.

Otra chica sonrió cuando su amiga quedó atrapada en su pasión y comenzó a cantar, ella puso su mano sobre el hombro de la intérprete "Meimei, este caballero está pidiendo la historia..."

"Oh, cierto. Después de huir de la noble casa, el hombre fue aceptado en la Secta más fuerte y logró ser un mayor allí. Allí, conoció a un hermano menor que siempre estaba en una página diferente a la de él, lucharon mucho, pero el junior estaba realmente enamorado del hombre".

Shen Qingqiu se acomodó, el comienzo era bastante familiar, pero al llegar aquí, ya no lo era.

La intérprete continuó apasionadamente: "Sin embargo, todo cambió cuando un discípulo fue admitido bajo el ala del hombre. ¡En el discípulo creció un sentimiento prohibido por su maestro y trató de contaminarlo!"

Shen Qingqiu no pudo evitar pensar que esto se intensificó bastante rápido.

"En la Conferencia de la Alianza Inmortal, mientras estaban en medio de un ataque demoníaco, el discípulo confesó sus sentimientos. Pero, por supuesto, el maestro estaba libre del deseo mundano, inmaculado y puro. Él rechazó a su discípulo, sin embargo, el discípulo tenía la intención de forzarse sobre su propio maestro"

La gente hoy en día era muy activa con su imaginación, incluso la Conferencia de la Alianza Inmortal no escapó de la ópera romántica.

"Pero el maestro logró vencerlo, por supuesto. Abrumado por la vergüenza, el discípulo decidió dimitir y desapareció durante tres años seguidos. No queriendo manchar el nombre de su discípulo, el maestro anunció que su discípulo había muerto."

Zhuzhi-Lang miró al hombre a su lado y concluyó que el hombre aún no se había dado cuenta sobre quién hablaba la canción.

"En tres años, el hermano menor intentó consolar a su hermano mayor después de la 'muerte' de su discípulo. Entonces se volvieron realmente cercanos, pero el discípulo apareció nuevamente un día, en el lado del enemigo. Logrando incriminar al loto puro y sin mancha".

Shen Qingqiu sonrió burlonamente, típico.

"Se desconoce lo que el discípulo le habría hecho al maestro en esa fría mazmorra del Palacio Huan Hua".

Espera, ¿qué? ¿Mazmorra del Palacio Huan Hua?

"Y llegó el día de las pruebas, con su pasado al descubierto, se anunciaron los cargos... El maestro fue secuestrado por un demonio que quedó hipnotizado por su pureza".

Zhuzhi-Lang, que estaba esperando un buen espectáculo de Shen Qingqiu, quien estaba cada vez más pálido, se atragantó repentinamente y miró a la apasionada intérprete con incredulidad. ¡¿Cómo es que esta versión era un poco diferente de la que recordaba?!

"¡Sin embargo, la ayuda del demonio para salvar al hombre solo lo hizo parecer más culpable! El junior y el discípulo persiguieron al demonio, ocurrió una pelea espectacular y el discípulo sufrió una desviación de qi gracias al demonio. El maestro, incluso con su infinita benevolencia y amabilidad, no pudo soportar el estrés y las calumnias que surgieron de ello y decidió retener lo último de su honor y se suicidó".

"Después de una larga y cruel pelea, el discípulo logró arrebatar su cadáver impidiendo que fuera llevado a su hogar. Mientras que el menor solo podía traer de vuelta el símbolo de su amor, el qin que estaba empapado con la sangre del hombre..."

"Shen Qingqiu, Luo Binghe y Liu Qingge son los nombres en la canción" la intérprete finalmente terminó su parloteo.

Shen Qingqiu en realidad las miró boquiabierto. ¿¡Qué!? ¡¿Qué carajo?! ¿De qué clase de infierno están hablando?

¡¿Quién está enamorado de quién?!

Jodido... ¡¿parecía Liu Qingge  estar enamorado de Shen Qingqiu?!

¡¿De dónde sacaron la idea de que Luo Binghe estaba enamorado de él?!

¡¿Quién murió y les dio el jodido derecho?!

¡¿Y qué 'símbolo de su amor'?! ¡El único qin que había sido empapado en la sangre de Shen Qingqiu era Jing Yu y Jing Yu es suyo y solo suyo!

¡¿Y qué demonios pasaba con el demonio enamorado de él?! ¿¡Qué mierda!? ¡Joder! ¡Shen Qingqiu solo quiere cavar un hoyo y enterrarse por completo! ¡Solo quiere saludar a la muerte otra vez!

Se acabó el plan y la estrategia para huir de Zhuzhi-Lang, ¡solo quería ver qué demonios le pasaba a la cabeza de estas personas!

Zhuzhi-Lang tosió antes de que Shen Qingqiu pudiera estallar "¿Cómo es que esta es diferente de la que conozco?" Preguntó, realmente curioso.

"Oh. Eso es habitual porque hay alrededor de sesenta y tres versiones de esta historia. Algunas dijeron que el hermano menor, Liu Qingge, era simplemente un buen hermano, pero, sinceramente, una treintena de versiones de este historia piensan que está absolutamente enamorado de Shen Qingqiu. Personalmente, creo que indudablemente está enamorado de Shen Qingqiu", dijo solemnemente la intérprete. "Todavía está tratando de llevar el cuerpo de Shen Qingqiu a casa incluso después de años y humillantes pérdidas, ¡ah!"

"Entonces, sobre el demonio..."

"¿Oh? Sí, en realidad no es una opinión popular, pero alrededor de cinco o seis versiones creen que el demonio realmente secuestró a Shen Qingqiu porque había alguna deuda entre ellos o estaba enamorado del Inmortal Shen. Personalmente, creo que el demonio también estaba enamorado del Inmortal Shen."

"¿Hay sesenta y tres versiones de esta maldita basura?" Dijo incrédulo Shen Qingqiu. ¡Santo cielo, estos mortales realmente no tenían nada que hacer!

Zhuzhi-Lang hizo una mueca y calmó a Shen Qingqiu "Prosigan". Zhuzhi-Lang sirvió un poco más de vino en el vaso de Shen Qingqiu y se enderezó, ordenando a las prostitutas que simplemente bailaran y no los asistieran. Las damas se dispersaron para darles un espacio privado mientras también los entretenían.

"¿Quién murió y les dio el maldito derecho...? oh, claro, yo morí. Maldita sea" maldijo Shen Qingqiu en voz baja antes de que Zhuzhi-Lang golpeara la superficie de la mesa para llamar su atención.

"En realidad quería hablar contigo sobre tu... viejo cuerpo" dijo Zhuzhi-Lang.

Shen Qingqiu se frotó la cara con cansancio mientras bebía el vino. "¿Estás interesado en eso? Bueno, quítaselo tú mismo."

"No... Bueno, sí" Zhuzhi-Lang se rascó la cabeza tímidamente. "¿Sabías que el mundo demoníaco tiene un método para resucitar a los muertos?"

Shen Qingqiu se detuvo y lo miró en blanco, inhaló y luego exhaló "Déjame adivinar... ¿Necesitas el cuerpo inmortal de la persona muerta para resucitarla?" cuestiono con lentitud

Zhuzhi-Lang asintió como respuesta.

Shen Qingqiu suspiró "¿Entonces por eso Luo Binghe robó mi cadáver? ¿Para resucitarme? ¿No estaba satisfecho con que muriera facilmente?" Shen Qingqiu se sirvió con desdén otro trago. "Lo que sea. No me importa Puede tratar de resucitar a quien no estaba muerto en primer lugar" dijo Shen Qingqiu con indiferencia.

Zhuzhi-Lang se lamió los labios, un hábito de un demonio serpiente "Ahí es donde radica el problema..."

"¿Qué?"

"Ya ves, con el método de resurrección del mundo demoniaco. El sello sacaría por la fuerza el alma del inframundo... O de donde sea que esté el alma" Zhuzhi-Lang gesticulo cuidadosamente. "La atracción de tu cuerpo inmortal podría ser mucho más fuerte que tu cuerpo creado de una planta espiritual... Tu alma podría ser absorbida en un segundo y tu nuevo cuerpo morirá y volverás a tu cuerpo original..."

Quebrar

Shen Qingqiu miró a Zhuzhi-Lang con incredulidad mientras la copa en su mano se resbalaba, Zhuzhi-Lang esperó las groserías, pero nunca llegaron. En cambio, Shen Qingqiu palideció inmensamente cuando sus ojos se abrieron con horror "¿Hablas en serio?" Preguntó Shen Qingqiu, sonando como si le estuviera rogando a Zhuzhi-Lang que le dijera que era una broma.

Zhuzhi-Lang asintió solemnemente "Hablo en serio".

Shen Qingqiu se desplomó "Esto es ridículo..." suspiró y se pasó la mano por el rostro. "¿Quieres decir que incluso la muerte no es una opción para ?" Él se rió con cansancio y auto-desprecio.

"¿No tengo a dónde correr? ¿Quieres decir que durante toda mi vida estaría atrapado en las manos de Luo Binghe?" Shen Qingqiu tembló al recordar la sangre de Luo Binghe en su viejo cuerpo. "¿Incluso el 'matame ahora' no podría ser la solución? ¿Cuál es la jodida diferencia entre yo y un animal atrapado?"

Zhuzhi-Lang vio que su benefactor estaba temblando tanto del miedo como de la ironía de la situación y se sintió mal "Hay una salida..." Él tomó otra taza y le sirvió Shen Qingqiu más vino.

Shen Qingqiu levantó la vista "¿Qué?" Preguntó, casi rogando.

"Tenemos que destruir tu cuerpo inmortal original" dijo Zhuzhi-Lang. "Si tu cuerpo inmortal se ha ido, no quedara nada con lo que alguien pueda volver a llamar a tu alma".

"Destruir..." Los ojos de Shen Qingqiu se ensancharon antes de que se volvieran solemnes. "¿Me ayudarías con otra cosa, Zhuzhi-Lang?"

Zhuzhi-Lang sonrió "Puedo. Siempre puedo".

Shen Qingqiu entrecerró los ojos y bebió el vino en su copa "Primero libérame de este estúpido sello. Después de eso" apretó las manos "Mañana, te contaré mi plan, luego iremos y quemaremos mi viejo cuerpo y el lugar donde reside".

Por su verdadera libertad.


Gongyi Xiao ayudó a Yang Yixuan a levantarse mientras el hombre más joven destrozaba sus pulmones locamente "¡Despreciable demonio femenino desvergonzada!" Yang Yixuan condenó mientras Liu Mingyan se puso a su lado.

"Cálmate, ¿estás bien? Liu-shimei, tú también estás bien, ¿verdad?" Preguntó Gongyi Xiao a los dos líderes de los discípulos menores que habían sido capturados por la demonio Sha Hualing.

"Estoy bien" Liu Mingyan asintió con calma.

"¿Todos están bien?" Gongyi Xiao miró a su alrededor para buscar a los discípulos de Cang Qiong. Todos le respondieron haciéndole suspirar aliviado.

Sha Hualing los miró furiosamente, riéndose burlonamente de Gongyi Xiao, "El ex primer discípulo del Palacio Huan Hua, seguro que encontraste un consuelo para ti mismo en otro agujero de rata, ¿eh? Pensar que ahora estás desacelerando nuestro progreso, solías ser muy útil" se burló ella.

Gongyi Xiao no se molestó por sus burlas y solo la miró con frialdad "Que extraño, me parece recordar que tu señor mencionó específicamente que nunca se atacaría a la gente de Cang Qiong para ser capturada como su sacrificio".

Sha Hualing hizo una mueca ante eso, Gongyi Xiao tenía razón. Luo Binghe había dicho severamente que no quería que capturaran a ningún discípulo de la Secta Cang Qiong, Sha Hualing no sabía por qué Luo Binghe se molestaba en ser tan respetuoso con su 'vinculo', pero lo hizo. Sha Hualing lo fulminó con la mirada "Seguro que sabes mucho. Lástima que te fuiste". Miró a la gente de Cang Qiong y se burló "Cuidado allí, si alguien ha traicionado una vez, seguramente traicionará una segunda vez".

"¡Cállate! Cuando uno busca bondad, conseguirá bondad. Gongyi-shixiong vino a nosotros por protección y justicia, ¡y se quedará por ello! ¡Una bruja fea como tú nunca entendería ese concepto!" Yang Yixuan maldijo.

"¿Fea?" Los ojos de Sha Hualing se crisparon. "Pequeño mocoso, parece que esta hermana tiene que castigarte un poco, ¿eh?" Sha Hualing lo miró furiosa.

"¡Mujerzuela, ven! ¡La única razón por la que perdí fue por tus trampas!" Yang Yixuan levantó la barbilla y condenó.

"¡Hombres!" Sha Hualing llamó a sus subordinados.

"Quédense atrás" dijo solemnemente Gongyi Xiao mientras apuntaba con su espada a Sha Hualing.

Sin embargo, antes de que las dos partes pudieran entrar en una pelea, apareció una rasgadura en el espacio y un hombre increíblemente guapo salió de ella. Sha Hualing palideció e inmediatamente bajó la cabeza, así como sus otros subordinados demoníacos, mientras que los discípulos de la Secta Cang Qiong apretaron los dientes furiosamente cuando vieron a este hombre.

"¡Pequeño bastardo!" Yang Yixuan, manteniéndose fiel a las enseñanzas de Bai Zhan, inmediatamente maldijo en voz alta cuando vio a Luo Binghe.

Gongyi Xiao puso su mano frente a Yang Yixuan para evitar que el joven hiciera algo estúpido, su expresión se volvió sombría.

Al escuchar que se le lanzó una grosería tan desagradable, Luo Binghe simplemente fulminó con la mirada al perpetrador y miró a Sha Hualing "¿No te dije que no atacaras a la gente de Cang Qiong?" Preguntó fríamente, su estado de ánimo no era bueno en estos últimos días. Acababa de regresar del mundo demoniaco hace dos días y Mo Beijun aún no podía llegar hasta él. Mo Beijun llegaría hoy, aproximadamente, y toda la ira reprimida dentro de Luo Binghe estaba a punto de explotar.

Sha Hualing se arrodilló "Ling'er tiene la culpa. Sin embargo... la gente de la Secta Cang Qiong tiene una reserva de qi mucho más grande que la gente de cualquier otra secta. Ling'er... Ling'er piensa..."

Luo Binghe se burló con frialdad "No necesitas pensar, solo obedecer. ¿Te dije que no lo hicieras pero desobedeciste? ¿Estás tan cansada de vivir, Sha Hualing?"

Sha Hualing sacudió la cabeza "N-no, mi señor... Ling'er implora por tu misericordia" Sha Hualing bajó la cabeza, temblando sutilmente de miedo.

El estado de ánimo de Luo Binghe no era bueno en primer lugar, el que Sha Hualing fuera e hiciera un problema llenó su ira embotellada hasta el final. Xin Mo se iluminó con energía oscura y la presión en el lugar aumentó dramáticamente.

Gongyi Xiao tropezó varios pasos hacia atrás y los otros tuvieron que arrodillarse para soportar la presión.

"Entonces, hoy deberías ser castigada" dijo Luo Binghe con un tono inquietantemente tranquilo. "¿De cuál quieres separarte? ¿Tu brazo derecho o tu brazo izquierdo? ¿O los necesitas y quieres separarte de una de tus piernas?" Dijo Luo Binghe con frialdad.

Sha Hualing palideció, su temblor se hizo aún más evidente mientras contenía las lágrimas. Al final, ella todavía era una joven de veintitantos años, no podía soportar ser oprimida bajo tanta presión. "L-Ling'er..."

Sin embargo, antes de que Sha Hualing eligiera su destino, fuertes gritos resonaron desde afuera, casi histéricos.

¡Crack!

Luo Binghe sostuvo su cabeza y sus ojos se abrieron con terror "Shizun..." su conexión con el sello que plantó alrededor del palacio donde dormía su Shizun se cortó por completo.

La intención asesina de Luo Binghe se desvaneció instantáneamente, reemplazada por puro pánico y miedo mientras cortaba el aire con Xin Mo y abría un portal "Cada uno de ustedes, síganme" Luo Binghe gruñó a los demonios y se precipitó hacia el portal.

Al ver que tenían asuntos urgentes que atender, Gongyi Xiao rápidamente hizo salir a todos los que estaban en el cautiverio para escapar. Cuando todos salieron, Gongyi Xiao pudo ver humo negro en la distancia, desde la dirección del Palacio Huan Hua.


Zhuzhi-Lang había hecho un buen trabajo en destruir y prenderle fuego al palacio mientras Shen Qingqiu distraía a cualquiera que se atreviera a interferir, Zhuzhi-Lang le había prohibido a Shen Qingqiu que entrara en caso de que hubiera alguna trampa dentro del palacio. Después de incendiar el palacio, Zhuzhi-Lang había destruido todos los sellos protectores alrededor del palacio donde descansaba el cuerpo inmortal de Shen Qingqiu.

Shen Qingqiu contempló el palacio en llamas con indiferencia, muchos discípulos del Palacio Huan Hua estaban muertos o inconscientes a su alrededor, estaba esperando a que volviera su compañero en el crimen. No era que Shen Qingqiu tuviera alguna solidaridad con el demonio serpiente, pero si Zhuzhi-Lang no confirmaba la destrucción total de su antiguo cuerpo, Shen Qingqiu no podría mantener la calma.

Pensaría en escapar de Zhuzhi-Lang más tarde, primero lo primero, necesitaba escapar de su pasado vinculante.

Zhuzhi-Lang saltó de una de las ventanas destrozadas y arrojó otra pequeña bola negra al palacio, llena de veneno extremadamente inflamable que explotaría al entrar en contacto con el calor extremo.

¡BOOM!

Otra explosión ocurrió, como si Zhuzhi-Lang temiera no haberlo destruido lo suficiente. Para ser justos, era Shen Qingqiu quien temía no haber hecho suficiente daño.

Zhuzhi-Lang aterrizó en el suelo y miró hacia el palacio en ruinas y en llamas.

"¡Shizun!" En ese momento, Luo Binghe salió del portal e inmediatamente entró en un pánico extremo cuando vio que el palacio estaba en llamas, Shen Qingqiu se estremeció e inmediatamente retrocedió cuando Luo Binghe entró en escena. "¡SHIZUN!" Luo Binghe corrió hacia allí y Zhuzhi-Lang frunció el ceño.

No es bueno, no sabía que Luo Binghe vendría tan rápido. Zhuzhi-Lang sacó varias bombas más con veneno y las arrojó al edificio.

¡Boom!

¡ BAM !

¡BOOM!

"¡NO!" Los ojos de Luo Binghe enrojecieron mientras se apresuraba a entrar, pero Zhuzhi-Lang lo obstruyó rápidamente.

Los dos demonios celestiales se enfrentaron antes de que la furia de Luo Binghe explotara "¡¡¡APARTATE DE MI CAMINO!!!" Luo Binghe balanceó a Xin Mo con todo su poder, cada golpe hizo que Zhuzhi-Lang retrocediera un paso. Pero Zhuzhi-Lang no dejó que eso lo disuadiera, ya que mantuvo a Luo Binghe ocupado de esa manera durante aproximadamente un minuto antes de retirarse.

Luo Binghe no se preocupó por él mientras se apresuraba hacia el fuego, algunas personas y demonios ya estaban tratando de apagar la extraña llama que podía dañar sus qi. Aun así, Luo Binghe corrió a través de los restos del edificio a ciegas.

"Shizun... Shizun... Shizun..."

"Shizun..."

"¡Shizun...!"

"Shizun, Shizun, Shizun..." Luo Binghe murmuró frenéticamente mientras se deshacía de las ruinas en su camino con Xin Mo. Sus ojos se volvieron desorbitados y perdidos cuando descubrió lo que solía ser la cámara donde había colocado a su Shizun, Luo Binghe corrió hacia allí y rompió a llorar cuando vio el estado de la cámara.

Todo fue destruido antes de ser incendiado en restos carbonizados y cenizas. Había un cadáver carbonizado en medio de la cama en ruinas, la mitad de su cuerpo ya se había convertido en cenizas, pero el raro brazalete de jade blanco alrededor de su muñeca todavía estaba bien. Ese raro brazalete de jade blanco era algo que le había regalado a su Shizun dos años después de que entrara en su "sueño".

"Sh-Shizun..." Luo Binghe se derrumbó junto a la cama y sollozó en voz alta como un niño. "Shizun... ¡SHIZUN!" Luo Binghe gimió tristemente mientras sostenía la mano negra carbonizada del cadáver que llevaba el brazalete de jade blanco.

¿Qué debería hacer ahora? Ahora incluso había perdido a su precioso Shizun por un intruso y su fuego. ¿Cómo debería resucitar a su Shizun ahora?

¿¡Cómo!?

¡¿Cómo podría expiar todos sus errores hacia el hombre que amaba?!

¿Qué debería hacer ahora?

"Shizun... Shizun..." Luo Binghe sollozó devastado. "¿Cómo pudo pasar esto? Shizun... Shizun, perdona a Binghe por ser descuidado en lo que respecta a tu seguridad. Binghe es inútil, ¡Shizun! Shizun..." Luo Binghe sollozó y llamó a Shen Qingqiu repetidamente.

Se sentía como si hubiera estado aquí llorando y llorando por horas, nadie se atrevió a entrar y acercarse incluso después de apagar el fuego. Después de horas del sonido de indescriptible devastación, la oscura luz de una espada se extendió desde el interior del palacio quemado y todo el palacio se derrumbó de inmediato.

Todos tragaron cuando vieron a Luo Binghe salir, sus ojos estaban completamente rojos e hinchados, sus mejillas todavía estaban manchadas de lágrimas y ni siquiera se molestó en limpiarlas. Apretando a Xin Mo en sus manos, Luo Bighe dejó escapar un aullido enfurecido.

"¡¡¡¡AAARRGGHHH!!!!"

¡EXPLOSIÓN!

Todos exclamaron con miedo mientras se agachaban, Luo Binghe había balanceado a Xin Mo y destruido una parte de otros palacios no muy lejos. No se detuvo allí, balanceó a Xin Mo varias veces, su frustración, ira, odio y devastación alimentaron el poder de Xin Mo y destruyeron casi todo lo que podían ver.

"¡Para! ¡Para! ¿Qué estás haciendo, Luo Binghe? ¡¿Estás tratando de destruir mi Palacio Huan Hua?!" Xiao Gongzhu se atrevió a salir y evitar que Luo Binghe intentara aplastar el Palacio Huan Hua hasta el suelo.

Sha Hualing la tiró por la espalda y le cubrió la boca "¡Pequeña zorra, cállate! ¡¿Quieres que dirija sus ataques hacia nosotros?!" Siseó.

Luo Binghe se rió maniacamente, "¡¿Destruir?! ¡Haré que este lugar sea su tumba! ¡Debería matarlos a todos por no poder protegerlo adecuadamente!" Gritó Luo Binghe.

Sha Hualing palideció y Xiao Gongzhu logró escapar de ella, sin embargo, parecía que en ese momento Sha Hualing ya no quería involucrarse con ella ya que retrocedió rápidamente.

"¿Estás loco?" Gritó Xiao Gongzhu. "¡Para ya!"

Luo Binghe la ignoró mientras continuaba causaba estragos. Sha Hualing sabía que no se detendría, así que les dijo a sus subordinados que fueran a buscar refugio, los humanos también copiaron la acción de los demonios y arrastraron a Xiao Gongzhu. Solo porque Luo Binghe no los matara ahora, eso no significaba que no los mataría...

Luo Binghe finalmente se detuvo después de varias oscilaciones, agitándose. Su mirada era realmente fría y no como de costumbre. Por lo general, aunque su mirada era fría, todavía había un toque de humanidad en él, ahora... Ahora, era completamente bestial, sin ninguna emoción humana. Animal.

Sha Hualing tembló violentamente, fue entonces cuando sintió una presencia muy fría detrás de ella, Sha Hualing se dio la vuelta para ver a Mo Beijun parado allí, frunciendo el ceño ligeramente.

"¿Qué le pasó al señor?" Le preguntó Mo Beijun.

Sha Hualing sacudió la cabeza con miedo "Él... Su... Su Shizun fue... quemado en el fuego provocado por un intruso" respondió Sha Hualing. La razón por la que ella en su mayor parte podía hacer lo que quisiera hasta cierto punto era porque Sha Hualing había vendido su valor para ayudar a Luo Binghe a buscar una forma de resucitar a ese hombre dormido y elegante que solo pudo ver algunas veces. Ella no sabía qué pasaría ahora, el hombre era simultáneamente la causa de su locura, pero también la rienda de la cordura de Luo Binghe.

Mo Beijun se volvió sombrío mientras Shang Qinghua jadeaba suavemente detrás de su rey.

Al escuchar la voz de Mo Beijun a lo lejos, Luo Binghe parpadeó con sus ojos enloquecidos, los cuales habían derramado lágrimas sin fin, y levantó la vista. Su expresión era tranquila, pero sus ojos aterrorizaban a todos, sabían que la calma de Luo Binghe era mayormente engañosa, su calma solo podía significar que estaba al borde de explotar y no sabía cómo expresarlo. Pero sus ojos... Sus ojos hablaban de la profundidad de su furia y locura.

"Mo Bei..." dijo Luo Binghe roncamente.

Sha Hualing y Shang Qinghua se estremecieron cuando escucharon a Luo Binghe, encogiéndose sobre sí mismos mientras retrocedían un paso lejos de Mo Beijun.

Mo Beijun mantuvo su rostro inexpresivo y caminó con calma hacia Luo Binghe antes de arrodillarse "Este subordinado saluda a mi señor".

Luo Binghe lo miró y se rió con frialdad "¿Dónde has estado?" Su tono se elevó bruscamente "¡Si hubieras estado aquí, con tu poder, podrías haber detenido el fuego!" Gritó mientras balanceaba a Xin Mo hacia Mo Beijun.

Shang Qinghua dejó escapar un jadeo agudo mientras cerraba los ojos, ¡no podía creer que Luo Binghe alzara su espada contra Mo Beijun! Dado que Mo Beijun se convirtió en su subordinado, se suponía que Luo Binghe no levantaría su mano para lastimarlo.

Cuando Shang Qinghua volvió a abrir los ojos con temor, suspiró aliviado cuando vio que Mo Beijun salió ileso y solo el espacio junto a él estaba agrietado y destruido, dejando una gran herida en el suelo.

Luo Binghe coloco su mano en su frente antes de moverla hacia abajo para cubrir sus ojos mientras sollozaba, "No... No, no puedo culparte por eso". Luo Binghe dio un paso atrás mientras se reía con desprecio "Es mi culpa... ¿Por qué no me quedé al lado de Shizun? ¿Por qué no pude estar allí para protegerlo del fuego? Ni siquiera pude protegerlo de un estúpido incendio, ¿cómo podría protegerlo de todo? Jajaja..."

"¡AAAHHH!" Luo Binghe arrojó a Xin Mo lejos, su marca demoníaca resplandeció brillantemente mientras aullaba. "¡INÚTIL! ¡Soy un inútil! ¡Eres un inútil! ¡Todos son unos inútiles! ¡Este mundo es inútil!... Shizun..." Se derrumbó nuevamente después de gritar furiosamente.

"Yo..." Luo Binghe inhaló temblorosamente "Debería matarlos a todos para que lo acompañen..." Dijo en blanco.

Todos se estremecieron.

"¡Señor! ¡Por favor, ten piedad!" Sha Hualing se arrodilló.

"¡Mi Señor! ¡Por favor sé indulgente!"

"¡Mi Señor! ¡Por favor perdona a mis hermanos al menos!"

"¡Cállense!" Gritó Luo Binghe. "¿De qué sirve mantenerlos a todos vivos? ¿De qué sirve estar vivo? ¡Ya no está aquí! Mi Shizun ya no está aquí, ¡no podrá despertarse ahora! ¡Todos morirán!" Luo Binghe declaró furiosamente.

"Como quieras" fue Mo Beijun quien respondió a la orden con calma, tomó su espada y la colocó en su cuello.

"Mi rey..." Shang Qinghua se mordió los labios, quería detener a Mo Beijun pero tenía demasiado miedo.

Justo cuando Mo Beijun quería terminar con su vida, Xin Mo voló en el aire y lo interceptó en el último segundo.

¡ Clang !

"No..." dijo Luo Binghe. "No tú..." Su mirada era fría.

"Dime Mo Bei... Siempre has sido mi leal subordinado, ¿no? Si dijera oeste, nunca irías al este. Si te dijera que te mates, desenvainarías tu espada de inmediato para matarte. Eres leal a mí, ¿verdad?" Dijo Luo Binghe.

"Sí, mi señor" Mo Beijun no se movió después de que Xin Mo lo interceptara.

Luo Binghe sonrió fríamente mientras sacaba un trozo de tela verde de su manga, "Entonces, ¿puedes explicarme esto?" Levantó la tela verde. "Mírame y dime... Hace ocho años, ¿fue realmente mi Shizun quien me derribó al Abismo sin Fin como siempre sospeché?"

"O... ¿Alguien desvió su ataque para que me golpeara?" Luo Binghe terminó con frialdad.

Shang Qinghua sintió que el temor se acumulaba en su estómago y su corazón casi se detuvo cuando Mo Beijun asintió con la cabeza "Desvié su ataque".

¡Acuchillar!

"¡Aaah!" Exclamó Shang Qinghua cuando vio a Luo Binghe balancear a Xin Mo y la sangre salpicando por todas partes. "¡Mi rey!" Shang Qinghua jadeó mientras se tapaba la boca.

Luo Binghe sonrió "voy a matar a todos más tarde..." Él rechinó los dientes "Necesito cuidar bien de ti en primer lugar."

Mo Beijun bajó la cabeza y el corazón de Shang Qinghua se hundió.

 

Chapter Text

Mientras Zhuzhi-Lang se enfrentaba contra Luo Binghe, Shen Qingqiu se dio la vuelta en silencio y sonrió para sí mismo.

Qué tonto, ¿realmente pensó que Shen Qingqiu lo esperaría como un perro después de que destruyeran su cuerpo real? Shen Qingqiu envió una chispa de su qi puro a la formación que había creado en secreto mientras Zhuzhi-Lang estaba ocupado dentro del palacio, quemándolo desde su interior.

Mientras que Zhuzhi-Lang estaba preocupado por su seguridad y le dijo que esperara afuera, Shen Qingqiu había empapado cada parte del camino que él tomaría con vino de rejalgar que había comprado con el dinero de Zhuzhi-Lang.

Cuando Zhuzhi-Lang corrió aquí para perseguirlo, la formación se activaría debido a su sangre de serpiente y el resto sería historia.

"Adiós, imbécil" Shen Qingqiu sonrió con picardía mientras pesaba la bolsa de oro, era de Zhuzhi-Lang, por supuesto. Shen Qingqiu se lanzó con todo su poder, el cual era mucho, para huir rápidamente de allí.

Ahí estaba, la sensación de libertad una vez más, solo tenía que asegurarse de que la maldita serpiente no fuera capaz de encontrarlo... O sus subordinados... Maldito sea por ser un general. Shen Qingqiu frunció el ceño mientras formaba un plan en su cabeza, sin darse cuenta de que un grupo de jóvenes apareció de repente a la vuelta de la esquina.

"¡Ah-!"

Afortunadamente, Shen Qingqiu inclinó su cuerpo antes de que pudiera estrellarse contra uno de ellos e hizo un elegante arco similar a un baile, deteniéndose abruptamente cuando vio su uniforme y una cara familiar.

"Discúlpeme por casi tropezar con usted, señor" Gongyi Xiao ahuecó los puños y se inclinó.

Shen Qingqiu lo miró extrañamente... ¿Por qué Gongyi Xiao usaba el uniforme formal de Qiong Ding? ¿Qué pasó mientras él 'murió'?

"Eso fue tan rápido que casi no pude verlo" susurro asombrado otro joven, sin darse cuenta de que Shen Qingqiu podía escucharlo. Este chico llevaba la armadura de batalla de Bai Zhan.

Shen Qingqiu asintió con la cabeza hacia ellos "No vayan allí, están sucediendo cosas locas" Shen Qingqiu se sintió algo amable al advertirles.

Gongyi Xiao miró en dirección al Palacio Huan Hua y frunció el ceño pensativamente "¿Sabe este señor lo que sucedió en el Palacio Huan Hua?" Preguntó con curiosidad.

Él. Lo que le sucedió al palacio Huan Hua fue Shen Qingqiu. "Edificio quemado, demonios cabreados" uno de ellos lo perseguiría antes de estar completamente borracho y cabreado "cadáver muerto quemado" Shen Qingqiu se encogió de hombros sin preocuparse.

"¿Un cadáver muerto quemándose?" Liu Mingyan parpadeó ante el extraño fraseo y Shen Qingqiu la miró, reconociéndola como la preciada discípula de Qi Qingqi y como la preciosa hermana pequeña de Liu Qingge.

"¿Demonios?" Yang Yixuan parpadeó. "Espera, ¿eso significa que este señor sabe que esas despreciables personas del Palacio Huan Hua están coludidas con demonios?" Sus ojos se iluminaron de emoción.

Shen Qingqiu no sabía por qué estaba tan emocionado y solo asintió "Les aconsejo que regresen a menos que quieran ser arrastrados a la tormenta".

"Si eso es así..." Liu Mingyan miró a Gongyi Xiao "Creo que es realmente demasiado peligroso ir allí Gongyi-shixiong..."

Shen Qingqiu miró a Gongyi Xiao. Si Gongyi Xiao realmente había abandonado el Palacio Huan Hua y se había unido a Cang Qiong, entonces, naturalmente, era lo mejor. ¿Pero ser llamado 'shixiong' por la preciada discípula de Qi Qingqi a pesar de ingresar a la Secta mucho más tarde que ella? Eso solo podría significar que su posición no era común. Ya era hora de que Yue Qingyuan también tuviera un verdadero sucesor...

"Shixiong, shijie, ¿debería investigarlo?" Todos los discípulos se sobresaltaron sorprendidos, mientras que Shen Qingqiu solo parpadeó ante un joven vestido de negro.

Esa simple túnica negra, esa sutil presencia... Ah, un discípulo de la cumbre Yin Hui.

"¡Podría ser nuestra oportunidad de purgarlos, shixiong!" Yang Yixuan apretó el puño. En serio, Liu Qingge debería frenar más a su discípulo.

"Si Yang-shixiong lo dice..." La naturaleza de la cumbre Yin Hui siempre había sido muy obediente con sus mayores de las cumbres más altas.

"No" dijo Gongyi Xiao con firmeza. "Regresemos e informemos a nuestros maestros primero. Señor, gracias por su ayuda" Gongyi Xiao se inclinó y condujo a sus juniors.

Shen Qingqiu miró las espaldas de los cuatro discípulos y se demoró en la del de Bai Zhan, 'Huh, ¿entonces Liu Qingge finalmente eligió a un mocoso para sucederlo?' Reflexiono ociosamente. Ese mocoso de Yin Hui era un discípulo principal cuando Shen Qingqiu todavía estaba 'vivo', si ese mocoso llamaba a Yang Yixuan, a quien Shen Qingqiu nunca había visto antes, 'shixiong', eso solo podía significar que la posición del chico era la misma que la del discípulo principal.

Shen Qingqiu se dio la vuelta. Bueno, eso ya no era asunto suyo.


"Gongyi-shixiong, también crees que él es sospechoso, ¿verdad?" Dijo Liu Mingyan después de que habían huido lejos.

Gongyi Xiao frunció los labios y asintió mientras miraba por encima del hombro con preocupación.

Yang Yixuan frunció el ceño mientras dejaba de correr, haciendo que los demás también se detuvieran "¿Qué ocurre?" Preguntó.

"¿No crees que ese señor barbudo es sospechoso?" Dijo Liu Mingyan. "Nos contó sobre el accidente en el Palacio Huan Hua con tanta calma e incluso no sonó muy sorprendido cuando nos habló de los demonios".

Gongyi Xiao asintió "Si él fuera como yo, un conocedor que decidió huir, debería haberlo conocido o al menos, debería haber reaccionado cuando se fijó en mí... Pero reaccionó como un completo extraño" dijo.

"Eso. O su habilidad para actuar es muy buena" dijo Lou Lan, el discípulo principal de Yin Hui. Yang Yixuan saltó de nuevo cuando habló.

Gongyi Xiao sonrió "Así es. Pero no tenía ninguna razón para fingir no conocerme" dijo Gongyi Xiao y los demás asintieron. "Regresemos primero y reagrupémonos con los demás, tenemos que informarlo a nuestros respectivos maestros".

Con eso, los cuatro discípulos continuaron su huida.


"¿A dónde vas?" Qi Qingqi casi gritó cuando vio a su alborotador shidi salir de su morada con una expresión enojada que parecía ser permanente en su rostro.

"Yendo a golpear a ese bastardo" gruñó Liu Qingge con frustración.

"¿Querrás decir, ser golpeado por ese bastardo?" Qi Qingqi sacudió la cabeza mientras se paraba frente a Liu Qingge. "Dale tres o cuatro días más, te lastimaste demasiado el mes pasado" Qi Qingqi frunció el ceño.

Liu Qingge sacudió la cabeza y caminó más alla de Qi Qingqi, sin embargo, Qi Qingqi sostuvo su brazo y tiró de él hacia atrás "Vuelve a tus aposentos, duerme o toca el qin o algo así. Hoy no te dejaré salir" ordenó Qi Qingqi mientras señalaba hacia los aposentos de Liu Qingge.

Liu Qingge gruñó antes de desinflarse "Solo déjame ir... Alguien tiene que ir allí y recuperarlo" dijo.

La cara de Qi Qingqi se suavizó "Liu-shidi... lo sé. Dios sabe que realmente quiero traer a nuestro shixiong de vuelta aquí, a casa. Pero Luo Binghe es demasiado fuerte, seamos sinceros, no podrías vencerlo... Por lo menos, cuídate... No podemos perderte a ti también".

Liu Qingge puso su mano sobre la de ella y lentamente la quitó de su brazo. "Lo siento Shijie, pero no soy el tipo de persona que se detendrá solo porque el muro es demasiado alto". Liu Qingge la miró. "Intentare saltar sobre él aunque me mate ".

"Liu-shidi-"

"¡Shizun!" Los dos señores de las cumbres se voltearon para ver a Yang Yixuan y Liu Mingyan dirigiéndose hacia ellos.

"Mingyan, ¿dónde has estado?" Qi Qingqi frunció el ceño mientras tomaba preocupada el pulso de su preciada discípula y frunció el ceño cuando sintió que había una alteración en su flujo de qi.

"Para responder a Shizun, esta discípula y Yang-shidi habían sido vergonzosamente capturados por los demonios del Palacio Huan Hua" respondió Liu Mingyan.

"¡¿Qué?!" Los ojos de Liu Qingge ardieron furiosamente. ¿Habían matado a Shen Qingqiu y ahora también querían meterse con su hermana y su sucesor?

Los ojos de Qi Qingqi se enfriaron "Realmente han ido así de lejos, ¿eh?" Ella se rió con frialdad.

Liu Mingyan asintió "Afortunadamente, Gongyi-shixiong pudo encontrarnos y liberarnos con la ayuda de Lou-shidi".

"Varios de mis propios shidi fueron capturados, pero ahora todos están a salvo Shizun. Los envié a todos a sus habitaciones" Yang Yixuan ahuecó sus manos.

Liu Qingge rechinó los dientes furiosamente "Maldita sean las consecuencias, necesito hablar con ese pequeño bastardo" Liu Qingge apretó a Cheng Luan con más fuerza mientras pasaba junto a Yang Yixuan y Liu Mingyan.

"¡Espera!" Qi Qingqi también pasó rápidamente a los discípulos y agarró el brazo de Liu Qingge con ambas manos. "Liu-shidi, cálmate. ¡Tú lesión aún no se ha recuperado por completo!"

"¡Déjame ir, esta vez, derrotaré a ese hijo de puta y recuperaré el cuerpo de Shen-shixiong!"

"¡Cálmate! ¡Piensa más claramente! Zhangmen-shixiong y Wei-shixiong se encuentran actualmente en un retiro. Con la traición de Shang Qinghua, soy la próxima con mayor rango, sin embargo, ¡sigues siendo el próximo señor de la cumbre masculino con mayor rango y también nuestro luchador más fuerte de Cang Qiong! ¡No puedes actuar sin pensar!" dijo desesperadamente Qi Qingqi. Yue Qingyuan estaba en un retiro, Shen Qingqiu había muerto, Wei Qingwei también estaba en un retiro, Shang Qinghua se fue, la siguiente en rango era Qi Qingqi pero Qi Qingqi no era de ninguna manera la más fuerte, la más inteligente, ni la más carismática, ella tampoco era capaz de manejar tareas logísticas de manera eficiente.

Qi Qingqi se sintió sombría cuando pensó en eso. Uno por uno, sus shixiong de quienes solía depender habían desaparecido y no estaban disponibles, dejándola como líder interina. Esto nunca había sucedido antes cuando todavía tenían a Shen-shixiong, él siempre estaba listo para ser el líder interino cuando Zhangmen-shixiong no estaba disponible...

"Um, también hay algo que necesitamos decirles" Liu Mingyan comenzó a regañadientes. "Esto es sobre Shen-shibo..."

Los dos señores de las cumbres se detuvieron.

"No sé si era cierto, pero descubrimos que el Palacio Huan Hua podría estar teniendo algún ataque interno o lucha... Nos encontramos con este poderoso cultivador de mediana edad en nuestro camino para investigar y nos contó una parte importante de las noticias" dijo Liu Mingyan vacilante.

"¿Qué paso?" Liu Qingge levantó las cejas.

"Eso... Hay un incendio en el Palacio Huan Hua, el fuego posiblemente quemó muchas cosas, incluyendo... el cadáver de Shen-shibo..." dijo Liu Mingyan, esto fue lo que ella misma reconstruyó después de escuchar la advertencia del hombre sospechoso de no ir al Palacio Huan Hua. Ese hombre realmente parecía que estaba tratando de decirles algo.

Los ojos de Liu Qingge y Qi Qingqi se ensancharon sorprendidos.

"Mingyan, ¿es eso cierto...?" Preguntó Liu Qingge vacilante.

Liu Mingyan ahuecó las manos y dobló levemente las rodillas. "Eso fue lo que Mingyan escuchó, Shizun, Liu-shishu" llamó a su hermano 'tío marcial', lo que demostró su seriedad en este asunto.

No mucho después, Qi Qingqi se echó a reír, su risa sonó como las mejores campanas de plata. "¡El cielo nos compadece! El cielo se compadece de Shen-shixiong! ¡Finalmente fue liberado de las asquerosas garras de ese monstruo!" Qi Qingqi se rió con deleite. Para ella, la noticia de que el cuerpo de su shixiong se había convertido en cenizas era mucho más deseable que el hecho de que el asqueroso demonio mantuviera el cuerpo de su shixiong. Dios sabe lo que esa inmundicia le había hecho al casto cuerpo de su shixiong.

Liu Qingge se sintió en conflicto, por un lado, estaba feliz de que Shen Qingqiu finalmente fuera liberado de ese pequeño bastardo, pero por otro lado, se sintió un poco vacío por no poder verlo una vez más. Suspiró mientras miraba en dirección al Palacio Huan Hua, "Tengo la sensación de que se está gestando una tormenta feroz" mucho más feroz que la actual.

Qi Qingqi dejó de reír y se secó las lágrimas, en algún momento durante su risa de celebración, había llorado de alivio sin saberlo. "Eso es cierto..." Murmuró.

Liu Qingge se volvió solemne "Me quedaré en la Secta durante varios días".

Tenían que prepararse para la próxima tormenta.


"¡¿En serio?! ¡Jajajaja!" El retumbante sonido de una risa resonó dentro del silencioso mausoleo. No se detuvo hasta unos minutos más tarde.

Zhuzhi-Lang, quien esperó pacientemente a que cesara el sonido del talismán de comunicación, bajó la cabeza con un poco de vergüenza, "Sí..."

"¡Jajajaja!" La risa interrumpida comenzó de nuevo. "Te engaño completamente, ¿no? Suena como alguien muy divertido, ¿quién habría pensado en usar vino de rejalgar en un general demonio? ¡Oh, Zhuzhi, si esto llegara a tus enemigos, todos vomitarían sangre por el resentimiento de no haberlo ideado en primer lugar!"

Zhuzhi-Lang sonrió amargamente y suspiró "Ya esperaba que huyera cuando no estuviera mirando, por eso fui hasta esos extremos para asegurarme de que no sería capaz de hacerlo... Pero quién iba a pensar que él crearía una formación tan ingeniosa para atrapar y perturbar mi sentido durante tanto tiempo..." Había subestimado demasiado a su benefactor.

"¡Vino de rejalgar! ¡¡¡Jajajaja !!!"

Zhuzhi-Lang sacudió la cabeza y esperó hasta que el otro lado pudiera contener su emoción.

La risa pronto cesó nuevamente y en un tono lleno de diversión, preguntó "Entonces, ¿qué estas planeando hacer ahora?"

Zhuzhi-Lang sonrió "Lo rastrearé y lo llevaré al mundo demoníaco. Lo prometo."

"¿Rastrearlo? ¿Por qué no vienes aquí? Sería mucho más fácil" señaló el otro lado.

Zhuzhi-Lang sacudió la cabeza, "Demasiado riesgo. Lo rastrearé ahora mismo, de todos modos, solo lo usaría como último recurso."

"Hmm, ¿puedes localizarlo? Él suena inteligente."

"Puse una gota de mi sangre en su vino ayer" dijo Zhuzhi-Lang.

"Oh, inteligente. Bien, entonces, búscalo lo más rápido posible, Zhi-Lang."

"Sí, Jun-shang" sonrió Zhuzhi-Lang.

El talismán de comunicación se volvió gris y Zhuzhi-Lang lo quemó.


Sha Hualing se mordió los labios mientras miraba la sesión de tortura, no estaba en absoluto molesta con la tortura, por supuesto, era una demonio, torturaba a la gente con frecuencia cuando tenía ganas. Pero estaba más aterrorizada al pensar en lo que sucedería una vez que Mo Beijun no pudiera soportarlo más o cuando Luo Binghe se rompiera y finalmente matara a Mo Beijun.

Tenía miedo de que Luo Binghe se mantuviera fiel a sus palabras y los matara a todos.

Ella no quería morir.

Sha Hualing jugó con sus dedos mientras observaba a Luo Binghe chasquear el látigo de púas al lado de Mo Beijun. Afortunadamente, Luo Binghe había elegido abandonar a Xin Mo ya que 'no quería matar a Mo Beijun demasiado rápido'. Lo cual era una buena noticia, ya que eso significaba que Mo Beijun se mantendría con vida por más tiempo y por lo tanto ellos se mantendrían con vida más tiempo.

Con suerte, Luo Binghe no decidiría repentinamente seguir con rapidez a su preciada persona al más allá y matarlos a todos pronto.

¡Snap!

Un gruñido

Sha Hualing se mordió los labios, esta tenía que ser la sesión de tortura más silenciosa que había visto en su vida. El torturador solo chasqueaba su látigo inexpresivamente, mientras que el torturado solo gruñía de vez en cuando, sin mencionar la tortura de sangre que estaba ocurriendo sin ser vista en su cuerpo. Eso también hacía que Sha Hualing temiera que Luo Binghe no estuviera satisfecho y por lo tanto los matara a todos ahora.

Luo Binghe arrojó el látigo de púas, agitado. Por supuesto, había estado torturando a Mo Beijun durante tres días seguidos sin descansar. Los ojos de Luo Binghe eran oscuros mientras caminaba hacia la esquina donde estaba Xin Mo y Sha Hualing inmediatamente sintió temor.

Esto es todo... Están al final del juego.

"¡AAAHHH!" Por primera vez en días de tortura, Mo Beijun aulló de dolor cuando Luo Binghe cortó el brazo izquierdo de su cuerpo. No solo fue doloroso, sino que el dolor se triplicó debido a que fue cortado con Xin Mo.

"¿Duele? Bien. Tienes que pagar por cada dolor, ¡¿cómo te atreviste a esconderlo de mí?!" gritó Luo Binghe, sus ojos estaban inyectados en sangre.

Oh no, todos van a morir hoy. Sha Hualing se estremeció ligeramente cuando alguien pasó corriendo a su lado. Ella parpadeó y palideció.

"¡Detente! ¡Detente! ¡Por favor, para!" Shang Qinghua corrió hacia los dos demonios de alto nivel.

Mo Beijun, quien estaba confundido debido a su dolor, parpadeó y levantó la vista.

Sha Hualing salió disparada y cubrió la boca de Shang Qinghua, arrastrándolo hacia atrás con dureza "M-mis disculpas, mi señor. No te preocupes, esta alimaña no volverá a molestarte". Sha Hualing sonrió con gracia mientras arrastraba a Shang Qinghua hacia atrás.

Shang Qinghua le mordió la mano y le dio un codazo en la espalda, sintiéndose enojado. El hecho de que no se haya atrevido a causarle problemas a ella en el pasado no significa que no pueda hacerlo. "¡Mi señor, por favor, ten piedad! Tú... No puedes torturar a tu mano derecha" razonó tímidamente Shang Qinghua. Había guardado silencio estos últimos días porque tenía miedo, pero ya no podía contenerse, ¡no podía seguir mirando mientras su rey se convertía lentamente en una brocheta!

Luo Binghe lo miró fríamente antes de apartar la cabeza, sin reconocerlo mientras levantaba a Xin Mo una vez más.

"¡Alto!" Dijo Shang Qinghua desesperadamente.

¡Acuchillar!

"¡AAGHH!" Mo Beijun volvió a aullar de dolor cuando le cortaron la mano derecha.

Luo Binghe se mantuvo inexpresivo mientras levantaba su espada nuevamente. Shang Qinghua no estaba pensando en absoluto cuando se arrojó entre Mo Beijun y Luo Binghe, "¡Para!" Gritó Shang Qinghua.

Los ojos de Mo Beijun se ensancharon "¡Alto!" Gritó. No sabía por quién gritaba, ¿fue para que Luo Binghe se detuviera? ¿O fue para Shang Qinghua dejara de defenderlo?

Luo Binghe frunció el ceño mientras su pierna salía disparada para patear a Shang Qinghua. "Me ocuparé de ti más tarde" dijo fríamente Luo Binghe.

Shang Qinghua tosió un bocado de sangre. Joder, duele... Luo Binghe no estaba jugando en absoluto.

Mo Beijun se angustió un poco cuando vio a Shang Qinghua tosiendo sangre, pero eso no se detuvo allí. Antes de que Luo Binghe pudiera cortar otra parte del cuerpo de Mo Beijun, Shang Qinghua volvió a gritar "¡Basta! ¡Mi señor, por favor! ¡Ese es tu mano derecha!"

Luo Binghe no lo reconoció en absoluto mientras Xin Mo brillaba con una espeluznante aura púrpura oscura. Su roja marca demoníaca  brillaba asesinamente.

"¡Luo Binghe!" Shang Qinghua grito más fuerte mientras luchaba por levantarse y una vez más cayó de rodillas entre Mo Beijun y Luo Binghe. "Luo Binghe, Luo Binghe, ¡para! ¡Por favor, te lo ruego!" Shang Qinghua gritó desesperadamente.

"¡¿Qué estás haciendo?!" le gruñó Mo Beijun a Shang Qinghua. "¡Apártate del camino!"

Luo Binghe los fulminó con la mirada, levantó la pierna y pateó a Shang Qinghua en el pecho, enviándolo directamente hacia el herido Mo Beijun, "¡Ya que eres tan leal, entonces muere con él!"

"¡Mi señor!" Exclamó Mo Beijun desesperadamente, ¡Shang Qinghua no tenía nada que ver con esto!

Sin embargo, para Luo Binghe, Shang Qinghua tenía todo que ver con esto. Estaba allí, era el subordinado de Mo Beijun, debería haberlo sabido todo y tenía las agallas para esconderlo de Luo Binghe. Xin Mo tembló y emitió un extraño sonido vibratorio. La marca demoníaca de Luo Binghe también brillaba más que nunca.

Sus ojos eran oscuros mientras agarraba la espada con más fuerza "¡¡¡AAAHHH!!!" La dejó caer.

"¡Shen Qingqiu todavía está vivo!" Gritó Shang Qinghua, apretando los ojos. Podía sentir el brazo derecho restante de Mo Beijun sosteniéndolo cerca, pero la perdición - o mejor dicho, la muerte- nunca llegó.

Shang Qinghua abrió los ojos con miedo y su corazón se estremeció cuando vio que Xin Mo estaba a solo una pulgada de distancia de su cabeza.

Shang Qinghua jadeó con temor "¡Ha-!" Sintió una sensación de entumecimiento extendiéndose por su cabeza y un líquido húmedo correr por su frente, Shang Qinghua ni siquiera necesitó comprobar si era sangre. Tal vez su miedo hizo que su herida fuera indolora...

Un rastro de conciencia apareció en los ojos de Luo Binghe mientras miraba a Shang Qinghua intensamente. "¿Es eso cierto...?" No era justo en absoluto, hace unos segundos, él era un completo y brutal lunático, pero ahora, cuando se mencionó a Shen Qingqiu, sonaba como un niño perdido pidiendo direcciones.

Tragando saliva, Shang Qinghua rápidamente asintió ante su pregunta: "¡E-Es verdad!"

Luo Binghe sintió que la oscuridad a su alrededor había sido levantada, pero la luz era pequeña, lo fulminó con la mirada "No estás mintiendo ¿verdad? ¡Si me están mintiendo, me aseguraré de torturarlos a ambos mucho peor que esto!" Gruñó.

"¡No! ¡Lo juro, no estoy mintiendo!" Exclamó Shang Qinghua.

"Explícame ¿cómo es que 'aún está vivo'?" Preguntó fríamente Luo Binghe.

"Yo... Shen-shixiong y yo encontramos una cueva que tenía una planta espiritual milagrosa. Eran Semillas de la Flor del Rocío del Sol y la Luna, no sé si alguna vez has oído hablar de ella, pero es una planta que no tenía ninguna otra función aparte de albergar un alma sin cuerpo" explicó Shang Qinghua. "S-Shen-shixiong y yo decidimos guardarlas para nosotros en caso de que uno de nosotros muriera en una misión o algo así..."

Semillas de la Flor del Rocío del Sol y la Luna, Semillas de la Flor del Rocío del Sol y la Luna... Luo Binghe había oído hablar de esa planta milagrosa, no esperaba que su Shizun encontrara una en el pasado. La esperanza finalmente regresó a Luo Binghe mientras daba un paso atrás, ni siquiera había rastro de la emoción negativa anterior en él, solo esperanza.

"¿Dónde...?" Luo Binghe parpadeó. "¿Dónde está él ahora?" Volvió a mirar a Shang Qinghua.

"Yo... no lo sé. Yo... también creo que él aparecerá cuando quiera..." Shang Qinghua apretó sus manos en secreto cuando dijo eso. Si Shen Qingqiu supiera que acababa de venderlo y terminar con su merecida segunda vida...

"Eso no puede ser..." Luo Binghe sacudió la cabeza. "Shizun no puede esconderse de mí" frunció el ceño mientras les daba la espalda a Shang Qinghua y Mo Beijun.

Shang Qinghua finalmente fue lo suficientemente valiente e intrépido como para girarse hacia Mo Beijun "Mi rey..." dijo tristemente mientras observaba la condición de Mo Beijun. "Nosotros... lo arreglaremos..." Los ojos de Shang Qinghua enrojecieron ligeramente mientras miraba el cuerpo una vez perfecto de Mo Beijun.

Mo Beijun lo miró inexpresivamente "No llores..." Dijo. Salió un poco demasiado más duro de lo que pretendía.

Shang Qinghua se frotó apresuradamente los ojos con las mangas. Los ojos de Mo Beijun se suavizaron ligeramente, si solo tuviera sus manos, sería él quien le limpiara las lágrimas, pero con su condición actual, no podía hacer nada más que convencer a su débil humano para que no llorara.

Luo Binghe se volteó hacia ellos, levantando su mano, la sangre celestial en el cuerpo de Mo Beijun se agitó. El brazo izquierdo y la mano derecha cortados levitaron y se volvieron a unir a Mo Beijun, en menos de un minuto, Mo Beijun parecía nunca haberlos perdido en absoluto. Sin embargo, Luo Binghe no curó ninguna otra herida aparte de eso.

"Es hora de que te compenses a ti mismo. Ve y busca a mi Shizun, trae a cualquiera que sospeches que sea mi Shizun. Recuerda, si fallas en esto también, te mataré, Mo Bei..." dijo fríamente Luo Binghe.

Mo Beijun se levantó y se arrodilló "Sí, mi señor".

Shang Qinghua también se arrodilló "Gracias por su misericordia, mi señor..."

Solo esperaba que Shen Qingqiu no se enojara demasiado cuando se enterara.

Oh, ¿a quién estaba engañando? Shen Qingqiu estaría furioso cuando se enterara... Shang Qinghua se mordió los labios con culpa.


"Esto es una locura..." Shen Qingqiu murmuró mientras se agachaba para esconderse de otra patrulla demoníaca. "¿Por qué estos cabrones de repente se volvieron tan activos?" Murmuró mientras retrocedía lentamente.

Esta era la quinta aldea a la que había huido, en los últimos días, Shen Qingqiu se había movido con frecuencia para que Zhuzhi-Lang no pudiera localizarlo. Tal vez en unos seis días, podría borrar su rastro completamente del general demonio. Ja, que trate de rastrearlo mientras esté envenenado y borracho por vino de rejalgar.

Sin embargo, en los últimos días, la cantidad de demonios que patrullaban también aumentó drásticamente. Shen Qingqiu sospechaba que tenía algo que ver con Zhuzhi-Lang. Si, debe ser. Después de todo, entró irrumpiendo y quemó un palacio en el Palacio Huan Hua y tal vez un cadáver muerto sobre la marcha, Luo Binghe debe haber estado realmente enojado.

"¿No es eso bueno? Debería regresar a cualquier agujero del que se haya deslizado" Shen Qingqiu sonrió ante la idea de que Zhuzhi-Lang fuera obstruido por estos demonios. Genial, todo esto era perfecto para él, dejara que se maten entre sí mientras Shen Qingqiu construiría su propia vida.

Ojalá uno de ellos muriera. O mejor aún, con suerte, ambos morirían. Eso facilitaría las cosas para todos.

Shen Qingqiu dejó la aldea sin siquiera voltearse. Dado que el área alrededor del Palacio Huan Hua era prácticamente un terreno demoníaco, Shen Qingqiu simplemente iría al área cerca de las otras cuatro grandes sectas. Cang Qiong estaba fuera de discusión, el Templo Zhao Hua era aburrido y había demasiadas formaciones alrededor para el gusto de Shen Qingqiu... El Mirador Tian Yi sonaba como un buen lugar para ir.

Fue un largo viaje al territorio del Mirador Tian Yi, pero Shen Qingqiu logró llegar a su frontera al día siguiente. Se disfrazó de comerciante ambulante solitario y se mezcló fácilmente.

Abriendo su abanico y abanicándose de una manera vigorosa pero recatada, abrió su puesto y comenzó a vender sus productos ensamblados al azar. Algunos los trajo de otras aldeas, otros fueron robados por él, mientras que el resto, los halló al azar en algunos encuentros.

Ni siquiera le importaba si alguien compraba algo. Solo quería usar esto como una forma de demostrar que era un comerciante durante un día antes de irse por su propia cuenta. Sentado en su propio cojín improvisado, Shen Qingqiu comenzó a abanicarse mientras miraba fijamente a las personas que pasaban, el otro vendedor lo miró de manera extraña ya que ni siquiera intentó captar el interés de los potenciales compradores promocionando sus productos.

Shen Qingqiu tenía un asunto más apremiante por el que preocuparse que por los compradores potenciales. Necesitaba tener un plan para seguir desde aquí, eventualmente, Zhuzhi-Lang podría tropezar aquí o los demonios podrían invadir. Necesitaba tener un plan sólido para recorrer su nueva vida.

Tal vez, se establecería un poco lejos. En varios años a partir de ahora, si tuviera suerte, podría incluso conseguir una esposa decente para comenzar una familia y abrir un libro completamente nuevo para su vida.

Pero no podía permanecer muy lejos ¿y si Luo Binghe se volvía loco y borraba la Secta de la Montaña Cang Qiong? Tendría que ayudar a Yue Qingyuan tanto como pudiera, ya que, en primer lugar, estaban enfrentados con Luo Binghe debido a él... La conciencia de Shen Qingqiu no se mantendría clara si eso sucediera y probablemente moriría por una desviación de qi después de eso...

A menudo, Shen Qingqiu no conocía su límite. Pero después de años de crear líneas y límites para sí mismo debido a la presencia de Luo Binghe, a Shen Qingqiu le gustaba pensar que tenía una buena comprensión de los límites.

Si la Secta de la Montaña de Cang Qiong fue destruida, todo sería por él. No podría vivir con eso. Pero según su observación, parecía que, al menos, el resentimiento de Luo Binghe disminuyó bastante después de que Shen Qingqiu se suicidó para salvarlo de la desviación de qi. No parecía que estuviera tratando de aplastar a la Secta de la Montaña Cang Qiong, pero la gente nunca podría estar segura.

Mientras tanto, Shen Qingqiu solo sería un observador.

"Oh, un trébol brumoso de cinco hojas. Necesito uno de esos."

Shen Qingqiu parpadeó cuando alguien se acercó a su puesto y sostuvo delicadamente la planta espiritual.

"También está en muy buenas condiciones... puedo plantar esto en casa".

"¿Tienes todo? Probablemente deberíamos regresar rápido". Otro hombre apareció detrás del primero.

"Claro, en un momento, Ye-shidi" sonrió el primer hombre vestido con una elegante túnica azul.

Shen Qingqiu miró al hombre sonriendo suavemente y al hombre muy sobrio de color púrpura detrás de él. Shen Qingqiu conocía a estos tipos. La gente con la que pasó muchas reuniones desde que era un discípulo principal de Qing Jing.

"Señor, ¿cuánto cuesta este trébol brumoso de cinco hojas?" Preguntó cortésmente Mu Qingfang mientras bajaba delicadamente la planta.

Shen Qingqiu se aclaró la garganta, la cual se sentía un poco seca "Cinco" dijo el precio razonable y Mu Qingfang le entregó la suma de dinero.

"¿Hm? Este Hongo Nube de Llovizna también está en muy buenas condiciones" inspeccionó Mu Qingfang. "Este señor, realmente sabe cómo cosechar hierbas espirituales, ¿no?" Elogió Mu Qingfang.

"Mu-shixiong, tenemos que irnos" dijo Ye Qingjiu mientras cruzaba los brazos.

"Solo sé un poco..." dijo Shen Qingqiu mientras recogía uno de sus artículos y lo reorganizaba, manteniendo la cabeza baja. No esperaba encontrarse con ninguno de sus compañeros señores de las cumbres aquí y mucho menos con dos de ellos. Los Señores de las Cumbres de la Secta de la Montaña Cang Qiong rara vez estaban juntos en una misma misión a menos que fuera una misión realmente seria, en su mayoría operaban solos. ¿Por qué? Porque ya eran realmente fuertes individualmente en primer lugar. Solo uno de ellos era suficiente para pisotear sectas más pequeñas por capricho.

No había necesidad de que fueran en pareja a menos que una ciudad entera se estuviera muriendo. Al igual que esa misión a la Ciudad Jin Lan, originalmente solo querían enviar a Mu Qingfang y Liu Qingge, mientras que algunos vigilaban el exterior y otros se quedaban en la Secta. Pero Shen Qingqiu se ofreció estúpidamente a ayudar porque quería hacer su propia investigación y luego lo calumniaron, lo que lo llevó a ser encarcelado y torturado, lo que lo llevó a revelar su pasado, terminó siendo secuestrado por un general demonio... Y murió.

"También compraré esto" dijo Mu Qingfang.

Shen Qingqiu asintió "Cuatro..."

Mu Qingfang sonrió y dejó la cantidad de dinero.

"¿Le está ocurriendo algo a esta ciudad?" Preguntó Shen Qingqiu y los dos señores de las cumbres se detuvieron, arqueando las cejas. "¿Qué están haciendo dos Señores de las Cumbres de la Secta Cang Qiong aquí?"

Ye Qingjiu puso su mano sobre su espada, pero Mu Qingfang lo detuvo. "¿Este señor nos reconoce?" Sonrió. "Estamos aquí solo por un simple recado, este señor no necesita sentirse cauteloso".

Ye Qingjiu miró al sospechoso vendedor antes de mirar hacia otro lado "Creo que realmente necesitamos regresar ahora, Mu-shixiong" instó Ye Qingjiu. Desde esa vez en que Luo Binghe lo había secuestrado, todos habían estado realmente preocupados por la seguridad de Mu Qingfang, por lo tanto, cada vez que el Señor de la Cumbre Qian Cao quería hacer un recado afuera, otro Señor de la Cumbre tenía que ir con él. Para este recado, Ye Qingjiu se había ofrecido como voluntario.

Después de todo, no querían perder a otro hermano marcial.

Mu Qingfang asintió "No tienes que estar tan preocupado Ye-shidi. Señor, nos vamos primero" Mu Qingfang se despidió de Shen Qingqiu y se fue con Ye Qingjiu.

Después de que se fueron, Shen Qingqiu suspiró aliviado y se abanicó aún más vigorosamente. Eso estuvo cerca... Demasiado cerca... Habían estado demasiado cerca para el gusto de Shen Qingqiu, no esperaba encontrarse con algunos viejos conocidos tan pronto. Tal vez en un año o dos, pero no cuando acaba de entrar en la segunda semana de su nueva vida.

Al final, después de aproximadamente una hora de estar nervioso, Shen Qingqiu no pudo calmarse después de encontrarse con sus shidis. Decidió dejar de pretender el ser un vendedor ambulante por hoy y planeó ir a buscar una posada. Recogió su chatarra y dobló un paño para guardarla.

"¿Hm? ¿Está cerrando? Estaba a punto de elegir cuál comprar" dijo una voz familiar y Shen Qingqiu se congeló.

Lentamente, Shen Qingqiu levantó la cabeza para ver a Zhuzhi-Lang sonriéndole.

... joder.

Shen Qingqiu sonrió sarcásticamente "Dado que este señor está preguntando amablemente, entonces no es bueno de mí parte el rechazarlo" Shen Qingqiu prácticamente arrojó la bolsa de tela llena de sus bienes a la cara de Zhuzhi-Lang y lo golpeó con dureza.

Zhuzhi-Lang pudo desviar con calma los artículos empaquetados, pero Shen Qingqiu lo tomó por sorpresa con el golpe. Perdió un poco el equilibrio y Shen Qingqiu ya estaba lejos. Zhuzhi-Lang giró sobre sus talones y lo persiguió rápidamente.


Shen Qingqiu usó frenéticamente todo su poder para alejarse de Zhuzhi-Lang, ¿cómo lo localizó ese demonio? Shen Qingqiu se había asegurado de encubrir y fingir su rastro con cuidado, no debería haber forma de que ese hijo de puta pudiera...

El aliento de Shen Qingqiu se enganchó.

Demonio Celestial.

Por supuesto, por supuesto, esa raza sería la ruina de la existencia de Shen Qingqiu. ¿Fue algo que comió? Shen Qingqiu recordó el vino que Zhuzhi-Lang le había servido cuando estaba estresado por la noción de ser convocado a su antiguo cuerpo.

Esa serpiente astuta. Shen Qingqiu sintió que debería arrojarse de un acantilado por su estupidez e ingenuidad, de esa manera, sufriría menos. Había estado demasiado distraído para protegerse del astuto general demonio.

¿Qué debería hacer ahora? No importa a dónde fuera, Zhuzhi-Lang sabría dónde estaba.

'Tengo que matarlo...' pensó Shen Qingqiu sombríamente. ¿Pero cómo? No podía vencer a un general demonio solo, el resultado de su última pelea demostró que era inútil... Además, ese demonio tenía su sangre dentro del cuerpo de Shen Qingqiu, podía usar eso contra él en cualquier momento que quisiera.

El corazón de Shen Qingqiu latió más rápido ante la idea de que Zhuzhi-Lang lo lastimara con su sangre, su mente volvió a Luo Binghe y su tortura de sangre.

'¡Ese maldito demonio tiene que morir!' Shen Qingqiu rechinó los dientes con frustración.

Shen Qingqiu parpadeó cuando vio dos figuras familiares adelante, la esperanza y la expectación brotaron de él cuando gritó: "¡¡¡Ayuda!!! ¡¡¡Por favor, ayúdenme!!!"

Mu Qingfang y Ye Qingjiu se dieron la vuelta, alertas y confundidos, parpadearon cuando vieron al vendedor ambulante que habían conocido antes mientras inspeccionaban el mercado.

Ye Qingjiu puso su mano sobre la empuñadura de su espada, acababan de salir de la ciudad después de que Mu Qingfang obtuviera todo lo que necesitaban, ¿qué estaba pasando ahora? "¿Qué ocurre?" Dijo severamente.

Mu Qingfang frunció el ceño "Señor, ¿qué le hace sentir tanto pánico?" Preguntó.

Shen Qingqiu interpretó a la víctima débil mientras se tambaleaba hacia ellos "¡Ayúdenme, un demonio me persigue!" Dijo Shen Qingqiu en pánico. Con los dos, la oportunidad de Shen Qingqiu de matar a Zhuzhi-Lang sería alta. La experiencia de Mu Qingfang en veneno y la inesperada habilidad con la espada de Ye Qingjiu, sumadas con su interminable reserva de qi espiritual...

'Vale la pena intentarlo...' pensó.

Mu Qingfang y Ye Qingjiu se volvieron solemnes cuando lo escucharon "¿Demonio?" Murmuró Ye Qingjiu. Sin embargo, el señor de la cumbre Zui Xian no se distrajo fácilmente "¿Por qué un demonio te perseguiría?" Preguntó y entrecerró los ojos.

"Podría haberlo cabreado en el pasado..." Shen Qingqiu respondió rápidamente, agregando un toque de desesperación. "¡Por favor, por favor, ayúdenme, señores!" Dijo Shen Qingqiu.

"Cálmate, señor. Te ayudaremos" le aseguró Mu Qingfang. La Secta de la Montaña Cang Qiong tenía malasangre(1) con los demonios después de todo, especialmente desde Luo Binghe.

"Mu-shixiong, quédate atrás. Este shidi se encargará de ello" Ye Qingqiu se volteó hacia Mu Qingfang y dijo.

Mu Qingfang tenía plena confianza en su shidi, así que asintió con calma "Ten cuidado".

En ese momento, Zhuzhi-Lang irrumpió en el claro, sus ojos se centraron inmediatamente en Shen Qingqiu.

"¡Demonio! ¡Lárgate y deja de aterrorizar a los humanos!" Ye Qingjiu dio un paso al frente mientras que Mu Qingfang jadeó ruidosamente.

"¡Tú!" La calma de Mu Qingfang se transformó inmediatamente en furia.

Ye Qingjiu parpadeó "¿Qué pasa, Mu-shixiong?" Preguntó.

"¡Ese demonio! ¡Es el demonio que secuestró a Shen-shixiong en el juicio, antes de la muerte de Shen-shixiong!" Gritó Mu Qingfang.

Los ojos de Ye Qingjiu inmediatamente se volvieron más fríos mientras desenvainaba su espada "¡Bastardo!"  Siseó asesinamente. Ahora no era simplemente para salvar a alguien más, ¡esto se había convertido en un rencor personal! No importa qué, ¡Ye Qingjiu haría todo lo posible para obtener venganza por Shen-shixiong!

Zhuzhi-Lang estaba originalmente preocupado de que Shen Qingqiu se hubiera revelado a sus hermanos marciales, pero al ver que actuaban como si Shen Qingqiu aún estuviera muerto, era seguro asumir que Shen Qingqiu no quería contarle a nadie sobre su resurrección. Zhuzhi-Lang adoptó su postura.

Mu Qingfang también se colocó al lado de Ye Qingjiu, desenvainando su espada "Ten cuidado shidi, él es fuerte".

Ye Qingjiu asintió con la cabeza "Lo tendré". Había escuchado todo sobre ese trágico día en que su segundo mayor falleció. Incluyendo sobre el demonio que intentó secuestrar a Shen Qingqiu y fracasó. Durante años, nunca habían oído hablar de ese misterioso demonio, ahora que él apareció ante ellos, usaría todo su poder para vengar a Shen Qingqiu. "El resentimiento de Shen-shixiong, lo vengaremos..." Ye Qingjiu entrecerró los ojos con determinación.

Actuando como si no hubiera escuchado casualmente a las personas hablar sobre su muerte, Shen Qingqiu abrió su abanico "Ayudaré tanto como pueda" dijo, agregando un toque de nerviosismo.

Mu Qingfang sonrió "Gracias, señor..." No lo rechazó.

Ye Qingjiu se quitó con calma la calabaza de vino atada a su cintura y abrió la tapa. Lo bebió en poco tiempo antes de tirarla, arrastró sus dos dedos sobre la hoja de su espada y su rostro se sonrojó de inmediato.

Ye Qingjiu se balanceó descuidadamente.

Zhuzhi-Lang levantó su espada a tiempo justo cuando Ye Qingjiu apareció repentinamente ante sus ojos y lo golpeó. Sin embargo, Ye Qingjiu no se molestó de que su espada se volviera borrosa.

¡Clang! ¡Clang! ¡Clang! ¡Clang! ¡Clang! ¡Clang! ¡Clang!

Zhuzhi-Lang forzó su velocidad a aumentar para seguir el ritmo de los ataques enloquecidos de Ye Qingjiu. Los golpes no eran fuertes, pero todos eran realmente rápidos como para que la gente normal los viera, esta era la especialidad de Zui Xian, la lucha ebria y el estilo de pelea inesperado. De hecho, ¡muchas personas sospechaban que no tenían estilo en absoluto!

Shen Qingqiu sonrió, Liu Qingge podría ser el más fuerte, pero solo la fuerza por sí sola no era suficiente para vencer a Zhuzhi-Lang, necesitaban un comodín para atraparlo desprevenido. Ye Qingjiu siempre había sido un comodín desde que eran jóvenes, el más rápido de todos los hermanos y hermanas marciales.

Mu Qingfang sostenía cuatro agujas en sus manos, sus ojos enfocados completamente en Zhuzhi-Lang. Unos segundos después, levantó la mano y arrojó esas agujas a Zhuzhi-Lang. En cámara lenta, cada una de esas agujas evitó por poco a Ye Qingjiu y fueron directamente hacía Zhuzhi-Lang.

Zhuzhi-Lang saltó hacia atrás, sin embargo, una bola espiritual se formó detrás de su espalda y explotó, derribándolo de lado. Ye Qingjiu giró sobre sus talones y balanceo su espada para golpear el otro lado de Zhuzhi-Lang.

Zhuzhi-Lang quería evitarlo, pero otra de las manifestaciones espirituales de Shen Qingqiu explotó y lo empujó hacia la espada de Ye Qingjiu. Preparándose, Zhuzhi-Lang convocó sus escamas para proteger su costado.

¡Acuchillar!

Los ojos vidriosos de Ye Qingjiu se estrecharon ante la pequeña cantidad de sangre en su espada.

Mu Qingfang arrojó más agujas y una de ellas golpeó la pierna de Zhuzhi-Lang. El general demonio tropezó por menos de un segundo, pero ese menos de un segundo fue suficiente para que Ye Qingjiu le pateara el pecho. Mu Qingfang se lanzó hacia adelante después de eso, levantó su espada y la balanceo hacia Zhuzhi-Lang.

Zhuzhi-Lang frunció el ceño mientras inclinaba ligeramente su cuerpo hacia atrás para evitar el ataque, pero no vio otra explosión de energía espiritual enviada hacía el por Shen Qingqiu.

¡BAM!

Zhuzhi-Lang salió volando unos metros antes de ser detenido desagradablemente por un árbol, inmediatamente inclinó la cabeza para evitar la puñalada de Ye Qingjiu y rodó, pateando al luchador borracho.

Mu Qingfang se lanzó y balanceó su espada hacia Zhuzhi-Lang, Zhuzhi-Lang la atrapó, su palma estaba cubierta de escamas mientras pateaba a Mu Qingfang y se apoderaba de su espada.

La espada de Mu Qingfang parpadeó levemente, sintiendo que el que la sostenía no era alguien en quien su maestro confiara, pero incapaz de hacer algo. Zhuzhi-Lang sostuvo la espada por la empuñadura y usó su poder para lanzarla directamente hacia Mu Qingfang.

"¡No!" Ye Qingjiu envió su propia espada para detenerla, pero sabía que no sería capaz de bloquearla a tiempo.

Shen Qingqiu apretó los dientes mientras movía su muñeca y una hoja que caía cerca se volvió sólida mientras salía disparada hacia la espada de Mu Qingfang y la sacó de su curso, terminó solo rozando el hombro de Mu Qingfang.

Ye Qingjiu parpadeó rápidamente. No... Eso no podía estar bien, solo estaba un poco borracho.

Zhuzhi-Lang se lanzó, un qi oscuro y ardiente envolvió su palma mientras atacaba a Mu Qingfang. Ye Qingjiu rechinó los dientes cuando giró sobre sus talones y pateó el costado de la rodilla de Zhuzhi-Lang. Zhuzhi-Lang tropezó y Mu Qingfang se giró hacia el lado rápidamente para evitar el ataque.

¡Crash!

Todos parpadearon ante el sonido desconocido y Mu Qingfang palideció mientras miraba hacia la bolsa atada a su cintura... Ya no estaba allí. Mu Qingfang levantó la vista para ver que la bolsa había sido desatada de su cinturón en la lucha anterior y quemada por el ataque de Zhuzhi-Lang.

La bolsa ardió más brillante, emitiendo crujidos agudos antes de dispararse hacia el cielo, silbando bruscamente.

Fiuuuuuu-

¡¡¡EXPLOSIÓN!!!

Sin excepción, los cuatro se quedaron boquiabiertos. Eso fue... los fuegos artificiales de emergencia de la Secta de la Montaña Cang Qiong para pedir ayuda, solo que más imponentes... y más ruidosos. Incluso más que los fuegos artificiales de emergencia habituales para un señor de la cumbre.

Debido a que la seguridad de Mu Qingfang había sido una gran preocupación, todos se habían asegurado de que llevara fuegos artificiales de emergencia a donde quiera que fuera. Entonces, incluso cuando tenía una escolta, si sucedía algo e incluso con una escolta no podían manejarlo, podían pedir ayuda.

Es solo que este método sin duda atraería atención no deseada, por eso es mejor que fuera el último recurso.

Shen Qingqiu palideció cuando vio la brillante explosión de infusión espiritual en el cielo. Los hombros de Mu Qingfang y Ye Qingjiu se desplomaron, bueno, lo que pasó, pasó...

Zhuzhi-Lang frunció el ceño. Esto sería difícil.


¡¡¡EXPLOSIÓN!!!

Qi Qingqi salió corriendo cuando vio los grandes fuegos artificiales a la distancia, se puso pálida. Esos eran los fuegos artificiales de emergencia que le habían dado a Mu Qingfang, ¿decidió Luo Binghe secuestrarlo nuevamente? Agarró su espada e inmediatamente bajó corriendo la montaña donde encontró a Liu Qingge y a los demás ya reunidos.

La mirada de Liu Qingge era oscura mientras miraba la luz brillando a la distancia, a pesar de que aún no había oscurecido afuera, su brillo incluso superaba ligeramente al sol. "Tenemos que irnos ahora" dijo Liu Qingge.

"Ye Qingjiu está con Mu Qingfang, ¿realmente se encuentran en problemas?" Fu Qingwu frunció el ceño.

"¿Podría ser ese pequeño bastardo?" Dijo Zhang Qingxu con odio.

"¿Mu-shixiong está en problemas ahora? ¡Deberíamos irnos rápidamente!" Han Qingyu instó.

"Cálmate" Qi Qingqi trató de calmar a su shidi. "Zhang-shidi, Fu-shidi, todos se quedaran atrás y protegerán la Secta. ¡Asegúrense de que nadie pueda molestar los retiros de Zhangmen-shixiong y Wei-shixiong! ¡El resto de ustedes, vengan conmigo y ayudaremos a Mu-shidi!" Qi Qingqi agarró con más fuerza la empuñadura de su espada.

Liu Qingge le palmeó el hombro "Solo síganme. ¡Iremos a toda velocidad! ¡Cúlpate a ti mismo si no puedes seguir el ritmo!" Todos desenvainaron sus espadas voladoras y salieron disparados hacia el cielo, desapareciendo de la vista en un instante.


Los ojos de Luo Binghe se vieron atraídos por los grandes fuegos artificiales de emergencia a la distancia, su rostro mostraba intriga. "¿Qué es eso?" Murmuró Luo Binghe.

Shang Qinghua jadeó antes intentar hacerse el tonto rápidamente, pero Luo Binghe ya lo estaba mirando, exigiendo una explicación. "Eso... Erm, son los fuegos artificiales de emergencia designados por la Secta de la Montaña Cang Qiong..."

"¿De Verdad? ¿Por qué son diferentes de los que conozco?" Presionó Luo Binghe.

"Eso es porque esos están diseñados para un señor de la cumbre... Específicamente para Mu Qingfang..." Shang Qinghua respondió mientras se acercaba a Mo Beijun. Los ojos y la expresión de Mo Beijun eran tan fríos como siempre, pero dejó que Shang Qinghua se aferrara a él.

La sonrisa de Luo Binghe se ensanchó "¿En serio? Eso suena como algo bueno que comprobar" Luo Binghe puso su mano en la empuñadura de Xin Mo. "Vamos allá".

 

Chapter Text

"Joder" Se le escapo a Shen Qingqiu cuando vio el faro de su perdición.

¡Mientras todavía estaban distraídos, Zhuzhi-Lang tomo su decisión, ya que miró a Shen Qingqiu y se lanzó! ¡Tenía que llevarse a este hombre antes de que aparecieran las molestas plagas, tratando de ser héroes!

Ye Qingjiu, quien era el más cercano a Shen Qingqiu, inmediatamente se puso en acción, pateando la mano del general demonio antes de que pudiera agarrar a Shen Qingqiu. No sabía lo que este hombre barbudo le había hecho al demonio, pero sabía que el demonio definitivamente correría cuando capturara a este hombre. ¡Eso no puede pasar! ¡Tenía que retener al demonio hasta que sus hermanos y hermanas llegaran aquí!

Mu Qingfang pensó lo mismo mientras arrojaba dos agujas, una hacia Ye Qingjiu y otra hacia Shen Qingqiu. Shen Qingqiu fingió no ver eso mientras se dejaba perforar, sabiendo que Mu Qingfang no lastimaría a personas inocentes.

¡Incluso si muchas personas se dirigieran hacia aquí, primero tenían que matar a este demonio! O si no, ¡la oportunidad de Shen Qingqiu de matarlo desaparecería!

Después de que las agujas alcanzaron a Ye Qingjiu y Shen Qingqiu, Mu Qingfang arrojó una bomba de humo hacia Zhuzhi-Lang, todo el lugar inmediatamente se llenó de humo venenoso. Zhuzhi-Lang se cubrió apresuradamente la nariz y entrecerró los ojos mientras saltaba hacia atrás.

Shen Qingqiu sacó una daga de su manga, un brillante poder espiritual envolvió la daga y salió disparada hacia Zhuzhi-Lang. Zhuzhi-Lang frunció el ceño mientras retorcía su cuerpo en el aire, la daga extravió su corazón e hirió el costado de Zhuzhi-Lang.

Shen Qingqiu ya estaba decidido a matarlo lo más rápido posible, cambió el sello de su mano y la daga hizo un giro brusco y se lanzó nuevamente hacia el cuello de Zhuzhi-Lang, con la intención de destruir su tráquea. Zhuzhi-Lang usó su flexibilidad para esquivarla por poco al mismo tiempo que agarró la patada de Ye Qingjiu y lo arrojó lejos.

Mu Qingfang casi corta el cuello de Zhuzhi-Lang, pero el demonio inclinó su cuerpo hacia atrás, desarmando a Mu Qingfang en un segundo.

Su lucha se volvió aún más feroz y furiosa, Shen Qingqiu y Zhuzhi-Lang estaban compitiendo contra el tiempo mientras los dos señores de las cumbres intentaban detener a Zhuzhi-Lang.

Ye Qingjiu finalmente pudo agarrar y bloquear el brazo derecho de Zhuzhi-Lang mientras Mu Qingfang adormecía su brazo izquierdo, Shen Qingqiu saltó pateando al demonio en su pecho tan fuerte como pudo, y arrojándolo lejos.

"Hah... Hah..." Mu Qingfang respiró pesadamente mientras se preparaba de nuevo.

"¡Gran actuación!" Sonidos de aplausos resonaron en el claro seguido de un elogio de forma sátira.

Los dos señores de las cumbres, y un señor de la cumbre supuestamente muerto, saltaron ante la voz y se voltearon para mirar con espanto tras de ellos para ver que tenían un nuevo invitado.

En realidad, no solo uno. Tenían varios invitados.

"Luo Binghe..." La mirada de Mu Qingfang se oscureció.

"Pequeño bastardo" gruñó Ye Qingjiu.

Luo Binghe les sonrió "Ha pasado mucho tiempo, ¿no? Mu-shishu" dijo.

Ye Qingjiu se colocó inmediatamente frente a Mu Qingfang y Shen Qingqiu dio un paso atrás sutilmente. "¿Qué quieres?" Ye Qingjiu exigió borracho. Sin embargo, sus ojos estaban claros y para nada vidriosos como los de una persona borracha.

Luo Binghe sonrió "No te preocupes mucho, solo vine a ver una obra..."

En este momento, Zhuzhi-Lang se levantó, sacudiéndose las hojas y el árbol fuera de sí mismo. Si, un árbol. Había golpeado y sido aplastado por un árbol. Los ojos de Luo Binghe se congelaron, su sonrisa ligeramente entretenida se convirtió en un ceño feroz.

"¡Tú...! Bastardo" Luo Binghe gruñó cuando vio y reconoció a  Zhuzhi-Lang. Este hombre fue quien casi secuestró a Shizun y también quien quemó el cuerpo inmortal de Shizun, su odio por este hombre excedía todo. Desenvainando a Xin Mo, Luo Binghe saltó hacia Zhuzhi-Lang sorprendiendo a los dos señores de las cumbres.

Zhuzhi-Lang paró el imprudente ataque de Luo Binghe y lo empujó hacia atrás, saltando cuando Luo Binghe volvió a lanzar su espada hacia él.

Zhuzhi-Lang echó un vistazo a Shen Qingqiu, quien se movía torpemente al borde del claro, queriendo irse pero sin poder hacerlo. Zhuzhi-Lang no podía llevárselo por la fuerza ahora, o de lo contrario, Shen Qingqiu sin duda ganaría la atención de los demonios y eso no era nada bueno. Pero Zhuzhi-Lang no pudo irse, no cuando Shen Qingqiu todavía estaba en público y existía la posibilidad de que fuera secuestrado por cualquiera de los dos lados.

Shen Qingqiu tampoco podía irse, no cuando no estaba seguro de si Zhuzhi-Lang moriría y no mientras los otros demonios estuvieran observando. Sus shidis también estaban en este lugar todavía, rodeados de demonios y en parte fue culpa suya que estuvieran atrapados en este lugar y llamaran la atención de estos cabrones.

Ye Qingjiu se acercó a Mu Qingfang y susurró: "Espera, ¿no son amigos?" Preguntó cuando vio a los dos demonios de alto nivel pelear.

Mu Qingfang sacudió la cabeza, "No estoy seguro..." respondió vacilante.

¡ Clang ! ¡ Whoosh !

Zhuzhi-Lang paró con firmeza el ataque de Luo Binghe a un costado. La energía residual del ataque se disparó hacia los dos señores de las cumbres. Ye Qingjiu salió en defensa mientras empujaba a Mu Qingfang y recibía el ataque con su espada, viéndose obligado a retroceder varios pasos.

Con los ojos resplandeciendo de furia, Ye Qingjiu también decidió tomar medidas enviando una afilada luz purpura de su espada hacia Luo Binghe. Luo Binghe evitó con calma el ataque de Ye Qingjiu, pero Zhuzhi-Lang usó esa abertura para cortar la pierna de Luo Binghe. El señor demonio tropezó y fulminó con la mirada a Zhuzhi-Lang, quien saltó lejos manteniendo sus ojos sobre él.

Luo Binghe miró de reojo a Ye Qingjiu, molesto, y lanzó su espada hacia el señor de la cumbre Zui Xian. Mu Qingfang tiró de su shidi por la manga, enviándolos a los dos al suelo.

Ye Qingjiu empujó a Mu Qingfang suavemente, gruñéndole a Luo Binghe. Se quitó otra calabaza de la cintura y abrió la tapa, bebiéndola en un instante. Arrojó la calabaza y se limpió los labios con la manga mientras se levantaba. Sus ojos se volvieron vidriosos y se lanzó para atacar a Luo Binghe, quien estaba ocupado con Zhuzhi-Lang.

¡ Clang !

Alguien más detuvo el ataque de Ye Qingjiu. Fue Mo Beijun. El demonio de hielo ataco inexpresivamente a Ye Qingjiu y el hombre borracho saltó hacia atrás con escarcha sobre sus hombros. Ye Qingjiu se sacudió con calma el hielo de sus hombros.

"Lo que más odio es el frío" dijo Ye Qingjiu molesto antes de sonreír de forma maníaca. "Pero el vino frío suena celestial. ¡Dame tu mejor tiro, bastardo gélido!"

Mu Qingfang se levantó, luciendo como si estuviera luchando para hacerlo, sin embargo, de repente sacó cuatro agujas de su manga y se las arrojó a Mo Beijun en favor de su shidi. Sin embargo, sus cuatro agujas de veneno yang extremo reservadas para el demonio de hielo fueron golpeadas por una espada.

Shang Qinghua sonrió con tristeza "Lo siento, Shidi. Pero mi rey no está en las mejores condiciones para recibir tu veneno..." Dijo.

Mu Qingfang frunció el ceño "Shang Qinghua" lo fulminó con la mirada. "No, ni siquiera quiero llamarte así. Dame tu nombre de nacimiento, no quiero llamarte con tu nombre de cortesía que tu shifu te otorgó. El tío marcial Zheng tampoco lo querría" se burló.

Shang Qinghua sonrió amargamente "Insúltame todo lo que quieras, shidi".

"¡No me llames shidi! ¡Has dejado de ser mi shixiong desde el día en que nos traicionaste y te convertiste en el esclavo de ese asqueroso monstruo! ¡El mismo monstruo que mato a mi hermano! ¡Tu hermano!" Mu Qingfang explotó.

Shen Qingqiu miró hacia otro lado, ver que su shidi estaba tan rencoroso por su muerte hizo que su pecho se sintiera incómodo. Shang Qinghua también... Muchas cosas habían sucedido en cinco años, ¿eh?

Una luz de espada color lavanda brilló entre Mu Qingfang y Shang Qinghua, Shang Qinghua dio un paso atrás, ya que estaba destinada a atacarlo y proteger a Mu Qingfang. Apareció una espada delgada y fue blandida directamente hacia el cuello de Shang Qinghua, Shang Qinghua levantó su espada, pero ya era demasiado tarde.

¡ Clang !

El hermoso y furioso rostro de Qi Qingqi apareció justo en frente de Shang Qinghua, sosteniendo su espada con la finalidad de cortar el cuello de Shang Qinghua, pero otra espada la estaba reteniendo. Mo Beijun sacudió su muñeca, tiró de Shang Qinghua y empujó a Qi Qingqi.

Shang Qinghua cayó al suelo y Ye Qingjiu saltó sobre la espalda de Mo Beijun, apuñalándolo en el hombro "¡Presta atención y deja de molestar a mi hermano y hermana, bastardo!" Ye Qingjiu hipo borracho.

"¡Luo Binghe! ¡Hijo de puta! ¡¿Todavía te atreves a meterte con nuestro shidi?!" Liu Qingge rugió furiosamente mientras atacaba a Luo Binghe.

Los otros señores de las cumbres habían llegado e inmediatamente asumieron a Luo Binghe como el principal culpable de todo, naturalmente.

Luo Binghe frunció el ceño mientras empujaba a Liu Qingge y lo atacaba, Liu Qingge dio un paso atrás y un caldero verde apareció para proteger a Liu Qingge del ataque de Luo Binghe. El estruendoso sonido metálico fue tan fuerte y el caldero tembló, por lo que Han Qingyu hizo una mueca. Liu Qingge se agachó y lanzó sus espadas hacia las piernas de Luo Binghe.

Luo Binghe saltó hacia atrás y fue sorprendido por la patada de Zhuzhi-Lang a su costado.

Liu Qingge miró a Zhuzhi-Lang y sus ojos se oscurecieron "¡Tú! ¡Bastardo!"

Zhuzhi-Lang tuvo una sensación de déjà vu ya que ha recibido el mismo tipo de reacción varias veces en un día, levantó la mano para bloquear el golpe de Liu Qingge.

A medida que la batalla se volvía cada vez más caótica, Shen Qingqiu se sintió en conflicto. Parecía que todos en este campo se odiaban mucho y con tanta gente fuerte aquí, luchando...

Shen Qingqiu hizo una mueca para sí mismo... Esas personas fuertes, las conocía a la mayoría. Y él era parte de la razón por la que estaban peleando en primer lugar. Solo que nadie lo sabía aparte de Zhuzhi-Lang...

Probablemente este era el momento para que él corriera... Según su observación, Luo Binghe no mataría a ninguno de sus shidi. Después de todo, después de cinco años, no derribó la Secta de la Montaña Cang Qiong hasta el suelo. Dirigió su mirada hacia Shang Qinghua, quien no pareció reconocerlo, ni siquiera notarlo. Mientras ese hombre mantenga la boca cerrada...

Sus ojos se estrecharon con determinación. Con tantos señores de las cumbres alrededor, nadie se daría cuenta si huía. Shen Qingqiu estaba a punto de escabullirse silenciosamente cuando Luo Binghe de repente se rió a carcajadas.

"¡Por supuesto! ¡¿Por qué no pensé en eso antes?!" Luo Binghe se echó a reír después de golpear a Liu Qingge. "¡Si le hago daño a la Secta de la Montaña Cang Qiong, Shizun ciertamente aparecerá! ¡Después de todo, se preocupaba mucho por la Secta!" Se rió.

Shen Qingqiu se congeló.

Los ojos de Zhuzhi-Lang parpadearon un poco antes de volverse ilegibles nuevamente.

Los señores de las cumbres lo fulminaron con la mirada y se erizaron "¡¿Daño?!" Liu Qingge tosió y gruñó. "¡Sobre mi cadáver, bastardo!"

"¡Shen-shixiong ya está muerto! ¡¿Por qué sigues obsesionado con él?!" Gritó Mu Qingfang.

Qi Qingqi se burló "¿No es como un mandato del cielo que su cuerpo inmortal fuera quemado? ¡Espero que el fuego purifique el alma de mi shixiong que había sido contaminada por ti! " Qi Qingqi gritó.

"¿Estas delirante?! ¡Shen-shixiong nunca aparecerá porque está muerto!" Ye Qingjiu gritó.

Luo Binghe seguía riéndose, su sonrisa era tan fresca como una flor en primavera, pero la razón detrás de eso era tan fría como el eterno invierno en el territorio del norte. "Mi Shizun todavía está vivo" les sonrió con diversión a los señores de las cumbres como si fueran ellos los que estaban delirando.

Shen Qingqiu se quedó completamente congelado en su trayectoria, sudores fríos empaparon su espalda y una abrumadora necesidad de vomitar por ansiedad lo inundó... ¿Cómo lo supo? Zhuzhi-Lang lo sabía porque estaba allí cuando Shen Qingqiu tomó el tesoro de la planta espiritual...

'Shang Qinghua...' Shen Qingqiu apretó las manos. Sus ojos se estrecharon con rabia y furia ante la traición.

"Soy tu creador, ¡eres prácticamente mi hijo!"

"Tu defecto y tu fuerza, ¡lo sé todo!"

"Ocasionalmente me mantuviste despierto algunas noches... Sé todo sobre ti".

"Creo en ti..."

"Shen Qingqiu, te he hecho daño..."

"No te preocupes..." Shang  Qinghua  le sonrió con confianza, entregándole un fertilizante espiritual para que lo pusiera en la Semilla de la Flor del Rocío del Sol y la Luna en el suelo. Una sonrisa tan segura nunca había sido dirigida a Shen Qingqiu desde  Qi - ge , y mucho menos  para  él. "Obtendrás tu propio final feliz..."

'No debería haber confiado en él...' Shen Qingqiu se mordió los labios. Le hizo daño una y otra vez y ahora ni siquiera dejó que Shen Qingqiu tuviera su propio final feliz. Shen Qingqiu se sintió...

Hueco.

Qi-ge...

Shang Qinghua...

Las dos personas en las que eligió creer para ayudarlo. Las dos personas que en algún momento supieron todo sobre él. Las dos personas a las que pudo abrirse. Las dos personas en las que tontamente había puesto su esperanza. Las dos personas que tenían plena confianza en su verdadera personalidad y nunca lo juzgaron por eso...

"Vuelvo enseguida."

Nunca lo hizo.

"Obtendrás tu propio final feliz".

Entonces, ¿por qué lo vendió?

Dos cuentas de lágrimas cristalinas rodaron por sus mejillas. El entorno se sentía muy lejos, se sentía ensordecedoramente tranquilo. El suelo sobre el que pisaba se sentía como si temblara. Su aliento se aceleró.

Esfúmate , rata!" Un rechazo desdeñoso.

"¡Xiao Jiu, te traje un regalo!" Una cálida sonrisa y una palmada en la cabeza.

Ew ! ¡Tocó el borde de mi túnica! ¡Hombres! ¡ Golpéenlo !" Un trato injusto, estaba indefenso.

"Está bien Xiao Jiu, estás a salvo". Un refugio seguro.

"Los compraré". Una mirada fría llena de intención maliciosa.

"No te preocupes,  Qi - ge  está aquí". Un abrazo y un suave consuelo.

"¡Rata callejera! ¡Eres solo un esclavo!" Continuó, todo era dolor y sufrimiento.

"Xiao Jiu... iré y me convertiré en un cultivador". Un discurso de esperanza y fe en medio  del  sufrimiento.

"¡¿Una basura esperando ser más que una basura?!" su brazo estaba roto.

"Regresaré". Un suave toque en su mejilla, Shen Jiu se apegó por más.

"¡Nunca volverá! ¡Jajaja!" Una risa despectiva, tratando de sacudir su fe, no lo dejó.

"Y luego te salvaré. Lo prometo." Lo dejó ir.

"¡Nunca lo hará! ¡Probablemente murió allí!" Shen Jiu apretó la mandíbula y cerró los ojos.



"Te amo"  una sonrisa de adoración de una chica muy bonita.

"¡Chucho asqueroso!" Una patada en el abdomen, se dobló.

"¡Nos casaremos!" Un toque suave, una sonrisa amorosa. Shen Jiu le devolvió la sonrisa.

"¿Crees que nos detendremos solo porque lograste  embaucarla ?" Aún más sufrimiento.



Una cara familiar, un fantasma de su pasado. Alguien que pensó muerto hace mucho tiempo, Shen Jiu se atragantó.

¿Por qué?

¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué?  ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué?  ¡¿Por qué?!

"Xiao Jiu-"

Shen Jiu arremetió.



Ojos llenos de naturalidad, una sonrisa tranquilizadora que parecía ser solo para él, Shang  Qinghua  se rió entre dientes cuando Shen Qingqiu lo insultó con sarcasmo: "Sabia que dirías eso". Una sonrisa juguetona. Él lo  sabía . Lo sabía y no lo  juzgaría .

Una mirada oscura, burla fría, la Prisión de Agua del palacio Huan Hua. Shen Qingqiu cerró los ojos con fuerza, tenía que pasar por esto... Por su final feliz.

Un abrazo, lo último que recibiría de sus hermanos, Shang  Qinghua  lo apretó más fuerte e inclinó la cabeza "Hoy es tu única oportunidad. Yo... espero que tengas tu final feliz, Shen Qingqiu..."

Entonces... ¿Por qué se lo dijiste a  él ...?



Shen Qingqiu se agarró la cabeza y se dobló, las lágrimas corrían por sus mejillas. Sentía que le ardían los pulmones, los sonidos eran demasiado, el corazón le latía locamente en el pecho y sus extremidades se sentían entumecidas. El flujo natural de qi comenzó a distorsionarse, volviéndose más violento, más odioso, más peligroso, más inestable.

"¡AAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHHHH!" Gritó Shen Qingqiu.

Todos dejaron de pelear y solo entonces se dieron cuenta de que había alguien  experimentado una desviación de qi en medio de ellos. El qi feroz e inestable en el cuerpo de Shen Qingqiu surgió locamente, su falsa barba se desprendió y cayó de rodillas.

"¡AAAAAAAAHHHHH!" Shen Qingqiu se cubrió las orejas mientras gritaba más fuerte, lloraba más fuerte.

El corazón de todos dio un vuelco cuando vieron eso.

"¡¿Shizun?!" Los ojos de Luo Binghe se ensancharon.

"¡¿Shen?!" Liu Qingge jadeó. "P-pero... ¿Cómo?"

"¡¿Shen-shixiong?!" Cada señor de la cumbre inmediatamente dejó caer su postura de batalla para mirar con incredulidad a Shen Qingqiu.

"¡Desviación Qi!" Gritó Mu Qingfang. Toda su lógica fue arrojada por la ventana, no quería pensar cómo su shixiong muerto estaba repentinamente aquí, vivo y bien, y en que había estado disfrazado. Lo único que le importaba era que dicho shixiong supuestamente muerto estaba experimentando una muy terrible desviación de qi.

"Oh no" las cejas de Zhuzhi-Lang se fruncieron. Una desviación de qi en un cuerpo artificial del tesoro de una planta espiritual... Esto no terminaría bien.

El instinto de Zhuzhi-Lang era correcto, un poderoso, turbulento y violento qi se manifestó alrededor de Shen Qingqiu, aislándolo de los demás. Estaba lleno de odio, devastación, desesperanza, furia y finalmente, el sentimiento de rendición...

"¡Shizun!" Luo Binghe gritó preocupado.

"¡Shen-shixiong!" Qi Qingqi agarró su espada con más fuerza.

"¡Shen!" Liu Qingge gritó.

"¡¿Shen Qingqiu?!" Shang Qinghua exclamó en estado de shock.

"Ha... Ha..." Shen Qingqiu sollozó. No parecía que fuera consciente de sus gritos en absoluto. Atrapado en su propia mente, atrapado en sus propios sentimientos negativos.

Luo Binghe estaba a punto de saltar allí para salvar a su Shizun, pero Zhuzhi-Lang lo detuvo. "¡Suéltame!" Gritó Luo Binghe furiosamente.

"¿Y qué? ¿Dejar que vayas allí y posiblemente lo mates?" Dijo Zhuzhi-Lang mordazmente.

Zhuzhi-Lang tenía razón, cuando una persona estaba en desviación de qi, tenían dos reacciones. Primero, arremetían contra sus alrededores, segundo, experimentaban una turbulenta y abrumadora emoción y arremetían contra ellos mismos.

El primero era un caso más fácil, solo tenían que asegurarse de manejarlo con suficiente cuidado. Un caso como cuando Liu Qingge tuvo una desviación de qi y Shen Qingqiu lo ayudó. Muchas veces, Yue Qingyuan también tuvo que ocuparse de Shen Qingqiu.

En cuanto al segundo, era un caso más difícil. Como la víctima estaba en su estado más frágil, no enloquecían contra nadie más, pero fue más difícil sacarlos de allí, ya que incluso la reacción más pequeña podría hacerle daño a su alma. Si eso sucediera, incluso si tuvieran una docena de Semillas de la Flor del Rocío del Sol y Luna para compensar, ni siquiera podrían resucitar a una persona cuerda. No estaría completo en lo absoluto.

Todos lo sabían, Luo Binghe lo sabía. Pero su preocupación por Shen Qingqiu casi lo cegó, Luo Binghe se tranquilizó, temblando mientras miraba con impotencia a Shen Qingqiu. "Alguien... ¿Alguien puede ayudarlo? Señor de la Cumbre Mu, eres un experto en medicina, ¿verdad? ¿Puedes hacer algo, por favor?" Luo Binghe preguntó desesperadamente, arrojó su arrogancia para suplicar a Mu Qingfang.

Mu Qingfang se mordió los labios, especialmente cuando sus otros hermanos marciales y su hermana lo miraron esperanzados, sacudió la cabeza "No puedo... Si hubiera estado lo suficientemente cerca antes de que llegara a esta etapa, probablemente habría algo de esperanza ¡Pero en este estado, si alguien tratara de detenerlo y acercarse, podría ser un peligro para él y su alma!"

Liu Qingge rechinó los dientes mientras pisoteaba con el pie "Entonces, ¿qué debemos hacer?! ¡¿Solo esperar?!"

Mu Qingfang bajó sus ojos con tristeza "Desafortunadamente... Eso podría ser lo único que podríamos hacer..."

Luo Binghe se derrumbó sobre sus rodillas, insertó a Xin Mo en el suelo y la usó como soporte mientras miraba desesperadamente a Shen Qingqiu quien gritaba "Shizun... Shizun... Por favor, por favor, recupérate..." murmuró aturdido. "No me dejes de nuevo..." Lloró.

Zhuzhi-Lang apretó sus manos. Si supiera que la situación se volvería así y que Shen Qingqiu sufriría el segundo tipo de desviación de qi y posiblemente dañaría su alma bajo este tipo de presión, Zhuzhi-Lang habría...

Shen Qingqiu siguió gimiendo, lloró y gritó como si no hubiera un mañana. Se cubrió los oídos, se atragantó, se desesperó, acurrucado sobre sí mismo, todavía gritando.

No había ruido en el bosque a excepción de los gritos espeluznantes de Shen Qingqiu.



Qi - ge ...

Qiu  Haitang ...

Shang  Qinghua ...

Todos los demás...

Inútil...

Inútil... Inútil... ¡Inútil! Inútil inútil inútil inútil inútil...

Confianza, amor, lealtad. ¡¿Era eso lo que esperabas?!

¿En serio pensaste que alguien que engañaba, mentía y traicionaba podría ganar tal cosa?

Pero... ¿No puede él...? Él ya trabajó duro... Lo había hecho todo. Había tratado de no ser egoísta y dejar ir a  Qi - ge . Había sido misericordioso y perdonó a Shang  Qinghua . Había sido tolerante y había hablado más con  Qi - ge . Había ayudado a Shang  Qinghua  con sus difíciles recados...

Simplemente les pidió cosas simples. Nunca traicionar su confianza... Estar allí para él... Aceptarlo... Nunca dejarlo... ¿Era demasiado? ¿Era egoísta esperar eso? ¿Era egoísta esperar algo a cambio de sus acciones...?

'Duele... duele...' Odiaba esta sensación dolorosa en su pecho...



Shen Qingqiu extendió la mano "¿Por qué...?"

Todos inmediatamente lo notaron, había pasado una hora y lo único que Shen Qingqiu había hecho era lamentarse, gritar y llorar. Esta fue la primera vez que escucharon una palabra coherente de él. La esperanza de que Shen Qingqiu recuperara su mente clara surgió en ellos, sin embargo, lo siguiente que sucedió seguramente los decepcionó.

"¿Por qué...?" Shen Qingqiu lloró lastimosamente. "¿Por qué siempre es así...?" Su grito se volvió suave pero el turbulento qi negativo a su alrededor solo resplandeció más brillante y feroz.

"Solo quiero cosas pequeñas... no pedí mucho..."

"No me traiciones... No me dejes..."

"Te daré cualquier cosa, pero no hagas eso..."

"Sin embargo, ¿por qué...? ¿Por qué nunca puedo obtener esas pequeñas cosas...?" El qi violento estalló más fuerte que nunca.

"¿Qué está pasando?" Liu Qingge dio un paso atrás para distanciarse del qi negativo. "Mu Qingfang, había dejado de gritar, no obstante, ¿por qué se está volviendo más fuerte?" Preguntó desesperadamente.

Los ojos de Mu Qingfang se volvieron ansiosos "Él... Shen-shixiong está experimentando una emoción muy fuerte y abrumadora... ¡Podría haber dejado de gritar pero su emoción sigue siendo caótica!"

"¿Qué debemos hacer?" Preguntó Luo Binghe. "¿Es... Shizun va a morir...?" Preguntó con miedo.

Zhuzhi-Lang tragó saliva, si Shen Qingqiu moría debido al segundo tipo de desviación de qi, no habría esperanza de resucitarlo como un hombre completo...

"¡Shen Qingqiu!" Gritó Liu Qingge. "¡¿Puedes escucharme?! ¡Ey, despierta! ¡Lucha! ¡Maldita sea, despierta!"

"¡Shizun! ¡Por favor despierta! ¡Yo... necesito decirte algo!" Gritó Luo Binghe.

Zhuzhi-Lang miró al hombre que intentaba salvar e intentó matarlo a cambio. No sentía ningún resentimiento hacia él cuando vio sus lágrimas... Solo... Tristeza. Conocía esas lágrimas, lágrimas de soledad... La sensación de ser condenado al ostracismo, de perder a todos los que alguna vez te importaron. Zhuzhi-Lang lo experimentó una vez antes...

Agarró su espada y caminó hacia el otro lado de la violenta cúpula de qi. Zhuzhi-Lang era un hombre que pagaría su deuda y lo haría hasta el final. Este hombre una vez murió en una situación que él había fabricado, hoy no volvería a fallarle. La espada de Zhuzhi-Lang se ilumino.

"¿Qué estás tratando de hacer?" Luo Binghe inmediatamente se volvió hostil cuando sintió que el aura de Zhuzhi-Lang se encendía ligeramente.

"Haré una barrera para detener el creciente qi violento y lo eliminaré lentamente" fue un movimiento arriesgado. Zhuzhi-Lang lo sabía. Un paso en falso y el violento qi lo atacaría y lo lastimaría terriblemente, podría necesitar meses para recuperarse. Uno nunca debe jugar con la desviación de qi...

Sin embargo, nadie más podría hacerlo... Si los humanos lo intentaran, fracasarían totalmente, su tolerancia al violento qi negativo estaba muy por debajo de la de los demonios. Zhuzhi-Lang era un demonio de alto nivel y descendía de la raza Demonio Celestial, podía correr el riesgo.

Luo Binghe parpadeó "¿Puedes hacer eso?"

"Tú también puedes..." dijo Zhuzhi-Lang con calma mientras miraba a Luo Binghe. Si a este chico realmente le importara él...

"¡¿Cómo?! ¡Déjame hacer eso también!" Luo Binghe rechinó los dientes mientras se levantaba.

Zhuzhi-Lang asintió con calma "Es simple. Mantén la calma y párate al otro lado mío" indicó. "Haz una barrera para reprimir el qi violento pero no demasiado fuerte, agriétalo lentamente uno por uno, el qi te será transferido inmediatamente. Dispérsalo lentamente y repite. Ten cuidado si no quieres que tu Shizun muera y ten cuidado para que  no mueras."

Luo Binghe asintió "Todos-"

"¡No!" Zhuzhi-Lang lo interrumpió. "Ellos no serían capaces de hacerlo. Solo el más fuerte de los clanes demoníacos puede hacerlo" miró a los humanos, los señores de las cumbres.

Todos entendieron que los humanos no serían capaces de hacerlo.

Luo Binghe asintió "Mo Bei..." gritó Luo Binghe y Mo Beijun dio un paso al frente.

"Mi rey, ten cuidado..." Shang Qinghua  apartó su preocupación por Shen Qingqiu para recordarle a Mo Beijun.

Mo Beijun asintió y caminó hacia Luo Binghe.

Comenzaron a trabajar, Zhuzhi-Lang lo hizo primero mientras Mo Beijun y Luo Binghe lo miraban. Después de un tiempo, comenzaron a hacerlo ellos mismos. Fue un procedimiento muy lento, como dar un paso adelante y luego ser forzado a retroceder dos pasos, pero mientras eso pudiera aumentar la oportunidad de Shen Qingqiu, aunque sea por un momento, los dos demonios no se detendrían ante nada.

Los señores de las cumbres observaron en tensión, sabiendo que los dos demonios no parecían tener ninguna intención de lastimar a Shen Qingqiu, los dejaron ayudar a regañadientes. No tenían ninguna opción alternativa... Tenían que dejar la seguridad de su Shixiong en manos de los demonios...

Nadie tenía ganas de hablar, incluso si su mente se revolvía frenéticamente y se hacían preguntas como, cómo es que su shixiong muerto de repente volvió a la vida. No tenían la fuerza para reflexionar sobre eso.

Liu Qingge se sintió impotente, observó cómo el qi violento se reducía y aumentaba. Pero podía ver que estaba funcionando, los demonios ciertamente hicieron su mejor esfuerzo. Sin embargo, esto fue solo una resolución temporal, el resultado final aún dependía de la capacidad de Shen Qingqiu para superarlo.

Liu Qingge se sentó en el suelo, un qin apareció en su regazo y puso las manos sobre él.

Qi Qingqi parpadeó cuando lo noto "Liu-shidi..."

Liu Qingge cerró los ojos "Me ayudaste a pasar por una desviación de qi hace años... Esta vez, déjame pagarlo..." dijo Liu Qingge, mirando aturdido a Shen Qingqiu. Tocó una nota y continuó con las otras. Melodías suaves y relajantes comenzaron a fluir dulcemente, llenando el claro con otros sonidos al margen de los débiles sollozos de Shen Qingqiu y los gruñidos de los tres demonios de alto nivel.

Esto continuó durante otra media hora más o menos. Los tres demonios habían estado trabajando muy duro para eliminar el violento qi antes de que Mo Beijun retrocediera, su rostro estaba terriblemente pálido, incluso más pálido de lo que ya era, la sangre manó de su boca antes de que la limpiara. No podía seguir más. Shang Qinghua sostuvo su brazo y lo guió hacia atrás, dejándolo en el suelo.

La presión sobre los dos demonios supuestamente aumentó con Mo Beijun dimitiendo, pero parecía que la música de Liu Qingge ayudó un poco a Shen Qingqiu ya que la presión no era tan fuerte como al comienzo.

Esto continuó durante otra hora...

Un sollozo ahogado escapó de Shen Qingqiu, fuerte y claro, diferente a sus sollozos anteriores. "¿Por qué...?" Preguntó. Tristemente. Abatido. Devastadoramente.

"Shizun..." Luo Binghe jadeó antes de concentrarse en presionar el torrente de qi violento y agrietarlo. Sin embargo, todavía escuchaba atentamente lo que su Shizun quería decir, los demás también.

"Dijiste que tendría mi final feliz..." La mirada vacía de Shen Qingqiu miró al espacio, roja y llena de emoción mixta.

Clang.

Shang Qinghua dejó caer su espada, su corazón tembló violentamente. Se mordió los labios mientras las lágrimas se acumulaban en sus ojos y caían libremente por sus mejillas en poco tiempo.

"¡Toda mi vida viví en la opresión, lo sabes!" Shen Qingqiu exclamo sobre sus palmas.

Shang Qinghua cayó de rodillas, con los ojos fijos en Shen Qingqiu quien se lamentaba. Sus lágrimas continuaron fluyendo.

"¡Me he sentido atrapado toda mi vida, lo sabes!" Shen Qingqiu lloró con más fuerza.

Shang Qinghua se mordió los labios con más fuerza mientras bajaba la cabeza y cerraba los ojos con fuerza, sus hombros temblaban mientras sollozaba.

"Me conoces... Me conoces, ¿verdad...?" Los sollozos de Shen Qingqiu se debilitaron.

Shang Qinghua tenía los puños apretados "Lo siento..." susurró con tristeza. Culpable.

El aliento de Shen Qingqiu se enganchó. "Así es... ¿Por qué te importaría...?" Shen Qingqiu sonrió, una sonrisa hueca, inconsciente y autocrítica. "Solo soy un villano escoria..."

Shang Qinghua levantó la vista bruscamente "¡No! ¡Eres más que eso! ¡Shen Qingqiu, lo siento!" Shang Qinghua se puso de pie y tropezó mientras se acercaba, Mo Beijun lo agarró del brazo.

"Detente, ¿qué estás haciendo?" Mo Beijun frunció el ceño.

Sorprendentemente, su humano débil y manso lo empujó, sus lágrimas seguían fluyendo mientras tropezaba de nuevo. Al final, se arrastró patéticamente por unos cuantos pasos y miró hacia arriba "¡No lo eres! ¡Es mi culpa! ¡No te hagas esto a ti mismo! ¡Es mi culpa el haberte hecho daño!" Gritó Shang Qinghua.

"Te hice daño en ese entonces" Shang Qinghua sacudió la cabeza. "También te hice daño ahora. ¡Nunca fue tu culpa! Lo siento mucho... ¡Shen Qingqiu, eres más que eso! ¡Eres más que un villano escoria! ¡No eres una escoria, no eres un villano! Eres mi amigo..." Shang Qinghua sostuvo su pecho. Se sintió sofocado. Sentía que podría desmayarse.

"Yo... yo... lo siento..." Shang Qinghua rompió a llorar, ahora no eran solo lágrimas cayendo de sus ojos. No eran solo pequeños sollozos. Realmente lloró como un niño, disculpándose una y otra vez hacia el hombre dentro de la barrera de un torrente violento de qi que ni siquiera estaba consciente.

"No tenía elección, pero aun así fue mi elección. No tiene nada que ver contigo... Es mi culpa... Mi culpa..." murmuró Shang Qinghua.

Ahora había dos personas llorando en el claro, aunque al principio todos estaban desconcertados e incrédulos cuando Shang Qinghua comenzó a gritar, lo reconstruyeron con bastante rapidez. No sabían lo que había sucedido entre este par de hermanos marciales, pero los señores de las cumbres sospechaban que Shang Qinghua había traicionado a Shen Qingqiu de alguna manera...

Y eso probablemente tuvo algo que ver con que Luo Binghe supiera que Shen Qingqiu todavía estaba "vivo".

"¡Señor Shen!" Zhuzhi-Lang gritó de repente. "¡No te rindas! No cedas, escúchanos. ¡¿Puedes oírnos?!" Zhuzhi-Lang se preocupó cuando vio la expresión en blanco en el rostro de Shen Qingqiu.

Luo Binghe sintió que el miedo se arrastraba por su piel cuando vio esa mirada indiferente en los ojos de su Shizun nuevamente, ojos que han renunciado a la vida "¡Shizun! ¡Shizun! ¡Por favor, no te nos mueras! Yo... lo siento. Es mi culpa, mi culpa... ¡Puedes castigar a Binghe, pero por favor no me dejes de nuevo!" Luo Binghe suplicó.

"¡Oye! ¡Shen Qingqiu, será mejor que no te des por vencido después de todo esto!" Liu Qingge gritó.

Shang Qinghua levanto la cabeza bruscamente, sus ojos se ensancharon cuando vio a Shen Qingqiu inclinar la cabeza hacia arriba, con la expresión en blanco y las lágrimas aun fluyendo libremente.

En ese segundo, de alguna manera supo lo que Shen Qingqiu haría. Se rendiría...

Y todo eso iba a ser culpa de Shang Qinghua.

Shang Qinghua se levantó y se lanzó. Sin que él lo supiera, él no fue el único que decidió entrar en acción inmediatamente cuando notó esa mirada.

Los dos demonios liberaron su barrera y Liu Qingge abandonó el qin en un abrir y cerrar de ojos. Como un propietario de qi espiritual de la naturaleza, Liu Qingge reunió su qi espiritual puro y lo apuntó al centro de los meridianos de Shen Qingqiu. Zhuzhi-Lang enroscó su qi demoniaco para obstruir por la fuerza la circulación de qi de Shen Qingqiu y Luo Binghe presionó el espacio entre las cejas de Shen Qingqiu para enviar una ola de qi apacible para despertarlo por la fuerza.

Mo Beijun tiró de Shang Qinghua y el qi violento previamente contenido surgió salvajemente.

"¡Abajo!" Ordenó Mu Qingfang y todos convocaron su propio qi para protegerse.

La tormenta resultante inmediatamente se abalanzó sobre todos ellos.

Chapter Text

"¡Qingfang!" Liu Qingge logró gritar por su shidi antes de vomitar un bocado de sangre y retroceder.

Bajo los tesoros inmortales defensivos de Han Qingyu, Mu Qingfang entrecerró los ojos y arrojó varias agujas de acupuntura en un instante.

Los sonidos chirriantes de los violentos qi en sus oídos provocaron que todos hicieran una mueca, pero las agujas dieron en el lugar deseado y Shen Qingqiu se quedó sin fuerzas.

Luo Binghe y Zhuzhi-Lang vomitaron simultáneamente un bocado de sangre y cayeron de rodillas, Luo Binghe tenía a Shen Qingqiu en sus brazos.

Mu Qingfang se apresuró de inmediato con el resto de los señores de las cumbres, algunos se detuvieron para revisar a Liu Qingge y lo ayudaron, mientras que Mu Qingfang caminó directamente hacia Shen Qingqiu. Sacó varias agujas y comenzó a perforarlas en el cuerpo de Shen Qingqiu, usando su qi espiritual de madera para calmar lentamente los nudos de qi ocultos.

No sería seguro administrarle medicamentos a Shen Qingqiu ahora, por lo que solo podría usar la acupuntura para reparar el daño. Luo Binghe lo observó trabajar inexpresivamente, miró el rostro inconsciente de Shen Qingqiu y su corazón tembló.

Luo Binghe casi pierde a esta persona otra vez... Casi muere frente a él otra vez...

Finalmente pudo volver a ver esta cara, finalmente pudo verlo respirar y vivir de nuevo, pero ¿por qué estaba tan ansioso por volver a morir?

Shang Qinghua finalmente escapó del control protector de su rey para correr hacia delante y cayó de rodillas "¿Cómo... cómo está él?" Preguntó Shang Qinghua desesperadamente.

Mu Qingfang frunció el ceño, sin responder mientras se concentraba en traer de vuelta a su shixiong.

"¿Cómo... está él...?" Liu Qingge empujó a sus otros shidis y shimei para arrastrarse débilmente.

Mu Qingfang frunció el ceño y nuevamente no respondió. Después de un tiempo, finalmente quitó las agujas e inyectó la última aguja con su qi espiritual. El resplandor espiritual verde brilló antes de que Mu Qingfang sacara la última aguja.

Mu Qingfang suspiró profundamente mientras se balanceaba hacia atrás, Huang Qingxuan sostuvo su espalda. "No está bien, necesito más tiempo para tratarlo y también mejores instalaciones... Sería mejor si pudiera despertarse, podríamos fijar el tratamiento desde allí..." Mu Qingfang exhaló. "Liu-shixiong, ¿estás bien?" Se volvió hacia Liu Qingge.

"He usado mis primeros auxilios sobre él, pero por favor revísalo profundamente" murmuró Huang Qingxuan. Como la cumbre del espionaje, también estaban bien versados en medicina en caso de que lo necesitaran, pero no eran tan buenos como la cumbre Qian Cao.

Mu Qingfang asintió mientras instaba a Liu Qingge a relajarse y comenzaba a trabajar.

Qi Qingqi se movió levemente mientras miraba con aprensión al aturdido Luo Binghe, "Dánoslo, lo trataremos en nuestra Secta" como la mayor del grupo, Qi Qingqi dio un paso al frente para exigir a Luo Binghe que se alejara de su Shen -shixiong, quien hasta hace unas horas estaba muerto para ellos.

Luo Binghe se estremeció sutilmente antes de mirarla fríamente "No" obstinado. Inflexible. Petulante.

Los labios de Qi Qingqi se fruncieron en un ceño amargo y desdeñoso "Mientras que tú quieres que vuelva a morir, nosotros no. Dánoslo, lo llevaremos a casa" Qi Qingqi entrecerró los ojos.

Luo Binghe gruñó, "¡No quiero que muera!" Hizo una pausa mientras miraba la cara de Shen Qingqiu "Nunca... lo amo... nunca querría que muriera..." Luo Binghe murmuró.

La cara de Qi Qingqi se torció en disgusto "¡Presuntuoso! ¡Él es tu Shizun! A pesar de que ya te renegamos, ¡una vez fue tu Shizun! ¡Deshazte de tus pensamientos inapropiados y déjalo en paz!" Qi Qingqi se sintió aún más frustrada cuando recordó que esta bestia una vez tuvo en su poder el cuerpo inmortal de Shen Qingqiu antes de que se quemara.

¡Qué bestia! Si ya era tan presuntuoso frente a ellos, entonces ¿qué había hecho con el cuerpo inmortal de su shixiong a puerta cerrada?

Luo Binghe se burló "Shigu está pensando demasiado, no es como si estuviera enamorado de ti. ¡Estoy enamorado de mi Shizun!"

"¡Liu-shixiong, por favor cálmate!" Mu Qingfang reprendió cuando el qi de Liu Qingge se volvió caótico cuanto más oía de la declaración de Luo Binghe.

Qi Qingqi lo fulminó con la mirada "¡Luo Binghe, bestia absoluta! ¡Mi shixiong no merece recibir tu amor! ¡Tu amor es demasiado gravoso para un hombre como mi shixiong!"

Luo Binghe frunció los labios "Lo elegí. No lo haré gravoso para él."

"¡Hijo de puta!" Liu Qingge abrió los ojos de golpe y maldijo, Mu Qingfang lo empujó a toda prisa para que no saltara sobre Luo Binghe cuando su condición ya era crítica para empezar.

"¡Luo Binghe, realmente eres-!" Qi Qingqi lo fulminó con la mirada.

"No dejaré ir a Shizun, Shizun... le debo demasiado a Shizun. ¡Él-!"

"¡Bastardo, realmente estás pidiendo una pelea!" Gritó Ye Qingjiu, pero Han Qingyu lo contuvo.

"¡O lo tratan aquí o me llevaré a Mu Qingfang de vuelta al Palacio Huan Hua!"

"¿Quieres arriesgar su vida?"

"¡Todos ustedes lo separarán de mí!"

"¡¿Y qué?! ¡¿Es tu deseo egoísta más importante que la vida de nuestro shixiong?!"

"¡Todos ustedes, CIERREN LA PUTA BOCA!" Shang Qinghua finalmente les espetó a todos y todos inmediatamente se quedaron en silencio, sorprendidos por su arrebato. "Shen-shixiong se encuentra actualmente entre la vida y la muerte, y todos ustedes todavía están discutiendo sobre quien es el más correcto. ¡¿Por qué no nos enfocamos en tratar de ver si SHEN-SHIXIONG SOBREVIVE!" Shang Qinghua gritó furiosamente antes de llorar.

"Shen Qingqiu... Shen Qingqiu... lo siento mucho..." Shang Qinghua sostuvo la mano de Shen Qingqiu con más fuerza.

Los otros se miraron y entrecerraron los ojos. "Tiene razón, no es el momento de discutir... Pueden llevar a Shizun a la Secta Cang Qiong" dijo Luo Binghe con calma a pesar de que la mano que sostenía el hombro de Shen Qingqiu se apretó. "Pero yo iré".

Los señores de las cumbres se miraron unos a otros y finalmente asintieron después de un debate interno. Qi Qingqi asintió con la cabeza "Puedes venir, pero deja atrás a todos tus demonios sinvergüenzas" siseó mientras miraba a Mo Beijun y a los demás.

Luo Binghe asintió sin vacilar "Está bien".

"Jun-shang" comenzó Mo Beijun.

"Ahora no, Mo Bei" las cejas de Luo Binghe se crisparon.

"Yo... yo también voy..." dijo Shang Qinghua y Mo Beijun parecía aún más reacio.

Qi Qingqi asintió "Tú también puedes venir..."

Huang Qingxuan parpadeó mientras miraba a su alrededor "¿Dónde está ese demonio serpiente?" Preguntó.

Todos parpadearon y levantaron la vista para explorar el área, los demonios que estaban de pie mirando desde no muy lejos también parpadearon y miraron a su alrededor. No quedaba rastro de Zhuzhi-Lang en el claro.


Cuando regresaron, Wei Qingwei había salido de su retiro y los tres señores de las cumbre de guardia se quedaron atónitos cuando Luo Binghe caminó con el resto de sus hermanos y hermanas, también estaba el traidor, Shang Qinghua. Podrían haber semi-disfrazado a Luo Binghe y Shang Qinghua, pero los otros señores de las cumbres podían reconocerlos de inmediato.

Pero lo que más les sorprendió fue el hombre que fue llevado por Luo Binghe.

Wei Qingwei inmediatamente bajó con una cara oscura, mirando a su shixiong que estaba claramente vivo y luego a sus hermanos y hermanas menores, Wei Qingwei comenzó con un tono pesado: "¿Qué está pasando?"

Mu Qingfang se acercó a él "Lo explicaremos más tarde, por ahora, tenemos que llevar a Shen-shixiong a la cumbre Qian Cao. Liu-shixiong también está gravemente herido" dijo Mu Qingfang.

La respiración de Wei Qingwei se detuvo cuando Mu Qingfang confirmó que era Shen Qingqiu y no una persona al azar que se hacía pasar por Shen Qingqiu. Sus ojos se oscurecieron mientras les hacia un gesto para que entraran "Espero una explicación completa" Wei Qingwei tomó su papel como el segundo al mando realmente en serio ya que se quitó la bufanda y la usó para cubrir la cara de Shen Qingqiu.

"No asusten a los niños" dijo Wei Qingwei y todos asintieron.

Todos se inclinaron ante él y rápidamente movieron a Shen Qingqiu y Liu Qingge a la cumbre Qian Cao. No tenían tiempo de sobra y no les importó el que prácticamente trajeran a dos traidores a la Secta.

"Xiao Yan, abre la sala de emergencias y prepara todo. ¡Solo tú que puedes estar allí, diles a todos tus shidi y shimei que salgan si están dentro!" Cuando llegaron a la cumbre Qian Cao, Mu Qingfang inmediatamente entró en su Modo Maestro y ladró ordenes tras ordenar a su único discípulo principal.

Después de que el discípulo principal hizo lo que Mu Qingfang le ordenó, inmediatamente todos pusieron a Shen Qingqiu y Liu Qingge en la sala de emergencias. La habitación estaba llena de fragancias de hierbas medicinales, respirarlas solo podía calmar los pulmones y aliviar el dolor.

Mu Qingfang cortésmente les dijo a todos que salieran mientras él trabajaba en los dos e hizo entrar a su discípulo principal después de hacerlo jurar el mantener el secreto.

Todos salieron y esperaron afuera. El cielo se oscureció y llegó la noche.

Se convirtió en la noche más larga de sus vidas.


Zhuzhi-Lang tropezó mientras entraba al mausoleo, suspirando fuertemente mientras se arrodillaba "Jun-shang, estoy de regreso" informó.

El ataúd en el medio del salón tembló ligeramente y la tapa se abrió, un hombre guapo emergió de él, sentándose débilmente. Sus ojos se abrieron y miraron a Zhuzhi-Lang, "Estás solo" señaló suavemente.

"La misión no tuvo éxito" Zhuzhi-Lang se inclinó. "Fui descuidado y aparecieron personas de ambos bandos... el Señor Shen sufrió el segundo tipo de desviación de qi".

Tian Langjun parpadeó "¿Murió?" Preguntó, inclinando la cabeza. "Eres tan descuidado Zhilang. Ser demasiado cuidadoso podría en efecto ser perjudicial, deberías haber regresado aquí antes. Si él murió debido al segundo tipo de desviación de qi, entonces, todo sería inútil..."

Zhuzhi-Lang negó con la cabeza "Logramos salvar su vida, pero... no estoy seguro de si se despertará" respondió.

Tian Langjun tarareó "Solo podemos esperar, entonces..." dijo.

"Sí, Jun-shang" Zhuzhi-Lang asintió.


Había pasado un mes así, Liu Qingge se había recuperado bastante bien, mientras no se esforzara, estaría como nuevo en las próximas semanas.

El problema es que Shen Qingqiu todavía estaba entre la condición estable y crítica. No se había despertado en absoluto, para preocupación de todos. Mu Qingfang y su discípulo principal habían hecho todo lo posible para reducir los daños que se había hecho a sí mismo, Liu Qingge había ayudado, Luo Binghe había sido la mayor ayuda con sus innumerables métodos y tesoros.

Yue Qingyuan salió de su retiro en ese momento, Wei Qingwei lo arrastró inmediatamente a la cumbre Qian Cao sin decir nada.

Crujido

Todos en la habitación inmediatamente voltearon sus cabezas hacia la puerta para ver a un escéptico Yue Qingyuan "Wei-shidi, ¿qué ocurre-?" Yue Qingyuan se detuvo y sus ojos se ensancharon cuando vio al hombre acostado en la cama. Inmediatamente se precipitó, sus ojos temblaron mientras extendía la mano con vacilación.

Acarició el cabello de Shen Qingqiu antes de tocar su mejilla, acariciándola ligeramente, frunció los labios cuando pudo sentir su pulso y su respiración superficial. La compostura de Yue Qingyuan se rompió de inmediato, sintió que era surrealista, sintió que debía haber muerto mientras cultivaba o sufrido una desviación de qi para imaginar esto. Pero incluso si era solo un sueño, no quería despertarse.

"Xiao Jiu..." Yue Qingyuan murmuró, sin su conocimiento, dos gotas de lágrimas fluyeron por su mejilla en silencio. "¿Cómo...?" ¿Cómo sigue vivo? Yue Qingyuan miró a los ocupantes de la habitación para encontrar a dos personas que se suponía que no debían estar aquí, pero por el momento los ignoró mientras miraba a Mu Qingfang, Liu Qingge y Wei Qingwei.

Liu Qingge y Mu Qingfang miraron a Shang Qinghua y Luo Binghe "Shang Qinghua dijo que él y Shen-shixiong encontraron Semillas de la Flor del Roció del Sol y la Luna un día mientras estaban fuera de la Secta. Mantuvieron las semillas de la flor en secreto y las plantaron como un salvavidas de emergencia... Cuando Shen-shixiong murió, su alma fue transportada a la planta..."

Los ojos de Yue Qingyuan se entrecerraron, dolidos. "¿Por qué... Por qué no volvió a nosotros?" ¿Por qué los dejó llorar? ¿Por qué los dejó pensar que estaba muerto? ¿Se dio por vencido con ellos?

"No sé..." Mu Qingfang sacudió la cabeza. Él y los demás también se hacían la misma pregunta, pero nadie se atrevió a expresar sus pensamientos.

"Puede... Puede que haya habido alguna complicación con la Flor del Rocío del Sol y la Luna, en ese momento, solo la habíamos cultivado durante tres años, aún no había florecido perfectamente. Pero la situación parecía ser realmente apremiante, así que aceleré el crecimiento con mi propio método..." explicó Shang Qinghua, temeroso de que pudieran culpar a Shen Qingqiu.

Yue Qingyuan asintió mientras sostenía la mano de Shen Qingqiu "¿Qué le pasó a él...?" Preguntó.

"Desviación de Qi..." respondió Liu Qingge sombríamente.

"Dime" ordenó Yue Qingyuan.


"¿Xiao Yan? ¿Qué haces caminando aquí de un lado a otro?" Preguntó Gongyi Xiao y el discípulo principal de Qian Cao saltó sorprendido.

Xiao Yan miró a Gongyi Xiao y sonrió suavemente "Gongyi-shixiong" saludó humildemente con una sonrisa infantil. "Gongyi-shixiong no necesita preocuparse, Xiao Yan solo quiere entrar en Qing Jing" respondió mientras miraba la puerta de la cumbre Qing Jing.

"Entonces, ¿por qué estás caminando de un lado a otro?"

"¿Lo hice? Jaja" Xiao Yan se rió con encanto. Si se tratara de otra persona, lo descartarían de inmediato, pero Gongyi Xiao había visto personalmente a este joven encender todo el bosque en llamas cerca del Palacio Huan Hua y reírse con ligereza después.

No se podía subestimar a ninguno de los discípulos principales de la Secta Cang Qiong, Gongyi Xiao lo aprendió de inmediato a medida que interactuó con ellos como discípulo principal de la cumbre Qiong Ding. "No encenderás todo el bosque de bambú en llamas, ¿verdad...?" Preguntó Gongyi Xiao con un ligero toque de broma, sin embargo, era realmente serio en su interior.

"¿Qué? No, en absoluto. Xiao Yan nunca haría eso" Xiao Yan sudo mientras sacudía la cabeza. "Yo solo... quiero pedirles el Bambú Amarillo que Protege del Mal..." Esa planta no creció en ningún otro lugar, excepto en el bosque de bambú de la cumbre Qing Jing.

"Oh, entonces, ¿por qué estás aquí caminando de un lado a otro? Ven, te acompañaré para pedirle un poco a Ming-shidi" dijo Gongyi Xiao mientras señalaba la entrada y caminaba frente a él.

"Gong... bueno, está bien..." Xiao Yan fue tras él.

Cuando ambos entraron en la cumbre Qing Jing, inmediatamente fueron directamente con quien estaba a cargo. Qing Jing tenía pocos discípulos para empezar, cuando llegaron a su jardín principal, vieron que todos estaban en silencio y concentrados en su pintura. Parecía que la actividad de hoy era pintar.

Los ojos de Gongyi Xiao se volvieron sombríos cuando vio lo que todos estaban pintando, o mejor dicho, a quién. En cada uno de sus lienzos había un hombre alto con una túnica verde claro, de pie en el bosque de bambú o junto a un estanque koi, o junto a la cascada. El hombre o bien sostenía una espada o un abanico de papel blanco, pero la expresión del hombre nunca difería realmente, fría y distante. Inalcanzable. Sus pinturas tenían un rastro de su anhelo hacia el hombre.

Mientras tanto, Xiao Yan hizo una mueca cuando vio las pinturas. Todos los discípulos de la cumbre Qing Jing estaban bien versados en arte, ya sea en las artes literarias, las artes musicales o en la pintura. Sus pinturas eran muy realistas y todos quienes las miraran sabrían de inmediato quién era el hombre que estaban pintando.

Su difunto Shizun, Shen Qingqiu. Quien Xiao Yan acababa de descubrir hace un mes que no estaba "difunto" en absoluto.

Cada señor de la cumbre había acordado no dejar que nadie supiera que Shen Qingqiu estaba vivo mientras tanto, especialmente la cumbre Qing Jing. Si no podían salvar a Shen Qingqiu, no querían que la cumbre Qing Jing experimentara otra angustia. Habían perdido a su Shizun una vez, no necesitaban volver a experimentar eso tan rápido.

De hecho, en toda esta secta, el único discípulo que sabía sobre Shen Qingqiu era Xiao Yan porque Mu Qingfang necesitaba su ayuda.

"Ming-shidi" comenzó Gongyi Xiao y Ming Fan parpadeó. Mirando hacia arriba, Ming Fan inmediatamente se dio cuenta de que Gongyi Xiao estaba parado frente a él, rápidamente se levantó y ahuecó sus manos.

"Gongyi-shixiong, saludos" murmuró Ming Fan.

"Perdónanos por molestar, pero Xiao-shidi necesita algo de la cumbre Qing Jing..." Gongyi Xiao asintió hacia Xiao Yan.

"Ming-shixiong, mi Shizun me pidió que te pidiera un Bambú Amarillo que Protege del Mal..." Xiao Yan se inclinó ante Ming Fan.

"Ah" asintió Ming Fan. "Síganme... Todos, continúen" dijo Ming Fan a sus shidis y shimeis antes de llevar a los otros dos discípulos principales al bosque de bambu.


Pasó otra semana y Mu Qingfang vino a ellos con una buena noticia, parecía que su nuevo brebaje podría despertar a Shen Qingqiu. Sin embargo, cuando se despertara más tarde, necesitaban asegurarse de que su estabilidad mental estuviera bien y, si había algo desencadenante, sería mejor que se mantuvieran alejados primero.

Por supuesto, el último recordatorio fue exclusivo para Luo Binghe.

Luo Binghe no tuvo más remedio que aceptar, ya que también quería lo mejor para su Shizun. Si tenía que mantenerse alejado por un tiempo, que así fuera, siempre y cuando pudiera hablar con él después. No le importaba esperar.

Yue Qingyuan se ofreció como voluntario para ser el primero en esperar a que Shen Qingqiu despertara, los demás lo acataron.

Dos días después, Shen Qingqiu realmente se despertó. Sin embargo, en su nebulosa mente apenas despertándose de un coma, la estabilidad mental de Shen Qingqiu se sacudió aún más cuando vio a Yue Qingyuan.

Sin importar lo que hiciera Yue Qingyuan, Shen Qingqiu se negó a escucharlo, rechazó su toque, rechazó todo sobre él. "¡Fuera!" Gritó Shen Qingqiu antes de doblarse, tosiendo violentamente.

"¡¡¡Dije que salgas!!! ¿Por qué molestarse en volver ahora? ¡Traidor! ¡Desertor!" Shen Qingqiu gritó furiosamente mientras le arrojaba todo lo que podía alcanzar a Yue Qingyuan.

Yue Qingyuan se mordió los labios, "Xiao Jiu... Xiao Jiu... Cálmate..."

"¡No me llames así! ¡Aah-¡" Shen Qingqiu agarro su pecho débilmente.

"¿Estás bien?" Yue Qingyuan entró en pánico y sostuvo su hombro, Shen Qingqiu rápidamente abofeteó su mano.

"¡No me toques-cof!" Shen Qingqiu tosió. "Déjame en paz..." Sollozó. "Me dejaste... Nunca volviste. Me dejaste cuando te necesite. Regresaste cuando te dije que te fueras... ¡¡¡FUERA!!!" gritó Shen Qingqiu.

Al ver que solo estaba empeorando la situación de Shen Qingqiu, Yue Qingyuan lo miró con tristeza antes de darse la vuelta y marcharse.

Shen Qingqiu jadeó por un momento antes de ahogarse "No vuelvas... No dejes que te maten..." Murmuró.

Liu Qingge fue el segundo en entrar después del alboroto, los demás se quedaron afuera. Debido a que Yue Qingyuan no obtuvo una buena respuesta, se preguntaron qué resultado obtendría Liu Qingge.

Liu Qingge salió después de un rato, su rostro estaba pálido y sus cejas estaban fuertemente fruncidas.

"¿Te dijo que salieras también?" Preguntó Qi Qingqi con preocupación.

Liu Qingge permaneció en silencio por un momento antes de mirarlos "Dijo que me mató... Se culpaba a sí mismo de mi 'muerte' y no me respondía en absoluto... No sé de qué estaba hablando..." dijo Liu Qingge.

Shang Qinghua frunció los labios. Parecía que Shen Qingqiu estaba confundiendo la 'profecía' con su propia realidad...

"Muy bien, yo seré el siguiente-" comenzó Mu Qingfang.

"Déjame ir" Shang Qinghua dio un paso adelante. "Por favor, te lo ruego. Déjame hablar con él, te prometo que saldré si reacciona mal."

Qi Qingqi frunció el ceño, "Sin ofender, pero reaccionó mal ante Zhangmen-shixiong y Liu-shixiong, ¿por qué reaccionaría bien contigo? Además, ¿no lo traicionaste?" Ella entrecerró los ojos.

Shang Qinghua frunció los labios "Solo quiero hablar con él... Por favor... Déjame tratar de curar sus nuevas heridas... antes de que intentemos curar sus viejas heridas" los ojos de Shang Qinghua se dirigieron a Yue Qingyuan antes de mirar de nuevo a Mu Qingfang, esperando su permiso.

Mu Qingfang frunció el ceño "No. Qi-shijie tiene razón, no puedo arriesgar la seguridad de Shen-shixiong por tu egoísmo."

Shang Qinghua cayó de rodillas "¡Por favor! Necesito hablar con él, yo... ¡Sé algunas cosas que ustedes no saben sobre él! ¡Déjame hablar con él, inmediatamente me retiraré si reacciona mal!" Rogó Shang Qinghua. "Zhangmen-shixiong, por favor... Por Shen Qingqiu..."

Yue Qingyuan miró a Shang Qinghua quien en secreto levantó sus nueve dedos, sus cejas se arquearon "Muy bien. Déjalo entrar" dijo Yue Qingyuan.

"¡Pero, Zhangmen-shixiong-!"

"Solo una vez" dijo Yue Qingyuan con severidad. "Si él reacciona mal, sales. Y nunca más volverás a verlo..."

Shang Qinghua asintió solemnemente "Está bien".

Yue Qingyuan miró a Mu Qingfang y Mu Qingfang asintió "Esperaremos un momento antes de que puedas entrar".


Shang Qinghua entró y cerró la puerta detrás de él, caminó lentamente hacia la cama donde Shen Qingqiu estaba atado con un Cable de Vinculación Inmortal solo para mantenerlo a salvo. Shang Qinghua se acercó en silencio, tirando de un taburete y sentándose sobre él.

"Shen Qingqiu..." Murmuró suavemente y el cuerpo inmóvil en la cama se movió ligeramente.

"Ah..." Un sonido desorientado. Inocente y... desconcertante en este tipo de situación.

"Shen Qingqiu, ¿puedes oírme? Este soy yo... Avión Disparando Hacia el Cielo" susurró Shang Qinghua lentamente.

Shen Qingqiu reaccionó, sus ojos entrecerrados se abrieron y su mirada vidriosa se volvió un poco más clara. Miró a Shang Qinghua y no más allá de él "Hm..."

"Shen Qingqiu, puedes oírme y entenderme, ¿verdad?" Dijo Shang Qinghua mientras agarraba la mano de Shen Qingqiu.

Shen Qingqiu lo miró en silencio antes de cerrar los ojos "Eres... Traidor... ¿Autor...?" Murmuró incoherentemente.

"Sí, sí, ambos. Traicione a la Secta de la Montaña Cang Qiong... Y también el autor de la 'profecía-"

"No" espetó Shen Qingqiu, mirándolo furioso. "¡Me traicionaste!" Gritó y se sentó, pero no tenía equilibrio, por lo que inmediatamente recayó.

Shang Qinghua extendió la mano para sostener la cabeza de Shen Qingqiu para que no chocara con nada "Escúchame, lo siento mucho... No tuve otra opción, Shen Qingqiu. Puedes odiarme, puedes golpearme, pero no renuncies a tu vida..."

¡Bam!

Shang Qinghua fue golpeado por Shen Qingqiu "¡Bastardo! ¡Jodido traidor! ¡Hijo de puta!" maldijo Shen Qingqiu. "¡Te mataré, bastardo mentiroso! ¡Autor de mierda!" Shen Qingqiu descuidadamente movió sus manos atadas hacia Shang Qinghua y Shang Qinghua las agarró.

"¡¿Qué?! ¡Dijiste que puedo golpearte! ¿Estás mintiendo sobre eso también? ¡Jajaja, Shang Qinghua, estoy harto de tus palabras y promesas vacías!" Shen Qingqiu frunció el ceño.

Shang Qinghua lo miró con tristeza, gentilmente atrajo las manos de Shen Qingqiu y cortó el Cable de Vinculación Inmortal que las mantenía atadas. "Con esto, serás más libre para golpearme. Pégame. Esta vez no me retractare de mis palabras" dijo Shang Qinghua en voz baja.

Shen Qingqiu apartó sus manos del agarre de Shang Qinghua, frunciendo el ceño furiosamente mientras levantaba el puño y lo golpeaba con tanto poder como le fuera posible.

La cabeza de Shang Qinghua se giró hacia un lado, recibiendo el golpe de frente.

¡Bam!

¡Puñetazo!

¡Bam!

¡Golpe!

"Te odio. ¡Te odio!" Shen Qingqiu siguió golpeando a Shang Qinghua hasta que se le cortó la respiración. Su último golpe fue tan débil como una pluma y Shang Qinghua lo atrapó. La furia de Shen Qingqiu volvió a elevarse hasta el techo "¡No me toques! -¡Cof!"

Shang Qinghua se acercó y abrazó a Shen Qingqiu con fuerza. "Lo siento... Puedes golpearme de nuevo más tarde, pero primero debes recuperarte antes de que eso suceda..." susurró Shang Qinghua. Shen Qingqiu todavía logro asestar un buen golpe para un paciente que acaba de despertar de un coma, pero los últimos golpes perdieron el poder inicial. Aun así, el rostro de Shang Qinghua todavía dolía mucho.

"¡Asqueroso! ¡Déjame ir!" Gruñó Shen Qingqiu.

"Lo siento mucho..."

"¡Ahórratelo! ¡No te voy a perdonar, cabrón!"

"Lo siento mucho..."

Shen Qingqiu gruñó mientras luchaba impotentemente para salir del agarre de Shang Qinghua, al final, abrió la boca y mordió el hombro de Shang Qinghua. Shang Qinghua hizo una mueca pero solo apretó su agarre sobre Shen Qingqiu.

Si dejaba ir a Shen Qingqiu ahora, no sería capaz de alcanzar a Shen Qingqiu nuevamente. Si no podía manejar la ira de Shen Qingqiu, solo quemaría el puente entre ellos. Si huía ahora, su oportunidad solo se evaporaría al igual que la oportunidad de Yue Qingyuan.

Tenía que continuar.

La mordida de Shen Qingqiu se hizo más y más fuerte hasta que finalmente la aflojo, Shang Qinghua se relajó un poco, pero quién sabía que Shen Qingqiu en realidad tiraría de su túnica, exponiendo su hombro, y después de ello mordería nuevamente el hombro de Shang Qinghua.

Shang Qinghua se sintió impotente, Shen Qingqiu era realmente mezquino. Sin la ropa para protegerlo, los dientes de Shen Qingqiu se hundieron directamente en el hombro de Shang Qinghua y Shang Qinghua se mordió los labios, aguantando.

La sangre goteó pero ninguno de los dos retrocedió.

"¿Por qué...?" Shen Qingqiu finalmente habló, amortiguado.

Shang Qinghua apretó sus mandíbulas.

"Lo que más odias es el dolor... ¿Por qué no me dejas ir...?" Preguntó Shen Qingqiu, sus dientes todavía estaban mordiendo el hombro de Shang Qinghua.

"Dejarte ir ahora significa dejarte ir para siempre..." Shang Qinghua dijo con amargura. "No voy a huir de mi amigo..."

"Estás llorando..." dijo Shen Qingqiu.

Shang Qinghua se rió amargamente. Sí, estaba llorando, las lágrimas mojaron sus mejillas, porque le dolía. Lo que más odiaba Shang Qinghua era el dolor, ¿cómo podría no llorar? Sin embargo, se negó a dejarlo ir.

"¿Por qué no me dejas?" Shen Qingqiu dejo salir atenuado.

"Si te dejo ahora, ¿me perdonarías alguna vez?" Preguntó Shang Qinghua con amargura.

"No..." dijo Shen Qingqiu amortiguado.

Shang Qinghua sonrió mientras extendía su mano para alisar el cabello de Shen Qingqiu "Luo Binghe se volvió loco cuando descubrió que tu cuerpo inmortal fue quemado hasta las cenizas..."

La mordida se hizo más fuerte con un chasquido. Shang Qinghua apretó su mandíbula para no dejar salir ningún ruido doloroso.

"Amenazó con matarlos a todos... Él... También descubrió que no fuiste tú quien lo empujó hacia el Abismo Sin Fin" dijo Shang Qinghua con calma a través de los dientes apretados y continuó acariciando el largo cabello de Shen Qingqiu. Debatió por un momento: "Torturó a Mo Beijun, mi jefe. Era el punto en donde si Mo Beijun moría, lo seguiríamos pronto sin duda..."

"Lo siento... soy un cobarde, lo sé... Te vendí en ese momento antes de que matara a todos. Lo juro por Dios, si hubiera sido en cualquier otra situación, nunca vendería tu libertad, Qingqiu..." Shang Qinghua suspiró. "No estaba pensando. Te he hecho daño. Puedes menospreciarme... Dame una paliza si es necesario. Pero perdóname, ¿de acuerdo? No me odies..."

"Preferiría que murieras a que me vendieras..." gruñó Shen Qingqiu.

Shang Qinghua cerró los ojos y suspiró amargamente "Lo sé..." su mano se detuvo sobre la cabeza de Shen Qingqiu. "Pero también preferirías morir a ser la causa de mi muerte..."

Ese era el orgullo de Shen Qingqiu. Era tan terco como la roca más dura. Preferiría que alguien más cayera en desgracia antes de que la otra persona lo traicionara. Pero preferiría morir antes de que otra persona muriera para o por su bien.

Como una roca, a primera vista, solo se puede ver algo que podría lastimar a otros. O se la arrojas a otras personas o te tropiezas con ella o incluso la dejas caer sobre tu pie. Pero la roca podría usarse para protegerte si la manejas adecuadamente, para protegerte a ti mismo, para proteger a otras personas. Convertirse en una bonita y cálida casa, protegiéndote del clima o convertirse en una fortaleza fuerte para protegerte de cualquier posible peligro.

A menos que fuera destruida mientras la gente estaba dentro, la fortaleza nunca sería la causa directa de la muerte de las personas que protegía.

"Lo dudo" la respuesta fue débil.

Después de unos minutos más conteniendo el dolor, Shang Qinghua finalmente sintió que la mordida se aflojaba y Shen Qingqiu escupió la sangre de Shang Qinghua en su hombro.

El corazón de Shen Qingqiu se calmó gradualmente mientras miraba fijamente al espacio.

Shang Qinghua acarició distraídamente el cabello de Shen Qingqiu "Lo siento..."

"Lo siento..."

"Estoy rogando por tu perdón..."

"Por favor perdóname..."

"Lo siento mucho..."

"Puedes golpearme, pero por favor perdóname..."

"Me arrepiento de ello..."

"Lo siento..."

"Te debo mucho..."

"... Lo siento..." Shang Qinghua siguió murmurando pacientemente sus disculpas.

"No te dejaré. Lo prometo..." susurró Shang Qinghua. "El día que te deje será cuando muera, ¿de acuerdo?"

"Por eso... Tú tampoco me dejes. ¿Perdóname?" Shang Qinghua siguió rogando y rogando.

El orgullo era tan terco como la roca más dura. Difícil de romper. Soberbio. Se mantendría firme en tu camino. A veces podría hacerte tropezar.

La humildad era tan suave y dócil como el agua. Fresca y calmante. Flexible. Se doblaría ante cualquier recipiente en el que se vierta.

En un solo vistazo, parecían un par de rivales injustos. Pero el agua era un elemento muy serio. No importa cuán difícil fuera, dale tiempo, y suavizaría todo... Incluyendo la roca más dura.

Shen Qingqiu se movió, sus brazos se envolvieron lentamente alrededor de Shang Qinghua y la rigidez en sus hombros se aflojó. No dijo nada, pero su acción habló más que las palabras.

Shang Qinghua exhaló mientras continuaba acariciando el cabello de Shen Qingqiu. Tratar con Shen Qingqiu fue muy difícil, si fueras demasiado comprensivo, lastimarías su ego, pero si no demostrabas que te importaba lo suficiente, también lastimarías sus sentimientos, lo que provocaría que su orgullo volviera a hacer un muro a su alrededor.

Demasiadas emociones complejas. Demasiados nudos retorcidos en su mente...

Finalmente, Shang Qinghua se apartó y sacó un pañuelo de su manga, entregándoselo a Shen Qingqiu "Limpia tu boca y escupe la sangre restante aquí" ofreció Shang Qinghua.

Shen Qingqiu lo tomó y lo usó para cubrir su boca, haciendo exactamente lo que dijo Shang Qinghua. Los ojos de Shen Qingqiu se dirigieron a la marca de mordedura desagradable y sangrienta en el hombro de Shang Qinghua y miró hacia otro lado.

Shang Qinghua se arregló la bata y cubrió el hombro expuesto nuevamente, haciendo una leve mueca cuando la herida le picó, joder, duele... ¿Qué no haría por la amistad y este hombre roto...? Dudó... Pensando en lo que debería hacer a continuación antes de decidirse a guardar silencio y mirar a Shen Qingqiu.

No se iría.

Para Shen Qingqiu irse no era señal de que alguien le diera algo de espacio. Irse significaba que alguien se daba por vencido con él. Si Shang Qinghua dejaba que el silencio lo desanimara, Shen Qingqiu también se desanimaría.

A medida que transcurría el tiempo, el incienso medicinal se había quemado y debería ser remplazado pronto, pero las dos personas en la habitación aún guardaban silencio. Finalmente, Shen Qingqiu abrió la boca "Si me vuelves a vender, yo seré el que te mate" su mirada se oscureció, su voz era baja. Él hablaba en serio.

Shang Qinghua se mordió los labios "Sí" sonrió.

Shen Qingqiu giro la cabeza y se recostó en la cama, dándole la espalda a Shang Qinghua. Esa era su forma de demostrar que seguía siendo el superior en la conversación, terminándola e ignorándolo después.

Shang Qinghua se levantó, inclinándose "Descansa bien, Shen-shixiong" dijo y se dio la vuelta. El estanque de terror en su estómago se alivió lentamente. Sin embargo, sabía que pasaría un tiempo antes de que Shen Qingqiu pudiera abrirse a él como en el pasado nuevamente...


Todos lo miraron en estado de shock cuando Shang Qinghua salió con el hombro ensangrentado, Shen Qingqiu había mordido demasiado profundo. La herida todavía picaba mucho y la sangre seguía saliendo. Shang Qinghua les sonrió levemente y desestimo sus miradas cubiertas de preocupación.

"¿Te apuñaló o algo así?" Liu Qingge frunció el ceño.

"Imposible, me aseguré de que él no pudiera alcanzar objetos afilados dentro de la habitación en su condición" dijo Mu Qingfang.

"Está bien" Shang Qinghua agitó su mano. "Ahora está un poco más tranquilo..."

Todos miraron a Shang Qinghua dudosamente antes de que Mu Qingfang asintiera "Cambiaré su incienso medicinal entonces..."


Dos semanas después dentro del mausoleo de los demonios...

Zhuzhi-Lang se puso de pie cuando escuchó el mensaje, caminó hacia el ataúd en el medio del pasillo y se arrodilló.

"¿Está estable ahora?" Preguntó Tian Langjun suavemente desde el interior de su ataúd.

"Según mi espía allí, él ha estado más estable desde que se despertó por primera vez. Han pasado dos semanas desde que se despertó por primera vez ¿qué opinas Jun-shang?" Preguntó Zhuzhi-Lang.

"¿Cómo debería saber eso? Nunca experimenté el segundo tipo de desviación de qi... Ese tipo de daño varía en cada persona" Tian Langjun chasqueó la lengua. "Pero si tu espía está diciendo la verdad, entonces, dos semanas son suficientes".

"De inmediato" Zhuzhi-Lang se inclinó.


Luo Binghe estaba frustrado. Después de semanas esperando a que su Shizun se despertara y otras dos semanas completas sin ver a su Shizun porque estaba despierto, Luo Binghe estaba profundamente estresado. Los señores de las cumbres no dejaban de obstruirlo para que no viera a Shen Qingqiu, simplemente porque tenían miedo de que Shen Qingqiu inmediatamente desplegaría su trauma cuando viera a Luo Binghe.

Cada vez que les preguntaba cuándo podría ver a su Shizun, lo miraban sutilmente como si estuviera loco. Luo Binghe estaba bastante seguro de que en cualquier momento le pedirían 'amablemente' que se fuera y eso era inaceptable para Luo Binghe.

Ya habían pasado dos semanas y escuchó que Shen Qingqiu se estaba recuperando bien. Shang Qinghua se había ocupado de todas las preguntas de los señores de las cumbres, insistiéndoles en que no interrogaran a Shen Qingqiu con preguntas. Ayudó mucho, sin nadie pidiendo explicaciones, Shen Qingqiu estaba mucho más tranquilo.

Pero aun así, le prohibieron a Luo Binghe visitar a Shen Qingqiu. ¡Todos lo trataban seriamente como un villano que robaría a una novia! En la primera semana, había estado fastidiado, pero demasiado preocupado por la estabilidad mental de su Shizun. Pero en la segunda semana, Luo Binghe se puso más inquieto.

Quería hablar con Shen Qingqiu. Quería disculparse y reiniciar todo de nuevo.

Sabía que sería inútil. No había un botón de reinicio en la vida, pero mientras su Shizun lo perdonara, no, mientras su Shizun estuviera dispuesto a hablar con él. Luo Binghe estaría contento, en realidad, bajaría el listón(1) nuevamente, siempre y cuando su Shizun estuviera dispuesto a mirarlo...

Luo Binghe podría trabajar desde allí, trataría a su Shizun con respeto, con amor, con afecto, se merecía todo lo que hay en este mundo. Y Luo Binghe podía tomar cualquier cosa de este mundo...

Mientras pudiera ver a su Shizun...

Así que eso era exactamente lo que Luo Binghe iba a hacer en este momento. Dejo a un lado a Xin Mo y cualquier otro accesorio intimidante que tuviera con él, todos ellos fueron apartados.

Escondido en la sombra, observó mientras su Shizun leía el libro que el Líder de Secta Yue le había dejado.

Se veía saludable, su tez se veía mucho mejor que la de su... cuerpo inmortal sin alma o cuando estaba inconsciente debido a la desviación de qi... Respiraba y estaba bien.

Si no estaba equivocado, ¿pronto lo darían de alta? Los otros señores de las cumbres parecían estar discutiendo para darles el anuncio a los discípulos, especialmente a los discípulos de la cumbre Qing Jing. Eso significaba que estaba sano y lo suficientemente bien, ¿verdad?

Luo Binghe frunció los labios mientras salía de la sombra. Shen Qingqiu lo sintió de inmediato ya que giró la cabeza para ver y rápidamente se puso pálido al ver a Luo Binghe. Luo Binghe extendió su qi para hacer un campo de fuerza insonorizado justo a tiempo cuando Shen Qingqiu gritó.

"¡Yue Qingyuan!" Gritó Shen Qingqiu. "¡Liu Qingge! ¡¡¡Ayuda!!!"

"¡Shizun, Shizun, Shizun! Binghe no está aquí para hacerte daño" Luo Binghe levantó las manos y se arrodilló para asegurarle a Shen Qingqiu que no se acercaría si Shen Qingqiu no lo quisiera. "Binghe está aquí para disculparse con Shizun... ¿Shizun...? ¡Shizun!" Luo Binghe entró en pánico cuando vio que Shen Qingqiu comenzó a ahogarse solo.

"Qi..." Shen Qingqiu se estremeció. "¡Retira tu qi!" arremetió Shen Qingqiu, la sensación del qi de Luo Binghe rodeándolo lo hizo estremecerse. A pesar de que ya no estaba contaminado por la ira y la decepción, todavía lo hacía sentir incomodo.

Luo Binghe retiró su qi para mostrarle a Shen Qingqiu que realmente no quería hacerle daño y que haría cualquier cosa que Shen Qingqiu le pidiera. "Binghe lo ha retirado... Shizun... ¿Estás bien? Lo siento..." dijo Luo Binghe.

Shen Qingqiu no se calmó, pero estaba un poco reconfortado de que Luo Binghe retirara su qi, miró con desagrado a Luo Binghe: "¿Qué quieres, demonio?"

"Binghe solo quiere hablar con Shizun..." dijo Luo Binghe, lentamente, puso ambas manos en el piso de madera y se inclinó hacia Shen Qingqiu ante la sorprendida mirada de Shen Qingqiu. "Shizun, este discípulo se equivocó. Ha pecado gravemente contra Shizun. Este discípulo conoce su error, implorando a Shizun que perdone a este discípulo. Implorando a Shizun que castigue a este discípulo."

"Binghe... Binghe te malinterpreto. Dude de ti. Te hice daño debido a mi propio miedo y pensamientos irracionales. Dejé que mi emoción negativa me controlara y te lastimara, ¡Binghe realmente se arrepiente! ¡Implorando a Shizun que me castigue!"

"¡Que Shizun tome su arma y castigue a este discípulo no filial, te lo ruego!"

Shen Qingqiu miró hacia otro lado, apretando las manos con fuerza. No quería enfrentar a Luo Binghe ahora, o nunca.

Luo Binghe notó esto y se rió amargamente "Shizun, este discípulo ha pecado. Es indigno de tu perdón, pero aun así, te lo ruego... Por favor, perdóname. Haré cualquier cosa por ti, incluso volcare el mundo, siempre y cuando eso complazca a Shizun..."

"¿Crees que rogar por mi perdón y darme algo me haría perdonarte por todo lo que has hecho?" Shen Qingqiu le espetó furiosamente a Luo Binghe. Sus manos se apretaron con fuerza y su cuerpo tembló.

"Luo Binghe, ¿has olvidado por el infierno que me has hecho pasar? ¿Hasta qué punto me obligaste a arrinconarme? ¿Hasta qué punto me obligaste a destruir todo lo que me queda? ¡¿Qué te hice para que me hicieras pasar por todo eso?!" Gritó Shen Qingqiu, furioso.

Luo Binghe bajó la cabeza, avergonzado. Culpable. Arrepentido.

"¡No debería haberte escogido en primer lugar! ¡Debería haberte echado de mi Qing Jing cuando pude! ¡Sabía que solo serías problemas! ¡Y tenía razón! ¡¡¡Estaba criando un lobo de ojos blancos!!!"

"¡Shizun!" Luo Binghe levantó la cabeza y dijo con desesperación. "¡Shizun, Binghe es un malagradecido ingrato! Shizun, por favor no te arrepientas de haber tomado a Binghe. ¡Para mí, eres lo mejor que me ha pasado en toda mi vida!"

Shen Qingqiu se rió "¡Cierra la boca, bestia!" lo fulmino con la mirada "¡Tú, ingrato mentiroso pedazo de mierda!" Gruñó Shen Qingqiu.

Luo Binghe aceptó todo los tipos de abusos verbales que Shen Qingqiu le lanzó pacientemente. Poco a poco se acercó a la cama de su Shizun. "Shizun, Shizun, lo lamento. Quiero expiar mis errores, espero que puedas darme otra oportunidad. Esta vez, juro nunca decepcionarte."

"¡¿Por qué mierda debería?!" gruñó Shen Qingqiu.

"Shizun... yo... Te am-"

Shen Qingqiu de repente sintió que el mundo que lo rodeaba giraba y sus oídos comenzaron a zumbar con fuerza "¡Ah-!" Shen Qingqiu se agarró la cabeza y gritó. "¡¡¡AAAAHHH!!!"

"¡Shizun!" Luo Binghe entró en pánico mientras corría hacia la cama. "Shizun, Shizun, ¡¿qué pasa?!... desviación de qi de nuevo, ¿no?... Shizun..."

Todos los sonidos sonaban tan lejos, duele... Era jodidamente doloroso . "¡Bestia! ¡¿Qué me has hecho?!" Shen Qingqiu se ahogó, culpando automáticamente a Luo Binghe.

"¡No hice-!" Luo Binghe entró en pánico mientras palidecía. Su Shizun palideció rápidamente, Luo Binghe lo acercó y envolvió sus brazos alrededor de él. "¡Shizun! ¡Shizun, no me dejes de nuevo! ¡Te lo ruego!" Luo Binghe gritó con pánico.

"¡Shen-shixiong!"

"¡¿Qué carajos pasó?!"

"Luo Binghe, ¿qué le hiciste a Shen-shixiong?"

"—Yo no-"

"Ayuda-"

"¡Shen Qingqiu-!"

Shen Qingqiu se sintió tan adolorido, la última vez que sintió este tipo de dolor fue la última vez que murió. En su pensamiento distante, se le ocurrió que su alma estaba siendo succionada. Todo se volvió negro.


Shen Qingqiu se despertó sobresaltado y lo primero que vio fue el maldito rostro de Zhuzhi-Lang mirándolo con curiosidad.

"Señor-"

"¡AAAAHHHH!" Shen Qingqiu lanzó un estridente grito cuando inmediatamente todo hizo clic en su cabeza, sorprendiendo al demonio serpiente. Levantando la mano, Shen Qingqiu abofeteó a Zhuzhi-Lang "¡Hijo de puta!" Maldijo.

"¡¿No quemaste mi cuerpo inmortal?!" Shen Qingqiu gritó con pura ira e incredulidad sin adulterar.

Zhuzhi-Lang sostuvo su mejilla levemente punzante e inclinó su cabeza inocentemente "Por supuesto que no".

Chapter Text

"¡¡¡AAAAHHHH!!!"

¡BOFETADA!

"¡Hijo de puta! ¡¿No quemaste mi cuerpo inmortal?! "

"Por supuesto que no" dijo Zhuzhi-Lang inocentemente.

"¡Jódete!" Gritó Shen Qingqiu. Su voz todavía sonaba como un chillido debido a usarla repentinamente tan fuerte después de no haberla usado durante años. "¡Jode-!" Zhuzhi-Lang cubrió la boca y la nariz de Shen Qingqiu antes de precipitarse hacia él... ¡y alzarlo como a una jodida princesa!

Shen Qingqiu gritó internamente cuando Zhuzhi-Lang lo levanto, sin embargo, se calmó rápidamente cuando llegó un cadáver ciego y los atacó. Los ojos de Shen Qingqiu se movieron alrededor para ver innumerables Velas del Último Aliento, decidiendo que morir debido a cadáveres ciegos no era su forma preferida de hacerlo, Shen Qingqiu simplemente fulminó con la mirada a Zhuzhi-Lang, quien mató a ese cadáver ciego que se había acercado y lo llevo lejos.

Después de eso, llegaron a un gran salón y Zhuzhi-Lang lo bajo después de colocar un sello para evitar que entraran los cadáveres ciegos.

Zhuzhi-Lang se dio la vuelta y sonrió "Las cosas se salieron de las expectativas, mis disculpas por asustarte, Señor Shen".

Shen Qingqiu gruñó, ¿salieron de las expectativas? ¡Eso era poner las cosas a la ligera! ¿Asustado? ¡Jodidamente lo aterrorizó! "¿Por qué eres tan terco acerca de introducirme en el mundo de los demonios? ¿Incluso convocándome con mi cuerpo inmortal?" Shen Qingqiu no creía que fuera simplemente por un sincero sentimiento de querer agradecerle. Nadie sería tan sincero en este mundo.

"Ya se lo he dicho. Uno, es porque quiero reembolsarle muchas veces la deuda que tengo con usted-"

"¡Pagada! ¡Tu deuda está saldada! ¡Ahora, deja de molestarme!" Shen Qingqiu frunció el ceño.

"Dos, no fui exactamente yo quien te convocó aquí... Es mejor preguntarle a Jun-shang directamente" dijo Zhuzhi-Lang.

Y se escucharon fuertes sonidos de algo desplazándose, Shen Qingqiu se dio la vuelta para ver la tapa de un gran ataúd abrirse y una mano extendida agarrando el borde. Tian Langjun se sentó y la incredulidad de Shen Qingqiu aumento cada vez más.

Tian Langjun sonrió levemente "Me alegra ver que convocamos un alma completa, justo ahora con tu estridente grito, pensé que era un alma rota..." Tian Langjun comentó distraídamente.

Shen Qingqiu hizo una pausa y miró al hombre en el ataúd con creciente horror, mierda... Mierda, mierda, mierda, mierda, mierda, mierda. Joder. Shen Qingqiu ni siquiera podía manejar al maldito hijo, ¡no tenía ningún plan de conocer al jodido padre!

"Maldices mucho" Tian Langjun sonrió divertido. Antes de mirar a Zhuzhi-Lang con diversión, escuchó claramente el crujiente sonido de una bofetada proveniente de varios pasillos.

"..." Shen Qingqiu fulminó con la mirada a Tian Langjun antes de mirar aún más asesinamente a Zhuzhi-Lang, ¡no quería comenzar a hablar con Tian Langjun! "¡Tú! ¡Bastardo!"

Zhuzhi-Lang comenzó a pensar si saludarlo con '¡Tú! ¡Bastardo!' se había convertido en una tendencia recientemente.

"¡¿Cómo te atreves a no quemar mi cuerpo inmortal?!" Shen Qingqiu señaló a Zhuzhi-Lang. "Hijo de puta. ¡¿Solo tenías un trabajo e incluso pudiste arruinar el quemar un cuerpo?!"

Zhuzhi-Lang sonrió "Si hubiese quemado su cuerpo, su única esperanza de resucitar es nada... Solo quise conservarlo para asegurarme de que estaría a salvo".

"¡¿Soy como un maldito recuerdo para ti?!"

"El cuerpo de su Flor del Rocío del Sol y la Luna se dañó gravemente con su desviación de qi, puede que no se muestre directamente pero... Ya no es adecuado para albergar su alma" dijo Zhuzhi-Lang.

"¿Y crees que este cuerpo con sangre de dos demonios celestiales es adecuado?" Gritó Shen Qingqiu. "¡¿Cuál es tu problema?!"

"En primer lugar, nunca tuve la intención de quemar su cuerpo". Zhuzhi-Lang hizo una pausa. "Cuando me reuní con usted por primera vez en su cuerpo hecho por la Flor de Rocío del Sol y la Luna, en realidad estaba en camino para causar un alboroto y robar su Cuerpo Inmortal. Luego, por suerte, nos vimos camino hacia allí. Por la razón que dije antes, tuvimos que quitar su cuerpo inmortal de las manos de Luo Binghe".

"Sin embargo, ese cuerpo tenía sangre de demonio celestial. Por eso, decidí mantenerlo como último recurso y lo sellé para que Luo Binghe no pudiera rastrearlo, con la ausencia del alma agregada al sello, Luo Binghe tendría dificultades para localizarlo y asumiría que fue quemado".

"Tú... ¿Te preparaste para esto?" Shen Qingqiu lo miró con incredulidad.

Zhuzhi-Lang sonrió "Incluso encontré un cadáver similar a la construcción de su cuerpo y le cambié la ropa y transferí todo lo que tenía el suyo a él".

Shen Qingqiu se miró a sí mismo y se cubrió la cara. ¿Todos los demonios estaban tan locos? Solía tener algún tipo de prejuicio contra ellos (no mayor a su prejuicio contra los humanos), ¡pero ahora simplemente esperaba que el cielo los derribara y los extinguiera!

Luego miró a Tian Langjun, quien simplemente observó su intercambio como si fuera normal "¿Y no te importa que tu general ayude a un humano e incluso lo lleve al mausoleo de los demonios?"

Tian Langjun parpadeó "Zhi-lang rara vez me pide algo. Ya que tú también fuiste quien le dio la Semilla de la Flor del Rocío del Sol y la Luna, no me importa que te quedes aquí". Hizo una pausa y sonrió "¡Y siempre quise conocerte!"

Shen Qingqiu frunció el ceño "¿A mí?" ¿Él específicamente?

"¡Sí!" Tian Langjun asintió y extendió su mano hacia Shen Qingqiu como si pidiera un apretón de manos. De su acción, Shen Qingqiu dedujo que Tian Langjun probablemente no podía ponerse de pie.

Shen Qingqiu frunció las cejas antes de agarrar su mano a regañadientes y estrecharla, pero Tian Langjun en realidad apretó su control sobre la mano extendida de Shen Qingqiu con sus dos manos. Shen Qingqiu se arrepintió de inmediato.

Sin embargo, Tian Langjun comenzó a tararear por lo bajo, sonaba como una canción...

La mirada de Shen Qingqiu se oscureció mientras escuchaba, maldito... ¡Era esa maldita balada otra vez! Todo esto sucedió en un momento tan corto que hizo que Shen Qingqiu se volviera loco, de hecho, todo fue tan loco que Shen Qingqiu fue derribado de nuevo a la cordura.

Shen Qingqiu se agarró la cabeza y se preguntó qué había hecho para merecer todo esto.

Tian Langjun finalmente terminó de tararear la balada y le sonrió a Shen Qingqiu "Hermosa, ¿no?"

"¿Querías conocerme... por eso?" Los ojos de Shen Qingqiu se crisparon.

"Sí. La canción es tan poderosa y desgarradora que la admiro mucho. Solo los humanos podrían hacer este tipo de obra maestra" respondió Tian Langjun. "Tan delicada pero poderosa. Intrincada y alucinante. Siempre quise conocer al personaje principal de esta canción..."

Zhuzhi-Lang miró hacia otro lado, sus hombros temblaban después de ver la mirada totalmente disgustada de Shen Qingqiu.

"¿Qué...?" Los ojos de Shen Qingqiu se crisparon.

"Dime" Tian Langjun lo miró. "¿A quién elegiste realmente? ¿Fue mi hijo con su deseo prohibido o Liu Qingge como tu amor de la infancia?" Preguntó solemnemente Tian Langjun y Shen Qingqiu se atragantó.

Shen Qingqiu inmediatamente retiró su mano con rapidez, indignado "¡Tú tienes un deseo prohibido! ¡Tu madre es un deseo prohibido!" Shen Qingqiu maldijo. "Y conocí a Liu Qingge cuando era adolescente, ¡¿qué novios de la infancia?!" Sin embargo, Shen Qingqiu inmediatamente dejó de maldecir cuando vio que los brazos de Tian Langjun se habían caído.

"..."

"Zhi-lang" dijo Tian Langjun con calma.

"Perdón" murmuró Zhuzhi-Lang mientras tomaba los brazos de Tian Langjun y los volvía a poner uno por uno.

Shen Qingqiu perdió repentinamente su voluntad de enojarse cuando vio que al aclamado todopoderoso rey demonio se le desprendían sus brazos y se los volvían a unir como a una muñeca barata. Inclinó la cabeza y se preguntó ¿por qué tiene que pasarle esto a él?.

Después de arreglar sus brazos y que Zhuzhi-Lang se apartara, Tian Langjun sonrió "Está bien. Ya ves, este es un efecto secundario del uso de una planta espiritual para albergar un alma demoníaca..."

"..." Shen Qingqiu lo miró sin comprender.

"Ah, está bien. Escuché que eres bastante mojigato con ese tipo de cosas. Puedes decirme, ¿tú y mi hijo...? O..." Tian Langjun se detuvo.

Shen Qingqiu de repente encontró su voluntad de ponerse furioso nuevamente mientras temblaba de ira, más aún cuando vio esa mirada inocente y curiosa en el rostro de Tian Langjun.

"Tengo mucha curiosidad. Personalmente, creo que su historia con Liu Qingge es dulce, pero me gusta más la emoción del amor prohibido entre maestro y discípulo. Pero la decimotercera versión dice que su amor y el de Liu Qingge fue bloqueado por su noble familia, a mí también me gusta esa emoción..." dijo Tian Langjun, ansioso por contarle qué tipo de historia le gustaba más.

"¡Cállate! ¡Cállate! ¡Cállate, hijo de puta!" Gritó Shen Qingqiu. ¡No es de extrañar que esta perra estuviera atrapada y sellada! ¡Está jodidamente loco! "¡Ninguno! ¡No elegí a ninguno!" Shen Qingqiu también se rindió ante la locura de la situación y declaró su no elección.

"Oh, está bien" Tian Langjun asintió ligeramente. Además, el tono en su voz sonaba como si la respuesta de Shen Qingqiu no le importara. ¡Joder! ¿Cuál era la oportunidad de Shen Qingqiu de asesinar con éxito a un rey demonio? ¡Realmente quiere intentarlo ahora!

El engreído hijo de puta, que parecía estar sentado en un trono en lugar de un ataúd, continuó tarareando 'Resentimiento de Chunshan' en voz baja y Shen Qingqiu se volvería loco si esto continuaba.

"¿Qué quieres de mí?" Preguntó Shen Qingqiu.

Tian Langjun parpadeó y sonrió "Zhi-Lang siempre ha sido alguien que devuelve el favor varias veces, me rogó una y otra vez que te trajera al mundo de los demonios".

Shen Qingqiu miró a Zhuzhi-Lang "¿Y por qué me quieres en el mundo de los demonios? ¿Cuál es la conexión entre eso y mi favor?"

"Para evacuarte" respondió Zhuzhi-Lang.

"¿Qué?"

"Está conectado" dijo Tian Langjun con calma. "No se puede permitir que las cuatro Grandes Sectas permanezcan. Como el señor de la cumbre Shen era de la Secta Cang Qiong, la más fuerte de las cuatro grandes sectas, caíste dentro del alcance. Naturalmente, Zhi-Lang no quería que estuvieras involucrado."

La mirada de Shen Qingqiu se oscureció. Como era de esperar, a los demonios no se les puede pedir que sean razonables. "¿El siguiente paso es exterminar a la humanidad?" Se burló.

Tian Langjun parpadeó "Por supuesto que no. Me gustan los humanos. Son fascinantes, simplemente no me gustan las Cuatro Grandes Sectas" respondió con sencillez. "De hecho" Tian Langjun sonrió. "Tengo un regalo para la raza humana".

Shen Qingqiu tuvo la sensación de que no le gustaría ese regalo. "Que te jodan-" Justo después de que Shen Qingqiu escupiera la maldición, el suelo tembló y se escuchó un grito.

Shen Qingqiu se balanceó ligeramente y frunció el ceño "¿Qué diablos es eso?" Preguntó vacilante.

"Oh, llegaron rápido" dijo Tian Langjun agradablemente. "Zhi-lang, ¿cuántos?"

Zhuzhi-Lang hizo una reverencia "Al menos doscientos".

"Atrapar a diez solo ya es difícil, debe haber sido duro para él"  Tian Langjun sonrió. Se volvió hacia Shen Qingqiu mientras se sacudía la de arena de su hombro. "Señor de la cumbre Shen, ¿recuerda el juicio de hace cinco años?"

¿Cómo podría Shen Qingqiu olvidarlo? Se sintió como si hubiese sido ayer para él.

"Desde hace cinco años, y aún más que eso, en realidad. Mi sobrino ha estado trabajado duro para que tuvieras una ruptura limpia del lado justo."

La comprensión llegó a Shen Qingqiu y su mirada se oscureció "El incidente de los sembradores..." frunció el ceño. "¿Eso fue planeado para calumniarme y hacerme abandonar la Secta de la Montaña Cang Qiong?" Ahora recordaba el incidente de hace cinco años.

Cómo Zhuzhi-Lang simplemente entró y lo sacó, diciendo que lo estaba 'salvando'. Sin mencionar que la sincronización y el discurso de Zhuzhi-Lang después fueron realmente sospechosos. Era como si estuviera tratando de persuadirlo para que se fuera pacíficamente, a pesar de que sus propios hermanos y hermana de la secta habían hecho todo lo posible por ayudarlo. Shen Qingqiu apretó las manos "¿Eso fue lo que hiciste?" Gruñó.

Zhuzhi-Lang bajó la cabeza y Tian Langjun le dio unas palmaditas alentadoras en el hombro "Originalmente, era para resolver el problema de la deficiencia alimentaria en las tribus del diablo del sur. Pero Zhi-Lang también quería que el señor de la cumbre Shen dejara a la humanidad. Eso es todo."

"¿Eso es todo?" Shen Qingqiu lo fulminó con la mirada. "¿Eso es todo?" ¡La gente me señaló, me maldijo, sospechó de mí, me condenó por traicionar a la humanidad! ¿¡y lo dijiste como si fuera así de simple!? ¡Si no hubiera sido porque sus hermanos y hermanas intervinieron y expresaron su fe en él, Shen Qingqiu habría caído en sus esquemas de manipulación!

Shen Qingqiu se echó a reír "¡En verdad, no soy rival para la deuda de un demonio!" Miró asesinamente a Zhuzhi-Lang, quien lo miró con culpa.

"Señor Shen, Jun-shang realmente quiere exterminar a las Cuatro Grandes Sectas. No quería..." Zhuzhi-Lang comenzó.

"¿Crees que te dejaré tocar a mis hermanos y hermana?" Gruñó Shen Qingqiu. No era para nada cercano a todos ellos, pero en los últimos años, había dejado de poner muros a su alrededor y se habían abierto camino para ser gente que le importaba. Cuando regresó, todos lo cuidaron. Sin mencionar que estaba Yue Qingyuan. Incluso si Shen Qingqiu no estuviera tan cerca de sus hermanos y hermana como lo estaba ahora, con la simple presencia de Yue Qingyuan en la Secta de la Montaña Cang Qiong, ¡Shen Qingqiu no dejaría que nadie lo matara!

Shen Qingqiu apretó las manos "Qiu Haitang. ¿También fue cosa tuya?" ¿Cómo se atreve esta gente... a forzarlo a abrir su pasado? Obligarlo a contarle a Qiu Haitang todas esas pesadillas. Forzarlo a manchar la inocencia y feliz ignorancia de Qiu Haitang...

"No reconozco ese nombre" Tian Langjun sacudió la cabeza y miró a Zhuzhi-Lang.

"Esa mujer no era alguien a quien yo hallará" respondió Zhuzhi-Lang

La ira de Shen Qingqiu disminuyó un poco cuando negaron haber formado parte de lo de Qiu Haitang. Entonces, ¿fue realmente una coincidencia que su viejo amor apareciera en la ciudad Jin Lan? Eso es imposible...

"Además, convocar al señor de la cumbre Shen aquí también fue por mi propia razón egoísta" agregó Tian Langju con calma. "¿Cómo digo esto...? Ese hijo mío, hacia el señor de la cumbre Shen... se siente extremadamente..."

Shen Qingqiu se calmó un poco, su mente reconstruyó las piezas una por una a partir del cuerpo disfuncional de Tian Langjun, el secuestrarlo para atraer a Luo Binghe y muchas otras cosas. No se calmó porque estaba tranquilo...

Se calmó para mirar fríamente a Tian Langjun. Orgullosamente obstinado, Shen Qingqiu odiaba ser utilizado para el beneficio de otro. Estaba enojado pero también pensando lógicamente...

Sería bueno si uno de ellos muriera. Ya sea Luo Binghe o Tian Langjun o incluso Zhuzhi-Lang. Le ahorraría a él y a la humanidad muchos problemas.

Si Tian Langjun lograra apoderarse del cuerpo de Luo Binghe como Shen Qingqiu sospechaba, entonces, Luo Binghe ya no existiría. Sería libre pero la humanidad estaría en peligro, especialmente la Secta de la Montaña Cang Qiong.

Si Luo Binghe pudiera vencer a su debilitado padre demonio celestial pura sangre... Entonces Shen Qingqiu se vería sofocado y la seguridad de la humanidad aún no estaría garantizada. Aun así, era mejor a que dos de ellos fueran causando estragos, Shen Qingqiu podría pensar en una forma de matar a quien salga victorioso.

Al menos eso sería más fácil que planear dos asesinatos que probablemente le costarían la vida.

Se burló de todos modos "El amor de los demonios es realmente tóxico" murmuró. Zhuzhi-Lang lo miró confundido mientras que Tian Langjun inclinó la cabeza.

"Si estás hablando sobre Su Xiyan y yo, eso es inútil... No tengo ningún apego emocional con ese chico en absoluto" dijo Tian Langjun con calma.

Shen Qingqiu sonrió, como se esperaba. Incluso cuando mencionó a Su Xiyan, quien supuestamente era su amor, su tono no cambió ni vaciló. Jamás podrías esperar que un demonio ame. Ah, Su Xiyan, elegiste un destino equivocado. Incluso después de todos tus sacrificios, al final, nadie lloró por ti. Ni tu secta, ni tu hijo, ni siquiera tu amor por el que habías luchado tanto. Moriste en vano...

Incluso tu hijo... no fue amado.

El temblor continuó haciéndose más fuerte, el sonido de la conmoción se estaba acercando.

Con un gran estrépito, algo se rompió y el techo del salón cayó. El polvo inmediatamente obstruyó la vista, cuando se despejó, una figura negra apareció ante los ojos de todos.

Luo Binghe estaba parado sobre la cabeza de una bestia gigante, sus ojos eran oscuros mientras escaneaba a la gente en el salón. Xin Mo estaba atada en su espalda, sin vaina, brillando con una cruel luz púrpura oscura.

La bestia, una extraña mezcla de rinoceronte y serpiente comenzó a rugir y sisear al mismo tiempo. Shen Qingqiu no fue afectado. Zhuzhi-Lang se movió obedientemente frente a Tian Langjun mientras que Shen Qingqiu se mantuvo en su lugar, asumiendo el papel de una audiencia despreocupada con los brazos cruzados.

Los ojos de Shen Qingqiu y Luo Binghe se encontraron y la oscuridad en sus ojos se derritió mucho, casi parecía que podría llorar en cualquier momento. Al ver a su Shizun morir delante de él dos vecestres veces si agrega su concepto erróneo del cuerpo quemado como el de Shen Qingqiu y sin mencionar esa vez cuando Shen Qingqiu casi muere nuevamente debido a la desviación de qi. La esperanza y la fe de Luo Binghe fueron desechadas lentamente, una capa, dos capas. En este punto, estaba tan roto que solo ver a su Shizun era suficiente para querer arrastrarse y llorar lastimosamente.

"Shizun..." exclamo Luo Binghe.

Tian Langjun arqueó las cejas "Verdaderamente extraordinario...". Supo reconocer un sincero amor demoníaco cuando vio uno. La forma en que Luo Binghe miraba a Shen Qingqiu era tan familiar que era doloroso.

Shen Qingqiu miró a Luo Binghe con indiferencia, era como si estuviera mirando a un hombre muerto. Luo Binghe sonrió amargamente mientras sacaba una espada, era una espada familiar.

Una espada larga y delgada, brillando fría y elegantemente, aparentemente intocable... Al igual que su maestro.

Luo Binghe arrojó a Xiu Ya a Shen Qingqiu y Shen Qingqiu la atrapó instintivamente, la sorpresa se apoderó de su rostro cuando volvió a ver a su antigua compañera. Al entrar en contacto con la mano de su maestro, Xiu Ya inmediatamente se acercó integrándose nuevamente al qi de Shen Qingqiu.

En la fracción de segundo que Shen Qingqiu sostuvo la espada, Luo Binghe se lanzó con una ráfaga y usó su puño izquierdo para golpear el estómago de Zhuzhi-Lang. Zhuzhi-Lang fue derribado y Luo Binghe se giró para golpear a Tian Langjun.

Tian Langjun levantó su mano y agarró su puño, sin siquiera moverse de su posición.

¡Bam!

Shen Qingqiu lo miró con los ojos muy abiertos, juró haber escuchado sus huesos crujir en este momento. Shen Qingqiu frunció los labios. Parecía que el "halo", el cual Shang Qinghua dijo que protegía a Luo Binghe, no funcionaba contra su propio padre. Si esto fuera así, el ganador realmente no podría decidirse.

Shen Qingqiu atacó a Zhuzhi-Lang, ya que el padre y el hijo estaban luchando, no podía dejar que Zhuzhi-Lang interfiriera, o de lo contrario, complicaría el plan de Shen Qingqiu de matar al vencedor.

Así el salón pronto se llenó con los viciosos sonidos de la lucha. Zhuzhi-Lang, naturalmente, retuvo su poder mientras luchaba contra Shen Qingqiu, en algún momento, Shen Qingqiu logró burlarlo y lo mantuvo presionado. Xiu Ya sobre su garganta.

Al mismo tiempo, la pelea de Tian Langjun y Luo Binghe también se detuvo con Tian Langjun sosteniendo a Luo Binghe por el cuello, listo para romperlo en cualquier momento.

La pelea cesó en nada y Shen Qingqiu miró a Tian Langjun, quien le devolvió la mirada.

Nadie dijo nada.

Shen Qingqiu apretó su control sobre Zhuzhi-Lang mientras miraba a Tian Langjun y le echó un vistazo a Luo Binghe. De acuerdo, esto iba bien. Una vez que Tian Langjun matara a Luo Binghe, podría usar a Zhuzhi-Lang para amenazar a Tian Langjun y, con suerte, podría darle un golpe fatal.

Tian Langjun sonrió "¿Vas a proponer un intercambio de rehenes, señor de la cumbre Shen?" Preguntó divertido, su mano todavía sostenía el cuello de Luo Binghe.

¿Por qué lo haría?

Shen Qingqiu se burló mientras presionaba a Xiu Ya sobre la garganta de Zhuzhi-Lang, salió un hilo de sangre. Zhuzhi-Lang se mantuvo inexpresivo mientras miraba a Tian Langjun, pero Tian Langjun le indicó que se quedara quieto.

Tian Langjun miró a Shen Qingqiu y sus cejas cayeron ligeramente. Zhuzhi-Lang solía ser un buen juez de carácter, pero parecía que lo habían arrinconado, este señor de la cumbre no era benevolente ni amable con su entorno en lo absoluto... En esos ojos, solo había frialdad y crueldad. No le importaría incluso si Zhuzhi-Lang se arrojara contra su espada y solo lamentaría que su oportunidad de salir de aquí se hubiera ido con la muerte de Zhuzhi-Lang.

De hecho, Tian Langjun dirigió su mirada hacia su hijo. No parecía que Shen Qingqiu tuviera ningún deseo de salvarlo tampoco. Los labios de Tian Langjun se arquearon en una sonrisa irónica.

Demasiado cerca.

Demasiado similar.

Tian Langjun también recordó la misma frialdad y crueldad... De alguien a quien alguna vez amó. Él sacrificó todo por ella y ella lo dejó vivir un destino peor que la muerte.

Las manzanas no caen lejos del árbol, ¿eh?

Luo Binghe miró a su Shizun quien aún sostenía su espada en la garganta de Zhuzhi-Lang y no pudo evitar sentirse amargado. Supuestamente estaba salvando a su Shizun, no siendo un rehén mientras su Shizun estaba haciendo el rescate.

Zhuzhi-Lang finalmente tuvo suficiente y repentinamente saltó al frente, enviando su vida directamente hacia la espada. Sin embargo, Tian Langjun inmediatamente envió un poco de su qi para golpear la mano de Shen Qingqiu, Xiu Ya fue arrancada involuntariamente de su mano.

Luo Binghe usó ese momento, con toda su ira dirigida a este demonio por lastimar a su Shizun, inmediatamente se liberó de las garras de Tian Langjun y llamó a Xin Mo para arremeter contra Tian Langjun.

¡ Snap !

Shen Qingqiu palideció cuando vio que Xiu Ya había sido arrojada así de lejos y apuñaló la pared, haciendo que una pieza de gema se cayera de la pared.

Mierda.

El salón inmediatamente tembló de manera violenta y Tian Langjun se detuvo para mirarlo con asombro. Todo iba muy rápido, y en las únicas cosas que Shen Qingqiu podía pensar eran:

Tengo que largarme de aquí.

¡Xiu Ya!

Invocando a Xiu Ya, Shen Qingqiu inmediatamente corrió hacia la dirección de otra cámara la cual no colapsaría como el salón principal, el Salón de las Delicias. Shen Qingqiu había establecido que no quería morir en un mausoleo sagrado demoniaco, rápidamente abandonó a los demonios y corrió a la cámara contigua.

Al ver a su Shizun correr, Luo Binghe se sintió algo feliz antes de que Tian Langjun lo atacara nuevamente.

¡Bam!

¡ BAM !

¡EXPLOSIÓN!

¡ CRASH !

Shen Qingqiu llegó a la siguiente cámara antes de que todo se derrumbara separando los dos lugares por completo y suspiró. Bien, ojalá mueran allí. Aunque fue algo decepcionante el que nadie podrá sacarlo de este lugar, él buscaría una salida solo.

"¿Qué fue eso?" Una voz sobresaltó a Shen Qingqiu y se dio la vuelta para ver a Zhuzhi-Lang justo a su lado.

"¡QUÉ CARAJ-!" Exclamó Shen Qingqiu. "¿Qué estas- por qué-?"

"Tengo que mantenerte a salvo" dijo Zhuzhi-Lang con calma. "¿Pero veo que no pareces necesitar eso?" Zhuzhi-Lang vio claramente cómo la cara de Shen Qingqiu cambió cuando Xiu Ya golpeó un trozo de gema -un ojo izquierdo- y la gema cayó al suelo antes de que ocurrieran todos esos destrozos. Shen Qingqiu parecía estar bastante familiarizado con el mausoleo sagrado. Incluso Tian Langjun no conocía ese mecanismo en absoluto. Zhuzhi-Lang se movió para caminar frente a Shen Qingqiu.

"¡No te muevas!" Gritó Shen Qingqiu, temeroso. ¡Este era el Salón de la Furia! ¡Un movimiento en falso y desaparecerás! ¡No le importaba Zhuzhi-Lang pero tenía miedo de verse afectado! Se atrevió a correr aquí porque confiaba en resolver el misterio del rostro, ¡pero no confiaba en un compañero de equipo desagradable como Zhuzhi-Lang quien lo hizo morir dos veces!

Zhuzhi-Lang se detuvo "¿Por qué?"

"No pises el rostro" siseó Shen Qingqiu furiosamente.

"..." Zhuzhi-Lang miró hacia abajo... Sin embargo, ¿no todo era un rostro?

¡BOOM!

¡¡¡BOOM!!!

¡¡¡¡ BOOOM !!!

Se tambalearon por el fuerte terremoto, sin darse cuenta se desplazaron unos pasos... Bien, sobre el rostro.

Blurp

Blurp

El piso comenzó a calentarse y Shen Qingqiu maldijo, ¡al carajo con esta mierda! Shen Qingqiu se retiró apresuradamente más lejos y un caliente desastre en forma de un géiser de lava rojo-dorado brillante surgió del suelo. Zhuzhi-Lang se transformó en su enorme forma de serpiente y se enroscó alrededor de Shen Qingqiu, protegiéndolo de cualquier posible peligro.

El líquido caliente chisporroteó al hacer contacto con las escamas de Zhuzhi-Lang y Zhuzhi-Lang siseó. Shen Qingqiu, a salvo dentro de la protección del cuerpo de Zhuzhi-Lang como serpiente gigante, miró al demonio serpiente y sus ojos brillaron con desconcierto. Vaciló.

¡¡¡BOOM!!!

Un lado del Salón de la Furia se estrelló y una nube de humo impregnó el aire.

Tian Langjun entró con toda su gloria, moviendo su muñeca como si no fuera asunto de nadie. "Eso fue impactante, ¿qué acaba de pasar?" Preguntó Tian Langjun suavemente.

Zhuzhi-Lang se transformó nuevamente en su forma humana, todavía abrazando a Shen Qingqiu, y gritó "¡Jun-Shang! ¡No entres!"

Tian Langjun parpadeó. Ya había pisado el rostro de la mujer.

Todos quedaron en blanco.

Blurb

¡¡¡ ZRAAAASSSHHH !!!

Un pilar de magma rojo-dorado fue disparado, envolviendo a Tian Langjun.

"¡Jajajajajajajajaja!" El desconcierto ante la ayuda anterior de Zhuzhi-Lang desapareció a medida que Shen Qingqiu se reía de la desgracia de ese molesto rey demoníaco. ¡Se sintió tan feliz! ¡Se sentía tan malditamente satisfecho! ¡Ver a Tian Langjun quedar envuelto en fuego por su propia arrogancia y ver la expresión perdida y aterrada de Zhuzhi-Lang! ¡Sentía que la vista ciertamente disminuía su resentimiento por estar aquí!

Ah, muy feliz de ver a alguien más ser miserable.

Había pasado mucho tiempo desde que Shen Qingqiu fue testigo de que alguien más fuera miserable. Debido a que todos eran demonios de todos modos y lo habían fastidiado tantas veces antes, a Shen Qingqiu no le importó actuar diferente de su personalidad elegante, se reía con regocijo ante la pareja tío-sobrino.

Luo Binghe tropezó, lamentable y también luciendo miserable. Sin embargo, su expresión dolorosa se volvió asombrada antes de suavizarse cuando vio que Shen Qingqiu se reía de la desgracia de Tian Langjun. Echó un vistazo al rostro en el suelo y saltó. En varios saltos, llegó a Shen Qingqiu y lo alzó en sus brazos.

"Shizun debería reírse más, es hermoso" comentó Luo Binghe y Shen Qingqiu se calló de inmediato.

Shen Qingqiu dejó que Luo Binghe, quien conocía el misterio detrás del rostro en el suelo, lo transportara, mirando hacia el suelo antes de que Shen Qingqiu se diera cuenta.

Luo Binghe pareció leer su mente mientras asentía "pise los puntos de acupuntura" dijo.

Después de llegar al otro lado del Salón de la Furia, Luo Binghe bajo a Shen Qingqiu. Finalmente entraron en el Salón del Dolor, Shen Qingqiu levantó la vista hacia el rostro en el techo, está bien, primero lo primero, a Shen Qingqiu le da lo mismo, el rostro abrió los ojos.

Comenzó a llorar, dejando que gotas de agua cayeran al suelo y los ojos de Shen Qingqiu se movieron rápidamente a su alrededor para ver un camino seguro, pero Luo Binghe ya había abierto su túnica y la usó para cubrirlo tanto a él como a Shen Qingqiu "Vamos, Shizun"

Shen Qingqiu dejó de pensar lógicamente mientras seguía inconscientemente a Luo Binghe para cruzar el Salón del Dolor y sus molestas lágrimas.

Cuando llegaron al otro lado del salón, Shen Qingqiu se sintió incrédulo. Huh... No esperaba que fuera tan fácil y rápido. Cuando leyó el arco sobre este lugar, era muy confuso y sonaba muy difícil.

Las dos personas comenzaron a caminar en silencio. Por mucho que Shen Qingqiu odiara admitirlo, dado que ya estaba atrapado con Luo Binghe, también podría dejar que lo condujera a la salida.

Luo Binghe fulminó con la mirada a cada cadáver ciego que intentaba acercarse y levantó la mano, todos retrocedieron después de que se escuchó un fuerte resoplido.

"Shizun..." Luo Binghe miró a Shen Qingqiu. "¿Estás bien?"

Shen Qingqiu no lo miró, deseando tener su abanico de papel con él y asintió rígidamente.

Luo Binghe sonrió con tristeza, pero la expresión desapareció como un conjuro "Shizun... pudiste... ¿Escuchaste lo que dije antes sobre que tú...?"

Shen Qingqiu lo miró sin expresión.

Luo Binghe se alejó, por supuesto... Luo Binghe deseaba demasiado "No importa".

Shen Qingqiu miró hacia otro lado, sus ojos se estrecharon mientras sus labios se inclinaban hacia abajo. 'Amor...' Él había oído la palabra 'amor' antes de el fuerte dolor de su alma siendo arrastrada fuera de él lo golpeara.

Shen Qingqiu odiaba esa palabra con pasión. Escuchar eso de alguien como Luo Binghe lo molestó aún más.

Y como dijo, el amor de los demonios era tóxico.

Caminaron en un silencio incómodo. Shen Qingqiu no tenía ningún deseo de hablar con Luo Binghe y Luo Binghe todavía estaba atrapado en su propia culpa y arrepentimiento. Ambos sabían que el silencio era la alternativa más segura.

Luo Binghe frunció el ceño cuando su vista se distorsionó al mismo tiempo que escuchó una voz fría a su lado.

"Si te desmayas aquí, te dejaré" dijo Shen Qingqiu. Cruel y conciso. Luo Binghe lo miró y vio que su maestro lo miraba algo insatisfecho.

Luo Binghe sonrió amargamente, en ese entonces Shen Qingqiu se negaba a mirarlo con más que una simple mirada superficial, ahora que lo miraba, en su mirada solo había hostilidad. Luo Binghe no lo culpó, no podría. "Sí, Shizun..." Se enderezó y continuó caminando.

Shen Qingqiu volvió la vista hacia los cadáveres ciegos que se encogieron cuando sintieron que Luo Binghe todavía estaba bien. Su poder no era suficiente para matar a todos esos Cadáveres Ciegos. Además, el ataque de Xiu Ya producía principalmente luz y con su atributo, solo incitaría aún más a estos cadáveres ciegos.

La presencia de Luo Binghe los asustó. Y eso fue lo suficientemente conveniente.

Caminaron un poco más, el silencio incómodo continuó.


Luo Binghe se desmayó.

Shen Qingqiu debería haber esperado eso con su suerte de mierda.

Afortunadamente, ya estaban afuera cuando se desmayó. Mirando el cuerpo febril en la hierba, bueno, al menos Shen Qingqiu ahora sabía que la hierba no era venenosa. Shen Qingqiu contempló el dejarlo aquí... Pero no sabía a dónde debía ir.

Shen Qingqiu se sintió frustrado. ¿Con él mismo? Sí. ¿Con Luo Binghe? Sí. ¿Con Tian Langjun y Zhuzhi-Lang? Sí. Estaba enojado por todo.

¡ Clang !

Shen Qingqiu oportunamente desvainó a Xiu Ya para bloquear una cuchilla enviada hacia él. La expresión de Shen Qingqiu era fría cuando se volteó para mirar a su atacante, sus párpados se agitaron ligeramente cuando vio quién acababa de aparecer de la nada.

Oh wow...

"Así que es el Viejo Maestro del Palacio" Shen Qingqiu usó una burlona y empalagosa voz para saludar al Maestro del Palacio. "Veo que has estado muy bien últimamente" se burló Shen Qingqiu, su personalidad desagradable y provocativa estaba en su plenitud mientras se enfrentaba al viejo.

"El Señor de la Cumbre Shen es muy bueno con su lengua. Dime, ¿me veo genial?" El Viejo Maestro del Palacio se burló.

Shen Qingqiu hizo una demostración de contemplación "Ciertamente. Hm, veo que alguien se deshizo de su extremidad. Sin embargo, ¿puedo recomendar equilibrarlo también con el lado derecho?" Shen Qingqiu sonrió ampliamente. Hacia este viejo, Shen Qingqiu nunca tuvo una buena opinión sobre él. Al principio fue por su instinto, pero con cada vez que se reunía con él, Shen Qingqiu aprendió lentamente que el hombre no era más que un acto. Igual que él. Sin mencionar que Shang Qinghua era bastante boca floja cuando hablaba animadamente del Viejo Maestro del Palacio.

El Maestro del Palacio frunció el ceño "Bien. Muy bien. ¡Veo que el señor de la cumbre Shen todavía mantiene su ingenio como un erudito proveniente de un ambiente de esclavitud!" Él se rió burlonamente.

"Este maestro no puede decir lo mismo de ti" Shen Qingqiu suspiró. "No puedes mantener tus extremidades aunque provienes de un ambiente tan grandioso" sus ojos se entrecerraron con sádico deleite cuando el Maestro del Palacio se enfureció. "No es muy bueno, ¿no?"

El Viejo Maestro del Palacio miró asesinamente a Shen Qingqiu. Estaba sentado en una silla de ruedas, le faltaban las piernas y el brazo izquierdo. "¡Esclavo!" Gritó furiosamente, despreciando a Shen Qingqiu a pesar de que Shen Qingqiu era claramente el que tenía extremidades completas.

"Lisiado" escupió Shen Qingqiu con calma.

El Maestro del Palacio gruñó "Tú... Tú y tu discípulo son realmente las pesadillas de mi existencia. ¡El discípulo es cruel y despiadado, el maestro es desalmado y despreciable! ¡En verdad, un esclavo como maestro solo producirá un bastardo como estudiante!"

Los labios de Shen Qingqiu se arquearon "El Maestro del Palacio tiene una lengua realmente venenosa. Parece realmente detestar a este maestro" su sonrisa se desvaneció. "Ya que parece que realmente me desprecia y quería verme caer en el juicio, me pregunto... ¿Fuiste tú quien trajo a Qiu Haitang a todo el problema?" Preguntó Shen Qingqiu

El Maestro del Palacio se burló irónicamente, sin responder ni negar.

Así que fue él... La mirada de Shen Qingqiu se oscureció mientras blandía a Xiu Ya y enfrentaba al lisiado Maestro del Palacio con una mueca fría. "Entonces fuiste tú quien me obligó a herir los sentimientos de mi ex prometida nuevamente". Esto ya no era simple odio. Esto se había convertido en un rencor personal.

"Viejo bastardo, ¿alguna vez te he ofendido antes?" Shen Qingqiu entrecerró ligeramente los ojos.

"¿Ofender? ¡Toda tu existencia es ofensiva para mí! ¡Eres una monstruosidad!" El Maestro del Palacio se echó a reír. "¡Ese mocoso! No importa lo que hice por él, ¡todavía se aferró a su pasado y se negó a llamarme su maestro! ¿Por qué? ¡Debido a ti!"

"Como ya llegó a este punto, te lo diré. Ese Luo Binghe, lo nutrí y le di todos mis mejores recursos, sin embargo, ¡se negó a ser mi discípulo o a casarse con mi hija! Cuando te investigué para ver si eras realmente digno como Shizun de Luo Binghe, descubrí todo sobre tu sucio pasado, ¡la forma en que entraste en Cang Qiong, todo! ¡Incluso si ese incidente de los sembradores no hubiera sucedido, aun así garantizaría que te encarcelarán en la prisión de agua!" Él se rió.

Shen Qingqiu lo miró en blanco. Efecto mariposa, ¿quién sabría que esto le sucedería? Había tenido cuidado de no disparar ninguna bomba, pero su evasión estratégica en realidad lo llevó a aterrizar en una mina terrestre que puso en marcha cada bomba.

"¡Sin embargo!" El Maestro del Palacio rechinó los dientes. "¡Ese mocoso en realidad me hizo esto cuando yo fui quien le hizo un gran favor! ¡Ese desgraciado ingrato!" El Maestro del Palacio miró al hombre detrás de Shen Qingqiu. "¡Hazte a un lado! ¡Necesito matarlo! ¡Necesito matar a ese desgraciado ingrato! ¡Hazte a un lado o también te mataré!"

"No me importa su rencor con Luo Binghe. Pero  que te guardo rencor" se burló Shen Qingqiu. "¿Mátarme? Yo seré quien termine tu vida aquí." Su control sobre Xiu Ya se apretó. Estaba débil y exhausto, pero esta ira abrasadora dentro de él estaba gruñendo como una bestia salvaje. Necesitaba matar a este viejo bastardo.


Shen Qingqiu se tambaleó ligeramente, pero apuñaló el suelo con Xiu Ya y se estabilizó con ella. La pelea no había sido a su favor, estaba débil y su fuerza estaba casi en cero. No había podido descansar desde que había despertado en su cuerpo original aunque la post-resurrección fue realmente agotadora para una persona normal.

Pero cuando la pelea apenas comenzó, el loco bastardo vislumbró la cara dormida de Luo Binghe y comenzó a actuar de forma escalofriante... ¿Cómo decirlo? Tenía razón sobre que el viejo decrepito deseaba a su propia discípula hace años. ¿Ves, Yue Qingyuan? Él siempre fue un buen juez de carácter. Nunca se equivocó al juzgar el carácter de una persona.

Cuando el viejo decrepito se distrajo, Shen Qingqiu usó todo su poder para blandir a Xiu Ya y lo arrojó lejos.

Las cejas de Shen Qingqiu se fruncieron cuando miró al viejo a la distancia que había volado, desafortunadamente, eso no fue suficiente para matar al hombre. Pero si despertara y comenzara a usar su qi, probablemente moriría debido a la planta QingSi que crecería en ti si usaras qi... Esperemos que sea lento y doloroso.

Shen Qingqiu quería acabar con él, pero...

Shen Qingqiu cayó de rodillas y respiró hondo.

Demasiado.

Luchar contra el Maestro del Palacio, a pesar de que casi no tenía extremidades, en su condición actual fue demasiado.

Shen Qingqiu se quedó sin fuerzas y todo se oscureció.


Shen Qingqiu abrió los ojos "Fuera" dijo Shen Qingqiu mientras miraba a la entidad dentro del mundo de sus sueños.

"Eres bastante astuto, ¿verdad?" Una figura distorsionada se reveló de la nada. "Una gran defensa mental, incluso yo tuve la dificultad de entrar" El Demonio del Sueño miró a su alrededor. Sin importar qué, en aquel entonces, ni una sola vez el Demonio del Sueño pudo infiltrarse en el sueño de Shen Qingqiu. Pero ahora, como era mucho más fuerte que hace años, podía infiltrarse en el subconsciente del señor de la cumbre sin problemas.

"Eso es porque no eres bienvenido" espetó Shen Qingqiu.

El Demonio del Sueño resopló, "Ya sabías de mí desde hace mucho tiempo, ¿no?" Una declaración. "Pensé que eras solo un humano débil y superficial, pero te diste cuenta de inmediato después de que esa pequeña niña fue arrastrada a mi pesadilla".

Shen Qingqiu le dirigió su mirada más desagradable "Fuera". Enfatizó.

"Siempre me he preguntado qué tipo de secreto estás ocultando..." dijo el Demonio del Sueño con curiosidad y la delgada paciencia de Shen Qingqiu se estaba acabando.

Shen Qingqiu se puso de pie, su mundo de sueños comenzó a distorsionarse. "Sal o destruiré este lugar" entrecerró los ojos. "Tal vez no pueda vencerte en mi subconsciencia, pero si destruyo este lugar, todo en él será destruido".

"Incluyéndote a ti" señaló el Demonio del Sueño con desdén.

"Ya morí dos veces" respondió Shen Qingqiu con calma. "Tengo que decirte que el valor que le doy a la muerte no es el mismo que el de cualquier otra criatura viviente. Prefiero morir que tenerte caminando por mis recuerdos para entretenerte como lo haría una persona en un burdel."

El Demonio del Sueño se puso nervioso al oír eso "Cálmate. No voy a invadir tu privacidad" aunque era tentador. Las pesadillas y los malos recuerdos de Shen Qingqiu le olían dulcemente, pero no se arriesgaría con este hombre. "Solo quiero hablar. Sé que todavía valoras tu vida..."

"Vete de aquí."

"Conozco la salida de este lugar".

"... Habla."

"Pero primero, debes prometerme algo" dijo solemnemente el Demonio del Sueño.

Shen Qingqiu rodo los ojos "No hago promesas con un demonio. Ni siquiera contigo." Ni aunque hayas sido el maestro secreto de Luo Binghe.

"¿Maestro?" Se burló el Demonio del Sueño, escuchando el pensamiento de Shen Qingqiu. "¿Yo? ¡Ese mocoso nunca me reconoció como su maestro! ¡Le enseñé todo, dejé mi legado en él, y aun así se negó a inclinarse y llamarme 'shifu'! En cambio, eras tú, ni siquiera le mostraste el mismo grado de cuidado que le doy, inclusive rara vez mirabas en su dirección, pero aun así lloraba lastimosamente por ti, gritando 'Shizun esto, Shizun aquello'. ¡Es muy frustrante!"

"¡Incluso cuando estábamos en el Abismo Sin Fin, traté de atraerlo para que me aceptara como su  Shifu , pero él se negó, todavía esperando melancólicamente tu gracia! ¿Qué hay de bueno en ti aparte de ser bonito y el que puedas mantener una fachada?"

"¿Qué carajo? ¿Cómo es eso mi culpa? Demonio ingrato. Si no quiso reconocerte como maestro, ¡no insultes la buena apariencia de los demás, culpa a tu propia fealdad!" Replicó Shen Qingqiu.

El Demonio del Sueño tosió, si tuviera un cuerpo corpóreo, habría tosido sangre por la ira. ¡¿Feo?! Era muy guapo en su juventud, ¿de acuerdo?

"Lleva a Luo Binghe a un lugar seguro" dijo el Demonio del Sueño solemnemente y Shen Qingqiu lo miró, arqueando las cejas.

"¿No puedes despertarlo?" Shen Qingqiu vaciló.

"No. Su alma primordial está en caos... No pude entrar en absoluto." El Demonio del Sueño hizo una pausa. "Es su culpa en primer lugar. Le dije innumerables veces que invocar tu alma era inútil, además él siguió luchando con su propia creación en el sueño por la noche. ¡Le advertí una y otra vez que destruiría su alma primordial de esa manera, pero era tan terco!"

"Cuando 'tú' fuiste quemado, desperdició gran parte de su poder solo para desahogarse con todos y con todo. No importó lo que hice en ese momento, fue inútil, si ese traidor  debilucho  de  Cang   Qiong  no se hubiese adelantado y le dijera que todavía estabas vivo, su alma primordial probablemente habría sido destruida en cualquier momento".

"¡También usó su poder para preservar en vano tu cuerpo moldeado a partir de la planta espiritual, desperdiciando gran parte de su fuerza cuando podría haberlo usado para un mejor propósito! ¡Fue y cazó a doscientos  Phyton  de Rinocerontes de la Luna Negra Púrpura antes de arrastrarse hasta aquí y ser derrotado por ese demonio celestial pura sangre!"  El Demonio de los Sueños miró a Shen Qingqiu.

Shen Qingqiu le devolvió la mirada, en blanco.

"Sé que no te importaría si muriera" dijo el Demonio del Sueño con un tono inquietantemente tranquilo. No importa que tanto intente engañarse Luo Binghe a sí mismo, el Demonio del Sueño sabía que el hombre frente a él no tenía ni una pizca de piedad o buena emoción hacia Luo Binghe. Amargo y sin corazón... Un rasgo que la mayoría de los demonios compartieron y reconocieron en todas partes.

La cara de Shen Qingqiu no cambió.

"Por eso vine aquí..." Para asegurarse de que Shen Qingqiu salve a Luo Binghe.

"¿Qué es eso? ¿Quieres que entre en el alma primordial? Eso es imposible" dijo Shen Qingqiu con indiferencia. "Como dijiste, no me importa si muere".

"No, si ni siquiera yo puedo entrar en su alma primordial, entonces tú tampoco..." el Demonio del Sueño dijo con calma.

"Entonces, ¿qué necesitas?" Dijo Shen Qingqiu.

"Si puedes llevarlo a un lugar seguro hasta que él mismo pueda solucionar el problema, te diré la salida".

Shen Qingqiu pensó en los pro y los contra, después de un rato, asintió. "Despiértame, entonces" dijo Shen Qingqiu. "Y sal de mi cabeza".

El Demonio del Sueño puso los ojos en blanco y despertó a Shen Qingqiu. "Ve hacia el este..." Su rostro se oscureció "Recuerda, si Luo Binghe muere... no dudaré en destruirte también desde adentro. Si te atreves a dejarlo y escapar, tengo mi manera de hacer de tu vida un infierno."

Shen Qingqiu sonrió, "¿No es esto ya un infierno?"


Shen Qingqiu abrió los ojos y se sentó. Se agarró la cabeza y miró la espada a su lado. Agarrando a Xiu Ya, Shen Qingqiu intentó temblorosamente ponerse de pie.

Se acercó a Luo Binghe y lo levantó " ¿Dónde?" Preguntó Shen Qingqiu cansadamente. Podría haber despertado, pero su espíritu todavía estaba cansado. Era hacia el este, ¿verdad?

"El señor de la cumbre Shen parece ser un maestro en conocer este lugar como para haber jugado un gran juego del escondite hasta ahora. ¿Por qué no adivinas cuándo nos volveremos a ver?" Una voz que sonaba como si viniera de todas direcciones resonó.

Los ojos de Shen Qingqiu se abrieron de par en par. Mierda.

Protégelo!" Parecía que el Demonio del Sueño usó su poder para decirle desesperadamente a Shen Qingqiu esto a pesar de no estar en el reino de los sueños.

¡Cierra la boca! Shen Qingqiu se mordió los labios, miró a Luo Binghe y sopesó sus opciones. El Demonio del Sueño le había dicho a dónde ir, si abandonaba a Luo Binghe aquí, llegaría más rápido... ¿Cumplir su promesa y salvar a su torturador pasado, o dejarlo aquí para intentar correr solo?

La condición de Shen Qingqiu era baja en qi, el mausoleo era peligroso, Luo Binghe era su equipaje pesado. De nuevo, ¿Por qué pensó que valía la pena intentar vivir?

Mientras pensaba, Shen Qingqiu de todas maneras se arrastró a sí mismo y a Luo Binghe hacia el este, ¡lo pensaría en el camino!

"El Señor Shen se dirigía hacia el este desde antes. ¿Es porque hay un agujero en la barrera?" La voz de Tian Langjun sonaba divertida.

Shen Qingqiu se detuvo y frunció el ceño. ¡Zhuzhi-Lang! ¡La sangre de ese asqueroso demonio serpiente también estaba en su cuerpo! Shen Qingqiu sintió venir un dolor de cabeza.

Incluso dejar a Luo Binghe no le haría ningún bien. Zhuzhi-Lang aún podía rastrearlo y esos demonios eran ciertamente más rápidos que él en este momento.

Traer a Luo Binghe tampoco fue bueno, ya que sería un equipaje pesado y probablemente sería asesinado por esos demonios si los encontraban.

Parar aquí solo era esperar ser atrapado.

Continuar solo retrasaría un poco lo inevitable.

La amenaza del Demonio del Sueño seguía atando a Shen Qingqiu en su lugar. No sabía qué podía hacerle ese demonio a Shen Qingqiu, la muerte no importaba, pero se sabía que los demonios mantenían viva a su víctima, y Shen Qingqiu no quería vivir con la sangrienta tortura de una pesadilla y la narcolepsia forzada por experimentar una pesadilla.

El aliento de Shen Qingqiu se aceleró, su cuerpo tembló.

Se sintió atrapado.

Apretando los dientes, Shen Qingqiu se enderezó y arrastró a Luo Binghe a un ataúd cercano, y abrió la tapa con mucha dificultad. Puso al medio demonio dentro.

"Si puedes escucharme, escucha, estoy haciendo mi mejor esfuerzo, así que no jodas con mi mente. Iré y los distraeré" Shen Qingqiu gruñó su mensaje para el Demonio del Sueño antes de cerrar la tapa del ataúd.

El juego de escondite de Tian Langjun.

La sangre demoníaca de Zhuzhi-Lang.

El supuesto deseo de Tian Langjun de dañar a Luo Binghe.

La amenaza del Demonio del Sueño.

El estado inconsciente de Luo Binghe.

Shen Qingqiu suspiro levemente mientras se alejaba temblorosamente, podía sentir sus pies escocer y miró hacia abajo para encontrar que la planta QingSi logró enraizarse en los pies de Shen Qingqiu en los que anteriormente había inyectado un poco de qi para acelerar su ritmo.

Shen Qingqiu cerró los ojos con fuerza. Pensaba que los humanos eran lo peor. Lo retiraba. Todos, sin importar nada, eran lo peor. Los demonios son lo peor.


"Solo ha pasado un corto tiempo, ¿pero el señor de la cumbre Shen ya esta tan maltrecho?" Las cejas de Tian Langjun se elevaron cuando vio a Shen Qingqiu parado allí con una túnica ensangrentada. "¿Están bien sus pies? Tú... realmente tienes una gran tolerancia al dolor" Tian Langjun miró los QingSi que crecían en los pies de Shen Qingqiu con asombro y preocupación.

"¿Y de quién crees que es la culpa?" Dijo Shen Qingqiu. Fue descuidado, se había asegurado de evitar todas esas plantas, pero al final, debido a su pánico causado anteriormente por la voz de Tian Langjun, había usado su qi para acelerar su ritmo. Pensó que había salido del área de las plantas QingSi, resultó que no. Solo sintió que las plantas crecían lentamente cuando dejó a Luo Binghe en un ataúd en alguna parte.

Tian Langjun sonrió "¿Dónde está su discípulo?"

"Se fue" respondió Shen Qingqiu con indiferencia.

"¿Cómo podría ser eso-?" Tian Langjun hizo una pausa y bajó la mirada para mirar el hielo y la escarcha que comenzaba a congelarlo. "Zhi-lang" Tian Langjun miró a Zhuzhi-Lang que parecía estar en peores condiciones. Levantó la vista "Mo Bei-jun..." Él entrecerró los ojos y miró al hombre que supuestamente era solo un mero señor de la cumbre de una secta justa.

Frunció el ceño "Parece que Zhi-lang no mentía. El señor de la cumbre Shen ciertamente parecía conocer el Mausoleo Sagrado como el dorso de sus propias manos."

Shen Qingqiu sonrió "Más bien, ustedes no amaron su cultura lo suficiente como para conocerlo".

Tian Langjun negó con la cabeza "Me sorprendiste, incluso yo, el rey demonio no fui tan conocedor como tú. ¿Todos los eruditos de la Cumbre Qing Jing son tan listos como tú?"

Shen Qingqiu sonrió "Señor Tian me está halagando". Hizo una pausa. "Si no lo hiciera así, ustedes dos no se quedarían quietos y me secuestrarían directamente de nuevo. Que le parece, ¿por qué no esperamos con calma aquí dos días?" Tres días y se agrietarían, rompiéndose en miles de fragmentos de hielo. Dos días y, con suerte, Luo Binghe podría despertarse y dejar de molestarlo.

"Retorcido" dijo Tian Langjun mientras se giraba para mirar a Zhuzhi-Lang "Zhi-lang... Te lo dije, si quieres traer al señor de la cumbre Shen al mundo de los demonios. Tiene que comportarse" miró a Zhuzhi-lang, quien frunció los labios.

Shen Qingqiu jadeó cuando sintió la sensación de ardor en el estómago, se dobló y cayó de rodillas. Apretó los dientes mientras presionaba una mano sobre su estómago, sudando. Este sentimiento... no era desconocido.

"Lo siento mucho, Señor Shen. Pero no tengo otra opción..." Zhuzhi-Lang frunció el ceño y dijo con pesar.

Sin embargo, en lugar de lamentarse o gritar de dolor e indignación, Shen Qingqiu se echó a reír. "¡Jajajajaja!" Shen Qingqiu se rió y se rió, el dolor en su estómago todavía se sentía como una espada ardiente apuñalándolo y retorciéndose dentro de él. "Realmente no soy rival para el favor de un demonio. Zhuzhi-Lang! ¡Mátame ahora! ¿Salvándome? ¡No me hagas reír! Si realmente quieres salvarme, ¡sálvame ahora liberándome de los grilletes de este mundo! ¡¡¡Realmente no puedo soportarlos a ustedes, demonios, no más!!!" Shen Qingqiu gritó, y luego soltó una carcajada.

Pensó... Pensó que podría apostar por Zhuzhi-Lang. La protección del demonio serpiente en el Salón de la Furia, donde sacrificó su propio bienestar por Shen Qingqiu, había creado una buena impresión en el corazón de Shen Qingqiu... Pero en realidad se equivocó. Shen Qingqiu volvió a reír.

La risa... en realidad sonaba muy lamentable.

Tian Langjun frunció el ceño pensativamente y miró a Zhuzhi-lang, que parecía profundamente estresado ante la situación de Shen Qingqiu. Zhuzhi-Lang miró en secreto a Tian Langjun y sus ojos se encontraron, Zhuzhi-Lang miró a otro lado con culpabilidad, tratando de parecer ligeramente preocupado y nada estresado.

Tian Langjun suspiró "¿Dónde está su discípulo?" Preguntó.

Shen Qingqiu lo ignoró, la terquedad y el orgullo brillaron en sus ojos, los cuales miraban a Tian Langjun con un odio extremo.

"Señor de la Cumbre Shen, no quiero hacerte esto difícil. Zhi-lang te quiere y rara vez le gusta algo" Tian Langjun dirigió su mirada a Zhuzhi-Lang, quien miró hacia abajo avergonzado. "Solo necesito algo del chico".

"No es asunto mío" escupió Shen Qingqiu.

"Sí. Pero está obligado a decirme dónde está."

"Jun-shang... no puedo aguantar más" dijo Zhuzhi-Lang de repente.

Tian Langjun lo miró de reojo "¿Aguantar qué?"

De repente, la sensación de dolor dentro del estómago de Shen Qingqiu desapareció y finalmente pudo respirar libremente de nuevo. "Ah..." Shen Qingqiu jadeó.

Tian Langjun frunció el ceño "¿Dejaste de usar tu sangre de demonio?" Preguntó.

"Lo hacía. Pero... ¡Pero, de repente ya no pude más!" Zhuzhi-Lang respondió con desconcierto.

De repente, alguien entró en el área de la tumba del clan Mo Bei-jun. Un viento frío arrasó ferozmente ante la llegada de Luo Binghe, quien los miró con extrema furia.

Tian Langjun supo de inmediato la razón.

Con su marca demoníaca brillando en su frente, Luo Binghe se abalanzó sobre ellos y echó hacia atrás sus puños antes de hacerlos colisionar fuertemente contra sus pechos congelados.

Indefensos, los otros dos demonios celestiales solo pudieron recibir el ataque.

¡EXPLOSIÓN!

¡EXPLOSIÓN!

"¡Shizun!" Luo Binghe se dio vuelta rápidamente para ver a Shen Qingqiu y lo ayudó a levantarse, soportando la mitad del peso de Shen Qingqiu. "¿Estás bien? ¿Estás... estás llorando...?" Luo Binghe entró en pánico cuando vio algo de enrojecimiento en los ojos de Shen Qingqiu.

"No lo estoy" dijo fríamente Shen Qingqiu.

Luo Binghe vio la condición de Shen Qingqiu. Túnica ensangrentada, cuerpo tembloroso, pálido como una sábana, túnica desordenada, ojos rojos... No hacía falta decir que su Shizun parecía haber sufrido mucho. Luo Binghe quería vengarlo contra esos dos tipos de antes, pero sabía que el bienestar de Shen Qingqiu era lo primero.

"Vamos" Luo Binghe hizo una pausa cuando notó que su Shizun estaba un poco débil a medida que avanzaba. Miró hacia abajo y jadeó cuando vio que los pies de su Shizun estaban sangrando con plantas extrañas saliendo y enraizándose en sus pies. De un solo vistazo, Luo Binghe sabía que eso era muy doloroso. Luo Binghe, sin dudarlo, recogió a Shen Qingqiu como a una princesa y se lanzó hacia el este.

Shen Qingqiu no se quejó, simplemente se recostó en silencio en sus brazos.

Luo Binghe lo miraba de vez en cuando, con las cejas fruncidas por la preocupación. "Shizun, saldremos pronto. Nos iremos a casa después de esto."

"Cang Qiong..." murmuró Shen Qingqiu.

Luo Binghe asintió "Cang Qiong. Te llevaré a la cumbre Qian Cao."

Shen Qingqiu suspiró aliviado por primera vez desde que llego a este sangriento lugar.


Fuera del mausoleo, Shen Qingqiu finalmente pudo dejar escapar un suspiro de alivio cuando vio la luz. Estaban fuera... Finalmente.

'Hogar...' Shen Qingqiu anhelaba desesperadamente esa residencia de bambú que siempre dio por sentada, anhelaba desesperadamente la preocupación de Yue Qingyuan que siempre había rechazado, anhelaba desesperadamente las frecuentes visitas de Liu Qingge invitándolo a un duelo o a tocar música, añoraba desesperadamente a sus hermanos menores y a su hermana, a quienes siempre había considerado molestos.

Luo Binghe miró los rasgos suavizados de Shen Qingqiu "Yo... escuché tu voz diciendo que te irías para distraerlos... Yo... tenía tanto miedo, por favor, no vuelvas a hacerlo nunca más. Si algo te vuelve a pasar, Binghe ya no sabría qué hacer..." Luo Binghe comenzó vacilante "El Mayor Demonio del Sueño lo confirmó después de que desperté... Shizun, has sufrido..."

"En" respondió Shen Qingqiu. ¿De quién fue la culpa de que tuviera que sufrir? ¿No fue ese maldito Demonio del Sueño el que lo obligó a hacer eso? Si no hubiera sido por el bien de obtener camino a seguir levemente no destructivo, Shen Qingqiu habría arrastrado al inconsciente Luo Binghe y lo habría arrojado a Tian Langjun.

Luo Binghe dejó de hablar, sus ojos enrojecidos ante la idea de que su Shizun había hecho tanto por él, pero entretanto lo que había hecho por Shen Qingqiu era muy poco. De hecho, solo lastimó a Shen Qingqiu una y otra vez, si tan solo pudiera retroceder el tiempo no dejaría que su inseguridad e ira sacaran lo mejor de él, ni dejaría que Xin Mo multiplicara esos sentimientos para generar aún más odio en él.

Se arrepintió.

Verdaderamente arrepentido. Pero no había medicina para su arrepentimiento. Lo que podía hacer en este momento era asegurarse de que ya nada pudiera dañar a su Shizun, pero incluso en eso falló una y otra vez. Solo esperaba que su Shizun pudiera desahogar su ira sobre él para hacerlo sentir a gusto, que lo golpeara, lo maldijera, siempre y cuando pudiera hacer que su Shizun se sintiera complacido...

Pero eso era imposible, su Shizun no era alguien quien se reconciliaría así de fácil.

Luo Binghe no se dio cuenta de que sus lágrimas caían de sus ojos mientras apretaba su agarre sobre Shen Qingqiu. ¿¿¿Qué debería hacer para que su Shizun lo perdone???

"Señor de la cumbre Shen, ¿ya volcó todo el Mausoleo Sagrado, y ahora está tan ansioso por ir a casa así como así? ¿Crees que será así de fácil?" De repente, la voz de Tian Langjun resonó nuevamente desde todas las direcciones.

La cara de Shen Qingqiu se oscureció.

Los ojos de Luo Binghe se estrecharon con odio.

En poco tiempo, Tian Langjun apareció en el horizonte junto a Zhuzhi-Lang.

Luo Binghe frunció el ceño mientras ponía gentilmente a Shen Qingqiu nuevamente sobre sus dos pies, fijó su mirada fulminante en los dos demonios y chasqueó los dedos. Mirando asesinamente a Zhuzhi-Lang "¿Tú eres quien alimentó a mi Shizun con tu sangre? ¿Cómo te atreves?" Gruñó Luo Binghe.

Tian Langjun miró a su descendencia, arqueando una ceja "Oye, no tienes derecho a amonestar a Zhi-lang. También hiciste lo mismo" señaló sin rodeos. Solo había tres demonios con sangre de Demonio Celestial, Tian Langjun estaba seguro como el infierno de que no puso su sangre en el cuerpo de Shen Qingqiu –desafortunadamente- por lo que solo podía quedar Luo Binghe.

Luo Binghe se congeló antes de fruncir aún más el ceño. Él simplemente tocó un punto sensible. "Shizun, puedes retroceder un poco. Este discípulo ganó algo de poder en su incómoda condición en el Mausoleo, puedo manejar esto solo" dijo Luo Binghe con confianza.

Shen Qingqiu no dijo nada mientras retrocedía lentamente y Luo Binghe sacó su espada. Los tres demonios lucharon de inmediato de una manera feroz y furiosa.

Shen Qingqiu observó con frialdad mientras Luo Binghe y Tian Langjun luchaban, con Zhuzhi-Lang ayudando al último. Un águila roja sangre apareció repentinamente en el cielo, chillando una vez mientras volaba en círculos, dirigiéndose directamente a la parte posterior de la cabeza de Luo Binghe y Shen Qingqiu dio un paso atrás.

Luo Binghe notó la presencia del pájaro inmediatamente y se agachó, pateando a Zhuzhi-Lang en el plexo solar y balanceó a Xin Mo para cortar el cuello de Tian Langjun, Tian Langjun inclinó tranquilamente su cuerpo hacia atrás, evitando el ataque sin problemas. El dedo de Tian Langjun se movió y la dirección del águila cambió bruscamente hacia la única persona que no se había involucrado en la pelea.

Los ojos de Shen Qingqiu eran oscuros mientras usaba todo su poder para hacer una barrera de qi y el pájaro explotó en horribles perlas de color carmesí, pero nada tocó a Shen Qingqiu gracias a su escudo. Shen Qingqiu miró fríamente a Tian Langjun, quien lo miró significativamente.

¿Tian Langjun pensó que este medio despreciable funcionaría contra Shen Qingqiu? Él ya tenía dos tipos de sangre de demonio celestial en su cuerpo, no necesitaba una nueva.

Como era de esperar, una persona astuta sabría lo que otra persona astuta estaba pensando, Tian Langjun sacudió la cabeza. Como falló y todo había acabado así, no había más remedio que ser despiadado.

Zhuzhi-Lang pateó la muñeca de Luo Binghe hacia arriba para cambiar la dirección en la que se balanceaba y Tian Langjun saltó lejos del imprudente golpe de Luo Binghe. Tian Langjun levantó la mano y vertió toda su energía en ella, sus ojos oscurecidos por la sed de sangre mientras miraba a Luo Binghe...

Tian Langjun levantó su mano, la que estaba llena de energía asesina y la arrojó a... Shen Qingqiu.

La cara de Luo Binghe palideció.

Los ojos de Shen Qingqiu se ensancharon cuando Tian Langjun realmente envió un ataque en su dirección después de que Shen Qingqiu frustrara su intento de alimentarlo con su propia sangre de demonio celestial.

Con toda la intención de matar y todo su poder, la aterradora ola de ataque de Tian Langjun se abrió paso con aterradores estruendos en su camino. Shen Qingqiu no tenía forma de esquivarlo en su condición actual. Shen Qingqiu sintió que su vida pasaba ante sus propios ojos cuando vio que la sangrienta energía roja llegaba a él.

Cerró los ojos, esperando que la muerte realmente lo recibiera esta vez.

¡ ZRASH !

Los ojos de Shen Qingqiu se abrieron de golpe y sus ojos se ensancharon cuando vio a Luo Binghe parado frente a él, recibiendo el ataque completo con su espalda. La sangre fluía libremente, sus ropas estaban rotas, Luo Binghe cayó hacia Shen Qingqiu y Shen Qingqiu lo atrapó.

Sus manos le temblaban mientras las llevaba lentamente a la espalda de Luo Binghe. Shen Qingqiu palideció como una sábana cuando levantó las manos y las vio empapado en sangre. "¿Luo Binghe...?" Susurró Shen Qingqiu.

Luo Binghe tosió sangre y Shen Qingqiu pudo sentir esa sangre empapando su hombro, "¿Shizun... Está bien...?" Preguntó Luo Binghe.

"¿Por qué... por qué lo hiciste...?" Shen Qingqiu tragó saliva mientras ponía las manos sobre la herida abierta en la espalda de Luo Binghe y la presionaba para disminuir el sangrado, abrazando a Luo Binghe más cerca de él.

"Su valor es encomiable" dijo Tian Langjun mientras se acercaba con Zhuzhi-Lang.

Shen Qingqiu presionó frenéticamente la herida de Luo Binghe y se dio cuenta de que los dos demonios se estaban acercando "¡Aléjense!" Gruñó Shen Qingqiu.

Se detuvieron "No se preocupe, señor de la cumbre Shen. No voy a hacerte daño" dijo Tian Langjun.

"Intentaste matarme" Shen Qingqiu frunció el ceño oscuramente.

Tian Langjun sonrió "Me obligaste a usar el camino rudo. Como evitaste hábilmente consumir mi sangre, tuve que atacarte con todas mis fuerzas". Hizo una pausa y luego continuó: "Ya que te ataqué una vez, ese chico se puso alerta, fallé y envié el segundo ataque para que él se moviera. Sabía que con toda seguridad te protegería" explicó con calma. Sus ojos estaban desprovistos de emoción y esperaba lo mismo de Shen Qingqiu. Según la observación de Tian Langjun ¿No era que no le importaba Luo Binghe e incluso lo odiaba?

Contra las expectativas de Tian Langjun, Shen Qingqiu los fulminó con la mirada "Asquerosas Bestias inferiores" gruñó. "No es de extrañar que tu especie se esté extinguiendo..." Gruñó venenosamente. Lleno de ira abrasadora y odio.

Tian Langjun alzó las cejas y Zhuzhi-Lang hizo una pausa.

Orgullo.

Estaba arraigado en dos cosas. El egoísmo y el ego. A pesar de sonaban como si fueran lo mismo, en realidad eran diferentes. El ego podría ramificarse a muchas cosas, que van desde uno mismo a muchos otros aspectos. El egoísmo se centraba en uno mismo.

Shen Qingqiu puso más énfasis en el ego. Tian Langjun ya había lastimado ese ego al usarlo para hacer que Luo Binghe se lastimara.

Pero había algo peor que un golpe en el ego de Shen Qingqiu.

Esa era su terquedad y el frágil sentimiento oculto dentro de su corazón. Como Shang Qinghua dijo una vez...

Shen Qingqiu absolutamente no tolera que nadie muera por su bien.

Es por eso que nunca olvido a Yue Qingyuan ni se perdonó a sí mismo por dejar que Yue Qingyuan se fuera y muriera en el exterior... Hasta que se encontró con Yue Qingyuan nuevamente, vivo y bien.

Por eso Shen Qingqiu decidió apostar y confiar en Zhuzhi-Lang, quien lo había protegido desinteresadamente del magma en el Salón de la Furia.

No dejaría que nadie muriera por su bien. Puedes morir tan horriblemente como sea posible, él ni siquiera pestañearía por ti. Sin importar si fueras un humano, un demonio, un rey, un campesino, importante o insignificante...

... Pero salta frente a un ataque mortal por él, muere por ayudar a Shen Qingqiu. No importa cuán pequeño sea tu sacrificio si el costo era tu vida de una manera mundana, no importa si no eras nadie para él...

Shen Qingqiu sollozó mientras sostenía a Luo Binghe más cerca, sorprendiendo a los dos demonios "Luo Binghe... Luo Binghe..." Un susurro de puro dolor.

Sin importar si ese hombre hubiera pecado mucho... Shen Qingqiu aún lloraría por su sacrificio.

"Luo Binghe..." sollozó Shen Qingqiu mientras abrazaba a Luo Binghe más cerca, temblando de desesperación. "No te mueras..." Suplicó.

Porque incluso el corazón más frío se derretirá con un solo acto de amabilidad...

Chapter Text

"¡Luo Binghe, no mueras!" Shen Qingqiu apretó su agarre sobre Luo Binghe mientras se atragantaba. "Abre los ojos, no los cierres..." Shen Qingqiu entró en pánico cuando Luo Binghe comenzó a quedarse dormido.

Luo Binghe luchó para mantenerse despierto, principalmente porque el sonido del llanto de su Shizun hacia doler su corazón y realmente quería que se detuviera. Pero un ataque directo directo de un Demonio Celestial pura sangre fue demasiado para el mestizo. La suplica afectuosa de Shen Qingqiu también le hizo difícil distinguir la realidad del sueño.

¿Estaba su Shizun realmente llorando por él...? ¿O fue simplemente otra de sus patéticas alucinaciones auditivas?

"Estoy... bien" le aseguro Luo Binghe en un susurro.

"Deja de hablar" gruñó Shen Qingqiu mientras presionaba más la herida para frenar el sangrado. Luego gruñó salvajemente cuando Tian Langjun se acercó "¡¡VETE AL DIABLO!!" Le advirtió Shen Qingqiu mientras abrazaba protectoramente a Luo Binghe.

"Morirá si lo mantienes ahí" señaló Tian Langjun suavemente.

Los ojos de Shen Qingqiu ardieron más cuando Tian Langjun mencionó la muerte. Si alguien le hubiera dicho que Luo Binghe moriría hace unos minutos, Shen Qingqiu probablemente ofrecería un brindis por quien lo haya dicho, sin embargo, ahora la muerte de Luo Binghe le parecía una pesadilla.

Eso desconcertó a Tian Langjun. ¿Todos los humanos actúaban así? ¿Tan confusos? ¿Odiando en un segundo y amando en el siguiente? ¿Amando en un segundo y odiando en el siguiente?

Queriendo que el otro lado muera en un minuto y luego llorar desesperadamente para que el otro lado permanezca vivo al siguiente.

¿Una mujer amorosa que compartía su sueño de paz y unidad en un momento y una mujer de corazón cruel que lo quería muerto al siguiente...?

Los humanos son realmente peculiares...

"Señor Shen, calmese..." Zhuzhi-Lang dijo con preocupación a medida que el aliento de Shen Qingqiu se acortaba y se volvía más frenético por segundos.

"¡No te acerques!" Shen Qingqiu lo fulminó con la mirada, sin embargo, desconocido para él, con esa mirada simplemente parecía un animal acorralado.

"¡No use su qi!" Dijo Zhuzhi-Lang preocupado.

"Luo Binghe... Luo Binghe... Quédate" Shen Qingqiu no pareció escuchar a Zhuzhi-Lang mientras le susurraba con ternura y pánico a Luo Binghe.

"Señor Shen, si usa su qi solo agravará su herida" mintió Zhuzhi-Lang solemnemente y Shen Qingqiu dejó de usar su qi.

Shen Qingqiu tembló mientras sostenía a Luo Binghe más cerca "Lo siento..." clamó. Sostuvo a Luo Binghe más fuerte, una de sus manos se movió y presionó el pecho de Luo Binghe cuando sintió que la mano de Luo Binghe se crispaba, los ojos de Shen Qingqiu se ensancharon.

Zhuzhi-Lang se mordió los labios, tenía que mentir, si Shen Qingqiu seguía usando su qi en su estado inestable, la desviación de qi sería la única manera en la que podrían arremeter contra él. Sin mencionar las plantas QingSi que ya se habían extendido demasiado...

"Relájate, estará bien con su capacidad de regeneración" dijo Tian Langjun mientras se acercaba sin miedo.

"¡No te acerques!" Gruñó Shen Qingqiu.

"No haré nada. Si el Señor Shen quiere salvarlo, entonces este Rey lo ayudará un poco" dijo Tian Langjun con calma mientras miraba a Luo Binghe... más precisamente a Xin Mo.

"¿Crees que soy estúpido?" Gruñó Shen Qingqiu. "Si lo ayudas, sería igual a que muriera. No voy a dejar que poseas su cuerpo" el Shen Qingqiu de hace unos minutos nunca diría esta frase.

Tian Langjun parpadeó "¿Por qué querría poseer su cuerpo?" Inclinó la cabeza.

Los ojos de Shen Qingqiu se volvieron más oscuros. ¿Todavía quería mentir? ¿Pensaba que Shen Qingqiu era un imbécil?

"Ya soy muy guapo, no lo necesito. Se parece más a su madre que a mí" señaló Tian Langjun. "En cambio, quiero algo más de él" Tian Langjun miró a Xin Mo.

Pronto, una pared delgada y frágil de qi obstruyó su vista y Tian Langjun levantó las cejas. Shen Qingqiu lo fulminó con la mirada aun más firmemente, la desconfianza y el desdén eran claros en sus ojos.

En cambio, Tian Langjun le echo un vistazo a Zhuzhi-Lang, quien parecía mucho más pálido cuando Shen Qingqiu usó su qi como escudo. Si Tian Langjun destruyera esa pared, lo que sería dolorosamente fácil ya que Shen Qingqiu ya estaba débil para empezar, realmente dañaría su alma y probablemente podría llevarlo a otra desviación de qi.

Tian Langjun suspiró, los humanos son interesantes pero son realmente problemáticos y peculiares...

"No quiero lastimar a ninguno de ustedes. ¿Por qué de repente eres así? ¿No lo querías muerto?" Dijo Tian Langjun. "Cálmate, estás avanzando hacia la desviación de qi. Tu cuerpo está débil después de resucitar y arrastarte a través del Mausoleo Sagrado".

Shen Qingqiu gruñó y no dijo nada, todavía agarrando a Xiu Ya firmemente en sus manos.

Tian Langjun exhaló "Zhuzhi-Lang" dijo. También podría noquearlo para evitar que se hiciera daño.

"¡No te acerques!" Shen Qingqiu abrazó a Luo Binghe con más fuerza. Sus ojos ardieron mientras su lastimosa brizna de qi se transfirió a su puño.

Zhuzhi-Lang frunció los labios y cuando vio que Shen Qingqiu estaba a punto de usar su qi nuevamente, lo que lo haría más vulnerable a las plantas QingSi, se movió. En solo un instante, Zhuzhi-Lang golpeó el punto de acupuntura de Shen Qingqiu y selló su qi temporalmente, este acto generalmente era solo una resolución temporal, pero dado que Shen Qingqiu era demasiado débil de todos modos, esta era la mejor manera.

"¡Uf-!" Shen Qingqiu tosió. Xiu Ya se escapó de sus manos y cayó al suelo.

Los ojos de Luo Binghe ganaron un poco de conciencia mientras tosía "... Atrévete..." Susurró sombríamente con su breve aliento. Un aura caótica pero protectora irradiaba de él.

Tian Langjun lo miró con indiferencia "Zhi-Lang, llévate a tu persona" dijo.

Zhuzhi-Lang estaba a punto de agarrar a Shen Qingqiu cuando frunció el ceño y saltó hacia atrás para evitar una imprudente cuchilada por reflejo. Una figura saltó entre él y las dos personas heridas, levantando la espada con desafío aunque vacilando ansiosa de vez en cuando.

Shen Qingqiu levantó la cabeza y sus ojos se ensancharon, una mujer estaba parada allí, con la espada levantada, la barbilla inclinada y la espalda recta. Shen Qingqiu se estremeció, con miedo y culpa "¿Qiu... Haitang...?" Murmuró Shen Qingqiu aturdido.

Qiu Haitang frunció los labios mientras entrecerraba los ojos hacia los dos demonios frente a ella "¡No dejaré que lo toquen, demonios!" Declaró furiosamente.

Desde que Shen Qingqiu 'murió', la ex joven dama de la familia Qiu había perdido su objetivo. Su objetivo de por vida era asegurarse de que Shen Jiu pagara por todo lo que él había hecho, pero cuando Shen Jiu murió, no sintió nada más que vacío. Se volvió lenta y distraída, la sensación de furia y sed de venganza que la alimentó se había ido y su cultivo se estancó.

Ella investigó la veracidad del testimonio de Shen Jiu. Le preguntó a las ancianas miembros de su familia, regresando a la casa que había abandonado durante mucho tiempo debido a la mala memoria. Todas las ancianas habían admitido ante ella que vieron a Shen Jiu siendo golpeado al menos una vez cada dos días, algunas incluso dijeron que lo vieron siendo maltratado varias veces en un día.

Cuando ella les preguntó por qué no le habían dicho, le respondieron que era porque a nadie se le permitía decirle nada a la joven dama. Todas habían acordado que era demasiado joven para saber y entender ese tipo de cosas, por lo que solo podían ayudar a Shen Jiu dándole en silencio sobras o escabulléndole medicamentos para tratar sus heridas. Qiu Haitang finalmente entendió por qué, aunque todas las ancianas estaban furiosas de que Shen Jiu matara a sus esposos e hijos mayores, ninguna de ellas dijo que 'ellos no se merecían esto'.

Se distanció de todos, incluso de sus discípulos, la gente seguía dándole miradas furtivas y compasivas. Su breve enamoramiento por Luo Binghe se convirtió en indiferencia cuando escuchó que él había matado a Shen Jiu. Cuando vio que la relación entre la Secta de la Montaña Cang Qiong y el Palacio Huan Hua alcanzó el segundo clímax del no retorno, ella supo que algo había sucedido.

Otra gran batalla había sucedido y parecía que los señores de las cumbres de Cang Qiong acababan de experimentar otra pérdida recientemente. Después de investigar más, llegó a la conclusión de una loca conspiración y que Shen Jiu todavía estaba vivo. Sabía que estaba siendo demasiado optimista, pero repetidamente se dijo a sí misma que podría ser posible, solo para calmar su corazón vacío.

Cuando Luo Binghe cruzo hacia el mundo de los demonios, lo siguió, arriesgándose a sí misma con la esperanza de que su sospecha fuera cierta. Cuando llegaron a la entrada del Mausoleo Sagrado, Qiu Haitang no pudo entrar porque se movió demasiado tarde, por lo que merodeo para buscar un camino por otro sendero.

Había merodeado por mucho tiempo antes de escuchar la conmoción en esta dirección.

Solo por esta persona. Qiu Haitang sabía que podía llegar hasta el extremo por esta persona. La gente decía que el rencor de una mujer era algo aterrador, pero la devoción de una mujer lo era aún más.

Necesitaba salvarlo. Necesitaba un cierre. Necesitaba escuchar todo y no solo una versión resumida. Necesitaba escuchar todo de Shen Jiu, incluso si eso significa que podría costarle la vida.

"¿Qué estás haciendo aquí?" Shen Qingqiu entró en pánico cuando la vio. No, ella era solo una joven señorita mimada, aunque se había convertido en una buena cultivadora, ¡todavía no era nada! ¡Incluso un discípulo principal de la Secta de la Montaña Cang Qiong podría competir contra ella en fuerza! Si incluso Luo Binghe -quien podría vencer a Liu Qingge, quien podría decirse que era el mejor espadachín de Cang Qiong y el segundo más fuerte después de Yue Qingyuan- se vio reducido a estar así de indefenso, ¡mucho menos podría ella!

"¡Vine a ayudarte y a preguntarte algo!" Dijo Qiu Haitang.

"¡No puedes-! ¡Sal de aquí, no podrás hacerle nada a esos dos!" Gritó Shen Qingqiu.

Qiu Haitang apretó los dientes con terquedad "¿A quién le importa? ¡Toda mi vida ha sido una mentira, no me quedaba nada más que la sed de venganza y ahora me has quitado incluso eso!" Gritó. Ella fulminó con la mirada a los dos demonios "Toda mi vida siempre te he recordado con rencor, ¡mi cultivo está lleno de demonios internos! ¡Siempre estoy en peligro de desviaciones de qi cada vez que trato de avanzar!"

Shen Qingqiu vaciló, sus ojos mostraban desesperación. Lo había sospechado cuando vio a Qiu Haitang como una cultivadora, había matado a su familia y le prendió fuego a su casa, un hombre que amaba y apreciaba en realidad le hizo esas terribles cosas, era natural que ella formara demonios internos. Shen Qingqiu apretó los puños, era realmente un portador de desastres.

"Es por eso que, antes de que me cuentes todo. Todo sobre cómo llegaste a mi familia hasta que los mataste a todos, ¡no te dejaré morir! ¡Antes de que me des mi cierre real, no te dejaré morir!" Declaró Qiu Haitang. "¡¡¡Merezco saberlo todo, Shen Jiu!!!"

"Haitang..." Shen Qingqiu apretó los dientes.

"Interesante" Tian Langjun sonrió. "Sin embargo, su ayuda es innecesaria, madam. Porque no tenemos deseos de matar al señor de la cumbre Shen, ¿ves?" Él hizo un gesto.

Qiu Haitang levantó la barbilla, no obstante, aunque se podía ver fácilmente que le temblaban las manos no se retiró. "¡Independientemente de qué, solo será sobre mi cadáver!"

"Zhi-Lang" dijo Tian Langjun.

"¡Si te atreves a tocar incluso un mechón de su cabello, te mataré!" Shen Qingqiu entró en pánico.

Tian Langjun y Zhuzhi-Lang intercambiaron una mirada "Esto se está volviendo cada vez más difícil" admitió el señor demonio. "Zhi-Lang, depende de ti" ordenó Tian Langjun y Zhuzhi-Lang asintió.

Qiu Haitang levantó su espada en el momento en que Zhuzhi-Lang la golpeó fuertemente, ella retrocedió dos pasos mientras la mano de Zhuzhi-Lang salía disparada para tirarla hacia un lado con el fin de no tropezar con las dos personas detrás de ella.

Shen Qingqiu se vio obligado a dejar ir a Luo Binghe a medida que levantaba a Xiu Ya y cortaba la mano de Zhuzhi-Lang que sostenía a Qiu Haitang: "Dije. Que. La. Dejes. Ir" gruñó.

Zhuzhi-Lang la dejó ir fácilmente, Qiu Haitang se dio la vuelta y pateó el costado de Zhuzhi-Lang, levantando su espada mientras intentaba apuñalarlo.

"¡No!" Le gritó Shen Qingqiu.

Zhuzhi-Lang sostuvo la punta de su espada entre sus dos dedos, golpeó su muñeca, haciendo que Qiu Haitang perdiera su agarre y empujó la espada hacia ella, haciendo que la empuñadura de la espada golpeara su pecho.

"¡Bastardo!" Maldijo Qiu Haitang mientras jadeaba, se apresuró a levantar su espada nuevamente cuando Shen Qingqiu se interpuso entre Zhuzhi-Lang y ella.

El paso de Qiu Haitang vaciló y Shen Qingqiu usó la palma de su mano para golpearla, ya que no había qi detrás de este ataque, Qiu Haitang no sufrió nada más que tener que retroceder unos pasos tras ser tomada por sorpresa.

"¡Shen Jiu!" Exclamó Qiu Haitang con rabia mientras sostenía su pecho, parpadeó cuando encontró un trozo de tela extraña entre sus manos.

Shen Qingqiu se interpuso entre Zhuzhi-Lang y ella, extendiendo sus brazos protectoramente. "Si quieres lastimarla, será sobre mi cadáver" gruñó asesinamente.

"No la mataré" Zhuzhi-Lang sacudió la cabeza.

Qiu Haitang miró la pieza de tela aparentemente vieja pero espiritualista. Era de color verde y parecía que solía estar hecha jirones, ciertamente parecía una cinta celestial. Los ojos de Qiu Haitang se iluminaron y envió una gran cantidad de su qi a la ropa hecha jirones y esta explotó en sus manos.

Un hilo invisible de qi salió disparado hacia el cielo y desapareció.

Tian Langjun y Zhuzhi-Lang la miraron sorprendidos cuando sintieron aquello "esa chica no tenía tal cosa. Señor de la cumbre Shen, eres realmente... terco" dijo Tian Langjun.


Los ojos de Qi Qingqi se abrieron de golpe de su tranquila meditación cuando sintió el extraño poder, inmediatamente se volvió solemne mientras se levantaba. Uno de los núcleos de sus cintas celestiales de alto nivel había sido destruido.

La Secta de la Montaña Cang Qiong era famosa por ser realmente protectora de sus miembros, por supuesto, establecerían muchas cosas para garantizar la máxima seguridad de los suyos. En la cumbre Wan Jian, Wei Qingwei podía sentir cada vez que una Espada Inmortal de Wan Jian se hacía añicos, alertándolo sobre la muerte de alguien o sobre una situación muy grave.

En Xian Shu, no eran tan precisos ni tan extendidos como Wan Jian. Solo pusieron el sistema de alarma en las Cintas Celestiales de alto nivel que solo se distribuían a las más talentosas y fuertes de Xian Shu y quizás a los discípulos principales de las otras cumbres si así lo deseaban. Entre sus discípulas, solo había cuatro que poseían Cintas Celestiales de alto nivel.

El corazón de Qi Qingqi se apretó, ¿podría ser que la guerra finalmente se llevó a una de sus preciosas discípulas? Ella se sintió frustrada. Quienquiera que fuera, Qi Qingqi saldría y se vengaría por ella.

"¡Mingyan!" Qi Qingqi llamó a su discípula principal quien la estaba esperando en el pasillo exterior.

Liu Mingyan apareció como una brisa dentro del salón e inmediatamente se arrodilló "Shifu, por favor da tu orden".

"¿Cuál de tus compañeras Cuatro Bellezas ha salido?" Preguntó solemnemente Qi Qingqi. Cuatro Bellezas eran naturalmente las cuatro discípulas femeninas más bellas de la Secta, todas las cuales eran discípulas de la cumbre Xian Shu.

Liu Mingyan parpadeó "Reportando a Shifu, la hermana Li Yinzi y la hermana Han Xiufei están ambas dentro de la secta. La única de nosotras que ha salido es la hermana Qu Qingju para una misión escoltando a un discípulo de Qian Cao afuera..." respondió ella.

"¿Cuándo se fue?" Preguntó Qi Qingqi con calma.

"Hace tres días, Shifu... Shifu, ¿qué pasa?" Liu Mingyan se puso ansiosa.

La cara de Qi Qingqi se oscureció "Sígueme, nos vengaremos por tu hermana contra algunos tontos cerdos del Palacio Huan Hua" dijo Qi Qingqi mientras convocaba su espada.

La cara de Liu Mingyan palideció "Shifu, la hermana Qu..."

"Sentí que uno de nuestros núcleos de las Cintas Celestiales de alto nivel fue destruido. No fue cortada sino destruida. Si solo fuera cortara, no lanzaría la alarma, pero como su núcleo fue destruido, lo hizo."

"De ninguna manera" los ojos de Liu Mingyan se entrecerraron. En una guerra, era inevitable que las víctimas cayeran, pero generalmente era su propia elección pelear o las personas del Palacio Huan Hua las provocaban primero. Aún así, ojo por ojo.

Qi Qingqi sacó a Liu Mingyan del salón, apresurándose para volar en la dirección que justo ahora había sentido cuando se toparon con Qu Qingju al salir.

"Shifu, Liu-shijie, ¿hay algún problema?" Cuando vio que las dos mujeres más importantes de Xian Shu llevaban una expresión seria, Qu Qingju inmediatamente ahuecó su puño y preguntó.

"¡Qingju!" Liu Mingyan suspiró de alivio, pero luego se preocupó. "¿Shifu...?"

"Si no eres tú... ¿entonces...? ¿Qué discípula principal ha salido?" Qi Qingqi miró a Liu Mingyan.

"Reportando a Shifu, ¡ninguna de los discípulas principales ha salido en los últimos días con la excepción de Gongyi-shixiong y Gongyi-shixiong no tenía una Cinta Celestial ya que él ya tiene su propia arma la cual se parece a nuestra cinta!" respondió con firmeza.

"Mis... mis hermanos marciales..." Qi Qingqi ahora estaba preocupada mientras rápidamente desenvainaba su espada voladora y volaba hacia Qiong Ding. Si no fue una discípula, ¡debe ser uno de sus hermanos marciales!

"¡Shifu!" Liu Mingyan miró a Qu Qingju "Tú, descansa. Déjame manejar esto." Liu Mingyan desenvainó su propia espada y se fue volando.


Zhuzhi-Lang inmediatamente agarró a Shen Qingqiu y lo arrojó sobre su hombro, mientras que Tian Langjun arrebató a Xin Mo del lado de Luo Binghe. Su vínculo con Xin Mo desaturdió a Luo Binghe y vio que su Shizun estaba siendo arrojado sobre el hombro de Zhuzhi-Lang. Gruñó "Shizun..." dijo débilmente.

Xin Mo se estremeció pero Tian Langjun la domesticó fácilmente. "Vamos" le dijo Tian Langjun a Zhuzhi-Lang. El agarre de Shen Qingqiu sobre Xiu Ya se aflojó y la Espada Inmortal cayó al suelo con un ruido metálico.

"¡No! ¡Shen Jiu!" Qiu Haitang se levantó y tropezó hacia adelante.

Tian Langjun y Zhuzhi-Lang desaparecieron rápidamente ante sus ojos, Qiu Haitang se quedó sola junto a un medio demonio gravemente herido. "¡AARGH!" Ella gritó y pisoteó el suelo.

Ella apretó los puños y miró al herido Luo Binghe quien había perdido la conciencia nuevamente. Qiu Haitang frunció los labios.


Solo dos días después, tres señores de las cumbres de la Secta de la Montaña Cang Qiong llegaron al lugar que Qi Qingqi señaló.

"Demonios",Liu Qingge arrugó las cejas mientras miraba a su alrededor y veía la horrible sangre seca en el suelo. Se agachó y olisqueó un poco, su expresión se volvió fea.

"¿Shijie tiene alguna idea de quién es?" Preguntó Mu Qingfang mientras miraba a su alrededor. Olía un ligero aroma a medicamentos que en su mayoría estaba cubierto por el olor a sangre.

"No" Qi Qingqi sacudió la cabeza. "Ye-shidi y Zhang-shidi fueron los únicos que no estaban en la secta... Debe ser uno de ellos... Pero realmente espero que no sea así".

Mu Qingfang olisqueó el aire "No es Ye-shidi, no hay olor a licor en el aire".

"El rastro de sangre va hacia allí" señaló Liu Qingge. "Si es Zhang-shidi, sería lo suficientemente inteligente como para dejar algún rastro para que empecemos a buscar".

"Eso es cierto, Zhang-shidi siempre ha sido muy cauteloso" Mu Qingfang asintió con la cabeza.

Un fuerte jadeo de Qi Qingqi llamó su atención de inmediato y rápidamente se apresuraron hacia su shijie "¿Qué ocurre?" Preguntó Liu Qingge.

"Esto..." Qi Qingqi sacó una tela verde hecha jirones que parecía nada más que basura.

"¿Los restos de una Cinta Celestial?" Mu Qingfang se inclinó. "¿De quién es?"

Qi Qingqi inhaló "Shen-shixiong".

Los dos hombres la miraron conmocionados.


"¡Suficiente! ¡Suficiente!" Gongyi Xiao separó apresuradamente a las dos hermosas señoritas que se arañaban los ojos entre si(1). Inmediatamente empujó a su shimei un poco más hacia atrás mientras miraba cuidadosamente a su vieja amiga a quien no había visto en mucho tiempo. "¡¿Qué está pasando aquí?!" exigió Gongyi Xiao.

"¡No tengo idea, Gongyi-shixiong!" Ning Yingying sintió ganas de llorar pero contuvo las lágrimas con frustración y rabia. "Solo estaba cumpliendo bien, ayudando a la gente y entonces, de repente, esta loca y miserable moza(2) salió de la nada y me tiró del pelo, maldiciéndome con blasfemias degradantes". Ning Yingying sintió ira, en toda su vida, siempre había sido consentida y mimada. Su shixiong la mimaba y su difunto Shizun la complacía, ¿cuándo había experimentado una humillación como esta? ¿Dónde debería poner el orgullo de su Shizun si fuera intimidada de esta manera?

"¡Moza! ¡No pienses que no sé qué es lo que tu Secta había estado haciendo a espaldas de todos!" Xiao Gongzhu señaló furiosamente. "¡Ustedes los de la Secta de la Montaña Cang Qiong son todos iguales! ¡Hipócritas y humilde escoria! ¡Especialmente ustedes, bastardos de Qing Jing, humildes esclavos de dos caras como su maestro!"

"¡RETIRA ESO!" Los ojos de Ning Yingying brillaron con furia asesina cuando escuchó que su amado y difunto Shizun fue insultado por el enemigo.

"¿¡O que!? ¡Todo lo que dije no es nada más que verdad!" Gritó Xiao Gongzhu.

Gongyi Xiao estuvo un paso demasiado tarde para detener a Ning Yingying cuando la chica lo empujó y le dio una fuerte bofetada a Xiao Gongzhu. El sonido nítido de la bofetada resonó, haciendo que todos miraran en estado de shock.

"Tú..." Xiao Gongzhu sostuvo su mejilla. "¡¿Te ATREVISTE?!"

"¡Me atreví!" Ning Yingying respondió de nuevo.

Gongyi Xiao debería haber esperado esto cuando aceptó la misión aquí, en la ciudad cerca del Palacio Huan Hua. Hubo muchos disturbios demoníacos aquí, normalmente, la ciudad se lo pediría al Palacio Huan Hua, pero debido a que el Palacio Huan Hua había hecho caso omiso, se vieron obligados a pedírselo a la Secta de la Montaña Cang Qiong. La Secta de la Montaña Cang Qiong nunca se negó a dar ninguna ayuda, por lo que enviaron a sus discípulos para que se encargaran de ello.

Gongyi Xiao apartó a Ning Yingying antes de que Xiao Gongzhu pudiera tomar represalias, se colocó frente a Ning Yingying y miró a Xiao Gongzhu solemnemente. Se encontraba constantemente cada vez más decepcionado de su amiga de la infancia "Xiao Gongzhu, normalmente me disculparía, pero ciertamente mereces esa bofetada". Nadie debería hablar de una persona honorable de esa manera.

Xiao Gongzhu apretó los puños, su expresión se volvió aún más enloquecida mientras se reía maniáticamente "¡Gongyi Xiao! Eres... ¡Muy bien!" Ella apretó los dientes. "¡¿La elegiste sobre mí?! ¿Tú amiga de la infancia? ¿Qué te hizo el Palacio Huan Hua para que nos traicionaras así? ¡En verdad, no sabes cómo pagar las manos que te alimentaron! ¡Eres igual que esos hipócritas de la Secta de la Montaña Cang Qiong! ¿O es que has estado confabulado con ellos todo este tiempo?"

La expresión de Gongyi Xiao seguía siendo tranquila cuando se enfrentó a su amiga de la infancia "Elegí la Secta de la Montaña Cang Qiong sobre el Palacio Huan Hua, porque mis códigos morales ya no pueden estar de acuerdo con el Palacio Huan Hua. Deberías saberlo" dijo con frialdad. Esta chica, estaba demasiado acostumbrada a salirse con la suya, en aquel entonces, Gongyi Xiao había creído tontamente que era algo bueno y había prometido protegerla. Pero ahora... Ella realmente necesitaba despertarse.

"¡Mentiroso! ¡Mentiroso! ¡Eres solo una escoria! ¡Traidor! ¡Mi padre estaría muy decepcionado de ti! ¡No eres más que un bastardo de dos caras! Dejándome sola cuando todo fue cuesta abajo, ¿no me prometiste que siempre me protegerías?" Las lágrimas de Xiao Gongzhu corrieron por sus mejillas mientras miraba furiosamente a Gongyi Xiao.

"Te prometí que te protegería por el tiempo que me necesitaras. Pero has crecido, incluso pudiste matar a veinte criadas en uno de tus episodios de berrinche, naturalmente asumí que ya podrías protegerte a ti misma" dijo fríamente Gongyi Xiao.

Xiao Gongzhu se rió "¡¿Se trata de esto otra vez?! ¡Esas criadas eran basura! Querían tomar lo que era mío, ¡no hicieron nada más que enfurecerme y volverme loca! ¿Por qué no debería matarlas?"

"Chica loca" murmuró Ning Yingying sombríamente.

"¡¿Qué dijiste, pequeña puta!" Gritó Xiao Gongzhu.

"Cuidado con tu boca, Xiao Gongzhu. ¡Empiezas a hablar en tercera persona otra vez!" se burló Ning Yingying. Por una fracción de segundo, Gongyi Xiao pudo ver una sombra del difunto señor de la cumbre Qing Jing en ella, el sarcástico y austero señor de la cumbre que Gongyi Xiao se encontró en el bosque de Bai Lu.

"Tú, tú..." Xiao Gongzhu apretó su látigo de púas con más fuerza, con ganas de sacar esa burla de la cara de Ning Yingying, pero Gongyi Xiao se adelanto para cubrir a Ning Yingying por completo. Xiao Gongzhu se sintió desgarrada cuando lo vio protegiendo a la discípula de ese esclavo.

En aquel entonces, ¿no era ella la única que tenía el privilegio de ser protegida por Gongyi-gege? En aquel entonces, ¿no era Gongyi Xiao extremadamente amable con ella, siempre mostrándole una cara tiernamente sonriente y consintiéndola en todo? ¿¡Cómo pudo pasar esto!? Gongyi Xiao... ¡Se suponía que él era su prometido!

¿Cómo pudo pasar esto? ¿Cómo pudo ella, un ave fénix destinada a elevarse en el cielo, caer tan bajo? ¿Por qué todos comenzaron a ir en contra de ella? El amor de su vida la abandonó por su repugnante obsesión con ese esclavo, Gongyi Xiao la dejó para unirse a la secta de dicho esclavo. Incluso su noble padre...

"¡Aaaahh!" Xiao Gongzhu gritó en voz alta, llorando histéricamente. Señaló a Gongyi Xiao mientras los otros discípulos de la montaña Cang Qiong que también habían venido a esta misión, arrastraban a Ning Yingying hacia atrás, mirando a la gente del Palacio Huan Hua. "¡Tú! ¿Estás completamente cegado por estos perros de Cang Qiong como para haber olvidado nuestra relación? ¿No te queda nada de piedad filial para mi padre? ¿Tu Shifu?"

Gongyi Xiao inhaló, sabía que esta pregunta vendría. "Shifu fue amable al enseñarme. Naturalmente, no olvidaré su gracia" pero Gongyi Xiao tampoco lo protegería después de todos sus crímenes, los cuales iban en contra de los códigos morales de Gongyi Xiao.

"¿En serio?" Se burló Xiao Gongzhu. "¡Si realmente recordaras todavía su gracia, entonces deberías regresar y respetar a mi difunto noble padre y dejar la secta del asesino!"

"¿Difunto...?" Los ojos de Gongyi Xiao se ensancharon ligeramente. Entonces, ¿Luo Binghe finalmente mató al Viejo Maestro del Palacio? Pero Gongyi Xiao se detuvo vacilante "¿Asesino?"

"El jade de la vida de mi padre perdió su brillo hace unos días" Xiao Gongzhu levantó la cabeza y se rió amargamente con un toque de locura y desesperación. Xiao Gongzhu agarró sombríamente una bolsa y sacó un jade oscuro, lo sostuvo en alto "Imagina mi sorpresa cuando vi esto".

Los ojos de Gongyi Xiao se ensancharon.


"¿Esto...?" Mu Qingfang miró la pequeña cueva que encontraron al final del rastro sangriento. Estaba olfateando el aire ligeramente cuando Liu Qingge lo empujó de repente "Espera, Liu-shixiong, ¡ten cuidado! Puede ser una trampa" le recordó gravemente Mu Qingfang.

"¡¿Shen Qingqiu?!" Liu Qingge gritó directamente el nombre en la cueva. "Shen Qingqiu, ¿estás dentro?" Liu Qingge entró sin vacilar, por supuesto, Cheng Luan estaba desenvainada en su mano por si esto era realmente una trampa.

Qi Qingqi lo siguió y Mu Qingfang fue el último en entrar.

"Finalmente llegaste, pensé que hice todo eso por nada" dijo una voz femenina y Qiu Haitang se encontró rápidamente con dos espadas alrededor del cuello. Incluso en la oscuridad, los señores de las cumbres de Cang Qiong serían capaces de matarla con un solo movimiento.

"¿Quién eres?" Los ojos de Qi Qingqi se iluminaron con su qi para poder ver a la oradora.

Mu Qingfang sacó una delgada antorcha y la encendió con una brizna de su qi, iluminando al instante toda la cueva con un fuego blanco.

Los ojos de Qi Qingqi volvieron a la normalidad mientras examinaba a Qiu Haitang, Qiu Haitang no se movió y la dejó examinarla. Finalmente, Qi Qingqi entrecerró los ojos con ridículo y desdén "¿No era esta la famosa ex prometida de esa familia abusiva?" Qi Qingqi nunca fue famosa por las palabras amables, ese no era su fuerte, ella era una de las lenguas más venenosas en su secta y ella nunca dudó en usarla.

Mu Qingfang se preguntaba dónde la había visto y solo con el recordatorio de Qi Qingqi lo recordó. Frunció el ceño, ¿por qué la ex prometida tenía la Cinta Celestial de Shen-shixiong?

Los ojos de Liu Qingge se volvieron complicados cuando Qi Qingqi dijo 'ex prometida' antes de enfriarse nuevamente. Miró alrededor de la cueva, esperando algo que pudiera despertar su esperanza cuando sus ojos se posaron en una figura de negro. Gruñó, alarmando a su hermana y hermano marciales.

"¡Este bastardo...!" Liu Qingge alzó a Cheng Luan mientras miraba al inconsciente Luo Binghe y los otros dos finalmente notaron otra presencia en la cueva. Se alarmaron cuando vieron a Luo Binghe, incluso Mu Qingfang había desenvainado su espada.

"¡No!" Qiu Haitang saltó entre Liu Qingge y Luo Binghe. "¡No puedes matarlo!" Gritó.

"Entonces, ¿estás confabulada con él? Suponía que su aparición en la ciudad Jin Lan era demasiada coincidencia. Fue todo su complot para encarcelar a Shen-shixiong y torturarlo, ¿verdad? Esos sembradores también, jaja, Luo Binghe también es un demonio. ¡Tú... conspiraste en la muerte de mi shixiong!" Los ojos de Qi Qingqi enrojecieron de furia.

Qiu Haitang vaciló un poco, porque realmente no era una coincidencia que ella estuviera en Jin Lan, su trabajo era precisamente ser testigo del gran crimen de Shen Jiu, una herramienta para encarcelarlo, una herramienta para manchar su reputación, un herramienta para destruirlo. Qiu Haitang vio un destello de luz provenir de Liu Qingge y apresuradamente levantó su espada para desviar torpemente el ataque de Liu Qingge.

"¡No esperé y lo traté durante todo un día solo para que lo mataras!" Gritó Qiu Haitang. "¡Y nunca he confabulado con él! ¡Apenas lo conozco! ¡A mi... no me gusta en lo absoluto! Si no fuera porque Shen Jiu lo estaba protegiendo, ¡¿crees que quisiera preocuparme por él?!" Gritó.

Los tres señores de las cumbres se detuvieron. "¿Shen Jiu?" Mu Qingfang la miró en estado de shock.

"¿Dónde está Shen Jiu?"  Liu Qingge rápidamente saltó y exigió.

"Yo también quiero saber eso" Qiu Haitang se rió amargamente mientras miraba a Luo Binghe. "Shen Jiu y él pelearon con dos demonios, los otros dos demonios eran realmente fuertes y lo lastimaron, por eso esta sí. Ellos... se llevaron a Shen Jiu" dijo.

"¿Dos?" Mu Qingfang jadeó.

"¿Qué querrán dos demonios con Shen-shixiong?" Preguntó Qi Qingqi.

"¡Shen Qingqiu!" Liu Qingge gruñó de frustración mientras golpeaba la pared de la cueva. Una y otra vez, siempre se le escapaba de las manos. Donde quiera que fuera, siempre atraía problemas en forma de demonios bastardos.

Mu Qingfang puso su mano sobre el hombro de Liu Qingge para calmarlo mientras miraba tranquilamente a Qiu Haitang nuevamente "¿Protegiendo...? ¿Dijiste que Shen-shixiong estaba protegiendo a Luo Binghe?" Echó un vistazo al inconsciente medio demonio, la curiosidad era clara en sus ojos.

"No sé qué pasó, pero Shen Jiu ciertamente lo estaba protegiendo antes de que yo llegara..." Qiu Haitang miró a Luo Binghe. Hace dos días, la herida era realmente tan terrible como para que ningún humano pudiera sobrevivir a ella, pero hoy, había dejado de sangrar por completo. Ella no sabía acerca de los huesos u órganos rotos en el interior, pero basándose solo en la curación externa, debería estar recuperado en una semana. La habilidad de regeneración de un demonio era realmente demasiado aterradora.

Qi Qingqi frunció los labios, ¿por qué Shen-shixiong protegería a Luo Binghe? No podía entender la forma de pensar de su segundo Shixiong en absoluto, pero estaba contenta de que en realidad estuviera vivo de nuevo.

Mu Qingfang miró indiferentemente a Luo Binghe, "Revisaré su herida" declaró y antes de que su hermano y su hermana pudieran protestar, continuó. "Él podría ser nuestra única pista sobre dónde está Shen-shixiong ahora" dijo.

Liu Qingge apretó los dientes, al final, tuvieron que confiar en este maldito bastardo nuevamente para salvar a su propio Shen-shixiong. Liu Qingge se dio la vuelta y salió rápidamente, murmurando "Investigación" en voz baja como excusa.

Qi Qingqi lo vio irse y se giró hacia Qiu Haitang "Cuéntame sobre esos dos demonios con los que vamos a lidiar".


"Señor Shen, es hora de quitar el QingSi de nuevo" Zhuzhi-Lang se asomó dentro de la tienda, sabiendo que si simplemente pedía entrar el señor de la cumbre no lo dejaría.

Shen Qingqiu lo miró, todavía fríamente y tan furioso como estaba hace una semana. A Zhuzhi-Lang no le importó mientras caminaba sobre la cama y dejaba el carbón encendido junto a esta "¿Puedo?" Preguntó Zhuzhi-Lang. Él siempre preguntaba.

Y como siempre, Shen Qingqiu le respondió con silencio. Zhuzhi-Lang siempre tomó eso como un sí.

Shen Qingqiu mantuvo fríamente su silencio mientras sentía el ardor en su piel y a  las raíces dentro de su tendón desarraigándose por el calor. No era útil hacer un escándalo, Shen Qingqiu había pasado los dos primeros días maldiciendo como una tormenta y gritando como un loco en protesta. Al tercer día, recuperó su aplomo y decidió sencillamente mirar asesinamente a cualquiera que entrara a su habitación.

Zhuzhi-Lang le había asegurado que Luo Binghe estaba bien al tercer día, pero aun así se negaba a hablar. Ni siquiera cuando Tian Langjun vino a visitar al paciente y lo invitó a una charla culta, la mayoría de las veces, Shen Qingqiu se aseguró de estar en desacuerdo con él de la manera más breve posible.

Después de un tiempo de tratamiento, Zhuzhi-Lang retiró las brasas y palmeó ligeramente las manos y los pies de Shen Qingqiu para revisarlos. Zhuzhi-Lang sonrió "Deberían estar curados completamente en dos o tres sesiones más".

En este momento, Tian Langjun entró como si fuera el dueño del lugar y de la gente que estaba en él "Oh, Zhi-lang. ¿Una sesión de eliminación de nuevo? Volveré una vez que hayas terminado."

"Hemos terminado, Jun-shang" dijo Zhuzhi-Lang.

Tian Langjun asintió e inmediatamente una sonrisa apareció en su rostro "Zhuzhi-Lang, acabo de dar un paseo y encontré algo realmente interesante". Tian Langjun hizo una pausa para ver si alguno de sus oyentes reaccionaba. "¡Hay una versión del Resentimiento de Chunshan que te tiene como un interés amoroso!"

La cara de Zhuzhi-Lang se crispó y Shen Qingqiu solo miró asesinamente a Tian Langjun.

"Ah, eso es..." Zhuzhi-Lang vaciló.

"Y realmente se acercó demasiado a la historia real, excepto por la parte del romance... ¿Hay algo que necesites decirme?" Tian Langjun sonrió expectante.

"No, Jun-shang..." dijo Zhuzhi-Lang.

"Solo estoy jugando contigo" dijo Tian Langjun con una sonrisa que realmente no prometía nada más que verguenza sin fin. "Señor de la cumbre Shen, ¿cómo estás hoy?" Tian Langjun saludó al paciente en la cama.

"Aun no tan patético como toda tu existencia" escupió Shen Qingqiu.

"Sigues estando tan animado" Tian Langjun asintió.

"Jódete. ¿Qué quieres, no te dije que dejaras de venir si no tienes nada mejor que hacer?" Gruñó Shen Qingqiu.

"Tu ferocidad me recordó mucho a alguien de hace mucho tiempo, lo que me hizo querer estar más cerca de ti" dijo Tian Langjun con su tono tranquilo y culto.

"¿Quien? ¿Su Xiyan?" Shen Qingqiu se rió entre dientes sombríamente cuando un delgado y sutil destello de oscuridad apareció en los ojos de Tian Langjun. Incluso sin parpadear nadie podría haberlo captado sin tener el talento de Shen Qingqiu para leer expresiones.

"En efecto. Muy parecido a Su Xiyan" dijo Tian Langjun con calma, su lenguaje corporal y expresión no mostraban más que indiferencia. Ni siquiera odio. Pareciera como si Tian Langjun desdeñara incluso el sentir algo por su antigua amante.

¿Puede una persona hacer eso? Por supuesto que podría. Cuando amabas y odiabas al mismo tiempo, cuando tu mejor y peor momento en la vida era todo debido a esa única persona. Cuando estabas tan herido que te sentías insensible. Cuando eras una existencia tan superior como Tian Langjun.

"Es por eso que, una persona culta e interesante como el señor de la cumbre Shen, pensé que quizás podrías al menos apreciar mi plan para fusionar los dos mundos. ¿Al menos pretender estar interesado, tal vez? Como representación del mundo humano" dijo Tian Langjun.

"No, esa es mi representación para la humanidad. No, jodidamente no, jódete, que se joda tu hermana" maldijo Shen Qingqiu, sabiendo que la hermana de Tian Langjun era la madre de Zhuzhi-Lang y por lo tanto, también maldijo de paso a Zhuzhi-Lang. "Es realmente un desperdicio que Su Xiyan follara contigo. Lo único bueno que salió de ti es Luo Binghe e incluso eso es algo cuestionable con tu sangre".

Tian Langjun inclinó la cabeza "Sabes, me he estado preguntando. ¿Realmente sientes algo por mi hijo, después de todo? Tu mirada hacia él cuando lo miraste en el momento en que entró en el Mausoleo Sagrado, estaba llena de veneno y odio, estaba bastante seguro de que tenías la intención de matarlo, si solo tuvieras el poder. Y luego, fuera del mausoleo, lloraste para que no muriera. ¿Por qué?" Preguntó, lleno de interés.

"Porque no quería que me dejara con dos demonios lunáticos y sucios, uno con un delirio de fusionar los dos mundos, otro con una deuda no deseada" Shen Qingqiu apretó los dientes.

"Sin embargo, ¿es por eso? Parecías positivamente listo para aceptar su muerte cuando te amenacé con matarlo en ese entonces. ¿De verdad es por nosotros o es por ti?" Dijo Tian Langjun con curiosidad. "¿O se trata de él?"

Shen Qingqiu mantuvo su silencio, todavía mirando asesinamente al señor demonio.

Tian Langjun dio golpecitos con las manos y sonrió "Puedo traerlo también, siempre y cuando entregué el Palacio Huan Hua, ¿también trató de iniciar una rebelión desde allí? Ya lo esta convirtiendo en un nido de demonios. Puedes tener a tu amado y quedarte en el mundo de los demonios, Zhi-Lang finalmente dejará de estar preocupado por ti."

"¿Crees que me importa algo así?" El ojo de Shen Qingqiu se iluminó con furia. "Escucha aquí, cara de mierda, si tocas la Secta de la Montaña Cang Qiong, ¡te mataré incluso si eso me mata!"

"Nunca lo harás" Tian Langjun sonrió, con escarcha reuniéndose en sus ojos. "Zhi-Lang se asegurará de eso. Si hace feliz a Zhi-Lang, incluso te encerraré en una de las torres de mi palacio. No te maltrataremos allí, solo tómalo como mi agradecimiento por ayudar a Zhi-Lang a conseguir la Semilla de la Flor de Rocío del Sol y la Luna para mí".

"Tian Langjun, ¡estás jodidamente loco!" Shen Qingqiu saltó con ganas de atacar al señor demonio. Zhuzhi-Lang lo detuvo y el sello alrededor de la tienda se iluminó para evitar que Shen Qingqiu usara su qi "¡Prefiero estar muerto que ser encarcelado por lunáticos como tú! ¡Si tocas Cang Qiong, me aseguraré de que tu vida sea un infierno!"

"He estado allí una vez", Tian Langjun sonrió suavemente.

"¡Jódete!"

"Señor Shen, por favor cálmate. No podrás ganar contra Jun-shang" dijo Zhuzhi-Lang.

"Dado que el señor de la cumbre Shen ya no le da la bienvenida a este señor aquí, este señor se retirará. Lo visitaré más tarde cuando esté más tranquilo" dijo Tian Langjun mientras se levantaba y salía.

"¡Tian Langjun! ¡Hijo de puta!" Gritó Shen Qingqiu. "¡Suéltame, estúpida serpiente bastarda!" Shen Qingqiu fulminó con la mirada a Zhuzhi-Lang, quien finalmente lo dejó ir.

"Le ruego al Señor Shen que no siga molestando a Jun-shang. Este le debe mucho a ambos por lo que no puedo mantenerlos a ambos a salvo si siguen en desacuerdo" dijo Zhuzhi-Lang.

"¡No necesito que me mantengas a salvo!" Gruñó Shen Qingqiu. Si pudiera retroceder el tiempo, nunca le mostraría amabilidad alguna a este demonio serpiente y lo mataría en un abrir y cerrar de ojos sin dar piedad, dejaría que Gongyi Xiao lo matara, diablos, ¡lo habría matado si hubiera sabido que algo así sucedería!

Pero no había medicina para el arrepentimiento y ahora Zhuzhi-Lang estaba empeñado en mantenerlo vivo y 'seguro' mientras ayudaba de forma simultanea a su tío a matar a toda la familia marcial de Shen Qingqiu.


La próxima vez que Tian Langjun visitó fue cuando Shen Qingqiu ya estaba libre de las plantas QingSi. Su piel estaba teñida de rojo debido al tratamiento, pero al menos ahora estaba libre de parásitos.

"La actual Secta de la Montaña Cang Qiong no es la responsable de su pérdida y sufrimiento" dijo Shen Qingqiu antes de que Tian Langjun pudiera decir algo.

"¿Y eso que? Sigue siendo la misma Secta, solo una generación diferente. Como no pude vengarme de los señores de las cumbres anteriores, bien podría vengarme de sus queridos sucesores" Tian Langjun se rió con calma. "Recordando nuevamente, el que tuvo la mayor responsabilidad sobre mi derrota en ese entonces era el entonces señor de la cumbre Qing Jing, el maestro estratega de la batalla..." Tian Langjun miró pensativamente a Shen Qingqiu.

Shen Qingqiu ignoró el último comentario sobre su venerable maestro fallecido y gruñó "¡Todos son inocentes!"

"Deben soportar el pecado" dijo Tian Langjun suavemente. "Y, al menos, hay una persona allí que también estuvo involucrada en esa pelea en la montaña Bai Lu... ¿Creo que ahora es el Jefe de la Secta?"

Tian Langjun atrapó la muñeca de Shen Qingqiu antes de que pudiera efectuar un golpe hacia el cuello de Tian Langjun. "Señor de la cumbre Shen, cálmate. No tienes que agitarte tanto, las pérdidas son inevitables, aprenderás a vivir con eso".

"¡Hijo de puta!" Perdió demasiado y había tratado de vivir con ello. Si realmente perdiera a Yue Qingyuan y su actual secta, su sangre estaría en sus manos porque Shen Qingqiu fue indirectamente el responsable de la resurrección de Tian Langjun.

"Hablemos de otra cosa" dijo Tian Langjun suavemente. "Se trata de Zhuzhi-Lang".

"Como si me importara."

"Él-"

"¿Señor Shen...?" La cabeza de Zhuzhi-Lang apareció desde la entrada y parpadeó cuando vio a Tian Langjun. "¿Jun-shang?" Murmuró un saludo mientras entraba.

"Zhi-Lang, ¿qué ocurre?" Preguntó Tian Langjun mientras Zhuzhi-Lang se acercaba, sosteniendo una bandeja en sus manos.

"La comida del Señor Shen" dijo Zhuzhi-Lang mientras miraba a Shen Qingqiu. "Señor Shen, por favor".

"Vaya, vaya, señor de la cumbre Shen, por favor come. Dado que Zhuzhi-Lang hizo su mejor esfuerzo para obtenerlo" Tian Langjun sonrió con demasiada intensidad mientras se movía para abrirle paso a Zhuzhi-Lang. "Es difícil encontrar ingredientes consumibles, ¿sabes?"

"Como si me importara. ¿Por qué molestarse en alimentarme? Solo déjame pasar hambre hasta que muera" gruñó Shen Qingqiu. Su cultivo fue suprimido al mínimo, necesitaba comida de vez en cuando, pero el orgullo de Shen Qingqiu le impedía tocar la comida.

"Eso estaría muy lejos de mi intención de mantenerte sano y salvo. Señor Shen, ha pasado mucho tiempo desde la última vez que comiste. Por favor come un poco aunque sea solo una cucharadita" dijo Zhuzhi-Lang pacientemente.

"No puedes hacer nada cuando estas muerto de hambre, ¿sabes? La muerte es el único resultado para tu terquedad. Pero, creo que el señor de la cumbre Shen es más sabio que eso" dijo Tian Langjun mientras abría la tapa de la bandeja y miraba el congee y una taza de té que Zhuzhi-Lang había traído.

Shen Qingqiu sabía que ignorar a Tian Langjun y Zhuzhi-Lang tomaría demasiado de su fuerza de voluntad, si Shen Qingqiu quería que estos hombres se fueran rápidamente, tendría que comer algo. Shen Qingqiu bajó la cabeza y cerró los ojos, su mano izquierda sostuvó su manga derecha mientras levantaba la cuchara.

Shen Qingqiu comió lentamente el congee, tomando inmediatamente una cucharada y terminó siendo demasiado ya que cuando comio lo que había en la cuchara... Demasiado salado. Se sentía como si hubieran usando agua de mar en lugar de agua para hervir el arroz, era tan salado que el sentido del gusto de Shen Qingqiu se volvió loco de inmediato. Casi lo escupe, pero se contuvo.

Shen Qingqiu forzó al congee salado a bajar por su garganta y se cubrió la cara con la manga. Hijo de puta... "Demasiado salado, ¿quieres que muera por intoxicación alimentaria?" Tosió.

"¿No era la sal el condimento principal?" Zhuzhi-Lang inclinó la cabeza.

No, mierda... "¿Tienes el sentido común de probar tu propia creación?" Dijo Shen Qingqiu, por la pregunta de Zhuzhi-Lang, supo que Zhuzhi-Lang lo había hecho por si mismo.

"No me gusta la sal" Zhuzhi-Lang se movió y admitió. A la mayoría de los demonios serpientes nunca les gustó la sal.

¿Así que él simplemente le agregó la sal a ciegas? ¿Sin siquiera probarlo? ¡Hijo de puta-! Tian Langjun giro la cabeza hacia un lado y se cubrió la boca con delicadeza mientras resoplaba con toda su elegancia. Shen Qingqiu estaba ansioso por empujar este cuenco de congee por la garganta del señor demonio para ver si le gustaba.

"Lo siento, la próxima vez, no agregaré demasiada" Zhuzhi-Lang se disculpó fácilmente cuando vio que Shen Qingqiu excedía el que solo no le gustara, le quitó el cuenco a Shen Qingqiu antes de que el señor de la cumbre pudiera arrojárselo a Tian Langjun "Le pediré a alguien que haga un té" Zhuzhi-Lang tomó la bandeja y se fue.

Tian Langjun lo miró irse con una leve sonrisa antes de mirar a Shen Qingqiu nuevamente "Zhi-Lang es un hombre demasiado ingenuo como para presionarte, pero tengo que decirlo en su lugar. Él es muy leal, ¿sabes? ¿Por qué no te quedas con él? La Secta de la Montaña Cang Qiong tendrá que soportar su propio pecado, cuando sea destruida, ¿a dónde irás?" Mientras más vivía aquí Shen Qingqiu, más descubría que Tian Langjun era en realidad más demonio de lo que su primera impresión mostró. No tenía una personalidad dominante que obligara a Shen Qingqiu a ponerse de rodillas, pero ciertamente era muy terco y egoísta en lo que respecta a no preocuparse por los argumentos de Shen Qingqiu.

Nada servía con este tipo. Los gritos solo fueron respondidos con risa. La argumentación tranquila fue respondida con desacuerdo burlón. No importa lo que hiciera Shen Qingqiu, este hombre seguía siendo inflexible en lograr que los dos mundos se fusionaran.

No era algo que se hiciera en unos pocos días. Unicamente en el libro profetico, Luo Binghe necesitó tantas cosas, tantas esposas y tantos hijos antes de intentar fusionar los dos mundos. E incluso entonces, fue logrado después de varias tribulaciones, debido a la imprudencia de Luo Binghe, algunos humanos no pudieron hacerle frente y terminaron muertos, pero un mayor número de muertes pudo evitarse gracias a las innumerables esposas e hijos, ¡que el actual Luo Binghe ni siquiera tenía!

Tian Langjun podría tener un gran plan en mente, pero en realidad, ¡era demasiado ridículo como para aceptarlo!

Y Xin Mo... Shen Qingqiu no confiaba en esa espada en la mano de nadie más que en Luo Binghe, su dueño legítimo.

Zhuzhi-Lang entró después de eso, dejó la bandeja junto a la cama y sirvió el té en la taza de té "Señor Shen, por favor".

Shen Qingqiu miró fríamente a Tian Langjun y aceptó el té.

Lo que no esperaba era que después de tomar el té, de repente perdería el aliento y se desplomaría.


"¡Shizun!" Lo primero que hizo Luo Binghe al abrir los ojos fue gritar por Shen Qingqiu de la manera más desesperada posible y destruir la mitad de la sala de curación que Mu Qingfang le había preparado.

Liu Qingge y Qi Qingqi desenvainaron sus espadas de inmediato, mientras que Mu Qingfang sacó con calma su veneno cuando la habitación finalmente estalló debido a un remolino de energía demoníaca. La mirada enloquecida de Luo Binghe cayó sobre ellos, en su neblina de confusión y desesperación, gruñó "¿Dónde está Shizun?"

"Bastardo, deberíamos ser nosotros quienes te preguntemos eso" gruñó Liu Qingge sombríamente.

"Shizun... Shizun..." Luo Binghe se desesperó, su mente era caótica, recordó el cálido y tembloroso abrazo. Recordó cuando Shen Qingqiu le fue arrebatado. Gruñó "¡Zhuzhi-Lang!" Gritó con odio. Recordaba el nombre, la forma en que hablaba, la forma en que miraba a Shizun, la forma en que se lo arrebato.

El pecho de Luo Binghe se hinchó de odio y furia infinita. Débil. Débil. ¡Demasiado débil! ¡Demasiado sucio! ¡Esos dos demonios se atrevieron a usar trucos deshonestos para quitarle a Shizun, Luo Binghe los matará a todos! Luo Binghe bajó la mirada hacia su mano, se quedó en blanco, trató de llamar a su espada... Xin Mo... ¡Ese bastardo también tomó a Xin Mo!

"¿Zhuzhi-Lang?" Mu Qingfang se quedó en blanco antes de fruncir el ceño. "¿El infame general demonio que había desaparecido sin dejar rastro?"

Luo Binghe lo miró aturdido "¿General?"

"Ese es el nombre del general de Tian Langjun, ¿verdad?" Qi Qingqi apretó su espada con más fuerza. "¿Qué quiere un general demonio de nuestro shixiong?"

Liu Qingge miró a Luo Binghe "¡Eres tú! ¡Debes ser tú! ¡Tu enemigo vino e hizo un objetivo a Shen Qingqiu, todo es tu culpa!" Acusó de inmediato. "¡¿Dónde está ahora?! Debes saberlo, ¿verdad?"

Luo Binghe apretó los puños "Lo recuperaré" dijo sombríamente. Con o sin Xin Mo, traería a ese hombre de vuelta a su lado.

"Dije, ¡¿dónde está él?! ¡Estas loco si crees que te dejare ir a cualquier lugar cercano a él!" Gruñó Liu Qingge.

"¿Por qué no se calman y hablan claramente sin gruñir y gritarse el uno al otro?" Luo Binghe levantó la vista y vio a otra mujer bonita acercárseles. La reconoció como la supuesta ex prometida de Shizun, su corazón se hinchó de envidia y celos antes de reprimirlo. Realmente se estaba volviendo loco, incluso sin Xin Mo todavía experimentaba emociones extremas cuando se trataba de su Shizun.

"Estoy de acuerdo con la señorita Qiu, este no es el momento adecuado para discutir. Pensemos primero en el bienestar de Shen-shixiong" y entonces discutiremos más tarde. Mu Qingfang sabía que no podían evitar este problema para siempre, pero al menos, primero tenían que recuperar a su hermano mayor.

"Lo traeré de vuelta" dijo Luo Binghe con firmeza.

"Casi mueres cuando luchaste contra ellos y casi arrastraste a Shen Jiu contigo, ahora que no tienes tu espada, ¿puedes incluso luchar contra ellos?" Desafió Qiu Haitang. "Escucha, no me importa si te matan. Pero tengo algo importante que realizar con Shen Jiu, no dejare que ustedes tontos lo alejen más de lo que ya está".

Liu Qingge bajó su espada "Dime, ¿sabes dónde está o no?" Preguntó.

Luo Binghe miró a Liu Qingge "Lo sé".

"Dirije el camino, muchacho" Qi Qingqi envainó su espada. "Qingfang, regresa a la secta. Lleva a esa mujer contigo" ordenó Qi Qingqi.

"Sí, shijie" Mu Qingfang se inclinó obedientemente. Qiu Haitang se mordió los labios pero permaneció en silencio, sabía que no sería más que una carga si los seguía. Luchar con su grado de poder podría matarla varias veces.

"No, será mejor que regreses, Qi-shijie" dijo Liu Qingge, sin apartar la mirada de Luo Binghe. "Iré con este bastardo a cambio".

"Liu-shidi, no seas ridículo. Shen-shixiong es mi shixiong también" dijo Qi Qingqi.

"Vamos a jugárnosla. Recuperaré a Shen Qingqiu o moriré en el intento" dijo Liu Qingge con frialdad mientras la miraba. "Vuelve e infórmale a Zhangmen-shixiong sobre esto una vez que este fuera de la reclusión".

"Liu-shidi" los hombros de Qi Qingqi se aflojaron con incredulidad.

"Liu-shixiong, no seamos demasiado apresurados" dijo Mu Qingfang con severidad.

"Yo también..." Luo Binghe habló y los demás lo miraron. "Recuperaré a Shizun aunque me mate".

Qi Qingqi los miró con incredulidad. ¡Estos dos hombres ya estaban en la cima de la locura! "¡Iré contigo! ¡No puedo dejarte morir!" Qi Qingqi agarró el brazo de Liu Qingge. "¡Soy tu shijie, soy responsable de ti cuando estamos en una misión!"

Liu Qingge sostuvo su mano y aflojó su agarre "No tengo intención de morir, volveré y definitivamente lo haré con Shen Qingqiu".

"¡Necio, no te dejaré ir incluso después de que hayas dicho eso!" Argumentó Qi Qingqi.

"Shijie..." Liu Qingge golpeó su punto de acupuntura cuando menos lo esperaba y Qi Qingqi cayó en los brazos de Liu Qingge.

"Liu-shixiong..." Mu Qingfang frunció el ceño.

"Llevala de vuelta, volveré con Shen-shixiong" dijo Liu Qingge solemnemente mientras le entregaba a Qi Qingqi a su shidi.

"Por favor, no te precipites" dijo Mu Qingfang.

Liu Qingge sacudió la cabeza "Me voy" dijo y miró a Luo Binghe bruscamente.

Los dos hombres desaparecieron en un instante y Mu Qingfang suspiró "Liu-shixiong..." Se lo estaba tomando demasiado a pecho.

Qiu Haitang miró hacia donde habían desaparecido Luo Binghe y Liu Qingge. Sus ojos se suavizaron con tristeza. Por lo menos, de los dos, Shen Qingqiu tuvo mucha más suerte que ella...


Mientras tanto, Shang Qinghua observaba nerviosamente el estancamiento entre Wei Qingwei y Xiao Gongzhu del Palacio Huan Hua junto con su séquito y casi todos los ancianos del Palacio Huan Hua.

Como si el enfrentamiento entre las grandes sectas por sí solo no fuera suficiente, las otras dos de las Cuatro Grandes Sectas también enviaron a sus representantes para ser jurado.

"Todo lo que sabemos es que el Viejo Maestro del Palacio estaba recluido dentro del Palacio Huan Hua, dime otra vez, ¿cómo podríamos saber que el Maestro del Palacio estaba fuera del palacio?" Dijo Wei Qingwei sin emoción. "Este tipo de traición de arrojar el agua negra a la Secta Cang Qiong. El Palacio Huan Hua nunca deja de reducir el punto principal".

"¿Todavía te atreves a negar la verdad?" Dijo Xiao Gongzhu.

"¿La verdad?" Wei Qingwei dejó escapar un resoplido sin alegría. "¡No sabía que la definición de verdad era una evidencia falsa!"

"¡El jade de esencia de vida de mi Palacio Huan Hua siempre ha sido precisa! ¡Solo está reservado para el Maestro del Palacio, su verdadero sucesor legítimo y también su descendiente! ¡Inmediatamente registra el qi del último ataque antes de la muerte de su dueño!" Xiao Gongzhu mostró el jade negro en su mano.

La imagen borrosa dentro del jade apareció débilmente junto con un marchitamiento de qi que estaba perdiendo lentamente su brillo a medida que se mostraba, la sensación de este qi era fría y tenue, distante pero flexible, única y no era desconocida para los altos mandos y la mayoría de los discípulos de la Secta de la Montaña Cang Qiong. Todos los espectadores vieron la imagen borrosa y el qi en estado de shock y todos miraron a los discípulos de la Secta Cang Qiong que también estaban en estado de shock, el único que no mostró ni una pizca de expresión, manteniéndose distante, fue Wei Qingwei.

Xiao Gongzhu se burló, en su corazón, la reacción de Wei Qingwei fue definitivamente el de una conciencia culpable. Ella levantó la barbilla.

"¿Ves por ti mismo?" Ella lo fulminó con la mirada. "¡Mi honorable padre fue asesinado por el supuestamente muerto señor de la cumbre Qing Jing! ¡Shen Qingqiu mató a mi padre!"

Shang Qinghua apretó las manos, ¿cómo pudo acabar así?

Chapter Text

"¿Este es el lugar?" Liu Qingge se agachó junto a Luo Binghe mientras escaneaba el gran campamento.

"Shizun está allí en alguna parte" Luo Binghe asintió. Levantó la mano para retener a Liu Qingge quien estaba a punto de sacar a Cheng Luan. "Tenemos que colarnos adentro, o de lo contrario podrían llevarse a Shizun de nuevo" insistió. No quería volver a ser descarado, la última vez que había sido descarado, le quitaron a su Shizun. Esta vez, si tenía que colarse cobardemente, entonces se colaría cobardemente.

Liu Qingge se lo sacudió, frunciendo el ceño, y volvió a acomodarse. "No soy un emboscador estratégico. ¿Qué puedes hacer?" Al final, Luo Binghe todavía fue una vez el discípulo de Shen Qingqiu.

"Voy a colarme adentro... Tú, quédate aquí" dijo Luo Binghe con firmeza.

Esta vez, fue Liu Qingge quien agarró el hombro de Luo Binghe y tiró de él con firmeza. "No confío en ti" siseó.

"No puedo traer a Liu- shishu, este shizi no es tan hábil" siseó Luo Binghe. Al final, ambos se callaron y observaron la situación por más tiempo.

Liu Qingge frunció el ceño "¿Parecen estar en caos?" Señaló a medida que los demonios se movieron a toda prisa, con pánico en sus caras.

Luo Binghe entrecerró los ojos "Si están en pánico, podría ser más fácil colarse" sus ojos se iluminaron de alegría. Los observó por un momento antes de hacer un gesto a Liu Qingge "Sígueme".

Liu Qingge guardo su espada y se apresuró a seguir a Luo Binghe a través de la matriz protectora en silencio. Ambos trabajaron juntos de manera eficiente para evitar algunas patrullas y demonios apresurados.

El corazón de Luo Binghe se apretó de ansiedad mientras se acercaba a donde estaba su sangre, su sangre que estaba en el cuerpo de su Shizun. Luo Binghe y Liu Qingge se escondieron una vez más de la vista de los demonios serpientes que charlaban en voz baja entre ellos. No importa qué, no deberían ser vistos hasta que llegaran a Shizun-

"¡Eso me asustó! El señor inmortal de repente actuó como si fuera a respirar por última vez" suspiró un demonio serpiente hembra.

"Se me heló la sangre, nunca vi al Señor Zhuzhi tan aterrado como en ese momento" acordó el otro.

"Afortunadamente nuestro señor pudo usar su sangre celestial para manejarlo".

Todos los pensamientos de quedarse en las sombras fueron arrojados por la ventana cuando los escuchó inadvertidamente, entró en pánico, parecía que finalmente pudo sentir el zumbido en la parte posterior de su cabeza. Había otra sangre demoniaca funcionando dentro de su Shizun, no sabía cuál era su intención, pero supuso que no era algo bueno.

Liu Qingge también entró en pánico, ¿¡qué demonios le pasó a ese hombre otra vez!?


Dentro de la tienda Tian Langjun estaba mirando a Zhuzhi-Lang tratando en vano de ayudar a Shen Qingqiu, sorbió el té que Shen Qingqiu había bebido "¿El té? El té no está envenenado". Tian Langjun sacudió la cabeza mientras Zhuzhi-Lang cubría al inconsciente Shen Qingqiu con una colcha.

"¿Hay algo mal con los ingredientes?" Preguntó Zhuzhi-Lang a nadie en particular.

"No lo sé, pero sabía bastante fuerte para un hombre que parecía disfrutar de sabores suaves" comentó Tian Langjun sin pensarlo. "El sabor de la canela es bastante fuerte" Tian Langjun olisqueó el té.

"¿Pero no es la canela útil para los humanos? Escuché que puede reducir el riesgo de enfermedades cardíacas..." expresó Zhuzhi-Lang.

"No sé de dónde sacaste ese conocimiento inútil, pero no escuches las palabras de otras personas, especialmente si son pronuncias al azar" dijo Tian Langjun suavemente mientras dejaba a un lado la taza de té y apoyaba firmemente su mano sobre la empuñadura de la espada, Xin Mo. "Esta espada ha estado inquieta últimamente..." Frunció el ceño con sospecha.

Justo después de decir eso, una conmoción estalló afuera. La cara de Tian Langjun se volvió ligeramente seria mientras acariciaba a Xin Mo, sonriendo sin alegría. "Espera aquí, Zhi-Lang. Solo concéntrate en tu salvador" dijo Tian Langjun mientras salía.

Zhuzhi-Lang quería seguirlo, pero dado que Tian Langjun le había dicho que debía esperar, obedientemente esperó. El sonido de la conmoción afuera se hizo aún más fuerte, mientras que Zhuzhi-Lang estaba pensando seriamente en lo que había hecho que Shen Qingqiu reaccionara tan mal al té.

¡ Srakk !

Zhuzhi-Lang levantó la vista e inmediatamente se encontró cara a cara con Luo Binghe, Luo Binghe gruñó mientras que Zhuzhi-Lang se tensó. Dio un salto hacia atrás antes de que Luo Binghe pudiera agarrarlo por el cuello, Luo Binghe reunió su poder en la palma de su mano y atacó a Zhuzhi-Lang, quien no tuvo tiempo de protegerse contra él.

Aunque realmente quería matar a Zhuzhi-Lang, su prioridad seguía siendo Shen Qingqiu. Luo Binghe inmediatamente revisó a Shen Qingqiu y enrojeció de ira cuando vio el rostro pálido y hueco de su Shizun, se veía enfermizo.

Le recordó a Luo Binghe esa época cuando estaba en la Prisión de Agua de Huan Hua, rechazando cualquier alimento que le ofreciera Luo Binghe, negándose a beber agua, al final, Luo Binghe tuvo que forzarlo. Cuando estaba claro que Shen Qingqiu simplemente lo vomitaría todo, Luo Binghe usó su sangre para nutrir frecuentemente el cuerpo de Shen Qingqiu... En algún momento, su vínculo con Xin Mo perturbó su armonía y los insultos crueles, provocativos y duros de Shen Qingqiu tampoco ayudaron, y en su lugar, pasó a lastimar a su Shizun.

Los ojos de Luo Binghe enrojecieron mientras extendía sus brazos para llevarse a Shen Qingqiu. Zhuzhi-Lang se mostró ante él con su forma de serpiente completa y azotó su cola contra Luo Binghe. Luo Binghe se tambaleó hacia atrás, gruñó y de mala gana desenvainó la espada en su cintura, Xiu Ya.

¡ BAM !

La forma de serpiente de Zhuzhi-Lang fue expulsada de la tienda y Tian Langjun desvió su atención del interesante espadachín humano, que parecía ser de la Secta de la Montaña Cang Qiong, hacia Zhuzhi-Lang, quien fue reducido a una figura bastante lamentable. "Entonces, realmente estás aquí" Tian Langjun sonrió irónicamente cuando vio una figura vestida de negro dentro de la tienda, cargando a Shen Qingqiu.

"¡¿Qué le pasó?!" preguntó Liu Qingge cuando vio que Shen Qingqiu estaba inconsciente y parecía enfermo.

Tian Langjun formó algunas bestias de sangre y las envió a atacar a Liu Qingge. Liu Qingge volvió a balancear su espada para repelerlas a todas y, mientras Liu Qingge estaba ocupado con eso, Tian Langjun atacó inmediatamente a Luo Binghe junto con Zhuzhi-Lang.

Luo Binghe apretó los dientes, las cosas eran más complicadas con su Shizun inconsciente, pero se presionó a sí mismo de todos modos y usó a Xiu Ya para abrir un camino.

Cada uno de los golpes de Luo Binghe estaba destinado a matar, el ataque de Tian Langjun tenía como objetivo desarmarlo, mientras que los avances de Zhuzhi-Lang estaban destinados a arrebatar a Shen Qingqiu. Pronto, Liu Qingge se unió a la batalla y se convirtió en un dos contra dos.

Zhuzhi-Lang paró el ataque que provino de Liu Qingge cuando trataba de alcanzar a Shen Qingqiu, Luo Binghe arrojó a su Shizun sobre su hombro mientras inclinaba su cuerpo para evitar el ataque de Tian Langjun.

Shen Qingqiu frunció el ceño mientras dormía, su rostro se puso aún más pálido. Zhuzhi-Lang notó eso y dejó de atacar, dividido entre alargar esto poniendo en riesgo el bienestar de Shen Qingqiu o simplemente dejarlos escapar.

Al final, Zhuzhi-Lang decidió retroceder para sorpresa de Tian Langjun. Al darse cuenta de esto, Liu Qingge agarró a Luo Binghe e inmediatamente lo arrastró, escapando.

"¿Qué estás haciendo?" Preguntó Tian Langjun con asombro.

"Mis disculpas Jun-shang... Pero el Señor Shen realmente no se veía bien, temo por su bienestar" dijo Zhuzhi-Lang.

"Zhi-Lang, estás siendo demasiado suave de nuevo" dijo Tian Langjun y frunció el ceño. "¿No te lo he dicho siempre? La única manera de asegurarse de que tu persona esté a salvo y no te traicione es nunca dejar que esa persona se aparte de tu lado" dijo.

"Mis disculpas por haber afligido a Jun-shang" Zhuzhi-Lang sonrió con impotencia.

Al final, Tian Langjun no fue alguien que viviera enojado, especialmente con su leal sobrino. "Eso no importa, tendremos más oportunidades de recuperarlo más tarde" Tian Langjun agitó la mano.

"Sí, Jun-shang" Zhuzhi-Lang asintió secamente. En ese momento, la Secta de la Montaña Cang Qiong deberá dejar de existir junto a las otras Cuatro Grandes Sectas, temía la expresión de Shen Qingqiu cuando llegara ese día.


"¿Él está bien?" Liu Qingge volteó a mirar a Luo Binghe quien todavía llevaba a Shen Qingqiu en sus brazos.

"No lo sé, estoy haciendo todo lo posible para curarlo" dijo Luo Binghe mientras seguía controlando su sangre para curar cualquier daño que pudiera encontrar.

"Maldita sea" se quejó Liu Qingge. "Hay un pueblo después de la frontera" ¿deberían detenerse? Sin embargo, Liu Qingge en realidad no quería detenerse, todavía tenía algunas dudas contra Luo Binghe y Mu Qingfang podría ser una mejor opción para curar a Shen Qingqiu de todos modos.

Luo Binghe respiró hondo "Pasemos por allí" estuvo de acuerdo. De todos modos estaba perdiendo rápidamente su poder, la herida dejada por Tian Langjun no era una broma, incluso con su habilidad de regeneración, todavía dolía como el infierno.

"Está bien" Liu Qingge asintió.


"¡¿Qué clase de blasfemia es esta?!" Qi Qingqi se quejó con furia mientras caminaba de un lado a otro.

"Shijie, cálmate" dijo Zhang Qingxu.

"¿Por qué no pude ir yo allí?" Qi Qingqi gruñó.

"Shimei, cálmate" esta vez, Wei Qingwei le ordenó que se calmara.

Qi Qingqi se calmó de mala gana "Wei-shixiong, fuiste el primero en confrontar a esa chica y su malvado entorno, ¿verdad? Dime, es absolutamente falso, ¿verdad?" Dijo Qi Qingqi.

"No sé, quiero negarme a creerlo, pero..." Wei Qingwei miró hacia abajo. "Creo que incluso si Shen-shixiong hubiera matado al Viejo Maestro del Palacio, sería un asesinato justificado".

"¡¿Pero cómo podríamos probar eso?! Solo el que él estuviera muerto y luego resultara estar vivo ya es problemático, ¿por qué Zhangmen-shixiong es el único que va?". Qi Qingqi continuó su caminata nerviosa.

"Confía en Zhangmen-shixiong" dijo Wei Qingwei. "Él no quería que estuviéramos demasiado presionados, al final, él sigue siendo nuestro shixiong mayor. No nos decepcionará" dijo.

"¿Y por qué ese traidor debe ir con él?" Exclamó Qi Qingqi.

"Shang Qinghua..." Wei Qingwei se detuvo. "Parecía querer ayudar".

"¿Qué ayuda podría ser?" Se quejó Ye Qingjiu.

"Shen-shixiong no podrá volver si su nombre no se limpia, ¿verdad?" Dijo Han Qingyu con preocupación.

"¡Huang-shidi! ¡¿Dónde estás?!" Qi Qingqi se dio la vuelta de inmediato y llamó a su shidi espía que tenía una presencia extremadamente tenue y que pasaba desapercibido la mayor parte del tiempo.

Nadie respondió.

"¡¿Huang-shidi?!" Qi Qingqi llamó de nuevo y frunció el ceño cuando nadie respondió. Huang Qingxuan siempre respondió a la llamada de sus mayores. "¿Dónde está Huang-shidi?" Preguntó Qi Qingqi.

Todos se miraron el uno al otro.


"¡Shizun!" Luo Binghe estaba cerca de las lágrimas cuando vio que Shen Qingqiu abrió los ojos.

Al ver un rostro llorosa y lúgubre cuando apenas recuperó la conciencia, Shen Qingqiu frunció el ceño e inmediatamente alejó el rostro de Luo Binghe.

"¿Estás despierto? ¿Qué te hicieron?" Liu Qingge se acercó a la cama.

Shen Qingqiu se balanceó un poco mientras trataba de sentarse, Luo Binghe lo ayudó de inmediato "Canela" gruñó Shen Qingqiu y Luo Binghe inmediatamente entendió. Luo Binghe se mordió los labios mientras miraba a Shen Qingqiu, sintiéndose comprensivo y angustiado.

"¿Canela?" Liu Qingge parpadeó.

"Shizun... es extremadamente alérgico a la canela" explicó Luo Binghe.

Liu Qingge parpadeó después de enterarse de esa noticia y Shen Qingqiu comenzó a toser violentamente. "Traeré un poco de agua" dijo Liu Qingge y lanzó una mirada de advertencia a Luo Binghe para que no intentara nada extraño. Liu Qingge se fue a buscar agua.

Después de toser, Shen Qingqiu sostuvo su cabeza para aliviar su migraña y finalmente registró la presencia de Luo Binghe cerca de él, inmediatamente frunció el ceño "¿Estás bien?" Preguntó.

Luo Binghe se congeló "¿Yo...?"

Las cejas de Shen Qingqiu se relajaron "La herida que te hizo Tian Langjun, ¿está curada?" Preguntó con su tono distante habitual.

"Yo... Sí, sanó bien..." Luo Binghe bajó la cabeza. No sabía qué sentir en este momento, sintió alegría de que su Shizun realmente se preocupara por él, pero también se sentía culpable por preocuparlo. Al mismo tiempo, también sintió una devastación aplastante, había herido a su Shizun muchas veces, pero su Shizun aún era tan amable con él.

"Muéstrame" dijo Shen Qingqiu, más como una demanda.

Luo Binghe lo miró fijamente con los ojos desorbitados. "¿Eh...? Mm, está bien" Luo Binghe asintió mientras se daba la vuelta.

A medida que Luo Binghe se desabrochaba la túnica, se la quitó de los hombros y la bajó hasta que mostró la espalda vendada que aún no se había curado completamente. Aún quedaba un rastro de sangre en el vendaje blanco.

Shen Qingqiu lo miró pensativo "Date la vuelta" dijo. Luo Binghe estaba a punto de cubrirse y darse la vuelta cuando la voz de Shen Qingqiu resonó de nuevo "Mantén tu ropa de esa manera".

Girándose, Shen Qingqiu examinó seriamente el área del pecho vendada y las orejas de Luo Binghe enrojecieron ligeramente. Shen Qingqiu extendió la mano y tocó el pecho de Luo Binghe, palpó alrededor antes de detenerse en el punto donde picaba un poco. "Te atravesó ese día, ¿verdad?" Dijo en voz baja.

"... Sólo un poco" confesó Luo Binghe.

Shen Qingqiu retiró su mano y la apretó en un puño "No hagas eso otra vez" dijo con frialdad.

"¿Shizun...?"

"No necesito tu protección. No necesito que nadie muera por mí, no necesito tu muerte en mi conciencia, tu sacrificio será inútil" siseó Shen Qingqiu con dureza, castigando y condenando el acto heroico de Luo Binghe.

Luo Binghe se volvió solemne "Lo siento, Shizun. Pero si tengo que hacerlo nuevamente, lo haré nuevamente" dijo.

"Estúpida bestia, mestizo, niño inútil" gruñó Shen Qingqiu. "¡Ahora escúchame, si te atreves a hacer una estupidez como esa otra vez, personalmente te enviaré al infierno!"

"¿Por qué, Shizun?" Preguntó Luo Binghe desesperadamente. "¿Me odias tanto que no quieres mi protección? ¿Me odias tanto que no quieres estar en deuda conmigo? Está bien, tú no..."

"¡Porque no valgo la pena!" le espetó Shen Qingqiu bruscamente, deteniendo la desesperada súplica de Luo Binghe. "¡Tu sacrificio será desperdiciado! Solo soy una escoria...(1)" su voz vaciló antes de volverse más fuerte otra vez "¡El grado más bajo de escoria!"

"¡Shizun-!" Exclamó Luo Binghe, horrorizado y solemne. "Tú no eres-"

"¡Estás destinado a ser lo primordial de la existencia, perder tu precioso tiempo con un maestro escoria como yo no vale la pena en absoluto! ¡No necesito que alguien me tenga lástima!" Gruñó Shen Qingqiu.

"¡Shizun, no pienses así! ¡Tú lo vales, tú lo vales todo en este mundo! Sin ti, nunca me hubiera convertido en esto, sin ti, sería el mismo niño sucio de la calle. ¡Sin ti, Binghe no es nada!" Luo Binghe sostuvo el hombro de Shen Qingqiu desesperadamente. "Shizun, yo te a-"

"¡Ehem!"

Los dos se detuvieron y miraron hacia la puerta para encontrar a Liu Qingge con un vaso de agua en la mano. La cara de Luo Binghe inmediatamente se volvió inexpresiva mientras soltaba los hombros de Shen Qingqiu.

Liu Qingge caminó hacia la cama y le entregó el vaso de agua a Shen Qingqiu en silencio. Shen Qingqiu lo agarró y lo bebió delicadamente, sin mirar a Luo Binghe ni a Liu Qingge.

"¿Despertaste?" Dijo Liu Qingge.

Shen Qingqiu levantó la vista, arqueando ligeramente las cejas "¿Qué?"

"Estás delirando" dijo sin rodeos Liu Qingge.

Shen Qingqiu se crispó y miró a Liu Qingge con algo de furia.

"Si usted fuera una escoria, no me habría salvado de la desviación de qi" dijo Liu Qingge. "Si fuera una escoria, no ayudaría siempre a nuestros hermanos y hermanas marciales a ser mejores. No sería tan amado por sus discípulos. No sería un señor de la cumbre de Cang Qiong."

Shen Qingqiu se burló: "Todo podría ser una máscara, un engaño. Podría haber usado trucos deshonestos para ser un señor de la cumbre, ¿verdad? ¿Liu Qingge?"

"Estaba equivocado" dijo Liu Qingge con firmeza. "Se merece todo lo que ha logrado, sin trucos deshonestos. Todo está en su propio poder. La adoración de sus discípulos no podía ser fingida, sus ayudas demostraron ser útiles. Su valor es más alto de lo que cree."

"¡Una máscara! ¡Un engaño!" Espetó Shen Qingqiu. "El verdadero yo es una escoria, si me miras, al verdadero yo. ¡Te sentirás disgustado! Soy peor que lo que he mostrado en la superficie, estoy podrido hasta el núcleo. Si lo supieras y lo vieras todo, tú..."

"Todavía te a-"

"¡Ehem!" Luo Binghe cortó a Liu Qingge, mirando a su Shishu con una mezcla de molestia y rencor.

Los dos hombres se miraron el uno al otro, el reconocimiento de rivalidad había sido intercambiado.

Shen Qingqiu los miró fijamente, aturdido, y sostuvo su cabeza, masajeándola. Ignóralo... Ignora la implicación obvia... "Ya terminé de descansar, volvamos rápido" dijo Shen Qingqiu mientras se movía y salía de la cama. Necesitaba ver a Yue Qingyuan...


Se apresuraron a regresar lo más rápido que pudieron, pero se detuvieron a mitad de camino cuando alguien les gritó.

"¡Shen-shixiong! ¡Liu-shixiong!"

Las tres personas que se apresuraban a regresar se detuvieron cuando vieron a otra persona volar hacia ellos en una espada voladora.

"¿Huang-shidi?" Liu Qingge frunció el ceño.

Huang Qingxuan se detuvo ante ellos y se inclinó, ignorando a Luo Binghe. "Ha habido una alteración. Zhangmen-shixiong me indicó que me acercara a ustedes para decirles si desean o no estar allí" dijo.

"¿Yue Qingyuan...?" El corazón de Shen Qingqiu se llenó de preocupación. ¿Sabía que estaba vivo después de su segunda muerte notoria? Por supuesto que lo sabía. Liu Qingge debe haberle dicho... "¿Qué alteración?" Frunció el ceño.

"Shen-shixiong ha sido el principal culpable de la muerte del Viejo Maestro del Palacio Huan Hua" Huang Qingxuan levantó la vista para ver que solo había una ligera sorpresa en la expresión de Shen Qingqiu. No desconcierto y sorpresa. Solo sorpresa. Huang Qingxuan guardó silencio y miró hacia abajo una vez más.

"¿Qué? ¿No esta ese viejo zorro recluido en alguna parte?" Liu Qingge frunció el ceño.

"Una evidencia concreta y contundente señaló a Shen-shixiong, actualmente, estan celebrando una reunión en el Templo Zhao Hua porque esto podría percibirse como una guerra entre grandes sectas con el asesinato de un lider de secta" Huang Qingxuan se inclinó nuevamente. "Shen-shixiong, por favor, ¿su instrucción?"

La cara de Shen Qingqiu se enfrió "Vamos al Templo Zhao Hua" con quien más quería reunirse era Yue Qingyuan. Como Yue Qingyuan estaba en el templo Zhao Hua, naturalmente allí iría. Quería ver qué tipo de cosas lanzarían contra él nuevamente.

"No se preocupe por su seguridad allí" dijo Huang Qingxuan.

"¿Dónde está Shang Qinghua?" Preguntó Shen Qingqiu. También necesitaba ver a Shang Qinghua.

"Shang-shixiong también está en el Templo Zhao Hua" respondió Huang Qingxuan.

Nadie lo atacaría allí, ¿verdad? Después de todo, había escuchado cómo todo el mundo sabía que había sufrido una desviación. Shen Qingqiu rechazó el molesto sentimiento de preocupación en su mente y asintió. Hizo una pausa, cada personaje importante estaría allí... Esta podría ser su oportunidad... "No esperaba que se intensificara tan rápido".

"¿Cuál es su orden, Shen-shixiong?" Preguntó Huang Qingxuan, la angustia era evidente en su voz, desesperado por una orden.

"Ustedes dos" Shen Qingqiu se preparó mientras miraba a Luo Binghe y Liu Qingge. "No les gustará lo que voy a hacer".

"No lo hagas entonces" dijo Liu Qingge.

"Volvamos con Zhuzhi-Lang-"

"Shizun, ¿de qué estás hablando?" Exclamó Luo Binghe.

"¡Lunático!" Liu Qingge también exclamó.

"Ahora, solo escúchenme-"

"¡Absolutamente no!"

"¿Por qué deberíamos volver? ¡Te capturará de nuevo!"

"Shen-shixiong" dijo Huang Qingxuan desesperadamente.

"Maldita sea..." gruñó Shen Qingqiu al sentir un dolor de cabeza. Al ver que los dos hombres estaban absolutamente en contra de que regresaran, inmediatamente sostuvo el hombro de Huang Qingxuan "¿Crees en mí, Huang-shidi?"

"Este shidi hará cualquier cosa" dijo Huang Qingxuan obedientemente.

"Dame la copia del informe" dijo Shen Qingqiu y Huang Qingxuan sacó un pergamino y se lo entregó sin decir nada. "Tú..." Shen Qingqiu comenzó a instruir a Huang Qingxuan con detalles detallados, Huang Qingxuan asintió después de cada frase.

Liu Qingge miró a Shen Qingqiu y Huang Qingxuan con asombro. Siempre supo que Huang Qingxuan era extremadamente obediente, ¡pero nunca esperó que hasta este grado!

"No mueras" dijo Shen Qingqiu al final.

"No lo haré" Huang Qingxuan asintió con determinación.

Este es el final del juego. Shen Qingqiu necesita terminarlo rápidamente.


Para una corte tan simple, el Salón del Templo Zhao Hua estaba lleno de muchas personas. Como siempre, el Palacio Huan Hua aún seguía siendo extravagante, prácticamente invitaron a todas las sectas y cultivadores de alto nivel a presenciar el juicio para el cual ni siquiera hospedaban al culpable.

Con Luo Binghe desaparecido y la mayoría de los demonios alistando sus propios preparativos aquí y allá. No había demonios de alto nivel para controlar el Palacio Huan Hua, naturalmente, Xiao Gongzhu aumento un poco su poder mientras se lamentaba por su padre muerto. Sin importar qué, todos los cultivadores humanos entendieron que el rencor debía pagarse en su totalidad. Y si pudieran arrastrar el nombre de la Secta de la Montaña Cang Qiong mientras lo hacían, lo harían.

Yue Qingyuan estaba sentado en una silla común, pero incluso sentado allí todavía lo convertía en una estrella en el salón. Acababa de salir de su cultivación recluida, desde la segunda 'muerte' de Shen Qingqiu, estaba demasiado consumido por el dolor, por lo que inmediatamente se encerró en aislamiento, tratando de calmar sus demonios internos y romper sus grilletes.

Cuando salió, apenas fue recibido por Wei Qingwei, quien estaba en una confrontación con un gran grupo de cultivadores del Palacio Huan Hua, muchos ancianos habían venido. Si esos ancianos fueran imprudentes y trabajaran juntos para luchar contra Wei Qingwei, su shidi estaría en desventaja, por lo que el propio Yue Qingyuan tomó el liderazgo desde allí.

Cuando supo que 'Shen Qingqiu' supuestamente había matado al Viejo Maestro del Palacio, Yue Qingyuan no se vio afectado. Cuando supo que 'Shen Qingqiu' todavía podría estar vivo, siguió sin verse afectado. Su corazón se aceleró pero no mostró nada de eso. Cuando el Palacio Huan Hua exigió un juicio y el Palacio Zhao Hua se ofreció a organizarlo, Yue Qingyuan lo aceptó fácilmente.

Qi Qingqi y Mu Qingfang regresaron después de eso, informándole sin aliento que Shen Qingqiu todavía estaba vivo después de todo. Por supuesto. Informándole que Liu Qingge iría allí junto con Luo Binghe para recuperarlo de las manos de los demonios. Otra vez volvía a estar un paso demasiado tarde. Yue Qingyuan les había dicho que descansaran y lo dejaran encargarse de todo. Los otros salen y como siempre, se encuentra atrapado con su deber como su grillete, impidiéndole el tenderle la mano a ese chico al que le había fallado una y otra vez.

"Si era cierto que el jade acababa de romperse y mostraba al asesino, entonces, eso solo puede significar que el señor de la cumbre Shen todavía estaba vivo y escondido" dijo el Gran Monje del Templo Zhao Hua, Wu Wang, y examinó a Yue Qingyuan. "¿Puede el líder de secta Yue abordar este problema?"

"¡No puede ser, lo vi morir con mis propios ojos!" Dijo un anciano del Mirador Tian Yi.

"Los ojos pueden ser engañosos" dijo Wu Wang. "¿La Secta de la Montaña Cang Qiong sabe algo sobre esto?"

El rostro de Yue Qingyuan no cambió "En este asunto, no diría que mucho. ¿Pero no recuerdan todos quién secuestró el cadáver de nuestro shidi? ¿A dónde lo llevó?" ¿Cómo todos ustedes hicieron la vista gorda?

"Amitabha(2), eso es lo que ha estado atormentando mi mente" dijo otro monje, Wu Chen. "Pequeña Señora del Palacio, ¿no fueron colocados los restos del señor de la cumbre Shen en su Palacio Huan Hua?"

Xiao Gongzhu se burló: "El palacio de esta princesa donde estaba almacenado el cuerpo de ese hombre fue incendiado hace unos meses. ¡No quedó ningún cadáver! ¡Y yo creía que todos habíamos sido engañados! ¡La Secta de la Montaña Cang Qiong está escondiendo al esclavo criminal que es su señor de la cumbre! ¡Ese sucio esclavo ha matado a mi honorable padre con sus trucos!"

"Esta pequeña niña, tu boca es muy venenosa y sucia para una dama noble" los labios de Shang Qinghua se torcieron. Había hecho que el personaje de Xiao Gongzhu fuera obstinado, un poco tonto, muy arrogante y sádico, pero al verlo en acción ahora, ¡realmente quería abofetear la boca de esta hija! Eso es todo, la estoy repudiando... pensó con desesperación.

"¿Cómo te atreves a hablarme así?" Xiao Gongzhu, por supuesto, reconoció a Shang Qinghua. ¿No era él el único traidor quien siempre seguía dócilmente las órdenes y era intimidado? Ella lo señaló: "¡Mírenlo! ¡La Secta de la Montaña Cang Qiong aún alberga a un traidor a pesar de que todos ya saben que está del lado de los demonios! ¡¿No es obvio a quienes apoya la Secta Cang Qiong?!" Xiao Gongzhu usó el hecho de que nadie sabía que el Palacio Huan Hua ya era un nido de demonios y señaló con rectitud a la Secta de la Montaña Cang Qiong.

Todos miraron a Shang Qinghua pero él levantó la barbilla a pesar de que sentía miedo por dentro. No hay problema, no hay problema, su Zhangmen-shixiong lo protegería. Y si eso no fuera suficiente, todavía tenía a su rey quien se escondía en la sombra. ¡Así es! La razón por la cual el Palacio Huan Hua estaba tan vacío que Xiao Gongzhu pudo hacerse cargo fue porque Sha Hualing estaba ocupada y Mo Beijun... Mo Beijun había estado siguiendo a Shang Qinghua durante bastante tiempo...

"Nunca reconocimos el rumor sobre nuestro shidi" dijo Yue Qingyuan, sin siquiera mirar a Shang Qinghua. Todos revelaron una expresión problemática, ¡nunca lo reconociste pero tampoco lo negaste! ¿¡Por qué lo proteges de repente cuando se ha tejido tan lejos y todas las pruebas ya mostraban su culpabilidad!?

Xiao Gongzhu rió con frialdad "¡Toda la Secta de la Montaña Cang Qiong está llena de traidores y asesinos!"

Yue Qingyuan ni siquiera se dignó a responderle "Yo propongo, es mejor que esperemos una respuesta real" dijo Yue Qingyuan.

"¿Qué quiere decir el Líder de Secta Yue?" Preguntó dudosa una de las tres hermosas monjas del Mirador Tian Yi.

"¿Por qué no le preguntamos a la persona involucrada?" Dijo Yue Qingyuan con calma cuando finalmente detectó cuatro firmas familiares cerca. Secretamente suspiró aliviado cuando giró la cabeza para mirarlos "Qingqiu-shidi, finalmente has llegado" saludó suavemente.

Todos se giraron inmediatamente para observar mientras Shen Qingqiu caminaba hacia el centro con Liu Qingge.

"¡Ese es-!"

"¡¿Señor de la Cumbre Shen?!"

"¡¿No murió?!"

"¡¿Fingió su muerte?! ¡Todavía está vivo después de todo!"

Shen Qingqiu inmediatamente se inclinó cuando se detuvo ante Yue Qingyuan, sus shidis detrás de él también hicieron lo mismo. "Zhangmen-shixiong, mucho tiempo sin verte" dijo con calma.

Yue Qingyuan lo miró distante, pero había una suavidad innegable en sus ojos "Tengo mucho que preguntarte, Qingqiu-shidi" dijo Yue Qingyuan con indiferencia.

"Este shidi se responsabilizará de su acción" Shen Qingqiu asintió y se enderezó.

"¡Shen Qingqiu!" Los ojos de Xiao Gongzhu enrojecieron de furia. Este hombre que no había sido más que la ruina de su existencia, arrebatando a cada hombre importante en su vida, él fue la razón por la que Gongyi Xiao la dejó, la razón por la que Luo Binghe nunca la miró, ¡la razón de la muerte de su honorable padre! ¡Este esclavo! ¿¡Cómo se atreve!?

Shang Qinghua frunció el ceño y se adelantó para encontrarse con Shen Qingqiu "¿Todo está bien?" Preguntó Shang Qinghua.

"Necesitaré un poco de ayuda" le dijo Shen Qingqiu.

"Te ayudaré con todo mi poder" acordó Shang Qinghua.

Shen Qingqiu asintió y se volteó para mirar a todos "Tuve que ver con el asesinato del Viejo Maestro del Palacio Chen" declaró sin vacilar.

Todos exclamaron con incredulidad y conmoción, aunque algunos podrían sospecharlo, no esperaban que Shen Qingqiu fuera tan abierto y valiente. Todos miraron a los otros señores de las cumbres, ninguno de ellos mostró la más mínima emoción de sorpresa.

Viendo esto, Wu Wang frunció el ceño "¿No es esto llevarlo demasiado lejos? La Secta de la Montaña Cang Qiong y el Palacio Huan Hua podrían estar en desacuerdo, pero matar a un cultivador tan fuerte, justo y de alto rango es un crimen muy pesado".

"Amitabha, Buda es misericordioso" comenzó Wu Chen. "El hilo de karma entre usted y el Maestro del Palacio Chen había sido caótico, pero aún no había llegado al punto en que uno de ustedes debería matar al otro".

"Creo que eso es parcial" dijo el líder de la secta Bai Qi. "¿No fue el Viejo Maestro del Palacio quien gritó más fuerte por la ejecución del señor Shen?" Dijo.

"Eso fue solo porque toda la evidencia sobre la colaboración con demonios apuntaba al señor de la cumbre Shen. Ahora, pensándolo de nuevo, habíamos resuelto ese problema con la muerte del señor Shen. El señor de la cumbre Shen ahora resulta estar vivo y admitió un asesinato, ¿deberíamos volver a ese caso?" Dijo el anciano del Mirador Tian Yi, frunciendo el ceño.

Todos comenzaron a susurrar conspiratoriamente entre ellos y Wu Wang asintió "Eso es cierto. Señor de la Cumbre Shen, ¿tienes algo que decir sobre este asunto? ¡Serás acusado de dos delitos graves y el resultado sería la muerte!"

"Tuve que ver con el asesinato Viejo Maestro del Palacio, pero fue él quien me atacó primero" dijo Shen Qingqiu. "Matarlo fue solo un acto de defensa propia" dijo indiferente.

"¡Mentiroso! ¡No hay forma de que mi honorable padre pueda ser asesinado por un esclavo como tú! ¡Debiste haber planeado matarlo y usar medios deshonestos para derrotarlo!" Xiao Gongzhu lo acusó.

"¿Qué evidencia tienes para probar eso?" Shen Qingqiu arqueó las cejas con desdén.

"¡Estás confabulado con los demonios!"

"¿Dónde está el cadáver ahora?" Preguntó Wu Chen. "¿Lo enterraste correctamente?"

"Sea verdad o no, ¿no debes tú mostrarnos la verdad? ¿Quién más estuvo contigo allí?" Dijo Wu Wang.

"Luo Binghe" gritó Shen Qingqiu y el apuesto joven salió de la multitud, apretando los puños respetuosamente hacia él.

"Shizun" Luo Binghe asintió. Aunque no sabía nada, sería un único testigo y mentiría por su Shizun si lo necesitaba. Todos estaban escépticos, ¿no participó Luo Binghe en la muerte de Shen Qingqiu? Shen Qingqiu resultó estar vivo... Luo Binghe en realidad parecía tener una buena relación con Shen Qingqiu. Ninguno pudo evitar sentir sospechas.

"Luo Binghe estaba allí pero estaba inconsciente" dijo Shen Qingqiu sin rodeos, arruinando su única ventaja con bastante indiferencia.

"Entonces, ¿cómo deberíamos saber que has estado diciendo la verdad?" Dijo una del triplete de monjas mientras fruncía el ceño.

"No lo sabes" respondió Shen Qingqiu sin rodeos.

"¡¿Qué?!" Todos exclamaron indignados.

"Lo maté porque me atacó y tenía la intención de matarme. Eso es lo que sucedió, es una lástima" ya que Shen Qingqiu no pudo realmente acabar con su vida, probablemente murió a causa de las plantas QingSi. "Pero no me arrepiento. Era este maestro o él" dijo Shen Qingqiu descaradamente.

Shang Qinghua arqueó las cejas. Esa línea... ¡Era casi la misma línea exacta que 'Shen Qingqiu' había dicho después de que lo llevaron a un interrogatorio por la muerte de Liu Qingge! ¡Él solo cambió las últimas palabras a 'No me arrepiento' en lugar de 'Me arrepiento'!

Esta línea... Sólo invitaba al escepticismo, ¡ah! Shang Qinghua miró a su alrededor para ver que muchas personas miraban a Shen Qingqiu dudosamente.

"Disculpas a quienes sufren" dijo Shen Qingqiu suavemente y luego miró a Yue Qingyuan. "Este shidi tiene la culpa pero no se equivoca, rogándole a Zhangmen-shixiong que le haga justicia".

Yue Qingyuan asintió "Mm, ya que fue en defensa propia, tu shixiong no te culpará. Te castigaremos más tarde en consecuencia" dijo Yue Qingyuan severamente. Liu Qingge y Shang Qinghua miraron hacia abajo, con sus años de hermandad, naturalmente sabían que cuando Yue Qingyuan decia 'castigar en consecuencia' a Shen Qingqiu, significaba que solo estaría castigado en su cumbre durante tres días como máximo. ¡Y Shen Qingqiu podría incluso pasar tres meses enteros sin salir de su cumbre! Aparte del señor de la cumbre Ku Xing que podría pasar un año sin salir de su cumbre, ¡nadie podía superar eso!

"¿Tratando de escapar? ¡No te voy a perdonar! ¡Debiste haber usado trucos deshonestos para matar a mi padre! ¡Y estás coludido con demonios! ¡¿Por qué mi padre no intentaría matarte?!" Xiao Gonzhu señaló furiosamente.

"En cuanto a la colusión con los demonios, tengo algo que contarles a todos" dijo Shen Qingqiu. "Tian Langjun ha vuelto y quiere fusionar los dos mundos" dijo en breve.

Las mentes de todos quedaron inmediatamente en blanco.

"¡¿¡¿QUÉ?!?!" Algunas personas gritaron con incredulidad, otras palidecieron de miedo, mientras que el resto parpadeó con desconcierto.

Yue Qingyuan frunció el ceño ligeramente, solo escuchó sobre Zhuzhi-Lang secuestrando a Shen Qingqiu, nada sobre el supuestamente sellado Tian Langjun.

Liu Qingge se inclinó ante Yue Qingyuan "Este shidi puede dar fe, había ido de viaje para salvar a Shen-shixiong de Tian Langjun y su subordinado, Zhuzhi-Lang" informó Liu Qingge en voz alta. La forma en que lo decía era completamente como la realidad, el señor demonio malvado había secuestrado al señor de la cumbre justo y lo había encarcelado.

"Mientras este maestro estaba en su cautiverio, me contaron sobre su plan. Las Cuatro Grandes Sectas dejarán de existir" declaró Shen Qingqiu.

La gente del Templo Zhao Hua y el Mirador Tian Yi se volvió solemne.

"Amitabha, el desastre se cierne sobre nosotros" dijo Wu Chen.

"¿Cómo debemos confiar en ti?" Dijo Wu Wang.

"¡No lo escuchen! ¡Está tratando de distraerlos a todos!" Gritó Xiao Gongzhu.

"Está todo conectado" dijo fríamente Shen Qingqiu. "Todo sobre estas historias, todas están conectadas. La muerte de tu padre, el regreso de Tian Langjun, la inminente perdición de las Cuatro Grandes Sectas" Shen Qingqiu chasqueó los dedos.

"¿Qué los conecta?" Preguntó la bella monja del Mirador Tian Yi, confundida.

"¿Quieren escuchar una historia?" Shen Qingqiu sonrió deslumbrantemente. Shang Qinghua se enderezó, ¡de ninguna manera! ¿¡Shen Qingqiu quería decir todas esas historias que Shang Qinghua tenía para contarle!? Pero, pero... ¡La única razón por la que Shang Qinghua pudo contarle esos secretos a Shen Qingqiu fue porque su existencia era especial, era el dueño de los libros transmigrados y ya conocía la trama!

Si Shen Qingqiu contara esos secretos entre los dos a otras personas, ¡Shang Qinghua soportaría las consecuencias del sistema! ¡¡¡Shen Qingqiu lo sabía!!! Shang Qinghua tembló ligeramente, ¿fue esta la 'ayuda' que Shen Qingqiu le pidió? ¿Soportar el castigo celestial? "Princ-"

"Aquí" dijo Shen Qingqiu mientras levantaba un pergamino.

"Como todos saben, la historia comenzó con el Viejo Maestro del Palacio, quien siempre llevaba a la Mayor Su Xiyan a todas partes, un día se encontraron con un hombre misterioso. Desde el lado de la historia del Viejo Maestro del Palacio, se dijo que envió al la Mayor Su Xiyan para recopilar información de él y descubrió que en realidad era el señor demonio, Tian Langjun".

Todos permanecieron en silencio, la mayoría podría haber escuchado sobre eso. Pero la gente de las sectas de nivel inferior y algunas generaciones más jóvenes nunca habían oído hablar de la historia.

"Se dijo que el Viejo Maestro del Palacio envió a Su Xiyan para seducir a Tian Langjun y Tian Langjun reveló su intención de destruir a los humanos. Su Xiyan terminó sacrificando su pureza a Tian Langjun y se avergonzó por ello, el Viejo Maestro del Palacio propuso atraer a Tian Langjun y lo emboscó y nuestra Secta de la Montaña Cang Qiong se convirtió en la fuerza principal en la captura. Zhangmen-shixiong, estabas allí en ese momento, ¿puedes explicarlo brevemente?" Shen Qingqiu inclinó la cabeza.

Yue Qingyuan asintió con calma "No hay mucho que explicar. Tian Langjun vino con su general y sobrino, Zhuzhi-Lang. En ese momento, mi honorable Shifu había usado su Juicio del Cielo en Zhuzhi-Lang, cambiándolo por la fuerza a su forma de serpiente y huyó. Después de eso, todos trabajamos juntos para debilitar a Tian Langjun y capturarlo" dijo.

"Su Xiyan descubrió que estaba embarazada en esa época" dijo Shen Qingqiu con calma. "La historia decía que estaba avergonzada de tener un niño medio demonio en su cuerpo y tomó una píldora que podría envenenar a la raza demoníaca para forzar un aborto involuntario y luego desapareció. ¿He olvidado algo?"

Wu Wang sacudió la cabeza "Fue un resumen perfecto sobre lo que sucedió" dijo.

"Pero en realidad, no fue así en absoluto" se burló Shen Qingqiu. "Hace años, sentía sospechas en mi corazón y una cosa me seguía molestando. Envié mi shidi para investigar la verdad."

"¿Qué es?" Un anciano del Mirador Tian Yi parpadeó.

Shen Qingqiu arrojó el pergamino a Wu Wang "¿Puedo molestar al Gran Monje para que lo lea" dijo.

Lo miraron desconcertados antes de que Wu Wang lo abriera y leyera el contenido. Sus ojos se agrandaron y frunció el ceño, dentro del pergamino, cada uno de los crímenes del Viejo Maestro del Palacio fue meticulosamente catalogado con una cantidad aterradora de detalles y pruebas enumeradas.

"Todos léanlo" Wu Wang sacudió la cabeza mientras pasaba el pergamino a las tres monjas del Mirador Tian Yi. Todo el mundo, ya que tenían curiosidad, se adelantaron para mirar dentro del pergamino, ya que parecía que no era algo que debiera ocultarse. Todos entraron en estado de shock.

Las palabras fueron pasadas y pronto, todos sabían la esencia del contenido del pergamino. Todos miraron al Palacio Huan Hua extrañamente.

Xiao Gongzhu, quien escuchó fragmentos sobre el contenido, enrojeció "¡Mentira! ¡Él inventó esas cosas! ¡Mi honorable padre nunca haría algo así!" Gritó. Los demás miraron a su alrededor y no pudieron evitar sentirse dudosos.

"¿Cómo... cómo sabemos que no estás inventando esto?" Preguntó una de las tres monjas con voz temblorosa.

"Investígalo por ti misma" respondió Shen Qingqiu fríamente. "Descubrirás la verdad si sigues eso".

"¿Cómo encontraste todo esto?" Preguntó Wu Wang, agitado. Parecía que el mundo una vez más se había olvidado de la habilidad de la cumbre Yin Hui. "El Viejo Maestro del Palacio que desea a su discípula, Su Xiyan. Mata a numerosos y hermosos discípulos varones en secreto por haber atraído la atención de Su Xiyan. Obligó a Su Xiyan a consumir el veneno que dañó a su bebé. Mintió a la Alianza. Torturas inhumanas, corrupción... todo esto..."

"Son el resultado de mi investigación" dijo una nueva voz con calma y todos voltearon la cabeza para ver a un hombre vestido de negro, que parecía bastante demacrado con su apresurada apariencia.

"¿Señor de la cumbre... Señor de la cumbre Huang?"

La cumbre Yin Hui fue un activo muy importante para la Secta de la Montaña Cang Qiong a pesar de ser constantemente olvidada porque su señor de la cumbre y discípulos rara vez hacían hazañas deslumbrantes.

Pero esa era su fuerza, permanecer bajo el radar sin importar lo que hicieran. En esta generación de la Secta de la Montaña Cang Qiong, la habilidad del señor de la cumbre Yin Hui no pudo mostrar su brillantez debido al suave liderazgo de Yue Qingyuan. Mientras que los jefes de las sectas anteriores no tenían reparo en usar su fuerza de espionaje, Yue Qingyuan siempre había sido reacio a la hora de meterse en los negocios de los demás.

Lo que fue un gran desperdicio para el talento de Huang Qingxuan.

Yin Hui siempre había sido la cumbre más dependiente, no se moverían a menos que se lo ordenaran. Todo fue de acuerdo con su tradición, ya que la misión de espionaje independiente a menudo traería un golpe de estado. Todos los sucesores de Yin Hui siempre habían sido suaves y obedientes, si se les dijera que fueran al este, no irían al oeste, si se les dijera que se quedaran quietos, no se moverían ni una pulgada.

"Bajo el cielo, no hay ningún secreto. No hay pared que no gotee. Si mis mayores lo piden, descubriré todos los secretos" dijo Huang Qingxuan con firmeza.

"Huang-shidi..." Yue Qingyuan dirigió una mirada significativa a Shen Qingqiu. Shen Qingqiu suspiró, Huang Qingxuan no decepcionó, podría no ser el más fuerte ni llamativo, pero era el más rápido y podía viajar casi el doble de rápido que cualquiera de sus hermanos marciales.

Huang Qingxuan arrastró a un anciano demacrado y lo arrojó al suelo "Un testigo" les dijo secamente a todos.

"¡¿Mayor Zhang?!" Xiao Gongzhu jadeó con incredulidad.

"¡¿Viejo Zhang?!" Los ancianos detrás de ella también reaccionaron sorprendidos.

"¿No es este maestro del salón Zhang quien estaba a cargo de los recursos y la medicina del Palacio Huan Hua?" Wu Wang frunció el ceño.

"Él... el maestro del salón Zhang había desaparecido durante bastante tiempo. ¡¿Cómo puede ser?! ¡¿La Secta de la Montaña Cang Qiong incluso ha recurrido al secuestro?!" Uno de los ancianos del Palacio Huan Hua acusó, sintió una sensación de agitación dentro de su estómago y palideció mientras miraba lentamente a Luo Binghe, quien no estaba lejos de Shen Qingqiu. Al darse cuenta de su silencio, los otros ancianos también palidecieron.

"Abandonó el Palacio Huan Hua, lo capturé cuando intentó escapar" dijo Huang Qingxuan. "Estaba allí cuando el Viejo Maestro del Palacio le dio el veneno a la Mayor Su Xiyan, él fue quien sugirió el uso del veneno".

"¡Misericordia! ¡Por favor, ten piedad! ¡No me maten!" El mayor Zhang se puso pálido mientras se inclinaba ante Luo Binghe para sorpresa de todos. "Yo... ¡No quise hacer eso! ¡Solo soy un subordinado! ¡Solo sigo donde sopla el viento! ¡El Vi-Viejo Maestro del Palacio me obligó a obtener ese veneno!" Gritó con miedo.

Los ojos de Luo Binghe se agudizaron. Solo estaba aquí para ver a su Shizun manejar este asunto sobre matar a ese ser humano inútil. Pero cuanto más escuchaba la historia, más se hundía su corazón.

Su Xiyan, después de que ese nombre apareciera a menudo cuando torturaba al Viejo Maestro del Palacio, Luo Binghe había hecho todo lo posible para investigarlo. Él, al menos, sabe que la mujer podría ser... Alguien que lo había dado a luz pero no estaba seguro. Podría ser alguien que tenía la misma cara que él, no era imposible, había muchas personas que podían tener una cara similar. De mala gana, Luo Binghe admitió que tenía cierta semejanza con Gongyi Xiao, quien fue el primer discípulo del Viejo Maestro del Palacio. Lo que también llevó a Luo Binghe a creer que podría ser solo una coincidencia.

"El veneno no funcionó, el niño sobrevivió, Su Xiyan murió" dijo Shen Qingqiu mientras se volteaba para mirar a Luo Binghe. Los otros señores de la cumbre también miraron a Luo Binghe, sabían que era un medio demonio. "Luo Binghe, eres ese niño" dijo Shen Qingqiu.

El corazón de Luo Binghe dio un vuelco.

"¡¿Qué?!" todos miraron a Luo Binghe. "¡¿Es el hijo de Su Xiyan?!"

"Siempre noté la similitud. ¡¿Es un medio demonio?!" Wu Wang exigió emocionalmente.

Shen Qingqiu asintió con la cabeza hacia Luo Binghe y Luo Binghe apretó los puños. Una marca demoniaca roja apareció en su frente y todos inhalaron profundamente.

"Amitabha, inesperadamente, no te notamos" Wu Chen sacudió la cabeza y suspiró.

Shen Qingqiu levantó la mano antes de que alguien pudiera levantar sus armas. "Enfurecido porque su preciosa discípula a quien deseaba había tenido una aventura con un señor demonio, el Viejo Maestro del Palacio propuso una emboscada a Tian Langjun y mintió a todos sobre la intención de Tian Langjun para con la humanidad. Tian Langjun fue sellado, Su Xiyan se vio obligada a elegir entre abortar a su hijo y reunirse con Tian Langjun o quedarse con su hijo y nunca volver a encontrarse con Tian Langjun. Ella eligió abortar a su bebé, pero falló. Luego lo puso en una canasta y lo dejó fluir por el río Luo" dijo Shen Qingqiu.

Luo Binghe se estremeció.

"Donde terminó en manos de una mujer plebeya y fue adoptado" terminó Huang Qingxuan por Shen Qingqiu. Le llevó tres años enteros investigarlo hasta la raíz, posiblemente la investigación más larga a la que se había dedicado. Pero estaba contento con eso, rara vez tuvo que usar su habilidad al máximo debido a la limitación de Yue Qingyuan.

"Ese viejo decrépito había destruido a toda una familia, mató a una mujer, arruinó a un niño y encarceló a un hombre injustamente" Shen Qingqiu se rió con frialdad.

Los ojos de Luo Binghe se entrecerraron hacia el mayor Zhang, quien estaba postrado a sus pies. "¿Es eso cierto...?" Dijo, amargado, furioso, vengativo.

"Sí... sí. ¡Pero no fue mi culpa! ¡El Viejo Maestro del Palacio me lo ordenó! No quería, pero él me obligó, ¡por favor no me mates!" El mayor Zhang se lamentó. "Yo-" No tuvo más oportunidad de continuar ya que Luo Binghe lo había hecho explotar desde adentro.

Todos jadearon y dieron un paso atrás, desenvainando sus propias armas y apuntándolas a Luo Binghe.

"¿Quién más sabe sobre esto?" Luo Binghe preguntó fríamente.

Algunos de los ancianos del Palacio Huan Hua palidecieron "¡Monstruo!" Uno de ellos gritó y provocó que los otros encendieran su qi y se prepararan para atacar a Luo Binghe.

"Mocoso tonto" Shen Qingqiu suspiró. Esencialmente, sabía que Luo Binghe mataría a ese anciano, tenía el poder de regañar a Luo Binghe, pero no lo hizo. ¿Por qué? Porque a veces, no debía interferir. Dejar que Luo Binghe decidiera por sí mismo sería más beneficioso para el niño, Shen Qingqiu no estaba dispuesto a detenerlo y consolarlo con palabras persuasivas para que se sintiera mejor. Nadie lo consoló con palabras persuasivas cada vez que fue torturado en los Qiu.

Shen Qingqiu sacudió a Xiu Ya y desvió el primer ataque hacia Luo Binghe, lo que inmediatamente provocó una ola de furiosos ataques hacia el mestizo. Luo Binghe lo jaló por los hombros y lo hizo girar para evitar una ola de ataques desde el lado del Mirador Tian Yi.

Shen Qingqiu dejó de dar vueltas e inclinó la cabeza hacia atrás con calma, evitando sin problemas el ataque de Xiao Gongzhu. Shen Qingqiu la desarmó fácilmente y la pateó hacia atrás, sin contenerse en absoluto. Luo Binghe notó eso por el rabillo del ojo e inmediatamente entrecerró los ojos, el lado del Palacio Huan Hua dejó de pelear inmediatamente, ya que todos palidecieron y vomitaron un bocado de sangre.

Era como si en ese momento finalmente recordaran quién era su maestro y dejaron de pelear, arrastrando a Xiao Gongzhu hacia atrás.

La obvia postura de Shen Qingqiu hizo que otros se frustraran y comenzar a atacarlo también, obviamente, Luo Binghe no podía enfocarse en dos cosas con tanta gente atacando por todos lados. Liu Qingge y Yue Qingyuan los ayudaron en esta situación, Shang Qinghua y Huang Qingxuan también comenzaron a desviar sutil y descaradamente algunos ataques dirigidos a Shen Qingqiu.

"¿Por qué todos lo están protegiendo?" Preguntó Wu Wang furiosamente.

"¿Proteger a quién?" Dijo Shen Qingqiu con calma.

"¡A ti! ¡Y a ese medio demonio! ¿Estás confabulado con él?"

"Simplemente me estoy protegiendo" dijo Shen Qingqiu. Dado que Luo Binghe casi perdió la vida para protegerlo una vez, Shen Qingqiu, naturalmente, no les permitiría lanzar fácilmente un ataque contra Luo Binghe.

"Mi mano se resbaló" dijo Liu Qingge suavemente.

"Mis ojos son malos" razonó Yue Qingyuan gentilmente.

"Son ustedes los que necesitan calmarse, no puedo atacar adecuadamente con todos ustedes desviando mis ataques" se quejó Shang Qinghua.

"Están atacando a Shen-shixiong" dijo Huang Qingxuan simplemente.

"¡Porque está del lado del hijo de Tian Langjun! ¡Obviamente es un criminal!"

"No puedo oírte, mis oídos son malos" Huang Qingxuan fingió no entender de qué estaban hablando y siguió desviando descaradamente cualquier ataque que intentara golpear a Shen Qingqiu.

"Bueno, muy bien. Todos, deténganse" dijo finalmente Yue Qingyuan después de desviar varios ataques hacia Shen Qingqiu. "Hablemos de esto con calma".

"¡Hablábamos con calma antes de que él matara a alguien!" Wu Wang señaló acusadoramente a Luo Binghe.

"Huang-shidi, ¿estás bien?" Liu Qingge miró dudoso a Huang Qingxuan, quien parecía como si estuviera soportando alguna lesión... Y no por la ola de ataques en este momento.

"No importa" dijo Huang Qingxuan.

"¡Ustedes, tontos, necesitan calmarse mientras hablo!" Exigió Shen Qingqiu. "Tian Langjun está planeando fusionar los dos mundos, un acto imprudente que solo traerá un desastre para los mortales humanos, ¡no es el momento de discutir!"

"Sí, ¡y el hijo de Tian Langjun está aquí con nosotros!" Alguien señaló enojado a Luo Binghe.

"¡Él no es mi padre!" Luo Binghe gruñó.

"¡¿Sigue mintiendo?!"

"Entonces, ¿quién es tu padre?! ¡Tú herencia no puede mentir!"

"¡No soy su hijo! Él no es mi padre! ¡No tengo un padre como él! "Gruñó Luo Binghe.

"¡¿Qué tipo de respuesta es esa?!"

"No tengo padre", dijo fríamente Shen Qingqiu y todos se detuvieron.

"Yo tampoco tengo padre" dijo Yue Qingyuan con calma y todos se quedaron aún más quietos.

La situación tensa inmediatamente se calmó a una situación más tensa que tuvo un efecto completamente diferente a la situación tensa previa.

"Ese no es el punto" Wu Wang frunció el ceño. "El punto es que este medio demonio ha hecho cosas terribles y probablemente este confabulado con su padre"

"¡Él NO ES MI PADRE!" Rugió Luo Binghe.

"Eres el hijo de Su Xiyan, el momento-"

"¡No conozco a Su Xiyan!" Gritó Luo Binghe. "Mi madre... solo tengo una madre, ella me cuidó desde que era un bebé y ya dejó este mundo" dijo con frialdad.

Shen Qingqiu cerró los ojos y suspiró mientras ponía una mano sobre el hombro de Luo Binghe. Luo Binghe se tensó antes de calmarse rápidamente para no molestar a su Shizun, no quería arremeter o cometer otro error. "Tienes dos madres, Binghe" dijo Shen Qingqiu.

Luo Binghe sacudió la cabeza "No, Shizun. No la conozco en absoluto."

"Binghe".

"Ella trató de matarme".

"No, no lo hizo" dijo Shen Qingqiu con calma y Luo Binghe lo miró, atónito.

¡ BAM ! ¡ BAM ! ¡¡¡BAM!!!

El salón se estremeció violentamente. Los gritos resonaron desde afuera del pasillo, todos se sorprendieron y se tensaron cuando una serpiente gigante se estrelló contra el salón, siseando fuertemente, mostrando sus colmillos.

"¡¡¡HIISSSSSS!!!" El silbido de la serpiente hizo que muchas personas con niveles de cultivo más bajos se desplomaran, cubriendo sus orejas, algunos incluso comenzaron a sangrar por las orejas.

"Tuviste éxito en conseguir intrigarme una vez más, señor de la cumbre Shen" el polvo se despejó y apareció un demonio devastadoramente guapo, su sonrisa aún presente en su rostro, pero por alguna razón, era una sonrisa completamente diferente. No es indiferente. No es una burla. No es inocente. Es una salvaje, loca, oscura, odiosa.

Luo Binghe inmediatamente adoptó una postura, posicionándose frente a Shen Qingqiu. Liu Qingge le apuntó con su Cheng Luan, listo para atacar. Mientras tanto, Yue Qingyuan puso una mano sobre Xuan Su, reconociendo al hombre en un instante.

"Siempre pareces saberlo todo" Tian Langjun sonrió ampliamente,  aun luciendo extrañamente digno, mientras miraba a Shen Qingqiu a los ojos. Apretó más fuerte el pergamino que tenía en la mano mientras lo levantaba, con los ojos entrecerrados "¿Me gustaría saber más sobre esto si quieres?"

Shen Qingqiu levantó su abanico para cubrir la parte inferior de su rostro "Eres totalmente suicida". No esperaba que Tian Langjun se expusiera así sin ningún indicio de sutileza. Y para ser tan rápido en eso...

"¿Este es tu plan?" Liu Qingge susurró incrédulamente.

"Qingqiu-shidi..." Yue Qingyuan murmuró con un toque de desesperación y una leve icomodidad.

Huang Qingxuan sostuvo su brazo derecho herido, el resultado de escapar de Zhuzhi-Lang cuando cruzó la frontera ese mismo día. "¿Está bien así?" Preguntó.

"Casi perfecto" Shen Qingqiu miró a Shang Qinghua quien parpadeó sorprendido.

"Señor de la cumbre Shen" Tian Langjun habló con una voz inquietantemente tranquila. "Creo que me debes una explicación".

Chapter Text

"Todos, cálmense" dijo Shen Qingqiu con calma.

"¿Cómo podríamos calmarnos? Señor de la cumbre Shen, ¡explica por qué Tian Langjun vino aquí para verte?" Exigió Wu Wang con un grito.

Todos  comenzaron a reclamar a gritos también, pero Shen Qingqiu los calló rápidamente "Si nadie se calma, entonces, solo será una pelea sin cerebro, estoy seguro de que nadie quiere eso".

"El señor de la cumbre Shen seguro que es inteligente con sus palabras" dijo Tian Langjun. "Pero no vine aquí por estos humanos sin valor, estoy aquí por tu explicación. Y te la sacaré" dijo mientras sus ojos se oscurecían.

Fue Shen Qingqiu quien fue amenazado, pero Shang Qinghua fue quien se encogió y se escondió rápidamente detrás de Yue Qingyuan. Aiya, princesa, ¿qué demonios estás tramando?

"¡Erigir la formación!" Wu Wang se sintió frustrado con el desarrollo y gritó con rapidez.

Tian Langjun apretó los puños, sus ojos se oscurecieron después de que se diera la orden.

"¡Alto!" Shen Qingqiu gritó severamente, pero Tian Langjun ya había saltado hacia él, con una mano extendida. Shen Qingqiu retrocedió, empujado hacia atrás por Liu Qingge y jalado por Yue Qingyuan para esconderse detrás de él. Luo Binghe, quien originalmente estaba frente a él, estaba impidiendo que Tian Langjun llegara a Shen Qingqiu.

"Vine aquí arriesgando todo por la verdad, señor de la cumbre Shen. No me importa nada más, pero incluso si tengo que volver a caer, te llevaré conmigo" Tian Langjun sonrió inquietantemente.

"Sobre mi cadáver" gruñó Luo Binghe.

"¡Dije alto! Detengan la formación, el Templo Zhao Hua no quiere que ocurra ningún homicidio dentro de su hogar sagrado, ¡¿verdad?!" Gritó Shen Qingqiu con agitación.

"¡Si esto es por el camino justo, entonces que Buda dé su misericordia por ello!" Gritó Wu Wang.

"¡Maldito bastardo calvo, no obtendrás piedad si no te detienes ahora!" Espetó Shen Qingqiu. ¡No esperaba que Tian Langjun apareciera tan temprano en el juego y creara una conmoción en un salón como este, tenía que estabilizar la situación antes de que los demonios recurrieran a matar a las personas de las Cuatro Grandes Sectas antes de lo previsto!

"¡Deja de gritar, por favor cálmate!" Shang Qinghua abrazó la cintura de Shen Qingqiu y sollozó desesperadamente. ¿No puede este hombre resolver un problema como este con la cabeza fría? Sigue siendo una princesa de hielo, ¿puedes?

La situación dentro del salón rápidamente se convirtió en una locura, Luo Binghe y Liu Qingge estaban reteniendo a Tian Langjun, mientras que Zhuzhi-Lang estaba atacando a cualquiera que no estuviera relacionado con Tian Langjun.

"Zhuzhi-Lang, ¡detente!" Gritó Shen Qingqiu cuando Zhuzhi-Lang trató de usar su veneno en un grupo de ancianos del Mirador Tian Yi. Zhuzhi-Lang se detuvo, la vacilación era clara en sus ojos mientras miraba a Shen Qingqiu.

"¡Ataquen al general demoníaco!"

¡ BAM !

"¡¿Quién se atrevió a lanzar un ataque a mi shixiong justo ahora?!"

"¡Llama al grupo domador de bestias aquí!"

"Dije, retrocedan o mueran".

"¡Todos, paren! ¡Deténganse o detonaré mi cultivo y me mataré en este lugar!" Shen Qingqiu finalmente recurrió a su última opción de amenaza y funcionó como un encanto en medio del caos.

Todos en el salón se detuvieron rápidamente para mirarlo con incredulidad, especialmente ya que para que pareciera más creíble, Shen Qingqiu se había puesto la palma de la mano sobre su estómago.

"¡Shizun!" Luo Binghe gritó horrorizado.

"¡Lunático!" gritó Liu Qingge.

"Detente" dijo Yue Qingyuan severamente mientras agarraba la muñeca de Shen Qingqiu y la atrajo hacia él.

"¡Este es un salón sagrado! ¡No puedes suicidarte aquí!" Exclamó Wu Wang airadamente.

"Amitabha, cada problema tiene su salida. Por favor, déjenos hablar sobre eso antes de que se ponga impulsivo, señor de la cumbre Shen" dijo Wu Chen benevolentemente.

Yu Qingyuan tiró de Shen Qingqiu hacia atrás "Qingqiu-shidi, no es el momento de bromear. No lo hagas" frunció el ceño.

"Al menos los detuvo a todos" dijo Shen Qingqiu con calma mientras quitaba su muñeca del apretado y tembloroso agarre de Yue Qingyuan. "Su Xiyan" Shen Qingqiu no perdió el tiempo para comenzar.

Tian Langjun escuchó.

"Hace mucho que murió. Aproximadamente, unas semanas después de la caída de Tian Langjun. En ese momento, sabiendo que su continua seguridad en las manos de su maestro podría ser muy arriesgada, Su Xiyan planeó escapar" dijo Shen Qingqiu. "Pero los guardias que la rodeaban eran demasiado fuertes y no importaba lo fuerte y valiente que fuera ella, todavía era una mujer embarazada que se preocupaba mucho por su bebé, no podía luchar".

Luo Binghe parecía abatido.

"En su desesperación por regresar a Tian Langjun, fue a ver a su maestro y su maestro le dijo que eligiera... Entre el bebé y Tian Langjun, dándole un veneno que funcionaría en los demonios para hacerla abortar. Ella eligió el veneno. Y cuando salió, descubrió que Tian Langjun había sido capturado y sellado, con sus últimas fuerzas, dio a luz al bebé y lo puso en una canasta". Shen Qingqiu hizo una pausa cuando vio la mandíbula de Luo Binghe endurecida.

"Así es como ella quería que fuera la historia" agregó Shen Qingqiu.

Luo Binghe levantó la vista, asombrado, "¿Shizun...?"

"¿Shixiong...?" Huang Qingxuan parpadeó.

Shen Qingqiu sonrió "La capacidad de mi shidi para descubrir cualquier secreto bajo el cielo es realmente notable. Pero al final sigue siendo humano, era normal que se le pasara  algo".

"¿Lo hizo?" Liu Qingge arqueó las cejas. Conocía a Huang Qingxuan, si le dijera que encontrara sus trece pares de calcetines faltantes, definitivamente volvería con los trece pares exactos de calcetines faltantes, cada uno con su propia historia que contar.

"Yo también lo habría hecho, si no lo hubiera experimentado por mí mismo" dijo Shen Qingqiu. "En algunas de sus famosamente escandalosas historias de amor, se decía que cada vez que Su Xiyan se encontraba con Tian Langjun, cada una de sus heridas, ya sea pequeña o grave, se curaría en un encuentro. Un poder de amor, decían algunos. Un poder otorgado por un demonio celestial, dijo la mayoría. "

"¿Qué quieres decir?" Liu Qingge se cruzó de brazos.

"Lo que el señor de la cumbre Shen quiso decir es que Su Xiyan siempre sería sanada cada vez que se reuniera conmigo..." Tian Langjun sonrió con amargura. "Debido a que tenía mi sangre de Demonio Celestial en ella" después de mucha persuasión y fría negativa, Su Xiyan finalmente lo complació dejando que su sangre entrara en su vaso. Tian Langjun había pensado en este asunto una y otra vez. La razón por la cual Tian Langjun se sentía cómodo con Su Xiyan no fue solo por su personalidad directa, sino también porque tenía una segunda tranquilidad con su sangre dentro de ella.

Un Demonio Celestial nunca dejaría que su gente corriera sin su sangre en ellos. Tian Langjun era un hombre que sabía cómo usar sus ventajas, el único bajo él en quien nunca usó su sangre era Zhuzhi-Lang, porque era su sobrino, el hijo de su hermana, y también tenía sangre de Demonio Celestial en él.

En aquel entonces, solo pensó en curar a Su Xiyan con su sangre. Ni una sola vez la idea de lastimarla cruzó por su mente. Cuando fue capturado, pensó que era tonto de su parte pensar en su sangre dentro de ella tan románticamente. Tan tontamente enamorado que nunca pensó en controlarla, contento de verla extendiendo sus alas, contento de verla volar, contento de que ella tomara sus propias decisiones. ¿Y entonces qué pasó? Pasaron cosas malas.

"¿Sangre de Demonio Celestial?" Yue Qingyuan miró hacia abajo. "Ya veo..." Él asintió en comprensión.

Liu Qingge parpadeó "Espera, ¿dijiste que lo experimentaste personalmente-?" Rápidamente giró la cabeza hacia atrás para mirar a Shen Qingqiu.

"¿Nunca pensaste en eso antes?" Shen Qingqiu interrumpió a Liu Qingge por ahora, en su lugar, miró profundamente a Tian Langjun.

"Me pregunto..." Tian Langjun sonrió. Su sonrisa, aunque cálida, aún carecía de emoción. Era como si tuviera miedo de confiar en las palabras de Shen Qingqiu. Miedo de esperar demasiado de nuevo. Pero al mismo tiempo, tenía la esperanza de escuchar la explicación. Esperanzado de poder tener esperanza.

Shen Qingqiu asintió hacia Tian Langjun "Para ti. No es suficiente para una prueba, ¿verdad?" Él había sido traicionado. Era difícil para él confiar de nuevo.

"¿Tienes alguna prueba? ¿Algún testigo?"

"Eso es difícil" dijo Shen Qingqiu.

"Entonces, ¿cómo deberíamos saber que no estás inventando la historia?"

"Shizun no mentiría" dijo Luo Binghe, especialmente a la defensiva.

"¿De qué quieres estar seguro, Tian Langjun? ¿El hecho de que ella salió a buscarte o que te buscó en absoluto?" Shen Qingqiu arqueó las cejas.

"Todo" dijo Tian Langjun con calma.

Shen Qingqiu miró fríamente a Tian Langjun y Tian Langjun le devolvió la mirada, con la misma fuerza.

Luo Binghe se movió para cubrir a Shen Qingqiu protectoramente y la tensión se intensificó.

"¿Necesitas que lo jure?" Dijo Shen Qingqiu con calma.

Tian Langjun se rió entre dientes "Soy un demonio. Nunca he valorado ese tipo de cosas".

"Pero ese es el alcance de mi conocimiento" sonrió Shen Qingqiu.

Tian Langjun hizo una pausa y luego suspiró "Si me cuentas todo, juro que dejaré fuera de esto a la Secta de la Montaña Cang Qiong" dijo Tian Langjun. "Sé que sabes más que eso" él inclinó su cabeza.

"¿Pero acabas de decir que los demonios como tú nunca valoran un voto?" Dijo Shen Qingqiu con calma.

Shang Qinghua estaba tirando furiosamente de la manga de su hijo villano, ¿qué estás haciendo? ¿Por qué insistes en meterte bajo la piel de un jefe tan grande? ¡Es posible que el protagonista te proteja, pero los demás no! ¡Y sin la ventaja de Xin Mo, la oportunidad de Luo Binghe de ganar contra Tian Langjun era menos del cincuenta-cincuenta!

"Para este caso, lo valoraré" dijo Tian Langjun a regañadientes.

"Señor de la cumbre Shen, ¿qué significa esto?" Preguntó Wu Wang.

"¡Nos está vendiendo!" Gritó Xiao Gongzhu.

Las personas dentro del salón inmediatamente reclamaron a gritos mientras miraban a Shen Qingqiu y a la gente de la Secta de la Montaña Cang Qiong con gran duda e incredulidad.

"¡¿Estás haciendo un trato con un demonio?!"

"¡Esto es traición a la humanidad!"

"¡Shen Qingqiu! ¡Despreciable escoria desvergonzada!"

Los cultivadores enfurecidos reunieron su poder y atacaron a Shen Qingqiu al unísono, Shen Qingqiu no se movió, ni siquiera los miró. Liu Qingge dio un paso al frente y disipó todos esos ataques con un golpe tiránico con su Cheng Luan.

"Retrocedan y escuchen" dijo bruscamente, su mirada oscura se deslizó sobre las personas que se atrevieron a lanzar ataques contra Shen Qingqiu y las anotó en su mente.

Shen Qingqiu golpeó su dedo contra su abanico de papel cerrado "Tian Langjun, ¿cuántas veces tengo que decirte que el rencor del pasado debe ser olvidado? Las personas que fueron realmente responsables de su captura ya no estan aquí, mi Shizun, Shibo, nueve Shishus y Shigu han ascendido. La generación también ha cambiado en las otras Grandes Sectas, estoy seguro de que puedes ser más magnánimo..."

"Estás probando mi resolución" Tian Langjun notó el objetivo de Shen Qingqiu.

"Lo estoy" admitió Shen Qingqiu fácilmente.

"Señor de la cumbre Shen, realmente no soy una persona paciente" dijo Tian Langjun con calma. "Perdonaré a la Secta de la Montaña Cang Qiong, pero no a las otras tres".

"La Secta de la Montaña Cang Qiong no necesita tu perdón" dijo Yue Qingyuan con calma. Como Jefe de la Secta, de toda la Secta de la Montaña Cang Qiong, tenía el deber de defenderla cuando fueran tratados como personas que necesitaban suplicar piedad. O de lo contrario, serían un hazmerreír.

"¿Oh?" Tian Langjun sonrió. "Interesante. Eres ese chico que ni siquiera desenvainó su espada hasta el final" Tian Langjun estudió a Yue Qingyuan por un momento.

La mano de Yue Qingyuan se deslizó hacia Xuan Su "Es un honor que su señoría recuerde a este" dijo, pero Shen Qingqiu le dio una palmada al dorso de su mano para que la alejara de Xuan Su.

"Zhangmen-shixiong, déjame  esta negociación a mí" dijo Shen Qingqiu. "Pero, ya ves... el último testigo ha sido asesinado por mi estudiante" dijo Shen Qingqiu mientras palmeaba el hombro de Luo Binghe. Todo de acuerdo con el plan, en verdad.

Huang Qingxuan parpadeó pero no dijo nada, no era el último testigo. Claro, fue un testigo clave, pero algunas personas también lo habían presenciado en ese entonces. Pero como Shen Qingqiu dijo que era el último, entonces, solo podía ser el último.

Liu Qingge frunció el ceño. A pesar de todos los insulto de Shen Qingqiu, en realidad no era tonto. Era ingenioso e inteligente, conocía una jugada prolongada cuando la veía. Shen Qingqiu actualmente estaba haciendo eso. Era como si todos fueran solo una cometa en el viento, mientras tanto, Shen Qingqiu estaba en el suelo, tirando del hilo y esperando a que el viento adecuado los llevara a la altura más alta.

"Entonces, ¿me estás diciendo que no puedes contarme todo lo que sabes?" Preguntó Tian Langjun con calma mientras daba un paso adelante.

Estaba esperando el golpe perfecto.

"No te acerques más" le gruñó Luo Binghe a Tian Langjun.

Un momento perfecto

"Me encantaría ayudarte" Shen Qingqiu hizo un gesto hacia Tian Langjun "A resolver tu confusión. Pero ya ves, estoy bajo sospecha del asesinato injustificado del Viejo Maestro del Palacio, del Palacio Huan Hua. No puedo ayudarte a menos que me ayudes."

"Shizun, no necesitas pedirle ayuda" dijo Luo Binghe.

"Qingqiu-shidi, ¿qué estás haciendo?" Yue Qingyuan frunció el ceño. Como si el solo tener algunos rumores con demonios no fuera suficiente, ¿¿¿ahora Shen Qingqiu está negociando abiertamente con un demonio para que lo ayude???

"Ven con nosotros" dijo Zhuzhi-Lang en voz baja y todos, excepto Tian Langjun, lo miraron incrédulos. "Nadie te hará daño en el mundo de los demonios" dijo Zhuzhi-Lang.

"¡Cállate!" Luo Binghe gruñó. "¡Nadie nunca le hará daño! Me aseguraré de eso. ¡Shizun no necesita seguirte!"

Una brisa perfecta que se ajusta a su plan sobre cómo debería volar esta cometa.

"¿Qué necesitas?" Tian Langjun lo notó y exigió.

El cebo había sido lanzado.

"Necesito que alguien sea mi testigo inequívoco de que no maté al Maestro del Palacio Chen..." dijo Shen Qingqiu. "Uno de confianza".

"¿Cómo podría haber un testigo confiable cuando no había uno para empezar? ¡Lo dijiste tú mismo!" Exclamó Wu Wang.

Gancho.

"La víctima también puede ser testigo" dijo Shen Qingqiu con calma.

Hilo.

"Amitabha, ¿qué quiere decir el señor de la cumbre Shen?" Preguntó Wu Chen. "El Viejo Maestro del Palacio se ha ido. No podemos condenar su muerte, Su Xiyan también se ha ido hace mucho tiempo. Nosotros, los vivos, debemos vivir con calma y dejar de lado todos los rencores" dijo Wu Chen con benevolencia.

"¿Qué quieres decir con que la víctima sea testigo? ¿Quieres traer el cadáver del Viejo Maestro del Palacio y hacer que lo revisen?" Dijo Wu Wang dudoso.

"¡Está tratando de engañarnos a todos!" Sollozó Xiao Gongzhu. "¡Debe haber amenazado al mayor Zhang para que diera una confesión falsa antes de matarlo para deshacerse del testigo! Puede que mi padre no sea la persona más sagrada, ¡pero nunca haría algo tan despreciable como lo que dijo! ¡El alma de mi padre no puede descansar adecuadamente con esta calumnia! ¡¿Cómo te atreves a decir eso de mi difunto padre?! ¡Está muerto!". Al final, Xiao Gongzhu todavía era alguien que creció mimada y en medio de un ambiente poco saludable, era una mentirosa y manipuladora natural.

Anzuelo. Shen Qingqiu sonrió. Shang Qinghua se estremeció. Yue Qingyuan tuvo un mal presentimiento sobre todo este incidente.

"En efecto. El Maestro del Palacio Chen ya está muerto, su alma no puede descansar adecuadamente" dijo Shen Qingqiu suavemente. "De hecho, todavía debería estar en el Mausoleo Sagrado..." Shen Qingqiu miró a Tian Langjun correctamente. La cara de Tian Langjun se oscureció ligeramente, no le sorprendió que Shen Qingqiu tuviera este tipo de conocimiento, si incluso los secretos que Tian Langjun no sabía podrían ser conocidos por él, entonces, este tipo de conocimiento debería ser fácil.

"¿Qingqiu-shidi...?" Yue Qingyuan parpadeó rápidamente, desconcertado.

Tian Langjun arqueó las cejas "¿Quieres traerlo de regreso?"

"¿Traerlo... de regreso?" Todos estaban sin palabras.

"¡¿Qué quiere decir con eso?!"

"Amitabha, Buda es misericordioso. No haremos tal cosa perversa. Deja que el alma descanse en paz."

"¡El señor de la cumbre Qing Jing de Cang Qiong está afiliado a las artes oscuras!"

"¿La Secta de la Montaña Cang Qiong no es más que una marioneta de los demonios?"

"Cualquiera que piense que la secta de este maestro es una marioneta, ven y te haré convertirte en una muñeca harapienta" gruñó Liu Qingge y los cultivadores más débiles se encogieron.

"No lo voy a resucitar, solo le voy a dar un nuevo cuerpo. Después de todo, su alma está atrapada, no va a la otra vida..." Shen Qingqiu asintió mientras agarraba a Shang Qinghua y lo llevaba al frente. "Teníamos muchas Semillas de Flores del Rocío del Sol y la Luna en aquel entonces. Algunas fueron almacenadas en un recipiente espiritual de alto grado, otras fueron plantadas. Mi Shang-shidi había plantado algunas en los años que estuve muerto" según el mismo le ordenó.

Shang Qinghua se quedó boquiabierto. ¡¿Para eso fue todo ese trabajo duro?! ¡Pensó que Shen Qingqiu solo hizo eso por el riesgo de morir de nuevo! Y por cuán imprudente – bordeando lo suicida- era Shen Qingqiu, ¡Shang Qinghua había estado haciendo esa tarea con diligencia solo por el bien de su hijo!

"¿Semillas de Flores del Rocío del Sol y la Luna? ¿Las plantas milagrosas que no tenían otro uso que crear un cuerpo moldeado para un alma perdida?" Los altos mandos de las otras Grandes Sectas, por supuesto, habían escuchado un poco sobre las Semillas de Flores del Rocío del Sol y la Luna. Todos miraron a Shen Qingqiu y Shang Qinghua con incredulidad.

"¿Tantas? ¿Planeabas morir de nuevo?" Liu Qingge todavía encontró el tiempo para burlarse de Shen Qingqiu y exigir una respuesta groseramente.

"No ahora" respondió Shen Qingqiu con suavidad, pero su mano fue inmediatamente agarrada por Luo Binghe.

"No lo hagas. Incluso si es temporal, no lo hagas. No mueras de nuevo, Shizun..." expresó Luo Binghe. Había visto a su Shizun desaparecer y morir ante sus ojos demasiadas veces. Vio a Shen Qingqiu morir dos veces, lo que todavía eran dos veces más de las necesarias. "Por favor..."

Shen Qingqiu miró su mano y no respondió. Incluso si Luo Binghe no se lo pidiera, todavía no tenía ningún plan para 'morir' nuevamente. Fue temporal pero el dolor fue real, cuando su alma dejó su cuerpo, fue un dolor que no se pudo describir y no fue instantáneo. Shen Qingqiu lamentó su primera muerte tantas veces en los últimos segundos de su primera vida. No importa qué, ese era su cuerpo, su vasija, el lugar donde su alma había habitado durante docenas de años, fue difícil. Demasiado difícil como para que se separaran.

"Bien" Tian Langjun frunció el ceño. "Si eso me dará una respuesta real sobre Su Xiyan, recuperaré su sucia y perdida alma del destino de vagar por el Mausoleo Sagrado por la eternidad. ¿Pero tienes un cuerpo moldeado establecido para él?"

"Sí" dijo Shen Qingqiu.

Shang Qinghua sacudió la cabeza frenéticamente, ¡no lo tienen! ¡Esos retoños todavía necesitaban por lo menos otros meses para florecer! Si volviera a usar ese fertilizante, ¡tendrían que esperar otros cinco años antes de que el viejo baboso pudiera funcionar! "Princesa-" En su pánico, Shang Qinghua accidentalmente soltó el apodo para Shen Qingqiu que solía usar en su cabeza.

Todos se detuvieron de su solemne reflexión para mirar con incredulidad a Shang Qinghua, no era una pregunta el con quién estaba hablando, especialmente cuando las manos de Shang Qinghua apretaban la manga de Shen Qingqiu.

"¿Prin...cesa?" Murmuró Luo Binghe.

"¿Princesa?" Liu Qingge alzó las cejas y preguntó con incredulidad.

De repente, la temperatura de la habitación bajó unas pocas docenas de grados. No fue una exageración, de hecho cayó varias docenas de grados, comenzó a formarse escarcha en el piso, comenzaron a aparecer carámbanos en los techos. Shang Qinghua se estremeció "¡Quise decir, Honorable Ancestro(1)! Honorable Ancestro! ¡No princesa(2)! ¡Fue un resbalón de lengua!" Shang Qinghua se lamentó.

Algunos asintieron con comprensión mientras los otros miraban a Shang Qinghua dudosamente, la mirada de Liu Qingge era particularmente desagradable y transmitía suficientes burla como para que  durara con Shang Qinghua unas pocas semanas.

Shen Qingqiu resistió el impulso de rodar los ojos mientras miraba a Shang Qinghua "¿Qué pasa?"

"Honorable ancestro, Shen-shixiong, ah. La flor aún no ha florecido" informó Shang Qinghua y olisqueó. "Hace un poco de frío aquí, ¿no crees...?" Añadió Shang Qinghua en un murmullo y la temperatura comenzó a aliviarse lentamente.

Shen Qingqiu lo miró y Shang Qinghua sintió que acababa de ser golpeado por una segunda ventisca después de la primera y esta fue más directa. Shang Qinghua se encogió "Por supuesto, puedo usar algún método..." Se giró para apartar la mirada de Shen Qingqiu solo para mirar directamente a los ojos sin emociones de Tian Langjun. Mierda. ¡Olvídate de algunos métodos, usaría la mitad de su vida para lograrlo! ¡Cualquier cosa para no ponerse del lado malo de estas personas!

"Eso pensé" Shen Qingqiu asintió suavemente. Shang Qinghua quería llorar. "En cualquier caso, siempre y cuando tengas un congelador andante del cual puedas usar su poder antes de que la planta se descontrole, lo harás bien".

Luo Binghe frunció el ceño "Mo Bei" gritó.

Mo Beijun apareció junto a Shang Qinghua "Mi señor" Mo Beijun saludó a Luo Binghe. Todos se sorprendieron por la repentina aparición de Mo Beijun con la excepción de la gente de la Secta de la Montaña Cang Qiong.

Cuando Shen Qingqiu 'murió' por segunda vez, Luo Binghe había escapado y había dejado a Shang Qinghua en la Secta de la Montaña Cang Qiong. Cansado y devastado, Yue Qingyuan ni siquiera quería tratar con él, diciendo que podía irse ya que no tenían tanto resentimiento hacia él. Él una vez fue su hermano y luego los traicionó, pero luego los ayudó a recuperar un poco la cordura de Shen Qingqiu.

Shang Qinghua decidió quedarse, ¿quién sabría que unos días después aparecería otro demonio y alarmaría a todo Cang Qiong? Solo que el demonio no era Luo Binghe sino el helado Rey Demonio del Norte, Mo Beijun. Casi se convirtió en una pelea sangrienta entre Liu Qingge y él antes de que Shang Qinghua los detuviera, lamentándose sobre que él quería quedarse en la Secta de la Montaña Cang Qiong y que no era un prisionero de ninguna manera.

Era un día frío en la Secta de la Montaña Cang Qiong, Shang Qinghua dijo eso en esos momentos. Pero entre los señores de las cumbres, ¿¿¿quién no sabía que Mo Beijun se colaba dentro en secreto para encontrarse con Shang Qinghua cada dos semanas??? Sin embargo, solo para mostrar su aversión, no se lo hicieron fácil. Después de una cierta cantidad de tiempo, los sellos alrededor de la Secta o Liu Qingge harían el trabajo de expulsar al rey demonio.

"El Rey Demonio del Norte, ¡¿qué está pasando aquí?!" Los altos mandos de varias sectas volvieron a exclamar cuando apareció Mo Beijun e incluso parecía estar recibiendo órdenes de Luo Binghe.

Shen Qingqiu los miró mientras se paraba al lado de Liu Qingge, quien estaba de guardia para protegerlo del lado humano "Este maestro se disculpa. Pero tendré que molestar a todos los presentes, para que estén presentes en el juicio por este caso y mi caso" dijo Shen Qingqiu. "Aproximadamente, dentro de una semana".

"Señor de la cumbre Shen, seguro que eres inteligente. Pero, ¿cómo podríamos estar seguros de que sería un juicio solo para esos casos y no para que nos sacrifiques en pro de Tian Langjun?" Dijo una de las monjas trillizas con recato.

Tian Langjun no tenía ganas de escuchar sobre la disputa entre los humanos que odiaba, así que agitó las manos "Dame tres días. Si esto realmente va a responder todas mis preguntas, lo haré. Será mejor que sea así, si no, mataré a todos y te encerraré como compensación" Tian Langjun miró a Shen Qingqiu profundamente.

"Depende de ti" Shen Qingqiu inclinó la cabeza.

Tian Langjun dio un paso atrás y se sacudió las mangas, mirando a Zhuzhi-Lang. Zhuzhi-Lang miró a Shen Qingqiu vacilante, casi se sentía como si quisiera arrebatar a Shen Qingqiu y largarse lejos de aquí. Luo Binghe y Liu Qingge se adelantaron para cubrir a Shen Qingqiu de los ojos del demonio serpiente, fulminándolo con la mirada furiosamente.

Zhuzhi-Lang dio un paso atrás y se transformó nuevamente en su forma de serpiente. El señor demonio y su general desaparecieron rápidamente de la vista de todos y muchos cultivadores inmediatamente dejaron escapar un suspiro de alivio.

Yue Qingyuan miró a Shen Qingqiu "Ya que esto es así. Entonces, la Secta de la Montaña Cang Qiong llevara de vuelta a su señor de la cumbre para ser detenido hasta el juicio" dijo mientras tomaba las manos de Shen Qingqiu y sacaba un Cable Vinculante Inmortal de su manga, atando las manos de Shen Qingqiu con él.

"¡Esperen! ¡Esto no ha terminado todavía!" Protestó Wu Wang.

"¡Eso es cierto! ¡Todos ustedes deben explicar esto!"

"Naturalmente, la explicación llegará la próxima semana" dijo Shen Qingqiu con calma. "A menos que, por supuesto, esta vez nuevamente no quieran escuchar mi explicación " les sonrió irónicamente.

Todos se quedaron sin palabras cuando Shen Qingqiu dijo eso, querían discutir pero no pudieron encontrar su propia voz para hacerlo. Al final, nunca les preocuparon los problemas de otras sectas, pero mientras alguien se debilitara, era genial para su propia posición. No importa qué lado ganara o perdiera, no significaba nada en absoluto para la solidificación de su posición.

Cuando Shen Qingqiu murió, aunque algunos cultivadores justos pensaron que era una pena, realmente no les importó si estaba justificado o no. El hecho de que el cuerpo de Shen Qingqiu podría estar en manos de Luo Binghe y ni una sola vez las otras dos Grandes Sectas intentaron convencerlo de que lo devolviera, dijo mucho.

Liu Qingge enfundó su espada "Volvamos" dijo, mientras sostenía el hombro de Shen Qingqiu y lo empujaba con ligereza. Shang Qinghua siguió apresuradamente a sus otros hermanos marciales mientras todos apartaban sus rostros de la gente dentro del salón.

Luo Binghe se giró para mirar al Palacio Huan Hua antes de mirar a Mo Beijun "Retira a esas personas. Llama a Sha Hualing, dile que si ni siquiera puede hacer su único trabajo, bien podría arrojarla a la piscina de ácido del mundo demoniaco" siseó en voz baja.

Mo Beijun asintió "Sí, mi señor".

Luo Binghe miró fríamente a las personas dentro del salón antes de perseguir al grupo de la Secta de la Montaña Cang Qiong.


Cuando el grupo regresó a la Secta de la Montaña Cang Qiong, los otros señores de las cumbres los estaban esperando. Quedaron gratamente sorprendidos de ver a Shen Qingqiu de regreso, no fue necesario decir cuán melancólicamente reaccionaron.

Qi Qingqi se mofó altivamente "¡No mueras de nuevo después de esto! Estás desperdiciando las lágrimas de esta shimei." Ella ocultó la parte inferior de su rostro con su abanico emplumado y lo miró petulantemente. Sin embargo, ella sonrió poco después y le dio la bienvenida.

"Shixiong, ¿cómo estás?" Dijo Mu Qingfang quien inmediatamente comprobó su pulso cuando se acercó.

"Verte ahora me hace sentir como si acabara de despertar de una terrible pesadilla, agradable pero agotador" Wei Qingwei sonrió débilmente.

La reunión fue muy formal y rígida con los demás tratando a Shen Qingqiu con mucho cuidado. Sin embargo, todo se rompió cuando el señor de la cumbre más joven, Han Qingyu, estalló en llanto en ese mismo momento y envolvió sus brazos alrededor de Shen Qingqiu con mucha fuerza.

La cumbre Xian Zhen es la cumbre de la creación de tesoros. Sus discípulos tenían las mentes más activas y vívidas imaginaciones. Han Qingyu había aprendido sobre todas las dificultades y el pasado de su Shixiong, su imaginación era demasiado vívida, por lo que con solo una narración resumida podía crear toda una espectacular historia en su mente y ni hablar de un pasado tan amargo como el de Shen Qingqiu. Al ver a su Shixiong parado frente a él nuevamente, vivo, no pudo controlarse a sí mismo ni a su imaginación.

La rigidez y la formalidad se derrumbaron inmediatamente a medida que todos se apiñaban alrededor de Shen Qingqiu, mirándolo con un apoyo abierto y decidido. No fueron compasión y simpatía lo que usaron cuando se enteraron de su pasado, sino más bien apoyo y fe. Esa fue la primera vez en la vida de Shen Qingqiu que otras personas además de Yue Qingyuan, Qiu Haitang y su difunto Shizun lo miraron con ese tipo de mirada.

Shen Qingqiu no sabía cómo reaccionar.

"¡Vi tu cadáver! Creí ser muy inútil, ¿cómo te atreves a morir el mismo día que te abres sobre tu pasado?" Qi Qingqi golpeó el pecho de Shen Qingqiu con una fuerza ni demasiado fuerte ni demasiado débil.

"Lo siento, no pudimos estar allí, lo sentimos mucho. De ahora en adelante, por favor, habla con nosotros, te ayudaremos" dijo Wei Qingwei lastimosamente, Shen Qingqiu nunca supo que el digno y solemne señor de la cumbre pudiera siquiera parecer tan lamentable.

Mu Qingfang sonrió con tristeza "Estuve en contacto con tu cadáver... No pude hacer nada, lo siento..."

"Si solo hubiese sido más fuerte en ese entonces, podría haber sido de ayuda para Liu-shixiong para salvarte en ese entonces..." Huang Qingxuan miró hacia abajo.

"¡Ni siquiera estuvimos allí!" Ye Qingjiu se lamentó mientras caía de rodillas y abrazaba el muslo de Shen Qingqiu. "¡Estaba tan devastado que casi me ahogo del dolor!" Dijo la verdad, cuando todos volvieron de sus misiones y se enteraron, tanto del pasado de Shen Qingqiu como de su fallecimiento, Ye Qingjiu casi se había ahogado en su licor en Zui Xian. El secuestro de Mu Qingfang lo sacó del dolor y lo obligó a ser más serio cuando se trataba de sus hermanos marciales.

"De ahora en adelante, debes tener más cuidado con tu seguridad. Después de tu muerte, Han-shidi y yo inventamos muchas cosas para salvarte de cualquier situación peligrosa que involucre demonios" Zhang Qingxu se quejó y le aseguró solemnemente.

"No habrá una tercera muerte, de hecho, después de todo esto, puedes descansar en tu cumbre y no necesitas hacer ninguna misión. Nos encargaremos de todo" dijo Fu Qingwu solemnemente. Su Shixiong había soportado demasiado.

"Eso es demasiado. Puede cuidarse solo" dijo Liu Qingge, sin impresionarse. Sin embargo, podría necesitar un poco de vigilancia para no volver a ser atrapado y secuestrado por sucios demonios aleatorios.

Shen Qingqiu miró a sus juniors con una mirada complicada cuando sintió una mano sobre su hombro, giró la cabeza para mirar a Shang Qinghua quien le sonrió. "¿Ya te sientes en casa?" Bromeó.

Shen Qingqiu frunció el ceño, pero los demás miraron a Shang Qinghua y se dieron cuenta de algo.

"Shen-shixiong, bienvenido a casa" dijeron todos al mismo tiempo, lo que incluso los sorprendió a ellos. Todos lo miraron expectantes.

Las cejas de Shen Qingqiu se crisparon ligeramente, su expresión no traicionó nada, pero todos pudieron ver como apretó su abanico de papel "... estoy en casa" dijo en voz baja y se sonrojó cuando Shang Qinghua se cubrió la boca y se dio la vuelta, con los hombros temblando.

Todos parpadearon y pronto también se rieron por la reacción de Shen Qingqiu.

Yue Qingyuan sonrió con indulgencia "Como ya estás en casa, puedes tomarlo con calma ahora" dijo.

"Así es. Nadie es tu enemigo aquí, puedes relajarte" dijo Shang Qinghua con cuidado. Mientras frotaba el hombro de Shen Qingqiu. Sabía que 'Shen Qingqiu' nunca pudo relajarse en su propia secta, ningun lugar era realmente su 'hogar', veía a todos como su enemigo, el Líder de la Secta, los otros señores de las cumbres, sus propios estudiantes, fue solo a algunas de sus propios discípulos femeninos a quienes nunca vio como enemigos. En este momento, Shang Qinghua quería decirle que estos señores de las cumbres se preocupaban por él y lo lloraban, ya no necesitaba sentirse amenazado...

Shen Qingqiu sintió una sensación sofocante y desconocida en su pecho cuando todos expresaron su preocupación a su manera. Se sintió extraño. Tal vez fue disgusto.

Pero no fue tan malo.


Cuando los señores de las cumbres fueron puestos al día sobre el asunto que Shen Qingqiu y los demás acababan de pasar, todos se volvieron solemnes. Acordaron ayudar tanto como pudieran, incluso si dicha ayuda les exigía luchar contra los altos mandos de otras sectas y posiblemente arrojar sus nombres al suelo, lo harían.

Shen Qingqiu ignoró a sus juniors quienes estaban siendo demasiado dramáticos y se dirigió a Mu Qingfang para pedirle que acompañara a Shang Qinghua para acelerar el crecimiento de las Semillas de las Flores del Roció del Sol y la Luna para hacer un cuerpo habitable.

A continuación, Shen Qingqiu llevó a Shang Qinghua a un lado para hablar a solas después de que los demás se dispersaron. Shang Qinghua sonrió "Finalmente estás en casa, ahora. ¿Cómo te sientes?"

"¿De qué estás hablando?" Shen Qingqiu rodo los ojos. "¿Vas a ser igual de dramático que esos tontos?"

"Oye" se quejó Shang Qinghua. "Esas personas lloraron por ti, ¿sabes? Qi Qingqi no dejó de derramar lágrimas cuando se vieron obligados a regresar sin tu cuerpo, sin importar cuán tercamente se mordió los labios para contenerlas. El Líder de la Secta dejó de sonreír genuinamente. Liu Qingge intentó obstinadamente recuperar tu cuerpo. Eres realmente amado..." Shang Qinghua sonrió sinceramente.

Shen Qingqiu resopló con frialdad "Bueno, lamento que tuvieran que desperdiciar sus lágrimas y sentir en una muerte falsa".

"Tú..." Shang Qinghua suspiró impotente. "¿No puedes ser un poco más positivo y creer más en ti mismo? Estoy preocupado por ti, ah. Incluso se turnaron para cuidar a tus discípulos después de tu 'muerte'. Tu cumbre era realmente sombría, incluso las aves no se atrevían a pasar allí debido a cuan triste era, pero todos se turnaron para visitar y verificar el bienestar de tus discípulos." Él insistió, sabía que Shen Qingqiu solo estaba sosteniendo un frente así que le contó otra información conmovedora.

"Deja de decir cosas sin relación" Shen Qingqiu frunció el ceño y escondió su expresión detrás de su abanico de papel plegable.

Los labios de Shang Qinghua se torcieron, esta princesa de hielo... Él realmente se pregunta quién podría ser capaz de descongelarlo un poco...

Shen Qingqiu le entregó un frasco con la sangre del Maestro del Palacio a Shang Qinghua, quien hizo una mueca de disgusto cuando se enteró del dueño de la sangre.

"Planeaste todo esto tan a fondo" dijo Shang Qinghua mientras almacenaba la sangre en su manga. "Incluso recogiste la sangre de ese viejo apestoso, realmente tienes la intención de matarlo dos veces, ¿no?" Dijo con cierta sospecha.

Shen Qingqiu se abanicó, cubriéndose la boca "No seas ridículo, encontrarme con él fue solo una mala suerte de mi parte. Si estuviera planeado, no necesitaría una semana de preparación ni me humillaría pidiendo más fechas límite. Hubiera atrapado el alma de ese hombre en uno de mis artefactos, encerrándola en un sello y resucitándolo de inmediato".

Shang Qinghua se quedó boquiabierto "Oh, solo estas presumiendo... ¿Verdad?"

Shen Qingqiu sonrió "Si todo esto no ocurriera, sucedería naturalmente en seis meses".

Shang Qinghua jadeó horrorizado. ¿Cómo sabía Shen Qingqiu que las Semillas de las Flores del Rocío del Sol y la Luna florecerían completamente en exactamente seis meses?

"Afortunadamente, el Mausoleo Sagrado es un lugar perfecto para atrapar un alma durante un largo período de tiempo" dijo Shen Qingqiu mientras acariciaba cuidadosamente la brillante hoja de Xiu Ya. "Dado que ese viejo apestoso estaba allí y Tian Langjun me estaba persiguiendo... Matarlo era mi intención, pero desafortunadamente nunca finalice aquello. Sin embargo, ya que su alma estaría atrapada de cualquier manera, no tuve que preocuparme."

Shang Qinghua se estremeció "Incluso un fantasma no puede escapar de tu rencor..." Shen Qingqiu lo miró sombríamente y Shang Qinghua se sobresaltó "¡Eso es lo que amo de ti!" Exclamó sinceramente el ex autor mirando con ojos brillantes a Shen Qingqiu, agarrando la manga de la Princesa de Hielo y balanceándola infantilmente.

El aire frío los golpeó de inmediato y Shang Qinghua se estremeció, aiyo, ¡¿quién encendió el aire acondicionado, ah?! Giró la cabeza hacia la fuente del frío para encontrar a Mo Beijun mirándolos fijamente a los dos, a pocos pasos de él, Yue Qingyuan también los miraba fijamente, la espalda de Shang Qinghua se empapó inmediatamente de sudor frío.

"¡M-Mi Rey! ¡Zhangmen-shixiong!" Shang Qinghua tartamudeó. Aiya, ¿qué lo hizo enojar otra vez, ah? "Nosotros... Shen-shixiong y yo solo estamos hablando de los detalles del plan, ¿hay algo en lo que pueda ayudarlos?" Preguntó.

Mo Beijun miró las manos de Shang Qinghua que se aferraban a las mangas de Shen Qingqiu. Shang Qinghua inmediatamente liberó su agarre como si se hubiese quemado.

Shen Qingqiu se abanicó tranquilamente "Qué antiestético" se burló tanto de Mo Beijun como de Yue Qingyuan.

Shang Qinghua le dio un codazo a Shen Qingqiu sutilmente "¡Yo... Mi rey! Nosotros, deberíamos irnos ahora. Primero iré a buscar a Mu-shidi" inmediatamente arrastró a Mo Beijun, no queriendo tenerlo cerca de Shen Qingqiu, cuya boca podría ser bastante cruel a veces. Era fácil para Shen Qingqiu, pero ¿qué pasa con Shang Qinghua? ¡Tendría que lidiar con un Mo Beijun molesto y eso era aterrador!

Mo Beijun siguió a Shang Qinghua, aunque no sin una última mirada a Shen Qingqiu.

Yue Qingyuan sonrió cuando ambos se fueron y se acercó a Shen Qingqiu "Qingqiu-shidi, espero que no pienses demasiado con el objetivo de dañar tu salud. Te protegeremos de todos modos" dijo calurosamente mientras palmeaba el hombro de Shen Qingqiu de una manera bastante cuidadosa, como si no quisiera alarmar a Shen Qingqiu.

Shen Qingqiu suspiró "Ese no es el problema". Shen Qingqiu retiró la mano de Yue Qingyuan de su hombro. "Este es un desastre originado por mí, soy responsable de terminar con todo esto" se suponía que Tian Langjun se pudriría en su encarcelamiento debajo de la montaña Bai Lu, Zhuzhi-Lang solo debía seguir esperando para arrebatar las Semillas de las Flores del Roció del Sol y la Luna, solo se convirtió en un problema para Luo Binghe cuando decidió conquistar el palacio de Tian Langjun.

Tian Langjun no debería ser libre, Zhuzhi-Lang no debería ser tan libre. Pero debido a Shen Qingqiu, ambos lograron regresar y eso solo se convertiría un desastre para todos. Matar al Maestro del Palacio también fue un leve error. Shen Qingqiu estaba decidido a asumir la responsabilidad de todos ellos.

Yue Qingyuan parecía abatido "Lo siento..." dijo suavemente. "Todo esto es porque no pude protegerte adecuadamente..." Murmuró.

Shen Qingqiu lo miró "No necesito tu protección" dijo con frialdad.

Yue Qingyuan sonrió amargamente "Deseo hacerlo de todas formas" Yue Qingyuan se acercó. "Me alegra que volvieras a salvo" dijo. Su máscara tranquila se rompió lentamente.

"Suficiente" Shen Qingqiu levantó su abanico para cubrir la mitad inferior de su rostro, girando la cabeza. "Zhangmen-shixiong, ¿no tienes asuntos mucho más importantes que atender? Este shidi no necesita tus mimos."

"Xiao Jiu-"

"Yue Qingyuan" advirtió Shen Qingqiu. "Suficiente. Te lo he dicho innumerables veces antes. No necesito tu ayuda, puedo arreglármelas solo, lo he hecho desde hace años hasta ahora y no cambiara" dijo Shen Qingqiu con dureza.

"Tienes razón..." Yue Qingyuan estuvo de acuerdo. "Lo siento... Te he perdido tres veces ahora, a pesar de que te prometí que siempre te protegería... Al final, soy el más inútil..." suspiró. Los Qiu fueron la primera 'muerte' de Shen Qingqiu, luego su segunda 'muerte', en todos esos puntos importantes, Yue Qingyuan no estuvo presente, nunca fue capaz de ayudar a Xiao Jiu. Era inútil. Siempre perdía a su persona más importante, su hermano pequeño.

Shen Qingqiu inclinó la cabeza hacia abajo "Nuestro destino es así. Puede que estemos conectados el uno con el otro, pero nunca estarás destinado a ayudarme ni a salvarme" cerró su abanico y lo miró pensativo. "Y prefiero que no intentes salvarme en absoluto" cerró los ojos al recordar la escena de la muerte de Yue Qingyuan que había leído en el libro profético.

"Lo siento mucho..." dijo Yue Qingyuan de nuevo. "Pero, estoy feliz de que hayas vuelto" Yue Qingyuan sonrió mientras decididamente envolvía sus brazos alrededor de Shen Qingqiu y lo acercaba. Su movimiento parecía planeado, se sentía como si hubiera reproducido este escenario varias veces en su cabeza antes de hacerlo.

Los ojos de Shen Qingqiu se ensancharon, se puso rígido en los brazos de Yue Qingyuan, rígido y tenso. "¿Qué. Estas. Haciendo?" Shen Qingqiu siseó, pero no se movió en lo absoluto, permaneció quieto como un conejo aterrorizado en los brazos de Yue Qingyuan.

"Estoy feliz de que hayas vuelto. No te vayas nunca, no lleves las cargas por ti mismo. Todavía estoy aquí para ti. Qi-ge te promete que no te perderé una cuarta vez" prometió Yue Qingyuan.

Shen Qingqiu lo fulminó con la mirada "¡No necesito eso!"

"Lo sé..." Yue Qingyuan estuvo de acuerdo. "Pero Qi-ge lo hará de todos modos".

"Um..."

Shen Qingqiu aparto de un empujón a Yue Qingyuan y ambos miraron a las personas que acababan de anunciar su presencia. Luo Binghe y Liu Qingge estaban de allí, parados torpemente a unos pasos de distancia, mirando a Shen Qingqiu y Yue Qingyuan alternativamente. Liu Qingge se aclaró la garganta para aclarar la atmósfera.

"Zhangmen-shixiong, Shen-shixiong" saludó Liu Qingge como si nada hubiera pasado.

"Liu-shidi... y señor Luo" Yue Qingyuan asintió, su rostro no traicionó nada más que serenidad. "¿Que necesitan?"

"Quiero hablar con Shen Qingqiu" dijo Liu Qingge.

"También quiero hablar con Shizun" dijo Luo Binghe, sus ojos estaban cuidadosamente detenidos sobre Yue Qingyuan. ¿El Jefe de la Secta también siente algo por Shizun? ¿Cuántos los hacia esto?

Yue Qingyuan miró a Shen Qingqiu, si mostraba alguna señal de que quería que Yue Qingyuan se fuera, se iría. Después de todo, aunque Yue Qingyuan no confiaba en Luo Binghe, confiaba en Liu Qingge lo suficiente como para dejar a Shen Qingqiu con él.

Shen Qingqiu se cruzó de brazos "¿Qué ocurre?" No dio ninguna señal de que necesitaba que Yue Qingyuan se retirara. En caso de que esto fuera algo de lo que realmente no quisiera hablar en este momento, al menos tener a Yue Qingyuan cerca lo ayudaría de alguna manera.

Liu Qingge asintió, no parecía importarle que Yue Qingyuan estuviera allí. "Habla sobre la sangre de demonio y 'experimentarla personalmente'" exigió sin rodeos.

"..." Shen Qingqiu sintió un poco de arrepentimiento por no haber alejado a Yue Qingyuan.

"Es como sospechas, mi sangre está en el cuerpo de Shizun" Luo Binghe pareció entender la dificultad de Shen Qingqiu y rápidamente asumió la responsabilidad de lo que hizo.

Liu Qingge apretó los puños cuando se volteó para mirar a Luo Binghe, la mirada de Yue Qingyuan también se volvió un poco oscura a pesar de su expresión sin emociones.

"Dijiste que podría sanar... También podría lastimarte, ¿verdad?" Preguntó Liu Qingge bruscamente.

Shen Qingqiu maldijo a Liu Qingge, ¿por qué este bruto decidió prestar tanta atención tan de repente? Shen Qingqiu suspiró molesto e inclinó ligeramente la cabeza "Este no es el momento"

"¡Lo estás haciendo!" Liu Qingge espetó. "¡Siempre inclinas la cabeza cuando quieres evitar un problema! También podría lastimarte, ¿verdad?"

"Podría" le respondió Luo Binghe.

Liu Qingge giró sobre sus talones y golpeó la cara de Luo Binghe con todo lo que tenía, Luo Binghe ni siquiera tuvo tiempo de esquivar. Liu Qingge no se detuvo allí ya que levantó la pierna y golpeó el estómago de Luo Binghe. Luo Binghe se tambaleó hacia atrás e inmediatamente desenvainó su espada para detener a Cheng Luan.

"¡Demonio bastardo!" Gruñó Liu Qingge mientras empujaba a Cheng Luan con más fuerza. "¡¿Lo torturaste con eso no es así?!" Siempre estuvo seguro de que Shen Qingqiu fue torturado en esa Prisión de Agua abandonada, no pudo visitarlo en lo absoluto, siempre trataban de encubrirlo y cuando Shen Qingqiu apareció lucía mucho más débil y pálido.

Cuando Shen Qingqiu les dijo cómo la sangre de demonio podía sanar, la mente de Liu Qingge inmediatamente trabajo a través de eso. Si pudiera sanar, entonces, no importa cuánto daño infligieras, siempre podrías curarlo. No tenía muy claro ese asunto, por lo que cuando regresó le preguntó a Mu Qingfang al respecto, lo que él sabía sobre los demonios era evitar generalmente cualquier cosa que le arrojaran porque usualmente era peligroso. Mu Qingfang tenía más claro el tema y sacó varias notas y registros sobre las habilidades de un Demonio Celestial.

Lo que encontró lo hizo sentir terror.

Quería escucharlo del propio Shen Qingqiu, así que vino y lo exigió. Ya estaba lleno de furia cuando se enteró y escuchar a Luo Binghe admitirlo como si nada fue la gota que colmó el vaso.

"¿Es eso cierto?" Preguntó Yue Qingyuan. Su tono era mucho más frío, no como cualquier cosa que los otros tres hayan escuchado antes. "Qingqiu-shidi, ¿es eso cierto? ¿Fuiste torturado?" Preguntó Yue Qingyuan nuevamente.

"¡Obviamente! ¡Simplemente lo sé!" Liu Qingge gritó.

Shen Qingqiu se puso de pie, su abanico seguía cubriendo su expresión con diligencia "... Eso no es importante". Sin embargo, su respuesta no comprometida solo provocó la furia de Liu Qingge.

¡ Whoosh !

Liu Qingge balanceo a Cheng Luan lo más fuerte posible hacia Luo Binghe "¡Inmundo bastardo demoníaco, sal de esta Secta ahora o haré de este lugar tu tumba!" Gruñó furioso.

"Lo que hice está mal, por eso estoy aquí. Para expiar todos mis errores con Shizun, admito que perdí el control, estaba equivocado y no merezco el perdón de Shizun. ¡Pero incluso si tengo que rogar, arrastrarme por el suelo, suplicar e incluso morir, haré todo lo posible para obtener el perdón de Shizun!" Luo Binghe declaró con determinación.

"¡Entonces, muere!" gritó Liu Qingge.

Un aura opresivamente aterradora se arrastró sobre todos ellos antes de desaparecer sin dejar rastro, dejándolos sintiendo la piel de gallina y un sentimiento premonitorio. Luo Binghe y Liu Qingge giraron sus cabezas para mirar a Yue Qingyuan.

La mano derecha de Yue Qingyuan estaba sobre la empuñadura de la hoja de su Xuan Su, lista para desenvainarla. La mano de Shen Qingqiu estaba sobre su mano, deteniéndolo.

"Qingqiu-shidi..." dijo Yue Qingyuan serenamente. "Lo único que cancela la influencia de la sangre de Demonio Celestial es si el dueño de la sangre muere..." Dijo en voz baja y por segunda vez en su vida después del Abismo, Luo Binghe sintió un presentimiento de muerte. El primero en hacerlo sentir de esta manera fue Tian Langjun, ahora sabía que el Jefe de la Secta Cang Qiong podría matarlo si se lo propusiera.

"Este no es el momento para esto" dijo Shen Qingqiu con calma.

"¡¿No es el momento?!" Gruñó Liu Qingge. "¡Te torturó!"

"Y morí algunas veces" dijo Shen Qingqiu con suavidad.

"¡Ese no es el punto! ¡¿Realmente vas a dejarlo ir así de fácil?! ¡Esto no es propio de ti!"

"Oh" Shen Qingqiu voceó una risa sarcástica. "¿Qué sabes de mí, Liu Qingge? Lo que decidí es mi propia elección, lo que me pasó es asunto mío. Decidí que este no es el momento, entonces, este no es el momento".

"Tú..." Liu Qingge exhaló bruscamente mientras se agarraba la cabeza, demasiado frustrado para formular una palabra en refutación.

"Y Luo Binghe también es importante para mi supervivencia continua" dijo Shen Qingqiu. "Él es el único que puede detener a esos demonios" dijo. Luo Binghe se enderezó y asintió con gravedad.

"Podemos detenerlos" dijo solemnemente Yue Qingyuan.

Shen Qingqiu suspiró "¿Pero puedes evitar que Zhuzhi-Lang use su sangre dentro de mi cuerpo?" Dijo bruscamente.

"¿Qué?" Yue Qingyuan exclamó con asombro.

"¿Qué cara-?" Liu Qingge se tambaleó hacia atrás. "¡¿Qué demonios?! ¡¿Cómo podrías tener la sangre de dos Demonios Celestiales en tu cuerpo?!" ¡¿Exactamente en cuántos problemas se había metido este hombre?!

"Shizun, no te preocupes..." Luo Binghe habló. "Ese demonio serpiente no podrá hacerte nada mientras esté vivo" juró.

"Mm" Shen Qingqiu asintió. Entre Luo Binghe y Zhuzhi-Lang, Shen Qingqiu está más inclinado a creer en Luo Binghe. Por lo menos, Luo Binghe escucha y no obedece a nadie más que a él.

Liu Qingge miró a Luo Binghe, asegurándose de que estaba claro que odiaba el que necesitaran confiar en el medio demonio. La mano de Yue Qingyuan cayó, ya sin intentar desvainar a Xuan Su.

Los cuatro descendieron al silencio...

"Shizun, necesito hablar contigo" Luo Binghe finalmente habló. "Se trata de Su Xiyan... Mi... madre" dijo vacilante.

"Esperemos hasta después de tratar con tu padre" dijo Shen Qingqiu tranquilamente.

"Él no es mi padre..." respondió Luo Binghe resueltamente. Él podría estar dispuesto a dirigirse a la difunta Su Xiyan como su madre, pero ¿Tian Langjun? De ninguna manera.

"Tian Langjun, entonces" Shen Qingqiu acordó.

"Está bien..." Luo Binghe cambio de posición, mirando a Shen Qingqiu con nostalgia.

Liu Qingge le frunció el ceño a Luo Binghe y se burló mientras cruzaba los brazos.

Shen Qingqiu había cubierto la mitad de su rostro nuevamente, mirando a otro lado que no fuera ninguno de los dos, fingiendo estar perdido en sus propios pensamientos, sin embargo, con toda seguridad no engañó a Yue Qingyuan.

Yue Qingyuan parpadeó mientras los miraba a los tres. ¿¿¿Ocurrió algo???


"¡¡¡SHIZUN!!!"

Shen Qingqiu no estaba preparado para que sus supuestamente elegantes, agraciados y melancólicos discípulos se arrojaran repentinamente sobre él cuando volviera a la cumbre por primera vez.

Se quedó quieto. Congelado como una estatua, sin estar seguro de cómo proceder.

Unos minutos más tarde, después de quitarse las manos de Ning Yingying de la cintura y a algunos discípulos de sus muslos, Shen Qingqiu les dijo a todos que se arrodillaran para reflexionar sobre su comportamiento desagradable. Todos se arrodillaron ante él, olfateando desastrosamente.

Al final, simplemente les anunció que había vuelto y estallaron en llanto nuevamente. Shen Qingqiu solo pudo mirarlos fijamente hasta que dejaron de llorar.

Sus discípulos lo recibieron muy calurosamente, los chicos mencionaron que estaban contentos de que él estuviera bien, mientras que las chicas dijeron abiertamente que lo habían extrañado terriblemente.

"Eh, Shizun, eso es... ¿Xiu Ya?" Ming Fang olfateó un poco y miró la elegante espada atada a la cintura de Shen Qingqiu.

Finalmente, Ning Yingying también miró la espada y jadeó ligeramente "Xiu Ya. ¿Dónde la encontraste, Shizun?" Preguntó ella.

Shen Qingqiu puso su mano sobre la empuñadura de Xiu Ya "¿Qué ocurre?" Preguntó, curioso por sus expresiones desconcertadas.

"Shizun" el rostro de Ming Fan se volvió agraviado. "Después de tu... fallecimiento, Xiu Ya se rompió y Wei-shishu se la llevo para hacer un montículo de espada. Sin embargo, por compasión hacia nosotros, devolvió las piezas de Xiu Ya e hizo un montículo de espada en Qing Jing en honor a Shizun".

"Rezamos a diario por ti..." Ning Yingying dijo suavemente. Eso fue un eufemismo, todos sabían que la cumbre Qing Jing no solo rezaba a diario sino que también lloraba a diario. Durante el primer año después de la muerte de su Shizun, no paso un solo momento en el que no recordaran a su Shizun y se pusieran sombríos.

"Sin embargo, un día, ¡esa bestia entró a escondidas y la desenterró!" Dijo Ming Fan furiosamente, no hace falta decir que Shen Qingqiu sabía que estaba hablando de Luo Binghe. "No solo eso, ¡incluso regresó unos días después y buscó una pelea con Zhangmen-shibo! Perdió ese día y se escapó como un basta-"

"Shixiong, ¡cuidado con tus palabras!" Ning Yingying lo interrumpió y lo regañó.

"Shizun, por favor castiga a este discípulo por su falta de modales" Ming Fan se dio cuenta de sus malos modales e inmediatamente se arrodilló de nuevo.

Shen Qingqiu escuchó hasta el final con expresión indiferente y se despidió de ellos "No importa eso, este maestro tiene demasiado en mente. Reflexiona sobre tu error por ti mismo, pueden irse" dijo.

Todos los discípulos se inclinaron, mirando a Shen Qingqiu con un fuerte sentimiento de reticencia antes de obligarse a retirarse.

Ning Yingying se detuvo y vacilo, mirando a Shen Qingqiu "Shizun, Ying'er y los demás te extrañaron mucho. Estamos felices de que hayas vuelto y estés vivo. Gracias" la joven doncella sonrió. A diferencia de sus sonrisas de su infancia, esta sonrisa estaba llena de mucha madurez y experiencia del mundo exterior.

Shen Qingqiu se detuvo y la miró fijamente, cubrió la mitad inferior de su rostro con su abanico "Mm. También creciste espléndidamente, Ying'er." Pudo ver que la niña llorona había derramado demasiadas lágrimas en los últimos años, obligándola a madurar mucho antes. Shen Qingqiu no sabía si era algo bueno o no.

Los ojos de Ning Yingying enrojecieron de nuevo mientras que su sonrisa se volvió moderada, inclinó la cabeza y se fue en silencio. Ahora, Shen Qingqiu estaba solo frente a su casa de bambú, suspiró y entró a su morada en la que no había vivido en los últimos años.

"Sal. Sé que estás aquí" dijo fríamente Shen Qingqiu y Luo Binghe salió de las sombras, sonriendo tímidamente.

"Shizun..."

"Comprendo por qué robaste a Xiu Ya, pero ¿por qué peleaste con Yue Qingyuan?" Shen Qingqiu lanzó una mirada hacia el apuesto joven, quien bajó un poco la cabeza.

"Fue mi culpa... Robé a Xiu Ya para repararla, así cuando te despertaras, todavía tendrías a tu compañera Espada Inmortal. Pero después de robarla, me di cuenta de que le faltaba un pequeño fragmento. Usando un método especial, logré rastrear el fragmento perdido que estaba en manos del Líder de la Secta" explicó Luo Binghe.

"Lo conseguiste al final" dijo Shen Qingqiu. Obviamente. Ya que Xiu Ya estaba completamente reparada.

"No fue fácil. El Líder de Secta Yue, es muy fuerte, pero mientras Xuan Su no esté desenvainada, podría luchar contra él perfectamente. Logré robar el fragmento con algunos métodos y escapé rápidamente con este" pelear con Yue Qingyuan no fue una tarea fácil, incluso con Xuan Su enfundada. Luo Binghe sufrió heridas graves en ese entonces, lo que solo hizo que Luo Binghe se diera cuenta de que lo único que lo salvó de Yue Qingyuan en ese entonces, después del juicio y la 'muerte' de Shen Qingqiu, fue el que tenía el cuerpo de Shen Qingqiu con él.

No sabía si era una obligación de diligencia el que no quisiera ver el cuerpo de su shidi dañado. O si fue la culpa lo que hizo que el Líder de Secta Yue vacilara bastante cuando peleó con Luo Binghe, quien se llevó el cuerpo de Shen Qingqiu después de la tragedia del juicio. De cualquier manera, la forma de actuar de Yue Qingyuan después de la muerte de Shen Qingqiu y cuando Luo Binghe intentó robar el fragmento de Xiu Ya fueron muy diferentes.

"Tontos, todos ustedes" Shen Qingqiu reprendió con un humph. "También lunáticos" agregó, como una ocurrencia tardía. No importa si fuera Luo Binghe quien trató de resucitarlo, Liu Qingge quien trató de recuperar su cadáver con frecuencia o Yue Qingyuan con el fragmento de Xiu Ya. Todos ellos son tontos y locos.

Sin embargo, Shen Qingqiu sintió una calidez indescriptible en su pecho, lo mismo que sintió cuando sus necios juniors le dieron la bienvenida. Fue algo agradable, así que tal vez no fue disgusto después de todo.

Chapter Text

Shang Qinghua hizo una mueca de disgusto mientras excavaba en la tierra espiritual poco a poco, sacando delicadamente el cuerpo de la planta enterrado debajo de la tierra. Por suerte no apestaba. Sin embargo, todavía sentía que estaba cometiendo un saqueo de tumbas.

Mo Beijun frunció el ceño cuando notó la incomodidad de Shang Qinghua —Muévete— dijo simplemente.

Shang Qinghua levantó la vista —¿Eh? ¿Disculpe, mi rey?

Mo Beijun se dirigió silenciosamente al lado de Shang Qinghua y miró hacia el agujero que Shang Qinghua había hecho. Shang Qinghua comprendió que quería desenterrar el cuerpo él mismo en su impaciencia, así que rápidamente se apartó.

Mo Beijun sacó su espada...

—¡Mi rey! ¡No importa, déjame hacerlo!— Shang Qinghua rápidamente detuvo a Mo Beijun antes de que arruinara todo e hiciera que los mataran.

Mo Beijun se detuvo después de que Shang Qinghua insistió en ello, pero sus ojos nunca dejaron a Shang Qinghua, quien comenzó a cavar lentamente de nuevo.

Shang Qinghua se sintió deprimido. Tres días eran demasiado poco tiempo para esto y con solo Shang Qinghua sacando este cuerpo. Mo Beijun probablemente lo destruiría y Mu Qingfang estaba a poca distancia, preparando sus propias hierbas espirituales para ayudar a la Flor de Rocío del Sol y la Luna aún en preparación.

—No puedo creer que mi arduo trabajo durante años se convirtiera en anfitrión para un montón de mierda— murmuró Shang Qinghua para sí mismo mientras se estremecía de nuevo. Finalmente, después de un tiempo sacó todo el cuerpo. Vestido, gracias a Dios.

Mo Beijun lo ayudó a sacar la planta/cuerpo del agujero y ponerlo al lado del suelo excavado. Shang Qinghua saltó con bastante facilidad y aterrizó junto a Mo Beijun, arrodillándose para verificar cualquier deformidad que pudiera evitar una resurrección exitosa. Un cuerpo que por lo menos, podría resistir durante unos meses...

Shang Qinghua hizo una pausa por un momento antes de usar su manga para limpiar sin cuidado la suciedad de la planta/rostro del cuerpo. Después de varias veces, el barro fue limpiado y se pudo ver un rostro hermoso. Shen Qingqiu dormía serenamente, tan frío como una cueva helada pero tan delicado como un copo de nieve. Sin embargo, se veía muy hueco y un poco espeluznante.

Shang Qinghua se sintió un poco escandalizado —¿Se donará un rostro tan guapo a esa basura?— Murmuró con incredulidad al tocar el rostro. Pero no menos de medio segundo después de que la punta de sus dedos tocó el rostro, la muñeca de Shang Qinghua fue agarrada y de repente estuvo de frente a Mo Beijun, quien reveló un rastro de insatisfacción en su rostro.

—¿M-Mi Rey?— Shang Qinghua no estaba seguro de lo que había hecho mal.

—No toques— dijo Mo Beijun con firmeza.

—¿B-bueno?— Shang Qinghua parpadeó y Mo Beijun soltó la muñeca de Shang Qinghua.

Shang Qinghua se frotó la muñeca y bajó la cabeza. Sollozos... «¿Qué hice mal? Este no es Shen Qingqiu, ¿de acuerdo? Esta no es la luz de luna blanca del jefe, ¡no me meteré en problemas si solo lo reviso aquí y allá! Además, ¡no es como si me atrajera un cuerpo hecho de una planta!»

—¿Te gusta...?

Shang Qinghua espabiló y miró a Mo Beijun con desconcierto. —¿Eh...?

—Él—Mo Beijun señaló el Cuerpo de la Flor de Rocío del Sol y la Luna. —¿Te gusta Shen Qingqiu?— Preguntó, su tono era tenso.

Shang Qinghua se quedó boquiabierto en absoluta confusión, sintió que su cerebro sufría un cortocircuito y su sistema decidió freírlo mientras aun podía. —¿Qué?— Shang Qinghua sacudió la cabeza con incredulidad. —¿Gustar?

Mo Beijun asintió —¿Te gusta?— Preguntó aún más firmemente. —Es el objetivo del Señor, no deberías pensar en él— Mo Beijun entrecerró los ojos hacia Shang Qinghua como si acabara de cometer una gran ofensa.

«¡¿Quién se atrevería a pensar en eso?! Todavía quiero vivir y no ser asesinado por el protagonista, ¡muchas gracias!» Shang Qinghua chilló en su mente. ¡Todos sabían que la primera regla para vivir es nunca poner los ojos en nadie en quien el Protagonista esté interesado! —Mi señor, nunca me atrevería...— Los labios de Shang Qinghua se torcieron.

Mo Beijun frunció el ceño, por alguna razón, eso no lo satisfizo. Recordó cómo hace unos días Shang Qinghua sostuvó la mano de Shen Qingqiu y su sonrisa era más brillante que cualquier sonrisa incómoda que Shang Qinghua le haya mostrado a Mo Beijun. «¡Eso es lo que amo de ti!»

—Entonces, ¿por qué dijiste que lo amabas?— Exigió Mo Beijun.

—¿Amor...?— Shang Qinghua se quedó sin palabras. Luego recordó la conversación que tuvo con Shen Qingqiu antes de que fueran atrapados por Mo Beijun y Yue Qingyuan, palideció. —No... Espera, puedo explicarle, mi señor. ¡No es así en absoluto!— ¡Por favor, no le digas eso a Luo Binghe! ¡Por favor!

Mo Beijun pellizcó la barbilla de Shang Qinghua y guió firmemente a Shang Qinghua para que lo mirara a los ojos, callándolo efectivamente. —Olvídate de él— dijo Mo Beijun, apenas logrando no gruñirle al cobarde humano.

Shen Qingqiu no era alguien a quien Shang Qinghua debería aspirar.

Shen Qingqiu ya era el objetivo de Luo Binghe.

Shen Qingqiu al parecer ya tenía muchos pretendientes también.

Shang Qinghua no debería...

Mo Beijun se sintió tan sofocado desde que los vio tan cerca ese día. Lo puso furioso, sin embargo, no conocía la raíz de eso. Había pensado mucho al respecto, pensó que no le importaba. Pero la idea de que Shen Qingqiu y Shang Qinghua estuvieran juntos... no le gustó en absoluto.

Shang Qinghua era suyo.

—Eres mío— los ojos de Mo Beijun se iluminaron de un azul escalofriante, la marca real en su frente brilló y deleitó los alrededores con una luz azul helada. Los ojos de Shang Qinghua se ensancharon, especialmente cuando los cristales de hielo comenzaron a formarse en el aire.

—Mi rey, esto es un malentendido...— Shang Qinghua insistió. No podía moverse, el suelo debajo de ellos ya estaba cubierto de escarcha, la temperatura se enfriaba por segundos. —¡Shen Qingqiu y yo no tenemos nada que ver el uno con el otro!— Shang Qinghua se sintió aterrorizado, temía que Mo Beijun estuviera perdiendo su razón.

Mo Beijun vio esa desconfianza y su mirada se enfrió. —¿Por qué? ¿Tienes miedo?— Se rió con frialdad.

—¡Mi Rey, me estás lastimando!— Exclamó Shang Qinghua en voz alta, esperando que Mu Qingfang escuchara y los sacara de este desastre. Mu Qingfang lo hizo. El sanador se levantó alarmado y su Espada Inmortal fue desenvainada inmediatamente, cerniéndose con gravedad sobre su hombro, frunció el ceño cuando vio la escena.

Sin embargo, antes de que Mu Qingfang pudiera hacer algo, los ojos de Mo Beijun se ensancharon ligeramente y la luz escalofriante de su marca de demonio real desapareció rápidamente. El agarre en la barbilla de Shang Qinghua se aflojó y fue soltado de inmediato. Mo Beijun retrocedió inexpresivamente mientras se volvía hacia el cuerpo de la Flor del Rocío del Sol y la Luna y levantaba la mano para envolverlo en una runa helada para preservarlo.

Después de que terminó, Mo Beijun se dio la vuelta rápidamente y se fue sin decir nada. El humor sombrío se mantuvo.

Mu Qingfang se acercó a Shang Qinghua —¿Estás bien?— Preguntó.

—Sí, no es nada grave— Shang Qinghua se sonrojó y lo descartó. Luego miró el cuerpo sin alma —Deberíamos hacer algo al respecto.

Mu Qingfang notó que Shang Qinghua no quería hablar sobre lo que sucedió con Mo Beijun —Ayúdame a hacerlo de esta forma.— Luego le indicó a Shang Qinghua que moviera el cuerpo a la cuenca de agua medicinal que había preparado.

Shang Qinghua asintió y recogió el cuerpo. Sus ojos traicionaron una pizca de expectación mientras miraba la dirección donde Mo Beijun había desaparecido.

—¿Qué pasa?— Mu Qingfang lo miró de reojo.

—No, no importa— Shang Qinghua sacudió la cabeza. Sus latidos aún no podían calmarse en su pecho. Y por primera vez, no era por miedo...


—Lo siento...

—No lo hagas. Lo empeora.

Shen Qingqiu sonrió amargamente. ¿Cómo podría no saber eso? Lo sabía muy bien, pero no había nada más que pudiera decir. Cada vez que abría la boca, solo podía pronunciar un 'lo siento', ahora sabía lo difícil que fue para Yue Qingyuan todo este tiempo.

La cara de Qiu Haitang estaba helada, pálida y delgada. —¿Me has contado todo? No hay más cosas que estás escondiendo, ¿verdad?

Shen Qingqiu suspiró —Creo que eso es todo... Ya enterré tantos recuerdos, no recuerdo mucho...

Qiu Haitang levantó la vista —Ya veo... lamento haberte forzado a excavarlos de regreso.

—No, no tienes la culpa. Esta es mi maldición, recordarlo por siempre, esta también es mi retribución por todo lo que te he hecho...— dijo Shen Qingqiu.

Qiu Haitang lo miró fijamente —Realmente los odiabas, ¿no...— Desde el principio, Shen Qingqiu solo expresó su pesar y remordimiento a Qiu Haitang y solo Qiu Haitang. No dijo estar arrepentido por matar a cada hombre Qiu. Su culpa es exclusivamente por Qiu Haitang. Nada más.

Shen Qingqiu sonrió levemente —El odio no hace justicia al describir mi sentimiento negativo hacia ellos...

Qiu Haitang asintió —Yo también conozco ese sentimiento.— Ella se puso de pie —Al final, los dos estamos heridos. No hay nadie que gane aquí.

Shen Qingqiu asintió en acuerdo.

—Creo que... este es el final, Shen Jiu—   Qiu Haitang suspiró. —Perdonaré pero me es imposible olvidarlo.

Shen Qingqiu asintió de nuevo —Tenía la sensación de que dirías eso.— Él se puso de pie detrás de ella —Has crecido, mi señora.

—Al igual que tú— Qiu Haitang acordó. —Seguiré mi camino. Buena suerte con tu juicio.

—Cuídate— sonrió Shen Qingqiu.


El tiempo pasó como agua goteando. No te dabas cuenta de su paso. Muy poco tiempo para prepararse. Tal como se acordó, Tian Langjun y Zhuzhi-Lang aparecieron tres días después para entregar el alma. La preparación se completó en unas pocas horas y los dos demonios celestiales se fueron después de eso.

Tomaría unos días para que el alma realmente pudiera integrarse con el cuerpo y despertarse con la ayuda de su método contundente. No era como si necesitaran que fuera realmente perfecto y no era como si tuvieran la intención de retenerlo por mucho tiempo. No es necesario esperar cinco años...

Más o menos, pasó una semana después de eso. El cuerpo comenzó a contorsionarse durante estos días, deformándose lentamente para encajar con el alma y Shen Qingqiu no podía estar más complacido. No quería que su rostro fuera usado por un bastardo pervertido como el Viejo Maestro del Palacio, muchas gracias.

Yue Qingyuan miró al joven frente a él, su rostro era solemne —No te detendré si eso es lo que quieres— dijo.

—Gracias Shifu. Gongyi Xiao está en deuda— Gongyi Xiao se inclinó y dijo sinceramente.

—Él también es tu antiguo maestro. No te culparé— Yue Qingyuan sonrió. —Solo ten cuidado, no cruces el límite del sello.

—Sí— Gongyi Xiao asintió solemnemente y se giró.

Gongyi Xiao entró en las celdas herméticamente selladas, mantuvo su expresión mientras caminaba y se detuvo justo antes del límite sellado.

—Esclavo... Secta de la Montaña Cang Qiong, solo esperen... ninguno de ustedes son dignos...— Se escucharon murmullos oscuros desde el otro lado del límite. Gongyi Xiao se arrodilló lentamente.

—Shifu...— Gongyi Xiao llamó suavemente y la masa se movió. Estaba demasiado oscuro en la celda, la única luz que lo acompañaba era la de los sellos pulsantes alrededor de la celda.

El Viejo Maestro del Palacio se movió y sus ojos desenfocados miraron la figura de Gongyi Xiao.

—¿Discípulo...?— El Viejo Maestro del Palacio dijo con voz ronca. Esa silueta era delgada, no podía ver correctamente pero podía distinguir el contorno del rostro.

—Sí, es...— Gongyi Xiao sintió que su corazón se apretaba y comenzó.

—¿Querida discípula? Mi encantadora muñeca, Yan'er...— El Viejo Maestro del Palacio susurró con voz mareada mientras intentaba moverse. —Sabía que volverías... Sabía que lo harías. Ven aquí, muñeca...

Gongyi Xiao parpadeó rápidamente, sorprendido —No, Shifu, este es Gongyi Xiao...— usó su qi para hacer una luz para iluminarlos a ambos. Para mostrar su rostro.

El Viejo Maestro del Palacio parpadeó cuando escuchó el nombre y entrecerró los ojos, el rostro era casi el mismo pero no era su primera y amada discípula, la boca y la nariz... Sin embargo, es solo como una copia barata. —Gongyi Xiao...— Murmuró el nombre. Recordó al talentoso joven que obtuvo, una década después de la desaparición de Su Xiyan. Su hermoso rostro estaba casi familiarizado con Su Xiyan... Pero había otra persona que se parecía más a Su Xiyan, por lo que lo tiró a un lado...

—Así es, Shifu— asintió Gongyi Xiao.

—¿Estás aquí para liberarme?— Los ojos del Viejo Maestro del Palacio se inyectaron de sangre. Este podría ser útil, es cierto, este es muy obediente. Si fuera liberado, podría vengarse de la Secta de la Montaña Cang Qiong, especialmente de ese esclavo, Shen Qingqiu. Mataría a ese esclavo frente a Luo Binghe para hacer que ese niño maldito se arrepintiera de haberse metido con él. —Liberame. ¡Ayúdame a matar a ese humilde esclavo! ¡Te daré el puesto de Maestro del Palacio!

Gongyi Xiao suspiró, sacudiendo la cabeza mientras respondía —No estoy aquí para liberarte.

—Por qué...— Entonces el Viejo Maestro del Palacio notó la túnica que llevaba Gongyi Xiao. —Tú... te desviaste. ¿Estás besando los pies de esos bastardos ahora? ¡Te atreviste, idiota desagradecido! ¡Alimaña traidora!

Gongyi Xiao miró hacia abajo y aceptó cada insulto que su antiguo maestro lanzó hacia él.

—¡Te di tanto! ¡Deberías estar arrastrándote en el suelo agradeciéndome!

—¡Si no fuera por mi favor, nunca hubieras alcanzado tu logro actual!

Gongyi Xiao sonrió amargamente —De hecho. He ganado mucho por ti... —Hizo una pausa mientras miraba al viejo sibilante. —Sin embargo, realmente no puedo soportarlo más. Siempre pensé que conocía cada una de tus malas acciones, pero resultó que lo que toleraba era solo la punta del iceberg.

Gongyi Xiao frunció el ceño —Conocía tu plan para arrastrar a Lady Qiu para tenderle una trampa al Señor de la Cumbre Shen. Cavaste en su pasado porque Luo Binghe se negó a ser tu discípulo. Sin embargo, realmente no tuve nada en contra en ese momento. Ya que todos cometían errores y todos tenían que enfrentarlos eventualmente. Pero tus continuos intentos de acabar con la existencia del Señor de la Cumbre Shen, difundiendo rumores maliciosos sobre un hombre muerto... Y mucho más...

—Por Luo Binghe, has cometido muchos crímenes indescriptibles. De lo cual, solo me di cuenta cuando tome coraje por mí mismo y salí del Palacio Huan Hua, tú controlabas el flujo de información dentro del Palacio. Todavía te respeto mucho, eres el único que me nutrió desde que era joven y no podría pagarlo por completo.

Gongyi Xiao inhaló profundamente y exhaló con tristeza —Pero tienes que enfrentar la retribución de tu pecado, no puedo interferir sin importar cuánto te sigo respetando. Cosechas lo que siembras. El Señor de la Cumbre Shen no te hizo absolutamente nada, pero lo empujaste y arrinconaste para que acabara con su vida en primer lugar, ahora el Señor de la Cumbre Shen tiene derecho a devolverte el favor.

—Vengo aquí para despejar mi conciencia, Viejo Maestro del Palacio. No quiero esconderme de ti como un cobarde. Estoy aquí para decírtelo apropiadamente— los labios de Gongyi Xiao formaron una delgada línea. —No puedo ser tu discípulo. Tus acciones están en contra de mi moralidad. Ya no eres mi maestro porque me he convertido en discípulo del Líder de Secta Yue.

—Solo puedo esperar que Shen-shishu no sea tan duro contigo. Por favor, perdóname— Gongyi Xiao se inclinó. —Adiós, Viejo Maestro del Palacio.

—¡Gongyi Xiao!— El Viejo Maestro del Palacio se enfureció mientras Gongyi Xiao se levantaba y se iba sin escatimar otra mirada en él.

Dos discípulos principales. Dos de ellos se fueron sin mirar atrás.


—¿Realmente pensaron que escabullirse para tratar de asesinar a un señor de la cumbre es posible?— Dijo Zhang Qingxu mientras quemaba el cuerpo de un asesino que logró suicidarse en los últimos segundos.

Liu Qingge olfateó —idea tonta— dijo Liu Qingge con indiferencia mientras sacaba la sangre de su espada y la envainaba.

—Sí... nunca pense que el Templo Zhao Hua y el Mirador Tian Yi podrían ser tan despiadados— dijo Zhang Qingxu. —¿No se supone que son pacifistas?

—¿Cuánto hace eso hoy?— Apareció una nueva voz y ambos se giraron para ver a Shen Qingqiu de pie tranquilamente detrás de ellos con un abanico de seda en la mano.

—Tres intentos— Zhang Qingxu levantó tres dedos. —No hay que preocuparse, Shen-shixiong. Nadie podrá contactarte ni molestarte en absoluto— afirmó.

Shen Qingqiu asintió mientras miraba el fuego blanco a medida que el cuerpo se desintegraba lentamente hasta la nada. —Se están desesperando...— comentó con sencillez.

—Y muy indecentemente— agregó Liu Qingge.

—Mientras Shen-shixiong esté en Cang Qiong, nadie podrá amenazarlo. La cumbre Tian Yin tiene a toda la secta bajo una cuidadosa vigilancia— prometió Zhang Qingxu.

Los tres señores de las cumbres hablaron un poco antes de que Liu Qingge y Zhang Qingxu se excusaran para regresar a sus propias cumbres tal como Shen Qingqiu les ordenó.

—¿Shizun...?

Shen Qingqiu se dio la vuelta para ver a Ning Yingying y algunas otras discípulas de Qing Jing. El grupo de elegantes chicas se acercó a Shen Qingqiu y se inclinó con gracia para mostrar su respeto.

Shen Qingqiu agitó su mano para desestimar su saludo —¿Qué pasa?— Preguntó con un tono más suave que su habitual indiferente.

Ning Yingying y las otras chicas intercambiaron algunas miradas vacilantes antes de que todas miraran a Shen Qingqiu. —Shizun, ¿por qué siguen apareciendo esos asesinos? ¿Y por qué los shishus dijeron que era el Templo Zhao Hua y el Mirador Tian Yi? No tenemos rencor con ellos. ¿Por qué te quieren muerto?

Shen Qingqiu sonrió sin humor —Es una larga historia.

—Si Shizun tiene tiempo— las jóvenes se inclinaron nuevamente.

—Básicamente, llegué a un acuerdo con el señor demonio, Tian Langjun, de que si pudiera responder a su pregunta de hace mucho tiempo, no atacaría a la Secta de la Montaña Cang Qiong en su búsqueda de venganza. ¿Conocen la historia de La Gran Batalla con el temible Señor Demonio que quería conquistar el mundo humano?— Preguntó Shen Qingqiu.

Una de las discípulas mayores se quedó sin aliento —Me parece recordar que fue hace mucho tiempo, cuando aún era joven. Se necesitaron las Cuatro Grandes Sectas juntas para capturar al señor demonio y sellarlo... ¿Podría ser ese señor demonio con el que estamos tratando ahora?

Las demás inmediatamente se vieron extremadamente ansiosas cuando escucharon eso, aún más cuando Shen Qingqiu asintió.

—¿Venganza?— Ning Yingying tragó saliva. —Entonces, Cang Qiong también... ¿Hiciste un acuerdo con él para asegurarte de que no atacaría a Cang Qiong?— Cuando Shen Qingqiu asintió, apretó los puños. ¡Su Shizun es verdaderamente confiable!

—Sin embargo, las otras tres no están incluidas en el acuerdo— dijo Shen Qingqiu mientras comenzaba a caminar de regreso, haciéndole una seña a las chicas para que lo siguieran.

—Entonces, ¿quieren matarte por eso? ¿No es ser de mente estrecha de su parte?— Preguntó una de sus discípulas más jóvenes con el ceño fruncido.

—El acuerdo no es completamente detallado, Xun'er— le dijo a su discípula. —Solo si lo que acordamos fuera en ambos sentidos, Tian Langjun dejaría ir a la Secta de la Montaña Cang Qiong. Si no, la guerra seguiría sucediendo, de todos modos.

—Si muero, los demonios no tendrían ninguna promesa que cumplir. Entonces, Cang Qiong todavía estaría en la misma posición que ellos, sin ninguna garantía de salir ilesos. Ellos todavía tendrían un poderoso aliado para luchar contra los demonios, con más posibilidades de ganar incluso con odio entre nosotros, que si lucharan directamente contra el señor de los demonios y su ejército sin la ayuda de la secta más fuerte.

—En este momento mi existencia es una molestia para ellos. Mi muerte es la única garantía de que Cang Qiong no obtendría un favor de Tian Langjun— dijo Shen Qingqiu con indiferencia.

Ning Yingying frunció los labios —El juicio es en dos días... Nos vamos mañana.

Shen Qingqiu asintió.


La tensión era espesa mientras varias figuras prominentes de las Cuatro Grandes Sectas y varias sectas más pequeñas se reunían, divididas con varios demonios que esperaban con su Señor.

Sorprendentemente, nadie atacó a Shen Qingqiu y su grupo cuando abandonó la Secta de la Montaña Cang Qiong, presumiblemente, el grupo previó había continuado y erradicado cualquier posible peligro en el camino.

Shen Qingqiu se abanicó con calma con su abanico de papel blanco, dejando que sus ojos vagaran tanto por los humanos como por los demonios. Un terreno neutral como este... Shen Qingqiu no se sorprendería si cada uno de ellos estuviera preparando su propia medida en caso de que este 'juicio' salga mal.

Ya sean los demonios...

O los humanos...

Si esto fallaba, era seguro que los demonios atacarían y su prioridad sería recuperar a Shen Qingqiu antes de luchar contra las Cuatro Grandes Sectas. Si esto sucediera, entonces, Shen Qingqiu podría conservar su libertad y la Secta Cang Qiong aún estaría a salvo.

Sin embargo, el lado humano tampoco puede ser subestimado. Si esto fuera bien, Tian Langjun aún podría causar muchos problemas y Shen Qingqiu no culparía al Templo Zhao Hua y al Mirador Tian Yi por mantener sus propios ases bajo la manga.

De esa forma, todavía serían arrastrados a la batalla.

Shen Qingqiu debe pisar con mucho cuidado.

Los ojos de Shen Qingqiu se detuvieron en una hermosa niña vestida descuidadamente con la túnica de Huan Hua, la hermosa niña notó su mirada y sonrió con descaro, su seductor par de ojos brillaron con burla juguetona. Shen Qingqiu apartó su mirada de forma natural. El Palacio Huan Hua  ya estaba ocupado por demonios, pero estaban del lado de Luo Binghe. Esos demonios no se desviarán porque Luo Binghe los había alimentado con su sangre.

Sin embargo, nada es absoluto...

—Como todos están aquí, comencemos el juicio— dijo Yue Qingyuan con un tono solemne y una voz suave.

Mo Beijun apareció después de eso, trayendo una figura envuelta en cadenas de hielo. Arrojó al convicto al suelo y se alejó. Las cadenas de hielo se desenvolvieron y apareció la figura del Viejo Maestro del Palacio trastornado, sin embargo, las cadenas en sus pies y manos se quedaron para contenerlo.

—¡Padre!— Gritó Xiao Gongzhu. Las lágrimas cayeron sin cesar por sus mejillas.

El Viejo Maestro del Palacio rugió, gruñendo desde el fondo de su garganta, su boca estaba sellada, el Cable Vinculante Inmortal lo ataba junto con las cadenas de hielo.

Shang Qinghua y Mu Qingfang se veían terriblemente sombríos mientras miraban al cultivador mayor recién resucitado, Shen Qingqiu realmente no eligió erróneamente al hacer que ellos se hicieran cargo de ese vejestorio. Si hubieran sido otras personas, no podrían resistirse a darle un puñetazo o dos. Tal vez por eso su boca estaba sellada...

Shen Qingqiu levantó la mano y el sello de la boca del Viejo Maestro del Palacio se abrió. El juicio comenzó oficialmente.

—Mucho tiempo sin verte, Viejo Maestro del Palacio— dijo Shen Qingqiu con indiferencia mientras el viejo lo miraba con ojos inyectados de sangre.

—¡Shen Qingqiu!— Gruñó el Viejo Maestro del Palacio amenazadoramente. —¡Sucio esclavo! ¡¿Qué más estás tratando de hacer?!

Wu Wang, del Templo Zhao Hua, tosió en su puño —Viejo maestro de palacio, debe ser lamentable ser llamado de nuevo para tratar problemas de los vivos. Pero necesitamos su testimonio— dijo solemnemente.

Liu Qingge levantó la mano para detener al monje y miró a Shen Qingqiu —¿Cómo nos aseguramos de que no dirá mentiras?

—¡Mi padre no mentiría!— Gritó Xiao Gongzhu.

—¡Cállate!— Ning Yingying miró asesinamente a la pequeña princesa quejumbrosa del Palacio Huan Hua.

—¡Te atreves, pequeña zorra-mph!— Xiao Gongzhu de repente dejó de chillar y fulminó con la mirada a una discípula de la cumbre Tian Yin, la cumbre de los sellos.

—¡Agotador, nuestra shijie de Qing Jing no tiene tiempo para discutir con gente sin cerebro como tú!— La discípula femenina de Tian Yin olisqueó con desdén.

El juicio apenas comenzó, pero la generación más joven ya estaba emocionada por luchar, sin tener en cuenta su propia gracia y reputación. Se odiaban tanto que no les importaba si el rencor del otro lado aumentaba aún más.

—Suficiente— Tian Langjun entrecerró los ojos e inmediatamente todos se callaron. Avanzó hacia el centro y Luo Binghe siguió su movimiento, no queriendo que hiciera nada peligroso. Tian Langjun pateó al Viejo Maestro del Palacio y puso su pie sobre su pecho, sus ojos se pusieron rojos —Cuéntame sobre Su Xiyan.

El Viejo Maestro del Palacio se ahogó y lo miró furioso —¡Ella te dejó! ¿Crees que ella querría ser un demonio como tú? Mi muñeca... Mi hermosa Xiyan... ¡Por tu culpa, por tu culpa!

Tian Langjun sonrió con calma. Este viejo tonto realmente no le temía a la muerte, anteriormente, en el Mausoleo Sagrado, no era más que un viejo loco que había dejado solo para usarlo de alguna manera. Después de todo esto, él sería quien lo mataría.

Shen Qingqiu dio un paso al frente —Ahora, Señor Tian. No se apresure, él no dirá ninguna verdad de su boca— dijo antes de que Tian Langjun pudiera perder los estribos y matar al Viejo Maestro del Palacio.

—Entonces, ¿cómo podría obtener la verdad, Señor Shen?— Tian Langjun sonrió serenamente mientras miraba a Shen Qingqiu.

Shen Qingqiu le devolvió la sonrisa —Por supuesto, conozco el camino.

El Viejo Maestro del Palacio miró asesinamente a Shen Qingqiu —¡Traidor! ¿Qué están haciendo, tontos? ¡Arresten a esta sucia rata callejera por coludir con demonios! ¡Todos están siendo engañados con cualquier plan sobre el que él esté hablando!

—Oh, por favor, tú eres el que se coló en el Mausoleo Sagrado de los demonios y trató de matarme— Shen Qingqiu puso los ojos en blanco. —Qué tonto, ni siquiera pudiste tratar de matarme.

—¿Tratar? ¡Jajajajaja! ¡Ni siquiera necesitaba tratar de matar a gente como tú! Si ese mestizo no incapacitara despiadadamente mis extremidades, ¡te habría matado muy fácilmente! ¡Un esclavo como tú no merece mi atención en lo absoluto!— El Viejo Maestro del Palacio se enfureció. —Tú- tú... ¡Siempre estás en el camino!

—Con mucho gusto— acordó Shen Qingqiu. —¿Y podría recordarte quién ni siquiera podría soñar con superar a mi honorable Shizun y honorables tíos marciales incluso en ese entonces?— Sonrió. Había una razón por la cual la generación anterior de señores de las cumbres ascendió y el Viejo Maestro del Palacio, quien era de la misma generación, se quedó aquí.

—Amitabha. ¿Entonces realmente fue en defensa propia por parte del señor de la cumbre Shen?— Dijo Wu Chen con calma.

—No podemos confirmar eso, el Viejo Maestro del Palacio no es del todo coherente— Wu Wang frunció el ceño.

—El Gran Monje es realmente sabio a diferencia de cualquiera. Nadie sabría de la coherencia de los demás más que un monje, de hecho...— Desde el lado de los señores de las cumbres de la Secta Cang Qiong, alguien intervino, Shen Qingqiu no vio quién era, pero la burla era tan clara como el cielo con ese tono.

—Naturalmente, debemos escuchar con corazones y mentes claras. El Viejo Maestro del Palacio murió una vez, ¿cómo podríamos estar seguros de que su mente no fue alterada?

—Así es, aunque su qi se siente casi igual y el alma se integró perfectamente con el nuevo cuerpo, aún no podemos estar seguros— dijo una de las trillizas del Mirador Tian Yi con tono certero.

Shen Qingqiu sonrió sardónicamente. Estos tipos querían intentar impedirle navegar libremente. Entonces, ¿lo que dijo Huang Qingxuan sobre ellos reuniendo fuerza secretamente la semana pasada fue para esto?

«Piensan que tienen una oportunidad contra los demonios y la Secta de la Montaña Cang Qiong...» Lamentablemente, no sabían que el Palacio Huan Hua no era más que un vasallo hueco. A Shen Qingqiu le divertía tanto que casi quería ver lo que estaban planeando.

Casi.

—Suficiente— dijo Yue Qingyuan. —Estamos aquí para un juicio, si los honorables testigos quieren rechazar la confesión y la verdad, ¿qué sentido tiene esto?

—Líder de Secta Yue, nos está malinterpretando. Solo queremos que se haga justicia.

Todos se quedaron allí en silencio, los señores de las cumbres de Cang Qiong ya tenían la idea de que los demás les darían la espalda. Realmente no querían convertirse en sus enemigos, pero si amenazaban a Shen Qingqiu, realmente no tenían otra opción.

Los demonios del lado de Tian Langjun, el cual estaba compuesto principalmente por demonios serpientes, también parecían darse cuenta de la tensión y todos miraron a Shen Qingqiu, parecía que sabían a quién abalanzarse cuando las cosas fueran al sur.

Los señores de las cumbres ya habían puesto sus manos en las empuñaduras de sus espadas y acordaron en silencio que esto no se veía bien. Mientras que el Templo Zhao Hua, el Mirador Tian Yi y sus aliados pensaban que la Secta de la Montaña Cang Qiong y los demonios estaban coludiendo, la Secta de la Montaña Cang Qiong no lo creía en absoluto.

Todos en este lugar se había convertido en sus enemigos. No solo los demonios, sino también los otros cultivadores humanos.

Shen Qingqiu frunció el ceño, esto era lo que temía cuando decidió seguir este plan para ir con todo. El Templo Zhao Hua y el Mirador Tian Yi los veían como una amenaza. Y con las ya suficientes pruebas, realmente podrían expulsar a Cang Qiong Mountain de la alianza y desterrarlos del lado humano.

A medida que la tensión seguía aumentando, un gran temblor los sacudió de repente, acompañado por el sonido de un chasquido.

—¡AARGH!— El Viejo Maestro del Palacio se quitó fácilmente el Cable Vinculante Inmortal con su abrumador qi y se lanzó contra Shen Qingqiu.

Shen Qingqiu ni siquiera parpadeó cuando se hizo a un lado para esquivar el imprudente ataque y levantó la mano.

¡EXPLOSIÓN!

—Maestro del Palacio, por favor, no lo hagas más difícil...— Gongyi Xiao dijo con tristeza mientras apretaba su agarre sobre el Viejo Maestro del Palacio quien seguía luchando.

Mientras tanto, la mano de Shen Qingqiu estaba deteniendo otro problema —Cálmense— le dijo inexpresivamente a Luo Binghe y Liu Qingge. Con la reparada Zheng Yang y una asesina Cheng Luan respectivamente, ambos hombres ya habían dado un golpe antes de que la acción de Shen Qingqiu frustrara sus ataques.

—Shizun...— Luo Binghe exhaló.

—¡Gongyi Xiao! ¡Tú, mocoso ingrato! ¿¡Qué estás haciendo!? ¿Te atreves a detenerme? No eres nada sin mí, ¡cómo te atreves!— El Viejo Maestro del Palacio escupió mientras Shen Qingqiu le ponía un talismán dorado en la espalda para sellar su cultivo.

—¡Maldito hijo de puta! ¡Tienes suerte de que tu cara se parecía a ella! ¡O nunca te hubiese mirado!

—¡Muere!

—¡Bastardo traidor!

La mirada de Gongyi Xiao no cambió incluso con el aluvión de insultos, todavía estaba llena de tristeza. —Por favor, no lo hagas más difícil.

—¡Cállate! ¡Eres un asqueroso desertor!

—Deja de luchar— siseó Shen Qingqiu. —Tu cuerpo es imperfecto, reunir qi natural es difícil y no podemos dejar que mueras todavía— dijo Shen Qingqiu con frialdad mientras Mo Beijun usaba sus cadenas de hielo para arrastrarlo hacia atrás.

Gongyi Xiao liberó a su antiguo maestro y frunció el ceño, dio un paso atrás detrás de Yue Qingyuan quien había puesto su mano sobre la empuñadura de Xuan Su.

—¡Esclavo! ¡Vuelve por el agujero de rata del que te arrastraste! Jajaja, ¡cuán bajo ha caído la Secta de la Montaña Cang Qiong como para proteger a un humilde esclavo! ¡Tratando un montón de tierra como oro! ¡Sus antepasados estarían avergonzados!— El Viejo Maestro del Palacio rugió.

Qi Qingqi rechinó los dientes —¡Viejo decrépito, si no fuera porque necesitamos que hables, ya te habría roto la mandíbula y cortado la lengua!— ¡¿Cómo se atrevía a hablar de sus ancestros así?!

¡ BAM !

La espalda del Viejo Maestro del Palacio se estrelló contra el suelo, su mandíbula se rompió y gritó de dolor. Todos miraron sorprendidos a Shen Qingqiu, quien había pateado al Viejo Maestro del Palacio en la mandíbula —No se preocupen, no necesitamos su mandíbula ni su voz en absoluto— Shen Qingqiu desestimó las miradas incrédulas lanzadas en su dirección. —No es un delito insultar al maestro, pero el discípulo de dicho maestro tiene el derecho a defenderlo— Shen Qingqiu miró y les explicó a todos.

—Si no vamos a oírlo de él, ¿cómo debemos proceder?— Dijo una de las monjas trillizas a regañadientes.

Shen Qingqiu miró a Luo Binghe —Me debes una— dijo fríamente y Luo Binghe parpadeó sorprendido.

Ahh. He caído así de bajo ahora, ¿no? — El suspiro del Demonio del Sueño se escuchó en la mente de Luo Binghe y sus ojos se abrieron.

—¿Mayor?— Cuestionó Luo Binghe.

—Inicialmente no quería involucrarme...— Pero como Shen Qingqiu ya lo había arrastrado sin dudar al problema, ya no podía hacer las cosas a medias.

En solo un segundo, Tian Langjun explotó, no del mal tipo de estallido. Ho, no Fue peor.

Zhuzhi-Lang estuvo instantáneamente al lado de su tío cuando Tian Langjun se dobló y todos comenzaron a perder el conocimiento.

—¡¿Jun-shang?!— Zhuzhi-Lang entró en pánico.

Tian Langjun apretó los dientes mientras levantaba la mirada —Ataque mental. Shen Qingqiu, ¿qué estás planeando?— gruñó. Fue la primera vez que llamó a Shen Qingqiu por su nombre completo.

—No luches contra eso. ¿Quieres ver, verdad?— Dijo Shen Qingqiu. —Tu precioso sobrino estará aquí para protegerte.

Tian Langjun hizo un sonido que sonó como un gruñido, pero su mirada vaciló. Él quería ver. —Ni siquiera Zhi-Lang me impedirá matarte si esto es solo una trampa...— Tian Langjun amenazó.

—Lo sé— dijo Shen Qingqiu.

—¡Zhangmen-shixiong!

—¡Shifu!

—¡Qi-shijie!

—¡Shizun!

—¡Liu-shidi!

—¡Shifu!

—Shang-shixiong!

—¡Shifu!

Shen Qingqiu miró hacia atrás para ver que algunos señores de las cumbres también habían perdido el conocimiento. Luo Binghe se acercó a Shen Qingqiu y apoyó la cabeza sobre su hombro —Duerme, Shizun— susurró y Shen Qingqiu cerró los ojos mientras su conciencia le era arrebatada.


Una mujer joven, hermosa y bella, de expresión fría pero ardiente espíritu, ocultando una feroz fuerza detrás de su delicada apariencia. Un digno ceño parecía estar grabado eternamente en su hermoso rostro. Llevaba una túnica dorada y blanca, el uniforme del Palacio Huan Hua.

Su cabello estaba sostenido con un trozo de jade blanco, sus ojos eran fríos e imparciales. Ella fue la discípula principal del Palacio Huan Hua, se dice que es la flor más bella de su generación, Su Xiyan.

—Un demonio de su calibre no debería cruzar la frontera solo para no hacer nada. Eso creo. Sin embargo, después de días de ver sus movimientos... Realmente no puedo comprenderlo en absoluto, Shifu— dijo la joven.

—¿Por qué lo dices, Yan'er?— Le preguntó con mucho cariño el anciano frente a la joven dama, el Viejo Maestro del Palacio del Palacio Huan Hua, cuyos ojos no dejaron a la joven. La terrible lujuria en sus ojos estaba cubierta con una mirada paternal y cariñosa.

—Él podría matarme fácilmente, pero no lo hizo. No sé qué hay en su cabeza en absoluto— Su Xiyan dudó. —Por ahora, no creo que traiga ningún peligro.

El Viejo Maestro del Palacio frunció el ceño —Tian Langjun fue alguien que gobernó el mundo de los demonios, no es posible que no traiga ningún peligro.

—Sí, estoy de acuerdo—Su Xiyan asintió.

—¿Eso es todo?— El Viejo Maestro del Palacio sonrió.

—Sí, Shifu. Eso es todo. Si me disculpas, me iré ahora— Su Xiyan se inclinó.

—Hm, espera un poco, Yan'er— el Viejo Maestro del Palacio caminó hacia ella y le entregó un pergamino, tocando sus dedos y su palma a propósito. Él acarició su cabeza, sin ver un destello de extrema incomodidad que brilló en los ojos de Su Xiyan. —Esta es una nueva técnica que elegí específicamente para ti.

Su Xiyan asintió —Gracias, Shifu. Esta discípula entrenará duro— después de inclinarse una vez más, Su Xiyan dio un paso atrás y salió.


El dominio del Viejo Maestro del Palacio sobre su taza de té se tensó cuando vio que varios discípulos varones rodeaban a Su Xiyan, casa uno de ellos más guapo que el otro, más talentoso que el otro.

Se consoló con una sonrisa —Yan'er no se enamoraría de esos tontos...— Se dijo a sí mismo. Porque su hermosa discípula era realmente desapegada, fría y difícil de impresionar. Ella era la mejor.

Y luego, algo lo hizo hacer una pausa y detenerse con incredulidad. Su agarre en su taza de té se apretó hasta el punto que la taza se rompió en su mano. Su Xiyan le sonrió a su hermano menor, ese niño era joven, pero en varios años sería un hombre.

—¿Por qué sonríes?— Murmuró incrédulo. —¿Por qué le sonríes... Yan'er? No... no se lo merecía. ¡Esa rata!

El Viejo Maestro del Palacio comenzó a entrar en pánico, miró al niño y a los otros discípulos varones que rodeaban a Su Xiyan. Su discípula es una especie de diosa, no podía dejar que nadie entrara en su corazón. Demasiados hombres. Demasiados pretendientes potenciales.

Ese día, el Viejo Maestro del Palacio llamó a Su Xiyan para que se reuniera con él y la envió en una misión para vigilar a Tian Langjun a pesar de haberla liberado ayer de ese deber. —Es importante. La seguridad de la humanidad está en tus manos, Yan'er— dijo el Viejo Maestro del Palacio suavemente. De esta manera, ninguno de esos discípulos varones podría obtener más que un vistazo de ella. Sólo volvería a informarle a él y luego nuevamente se iría. De esa manera, el Viejo Maestro del Palacio sería el único hombre en el que Su Xiyan confiaba en la Secta.

Tres días después, el Viejo Maestro del Palacio mató despiadadamente al niño que se ganó el favor de Su Xiyan, en secreto. Una muerte rápida de la que nadie supo aparte de ser un desafortunado accidente en una misión.

Su Xiyan nunca se dio cuenta. Lo que complació al Viejo Maestro del Palacio.


—Parece estar muy interesado e invertido en ópera, literatura y baladas. Básicamente cualquier tipo de arte que nosotros, los humanos, podamos ofrecer— informó Su Xiyan.

—Ya veo, ¿alguna vez te ha mostrado el límite de su poder?— Preguntó el Viejo Maestro del Palacio.

—Me temo que no...— Su Xiyan respondió.

—Continúa tu investigación.


El Viejo Maestro del Palacio había traído a Su Xiyan a una gran reunión de las Grandes Sectas y otras potencias similares. Fue solo una reunión no oficial para celebrar algo que nadie se molestó en recordar.

Como siempre, el Maestro del Palacio llevó a Su Xiyan a todas partes con él, sin dejar que ella se alejara más de cinco pasos de él sin llamarla.

Su Xiyan se sentó junto a su maestro, bebiendo una copa de vino después de que alguien exclamó que era un vino que se hizo en la Cumbre Zui Xian. El Viejo Maestro del Palacio le sonrió —¿Te gusta el vino de la cumbre Zui Xian de la Secta de la Montaña Cang Qiong? Tu maestro podría pedirle algo al señor de la cumbre. Estoy seguro de que no le importaría enviar algunas jarras en señal de buena voluntad.

Su Xiyan sacudió la cabeza, su máscara fría e inexpresiva no titubeó —No es necesario.

El Viejo Maestro del Palacio volvió a sonreír —Bueno, dijeron que el vino hecho en Zui Xian es bueno para la piel, aún así conseguiré un poco para ti— dijo cariñosamente. No parecía que estuviera hablando con su discípula, sino con su amante.

Las cejas de Su Xiyan se fruncieron pero ella no dijo nada, como siempre. Los ojos del Viejo Maestro del Palacio se estrecharon con satisfacción.

Entonces comenzó la música, el Viejo Maestro del Palacio no le prestó demasiada atención hasta que notó que Su Xiyan parecía estar sorprendida mirando el escenario. Sus ojos siguieron su mirada para encontrar a ese desagradable señor de la cumbre Qing Jing, dicho señor de la cumbre parecía haber sido persuadido por los otros señores de las cumbres para tocar una canción para ellos. En el mismo escenario había un joven, su semblante era frío y delicado, bastante guapo por norma. Parecía un discípulo y debería ser más joven que Su Xiyan.

Los ojos del Viejo Maestro del Palacio se encontraron con los ojos de tono más claro del señor de la cumbre Qing Jing. Los ojos serenos y lánguidos inmediatamente se volvieron helados y desdeñosos, esos ojos que parecían ser lo suficientemente agudos como para penetrar incluso la mayor fortaleza.

El señor de la cumbre de Qing Jing ni siquiera intentó ocultar su desprecio hacia el Maestro del Palacio.

Lo mismo sucedió hace décadas cuando se conocieron en la Conferencia de la Alianza Inmortal. El señor de la cumbre Qing Jing era mucho más joven que él, de un entorno literario normal, a diferencia del rico e ingenioso entorno del Maestro del Palacio. Sin embargo, el Maestro del Palacio fue completamente humillado en su primer encuentro. De la secta de la montaña Cang Qiong, hubo dos personas que lo derrotaron públicamente.

La secta de la montaña Cang Qiong no había sido más que plagas pretenciosas.

El Maestro del Palacio miró hacia otro lado, no queriendo mirar más esos ojos helados. Pero entonces captó una rara visión de su discípula. Su Xiyan estaba sonriendo. Pero no hacia él.

Nunca de forma tan honesta y sincera hacia él.

Estaba dirigida hacia el escenario, precisamente para el joven tocando el instrumento qin. El joven ni siquiera miró hacia la multitud, sus ojos estaban fijos en el qin. El Maestro de Palacio no sabía en qué estaba pensando su hermosa discípula al ver la actuación del niño, su mente parecía estar en otro lugar. Una sensación de insatisfacción brotó en su estómago.

Miró fijamente al chico, cada vez más disgustado con su hermoso rostro mientras pasaban los segundos. Por supuesto, el señor de la cumbre Qing Jing lo notó.

Jing Qingan miró hacia abajo, sin dejar de tocar su flauta de bambú mientras inyectaba su qi en la melodía y el viento se levantó, provocando picazón en los ojos del Maestro del Palacio. El maestro de palacio frunció el ceño y se frotó los ojos con su pañuelo suavemente. Cuando abrió los ojos, la actuación se detuvo.

Vio cómo Jing Qingan envolvió una bufanda alrededor del joven y lo hizo bajar del escenario, sus ojos claros se encontraron con los del Maestro del Palacio nuevamente. Eran claramente fríos, como si estuviera mirando el cadáver de su enemigo.

El Maestro del Palacio Chen frunció el ceño y miró a Su Xiyan. Al menos ahora Su Xiyan no estaba mirando al chico otra vez.


—Que inusual. Por lo general, nunca mostraste interés en las novelas literarias, Yan'er— dijo el Maestro del Palacio en un tono reflexivo cuando vio los libros en el escritorio de su estudiante.

Su Xiyan los dejó a un lado suavemente, sus orejas estaban un poco rojas, pero probablemente era la iluminación —No era más que algo con lo que pasar el tiempo, Shifu. Por favor, no le tome importancia.

—¿Cómo podría no importarme el interés de mi discípula más querida?— El Maestro del Palacio sonrió cariñosamente y Su Xiyan asintió. —¿Cómo va tu investigación de Tian Langjun? ¿Finalmente se ha roto y te contó su verdadera intención?

Su Xiyan frunció el ceño insatisfecha por una fracción de segundo, pero retomó su expresión sin emociones. Seguramente, solo fue la imaginación del Maestro del Palacio. —No. No lo creo— respondió Su Xiyan. —Creo que es honesto en su intención de solo aprender sobre los humanos.

—Yan'er— dijo el Maestro del Palacio infelizmente. —Usualmente eres muy inteligente, sabes que no se puede confiar en los demonios. Un buen demonio es uno muerto...

Su Xiyan lo miró de reojo, era obvio que estaba harta de lo que el Maestro del Palacio predicaba, pero se contuvo para no ser grosera con su propio maestro.

El Maestro del Palacio hizo una pausa —O... uno útil. Si puedes poner a Tian Langjun a de nuestro lado, sería un buen activo para que dominemos a los demás, nadie podría ir en contra de nosotros.— El Maestro del Palacio miró con cariño a Su Xiyan —Yan'er, mi chica inteligente, creo en ti. Pero asegúrate de que nunca se aproveche de ti.

Su Xiyan hizo una reverencia —... lo intentaré.


El Viejo Maestro del Palacio miró furioso a la bella dama frente a él. Su preciosa  discípula principal, una de las mujeres más bellas de su generación, su talentosa discípula, su preciosa muñeca. Fría como el hielo, indiferente como la piedra, inamovible como la roca, afilada como el filo de una cuchilla recién afilada, ¿cómo podría Su Xiyan...?

—¿Qué acabas de decir?— Estaba claro que el Maestro del Palacio estaba realmente furioso, pero Su Xiyan no se movió.

—En una misión ordenada por el Maestro del Palacio del Palacio Huan Hua, esta investigó y vigiló al señor demonio del sur, Tian Langjun. Esta se ha asegurado de que Tian Langjun no traiga ninguna amenaza para la humanidad y de ninguna manera es lo suficientemente estúpido como para ser utilizado como una herramienta— dijo Su Xiyan con su habitual voz fría.

—Y... ¿Y dijiste...?— El Maestro del Palacio entrecerró los ojos.

Su Xiyan se arrodilló, su rostro era determinado —En la misión, esta discípula ha cometido un terrible error. Me volví aficionada a Tian Langjun e inevitablemente me enamoré de él. ¡Le ruego a Shifu que dé su bendición!

El Maestro del Palacio tembló de ira —¡Tú-! ¡Tú...! ¡¿Te atreviste a afiliarte con un demonio?!

—Shifu, por favor no te enojes. Tian Langjun está listo para asumir la responsabilidad— dijo Su Xiyan sin rodeos y la cabeza del Maestro del Palacio ya estaba girando.

—¡¿Responsabilidad?!— Gritó.

La mano de Su Xiyan fue a tocar su estómago, todavía plano e imposible de distinguir a través de una mirada. —Esta discípula trae vergüenza a Shifu. Estoy embarazada del hijo de Tian Langjun— Su Xiyan una vez más lo dijo con un tono frío, sin embargo, su tono se suavizó cuando dijo las últimas cuatro palabras. Hizo que el Maestro del Palacio enloqueciera más.

—¡Tú...! ¡¿Has perdido la cabeza?! ¿Te ha seducido ese humilde demonio? Te ha tomado en contra de tu voluntad, ¿verdad? ¡Debe haberlo hecho! ¡Ese humilde demonio debe haberte violado contra tu voluntad!— El Maestro del Palacio se enfureció, sin embargo, no fue dirigido a Su Xiyan.

Su Xiyan lo miró con frialdad mientras el Viejo Maestro del Palacio divagaba enfurecido.

—No lo hizo. Prefiero morir que ser tomada en contra de mi voluntad. Si me hubiera violado, no me verías arrodillada aquí pidiendo tu bendición, Shifu— dijo Su Xiyan sin rodeos.

—¡Su Xiyan! ¡Te ha lavado el cerebro!— El Maestro del Palacio gritó antes de mostrar una expresión de remordimiento. —Es mi culpa, Yan'er. Mi pobre Yan'er, Shifu te ha hecho daño. No debería haberte enviado a enfrentarte a ese malvado demonio. Has sufrido tanto que puedes detener tu misión. Pensaremos en la descendencia de ese malvado demonio que llevas en tu matriz más tarde.

Su Xiyan se puso de pie, sus ojos ardían con furia fría. —Esta discípula ha avergonzado tanto a Shifu. ¡Si Shifu no puede soportar dar su bendición, entonces, esta discípula está dispuesta a ser expulsada del Palacio Huan Hua!.— Sus palabras fueron practicadas. Parecía que ella se había preparado para dos escenarios aquí.

Sus palabras hicieron que el Maestro del Palacio se pusiera más furioso.

—¡Repriman a la discípula principal! ¡Necesita aclarar su mente de su acción!— Decidió el Maestro del Palacio directamente.

Su Xiyan entrecerró los ojos —¡No puedes detenerme, Shifu!

—Has cometido un tabú, ¡tengo todo el derecho a hacerlo! ¡Hombres, confínenla y asegúrese de que no pueda irse!

Su Xiyan estaba indefensa, solo podía ceder sin luchar mientras varios hombres vinieron a detenerla. Una de sus manos se apretó con fuerza, pero no dijo nada mientras apoyaba su mano libre sobre su estómago, estaba claro cuál era la razón por la que cedía tan fácilmente.


El Maestro del Palacio se estaba volviendo loco de celos y furia ya que Su Xiyan ni siquiera quería mirarlo cuando hablaban. Usó todos sus medios para hacer que Su Xiyan se desenamorara de Tian Langjun, pero solo logró que su discípula se volviera aún más desdeñosa hacia él y hacia sí misma por tenerlo como su maestro.

El estómago de Su Xiyan comanzaba a sobresalir y el Maestro del Palacio estaba perturbado por la ansiedad todos los días. Su Xiyan se había negado a comer nada desde el primer intento de envenenar su útero, el cual descubrió fácilmente.

—Tian-lang...— Los ojos de Su Xiyan cayeron mientras miraba la colección de literatura y novelas que tenía para alejar su aburrimiento.

El Maestro del Palacio apretó los dientes, al día siguiente, se deshizo de todos los libros de novelas literarias en el encierro de Su Xiyan. Incluso la música le recordaba a Tian Langjun, el Viejo Maestro del Palacio se aseguró de que toda su habitación estuviera limpia.


—Maestro del Palacio, esta ya es la tercera carta. Me temo que si no respondemos de inmediato, Tian Langjun podría sospechar...— Dijo ansioso uno de los Maestros de Salón del Palacio Huan Hua.

El Maestro del Palacio rechinó los dientes en secreto —No hay forma de que deje que Yan'er responda la carta. Ella podría pedir ayuda en secreto— respondió con calma.

Los ancianos y los maestros de salón parecían entender su razón, pero eso no los puso menos ansiosos. —Pero, realmente necesitamos hacer algo al respecto. Si Tian Langjun se disgusta, podríamos tener problemas.

—Así es, no vamos a poder luchar contra él solos.

—Maestro del palacio, por favor decida el mejor curso de acción.

Todos los ancianos suplicaron y el Maestro del Palacio frunció el ceño profundamente.


El Maestro del Palacio finalmente guardó su pincel y miró la carta frente a él, varias hojas de papel rodearon la carta. Eran todas las cartas de Su Xiyan, el Maestro del Palacio había copiado su estilo de escritura y de forma precisa.

Sus ojos eran fríos y despiadados mientras miraba el papel. Cuando la tinta se secó, la enrolló y la guardó.

—Tian Langjun, no me culpes por esto. Esto no sucedería si no hubieras seducido a mi hermosa muñeca.

Reunió sus intentos fallidos de copiar el estilo de escritura de Su Xiyan, los arrugó, los destrozó todos y los tiró. Llamó a alguien para quemarlos, un discípulo con una cara corriente y un aire sumiso sobre él. Parecía completamente irrelevante, por lo que el Maestro del Palacio ni siquiera recordaba su rostro después de haberle ordenado que se fuera.

El Maestro del Palacio no vio cómo el discípulo parpadeó ante las letras rotas y metió algunas en su bolsillo.

—Ríndete, Yan'er. Tian Langjun no se atrevería a venir aquí— dijo el Maestro del Palacio en un tono casi compasivo. —Si se atreviera a venir, solo alertaría a los humanos y las otras tres Grandes Sectas no se quedarían quietas viéndolo hacer lo que quiera.

Su Xiyan no le respondió, ni siquiera se dignó a mirarlo. Sin embargo, estaba claro que estaba estresada, ansiosa y preocupada.

El Maestro del Palacio la dejó sin problema.


—Tian Langjun, el señor demonio del sur, ¿esta planeando tomar el control del mundo humano?— El hombre guapo con una túnica elaborada en negro y rojo frunció el ceño. —¿Cómo es posible? Esto es demasiado repentino y un poco difícil de creer— dijo el Líder de la Secta de la Montaña Cang Qiong, Wang Qingzhao, con el ceño fruncido.

—Porque es realmente un concepto demasiado ridículo— dijo otro hombre guapo con una túnica verde claro a su lado. Siempre se presentaba junto al Líder de la Secta como el maestro táctico, el señor de la cumbre Jing Qingan de Qing Jing.

El Maestro del Palacio no dejó que su expresión solemne vacilara —Es realmente difícil de creer. Pero eso es lo que le dijo a mi discípula. Mi discípula ha sacrificado mucho de si misma para obtener esta información.

—Los demonios son realmente codiciosos y ambiciosos, esto es lo que temían nuestros antepasados...— dijo con preocupación una bella monja del Mirador Tian Yi.

—No podemos dejar que obtenga lo que quiere. Demasiadas vidas inocentes serían sacrificadas en una guerra tan insensata— dijo un monje del Templo Zhao Hua mientras sacudía la cabeza y jugueteaba con sus cuentas de oración.

—La Santa Doncella y el Gran Monje tienen razón, tenemos que tomar medidas. Realmente deseo que las otras tres Grandes Sectas ayuden al Palacio Huan Hua a vencer al mal que es Tian Langjun— dijo el Maestro del Palacio con rectitud.

—¿Estamos seguros de que la razón por la cual Tian Langjun quiere conquistar el mundo humano, no es porque la buena de espíritu libre discípula del Palacio Huan Hua lo haya engañado y se haya burlado de él?— el señor de la cumbre Zui Xian dijo un imprudente insulso. Wang Qingzhao suspiró ante el imprudente comentario de su shidi, parecía lamentar su decisión de traer al borracho aquí.

El Maestro del Palacio lo miró fríamente —Mi discípula se ha sacrificado por una buena causa, está haciendo todo esto por el bien de la humanidad, incluso si arruinó su vida.

—Qué heroico— dijo Jing Qingan, sin impresionarse. —Un poco demasiado imprudente y estúpido, esperaría más de una discípula principal del aclamado Palacio Huan Hua. Pero seguramente, no me atrevo a cuestionar las enseñanzas del Maestro del Palacio a sus discípulos. Ella se convirtió en una dama tan heroica como su maestro— se burló sutilmente.

—Jing-shidi— Wang Qingzhao le recordó severamente y el erudito miró hacia abajo, sin decir nada más. —Si Tian Langjun tiene la intención de declarar la guerra contra la humanidad, entonces, es nuestro deber detenerlo. La única forma de conquistar el mundo humano es si se destruye la Secta de la Montaña Cang Qiong.

El Maestro del Palacio sonrió —Mis compañeros Líderes de Secta no deben preocuparse. Tengo un plan para derribar a Tian Langjun sin una guerra.

Todos miraron al Maestro del Palacio con confusión.

El Maestro del Palacio continuó —Tian Langjun es de la raza Demonio Celestial, es realmente fuerte y mortal. Su capacidad de regeneración es muy fuerte y su fuerza es incomparable incluso en el mundo de los demonios, también es muy astuto y engañoso. Sería demasiado difícil para nosotros ganar contra él.

—Entonces, ¿vamos a pelear con él con medios deshonestos?— Jing Qingan sonrió con calma. —¿Todos nosotros?— Dijo, una sensación de disgusto goteó de su boca como un veneno. Sin embargo, rápidamente arregló su tono cuando Wang Qingzhao lo miró y sonrió con indiferencia: —No tengo nada en contra de los medios deshonestos si realmente se usan de manera inteligente para cubrir nuestra debilidad... Sin embargo, trae las cosas a una perspectiva completa el que nosotros nos unamos y usemos medios deshonestos contra uno.

—Si podemos evitar bajas de esa manera, ¿por qué El Señor de la Cumbre Jing siente alguna duda?— Dijo el Maestro del Palacio Chen. —¿El Señor de la Cumbre Jing tiene algo de qué preocuparse?

—Me temo que el Maestro del Palacio es el más ansioso aquí— respondió Jing Qingan.

—Suficiente— dijo Wang Qingzhao. —Ya que es así. No tenemos otra opción, si podemos evitar víctimas, lo haremos. La justicia no funcionará con los demonios.

—Zhangmen-shixiong es sabio, debemos atacar primero antes de que nos golpeen por detrás— acordó Jing Qingan. Ni siquiera trató de ocultar su doble moral.

—Entonces, si el Líder de Secta Wang así lo decidió. Permítame darle mi confianza como nuestro general— Dijo con gran esperanza el Gran Monje del Templo de Zhao Hua.

—De hecho, Líder de Secta Wang, por favor sea el general— dijo con gran respeto la Santa Doncella del Mirador Tian Yi.

El Maestro del Palacio apretó las manos con fuerza dentro de sus mangas —El poder y talento del Líder de Secta Wang es conocido por todos, de hecho es muy adecuado para ser el general— dijo con un consenso positivo.

—Si todos esta de acuerdo, entonces, solo puedo hacer lo mejor que pueda—aceptó Wang Qingzhao. —Maestro del Palacio Chen, ¿puedes compartir tu plan con nosotros?


—Tian Langjun ha sido visto a menudo en el mundo humano ahora, no solo en la frontera— mintió el Maestro del Palacio. —Es demasiado imprudente y las otras sectas comenzaron a estar alertas. No puedo prometer su seguridad si sigue haciéndolo.

Su Xiyan frunció el ceño, parecía molesta y lista para regañar a alguien. Sin embargo, a quien quería regañar no estaba cerca, no podía hacer nada aparte de acariciar su abultado estómago.

El Maestro del Palacio se fue.


—Déjame ir— dijo Su Xiyan con firmeza cuando el Maestro del Palacio entró en la habitación en que estaba confinada. —No puedes ganar contra Tian Langjun. Le diré que deje de violar la frontera, me escuchará.

—Eso no se puede hacer— el Maestro del Palacio negó con la cabeza. —Yan'er, no quiero que te lastime.

—Nunca se atrevió a lastimarme— escupió Su Xiyan, su afecto por su maestro había desaparecido por completo mientras estaba encerrada. —No quiero que haga nada de lo que se arrepienta. Libérame ahora y nos iremos a nuestra manera. Estoy haciendo esto por la seguridad de mi raza, nunca podrás detener a Tian Langjun.

—Yan'er sigue siendo tan amable— el Maestro del Palacio sonrió. —No tienes que tener miedo. Este maestro te protegerá hasta el final — casi parecía que ni siquiera escuchaba el contenido de lo que decía Su Xiyan. Levantó la mano para acariciar a Su Xiyan y Su Xiyan abofeteó su mano, sorprendiéndolo. Él ya estaba acostumbrado a que Su Xiyan evitara su mano, pero ella nunca lo abofeteó.

—Maestro del Palacio, te respeté porque eres mi maestro. Sin embargo, somos de diferentes géneros, por favor absténgase de tocarme— dijo Su Xiyan con frialdad mientras se daba la vuelta y se dirigía a la esquina de la habitación donde se sentó y procedió a ignorarlo.

El Maestro del Palacio se fue, furioso.


—Planeas tenderle una trampa— no era una pregunta. Fue una declaración. Su Xiyan se enteró del plan, el Maestro del Palacio Chen no sabía cómo. O alguien le dijo o ella realmente lo conocía demasiado bien debido a su manierismo. —Nunca ganarás. Ahorra a mi shidi y shimei de peleas sin sentido— dijo con rectitud.

—Quizás sea difícil para el Palacio Huan Hua ganar. ¿Pero si las otras tres sectas se unieran?— Dijo el Maestro del Palacio con un tono ligero y Su Xiyan palideció.

—No lo harías...— Ella se enfureció. —¡Lo hiciste! ¿Qué mentira les dijiste? ¡Nunca aceptarían una pelea a ciegas! ¡Al Templo Zhao Hua y al Mirador Tian Yi no les gustan las batallas sin sentido y los conflictos! ¡La Secta de la Montaña Cang Qiong no se movería tan fácilmente con una solicitud de ayuda! ¡¿Con qué mentira los alimentaste?!— Su Xiyan gritó, era la primera vez que levantaba la voz con furia, especialmente a su propio maestro.

El Maestro del Palacio la fulminó con la mirada, enojado porque su muñeca generalmente obediente se estaba volviendo cada vez más desobediente. —De una manera u otra, Tian Langjun sólo será una espina en el costado. No hay nada malo en tratar de deshacerse de un peligro potencial para la humanidad. Los humanos y los demonios nunca podrían coexistir, las víctimas seguramente sucederán en ambos lados— dijo con frialdad.

—¡Estás arrastrando a las otras Grandes Sectas a tus planes egoístas! ¡La consecuencia de mentirles si te descubren es mortal!— Su Xiyan gritó.

—No lo harán— dijo el Maestro del Palacio sombríamente. —¿Por qué un Maestro del Palacio como yo mentiría sobre una amenaza tan peligrosa? No deberías preocuparte por esto, Tian Langjun ya no existirá y podrás deshacerte de esa maldita cosa— miró con disgusto el abultado estómago de Su Xiyan.


Cada vez que el Maestro del Palacio visitaba a Su Xiyan, ella siempre exigía ser liberada, cada vez más desesperada que antes. Finalmente, cuando el Maestro del Palacio la visitó unas semanas después de la gran batalla con Tian Langjun, Su Xiyan se derrumbó y se arrodilló ante él.

—¡Déjame ir y hablar con él, por favor!

El Maestro del Palacio se sorprendió gratamente, pero no mostró nada de eso en su rostro —No puedes. Él te hará daño.

—¡Regresaré, lo prometo! ¡Solo necesito hablar con él!— dijo Su Xiyan desesperadamente. —Necesito reunirme con él. ¡Prometo volver, solo quiero hablar con él por última vez antes de dejarlo!

El Maestro del Palacio sonrió con ternura —No— sin embargo, su respuesta aún era fría. Los guardias alrededor de la sala de confinamiento de Su Xiyan eran muy rigurosos, no se le permitía nada para entretenerse y solo podía mirar la pared blanca inexpresivamente, los muebles eran sombríos, nadie habló con ella pero le impidieron irse.

No era extraño que una mujer embarazada como ella se estresara en un entorno en el que ni siquiera podía ver el mundo exterior y solo escuchaba malas noticias desde el exterior. Sin embargo, ella no sabía que Tian Langjun había sido capturado, solo sabía que estaba en peligro de quedar atrapado. Independientemente de si fue un éxito o no, todavía terminaría mal para ella.

—Haré cualquier cosa— dijo con determinación. —Solo déjame hablar con él por última vez.

El Maestro del Palacio se animó —¿Cualquier cosa?— Él sonrió suavemente —Entonces, deshazte de tu bebé.

Los ojos de Su Xiyan se agrandaron mientras su mano inconscientemente hallaba su camino para sostener su abultado estómago. —Cualquier cosa...— Su determinación vaciló mucho.

—Es el bebé o Tian Langjun. Estoy siendo misericordioso en este momento, mi muñeca.— El Maestro del Palacio miró a Su Xiyan con una sonrisa lujuriosa en su rostro. Su Xiyan apretó los dientes.

Ella bajó la cabeza —Bien.

El Maestro del Palacio trajo al mayor Zhang, quien estaba a cargo del salón de medicina, le dieron un veneno que solo afectaría a los demonios para deshacerse del bebé. Ella solo se detuvo por un segundo antes de darse por vencida.

El Maestro del Palacio observó con una sonrisa mientras Su Xiyan se tambaleaba y desaparecía en la noche para encontrar a Tian Langjun. Lamentablemente, ella nunca podría volver a verlo.

Es lo mejor. Su Xiyan solo puede ser suya.

—¿Deberíamos ir tras ella?— Un anciano se acercó y preguntó.

—No hay necesidad. Solo búscala cuando llegue el mañana.— El Maestro del Palacio decidió darle tiempo a su hermosa discípula para darse cuenta de que no le quedaba nadie y regresara con él. Él era el único que podía amarla, él era quien la cuidaba, era el único que podía darle el puesto de Maestro del Palacio.

Ciertamente se daría cuenta de esto. Ella era inteligente después de todo. Volvería si aún deseaba el asiento del Maestro del Palacio.


De hecho, Su Xiyan no regresó. Al día siguiente se formó un grupo de búsqueda para encontrarla, pero no pudieron encontrar su rastro. Los días se convirtieron en semanas, las semanas se convirtieron en un mes entero, Su Xiyan nunca regresó y nadie sabía a dónde se había ido.

Era casi como si fuera tragada por la tierra misma.

El Maestro del Palacio Chen estaba casi loco de ira, derribó todos los bosques y ordenó a casi todos que la buscaran, pero fue en vano. Cuando las otras sectas le preguntaron qué lo ponía tan inquieto, inventó una historia sobre Su Xiyan huyendo avergonzada por haber sido desflorada por un demonio después de que ella tragó un veneno para matar al bebé.

El Maestro del Palacio siguió buscando pero fue inútil, una noche después de una búsqueda implacable, llamó a una prostituta muy hermosa de un burdel. Terminó embarazada y dio a luz nueve meses después, el Maestro del Palacio se enojó cuando apareció para pedirle que asumiera la responsabilidad y la mató. Sin embargo, la niña tenía una raíz ósea prometedora, por lo que la acogió y les dijo a todos que su madre murió en el parto.

La búsqueda disminuyó gradualmente antes de detenerse por completo. Su Xiyan nunca fue encontrada.


Solo unos años después, el Viejo Maestro del Palacio miró fijamente al chico guapo que estaba debajo, su rostro, su leve sonrisa, su nariz, todo era muy similar a Su Xiyan. Pero sus ojos...

Esos odiados ojos se alzaron, el bello rostro se iluminó con esperanza y entusiasmo. Así como el Maestro del Palacio a menudo fantaseaba con que Su Xiyan hiciera alguna vez ese tipo de rostro...

El chico saludó, el movimiento era rígido, como si estuviera midiendo cuidadosamente su elegancia mientras lo hacía, sin querer decepcionar a alguien. El Maestro del Palacio se sintió complicado.

—¿No es ese tu discípulo?— El Viejo Maestro del Palacio echó un sutil vistazo cuando escuchó la voz de Liu Qingge.

—Hmph— Shen Qingqiu olfateó con evidente disgusto. Incluso apartó la vista del chico, pero el chico parecía esperar eso.

El Maestro del Palacio observó más de cerca para ver que el niño realmente llevaba un uniforme estándar de la cumbre Qing Jing. Él entrecerró los ojos, si hubiera sabido que el chico sería tan similar a su madre, el Maestro del Palacio lo habría mantenido y Su Xiyan no habría escapado de sus manos.

Necesitaba poner sus manos sobre ese chico.


Luo Binghe se despertó gruñendo, rompiendo instantáneamente todos los vínculos con todos los que el Demonio del Sueño había elegido para ver los recuerdos de la escoria humana.

La magia se rompió y todos se sobresaltaron.

Todos miraron de inmediato a Luo Binghe, cuya marca demoníaca brillaba asesinamente, la sangre cayendo porque se mordía los labios con demasiada fuerza, sus ojos eran de un color burdeo oscuro.

—Me estás lastimando— la voz de Shen Qingqiu rompió el silencio y fue directo a los oídos de Luo Binghe.

Luo Binghe se dio cuenta de que estaba sosteniendo a Shen Qingqiu en sus brazos y casualmente lo había herido con su ira, se obligó a calmarse. Temblando mientras soltaba a Shen Qingqiu.

El rostro de Shen Qingqiu no cambió en absoluto, solo le echó un vistazo a Luo Binghe y se dio la vuelta. Por primera vez en su vida, Luo Binghe estaba agradecido de que su Shizun no lo mirara. No quería que su Shizun mirara más profundo y viera lo patético que se sentía en este momento. Miró asesinamente al Viejo Maestro del Palacio.

¡¡¡ BAM !!!

Shen Qingqiu se protegió los ojos mientras algunas personas exclamaban con horror y conmoción, cuando el polvo se asentó, todos miraron a Tian Langjun quien había usado su poder para matar al Viejo Maestro del Palacio.

Sin embargo, los sellos translúcidos alrededor de la escoria brillaban intensamente para protegerlo.

—Apreciaría que no ataques imprudentemente el escudo y dañes a mi shidi— ya que Zhang Qingxu fue quien sostenía el fuerte para el sello de protección alrededor del Viejo Maestro del Palacio, destruirlo por la fuerza también lo lastimaría.

Zhang Qingxu sonrió amargamente cuando Tian Langjun levantó la cabeza con una mirada oscura en sus ojos —No puedes culparme en absoluto, solo estoy siguiendo la orden de mi shixiong.

—No, el señor de la cumbre Shen es más sabio que cualquier otro... Gracias por tomar precauciones— Tian Langjun sonrió sombríamente. —Me perdí por un momento. Sería malo si lo matara de un golpe, es un precio demasiado barato...— Dijo con humor negro.

Entonces, tal parece que los genes de tortura provienen de Tian Langjun, qué sorprendente. Shen Qingqiu suspiró —Todo está bien.

—Esto es... ¡Esto es una blasfemia! ¡Viejo Maestro del Palacio, engañaste a nuestro predecesor para obtener lo que querías!— Wu Wang gruñó mientras pisoteaba el suelo, haciéndolo temblar de furia.

—Amitabha, pecaste demasiado pero no reflejaste tu camino. Ya moriste una vez, espero que puedas arrepentirte— dijo Wu Chen quien claramente en realidad no tenía ninguna expectativa sobre el Viejo Maestro del Palacio.

—Lo que Su Xiyan dijo era correcto, si nuestros predecesores aún estuvieran aquí, se enfurecerían.— Incluso las monjas trillizas parecían furiosas.

—Asqueroso más allá de las palabras— siseó Qi Qingqi entre dientes mientras le daba el resumen a su shidi y shixiong quienes no pudieron ver los recuerdos. Los señores de las cumbres de la Secta de la Montaña Cang Qiong lo miraron furiosos, pensando en como sus maestros fueron utilizados para que esta escoria navegara sin problemas. Si los señores de las cumbres anteriores se enteraran de esto, ¡Armarían un escándalo incluso desde el próximo plano de existencia!

Shen Qingqiu guardó silencio. Él, por una vez, se sorprendió de la frecuencia con la que su difunto Shizun aparecía en los recuerdos de la memoria dominante sobre Su Xiyan del Viejo Maestro del Palacio del Palacio Huan Hua.

El Viejo Maestro del Palacio gritó —¡Cállense! ¿Y qué si los engañé a todos? ¡Lo hice todo por ella! Xiyan... Xiyan, mi preciosa muñeca. Ha pasado mucho tiempo desde que la he visto tan vívidamente— murmuró incoherentemente mientras babeaba. Inadvertidamente también vio el recuerdo, la vívida y muy viva Su Xiyan era un espectáculo que anhelaba ver. —Jeje, ven aquí, cariño. Solo puedes ser mía. Te daré el puesto de Maestro del Palacio, ven aquí...

—Zhi-Lang, párate frente a mí e impídeme hacer un movimiento para matar a esa basura— ordenó Tian Langjun a su sobrino y Zhuzhi-Lang se paró entre Tian Langjun y el Viejo Maestro del Palacio sin vacilar. Miró a Shen Qingqiu y luego a Luo Binghe —¿Un demonio con poder sobre el reino de los sueños? Nunca he visto uno antes y conseguir que funcione a tu favor...

Shen Qingqiu sonrió con indiferencia —Ya era hora de que pagara su alquiler y su favor— se encogió de hombros. —¿Qué piensas?

Tian Langjun sonrió, su mirada oscura se derritió en pena —No sé qué pensar...

Shen Qingqiu se giró para mirar a Luo Binghe —¿Rompiste forzosamente la conexión con el paisaje mental, algo te molesta?— Preguntó tan bruscamente que la gente casi no tuvo dudas de que hizo eso para herir los sentimientos de Luo Binghe.

Luo Binghe tembló por un segundo antes de levantar la cabeza y sonreír, sin embargo, no parecía una sonrisa en absoluto —Nada, Shizun. Realmente fue algo sin importancia— dijo a la ligera. Nada... Su madre biológica no es nada para él. No mentiría con respecto a que la seguridad de su Shizun hace días lo hizo sentir esperanzado de que su madre biológica lo amara antes de que apareciera su madre adoptiva, pero ahora...

No es nada. Siempre supo, siempre esperó, que su madre biológica no sentía nada por él. Dispuesta a matarlo por su supuesto padre. Dispuesta a sacrificarlo por su amor. Después de todo, ella podría tener otro hijo, pero el hombre que amaba era solo uno... Sin embargo, ¿qué era este sentimiento de decepción, resentimiento y un fuerte impulso de gritar en su pecho?

—¿De Verdad? ¿Pensaste que tu madre no elegiría a tu padre sobre ti?— Shen Qingqiu se rió burlonamente.

Luo Binghe sonrió —No son mi padre y mi madre— respondió con firmeza.

—Ella es tu madre— dijo Shen Qingqiu, su tono no dejó espacio a discusión.

Luo Binghe bajó los ojos y sonrió con ternura. Si esta es la forma de su Shizun de venganzarse  para lastimar a Luo Binghe, lo aceptaría. Aunque fue humillante e hiriente. No dejaría que sus ojos hicieran nada más que ponerse ardientes y picantes. No sería tan patético como para dejar que sus lágrimas cayeran nuevamente frente a su Shizun.

—Patético—Shen Qingqiu suspiró y Luo Binghe apretó los dientes. —Todos son tan patéticos en esta historia— suspiró lamentando. —Un estúpido señor demonio, una mujer ingenua, un viejo pervertido y delirante, un bebé inocente que no conoció a sus padres.

Todos sonrieron amargamente ante las contundentes palabras de Shen Qingqiu.

—¿No sientes nada?— Shen Qingqiu miró a Luo Binghe nuevamente. —Entonces, el sacrificio de Su Xiyan es realmente inútil. Pensar que ni siquiera puedes racionalizar tu cerebro, ni siquiera eres apto para ser un erudito de Qing Jing — despreció Shen Qingqiu.

Luo Binghe levantó la vista —Shizun, no lo sé... En verdad, no lo sé. Por favor...— No me odies... no me desprecies.

—¿Herí tus sentimientos?— Shen Qingqiu abrió su abanico de seda y se se abanicó perezosamente con él. —Lástima, no soy una buena persona para empezar. Todos deberían saber sobre mí a través de rumores salvajes externos, ¿verdad?— Dijo, sin importarle la opinión de los demás.

Tian Langjun suspiró —Esperaba mi ayuda, ¿no?— Preguntó, su tono era triste. Luo Binghe lo miró, un poco sorprendido. —Tenía mi sangre dentro de ella, podía disipar cualquier veneno y curar cualquier herida...— Como alguien con un parásito de sangre dentro de su propio cuerpo, Shen Qingqiu naturalmente sabía cómo funcionaba esa sangre. No era extraño que lo analizara así.

—Pero no estabas allí— acordó Shen Qingqiu.

—No, no lo estaba— Tian Langjun sonrió con tristeza. —No debería haberla dejado regresar entonces. Solo a mi lado podía asegurarme de su seguridad— pero él no quería cortar sus hermosas y anchas alas. Ella era hermosa con su libertad y dignidad. No quería reducirla a que fuera una esposa trofeo enjaulada a su lado. No, él quería verla volar y admirarla y enamorarse de ella de nuevo.

Luo Binghe lo miró incrédulo. Se mordió los labios mientras miraba a Shen Qingqiu. La expresión de Shen Qingqiu no cambió mucho.

—Ella confiaba en ustedes dos. En tu padre y en ti. El único que no traicionó sus expectativas fuiste tú, sobreviviendo. Mira— dijo Shen Qingqiu y Tian Langjun dejó escapar una risa amarga. —si no hubiese querido que vivieras, te hubiera arrojado al río, sin necesidad de la canasta. Te ahogarías y morirías. Este mundo es una mierda y la muerte es probablemente más preferible...

Algunas personas mostraron preocupación por la última oración.

—Pero lidia con eso. La vida es así de mierda. Deja de cuestionarla y tómala por su valor nominal, ¿alguna vez has odiado a tu madre adoptiva por dejarte? ¿Por morir?— Siseó Shen Qingqiu.

—N-no...— tartamudeó Luo Binghe.

Shen Qingqiu lo empujó y Luo Binghe se desplomó. Bajó la cabeza mientras sollozaba

—No llores— escupió fríamente Shen Qingqiu. —Cada vez que recordabas a tu difunta madre adoptiva, no te veía llorar— dijo Shen Qingqiu.

Sonríe por ella. Ella también merecía tu sonrisa.

—Sí... Sí...— Pero las lágrimas no paraban. No importa qué, esta mujer no era alguien que hubiera conocido antes, pero era alguien que lo había dado a luz, que lo había convertido en su prioridad hasta el final de su vida...

Shang Qinghua estaba muy curioso mientras veía la escena, de hecho le había dado a Shen Qingqiu un poco de spoilers y secretos, pero si Shen Qingqiu los soltaba sin cuidado y sin ninguna prueba previa, Shang Qinghua debería haber sido alcanzado por un rayo en este momento. Pero no lo hizo. O este lugar tenía un repelente natural de rayos celestiales o Shen Qingqiu había encontrado algo sólido para apoyar el agujero de la trama.

Shen Qingqiu tampoco debería ser capaz de acusar inmediatamente al Viejo Maestro del Palacio, al menos, no directamente. Después de todo, también aprendió eso de Shang Qinghua.

Shen Qingqiu notó la mirada de Shang Qinghua y le sonrió. No era una bonita sonrisa, era una que decía: «Sé todo lo que no sabes».

—Aquí está la prueba sólida si no crees lo que acabas de ver— dijo Shen Qingqiu mientras Huang Qingxuan daba un paso al frente y arrojaba al suelo varias cartas trituradas. Eran las mismas cartas exactas que el Viejo Maestro del Palacio copió.

Todos miraron boquiabiertos las cartas y miraron a la Secta de la Montaña Cang Qiong con incredulidad y terror. —¿Cómo tienes esto?— Preguntó Wu Wang con incredulidad.

Qi Qingqi jadeó —¡Espera! ¡¿Fuiste tú el joven sin rostro a quien la vieja escoria ordenó deshacerse de esto?!— ella llegó a una conclusión repentina que inmediatamente sorprendió a todos.

Huang Qingxuan parpadeó —Lo era— asintió. —¿Shijie me vio?— Parecía realmente sorprendido de que alguien pudiera recordarlo en su juventud.

Todos miraron al maestro espía, el recuerdo de él era borroso, incluso más borroso que otros. ¡El joven al que se le ordenó deshacerse de las cartas ni siquiera tenía cara en el recuerdo! Al menos los rostros de los demás solo eran algo vagos, pero incluso con la gran memoria que venía con el cultivo del Viejo Maestro del Palacio, ¡la delgada presencia de Huang Qingxuan aún podía ser olvidada! ¿Qué tan aterrador fue...?

Shang Qinghua se cubrió la boca. ¡Asi que es por eso! ¡Ya hay alguien más con pruebas sólidas que podrían usarse como palanca para el juicio celestial!

Shen Qingqiu no se preocupó por su falta de palabras, tomó una de las cartas y se la lanzó a Tian Langjun, quien solo la miró antes de sacudir la cabeza con incredulidad, como si no creyera que había caído en eso.

—Todos fuimos engañados aquí. ¿Todavía vas a atacar a las otras Grandes Sectas?— Preguntó solemnemente Shen Qingqiu y la atmósfera inmediatamente cayó más allá del nivel peligroso.

El Templo Zhao Hua y el Mirador Tian Yi se sintieron impotentes, podrían culpar a Shen Qingqiu por el desprendimiento de la Secta de la Montaña Cang Qiong en este asunto. Pero el que tenía más fallas era el Viejo Maestro del Palacio quien todavía murmuraba incoherentemente en voz baja, los sellos a su alrededor brillaban como estrellas pero en realidad lo reprimían tan intensamente que solo estaba un poco por encima del borde de tortura.

Tian Langjun sonrió —Todavía los odio— el corazón de todos se hundió. —Para ser honesto, mi intención no cambió mucho. Todavía quiero destruirlos a todos para pagar toda la tortura que he sentido debajo de la montaña Bai Lu.

El Templo Zhao Hua, el Mirador Tian Yi y sus otros aliados se tensaron inmediatamente, preparándose para una pelea. Los demonios del lado de Tian Langjun también se tensaron en ansiosa preparación.

—Hay un sin embargo allí, ¿verdad?— Preguntó Shen Qingqiu, logrando no sonar esperanzado.

Tian Langjun asintió —Sin embargo, lo dejaré pasar por ahora. Mientras conozcan su lugar, no los derribaré de inmediato, de todos modos no son directamente responsables. Es lamentable que el Palacio Huan Hua ya no sea más que un caparazón— sonrió. —Mientras esté en manos de los demonios, lo dejaré ir.

Como era inútil esconderse más, los demonios arrojaron su disfraz y Sha Hualing estiró el cuello —Empezaba a sentirme congestionada en eso— resopló, secretamente aliviada de que no se intensificara a una lucha sangrienta donde necesitara arriesgarse a si misma.

Todos los que no eran de la Secta de la Montaña Cang Qiong palidecieron cuando vieron que los demonios se habían apoderado del Palacio Huan Hua. La revelación hizo que se les pusiera la piel de gallina. Incluso si ocurriera una pelea, perderían instantáneamente.

—Pero ese... Él es mío— Tian Langjun miró al Viejo Maestro del Palacio y sus ojos se oscurecieron.

Shen Qingqiu sonrió —Estoy feliz de darte esta escoria, pero hay un precio por él.

Tian Langjun sacudió la cabeza un poco exasperado —Usaste todas tus fichas con moderación, señor de la cumbre Shen. No aceptarás ninguna pérdida, ¿verdad?

Shen Qingqiu lo ignoró y dijo —Xin Mo. Devuélve a Xin Mo y él es tuyo para matar.

Tian Langjun frunció el ceño, la exasperación juguetona desapareció en un abrir y cerrar de ojos. —Eso no se puede hacer. Tengo planes, señor de la cumbre Shen.

—Un plan que causará estragos en el equilibrio de dos mundos. No seas estúpido, Tian Langjun, sabes lo peligroso que es tu plan— dijo Shen Qingqiu.

—Bueno, todo necesita sacrificio— dijo Tian Langjun descaradamente. —Si los humanos y los demonios pudieran coexistir, ya no debería haber una línea que nos separara. Si no fusionó los dos mundos, nada cambiará, solo habrá más como Su Xiyan y yo en el futuro. Estoy seguro de que podríamos adaptarnos a medida que pase el tiempo.

—Xin Mo no es tuya, no puedes hacerlo. Y no uses una excusa tan estúpida, solo eres egoísta— dijo Shen Qingqiu sin rodeos.

Tian Langjun apretó la empuñadura de la espada, Shen Qingqiu tenía razón. Tian Langjun era egoísta. Mucho, de hecho. —Este es mi objetivo. Mucho antes incluso de Su Xiyan... Ella también me apoyó.

—No así— dijo Shen Qingqiu sin rodeos. —Devuelve a Xin Mo. La fusión de los dos mundos sucederá pero no ahora, no en tus manos.— Sucedió en el libro profético, fue muy malo durante unos cuantos capítulos y le trajo muchos problemas incluso a un adulto y experimentado Luo Binghe. Pero a medida que avanzaba el destino, cualquier cosa que el hijo del destino hiciera, sin importar lo malo que fuera, lo que sea que Luo Binghe hiciera siempre terminaría siendo el mejor curso de acción.

A pesar de que resultó en muchas bajas antes del éxito. A decir verdad, Shen Qingqiu no quería una fusión, pero si decir eso calmaba a Tian Langjun, entonces que así sea.

Tian Langjun frunció el ceño mientras miraba a Shen Qingqiu. El Demonio Celestial suspiró y desenvainó a Xin Mo, arrojándola a Luo Binghe. La espada estaba más que feliz de volar hacia su dueño. Luo Binghe la atrapó y frunció el ceño con desconcierto.

—Muy bien— dijo Tian Langjun con un asentimiento. Sorprendió a todos con su declaración, Shen Qingqiu tampoco esperaba que estuviera de acuerdo tan fácilmente. Él le sonrió a Shen Qingqiu —Siempre pareciste saberlo todo como el dorso de tus propias manos. Esas muchas veces en el Mausoleo Sagrado, la verdad sobre Su Xiyan, me sorprendiste una y otra vez. Si dices que la fusión de los dos mundos sucederá, entonces, Aceptaré tus palabras al respecto.

Los ojos de Shen Qingqiu se ensancharon antes de cubrir su asombro con su abanico. Cerró los ojos y suspiró, había sido demasiado excesivo en su conocimiento, ¿no?

Shen Qingqiu hizo un gesto con la mano y los sellos alrededor del Viejo Maestro del Palacio desaparecieron, al igual que las cadenas de hielo. Zhuzhi-lang levantó a su nuevo prisionero y lo arrastró a su lado.

—Por cierto, para el séptimo día de la resurrección, debería sentir un dolor desenfrenado porque ese cuerpo no es perfecto. Solo duraría unos meses a lo sumo— Shen Qingqiu sonrió.

—Ugh—Tian Langjun suspiró. —Unos meses son suficientes, le romperé el alma antes de eso— gruñó Tian Langjun e hizo un gesto a sus subordinados. —Por ahora, es una tregua.

Ese día se hizo una tregua. Ningún ser humano atacará a un demonio a menos que sea provocado primero. Lo mismo para los demonios también. Sin embargo, esto solo se aplicaba al territorio sur. Y los humanos no deberían interferir si un demonio quería aventurarse en el mundo humano. Todos acordaron la tregua dado que Tian Langjun jugó la carta más fuerte.

 

Después de que se fueron, Shen Qingqiu exhaló —Eso fue mejor de lo que esperaba— resultó que Tian Langjun amaba a Su Xiyan profundamente. Que afortunado...

—Me alegro de que no necesitáramos luchar inútilmente...— Yue Qingyuan exhaló aliviado.

—Necesito un baño— se quejó Qi Qingqi. —Me siento sucia al ver la memoria de ese viejo.

—Me siento sucio con solo escucharla— se quejó Ye Qingjiu.

—Es peor que la basura, sinceramente. Es más adecuado llamarlo mierda— comentó Zhang Qingxu y Shang Qinghua asintió rápidamente para expresar su aprobación del nuevo término.

—¡Todo es gracias a Shen-shixiong y Huang-shidi! Todo esto pudo resolverse muy rápidamente— Mu Qingfang sonrió.

Huang Qingxuan sacudió la cabeza —Es mi deber. Shen-shixiong me lo ordenó.

—Sin tu habilidad, muchas personas hubieran muerto— dijo Shen Qingqiu. —Hubiese sido difícil para mí recoger la ropa sucia de ese viejo zorro si no fuera por ti.

—Incluso mató a la madre de su hija— dijo Qi Qingqi con disgusto.

—Hm, hay muchas cosas que le hizo a ella y a otras mujeres allí— asintió Shen Qingqiu.

—¿Tú sabes sobre eso? ¿También lo investigaste?

—No hay necesidad de investigar. Era un cliente frecuente allí— dijo Shen Qingqiu suavemente con una voz que solo los señores de las cumbres y Luo Binghe podían escuchar, todos se detuvieron torpemente.

—Shizun...— Luo Binghe vaciló. —¿Te gustan las mujeres?

¡Todos miraron incrédulos a Luo Binghe y tragaron saliva, no querían involucrarse en esto!

—Yo me iré primero. Vamos, chicas— Qi Qingqi hizo un gesto apresuradamente hacia las discípulas de su cumbre y se alejó rápidamente. —¡Mingyan! ¿Qué haces arrastrando las piernas? ¡Vámonos!— Le gritó a su discípula principal quien parecía ser realmente reacia a irse primero.

—¡Algunos de mis discípulos necesitan descansar debido a estar sosteniendo los sellos justo ahora, me voy primero!— Zhang Qingxu saludó.

—Me iré primero, shidi, shixiong. Tengo que preparar las medicinas para los heridos— Mu Qingfang sonrió suavemente como si no hubiera escuchado nada y rápidamente se llevó a sus discípulos también.

—Todos ustedes váyanse primero, voy a estrellarme en una taberna cercana— dijo Ye Qingjiu mientras se alejaba murmurando sobre 'consigan una habitación por el amor de Dios'. Sus discípulos gritaron y se lanzaron tras él.

Uno por uno comenzaron a dispersarse, huyendo de la incómoda atmósfera del séquito. Incluso Yue Qingyuan le sonrió gentilmente a Shen Qingqiu y se excusó para apresurarse a regresar primero, por supuesto, no sin una mirada irritante que transmitía: «Lo entenderé y te daré espacio. Si quieres hablar de eso, solo visítame».

—¿De qué estás hablando, A-Luo? Por supuesto que a Shizun le gustan las mujeres— dijo Ning Yingying inocentemente. El segundo después de que ella dijo eso, Ming Fan la agarró por el brazo y comenzó a arrastrarla para tomar otra ruta.

Al final, Shen Qingqiu se quedó con Luo Binghe quien lo miraba con los ojos llenos de esperanza y Liu Qingge quien se quedó para la respuesta.

Traidores. Todos ellos.

—Esa es una pregunta estúpida. Por supuesto que me gustan las mujeres— por el amor de Dios, ¿no es obvio? —Me enamoré de Qiu Haitang— dijo claramente.

Luo Binghe y Liu Qingge hicieron una mueca ante eso, parecían haber comido algo agrio.

—Shizun... Shizun, ¿alguna vez has contemplado que te gusten los hombres?— Dijo Luo Binghe.

Joder.

No puedes ser más obvio e incómodo, ¿verdad?

Shen Qingqiu miró hacia el cielo y se lamentó. Está demasiado cansado para lidiar con esta cosa problemática en este momento.