Actions

Work Header

Multiverse Higuel

Chapter Text

—Bien..., es momento de hacer una prueba más — habló Hiro a los demás que le acompañaban, sin embargo su atención seguía en la máquina frente a él —. Ejecutando los parámetros — avisó.

A su lado, GoGo asintió, pendiente de los datos que se mostraban en una de las pantallas frente a ella. Mientras tanto, lo demás, Honey Lemon, Wasabi, Fred, Miguel y Baymax, intercalaban su vista de las demás pantallas trabajando a la plataforma más baja de donde estaban ellos, queriendo ver si el portal finalmente daba algún resultado.

Miguel se acercó más hacia una de las ventanas que les separaban del portal, ansioso por ver qué sucedería ahora. Los chicos habían estado trabajando en esto por tanto tiempo y no había habido ningún resultado relevante en meses. Captaban energías diferentes, pero no podían hacer ningún contacto aún a la tierra de los muertos, ni ninguna otra dimensión si sus teorías eran correctas luego de ver las variables de energía registradas en ese tiempo.

Los chicos se notaban cada vez más desilusionados, y Hiro además de eso estaba estresado, y a Miguel definitivamente no le gustaba verle así con esa mezcla de sentimientos tan agotante. Hiro junto con sus amigos habían planeado el proyecto hace unos años atrás después de que Miguel le contara sobre la tierra de los muertos. En un principio Hamada se notó escéptico, pero poco tiempo después comenzó a decir que podría ser posible, y luego de explicar con vigor diversas teorías que trataban la posibilidad de dimensiones paralelas, se dijo que trabajaría en ello. Sus amigos le siguieron, y en lo que buscaron más información para prepararse y recaudaban fondos, siempre lucieron entusiasmados. Cuando finalmente pudieron comenzar a desarrollar el proyecto iban con determinación, pero ahora eso parecía irse desvaneciendo.

Hasta Fred siempre entusiasta había acudido a propuestas descabelladas luego de no obtener ningún resultado impresionante como se lo esperaba. Había propuesto robar algo de algún difunto, tal como Miguel les había contado que por esa razón él fue a para a aquel mundo, por supuesto todos se negaron a robar. Aunque ellos fueran chicos de ciencia, el ser "hechizado" no les sonaba bien porque podría ser demasiado peligroso al no conocer las reglas de cómo actuaría tal hechizo si se metían con algo que no era de algún familiar directo. Sólo conocían la experiencia de Miguel. Tampoco profanarían tumbas o algo similar. No llegaban al nivel de científico loco..., aún, o eso querían creer.

—Hay que detenerlo — habló de nuevo Hiro, luego de un lago tiempo sin la mínima alteración en los datos o en el comportamiento del portal.

Su tono era desanimado, y su mueca mientras apagaba la máquina demostraba lo cansado que estaba de no obtener ningún resultado de nuevo. Así que Miguel se acercó hasta la silla donde estaba sentado Hiro, se inclinó y le rodeó con sus brazos desde la espalda, tratando de darle un abrazo reconfortante. Su novio le sonrió y colocó sus manos sobre las de Miguel, así, el moreno también le dejó un suave beso en la mejilla.

—Tal vez debemos considerar más variables — comenzó Wasabi, pero Hiro de inmediato negó con la cabeza.

—No — Hamada dijo. Miguel se separó de él para dejarle voltear aun sentado en la silla y mirar a sus amigos —. Ya hemos hecho todo tipo de modificaciones, tal vez es hora de que aceptemos que no funcionará.

Los demás guardaron silencio, incluido Miguel. No es que estuvieran de acuerdo con Hiro, sino que le conocían lo suficiente para saber que sólo necesitaba un momento de descanso y tranquilidad para volver a pensar con claridad y obtener nuevas alternativas, pero si le proponían directamente un descanso y luego continuar, Hamada lo tomaría como descartar por completo el proyecto, todo por el jodido estrés.

—Hiro, recuerda que a Tadashi le llevó 84 pruebas asegurarse de que yo funcionara — le dijo Baymax, pero el genio sólo suspiró.

—Llevamos más de 84 pruebas.

—No, 73 — le rectificó Honey.

—¿Y qué si nos lleva más que eso o que 84? — GoGo le dijo — A la gente normal nuestros grandes proyectos nos llevan demasiado tiempo y dedicación, y aunque tú seas un genio de vez en cuando te ha de pasar. Has logrado salir del bloqueo del inventor, así que saldremos de esto. Por ahora podríamos dedicarnos a interpretar correctamente los flujos de energía que hemos captado.

—De acuerdo — aceptó Hiro, luego de ver las miradas y sonrisas de apoyo de sus amigos y novio, intentando animarle.

—Pero primero — intervino Fred —, ¿pausa para comer?

—Comimos antes de venir aquí — GoGo le dijo, con el ceño ligeramente fruncido.

—Sí, ¡pero fue hace horas! — Fred le recordó — Y tanta ciencia me da hambre.

—Tú no haces nada — Wasabi le dio una mirada desaprobatoria.

—Yo pongo el helicóptero que nos trae hasta aquí, y también doné graaaandes cantidades de dinero — Fred le dijo, más que presumido, parecía un niño a punto de hacer un berrinche por una golosina, no importaba que ellos ya fueran unos adultos.

—Freddie ya hace demasiado por nosotros — Honey dijo, dándole una linda sonrisa al mencionado —. Supongo que las horas pasan volando para nosotros, así que sí es mejor que comamos algo.

Se dispusieron a comer lo que habían preparado para llevar ese día, tratando de relajarse también con una charla banal, y Hiro y Miguel además compartiéndose miradas y sonrisas llenas de cariño para relajar el ambiente.

Lo que los chicos trataban de hacer era algo demasiado complejo y que todavía muchas personas consideraban imposible de realizar, así que aun les llevaría tiempo y más esfuerzo obtener resultados más satisfactorios. Hiro tenía presente aquello, pero a veces el sentimiento derrotista le invadía a pesar de tanto trabajo que ha hecho.

Así que una vez terminada la pausa para alimentarse, se dispuso a trabajar de nuevo con sus amigos. Encendieron las máquinas y el portal para lo que sería tal vez la última prueba del día, pues estaba atardeciendo y Wasabi comenzaba a ponerse paranoico respecto al sitio dónde se encontraban, que era la isla donde Krei hubo llevado a cabo también algunas experimentaciones, pero aquel hombre les había ofrecido las instalaciones que hace un par de años volvieron a ser funcionales para que ellos trabajaran en ese proyecto. Considerando que serían los únicos ahí, que la isla estaba retirada de la ciudad y que aún no medían bien los riesgos que pudiera tener si algo del portal fallaba o se desestabilizaba, les había parecido buena idea llevar a cabo el proyecto en esas instalaciones.

—Hay que evaluar cuáles niveles de radiación que hemos captado son compatibles entre sí, o con nosotros... o bueno, con nuestra dimensión — anunció Hiro mientras se ponía a trabajar en la máquina, sonando dubitativo con lo último, pues aún le parecía extraño hablar tan directamente de ello. Esperaba no sonar tan loco.

—Calibraré la máquina para ello — Wasabi también se dispuso a trabajar.

Estaban esperando que tomaría más tiempo que se notara algún cambio con los nuevos parámetros que estaban calibrando, sin embargo el portal a pocos minutos comenzó a mostrar actividad, haciendo que todos levantaran sus cabezas para mirar directamente.

Después de mucho tiempo por fin parecía haber un resultado.

Aunque era extraño...

—Nosotros no ejecutamos nada, ¿cierto? — Hiro volteó a ver a sus demás amigos.

Ellos sólo negaron con la cabeza, atentos en el comportamiento del portal. ¿Deberían considerar que comenzaría a ser inestable? Las computadoras no emitían ninguna advertencia, sin embargo en la plataforma del portal todo comenzaba llenarse de luz hasta el punto de no ser muy distinguible qué sucedía allá.

—¿Hiro...? — Miguel se acercó también, con los ojos fijos al portal. Aquello no tenía ninguna pinta de ser la entrada a la tierra de los muertos.

—Sea lo que sea que está sucediendo, nosotros no lo provocamos de este lado.

—¿Deberíamos apagarlo? — preguntó Honey.

—No — Hiro se apresuró a decir mientras se ponía en pie —. Manténgalo encendido. Me acercaré.

—¿Qué? Espera — Wasabi le gritó cuando lo vio correr hacia la puerta.

Hiro no hizo caso a los llamados que hacían, terminó por salir de la cabina y se dirigió hasta la plataforma. Entrecerrando los ojos y yendo más despacio cada que se encontraba más cerca del portal. Hasta que entre tanta luminosidad pudo distinguir más formas.

Baymax había intentado ir tras Hiro, pero el robot seguía siendo demasiado lento fuera de su armadura de héroe, así que Miguel fue el que corrió detrás del otro chico, rebasando al robot y llegando junto a Hamada justo cuando el portal parecía más lleno de energía y la luz esta vez sí se volvía completamente cegadora.

Escucharon el vago grito de los demás desde la cabina, y ellos sólo atinaron a cerrar por completo los párpados a la vez que ladeaban el rostro ante la luz emitida.

Tardaron largos segundos en volver el rostro y poder abrir por completo los ojos de nuevo, cuando la luz que salía del portal se desvaneció y pareció haberse apagado.

—¿Funcionó? — una voz entre curiosa y levemente sorprendida cuestionó, así que Miguel y Hiro buscaron con la mirada rápidamente de dónde venía aquella voz.

—Oh no — otra voz se escuchó, diferente a la anterior, pero muy parecida a la de Hiro — No, no.

—¿Uhmm...? — alguien más murmuró.

—¿Qué... carajo? — Hiro exclamó, sonando atónito. Y Miguel pronto descubrió el porqué de aquellas palabras, pues cerca del portal había tres figuras que habían escuchado.

—Oh por Dios — ahora murmuró Rivera, mirando casi frente a ellos a tres personas, dos de ellas casi idénticas a Hiro, incluso uno de ellos traía puesto el mismo traje morado de héroe, y el tercero no parecía compartir demasiadas similitudes físicas aunque le quitara los anteojos del rostro, sin embargo había algo en él que le parecía familiar.

—Sí funcionó — dijo con más emoción el chico de las gafas y cabello más corto.

Tal parecía que él era el único que entendía qué es lo que estaba pasando, porque mientras Hiro, Miguel, y el otro Hiro sin armadura parecían estar demasiado sorprendidos sin entender ni un carajo, el de los anteojos sonreía levemente. Y Hiro con armadura se mantenía tranquilo mirándoles.

—¿Qué acaba de pasar allá abajo? — se preguntó GoGo desde la cabina, viendo como en la plataforma ya no sólo eran Miguel y Hiro, sino otros tres clones de éste.

*

*

*NOTAS*

Les comparto dos fanarts que dos grandes artistas hicieron basándose en el fic.

Primero Axureé, que los que me siguen en wattpad saben que ella hizo la portada del fic. Un arte precioso. 

A ella la encuentran en FB como Axureé Rheeid, y en Instagram como eruxxa_dier. Sigan su trabajo, por favor, ¡es increíble!

 

Aquí otro fanart, basado en el fic y con referencia al meme que todos conocemos de Spider-man (jajaja).

Éste fue hecho por Estrella, ¡y me encantó! Pueden seguirla en Twitter: @ Estrellitalalal

        

**NOTAS**